Viernes, 25 Abril 2014 06:37

Ucrania se encamina al conflicto bélico

Rusia y Ucrania vuelven a estar al borde de un conflicto bélico de gran escala. Ayer, unidades especiales del gobierno ucraniano mataron a cinco separatistas pro rusos cerca de la ciudad de Slaviansk, en el este del país. Rusia respondió con un movimiento de sus tropas en la frontera con Ucrania, informó el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, citado por la agencia Interfax en Moscú. Estados Unidos, por su parte, acusó a Moscú de deformar los hechos, al utilizar la muerte de los cinco separatistas, para responder con una amplia maniobra militar. La vocera del Departamento de Estado en Washington, Jen Psaki, dijo que el Kremlin "distorsiona los hechos para ajustarlos" a su versión de la historia. La funcionaria no confirmó los reportes sobre la presencia de helicópteros rusos que sobrevolaron la frontera rumbo al país vecino. Cada movimiento hacia Ucrania sería un "grave error", afirmó la funcionaria norteamericana.


La muerte de al menos cinco activistas pro rusos se produjo en el marco de la operación antiterrorista que Kiev viene implementando en el este del país, donde fueron recuperados tres puestos de control que estaban en manos de los separatistas, señaló el Ministerio del Interior. Un miembro de las fuerzas de seguridad resultó herido en el ataque. Ante la avanzada de las fuerzas ucranianas, el presidente ruso, Vladimir Putin, salió a condenar en duros términos la operación contra los activistas pro rusos. "Si el régimen de Kiev ha empezado a utilizar el ejército contra la población dentro de su territorio, entonces es sin duda alguna un crimen muy grave", señaló el mandatario desde San Petersburgo, en declaraciones recogidas por la agencia Interfax.


La maniobra rusa incluye una serie de vuelos de reconocimiento cuya finalidad es comprobar la situación en la frontera con Ucrania. El ministro de Defensa Shoigu (ver aparte) insistió en que la situación en el territorio ucraniano es preocupante: allí, once mil hombres de las fuerzas del gobierno de Kiev intervienen contra lo que denominó "población pacífica". Shoigu criticó además el refuerzo de la presencia militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Polonia y el Báltico, que, aseguró, contribuye a la escalada del conflicto.


El presidente interino ucraniano, Alexander Turchinov, acusó a Rusia de llevar a cabo una "desvergonzada injerencia" en cuestiones internas de Ucrania y exigió a Moscú que aleje de inmediato sus tropas de la frontera. "Moscú debe poner fin a sus presiones y amenazas permanentes", manifestó Turchinov. "Rusia apoya a nivel estatal el terrorismo en nuestro país, en un momento en que los ciudadanos rusos sufren continuamente ataques terroristas en su propio territorio", sostuvo.


Sin embargo, medios locales ucranianos señalaron que el gobierno detuvo la operación en Slaviansk. Según el diario Kyiv Post, que citó fuentes del gobierno, el motivo de la interrupción no sería otro que la creciente preocupación de que las tropas rusas crucen la frontera. En fotografías que llegaron desde la ciudad donde se produjo el ataque, pudo verse cómo uniformados fieles a Moscú volvían a levantar puestos de control.


En varios lugares del este de Ucrania, separatistas pro rusos mantienen ocupados edificios públicos. Exigen un Estado federado con amplios derechos de autonomía para las zonas rusoparlantes. En otros hechos de violencia que se registraron en el este, más precisamente en la localidad de Artiomovsk, soldados ucranianos rechazaron una ofensiva de cien personas en uno de los mayores almacenes de armas. Los desconocidos atacaron el cuartel con granadas, entre otras armas, informó el presidente.


Pese a la violencia, Rusia volvió a llamar ayer a que se realicen negociaciones serias entre todas las partes y el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, señaló que Ucrania debe convertirse en un vínculo entre Rusia y Europa Occidental. Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo desde Tokio que Estados Unidos sigue abogando por una solución diplomática a la crisis de Ucrania, pero no descarta nuevas sanciones contra Rusia, que su gobierno está preparando para el caso de que el acuerdo de Ginebra no aporte los resultados prometidos.


Esas sanciones tendrían como objetivo cambiar la opinión de Putin, aseguró Obama. Por otra parte, el periodista estadounidense Simon Ostrovsky, que había sido capturado el lunes por activistas pro rusos en el este de Ucrania, fue liberado ayer, según lo confirmó él mismo telefónicamente desde la ciudad de Donetsk. El periodista de la revista estadounidense Vice no quiso dar detalles sobre su liberación y manifestó que aún es demasiado pronto para hacerlo. Ostrovsky había sido secuestrado en la ciudad de Slaviansk, controlada por las fuerzas separatistas.


En el plano económico, la empresa estatal rusa Gazprom presentó ayer a Ucrania una nueva factura por 11.388 millones de dólares (unos 8240 millones de euros) en concepto de incumplimiento de los tratados sobre venta de gas en 2013, al considerar que no compró las cantidades establecidas.


El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) discutirá el 30 de abril la ayuda millonaria para Ucrania, un paquete que oscilaría entre catorce mil y dieciocho mil millones de dólares para los próximos dos años, confirmó ayer el portavoz del organismo financiero con sede en Washington, Gerry Rice. Se espera que el programa sea complementado con otro paquete de ayuda por unos quince mil millones de dólares procedentes de otras fuentes financieras de la comunidad internacional.

Publicado enInternacional
Miércoles, 23 Abril 2014 08:21

Hacia un Mundo sin Estados-Nación

Hacia un Mundo sin Estados-Nación

En el mundo contemporáneo ya se pueden ver indicios de que nos encaminamos hacia un escenario global que carecerá de Estados y fronteras territoriales. Crecientemente las interacciones que suceden a nivel local entre individuos, ciudades, empresas, vendedores, compradores, instituciones, organizaciones, entre otros, y, puntualmente, sus intercambios de información, energía, comercio y personas se hacen de manera directa o sin que medien necesariamente Estados. En vez de éstos, otros tipos de organizaciones en distintos niveles más globalizados y más locales –menos intermedios– van emergiendo. De hecho, las decisiones políticas más importantes que se toman hoy día tienen lugar en niveles de actuación y por actores diferentes a los Estados, pues éstos pierden relevancia a medida que el mundo se organiza primariamente a partir de intercambios en redes de información.

 

Cabe aclarar que, gracias a la proliferación de internet y de tecnologías de comunicación basadas en microelectrónica, local ya no necesariamente implica una noción espacial de geografía, sino que está relacionado con cuan directa es una interacción. Por ejemplo, un vendedor y un comprador en internet comerciando en dos lugares antípodas del mundo intercambian información de manera local si interactúan de manera directa. Internet es, de hecho, uno de esos factores que más puede potenciar exponencialmente el debilitamiento a futuro de los Estados-Nación, dada su influencia en los procesos contemporáneos de construcción de identidad. En otras palabras, internet abre la puerta para que la identidad hoy ya no se defina o dependa exclusivamente de factores geográficos –o históricos– como la adscripción a un territorio. De igual manera, tampoco depende pertenecer a una población específica, pues, para gran parte de los individuos que cuentan con acceso libre a internet, la identidad se construye a partir de lo que se quiere ser –gustos y motivaciones personales– y no de la identidad que se tiene al nacer.

