Domingo, 03 Febrero 2019 05:36

Nuevos aires para los WikiLeaks

Nuevos aires para los WikiLeaks

Ante las restricciones que le impuso la embajada ecuatoriana, donde se encuentra asilado, Julian Assange, fundador de WikiLeaks, nombró en septiembre al periodista islandés Kristinn Hrafnssn para reemplazarlo como editor en jefe.

Tic toc tic toc. Pasan las horas los días los meses los años y la vista no cambia: abajo la calle, enfrente un gran edificio de ladrillos rojos expuestos. Una pared roja con agujeros de vidrio en el coqueto barrio londinense de Knightsbridge. Desde de su ventana de planta baja Julian Assange no alcanza a ver el cielo. Sólo ladrillos que nunca cambian de lugar. Cada tanto pispea por si los ladrillos se han movido, jugando con su mente para combatir la monotonía. Pero todo sigue igual. Hace más de seis años que el fundador del icónico sitio de megafiltraciones, WikiLeaks, vive en los confines de la embajada ecuatoriana de la capital británica, encerrado en dos cuartos chicos, una despensa, un bañito y un comedor.


No le gusta quedarse mucho tiempo mirando la ventana. Tiene miedo que le acierte un francotirador. Colecciona amenazas de muerte por internet y se las toma en serio. La embajada tiene un balcón. Lo ha usado pero apenas, siempre bajo estrictas medidas de seguridad, ya sea para hacer un anuncio importante o para mostrarse con alguna figura. Fueron las únicas veces que sintió el aire fresco en la cara y que pudo ver la luz del sol. En las fotos de balcón se le ven las mejillas rosadas y los ojos chiquitos.


Su situación es delicada en varios frentes. Necesita ir urgente al dentista para que le saque una muela que se le quebró hace más de dos años. Tiene un brazo que no puede levantar mas allá de su cintura y que ningún médico revisó a fondo, ya sea con una resonancia magnética o con una ecografía. Está pálido y flaco por la condiciones de su encierro, ni hablar de sus batallas en todos los frentes imaginables, necesita asistencia psicológica. También tiene a su cargo el cuidado e higiene de un gato, con el que comparte espacios, decisión de la que probablemente hoy se arrepiente, por más que su “Embassy Cat” tenga miles de followers en Twitter.


Sin embargo, las autoridades británicas no le permiten visitar a una clínica para una extracción de muela o para una resonancia de hombro, ni le permiten caminar una hora por día en un patio interno adyacente a la embajada, tal como han pedido los abogados del editor australiano para evitar que su salud no se siga deteriorando. Para la justicia británica Assange es un prófugo que violó su libertad condicional, ya que no reconocen el asilo que le dio Ecuador. Assange, que vivía en un régimen de libertad vigilada debido a un pedido de captura de Suecia, solicitó asilo después de que la corte suprema británica fallara 3-2 en su contra y le ordenara entregarse a las autoridades.


Hoy día Assange no tiene más problemas con la justicia sueca. Durante años una fiscal pidió su detención para ser investigado por un presunto delito sexual, pero el caso fue archivado en mayo de 2017 sin que mediara una acusación formal. Más allá de esa circunstancia, ni bien Assange salga de la embajada será arrestado por la justicia británica. En ese país evadir a la justicia no es un crimen demasiado pesado. Tiene hasta un año de castigo y casi siempre se paga con multa. El problema para Assange es que al momento de ser detenidoquedaría a tiro de extradición de Estados Unidos, donde en Arlington, Virginia, un Gran Jurado ha presentado cargos formales en su contra por las megafiltraciones de 2010 y 2011 de despachos de guerra y cables diplomáticos. La ley de Virginia permite que los cargos formulados por un Gran Jurado permanezcan “sellados” o bajo secreto de sumario hasta que el fiscal los haga públicos, cuestión que generalmente ocurre justo antes de la detención, para no perder el elemento sorpresa. Por lo tanto Assange y sus abogados creen que si cae detenido en Gran Bretaña aunque sea por unas horas sería se pondría en marcha un mecanismo para retenerlo bajo custodia hasta ser enviado a Estados Unidos, donde sería acusado de traición y terrorismo y condenado a varias décadas de prisión.


Desde el punto de vista político la situación de Assange también es harto complicada. Si bien obtuvo un gran triunfo diplomático tres años atrás cuando un panel de Naciones Unidas dictaminó que él era un preso político de Gran Bretaña y Suecia, su situación no mejoró, sino más bien lo contrario. Al año siguiente Lenin Moreno reemplazó a Rafael Correa en la presidencia de Ecuador y Assange perdió el apoyo del gobierno ecuatoriano. Antes había perdido a su principal apoyo a nivel global, la Unasur de los líderes progresistas que entonces gobernaban la región. En una de sus primeras declaraciones Moreno dijo que Assange era un estorbo y que debía entregarse a los ingleses. La relación con la Foreign Office británica nunca fue buena. Un eventual ascenso al poder del laborista Corbyn podría destrabar la situación, ya que Corbyn estaría dispuesto a ofrecer las garantías de no ser extraditado que Assange exige para entregarse. Pero ya van seis años tic tac tic tac y por ahora siguen gobernando los conservadores.


La relación con Estdos Unidos tampoco es buena. Al principio Trump había elogiado a WikiLeaks por las megafiltraciones sobre Hillary Clinton que lo ayudaron a vencer a su rival demócrata en las presidenciales del 2016. Pero todo cambió cuando WikiLeaks siguió publicando secretos de la CIA de Trump en dos megafiltraciones llamadas Vault 7 y Vault 8. Ahí el residente de la Casa Blanca, con los halcones revoloteando, cambió de canción y le ordenó públicamente a su entonces fiscal general, Jeff Sessions, que acelere las causa contra Assange y WikiLeaks.


La situación de Assange empeoró aún más a mediados del año pasado cuando a través de Twitter apoyó al independentismo catalán, al que llamó a perfeccionar sus redes informáticas. Los consejos públicos de Assange provocaron la reacción de varios países de la Unión Europea con problemas de separatismos varios, que se sumaron a la larga lista de enemigos de WikiLeaks. Esa lista, con el Pentágono y el Departamento de Estado a la cabeza, también se había el enojo de Rusia al sumar publicar los Emails de Bashir Al Assad con funcionarios rusos en 2017 y sobre todo el año pasado, cuando sumó un capítulo con firmas rusas a su famoso archivo de “Spy Files” dedicado a los agentes y equipos de espionaje en venta a través de contratistas privados. De China ni hablar, WikiLeaks.com está prohibida desde hace años por viejas revelaciones.


En medio de ese frágil tablero, con pocos apoyos y muchos frentes abiertos, los tuits sobre Cataluña gatillaron una reacción en cadena. Ante las quejas europeas la embajada ecuatoriana, bajo estrictas órdenes de Quito, tomó medidas drásticas. Le prohibió a Assange recibir visitas salvo sus abogados, le prohibió hacer declaraciones públicas sobre países “amigos” de Ecuador (o sea, prácticamente todos) y le cortó el acceso a internet. Hasta obligó a sus abogados a dejar los celulares en la puerta de la embajada.


Ante semejante emergencia Assange también tomó medidas drásticas y en septiembre del año pasado nombró al periodista islandés Kristinn Hrafnssn para reemplazarlo como editor en jefe de WikiLeaks.


Desde entonces no es mucho lo que ha cambiado. Assange sigue en un limbo jurídico y político mientras su salud se deteriora y sus anfitriones parecen perder la paciencia. Y WikiLeaks bajo Hrafnssn sigue publicando documentos secretos con impacto global. La última filtración, del martes pasado, revela comunicaciones secretas entre el Papa Francisco, un arzobispo y los principales líderes de la Orden de Malta, una de las instituciones más antiguas e influyentes de la Iglesia Católica. Los textos muestran que Francisco pidió que desplacen a un alto funcionario de la orden por repartir preservativos en Africa.


El mes pasado, también bajo la edición general de Hrafnsnn, WikiLeaks publicó las ubicaciones en la nube de los servidores que utiliza para guardar datos la empresa Amazon, que además de vender libros online es contratista del Pentágono. Ya en octubre el periodista islandés había debutado como editor general de WikiLeaks con un documento secreto de un abitraje por una venta de armas de Francia a Emiratos Arabes.


Hrafnssn había sido vocero de WikiLeaks desde el 2010. Durante ese período fue la cara pública de la publicación, una especie de embajador intinerante y portavoz del sitio de publicaciones, participando en diversos programas y congresos de periodismo, libertad de expresión y ciberdemocracia en distintos foros académicos, sociales y políticos por todo el mundo. Es uno de los poquísimos miembros de WikiLeaks que figuran como tales con nombre y apellido. De larga y reconocida trayectoria, antes de su trabajo con Assange, la Unión Nacional de Periodistas de su país lo había nombrado tres veces Periodista del Año por diversas investigaciones en su programa de tevé “Kompás”. Su primer trabajo para WikiLeaks fue completar la investigación y editar en el 2010 el famoso video “Asesinato Colateral” que muestra, con un audio escalofriante de los verdugos, cómo un helicóptero artillado estadounidense ametralla a un fotógrafo de Reuters y luego a un grupo de personas que intenta asistirlo en Baghdad, en julio del 2007.


Hrafnssn es flaco, alto, rubio ceniza, ojos celeste hielo, sonrisa afable, voz fuerte y clara, amistoso pero impenetrable. Al teléfono desde Reykiavik, mientras espera que la situación de Assange se resuelva en cualquier momento, cuenta las últimas novedades.


–¿Cómo está Assange?


–No está bien. Tantos años de encierro le están pasando factura. Su salud está peor, necesita atención médica urgente. Es absolutamente vergonzoso que el gobierno británico le niegue un salvoconducto y no reconzca su condición de asilado.


