Martes, 08 Marzo 2011 18:00

Pandur alerta sobre la reaparición del fascismo

Escrito por Público.es
Valora este artículo
(0 votos)
En su película La caída de los dioses, el director Luchino Visconti narró los acontecimientos que provocaron el nazismo en la Alemania de los años treinta: miedos, discursos apocalípticos y estados mentales enajenados. Estrenada en 1969, era una mirada al pasado para recordar al espectador los errores que habían causado la aparición del gran monstruo.

Tomaz Pandur ha "enriquecido" el guión y ha hecho suya ahora esta película "del padre del culto a la estética", según el director esloveno, para trasladarla al teatro y plantear al espectador que la aparición del ogro del fascismo no nos queda tan lejos. "Los conceptos de Visconti probablemente son capaces de responder de forma más contundente que en el momento en el que fue realizada la película, ya que refleja el mundo en el que vivimos", afirma Pandur, que en España ya ha estrenado obras como Medea y Hamlet. De ahí que el director espere que la función proponga preguntas sobre "quiénes somos y cuáles son nuestros valores éticos".

Esta producción, que se estrenará el próximo 17 de marzo en el teatro Calderón de Valladolid, realizará después una amplia gira que incluye el festival Grec de Barcelona y las Naves del Matadero, de Madrid. Cuenta con un reparto de una decena de actores, entre ellos, Belén Rueda, Emilio Gavira, Alberto Jiménez y Pablo Rivero. Ellos representan a los Von Essenbeck, la familia que se debate entre el apoyo o no al Partido Nacionalsocialista, llegado al poder en 1932.

El fantasma de la crisis

"En el trabajo de Pandur hay algo que va más lejos que la película y tiene que ver con la crisis que padecemos. Cuando los mercados extorsionan pueden despertar el monstruo que toda sociedad llevamos dentro. Es una llamada de atención", sostiene Alberto Jiménez. Para Belén Rueda, que regresa al teatro después de Closer y que en esta obra interpreta a la madre de familia, Sophie Von Essenbeck, "la cuestión de este montaje no es cómo se reaccionó en 1934, sino cómo se reaccionaría hoy en día".

La puesta en escena "es muy minimalista", asegura Pandur. Sobre el escenario se crean imágenes en dos dimensiones a partir de un espejo. "Este es el objeto más mágico que ha existido en toda la historia. En realidad, el diseño de la escena muestra un estado mental", añade el director.

Para Pandur el teatro debe alejarse, principalmente, de las colecciones de los museos. Ser algo vivo y actual. "Lo importante es que cuando se levante el telón hay un constante renacimiento, y que lo que veamos refleje el tiempo en que vivimos", afirma. Aunque sea un Shakespeare. Quizá por eso, como dijo Rainer Werner Fassbinder, "La caída de los dioses es para la historia del cine lo mismo que Shakespeare para la historia del teatro".

PAULA CORROTO Madrid 08/03/2011 21:25 Actualizado: 08/03/2011 21:46
Visto 1050 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Marzo 2011 18:11

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.