 

Esta idea se contrapone a la manera como los Estados desde su nivel intermedio en el sistema global (por debajo de las regiones y por encima de las ciudades) buscan regular los procesos y dinámicas, idiomas, políticas y regulaciones locales y globales partiendo siempre de una noción geográfica de identidad, muy al estilo de nuestras democracias representativas contemporáneas.

 

En el largo plazo, lo anteriormente dicho puede llevar a que a los estados-nación progresivamente les sea más difícil contener a su población e intentar unificarla por medio de símbolos que parten de la historia y de una definición geográfica, ego limitada, de identidad. En el mediano y largo plazo, esto puede llevar a una búsqueda de independencia o autonomía como agentes en un escenario global por parte de un número creciente de comunidades, regiones, ciudades o pueblos desde el interior de lo que hoy son los Estados. En la práctica, estaríamos hablando de situaciones que van desde la independencia total política, jurídica, administrativa y militar, hasta potestad y autonomía sobre decisiones tales como la elección de los principales socios económicos, las lenguas oficiales o determinada prohibición. Ejemplos contemporáneos de este creciente fenómeno de desestatización son País Vasco en España, Irlanda en Gran Bretaña, los Kurdos al norte de Siria y, más recientemente, Crimea en Ucrania. Aunque la lista podría continuarse de manera extensiva.

 

La creación de comunidades supra que engloban varios países también es un indicador del debilitamiento paulatino de su capacidad de movilización, representación y maniobra. Los bloques y regiones como entidades coordinadoras de la toma de decisiones en el globo casi ya se posicionan por delante de los Estados. De ahí la flexibilización incremental de las políticas de visa a nivel mundial. Es por ello que proyectos como el que exime de la visa Shengen a los colombianos no debería causar ningún tipo de sorpresa, pues la necesidad de dejar de imponer artificialmente límites a los grados de libertad de la interdependencia económica, social, educativa, cultural, etc., es cada vez es más notoria. El camino hacia un mundo que se globaliza desde los intercambios locales y el flujo de información directo globalizado ya no tiene vuelta atrás. Ello no quiere decir, claro está, que podremos hablar de una unificación u homogenización de ideologías, causas, orientaciones políticas, tendencias morales, entre otros. La complejidad de los sistemas sociales humanos les implica –y les implicará– una creciente diversidad.

 

Aparte de organizaciones supranacionales, las empresas multinacionales también imponen regulaciones sobre los Estados, sometiendo las decisiones de políticas internas y las arancelarias a su conveniencia, lo cual dice mucho del debilitamiento paulatino de los Estados como articuladores principales de las dinámicas globales.
A medida que el mundo se hace más complejo e interconectado, las dinámicas sociopolíticas, culturales, afectivas, económicas, etc., ya no pueden estar mediadas por niveles intermedios de toma de decisión. Su complejidad es tal que a los Estados les queda dramáticamente difícil, por no decir imposible, controlar. En suma, a medida que se las interacciones locales se independizan de niveles intermedios y se abren nuevos espacios que superan la capacidad de decisión y actuación de los Estados, tiene lugar un debilitamiento progresivo de éstos. Como ya se dijo, lo anterior se ve alimentado por sistemas como internet o las redes sociales cuando operan como espacios de actuación política, ya que aumentan la red local de intercambios e interacciones en el mundo, lo cual conlleva a un detrimento progresivo de la capacidad de los Estados para procesar y aprovechar la complejidad de los sistemas sociales sobre los que se impone.


En el mundo contemporáneo, el triunfo de un individuo, de una ciudad, de una universidad o de una empresa depende de las interacciones locales que tenga en la red global, más no de su origen y adscripción geográfica –en caso de que la tenga. Ello quiere decir que a futuro ya no primará la idea de que las dinámicas locales tienen que darse en el marco de y con fines estatales. Es muy probable que se sigan formando comunidades multiniveles de toma de decisión, posiblemente heterárquicas y sin estar adscritas a una noción espacial geográfica de territorio.


* Profesora e investigadora de la Universidad del Rosario.

 

Publicado enEdición Nº201
Carne picada y realismo mágico en Colombia

Según el diccionario de la Real Academia, "picadero" es un lugar donde las personas aprenden a montar caballos.

 

En Colombia, y en su puerto de Buenaventura, "casa de pique" o "picadero" es sencillamente un lugar donde se descuartiza viva a una persona para luego hacer desaparecer sus restos sin posible identificación.


En las últimas semanas, instituciones como Human Rigth Watch y Naciones Unidas han levantado la alarma sobre una situación que la Defensoría del Pueblo denunció, sin éxito, a las autoridades desde octubre del pasado año, alertando sobre "descuartizados que aparecen en las calles y playas de Buenaventura". Precisamente el informe de la ONG H.R.W. se titula La crisis de Buenaventura, desapariciones, desmembramiento y desplazamiento en el principal puerto de Colombia en el Pacífico.


Expulsada la guerrilla del Puerto, hace una década, la banda paramilitar de La oficina se adueñó de Buenaventura y practicó abiertamente el tráfico de drogas, el desplazamiento forzado de sus campos a la gente que molestaba para plantaciones "agroindustriales", el chantaje a la totalidad de los comerciantes mediante sicarios, etc. Un imperio de impunidad con la vista gorda de autoridades civiles –el alcalde Bartolo- y la complicidad de policías y militares. Hablamos del puerto más importante de Colombia, por el que pasa el 55% de las exportaciones legales del país y un alto porcentaje de las ilegales. El 88,5 % de la población es negra y pobre.


Hace poco llegó otra banda de los herederos del paramilitarismo que amnistió Uribe, los llamados "Urabeños" y empezaron a darse plomo con los de "La empresa", en procura de los negocios más jugosos. Recluta forzada entre la población: y al que se resista o se atreva a denunciar, se le espera en los picaderos.


El sociólogo Alfredo Molano, una de las más importantes figuras del pensamiento crítico colombiano, cuenta el modus operandi de estos verdugos: "la técnica del terror exige que la gente se dé cuenta pero que no cuente; vea la captura de la víctima en el barro, la manera como la arrastran y oiga los gritos de socorro, los alaridos de perdón y clemencia y por último los aullidos del dolor. Después silencio. Terrible vacío. Los gritos se quedan a vivir en la cabeza de la gente. Todos temen ser el siguiente en una lista que nadie elabora...las autoridades no oyen, no ven, no saben".


También en Obispo del Puerto, Monseñor Héctor Espalza, que anda escoltado desde 2006, ha denunciado sin éxito la situación. En la revista Semana contaba estos días el testimonio de una feligresa que enloqueció cuando la obligaron a lavar con agua la sangre de una de esas casas donde las personas son torturadas y desmenbradas vivas con hachas y motosierras. En Buenaventura, dice el Obispo, "padecen no cien años de soledad. Sino de olvido, marginación y exclusión".