–¿Cuándo fue la última vez que lo vio?


–Hace un mes. Ahora han relajado la situación y se le permite recibir algunas visitas. También le han devuelto el acceso a Internet, pero sus condiciones de vida siguen siendo muy restrictivas. El embajador debe aprobar cada contacto y sé que muchos pedidos han sido denegados. Además lo vigilan las 24 horas.


–¿Cómo fue que usted asumido la dirección de WikiLeaks?


–Fue en esa época en que no tenía acceso a visitas o a Internet. Me pidió que asuma este rol porque tenía demasiados problemas. Nosotros venimos trabajando juntos desde el 2009 y no tuve problemas en decirle que sí. En este momento Julian está ocupado con su procesamiento en Virgina, que incluye miles de documentos y el testimonio de decenas de personas. Es un procesamiento absurdo porque tengo entendido que abarca las publicaciones del 2010 y el 2011. Esas filtraciones fueron compartidas y divulgas por decenas de medios de comunicación del mundo, incluyendo el suyo. Me da intriga saber qué va a hacer el Gran Jurado con los medios y periodistas que colaboraron con WikiLeaks.


–¿No le parece irónico que Assange, para muchos un ícono de la libertad de expresión, es quizás hoy la persona con menos libertad de expresión del mundo?


–Sí, es una ironía muy oscura. Lo que más me duele es que los periodistas no ven o no parece importarles la gravedad de la situación. Es una gran tragedia para toda la sociedad que un periodista esté encerrado por hacer su trabajo, que es revelar verdades y exponer la malicia de alguna gente.


–¿Cómo es WikiLeaks bajo su dirección editorial?


–Seguimos el mismo camino y no habrá cambios dramáticos. El modelo es muy simple, funciona muy bien y no es fácil cerrarlo (se refiere al sistema de recolección de datos que no puede ser rastreado y a la red de servidores espejo repartidos por el mundo para resistir ataques cibernéticos). Podrá haber ajustes menores porque Julian y yo tenemos personalidades distintas, pero en lo editorial mantenemos la misma estrategia y esperamos seguir publicando información útil.


Y mientras tanto, en la embajada, el tiempo no para de pasar, demasiado rápido, como escurriéndose de las manos. Pasan los presidentes, las filtraciones, las intrigas diplomáticas y las causas judiciales. Las noches de desvelo online con los cyberpunks, las interminables reuniones con los abogados. Las visitas de Pamela Anderson y las de su papá. Todo pasa delante de los ojos de como si fuera una película interminable. Por eso cada tanto mira por la ventana. Los ladrillos no cambian. Siguen ahí.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Un informe reservado de la UE denuncia ‘apartheid’ legal en Cisjordania

Los representantes europeos sostienen que Israel somete a los palestinos a “discriminación sistemática”

La adolescente Ahed Tamimi, icono de la resistencia palestina, fue condenada a ocho meses de cárcel por abofetear en 2017 a un militar israelí en su casa de Nabi Saleh, al norte de Ramala, capital administrativa de Cisjordania. El soldado Elor Azaria permaneció entre rejas durante 14 meses tras ser condenado en un consejo de guerra por rematar a un atacante palestino que yacía malherido en la ciudad de Hebrón (sur) en 2016. Tras medio siglo de ocupación, los representantes diplomáticos de los 28 países de la UE constatan la “sistemática discriminación legal” que sufren los palestinos en Cisjordania. En un informe confidencial dirigido a los responsables del Servicio Exterior en Bruselas y al que ha tenido acceso EL PAÍS, los embajadores en Jerusalén Este y Ramala reclaman que Israel reforme la justicia militar para “garantizar un proceso y juicio justos de acuerdo a la ley internacional”.

Los diplomáticos que suscriben el documento representan a Gobiernos que en ocasiones divergen abiertamente sobre el conflicto israelo-palestino, pero que se han puesto de acuerdo en describir el ejercicio efectivo de la ocupación israelí en Cisjordania como “un régimen dual”. Aunque no figura en el texto la expresión apartheid legal, su contenido da cuenta de una justicia segregada. "El informe es una cartografía de la situación de los derechos en la denominada Área C, de mandato exclusivo israelí y que cubre el 60% del territorio ocupado, con un conjunto de recomendaciones dirigidas a Bruselas endosadas por todos los jefes de misión", precisa una fuente europea en Jerusalén.


A los palestinos se les aplica la ley marcial y los reglamentos dictados por un departamento del Ministerio de Defensa, y están sometidos a los tribunales castrenses de “Judea y Samaria”, denominación bíblica acuñada en Israel para el territorio cisjordano. Estos órganos ejecutivos y judiciales se rigen también por normas heredadas de anteriores poderes coloniales o administradores. Hay leyes otomanas aún en vigor (por ejemplo, para confiscar tierras palestinas aparentemente no cultivadas), británicas (para practicar detenciones administrativas, sin presentar cargos e indefinidas, que afectan ahora a unos 440 prisioneros) e incluso jordanas, las de la Administración presente hasta 1967, cuando Israel ocupó los territorios palestinos tras la guerra de los Seis Días. Los palestinos sometidos a procesos penales bajo la ocupación tienen un índice de condenas del 99,74%, según la memoria anual de los tribunales militares israelíes de 2011, la última disponible.


Documento confidencial


Este documento reservado de la UE, fechado el pasado 31 de julio y pendiente todavía de ser estudiado en Bruselas, examina “la realidad de una cuasipermanente ocupación”. En Cisjordania, más de 2,5 millones de palestinos se ven “privados de sus derechos civiles básicos” y afrontan “numerosas restricciones a su libertad de movimientos”. La economía palestina está sometida, además, a un “sustancial subdesarrollo” desde hace cinco décadas.


Los representantes diplomáticos europeos coinciden en defender la solución de los dos Estados como el mejor camino hacia la paz regional. De común acuerdo admiten también que el esfuerzo de la UE en “el proceso de creación de instituciones estatales y de desarrollo de una economía palestina sostenible”, como prevén los Acuerdos de Oslo de 1993, se está viendo comprometido por las limitaciones legales expuestas en el informe, que también tiene como destinatarios a los Gobiernos de los 28 Estados miembros.


Los 400.000 colonos judíos asentados en Cisjordania solo están sometidos a la ley israelí, de acuerdo con un estatuto personal y extraterritorial. Los 300.000 palestinos residentes en el Área C tienen que responder ante una legislación penal mucho más estricta. Un colono debe comparecer ante el juez civil israelí en un plazo de 24 horas, mientras que un palestino puede ser presentado ante la jurisdicción militar hasta 96 horas más tarde.


En materia de libertades civiles, como libertad de expresión y reunión, o de derechos urbanísticos de construcción, los palestinos también se ven discriminados. Las reuniones de más de 10 personas precisan del permiso del comandante militar, que rara vez se concede. La pena por violar la prohibición se eleva a 10 años de cárcel. "La reunificación familiar, en particular cuando uno de los miembros de la familia tiene doble nacionalidad palestina y de un país europeo, también se ve dificultada por las autoridades israelíes", destaca la fuente europea consultada.


Solo el 1,5% de las solicitudes de licencia de obras presentadas por los palestinos en el Área C de Cisjordania fueron otorgadas entre 2010 y 2014. En consecuencia, más de 12.000 construcciones fueron demolidas al ser tachadas de ilegales por los administradores militares de la ocupación. La UE ha financiado directamente 126 planes urbanísticos palestinos en el Área C, de los que solo cinco han sido aprobados por Israel.


“Los palestinos de Cisjordania están sujetos a unos mecanismos [legales] sobre los que no cuentan con ningún derecho de representación”, puntualiza el documento confidencial europeo, “ya que los militares israelíes son una entidad exterior que solo responde ante un Gobierno extranjero”. En junio del año pasado, cerca de 6.000 palestinos (de los que 350 eran menores de edad, como Ahed Tamimi), se encontraban internados en cárceles situadas en territorio israelí como “prisioneros de seguridad”, así llamados por tratarse de casos de “violencia de origen nacionalista”.


Diplomáticos en Jerusalén y Ramala


El informe de los diplomáticos de la UE en Jerusalén y Ramala considera que Israel viola la legislación internacional al desplazar a los presos y detenidos fuera de Cisjordania, al tiempo que dificulta el derecho de visita de sus familiares.


Para delitos idénticos cometidos en un mismo territorio existen dos raseros legales distintos. Las investigaciones de la policía israelí del “distrito de Judea y Samaria” solo desembocan en acusaciones formales contra colonos judíos en un 8% de los casos de ataques contra palestinos o daños a sus propiedades.


El número de “delitos nacionalistas” cometidos por habitantes de los asentamientos contra palestinos en Cisjordania se multiplicó por tres el año pasado, cuando se registraron 482 incidentes de este tipo, respecto a 2017, en el que se contabilizaron 140 casos, según el diario Haaretz. En los dos años anteriores se había producido una reducción de estos ataques tras el impacto que produjo en 2015 la muerte de un niño de 18 meses, quemado vivo, y de sus padres a consecuencia de un ataque en Duma, localidad situada al noreste de Ramala. Dos jóvenes colonos siguen pendientes de juicio por este atentado incendiario.