Escritas estas notas para Público, al arribo un corto viaje a La Habana para saber del proceso de paz, me sacude la noticia de la muerte de Gabriel García Márquez, no por esperada menos penosa. Al coro de plañideros de ocasión, con la necrológica preparada desde hace meses, se le llena la boca con la gloria de la "mágica realidad colombiana". De repente se olvida que, si Gabo vivía fuera de Colombia, era porque tuvo que salir por pies durante el Gobierno del Presidente Turbay, generoso en la práctica de la tortura, cuando se le acusó de cómplice de la subversión guerrillera.


Y recuerdo nuestra conversación de más de una hora en Barcelona, en casa de Paco Ibáñez, un final de diciembre de hace seis años. Perfectamente lúcido, con el celular que le traía constantes noticias de Colombia al alcance de la mano, hablamos largamente del Gobierno del Álvaro Uribe, de las complicidades oficiales con el paramilitarismo, de lo que más tarde fueron llamados los "falsos positivos" —crímenes contra meros campesinos a los que se disfrazaba de guerrilleros—, de la realidad, nada "mágica", en la que fuerzas oscuras seguían imponiendo su ley, a despecho de algunos avances democráticos ciertos. "De Uribe podemos esperar cualquier cosa", recuerdo la frase con la que Gabo apostilló alguna de mis perplejidades. Luego, con la elegante hospitalidad de Julia y Paco, y con la presencia entre la docena de invitados, de los artistas colombianos Marta Gutiérrez y Mauricio Lozano, cantamos bambucos y vallenatos, después de un par de canciones de Brassens con las que se evocaba un tiempo en el que, tanto el Nóbel colombiano como el autor de Palabras para Julia, tenían que transitar medio escondidos por las noches de Barrio Latino en el París de los primeros 60 para que no les metieran en los furgones policiales donde estabulaban argelinos y sin papeles.


Releer algunos libros de García Márquez después más de diez años de vivir en Colombia es un ejercicio que lleva a identificar una realidad muy próxima y cotidiana mucho menos "mágica" de lo que se entiende en Europa. Es constatar que, a través de sus historias, y sobre todo de una inmensa obra periodística, Gabo denunció de forma magistral y levantó acta de situaciones reales que permanecen en la impunidad.

 

Tal vez la primera que estimuló su conciencia fue la "masacre de las bananeras" de 1928, el asesinato de cientos de trabajadores que, desarmados, pedían en Barranquilla una mejora en su situación laboral. Cuando poco tiempo después del suceso, atravesaba con su madre la Plaza, camino de Aracataca, la vieja Luisa Santiaga le señaló la amplia explanada donde sucedieron los hechos y le dijo: "Mira, ahí fue donde se acabó el mundo".


El crimen, que aún espera justicia, junto a otros más recientes de "Chiquita Brands", fue investigado minuciosamente por García Márquez, junto a muchos otros nada "mágicos". En el país donde se asesina a más sindicalistas por metro cuadrado que en el resto del planeta, reconstruyó aquel instante que precedió a la carga de decenas de cuerpos inertes de trabajadores en vagones de tren . El grito del líder de los bananeros de Ciénaga cuando, una vez situadas en distintos puntos de la plaza las baterías de artillería se oyó la advertencia solemne del comandante de la tropa que les daba un minuto para abandonar el lugar si no querían ser ametrallados, la voz serena del sindicalista se hizo oír en el silencio de la gran explanada, batida por el inclemente sol caribe: "¡Les regalamos el minuto que falta!".

Publicado enColombia
Rusia, EU, Unión Europea y Ucrania desactivan la amenaza de guerra civil

Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Ucrania adoptaron hoy un acuerdo para desactivar la amenaza de una guerra civil en territorio ucranio, en el que demandaron el fin de la violencia en la ex república soviética. El pacto exige el desarme de grupos rusohablantes que reclaman autonomía y prevé una ley de amnistía, tolerancia racial y religiosa, diálogo y una reforma constitucional incluyente, transparente y sujeta a rendición de cuentas.


Para consensuar el acuerdo de siete párrafos, durante más de siete horas se celebraron negociaciones en esta ciudad suiza a puertas cerradas entre el secretario estadunidense de Estado, John Kerry; su par ruso, Serguei Lavrov, y la jefa de Asuntos Exteriores de la UE, Catherine Ashton.


También participó el ministro de Relaciones Exteriores del gobierno pro occidental ucranio, Andrei Deshchitsa, pero no hizo declaraciones al finalizar esta primera reunión sobre la crisis de Ucrania, desatada a finales del año pasado durante una ola de protestas en Kiev contra el gobierno de Victor Yanukovich, destituido el pasado 22 febrero.


La reunión de Ginebra acordó pasos concretos iniciales para disminuir tensiones y restaurar la seguridad para todos los ciudadanos, destaca en su primer párrafo el texto del documento.


La OSCE desempeñará un papel preponderante


"Todas las partes deben abstenerse de cualquier acto de violencia, intimidación o provocación. Los participantes condenaron fuertemente y rechazaron cualquier manifestación de extremismo, racismo e intolerancia religiosa, incluido el antisemitismo.


"Todos los grupos ilegales deben ser desarmados; todos los edificios ilegalmente ocupados deben ser devueltos a sus propietarios legítimos; calles, plazas y cualquier otro sitio público ocupado en ciudades ucranias deben ser evacuados.


"Habrá amnistía para manifestantes, para aquellos que han abandonado edificios y otros lugares públicos y que han entregado sus armas, con excepción de quienes fueron hallados culpables de delitos capitales.


"Se acordó también que la misión especial de seguimiento de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE) debe desempeñar un papel dirigente al asistir a las autoridades ucranias y a las comunidades locales en la aplicación de estas medidas de distensión, dondequiera que se les necesite más, comenzando en los próximos días. Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia se comprometen a apoyar esta misión.


"El proceso constitucional anunciado será incluyente, transparente y sujeto a rendición de cuentas. Incluirá el establecimiento inmediato de un diálogo nacional con alcance a todas las regiones de Ucrania y los distritos políticos, y facilidades para la consideración de comentarios públicos y reformas propuestas.


Los participantes subrayaron la importancia de la estabilidad de la situación económica y financiera en Ucrania y estarían listos para hablar sobre apoyo adicional, al tiempo que los pasos anteriores sean implementados, puntualizaron los diplomáticos.


El documento no incluyó una sola mención a la anexión de Crimea a Rusia ni a las sanciones económicas contra Moscú, derivadas de ese hecho e impuestas en marzo pasado.


A pregunta de un periodista sobre la situación en Crimea, Kerry respondió enfadado: No nos desentendemos, pero no vinimos a hablar de la península.


Kerry dijo tener la expectativa total de que los rusos demuestren seriedad. Aclaró que si Moscú cumple con el pacto, Estados Unidos comenzará a evaluar el retiro de las sanciones, pero precisó que si no vemos progreso en los esfuerzos por implementar los principios del acuerdo este fin de semana, entonces no tendremos más opción que imponer mayores costos a Rusia.


Además de informar a la prensa sobre el contenido del acuerdo, Lavrov dijo que Crimea tuvo su elección y nosotros reconocemos esa elección.
Horas antes, en Moscú, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que nuevas sanciones contra su gobierno provocarían problemas de abasto de gas en Europa. Quieren mordernos, pero sus oportunidades son limitadas. Si tratan de castigarnos mandándonos al rincón como niños malcriados, ellos mismos van a cortar el banco en el que están sentados.


El presidente estadunidense, Barack Obama, y sus pares europeos se comunicaron la noche de este jueves para reafirmar su disposición a imponer más sanciones a Rusia si no cumple lo pactado.


En el Parlamento Europeo todas las fuerzas políticas representadas, desde los conservadores hasta los ecologistas, exigieron endurecer las sanciones económicas contra Moscú, que hasta ahora básicamente se reducen a la congelación de cuentas de rusos y ucranios involucrados en las decisiones relativas a la anexión de Crimea, incluidos algunos allegados a Putin.


Desde Washington, el Departamento de Defensa anunció el envío inmediato de ayuda militar no letal. Poco antes, Lavrov reafirmó en Ginebra que su gobierno no tiene intención de insertar fuerzas militares en Ucrania.

Publicado enInternacional
Diputados pro rusos votan por mayor autonomía, pero dentro de Ucrania

Los diputados del Partido de las Regiones (PR) pro ruso del Donbass, como se conoce la cuenca minera y la zona industrial que agrupa las regiones de Donietsk, Jarkov y Lugansk en el este de Ucrania, reunidos este miércoles en congreso extraordinario, se pronunciaron por una mayor autonomía dentro de Ucrania.


El líder regional del PR, Nikolai Levchenko, abogó por mantener la integridad territorial de Ucrania ya que, dijo, los llamados a la secesión equivalen a tirarse por una ventana desde el décimo piso porque no nos gusta cómo trabaja el plomero o el electricista: mejor pongamos nosotros el orden que nos satisfaga.


En una resolución aprobada por mayoría absoluta de los diputados regionales, distritales, urbanos y rurales del PR, apoyan la iniciativa de celebrar un referendo que otorgue más derechos a las regiones del este, que reconozca el ruso como idioma oficial, que suprima la designación de gobernadores desde Kiev y permita elegirlos en votación directa, que les conceda pleno dominio en materia de política presupuestaria, educativa y social, entre otras demandas.


Son planteamientos coincidentes con los hechos antes por el Comité Patriótico de Donbass, que tiene millones de afiliados, pero los diputados reclaman ser reconocidos como único órgano de pleno derecho capaz de expresar la voluntad de los habitantes de Donbass.


Por ello, consideran fundamental poner fin a la confrontación. Pedimos a nuestros coterráneos que depongan las armas y desocupen los edificios administrativos, apuntan en su resolución.


Levchenko, en su discurso inaugural, subrayó que es necesario alejar de una (cada vez más probable) tragedia a la minoría radical de nuestros paisanos, enfriar sus ánimos exaltados, en alusión a quienes participan en las sublevaciones en el este de Ucrania.


La gente que protesta en las ciudades del este –no se diga los hombres armados que encabezan la toma de edificios– no escucha ni a los representantes del gobierno de Kiev que no reconocen ni a sus propios diputados.

Los politólogos ucranios coinciden en señalar que las consignas separatistas y la desestabilización en Ucrania oriental tienen como fin provocar la suspensión de las elecciones presidenciales del 25 de mayo.


Dicen que mientras Ucrania no tenga un presidente electo Moscú no se verá obligado a reconocer a ninguna autoridad, por lo cual podrá insistir en que primero hay que reformar la Constitución y establecer una federación, y sólo después elegir mandatario.


Curiosamente, el primer ministro Arseni Yatseniuk también es de la idea de que la nueva carta magna tiene que estar lista antes de las elecciones de mayo para que el nuevo presidente no trate de adaptarla en su beneficio, aunque difiere en cuanto a que es necesaria una federación y cree que bastaría con delimitar las facultades y aumentar los derechos de todas las regiones.


Quienes están interesados en forzar que los comicios se suspendan o pospongan –aseveran los expertos ucranios– tratan de crear un caos que sólo pueda detenerse decretando el estado de excepción, y que hace imposible llevar a cabo campañas electorales mientras se aplique, y esperan que se produzca un derramamiento de sangre que permita desplegar tropas rusas en el este.


Hasta ahora la operación antiterrorista, según la denomina el gobierno de Kiev, se ha limitado a la recaptura del aeródromo militar de Kramatorsk y a algunos movimientos de armamento y tropas que evitan enfrentamientos directos, cuando se interponen en su camino civiles desarmados.
Así sucedió hoy en Kramatorsk al salir numerosos habitantes locales, mujeres incluidas, al encuentro de un convoy de carros blindados. El resto de la información es muy contradictoria, según cual sea la fuente (el ejército ucranio o las milicias del este).


En resumen: seis vehículos están bajo control de los insurrectos en Slaviansk, a 15 kilómetros de Kramatorsk, sea porque los convencieron de cambiarse de bando o porque se negaron a abrir fuego contra los civiles desarmados que iban delante de los hombres armados, de acuerdo con las milicias, o porque forma parte de una operación encubierta para poder llegar a Slaviansk sin enfrentarse a nadie y hasta con banderas de Rusia, conforme a la extravagante versión de un vocero castrense.


Más tarde, las milicias informaron que otros cinco vehículos del ejército ucranio se encuentran estacionados en las afueras de Kramatorsk, y hay fotos de mujeres de la ciudad que les llevan comida, al tiempo que los militares difundieron la noticia de que cuatro carros blindados –no precisaron si se trata de los que estaban en las afueras, o de los seis retenidos, o son otros– rompieron el cerco humano después de que un oficial ucranio amenazó con hacer explotar una granada y se dirigieron sin problemas al aeródromo.


Por ahora, como en toda guerra informativa, prevalece la confusión. Y si esta guerra llega a perder el adjetivo, es inevitable que comiencen las bajas, es decir, los muertos y heridos. ¿Hasta dónde se puede tensar la cuerda de la confrontación sin que reviente en una contienda? Nadie sabe la respuesta.

Publicado enInternacional
Crisis en Ucrania: golpe dramático al acercamiento de Europa y los BRICS: según LEAP2020

Por salud cartesiana, es conveniente enterarse de puntos de vista dialécticamente antitéticos a lo expuesto por Bajo la Lupa, como el reciente abordaje muy polémico de LEAP2020 (Laboratoire Européen d'Anticipation Politique), prominente centro de pensamiento geoeconómico, con sede en París, que se ha caracterizado por ser muy crítico de la unipolaridad de Estados Unidos (EU) y de favorecer el renacimiento del poder europeo en alianza con los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). El entusiasmo de LEAP2020 llega a tal grado que ha establecido una red de la relación Euro-BRICS.