 

Por JUAN CARLOS SANZ
Jerusalén 1 FEB 2019 - 12:22 COT

 

Publicado enInternacional
Acosados y amenazados por violadores de la Constitución y la Ley

La Juez Segunda Promiscua de Apartadó, MARIA MARIELA GÓMEZ CARVAJAL, al parecer sigue insistiendo en apoyar la petición de los militares de la Brigada XVII, de obligar a nuestra Comunidad de Paz a retirar de la red informática nuestras constancias históricas y censuras morales, referidas a todas las vejaciones, atropellos y desconocimiento de nuestros derechos humanos fundamentales que cometen militares, policías, paramilitares y, en general, agentes del Estado. Su sumisión a los armados que matan y oprimen, trata de presentarla como una “acción legal”. Sin embargo, va contra las leyes y principios constitucionales en muchos aspectos:


• El Decreto que reglamenta la Tutela (Decreto 2591 de 1991) afirma tajantemente que la tutela “no se podrá conceder contra conductas legítimas de un particular”. Y las Naciones Unidas, en su Asamblea General (8 de marzo de 1999) declararon solemnemente que todas las personas, de manera individual o colectiva, tienen derecho a “publicar, impartir o difundir libremente a terceros opiniones, informaciones y conocimientos relativos a todos los derechos humanos y libertades fundamentales” y a “estudiar y debatir si esos derechos y libertades se observan, tanto en la ley como en la práctica” (…) “así como a señalar a la atención del público esas cuestiones por conducto de esos medios y de otros medios adecuados” (Artículo 6 de la Declaración sobre el derecho a promover y proteger los derechos humanos y libertades fundamentales” (A/53/144, marzo 8/99)

• Pero la citada Juez arremete al mismo tiempo contra la Constitución Nacional, pues el artículo 93 de la Constitución le da “prevalencia en el orden interno” a todo tratado y convenio internacional que reconozca los derechos humanos. Por eso la Sentencia C-038 de 2004 de la Corte Constitucional, afirma que: “el inciso segundo del artículo 93 constitucionaliza todos los tratados de derechos humanos ratificados por Colombia referidos a derechos que ya aparecen en la Carta y, en virtud de la regla hermenéutica sobre favorabilidad, el intérprete debe escoger y aplicar la regulación que sea más favorable a la vigencia de los derechos humanos”. Es decir, que cuando haya dudas sobre si una norma que se refiere a derechos humanos de alguna manera contemplados en la Constitución, como la libertad de expresión, tiene jerarquía constitucional, la interpretación tiene que ser la más favorable a la vigencia de los derechos humanos. Así que lo establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, al reconocerle a individuos y colectividades el derecho a señalar a la atención de la opinión pública lo que sucede con los derechos humanos: si se respetan teórica y prácticamente, es un DERECHO CONSTITUCIONAL, refrendado por la jurisprudencia de la Corte Constitucional, y una juez, por importante que sea, no lo puede desconocer.

• Pero la Juez Gómez Carvajal, en su afán de someterse a los armados que matan, desaparecen, desplazan, torturan, calumnian, estigmatizan y roban, pisotea también otro derecho constitucional: la libertad de Conciencia (Artículo 18 de la Constitución). La Comunidad de Paz, luego de ocho años de experimentar los niveles más aterradores de corrupción e impunidad del aparato judicial, se acogió a la Constitución haciendo una objeción de conciencia para no seguir alcahueteando, con su participación en denuncias y testimonios, semejante corrupción e impunidad, y por ello hizo una ruptura con la justicia. La Juez Cómez Carvajal quiere desconocer ese derecho y obligar a la Comunidad de Paz a someterse a un proceso judicial, ya por otras razones violatorio de la Constitución, como se ha demostrado. Hay que recordarle que toda la jurisprudencia de la Corte Constitucional afirma que la libertad de conciencia tiene una importancia tan alta en la filosofía de la Constitución, que corresponde a la lista de derechos que en ninguna circunstancia, ni siquiera en los estados de excepción, se puede desconocer.

• La juez también arremete contra el sentido común y las reglas más elementales de la lógica: quiere hacer responsable de la objeción de conciencia y de la ruptura con la justicia, al representante legal de la comunidad e intenta sancionarlo por no acatar sus decisiones inconstitucionales y adversas al derecho internacional. Eso, fuera de ser un absurdo, es una injusticia de marca mayor. Las decisiones de la Comunidad de Paz siempre han sido y son colectivas, pero además, como se ha demostrado, apoyadas en derechos constitucionales y en normas de ética universal. Fuera de injusta, afectada por niveles incomprensibles de insensatez.

Es deplorable que funcionarios de un Estado, ya muy lejos de poderse identificar como “Estado de Derecho”, caigan en tantos errores y decisiones inmorales, por su afán de dejarse manejar por armados que han perpetrado tantos crímenes de lesa humanidad y realizado tantas prácticas de genocidio en tantas décadas, evadiendo todas las denuncias, protestas, llamados apremiantes de la comunidad internacional, de tribunales internacionales y de franjas conscientes de la especie humana. Todo esto produce un profundo dolor de patria.

Comunidad de paz San José de Apartadó
Enero 28 de 2019

Publicado enColombia
Lunes, 28 Enero 2019 10:11

Juegos de guerra

Tutus Mobio

Las informaciones que llegan desde Venezuela sobre un posible golpe de estado y/o una guerra civil, son constantes. En la editorial de Le Monde diplomatique, edición Colombia Nº 182 del mes de octubre del año pasado, nos adentramos en las posibles consecuencias de una injerencia externa que, para ese entonces, ganaba de nuevo el escenario. Retomábamos así mismo, las consecuencias de tal suceso para Colombia y Suramérica en general.

 

El presidente Nicolás Maduro lo había denunciado una y otra vez: “Pretenden un golpe de Estado”. El hecho reventó ante los ojos de todos el 27 de junio de 2017, cuando un grupo de uniformados lanzó explosivos desde un helicóptero sobre el Tribunal Supremo de Justicia venezolano.


Transcurridos un poco más de doce meses, el pasado 4 de agosto una nueva operación militar con explosivos, esta vez transportados por drones, pretendía la muerte del propio jefe de Estado, parte del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de este país, así como de su equipo de gobierno, mientras presenciaban una parada militar con ocasión de la celebración de los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana.


Entre uno y otro año, las denuncias de complot efectuadas por Maduro, y de acuerdo al propio gobierno venezolano, fueron neutralizadas tras la detención en marzo pasado de numerosos e importantes oficiales del Ejército de aquel país, entre ellos los tenientes coroneles Iver Chaparro, del batallón de tanques en la ciudadela militar de Caracas; Henry Medina, del batallón de apoyo logístico en la frontera suroeste con Colombia; Deivis Marrero y Victoriano Soto, comandantes de batallones en el centro-norte del país.


En ese mismo mes fue detenido el general de tres estrellas (r) retirado Miguel Rodríguez Torres, acusado de conspirar contra el Gobierno (1).


En mayo de 2018, dos meses después de lo relacionado, todo parece indicar que, como parte de una operación clandestina para impedir la concreción de las elecciones legislativas efectuadas de manera anticipada el 20 de mayo –comicios no reconocidos por una parte importante de los países miembros de las Naciones Unidas–, fue frustrado un golpe militar con la detención secreta de “[…] varias decenas de oficiales acusados de preparar un golpe ese mes” (2).


Son aquellas unas maniobras conspirativas y movimientos de fuerzas sincronizadas con toda una operación de sabotaje y bloqueo económico, dirigidas desde el gobierno de los Estados Unidos, que aprobó en agosto de 2017 un conjunto de sanciones económicas con las cuales torpedea “[…] la línea de flotación financiera de un país que consigue con la exportación de petróleo 96 de cada 100 dólares en divisas y que, debido a la necesidad de importar alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad, tiene una gran dependencia del sector exterior” (3).


Como se puede deducir de lo decidido por Washington, se trata de una operación tenaza diseñada para producir descontento interno, así como ingobernabilidad, piso necesario para una triunfante conspiración militar. Lo primero funcionó, tras el recrudecimiento del desabastecimiento de alimentos que ya padecían los sectores populares que allí habitan, hecho intrínsecamente ligado a la crisis económica que desde hace años, y con indicadores cada vez más dantescos, lleva al país a la deriva. Como consecuencia de ello, llegó la multiplicación de la emigración de miles de sus pobladores populares (4), lo que tensionó las relaciones con varios países suramericanos, los mismos que denuncian una crisis humanitaria y, por tanto, la necesidad de la intervención de las Naciones Unidas para remediarla.


El gobierno venezolano se niega a reconocer tal crisis, seguramente temiendo lo sucedido con países como Haití y similares, pero también argumentando que vecinos suyos como Colombia viven desde décadas atrás una constante sangría de sus connacionales, sin que por tal circunstancia aquellos se hagan merecedores de intervención alguna por parte de organismos multilaterales.


Se trata entonces de presiones que ahora ganan mayor ribete pero que vienen desde hace meses, e incluso años, hoy por boca de Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien una y otra vez demanda sanciones contra el gobierno que califica de dictadura, y quien el pasado 15 de septiembre aseguró que “en cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción” (5), declaración ante la cual el llamado Grupo de Lima deslindó posiciones al rechazar cualquier acción o declaración que conlleve una intervención militar contra Venezuela, acuerdo que no fue firmado por Colombia.


A tono con lo afirmado por Almagro, y como si se tratara de una polifonía ensayada sobre las tablas de la geopolítica global, con una agenda destinada a legitimar no sólo el aislamiento del gobierno venezolano sino igualmente su derrocamiento a través de una operación militar, diversos voceros de sus pares latinoamericanos desnudaron sus intereses y alzaron la voz, sincronizada también con informaciones filtradas que ahora confirman que, en 2017, Trump presionó para “[…] llevar adelante una intervención militar en Venezuela” (6).


Para la muestra un botón. Haciendo eco de lo expresado por el secretario general de la OEA, el embajador de Colombia ante los Estados Unidos, Francisco Santos, enfatizó: “Se han oído voces sobre operaciones militares unilaterales. Creemos que debe darse una respuesta colectiva a la crisis (en Venezuela), pero también creemos, déjenme ser muy claro, que todas las opciones deben considerarse. Y que el régimen de Maduro debe ser presionado política, económica y estratégicamente en todos los niveles”, agregando que “es muy tarde y ‘muy inocente’ pensar que la solución ocurrirá sin un cambio de régimen” (7).