Marie-Helene Caillol, presidenta de LEAP2020 (4/4/14), adopta un punto de vista muy pesimista sobre el devenir de la Unión Europea (UE) y la multipolaridad. Para ella, la crisis de Ucrania es intencionada: la fuerza a escoger entre la UE y Rusia.


Juzga que la británica Catherine Ashton, a cargo de las relaciones exteriores de la UE, rechazó la negociación tripartita propuesta por Rusia en noviembre pasado que acomodaba los intereses de Rusia, la UE y Ucrania. Faltó EU, que ni tardo ni perezoso aceleró el golpe de Estado e instaló al títere fondomonetarista en Kiev.


Juzga que hoy el verdadero objetivo de la maniobra (sic) es la UE, su independencia y su libertad, ya que el abrupto deterioro de la relación euro-rusa arroja a la UE a los brazos de EU/OTAN.

El GEAB (Global Europe Anticipation Bulletin) número 83 (16/3/14) de LEAP2020 preconiza que se ha construido una trampa para desviar a la UE de su propio destino. Y no solamente se trata del aislamiento de Europa y su alejamiento de Rusia, por extensión a los BRICS, sino que EU busca integrar al euro a la zona dólar, al unísono del ataque masivo por EU mediante la Asociación Trasatlántica para el Comercio y las Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés).


A Caillol le faltó añadir el otro brazo ominoso de las tenazas mercantilistas de EU para apropiarse de las dos terceras partes del comercio global: el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) que va dirigida contra China y cuya matriz operativa es ahora la Alianza del Pacífico, de la que forma parte el entregado México neoliberal itamita.


Para Caillol, quien peca de excesivo eurocentrismo, la UE es la llave de la emergencia de un mundo multipolar que aterra demasiado a algunas gentes de Europa y EU. ¿Qué tanto poder real de decisión detenta la UE a la hora de la verdad? ¿Recuerdan el " fucking Europe" despreciativo de Vicky Nuland, la amazona del Departamento de Estado?


LEAP 2020 practica una aritmética lineal casi simplista al operar el bloquismo entre el bloque EU+UE y los BRICS, susceptible de desembocar en una "nueva guerra fría, a sabiendas que Occidente en esta ocasión acabaría siendo aislado".
Es mucho más hípercomplejo que eso cuando no se pueden ignorar los matices y las matrices operativas tanto en el G-7, cada vez más desfigurado, como en los BRICS, donde la cohesión no es tan uniforme tampoco.


Como buena eurocentrista, Caillol asevera que sin la UE, EU no posee el vehículo necesario para romper el proceso multipolar en curso y considera que dependiendo de su elección –ya sea mediante una alianza de hierro con EU, ya sea al abrazar las futuras tendencias tanto de los países emergentes y los BRICS– el mundo se moverá a una configuración bipolar o multipolar.


A mi juicio, sí existe de facto una bipolaridad meta-regional entre el G-7, cada vez más desarticulado, y los BRICS, en búsqueda de su pegamento metafísico, lo cual resguarda en el trasfondo una confrontación entre EU y China. Es curioso que tal bipolaridad meta-regional se conjugue a la inevitable multipolaridad que ya inició y que el mismo EU disfraza con el término más vago de multilateralismo, para no dar su orgulloso brazo ideológico a torcer.


Por encima del muy loable idealismo idílico de Caillol sobre el Leviatán hobbesiano, reduce la multipolaridad al acercamiento entre la UE y los BRICS, cuando el problema intrínseco de la UE es que exhibe varias velocidades en su seno: de norte a sur y de oeste a este, que parecen reflejar la existencia multidimensional de cuatro Europas de facto: 1. Gran Bretaña, que se cuece aparte por su relación especial con EU. 2. La del norte, encabezada por el liderazgo geoeconómico alemán. 3. La parte latina despreciada por los financieristas británicos con el acrónimo PIGS (por sus siglas en inglés: Portugal, Italia, Grecia y España), a la que empiezan a sumar a Francia, y 4. El centro y el este, su parte más rusófoba por estímulo de EU/OTAN, sumida en una profunda crisis financiera y económica.


En forma dramática, Caillol sentencia que la multipolaridad ha sufrido un severo revés cuando la UE se encuentra atrapada en una trampa y cuya debilidad (¡súper sic!) política parece prevenirle escapar de ella. Sin contar, a mi juicio, el peligroso ascenso del fascismo/nazismo en las recientes elecciones y las veleidades centrífugas en varios de sus puntos: Escocia, País Vasco, Cataluña, Liga del Norte (Venecia), Transnistria, Córcega y ahora Ucrania.


LEAP 2020 exclama que la UE experimenta cruelmente las consecuencias dramáticas (sic) de su negligencia para implementar su unión política al haber sucumbido al modelo de integración económica bajo la influencia anglosajona en favor de una Europa enteramente económica (libre comercio, etcétera), en medio de la crisis en Ucrania y el socavamiento de la relación euro-rusa por la expansión territorial de la OTAN.
Uno de los barómetros del destino europeo lo finca correctamente en la evolución del rápido progreso del TTIP, uno de los dos brazos de las ominosas tenazas geopolíticas de EU.


Considera que, en el mismo tenor, también la crisis ucraniana arroja a Rusia a los brazos de los BRICS. No tanto de los BRICS, como de China, que no necesariamente es lo mismo y coloca juiciosamente en relieve el verdadero punto de inflexión ( game changer): el muy cantado proyecto del gasoducto de Rusia a China.


Cita a Rakteem Katakey, de Bloomberg, que expone todo lo contrario de la propaganda goebbeliana de Occidente y su "revolución energética del siglo XXI, otra trampa, a mi juicio, en la que sucumbió el México neoliberal itamita: "la reconfiguración de la política del petróleo que acelera el empuje de Rusia para enviar más barriles a China, dejando a Europa con importaciones más caras y el impulso de la dependencia (¡súper sic!) de los hidrocarburos de Medio Oriente.


A mi juicio, tanto EU como la UE padecen una profunda declinación, que va más allá de su materialismo hedonista, cuando su única liberación verdadera pasa por Berlín al haber sucumbido catastróficamente los demás europeos bajo la férula nostálgica de la evanescente unipolaridad.
Hoy Europa se encuentra tan fragmentada como la misma Ucrania y no es gratuito que la seducción tanto de Rusia como de China, los dos pilares geoestratégicos de los BRICS, pase por Alemania, su máxima geoeconomía que decidirá el destino del rompecabezas de las partes fracturadas. ¿La dejará EU?


Europa, nombre de una princesa fenicia de Tiro, vuelve a ser raptada por EU, el Zeus decadente del siglo XXI a punto de quedarse sin su Olimpo.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Martes, 15 Abril 2014 05:56

Hacia un mundo-otro

Hacia un mundo-otro

El complejo conflicto de Ucrania ha sido el gozne sobre el que giró y empujó el vendaval de cambios planetarios que están configurando un mundo-otro, cobrando al mismo tiempo mayor aceleración aún. La guerra mediática y política, las riesgosas escaramuzas en el este de Ucrania; las decisiones de la UE por conminación de EU; las presiones a que está sometida la señora Merkel y las preocupaciones que expresa, sin atinar a conferir una línea consistente a las decisiones de la UE frente a Rusia; la debilidad insuperable de la economía mundial y en particular la de Estados Unidos; la continuación de los horrores en Siria; son entre muchos otros, componentes que están elevando su temperatura peligrosamente.


La señora Lagarde (FMI) y el médico y antropólogo que preside el Banco Mundial, Jim Yong Kim, no caben en su desconcierto por las negativas del verdadero jefe (Washington, por si fuera necesario enfatizarlo). No es para menos: dos jornadas de ruidosas caídas bursátiles de alcance global, muestran a las claras la fragilidad de unos mercados hinchados por la burbuja del crédito. Puede ser un tsunami, creen algunos especuladores.


Después de siete años de crisis, la solución, vía la política monetaria en curso, sólo ha acrecido las burbujas. Pero FMI o BM o BCE (The European Central Bank) no han hecho sino negarlo sistemáticamente. Los poderosos, con EU al frente, han seguido políticas ultraexpansivas y han impuesto a los demás políticas ultrarrestrictivas a través de esas instituciones. En el caso de la UE se suma a esas mismas decisiones la CE (Comisión Europea). Unas políticas que no han sacado del estancamiento a los países poderosos (ni lo harán), pero que sí han producido un remolino piramidal que sube el ingreso mundial hacia la punta ocupada por una élite cada vez más microscópica.


Se ha buscado también con esa política fortalecer a la banca y hoy por hoy es la patética debilidad de la banca la que continúa siendo la mayor amenaza de la crisis.


Las utilidades de JP Morgan, el mayor banco de Estados Unidos, decrecieron 19 por ciento en lo que va del año, su peor trimestre desde 2008, según Bloomberg Limited Patnership. Y ahora no recibirá ningún salvavidas. El Nikkei (el índice bursátil más importante de Japón) tuvo una caía de 7.3 por ciento en las últimas dos semanas, y los índices de las bolsas europeas perdieron más de 4.4 por ciento en los primeros días de abril.
No hay duda que el tsunami financiero en crecimiento tiene su propia dinámica, pero ahora ha recibido un impulso adicional por el conflicto de Ucrania cuyos peores efectos para la economía mundial son las sanciones que EU y UE están en vías de aplicar a Rusia.


El pasado 10 de abril la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) aprobó durante una sesión, en la que no participó la delegación rusa, la resolución que retira el derecho de voto de Moscú y suspende su participación en los órganos dirigentes de la institución. Al día siguiente el presidente checo, Milos Zeman, propuso que la OTAN y la UE adoptaran medidas preventivas para detener a Rusia. Tras la resolución de la APCE, el nerviosismo financiero sufrió más fuertes sacudidas. Una primera respuesta del lado ruso fue la decisión anunciada por Alexander Dyukov, director general de Gazprom Neft (una de las cuatro mayores empresas petroleras rusas), según la cual tras hablar con nuestros clientes, hemos acordado la posibilidad de transferir los contratos [de dólares] a euros. Casi la totalidad de los clientes, 95 por ciento, ha confirmado su disposición a comerciar [petróleo y gas] en euros.


En tanto, el yuan (o renminbi) ha entrado con fuerza en escena. Según el diario chino publicado en lengua inglesa South China Morning Post, al menos 40 bancos centrales han invertido en el yuan chino, y esta cifra promete ir en aumento. Los bancos centrales están añadiendo el yuan a su cartera y esto está transformando silenciosamente a la moneda china en un activo de reserva. (Moneda de reserva es una que se utiliza para transacciones internacionales y para fijar precios de productos comercializados internacionalmente, como el petróleo, el oro, las materias primas y los productos de la alimentación, así como servicios, como los costos financieros o el transporte internacional.) El fortalecimiento de la moneda china proviene del intenso comercio con toda Asia, Europa y América Latina. La semana antepasada se abrió en Fráncfort la primera zona de comercio que intercambiará libremente en euros y yuanes. Austria, Noruega, Francia y Lituania han declarado oficialmente que sus bancos centrales atesoran la moneda china. También Australia. En Asia: Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Macao, Malasia, Nepal, Pakistán, Singapur y Tailandia han confirmado al yuan como moneda de reserva y, por tanto, atesorada por sus bancos centrales. Países de América del Sur como Chile, Bolivia y Venezuela, así como los africanos Kenia, Ghana, Sudáfrica, Nigeria y Tanzania han dado ese paso, de acuerdo con el diario citado.


El pasado 9 de abril China y Rusia firmaron un acuerdo por el cual los suministros energéticos de Rusia a China serán liquidados en yuanes.
Malas noticias para EU. Según el FMI, en 2000 60 por ciento de las reservas mundiales estaban denominadas en dólares. Hoy llegan apenas a 33 por ciento, en una curva inclinada hacia abajo.

Publicado enInternacional
Colombia: Estado actual del debate sobre el desarrollo rural

 

Edición 2014. Formato: 11,5 x 17,5 cm, 122 páginas
P.V.P:$15.000 ISBN:978-958-8454-97-1

 

 
Reseña:

Este texto presenta un estado del arte de la actual discusión sobre el desarrollo rural. Como todo estado del arte, es parcial, en particular, porque los debates sobre este tema están hoy asociados a las múltiples ramificaciones generadas por las tendencias predominantes del capital, que tieneden a imponer una forma hegemónica de la globalización, que encuentra una oposición cada vez más férrea por parte de otras formas alternativas de la globalización, que estimulan nuevas coaliciones y relaciones en los espacios locales y globales.Para el caso colombiano, la recomposición de lo rural , puesta en el contexto de los conflictos, da lugar a un grupo amplio y complejo de propuestas y formas de control de los territorios-que tiende a generalizarse en todos los territorios y sobre todos los recursos-,que es precisamente la base de un debate estimulante.

 

Carlos Salgado Araméndez.Economista y Máster en Medio Ambiente y Desarrollo.Actualmente es Director del Proyecto Planeta Paz y ha realizado labores de consultoría sobre temas rurales para la Contraloría General de la República.

 


 

Índice.

 

Introducción.

La política agropecuaria del Gobierno.

¿Qué se entiende por desarrollo rural con enfoque territorial?

Otras visiones sobre el desarrollo rural.

Propuestas en debate sobre desarrollo rural.

-Proyecto de Ley de Tierras y Desarrollo rural.

-Proyecto de Ley general de tierras.

-Reforma Agraria y Desarrollo Rural Integral.

-Informe Nacional de Desarrollo Humano-INDH 211-

-Buen Vivir, Vivir bien.

-Programa Agrario de los Guerrilleros.

-Los avances del acuerdo entre el gobierno y la guerrilla.

-Otros enfoques sobre la agricultura y el desarrollo rural.

-Una referencia a las perspectivas populares sobre desarrollo rural.