Tales declaraciones dejan al desnudo las reales contradicciones que han tomado cuerpo en nuestro continente entre los poderes realmente existentes, los cuales, como es el caso del que domina en Colombia, a la par que secundan al gobierno de Estados Unidos en su agenda regional, intentan recuperar el mercado perdido con su vecino, el mismo que llegó a representarle más de seis mil millones de dólares-año. Son declaraciones, estas y otras, que parecen no reparar en el significado y la consecuencia de una operación militar sobre este país, la misma que, sin duda alguna, estallaría en todo nuestro subcontinente, y más allá, como un polvorín.

Aunque el ejército venezolano no es tan numeroso y potente en su arsenal, además de diestro, como, por ejemplo, el de Colombia, o tan fuerte como para aguantar una operación en contra suya de múltiples ejércitos, no se debe olvidar que, como país andino, cuenta con selvas y bosques tropicales donde puede replegarse una fuerza armada, dando paso a una guerra de guerrillas y con ello a una confrontación militar que se extendería allende sus fronteras, sin olvidar que este país, además de andino, es caribeño, por lo cual limita con Colombia y también con Guayana y Brasil, e incluso tiene límites marítimos con Estados Unidos, República Dominicana, Francia, los Países Bajos y Trinidad y Tobago.


Es decir, de darse lo que de manera irresponsable desean unos y otros voceros de los poderes tradicionales, estaríamos ante una confrontación que iría más allá de lo padecido por Siria y en la cual también entrarían a terciar, de manera directa e indirecta, países como Cuba, Nicaragua y Bolivia, en este caso a favor del gobierno de Maduro, pero también Rusia y China (que aprobó recientemente un importante empréstito al país suramericano), además de enviar uno de sus barcos militares en misión médica, sin duda un suceso de alta significación geopolítica en la disputa global que ya vive con Estados Unidos, que empieza a ver aruñado su siempre referido y por más de un siglo dominado “patio trasero”. Indiscutiblemente, algo similar, aunque sin el peligro de desestabilización que representó la crisis de los cohetes en la década de los años 60 del siglo XX, y como parte de la Guerra Fría, escenificada entre Estados Unidos y la hoy extinta Unión Soviética.

De darse esta intervención militar, dispararía la migración de los nacionales de aquel país por toda la región, permitiéndonos comprobar que lo que hasta ahora estamos viviendo es apenas una mínima expresión del desastre humanitario que propician todas las guerras, más aún cuando entra en los parámetros de las de última generación, es decir, con “operaciones quirúrgicas” producto de la selección y bombardeo de blancos desde el aire o desde posiciones en altamar, muchas de ellas con “daños colaterales”, como dicen los voceros militares, es decir, con el asesinato de cientos de civiles. La hambruna y la devastación de la deteriorada infraestructura petrolera del hermano país también entrarían en escena, y con ello el colapso ambiental sobre ríos como el Orinoco y el mar Caribe. Una guerra civil también pudiera ser estimulada, con consecuencias indeseables.


Nada de esto debe suceder. Esta es la obligación que recae sobre la sociedad civil de todos nuestros países, que deben exigir a sus respectivos gobiernos que acaten el Derecho Internacional y, por ello, no olviden que el respeto a la soberanía de cada Estado-nación es baluarte de los tratados que regulan las relaciones internacionales, y, por ello mismo, recordar que, más allá de las afinidades o diferencias que se tengan con uno u otro, es a su pueblo a quien le compete resolver sus contradicciones y dar cuenta de sus gobernantes o afincarles en el poder.


No se debe olvidar, en todo caso, que en el particular que nos ocupa, por lo menos desde 2002, con el golpe de Estado sufrido por Hugo Chávez, los poderes regionales y otros, situados más allá de estos territorios, como España, no han ocultado su desavenencia con un proyecto político que en el discurso proyecta ir más allá de lo establecido y de los poderes tradicionales, aunque con resultados contrarios a la raíz histórica de lo enunciado una y otra vez. Y la sustancia real de la contradicción es que sus intereses económicos en el país vecino están comprometidos.


Son tiempos de alta tensión los que vivimos en nuestra subregión, y el destino de toda ella pende de lo que estén urdiendo en las cancillerías y las salas de operaciones de las Fuerzas Armadas, así como de la voluntad soberana de los pueblos de todos nuestros países.

 

1. Este general fue jefe de la policía política (Sebin) durante el gobierno de Chávez, ministro del Interior en el primer año de Maduro (2013) y, tras su retiro, dirigía una pequeña formación política opositora llamada Movimiento Desafío de Todos.
2. Márquez Humberto, “Espadas sobre la cabeza de Maduro”,
https://www.desdeabajo.info/buscar.html?searchword=humberto%20marquez&searchphrase=all.
3. Daniel García Marco, Qué significan para la golpeada economía de Venezuela las sanciones financieras de Estados Unidos. BBC Mundo, 25 de agosto 2017.
4. “La OIM registraba el 27 de febrero de 2018 600.000 emigrantes venezolanos que llegaron a Colombia y 1.642.442 repartidos en todo el mundo, incluso Estados nidos y la Unión Europea. (https://www.eltiempo.com/datos/cuantos-venezolanos-estan-saliendo-de-su-pais-y-a-donde-se-dirigen-189354). Al 15 de agosto de 2018 registra 2.328.442 emigrantes venezolanos repartidos en todo el mundo –un aumento de unos 700.000 en medio año. Una parte de ellos son colombianos que retornaban a su país
(http://robuenosaires.iom.int/sites/default/files/Informes/RAP-External-SitRep-No.5.pdf)./ La Oficina de Migraciones de Colombia registra el primero de septiembre de 2018 935.614 inmigrantes sin diferenciar su nacionalidad, en que más de 250.000 son inmigrantes colombianos que vuelven de Venezuela (https://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/hay-935-000-venezolanos-en-colombia-segun-migracion-colombia-263096)./ La ACNUR-ONU registra en diciembre de 2017: 502.834 migrantes venezolanos (repartidos en varios países), 191.622 migrantes colombianos nuevos (en varios países), de los cuales 100.000 llegaron a Venezuela (http://www.acnur.org/5b2956a04.pdf#zoom=95)./ Colombia produjo en 2016 el mayor número de refugiados en la región debido a la guerra interna; la mayoría de ellos vive en Venezuela y Ecuador. ”Fuente: Informe de la OIM de 2018 (a partir de cifras de 2016): (página 78, 
Venezuela integró a los inmigrantes en su sistema social sin pedir ayuda, lo mismo Ecuador. ¿Alguna vez se oyó hablar de una reunión de urgencia de la OEA al respecto? (http://robuenosaires.iom.int/sites/default/files/Documentos%20PDFs/Informe_Tendencias_Migratorias_Am%C3%A9rica_del_Sur_N1_SP.pdf)./ A la vez, Venezuela recibió en 2017 unos 100.000 nuevos inmigrantes colombianos, que siguen huyendo de conflictos armados aún presentes en las regiones fronterizas de su país ( https://publications.iom.int/system/files/pdf/wmr_2018_en.pdf)./ Kuehnle, Gabriele, “Crisis migratoria y los colombiano-venezolanos, según cifras oficiales”, www.rebelión.org.
5. “Jefe de la OEA dice que no se debe descartar una intervención militar contra Maduro”, https://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/.
6. Josefina Blanco, panampost.com, julio 4/2018.
7. https://cnnespanol.cnn.

Publicado enColombia
Sábado, 26 Enero 2019 06:30

Perros sí, negros no

Perros sí, negros no

El hombre de barba anglosajona (candado) sostiene su perro con un brazo mientras señala con un dedo a alguien que pasa. “No, no es odio”, dice, agitado. “Tengo todo el derecho del mundo a pensar que mi raza es superior. Está probado que la raza blanca es más inteligente que la negra. No es odio, no. Quienes no nos permiten expresarnos son quienes sufren de odio. No nosotros”.

Aparte de ser una moda, esa de acusar a los demás de lo que uno mismo sufre (según Trump, no hay en el mundo alguien menos racista y menos misógino que él), este argumento se ha vuelto muy popular en el club de la OTAN: no son los racistas los que odian. Ni siquiera son racistas.


El argumento tiene, sin embargo, algunos problemas.


Primero, aun asumiendo que los blancos son más inteligentes que los negros (luego discutimos cuándo los asiáticos van a expulsar a todos los blancos y por qué los negros han mejorado tanto en sus test de inteligencia en los últimos cuarenta años si, en su raíz, se trata de un problema biológico), eso no garantiza que los racistas no sean la excepción de su raza.


Segundo, podemos asumir que los supremacistas blancos se consideran intelectualmente superiores a los perros. Sin embargo, no por eso los echan de sus casas a patadas. Por el contrario, al menos aquí en Estados Unidos, la gente duerme con sus perros y no pocos los besan en la boca después que el perrito le lamió el pene al perro del vecino.


Pero cuando se discursa contra los negros o se acosa a los inmigrantes de piel oscura (del medio millón de ilegales europeos y australianos, ni una palabra), no se trata de odio sino, simplemente de un reconocimiento objetivo de que la raza blanca es superior. Eso, eso “no es odio”. (La nueva moda de los genios aburridos será: “Sí, es odio, ¿y qué?”)


Los partidarios de construir sociedades amuralladas consideran que esa es la mejor forma de evitar conflictos y de salvar la pureza de sus culturas y de sus identidades. Esta superstición esencialista, muy popular, ignora la fuerza de la historia que todo lo cambia. Basta que una sociedad expulse a todos los “diferentes” para que, dentro de sus orgullosas murallas, físicas y mentales, como en Calataid, comiencen a surgir diferencias, sino de hecho al menos por la percepción de sus habitantes que siempre ven lo que tenemos los humanos de diferente y nunca lo que tenemos en común. Para darse cuenta de esto basta con mirar cualquier familia.


Este argumento no se sostiene más que por el ejercicio religioso aplicado en el lugar equivocado, en el mundo factual, es decir, la creencia de que algo es verdad porque uno cree en ello, y si algo parece ilógico e imposible, mejor aún, porque se necesita poseer una fe inquebrantable, verdadera, probada, salvadora, para ir contra todas las evidencias. El barco se hunde y los fieles del capitán dicen que está tomando impulso o que se prepara para convertirse en submarino.


Un mundo compuesto de sociedades amuralladas no tiene futuro. Es la mejor receta para el conflicto, las guerras y los holocaustos. Si uno se rodea de murallas porque no se entiende con otros pueblos, no es lógico pensar que por esa misma particularidad vamos a poder comunicarnos y entendernos mejor con el resto del mundo, un mundo que ha sido reducido a un pañuelo por la tecnología. Si en la Edad Media algunos reinos menores podían sobrevivir sin mayores contactos con el mundo exterior, si luego los burgos se amurallaron con relativo éxito para su defensa, eso ya no tiene sentido. Una nueva Edad Media es un proyecto imposible, impráctico y peligroso, por lo cual podemos prever que no se trata de un gran ciclo histórico sino de una reacción a una tendencia opuesta y mayor, como lo es la aceptación de la diversidad y el avance de la igualdad a pesar del poder de las elites que siempre se las ingenian para contrarrestar sus pérdidas.


El persistente intento de presentar al nacionalismo como la base de un entendimiento universal es una broma de mal gusto. No es un elemento capaz de unir, ni como utopía ni como realidad, a una sociedad global que debe enfrentar verdaderos peligros a su propia existencia, como lo es la catástrofe ecológica en curso, la amenaza nuclear, o la ultrasegregación económica, donde 49 individuos, que no han aportado absolutamente nada a la historia de la humanidad, se llevan la mitad de toda la riqueza de la población mundial.


Está de más decir que esta idea (de que los promotores de las sociedades amuralladas solo defienden sus derechos a vivir según sus propios valores) es altamente hipócrita. Esa ola nacida en el mundo que colonizó el mundo en los últimos siglos, primero con colonias esclavistas y luego con la fuerza del dinero y los cañones, nunca pensó en el “derecho de cada cultura a vivir según sus propios principios”. Por siglos, a todas las culturas que eran diferentes se las consideró inferiores y se les impuso “nuestros principios”, aparte de explotarlos y masacrarlos por millones y millones.


Ahora que unos habitantes de esas excolonias, en un número insignificante en comparación, comienzan a migrar por desesperación al centro económico del mundo, se los criminaliza, se los expulsa y se levantan murallas para mantener al “invasor” lo más lejos posible.


Así que, el repetido argumento de que no se trata de odio sino de defender “lo nuestro”, se parece del todo a los racistas que aman a sus perros, pero no pueden vivir con vecinos negros porque son inferiores.


Para que no se sientan mal están las leyes justas que siempre se cambian cuando dejan de convenir al poder. Actualmente, la ley de Lotería de Visas para la Diversidad de Estados Unidos que beneficia a pocos pero demasiados no blancos, es atacada por el mismo Partido del Muro. Personalmente estoy de acuerdo que es una ley sin mucho sentido, pero observemos que fue inventada a finales de los 80 para beneficiar a los inmigrantes irlandeses, por entonces asimilados a la idea de “raza blanca”.


Claro, los irlandeses no siempre fueron blancos. Durante varias décadas del siglo XIX, fueron el mayor grupo de inmigrantes a Estados Unidos y, porque no eran el tipo de blanco esperado y sus pelos eran de un color horroroso, imperfecto, se los discriminó de formas violentas. Los indios, los mexicanos y los negros ni siquiera contaban como candidatos a ciudadanos (la ley definía ciudadanía en base al color de piel) y en la mayoría de los casos ni siquiera contaban como seres humanos. No era raro leer carteles que aclaraban el derecho de admisión en restaurantes: “Ni perros ni irlandeses”. Hoy el cartel diría: “Perros si, mexicanos no”.


El lado positivo es que no se trata de una mayoría, por suerte, aunque sí de una minoría con un poder político desproporcionado, por desgracia y por las razones que podemos discutir en otro artículo. Una minoría con un poder desproporcionado, como la de todo gran poder.


Jorge Majfud: Escritor uruguayo-estadounidense. Profesor en Jacksonville University.

Publicado enSociedad
El asesinato de Rosa Luxemburgo (para voces)

“El 15 de enero de 1919 –del cual acaba de conmemorarse el centenario– [en Berlín] en medio de la Revolución Alemana, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht –líderes espartaquistas– quedan arrestados por órdenes de Friedrich Ebert, el líder del partido socialdemócrata, el SPD. Son llevados al lujoso Hotel Eden, convertido en cuartel general de una unidad élite de los Freikorps (GSKD) –cuerpos paramilitares protonazis, embriones de la SA– comandada por el capitán Waldemar Pabst (...). Después de golpear y llevarse a Liebknecht que acabaría fusilado en el parque cercano de Tiergarten, los soldados golpean a Rosa y la fuerzan hacia la salida. El soldado Otto Runge le pega violentamente con la culta del fusil en el cráneo (...) en el piso recibe otro golpe de Runge y sangrando de nariz y boca queda arrastrada al carro (...) A las alturas de Nürnberger Straße, a unos 40 metros de la entrada al hotel [el teniente Hermann Souchon] le dispara un tiro a quemarropa. Rosa Luxemburgo muere instantáneamente (...)” (Klaus Gietinger, The murder of Rosa Luxemburg, Verso 2019, p. 15).


• Luxemburgo que ya estaba en muy mal estado, fue golpeada por Runge de la misma manera [que Liebknecht], llevada inconsciente y asesinada. Su cuerpo fue atado con piedras y arrojado al canal [Landwehrkanal] para volver a aparecer sólo meses después. Esta operación [de deshacerse del cuerpo] fue a cargo del teniente [Kurt] Vogel(Pierre Broué, The german revolution 1917-1923, Brill 2015, p. 257).


• “Cuando los Freikorps vinieron a arrestarla, Rosa estaba leyendo el Fausto de Goethe: ‘Pensaba que [sólo] la iban a encarcelar [otra vez], no tenía idea de la que la iban a asesinar y metió unos libros en el bolso, para llevárselos consigo...’” (bit.ly/2RrApUi).


• “Luxemburgo y Liebknecht eran la amenaza al capitalismo y por eso fueron asesinados. No porque eran la ‘amenaza a la democracia’ (sic) o algo... –añade Gietinger en otro lado– y no es por eso que los mandara a asesinar el capitán Pabst. Lo hizo –siguiendo las órdenes del gobierno socialdemócrata (vide: el pacto ‘Ebert-Groener’)– porque ellos amenazaban al sistema al que él servía, el del imperialismo pruso-germano, de la guerra, de la dominación mundial y uno que la dirigencia de la SPD apoyaba con fervor desde 1914” (bit.ly/2T7u1ya).


• [Rosa] era y acabó siendo una judía polaca en un país que no le agradaba nada [Alemania] y en un partido [SPD] que pronto llegó a odiar (Hannah Arendt, Rosa Luxemburg, 1870-1919, en: Men in dark times, 1968, p. 44).


• “El 31 de octubre de 1918, Ebert –ungido ante el colapso del viejo orden en una jugada astuta de las élites en el canciller– les decía a los representantes del gobierno imperial: ‘Me da pavor imaginarme el momento en que las masas bajo la influencia de los ‘independientes’ –los espartaquistas/comunistas– demanden la implementación de nuestro [propio] programa (¡sic!) –el Programa de Erfurt (1891)– y/o la república” (bit.ly/2RD1GmN).


• “‘Las masas –dice Rosa en el Congreso de fundación del KPD, en diciembre de 1918– aprenden a ejercer el poder ejerciéndolo. No hay otra manera (...) Su educación se realiza cuando pasan a la acción [zur Tat greifen]’. Rosa Luxemburgo se refiere aquí –recuerda Michael Löwy– a una famosa cita de Goethe: ‘Am Anfang war die Tat!’ [¡Al comienzo no era el Verbo, sino la Acción!] (...) Unos días más tarde, sería asesinada por los Freikorps movilizados por el gobierno socialdemócrata bajo la batuta del ministro Gustav Noske y en contra del levantamiento obrero [de masas] en Berlín” (bit.ly/2UifQqt).


• “El liderazgo ha fallado. Aun así el liderazgo puede y debe ser recreado por las masas y desde las masas. Las masas son el elemento decisivo –subrayaba Rosa en su último artículo escrito poco después de la sofocación de la insurrección berlinesa y el día anterior de su propio arresto–, una roca sobre la que se construirá la victoria final de la revolución. Las masas estuvieron a la altura; ellas han convertido esta ‘derrota’ en una de las derrotas históricas que serán el orgullo y la fuerza del socialismo internacional” (Rosa Luxemburgo, “ Die Ordnung herrscht in Berlin”, en: Die Rote Fahne, No. 14, 14/1/1919).


• “‘¡El orden reina en Berlín!’ –escribía Rosa en una alusión a las cínicas y ‘clásicas’ palabras: “ L'ordre règne à Varsovie!”, pronunciadas por un canciller francés tras la sangrienta sofocación de la insurrección nacional polaca por las tropas tsaristas en 1831– ¡Estúpidos secuaces! Su ‘orden’ está construido sobre la arena. Mañana la revolución se levantará vibrante y anunciará con su fanfarria, para el terror de ustedes: ‘¡Yo fui, yo soy, y yo seré!” ( Ibídem).