 

Conclusiones.

Anexo.

Bibliografía.

 

 

 

Adquirir en Librería Virtual

 

 

Informes-Pedidos:

 

Transv 22 N 53D-42. Int 102 (Bogotá)

Carrera 48 N 59-52 Of. 105 (Medellín)

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (todas las ciudades)

Teléfonos: 345 18 08 / 217 89 92 (Bogotà y otras ciudades) / 291 09 69 ( Medellìn)

Whatsapp: 3204835609

Facebook : http://bit.ly/2bwXbER

 

Para comprar en la tienda virtual

https://www.desdeabajo.info/libreria-virtual/13/1/404/colombia-estado-actual-del-debate-sobre-el-desarrollo-rural-detalle.html

 

 

 

Ucrania: ¿la primera guerra de granos y cereales del siglo XXI?

Mucha tinta se ha desparramado sobre la guerra del gas que infligió Rusia a la Unión Europea (UE) a través de Ucrania (http://www.jornada.unam.mx/2006/01/04/index.php?section=opinion&article=016o1pol ): por donde pasa 60 por ciento de las exportaciones gaseras de Moscú al viejo continente, de las cuales la tercera parte son destinadas a Alemania.


La misma Ucrania en sus nuevos tres conspicuos componentes –la parte occidental eurófila, la parte oriental rusófila y la exquisitamente sensible península de Crimea, que busca incorporarse a Rusia– depende del 60 por ciento de su importación del aún insuperable gas estatal ruso (http://es.scribd.com/doc/211392434/rusia-gas ).


Ucrania posee 39 millones de millones (trillones en anglosajón) de pies cúbicos en reservas de gas natural que aún no explota: ¡la cuarta parte de las reservas probadas mundiales! (http://finance.yahoo.com/blogs/talking-numbers/this-oil-giant-could-get-crush-by-ukraine-200317976.html ).


Chevron –la omnipotente trasnacional estadunidense asesorada por la ex asesora de Seguridad Nacional del ex presidente Baby Bush que se despachó con la cuchara grande en el "México neoliberal itamita" (http://es.scribd.com/doc/190772672/CRice1 )– firmó con el fallido trapecista y saltimbanqui, el defenestrado presidente Viktor Yanukovich, un acuerdo por 10 mil millones de dólares para explotar el polémico shale gas (esquisto/lutita/grisú).


Según los analistas, el problema radica en que la mayor parte de las reservas de shale gas se encuentran en la parte oriental rusófila de Ucrania.


Al unísono de su exquisita ubicación geoestratégica, la gran riqueza de las dos Ucranias y Crimea lleva a la colisión de los respectivos intereses de EU/OTAN/UE frente a Rusia, lo cual se manifiesta sensiblemente con los granos/cereales y el gas natural: en sus múltiples facetas de tránsito, importación desde Rusia y su futura explotación del shale gas por Chevron, Shell y Exxon Mobil.


Un aspecto que no ha sido abordado lo constituye la primera guerra de granos del siglo XXI que se escenifica en Ucrania: tercera potencia exportadora de granos detrás de Estados Unidos y Argentina.


Se pudiera aducir que se escenifican otras guerras de los granos y cereales en forma subrepticia tanto en Sudán como en Argentina.
Aunque no muy diáfana, la primera guerra de granos y cereales del siglo XXI es más perceptible en Ucrania que en Sudán y Argentina.
Sudán, el otrora país más extenso y granero legendario de África, ha sido balcanizado en dos pedazos con la emergencia de Sudán del Sur, pletórico en petróleo, lo cual ha favorecido la agenda de Estados Unidos e Israel, de lo que poco se publicita a escala mundial.


Argentina –potencia de granos/cereales desde inicios del siglo XX– sufre una brutal guerra multidimensional, específicamente, en su muy vulnerable sector financiero que controla la dupla anglosajona (Estados Unidos y Gran Bretaña), que tiene en la mira a la Patagonia: el máximo granero sudamericano, además de ser su principal zona de reservas de petróleo y gas.


Uno de los aspectos que se encuentran detrás de la exquisita ubicación estratégica de la península de Crimea radica en sus puertos, desde donde Ucrania, uno de los máximos productores de maíz y trigo del mundo, exporta sus granos y cereales, que le reditúan una sustancial parte de su PIB.


Según cifras del gobierno ucraniano ( what ever that means), más de 50 por ciento de la economía de Crimea depende de la producción de alimentos y de sus industrias de distribución. El procesamiento de alimentos constituye un importante segmento de la economía de Ucrania y uno de cada cuatro trabajadores está empleado en la agricultura o en la silvicultura.


Ucrania representa el granero de Rusia y de Europa debido a su negro suelo fértil (chernozem) y a sus pletóricas cosechas de granos (trigo, cebada, centeno, avena, girasol, remolacha, etcétera).


Según el World fact book de la CIA, Ucrania producía 25 por ciento de las exportaciones agrícolas de la ex URSS, mientras que en el presente exporta una sustancial cantidad de granos, lo cual se reflejó en el disparo de su cotización durante la delicada crisis del cambio de régimen fondomonetarista en Kiev y la respuesta rusa en Crimea (http://www.jornada.unam.mx/2014/03/05/opinion/018o1pol ).
Las exportaciones agrícolas de Ucrania están dirigidas en 20 por ciento a Rusia, 17 por ciento a la UE, 7 por ciento a China, 6 por ciento a Turquía y 4 por ciento a Estados Unidos.


The Financial Times (Canasta de promesas en Ucrania, 17/12/12) rememora que "se libraron guerras entre Rusia, Polonia y el imperio otomano para controlar el valioso chernozem de Ucrania.


En 2011, Ucrania tuvo una cosecha récord de 57 millones de toneladas, por lo que las adecuadas inversiones y la tecnología moderna de agricultura podría duplicar su producción de granos en la próxima década, según el BERD (Banco de Reconstrucción y Desarrollo de Europa).
Varias de las seis trasnacionales del cártel anglosajón que controlan los granos y cereales

(http://www.jornada.unam.mx/2008/04/23/index.php?section=opinion&article=016o1pol ) –entre ellas Cargill, ADM y Bunge, al unísono de las procesadoras Nestlé y Kraft– han invertido miles de millones de dólares en la pasada década en Ucrania debido a su enorme potencial agrícola. También hacen cola en el chernozem las temibles Monsanto y DuPont Pioneer.


Hoy Ucrania obtiene 12 mil millones de dólares de sus exportaciones de granos/cereales y parte de su controvertida asociación mercantil con la UE, lo cual supuestamente detonó la crisis gubernamental en Kiev, versa sobre las exportaciones de granos/cereales al Medio Oriente y África, donde la crisis alimentaria fue el detonador de las revoluciones árabes (http://www.alfredojalife.com/las-revoluciones-arabes-en-curso-el-detonador-alimentario-global-2011/ ).


El fundamental atractivo de Ucrania para su incrustación al mercantilismo europeo contempla(ba) su entronización como la canasta de pan y carne de Europa mediante una mayor laxitud para la renta y/o compraventa de sus terrenos fértiles.