• “Enfrente del capitán Pabst, en cuya oficina estaba sentada, Rosa se puso a arreglar el dobladillo de su vestido que se rompió durante el traslado y –convencida aún de que pronto la iban a trasladar a la prisión de Moabit– leyó tranquilamente unas páginas de Goethe y su Fausto (...)” (Gietinger, “ The murder...”, p. 14).


• “Con su asesinato –escribió famosamente Isaac Deutscher, otro destacado marxista polaco-judío, el biógrafo de Trotsky– la Alemania de los Hohenzollern festejó su último triunfo y la Alemania nazi su primero” (bit.ly/2HfQqUX).

Por MACIEK WISNIEWSKI
Periodista polaco
Twitter: @MaciekWizz

Publicado enInternacional
Jueves, 24 Enero 2019 06:36

El machismo en el ocaso del padre

El machismo en el ocaso del padre

El machismo presente en la violencia contra el sexo femenino es signo de la decadencia patriarcal ya que se apela a la fuerza cuando no hay autoridad, plantea la autora, que explica y resalta la importancia de diferenciar ambos términos. “Hay machismo cuando no hay padre”, concluye.

La violencia contra las mujeres está lamentablemente a la hora del día y, si bien ella no es nueva, cabe ubicarla bajo la perspectiva de ciertos ángulos de nuestra contemporaneidad. Históricamente en la Argentina las cifras oficiales a nivel nacional sobre violencia contra las mujeres fueron escasas. Los únicos registros al alcance consistieron en aquellos provistos por organizaciones de la sociedad civil, que recolectaban datos de noticias policiales en medios. Pero desde hace pocos años es posible saber –oficialmente– que una mujer muere por día víctima de femicidio en algún punto del país. Se dirá que la violencia contra las mujeres ha existido siempre y que la dominación sobre ellas es una constante en el marco del sistema patriarcal, pero la particularidad de la violencia actual estaría dada por el ocaso de ese régimen y –según nuestra idea– es ese ocaso el que da forma a la brutalidad con la que emerge. Detengámonos en la palabra “ocaso” para precisar que no es el equivalente a “desaparición” sino afín a declinación en la que algo pervive pero ya no reviste el valor de antaño.

Conviene también diferenciar patriarcado de machismo, términos que se confunden en los estudios dedicados a esta problemática y que urge distinguirlos tal como lo haremos en este libro. En principio la palabra “patriarcal” alude a “padre” mientras que el vocablo “machismo” alude a “macho”, es decir que no son equivalentes. Si el padre tiene un estatuto simbólico que sobrepasa la reproducción: padre de una idea, de una Nación, de un movimiento, de una doctrina etc., macho solo remite a un animal de sexo masculino o a un hombre en el que se destacan las cualidades tradicionalmente consideradas masculinas como la fuerza, la virilidad o el vigor. Podemos adelantar que el machismo presente en la violencia contra el sexo femenino es signo de la decadencia patriarcal ya que se apela a la fuerza cuando no hay autoridad. Conviene diferenciar ambos términos y recordar que justamente Lacan consideró a la exaltación viril como... femenina1. No cabe entender esta afirmación bajo la forma de una desvalorización de la mujer sino que Lacan quiso indicar que es de “poco hombre” tal mostración.


Tal exaltación se muestra bajo el ejercicio de la violencia y aquí los ejemplos abundan desde esos jóvenes entrenados en boxeo que exhiben las marcas de su “coraje viril” cometiendo asesinatos, las barras bravas que alardean agresividad y aguante como signos de atributos de macho, la cruda vigencia de las guerras pautadas por los hombres y sus códigos hasta los negocios encarados con estrategias bélicas y los autos conducidos cual balas fálicas etc. Podríamos agregar la violencia contra el sexo femenino y toda aquella que se ejerce como demostración de “poder”. Es que incluso, sin circunscribirnos a la violencia callejera sin precedentes o a la que brota de la más brutal segregación, la violencia también está presente en el mundo de la economía y de los negocios. Obsérvese que sus héroes son impiadosos, depredadores tal como lo expresa la película En buena compañía, de Paul Weitz, en la que un joven ejecutivo, para conseguir el cargo al que aspira, promete a su jefe: “Iré por ese mercado y lo conquistaré sin tomar prisioneros, eliminaré a todos los enemigos”.


¿Cómo se concilian tales observaciones con la mentada caída de la virilidad, anunciada por los discursos contemporáneos? Al respecto, cabe señalar que no fue sólo el psicoanálisis el que señalo tal descenso, sino que además de la sociología, fue la filosofía la que por boca hegeliana preanunció la progresiva desvirilización del mundo.


Cuando Kojève2 lee el libro de Francoise Sagan Bonjour tristesse afirma que en las playas de la Costa Azul descriptas por la joven escritora se pasean los varones del nuevo mundo, el de la posguerra. Hombres que tienen la molesta tendencia de ofrecerse a la mirada, desnudos, pero obligatoriamente musculosos. Las referencias al “mundo nuevo” con el tropel vanguardista de este perfil de “machos”, no dejan de tener resonancias hegelianas, incluso el título del artículo se llama: “Sagan: el último mundo nuevo”. Parece pues aludir al mundo que nace en los albores del fin de la historia preconizada por Hegel, por Kojève como su discípulo y más recientemente por Fukuyama. Este autor japonés ha sido muy controvertido, a veces se lo critica por desconocerlo, suponiendo que había creído en una culminación apocalíptica del devenir. Otras, se lo acusa de conservador por vaticinar el fin de las ideologías, es decir la universalización de la democracia liberal como forma final de gobierno humano3.


En su lectura del caso Juanito, Lacan4 se apoya en el texto de Kojève para referirse a la futura virilidad de ese niño, augurándole un lugar pasivo en sus lazos heterosexuales. Pero más allá del caso en cuestión, Lacan, en correspondencia con el filósofo, acentúa el tema de la desvirilización epocal. Miller5 afirma que la idea del declive viril, incluso su desaparición del mundo contemporáneo, no es pensable sin el declive del padre. ¿Van entonces al unísono padre y virilidad, al punto donde la caída de uno se identifique con la caída del otro?


Freud6 considera que el niño deja el complejo de Edipo a partir de la amenaza de castración proveniente del padre, o de un sustituto capaz de portar esa autoridad para la madre. El infante es presa de una elección forzada: debe elegir entre el enlace libidinal con la madre y el interés narcisista por conservar su pene, por la amenaza de castración vence este último poder. En una suerte de disyunción entre la bolsa y la vida, el pequeño aprende que optar por la bolsa que representa el incesto implica perder la vida, cabe recordar que Lacan habla del falo real en términos de turgencia vital.


El pene entonces está excluido en el circuito sexual edípico, elegir a la madre es elegir esa omisión, mientras que si se opta por la prevalencia del pene, ello implica mantener esa parte renunciando al todo. La masculinidad está pues necesariamente marcada por el padre, bajo la forma de esa amenaza que no es otra que la de la instauración de la disyunción lógica, en la que algo se perderá inevitablemente.


Freud y Schopenhauer


Dijimos que la virilidad se afirma como consecuencia de una delimitación operada por el padre, pero también debemos agregar que el triunfo del pene sobre el incesto lleva también el sesgo de algo que trasciende al pene mismo, en el que se prefigura la paternidad futura del ahora niño. Es que el pene, para Freud, debe su investidura narcisista extraordinariamente alta a su significación orgánica para la supervivencia de la especie, entonces: “se puede concebir la catástrofe del complejo de Edipo –el extrañamiento del incesto, la institución de la conciencia moral y de la moral misma– como un triunfo de la generación sobre el individuo”7. Imposible no retrotraernos a la influencia de Schopenhauer en Freud, este filósofo extrema de tal manera el valor del genio de la especie sobre el individuo, que considera que el amor mismo es una argucia de la que ese espíritu se vale para encaminarlo a sus fines reproductivos8.


Y si nos remitimos al creador del psicoanálisis, notaremos que el énfasis puesto en la procreación indica la acentuación de un interés narcisista que paradójicamente excede al yo mismo, al servicio, entonces, de un orden que lo traspasa. Se trata aquí de una virilidad que lleva la impronta de lo que la rebasa, y que en una suerte de trascendencia inmanente conjuga dos polos en general inconciliables: el individuo y la especie.


“El individuo lleva realmente una existencia doble, en cuanto fin para sí mismo y eslabón dentro de una cadena de la cual es tributario contra su voluntad o, al menos, sin que medie esta. El tiene a la sexualidad por uno de sus propósitos, mientras que otra consideración lo muestra como mero apéndice de su plasma germinal, a cuya disposición pone sus fuerzas a cambio de un premio de placer; es el portador mortal de una sustancia –quizás inmortal, como un mayorazgo no es sino el derechohabiente temporario de una institución que lo sobrevive. La separación de las pulsiones sexuales respecto de las yoicas no haría sino reflejar esta doble función del individuo”9.


Lo masculino aúna esa dualidad, portando la semilla de “una institución que lo sobrevive”. ¿Más allá de la fecundación de un hijo, no se llama acaso “gran hombre” al que ha sido padre? Padre de la patria, padre de una doctrina, padre de un movimiento, padre de una fórmula, padre, en fin, de una idea.


Los significantes no tienen el mismo valor, ya en los comienzo de su enseñanza Lacan delimitó la importancia del decir fundante y luego en “Subversión del sujeto...”10 expresó a manera de adagio: “Lo dicho primero decreta, legisla, aforiza, es oráculo, confiere al otro real su oscura autoridad.”


Ese dicho se recorta de los otros, tomando necesaria relevancia, separándose así del conjunto, trazando lo real del padre en el sitial donde se yergue lo enigmático de su poder. Si esa autoridad conferida tiene algo de oscuro es porque nunca podrá ser asimilada al registro transitivo de lo fraterno, si luego del asesinato y el acto canibalístico el padre sigue existiendo en la figura del tótem, es porque de él queda un resto imposible de incorporar por la fratria. Si en las fórmulas de la sexuación Lacan consideró al mito de Tótem y tabú y no tanto al mito edípico, es porque se trata de un mito que al mostrar el fracaso del crimen perfecto, ilustra en esa falla la real extimidad del padre. En el Seminario 2011 con las fórmulas de la sexuación, el padre real halla su localización específica a nivel de la excepción que posibilita la constitución del todo.


El padre, negador de la esencia fálica


El hombre en tanto todo se inscribe mediante la función fálica gracias a un límite en la existencia de una x que niega la función, y ello no es otra cosa que la función paterna. La castración, como operación real, se ubica en torno a ese “algo que dice no a la función fálica” comportando para el hombre la “posibilidad de que goce del cuerpo de la mujer, en otras palabras, de que haga el amor”12.


El padre, entonces, instaura un universo masculino que no se cierra en sí mismo, ya que la existencia de la excepción, que niega la esencia fálica, abre en ese universo la apertura hacia una mujer. Tanto Freud como Lacan pensaron la posición masculina en términos de una cesión, por ello en el saber popular “caballero” es quien cede un lugar a una mujer. Si nos remitimos al texto “Introducción del narcisismo”, comprenderemos que Lacan formalizó aquello que Freud afirma cuando sitúa que el pleno amor de objeto según el tipo de apuntalamiento es característico del hombre: “Exhibe esa llamativa sobrestimación sexual que sin duda proviene del narcisismo originario del niño y, así, corresponde a la transferencia de ese narcisismo sobre el objeto sexual”.


El “empobrecimiento libidinal del yo en beneficio del objeto” supone en Freud la operación paterna que, al conmover el narcisismo originario, da lugar a que el mismo se desplace al objeto. Nótese la correspondencia: lo que en Freud es pérdida del narcisismo, en Lacan es negación de la esencia fálica.


La declinación paterna puede entonces pensarse como desaparición de la excepción, en un mundo en el que se suprimen las diferencias y se borran las singularidades. ¿Cuál es su consecuencia a nivel de la masculinidad? Si no hay universo masculino sin un padre que, al constituirse como excepción, lo afirme al negarlo como conjunto cerrado, ¿podemos pensar una virilidad sin padre? Ella adoptaría distintas formas en las que leeríamos las consecuencias de la ausencia del “al menos uno que dice que no”. Podríamos localizar sus efectos en esa “virilidad” de la que habla Kojève, la del cuerpo que se muestra cual oropel en el exhibicionismo “macho”, el hombre que no porta emblemas de un ideal que lo trasciende, sino que gusta ofrecerse como objeto en la pasarela de las vanidades musculosas, o que quiere mostrar su poder en el ejercicio de la violencia. Notamos aquí la ineficacia de un padre para negar la esencia fálica, se infiere pues que hay machismo cuando no hay padre.


* Psicoanalista, miembro de la Escuela de Orientación Lacaniana y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.


1 Ello no equivale a una feminización del mundo sino a una, si cabe la palabra “falicización” que si toca en todo caso a lo femenino es en tanto ellas son expertas en su mascarada pero la esencia no deja de ser fálica. Esta precisión se aclara teniendo en cuenta la siguiente afirmación de Lacan: “El hecho de que la femineidad encuentre su refugio en esa máscara por el hecho de la Verdrängung inherente a la marca fálica del deseo, acarrea la curiosa consecuencia de hacer que en el ser humano la ostentación viril misma parezca femenina”. “La significación del falo”. Escritos 2, Bs. As. Siglo veintiuno editores, trad. Tomás Segovia,1987,p.675.
2 Kojève, A.F; “Sagan: El último mundo nuevo”. Descartes. n° 14, 1996.
3 No creo que este planteo se aleje demasiado del de Lacan cuando dijo “Nuestro porvenir de mercados comunes será balanceado por la extensión cada vez más dura de los procesos de segregación”, “Proposición del 9 de octubre”, Momentos cruciales de la experiencia analítica, Bs. As., Manantial, 1987, p. 22. Con esto Lacan sigue a Kojève como también lo hace el propio Fukuyama ya que en ambos, la lectura de Hegel proviene de esta influencia.
4 Lacan, J; “La relación de objeto”, Libro IV, El Seminario, Bs. As, Paidós, 1988, pp. 418-420.
5 Freud, S; “Algunas consecuencias psíquicas de la diferencia sexual anatómica”, op.cit, T XIX, Bs. As.; 1976, p. 275.
6 Freud, S., “El sepultamiento del complejo de Edipo”, Obras Completas, T XIV, trad. José Etcheverry, Bs. As., Amorrortu, 1990, p. 76.
7 Freud, S; “Algunas consecuencias psíquicas de la diferencia sexual anatómica”, op.cit, T XIX, Bs. As.; 1976, p. 275.
8 Schopenhauer, A., El amor, las mujeres y la muerte, trad. Miguel Urquiola, Biblioteca Edaf, Bs. As., 2003, p. 81.
9 Freud, S.; “Introducción al narcisismo”, op.cit.; T XIV, p. 76.
10 Lacan; J; “Subversión del sujeto y dialéctica del deseo”, Escritos II , trad. Tomás Segovia, Siglo veintiuno editores, Argentina, 1985, p. 787.
11 Lacan. J., “Aún”, El Seminario, Libro 20 , trad. Diana Rabinovich, Demont-Mauri y Julieta Sucre, Ed. Paidós, Bs. As ,1981, p. 95-8.
12 Ibíd., p. 88.

Publicado enSociedad
Madrugada de balas en una Venezuela bajo asedio

El asalto a un puesto policial fue neutralizado; los implicados, detenidos; y las armas, recuperadas. Existe un hilo de conspiraciones golpistas dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que ha sido desactivado en los últimos años.

 

 

La madrugada de ayer un grupo de 40 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, cuerpo perteneciente a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), intentó tomar un puesto de comando policial, un destacamento, y robar las armas. La acción, realizada en Caracas, fue neutralizada por la Fanb, 27 de los implicados detenidos, y las armas recuperadas.


Lo ocurrido no sorprendió, era esperable. Se ha ingresado en un nuevo escenario desde que Nicolás Maduro asumió su segundo mandato presidencial el 10 de enero, y la Asamblea Nacional (AN), en manos de la derecha, anunció que lo declaraba como usurpador y se auto-abrogaba un poder presidencial reconocido por los Estados Unidos (EE.UU.), el Grupo de Lima –a excepción de México– Canadá y Ecuador –país donde se ha desencadenado una persecución contra migrantes venezolanos.


Ese nuevo escenario tiene elementos de lo ya conocido, así como características particulares. Lo ya conocido: es la tercera vez desde el 2016 que la AN declara el no reconocimiento de la envestidura presidencial, llama a movilizaciones para sacar por la fuerza al gobierno electo, y no es la primera vez que se dan acciones militares de esta naturaleza: existe un hilo de conspiraciones golpistas dentro de la Fanb que han sido desactivados en los últimos años.


Lo novedoso es el momento y las cartas que hay sobre la mesa. El momento es de la luz verde dada desde los EE.UU., la oficialización de un intento de gobierno paralelo e ilegal encarnado por la AN, un Tribunal Supremo de Justicia que opera desde Colombia y una Fiscal prófuga, reconocido legítimamente desde afuera, que podría intentar, como la ha sancionado en una ley, congelar/robar activos del Estado, llamar a una acción humanitaria, y que ya ha ofrecido una amnistía para militares y civiles que desarrollen el intento de Golpe de Estado.


El plan en marcha sobre esa base necesita sumar varios elementos. En primer lugar, la derecha, sin unidad pero direccionada desde fuera, requiere un nuevo liderazgo, papel que ha asumido Juan Guaidó, presidente de la AN. Se trata de un joven cuadro del partido Voluntad Popular, una de las principales fuerzas de oposición implicadas en la estrategia violenta del 2017.


En segundo lugar, necesita volver a movilizar a su base social, en crisis con su propia dirigencia desde agosto del 2017, cuando el chavismo logró la votación que puso en pie la Asamblea Nacional Constituyente. Para eso han estado llamando a los Cabildos Abiertos desde el 11 de enero, y anunciaron una movilización el 23 de enero para medir sus fuerzas y acelerar el cuadro.


En tercer lugar la derecha busca un elemento desencadenante, que seguramente tome la forma de una acción de alto impacto. En este punto se puede enmarcar la acción de la madrugada de ayer, presiones para quebrar a la Fanb, un posible hecho violento el 23 de enero, así como actos encabezados por sectores armados entrenados en Venezuela y Colombia. El intento de asesinato de Nicolás Maduro y la dirección de la Fanb en agosto del 2018 con dos drones es parte de esa trama.


En cuanto a lo internacional se encuentra el cerco construido en cada una de las fronteras venezolanas: Colombia, Brasil y Guayana Esequiba. El elemento más preocupante continúa del lado colombiano, desde donde se apoya la estrategia paramilitar, y se ha venido construyendo un discurso –en articulación con medios y políticos venezolanos– para afirmar que el gobierno de Maduro ampara grupos armados colombianos en Venezuela, y se han denunciado en los últimos meses supuestas incursiones militares venezolanas del lado colombiano.
Esas variables se encuentran en movimiento y tensión creciente. Ante eso se enfrenta el gobierno, y en términos más amplios el chavismo. La última vez que un escenario similar se presentó fue en el 2017. Se sabe, por análisis de funcionamiento de los ataques, que cada nuevo intento es más violento e incluye más variables que el anterior. Las estrategias tienen lógicas, claves, ritmos.