Anna Vidot considera que la escalada en Ucrania puede tener un impacto significativo en los mercados globales de granos ya que la región del Mar Negro es una de las más importantes encrucijadas de producción y exportación de granos: Ucrania sola produce la misma cantidad de trigo que Australia (http://www.abc.net.au/news/2014-03-03/ukraine-unrest-grain-markets/5295204)

.
La escalada en Crimea llevó al alza del petróleo, el oro y los granos (un 40 por ciento; http://theweek.com/article/index/257382/what-the-russia-ukraine-crisis-means-for-gold-grains-and-oil).


El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estima que Ucrania abastece 16 por ciento del total global de maíz y trigo, cuyo mayor transporte pasa por el exquisitamente súper estratégico puerto de Sebastopol (Crimea), sede de la flota rusa en el Mar Negro.


Sin contar las abundantes reservas marítimas de gas natural en la parte de Crimea en el Mar Negro, lo real es que la balcanización de facto de las dos Ucranias y Crimea conlleva como corolario la fractura catastral también de sus reservas de shale gas y de sus granos/cereales.
Los cruces geopolíticos de los hidrocarburos con los granos/cereales suelen ser trágicos.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Rusia y Occidente juegan al límite en Ucrania

Rusia estrechó ayer aún más su cerco militar en torno de Crimea y su canciller se negó a reunirse con su par de Ucrania durante una jornada de contactos diplomáticos de alto nivel pero escasos avances, en París, para tratar de resolver una de las mayores crisis europeas desde la Guerra Fría. En respuesta al despliegue ruso en la región ucraniana de Crimea, Estados Unidos anunció medidas de apoyo militar a los países de la OTAN del este de Europa que limitan con Rusia y la alianza atlántica decidió poner bajo revisión su cooperación militar con Moscú y suspender toda reunión militar y civil con el Kremlin.


En Bruselas, en tanto, la Unión Europea (UE) ofreció ayer un préstamo de 11.000 millones de euros a las nuevas autoridades antirrusas de Ucrania condicionado a que el país, cuyas finanzas están al borde del colapso, reforme su economía y alcance un acuerdo de asistencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Rusia y Occidente están enfrascados en uno de sus mayores conflictos en décadas a raíz de una crisis política en Ucrania, que incluyó la destitución del presidente prorruso Viktor Yanukovich luego de tres meses de protestas por su decisión de no firmar un acuerdo de asociación con la UE por presunta presión de Moscú.

Las nuevas autoridades de Ucrania, una estratégica ex república soviética por donde pasa el gas ruso que consumen la industria y los hogares de Europa, afirman que Rusia ocupó militarmente Crimea, la única región ucraniana de mayoría rusa y donde Moscú tiene anclada su flota del Mar Negro. Moscú rechaza esa acusación y sostiene que las tropas que bloquean los principales cuarteles y bases militares de la península de Crimea no son soldados que responden al Kremlin, sino autodefensas locales que rechazan al nuevo gobierno nacional en Kiev.


Pero los argumentos de Moscú no convencen a nadie dentro y fuera de Ucrania y, por eso, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, intentó ayer sentar frente a frente al canciller ruso, Serguei Lavrov, y su nuevo par ucraniano, Andriy Deshchytsia, durante una jornada de intensa diplomacia, en París. Pese a los esfuerzos del funcionario estadounidense, Lavrov se negó a reunirse personalmente con Deshchytsia, ya que el Kremlin no reconoce al nuevo gobierno surgido en Kiev. "Si somos indulgentes con aquellos que intentan gobernar a nuestro gran, amable e histórico vecino, tenemos que entender que un mal ejemplo es infeccioso", dijo el canciller ruso en España, horas antes de llegar a París.


Tras reunirse por separado con Lavrov, con el canciller ucraniano y otros cancilleres europeos, Kerry dio una conferencia de prensa en París y, pese a no tener resultados concretos para anunciar, adelantó que hoy se volverá a reunir con Lavrov en Roma. "Creo que hoy fue muy productivo. Sin prometer nada que aún no es definitivo... quiero ser realista. Este es un momento duro, difícil y muy serio. Prefiero estar donde estamos hoy que donde estábamos ayer", aseguró Kerry, citado por la cadena de noticias BBC.


Las gestiones diplomáticas en Francia estuvieron acompañados por dos anuncios orientados a aumentar la presión a Moscú. Por un lado, la oferta de la UE de entregar 11.000 millones de euros en los próximos años al nuevo gobierno proeuropeo de Kiev, la misma cifra que Rusia le había prometido hace sólo un par de meses a Yanukovich, antes de que el depuesto mandatario renunciara a firmar el pacto de asociación con los Veintiocho.


Por otro lado, la OTAN reforzó ese apoyo a las nuevas autoridades de Kiev con una promesa de mayor cooperación militar y dejando la puerta abierta para reiniciar el proceso de reformas para aceptar a Ucrania como un miembro pleno.


Además, la alianza militar occidental sancionó el despliegue militar ruso en Crimea cancelando la participación de Moscú en lo que iba a ser la primera misión conjunta entre la OTAN y Rusia y anunciando una revisión de toda su cooperación militar con Moscú. Pero los anuncios en Europa no lograron frenar la escalada y distender la situación en Ucrania.


En la ciudad de Donetsk, en el este del país, unos 300 manifestantes prorrusos volvieron a tomar ayer la sede del gobierno, apenas horas después de que las autoridades nacionales lograran recuperar el control del edificio. En el este de Ucrania, una importante porción de la población habla ruso y se siente más cercana a la ex metrópolis soviética que a los sectores europeístas en Kiev y la parte occidental del país.
Esta división territorial se volvió aún más patente con la intensificación de las medidas de control fronterizo mutuo que implementaron ayer las autoridades ucranianas y crimeas. El nuevo gobierno en Kiev argumentó la necesidad de "impedir la infiltración de provocadores que ayuden a la cúpula prorrusa en la península autónoma", según explicó el vicejefe del servicio de fronteras, Pavel Shicholin.


Paralelamente, las autoridades de la región autónoma de Crimea cercaron en las inmediaciones de Sebastopol, la más rusa de las ciudades de la península ucraniana, a los últimos focos de resistencia leales a las Fuerzas Armadas de Kiev. Por su parte, la flota rusa del Mar Negro bloqueó el puerto de Sebastopol y no permitió la entrada del buque insignia de la Armada ucraniana, ya que sus comandantes se negaron a sumarse a la nueva Marina de Guerra de Crimea.


Pero la tensión en la convulsionada península ucraniana no se refleja solamente en las grandes maniobras militares. El enviado del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y un grupo de observadores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fueron acosados y agredidos en la región por manifestantes prorrusos, algunos de ellos armados. El enviado de la ONU, el holandés Robert Serry, fue increpado por un grupo de milicianos cuando salía de una base ucraniana bloqueada, y ante las amenazas tuvo que refugiarse en un café en la ciudad de Simferopol.

Publicado enInternacional