Los elementos de fortaleza del chavismo residen en la unidad que se ha logrado mantener, fortalecida ante un ataque como este, la capacidad de movilización, y la riqueza de su tejido social que abarca comunas, el Partido Socialista Unido de Venezuela, la Milicia Nacional Bolivariana, así como un gran sentido de pertenencia popular. La derecha apuesta a romper esa unidad.


Otra fortaleza del chavismo se encuentra en la articulación geopolítica que se ha construido en vista de un continente en su mayoría en mano de derechas revanchistas subordinadas a los EE.UU., y de un conflicto entre grandes potencias. El gobierno ha fortalecido vínculos con Rusia y China en particular, enmarcando a su vez la pelea por Venezuela en la gran pelea internacional. Eso ha significado apoyos diplomáticos, económicos y militares.


La principal fragilidad está en lo económico, por la acumulación de años de retroceso, la situación actual, y las perspectivas. Las causas pueden encontrarse en la combinación de bloqueo financiero cada vez más amplio, la toma de espacios claves por sectores corruptos –Maduro las nombró como “mafias de la corrupción”–, la caída de producción de petróleo articulada al bloqueo y la corrupción que a su vez crea nuevos negocios, la estructura interna de la economía venezolana, y la falta de claridad respecto a cómo resolver la situación.
Con estas variables nacionales e internacionales, políticas y económicas, resulta difícil pronosticar cuáles serán posibles desenlaces. El chavismo dará la pelea, con sus contradicciones, potencias y pasiones alegres. La decisión final de hasta dónde avanzar en el asalto dependerá del desarrollo de las variables, y de la decisión de quienes conducen los hilos, los discursos, y financian las acciones, es decir, los EE.UU.

Publicado enInternacional
ELN asume autoría del ataque a la Escuela General Santander

EL CAMINO ES LA SOLUCIÓN POLÍTICA DEL CONFLICTO

 

El Presidente no le dio la dimensión necesaria al gesto de paz que el Ejército de Liberación Nacional realizó para las fechas de navidad y fin de año, su respuesta fue realizar ataques militares en contra nuestra, en todo el territorio nacional. Pese a ello, cumplimos rigurosamente el cese unilateral de operaciones ofensivas entre el 23 de diciembre de 2018 y el 3 de enero de 2019.

Las Fuerzas Armadas gubernamentales aprovecharon este cese para avanzar las posiciones de sus tropas de operaciones, ganando ubicaciones favorables difíciles de conseguir sin el cese. También bombardeó un campamento nuestro el 25 de diciembre, lanzando más de 12 bombas de centenares de libras de explosivos cada una, afectando a una familia de campesinos que estaba cerca de dicho campamento.

La Escuela de Cadetes de la Policía Nacional, es una instalación militar; allá reciben instrucción y entrenamiento los oficiales que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente y dan trato de guerra a la protesta social.

Por tanto la operación realizada contra dichas instalaciones y tropas, es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente. Valoramos necesario que instituciones internacionales autorizadas den su opinión sobre el carácter de dichas instalaciones y el tipo de acción realizada.

En nuestros campamentos, que ante cualquier descuido son bombardeados, también se capacitan combatientes y oficiales; por lo anterior, nosotros no hemos interrumpido, ni aminorado los esfuerzos por la paz, pues tenemos claro que estamos en una guerra, debido a que la clase en el poder ha reiterado que los diálogos deben ser desarrollados en medio del conflicto. El ELN ha insistido en pactar un cese bilateral para generar un clima favorable a los esfuerzos por la paz, esta propuesta ha tenido importante respaldo nacional e internacional, pero la respuesta gubernamental ha sido negativa.

Es entonces muy desproporcionado que mientras el Gobierno nos ataca, plantee que nosotros no podamos responder en legítima defensa. Estamos dispuestos a acordar que se respeten determinadas áreas e instalaciones militares estatales, y determinadas áreas y campamentos donde opera el ELN, esto aportaría al proceso de diálogos.

La paz no avanza y el proceso retrocede si los contendientes en una guerra no se respetan; esto empieza por respetar el dolor de todos. Nos duelen los muertos de ambas partes, es contrario a la paz ufanarse de los contendientes muertos, el más claro ejemplo ocurrió con la muerte del Comandante Alfonso Cano, desarmado e indefenso; igual lo hicieron el 26 de julio del año pasado, cuando mataron a nuestro Comandante Samuel, estando desarmado; lo debido hubiese sido capturarlos.

Proponemos un debate político frente a estos temas, sería importante que a esto se refirieran las élites gobernantes y que el país sea informado con objetividad.

Presidente Duque, queremos reiterarle que el camino de la guerra no es el futuro de Colombia, es la paz, por ello le recordamos que lo mejor para el país, es que envíe a su delegación de diálogos a la mesa, para darle continuidad al Proceso de Paz y a la construcción de los acuerdos que traemos desde el Gobierno anterior; camino de solución política del conflicto respaldado por la mayoría de la sociedad colombiana y la comunidad internacional.

¡Colombia… Para los trabajadores!

¡Ni un paso atrás… Liberación o Muerte!

 

Dirección Nacional

Ejército de Liberación Nacional

Enero 21 de 2019

 

Artículos relacionados

Duque rompe con el ELN

19 de enero de 2019

Gobierno de Colombia sindica al ELN como autor de atentado que deja 21 muertos

18 de enero de 2019

Publicado enColombia
Sábado, 19 Enero 2019 05:18

Duque rompe con el ELN

Duque rompe con el ELN

Para el gobierno, se trató de una demostración de fuerza de la guerrilla del ELN. Sin embargo, otros creen que podría ser un autoatentado como los provocados por el ejército colombiano durante el gobierno de Alvaro Uribe Vélez.

Un poco después de las 11 de la mañana, la cuenta de Twitter de la Delegación de Paz del ELN fue suspendida. Están acusados de ser los responsables del atentado al corazón de la Policía de Colombia en Bogotá que dejó 20 policías muertos, más de 60 heridos, un sospechoso capturado y varias hipótesis. La del gobierno es que se trató de una demostración de fuerza de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Otros creen que podría ser un autoatentado como los provocados por el ejército colombiano durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.


Para el Ministro de Defensa del gobierno de Iván Duque, ungido de Uribe, este acto terrorista es uno de los más graves que ha sacudido a la capital. La intensidad del conflicto armado se ha visto disminuida en los últimos años por cuenta del fin de la guerra con las Farc. Un proceso de Paz con esa ex guerrilla logró la deposición de más de once mil armas en 2017, y el regreso a la vida civil de 7 mil combatientes. Algo así se esperaba del desenlace de la Mesa de Conversaciones del gobierno con los rebeldes del ELN. El gobierno puso fin a estos diálogos ayer, horas después de que la Fiscalía General de la Nación imputara cargos de terrorismo a los integrantes del COCE (Comando Central del ELN). Según las autoridades judiciales José Aldemar Rojas, quien habría ingresado a la escuela policial la camioneta Nissan Patrol cargada de explosivos y resultó inmolado, habría estado en la guardia de alias Gabino, el número uno del ELN. Era conocido con el alias de “Mocho” o “Kiko”.


Además un hombre fue capturado en un barrio popular bogotano. Ricardo Andrés Carvajal fue acusado de haber participado “en grado de autor en el acto terrorista”, explicó el cuestionado Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, a quien miles de personas le exigieron la renuncia del cargo en multitudinarias marchas en las ciudades capitales. Según el fiscal sus enemigos le interceptaron algunas conversaciones telefónicas comprometedoras.


Sobre “El Mocho” el gobierno asegura que desde hace 25 años se desempeñaba como miliciano de este grupo insurgente, y habría sido cabecilla de diversos frentes, entre ellos el Frente Domingo Laín. En los últimos años se volvió cabecilla y entrenador explosivista, detalló el Ministro de Defensa, que ofreció una versión muy detallada a los medios la tarde de ayer. A continuación, el Alto Comisionado para la Paz dio a entender que los Diálogos llegaron a su fin.


“El ELN no ha hecho una sola manifestación de su voluntad de paz, y a las luces de estos eventos, el Gobierno sabe y entiende que no tiene voluntad de paz. Por eso el señor Presidente, luego de conversar otros detalles, hará un anuncio sobre la decisión de sobre los diálogos con ese grupo”, puntualizó Miguel Ceballos. Al cierre de esta edición el presidente Duque no se había manifestado públicamente. Sin embargo Ceballos dijo que no habría más diálogo. El Alto Comisionado increpó a los elenos a no usar el terrorismo y devolver a la libertad a los secuestrados.


Esta guerrilla, hoy la más poderosa del país, que podría contar con unos cuatro mil combatientes, había decretado varios ceses unilaterales al fuego. Desde que se sentó en la Mesa de Conversaciones en Quito, Ecuador, en 2017, todos los fines de año la organización alzada en armas se declaraba en tregua. Sin embargo, continuaron secuestrando militares y civiles, y según denuncias del gobierno y las comunidades también reclutando adolescentes para sus filas.


Entre tanto, la derecha utilizó el dolor del atentado para tergiversar la situación y, por extraño que parezca, justificar la violencia contra la policía en la búsqueda de la paz. Las víctimas y la sociedad civil progresista colombiana insistieron en que hay que seguir adelante con la paz. Los representantes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición expresaron su rechazo frente al atentado contra la Escuela General Santander e hicieron un llamado por la defensa de la construcción de paz.

Publicado enColombia