Jueves, 20 Abril 2017 07:44

La CIA y el FBI, a la caza del trabajador que filtró los documentos secretos a Wikileaks

Escrito por AGENCIAS | REDACCIÓN
Valora este artículo
(0 votos)
El director de la CIA Mike Pompeo El director de la CIA Mike Pompeo Aaron P. Bernstein / AFP

 

Ambas agencias han empezado una investigación interna que se centra en cientos de empleados con acceso físico al material filtrado

 

La CIA y el FBI están llevando a cabo una investigación conjunta sobre una de las peores fallos de seguridad en la historia de la CIA, que expuso miles de documentos secretos que describen las herramientas que la CIA utilizadas para penetrar en teléfonos inteligentes, televisores inteligentes y sistemas informáticos, según ha revelado la CBS.

Fuentes familiarizadas con la investigación dicen que están buscando a un miembro de la institución - ya sea un empleado de la CIA o contratista - con acceso físico al material. La agencia no ha dicho públicamente cuándo se tomó el material o cómo fue robado.

Gran parte del material era clasificado y almacenado en una sección altamente segura de la agencia de inteligencia, pero las fuentes dicen que cientos de personas habrían tenido acceso al material. Los investigadores están investigando esos nombres.

En su primer discurso público el pasado 13 de abril, el director de la CIA, Mike Pompeo, arremetió contra WikiLeaks, y dijo que el fundador del grupo, Julian Assange, es el líder de una fuerza hostil que amenaza a Estados Unidos. “Es hora de llamar a WikiLeaks lo que realmente es: un servicio hostil de inteligencia no estatal” a menudo ayudado por naciones como Rusia, dijo Pompeo. “WikiLeaks trabaja como un servicio de inteligencia hostil y habla como un servicio de inteligencia hostil”.

 

 20170403070710 k1uH 656x452LaVanguardia Web

Julian Assange, fundador de Wikileaks (Peter Nicholls / Reuters)

 

El grupo ha alentado a sus seguidores a pedir trabajo en la CIA para robar información de inteligencia, dijo Pompeo a la audiencia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington. Dijo que Assange, quien se dice defensor de la transparencia en el gobierno, es un “narcisista” y un “fraude: un cobarde escondido detrás de una pantalla”.

WikiLeaks desempeñó un papel central en la contienda presidencial de 2016 cuando publicó correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata y más tarde a John Podesta, presidente de la campaña de Hillary Clinton. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han concluido que Rusia estuvo detrás de los ataques informáticos en un intento de interferir con el proceso político estadounidense, dañar la campaña de Clinton y, en última instancia, ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

El papel de Rusia sigue siendo objeto de múltiples investigaciones por los comités de inteligencia del Congreso y el FBI, que ha dicho que está investigando si algún asociado de Trump tuvo contacto o se coludió con agentes del gobierno ruso.

Durante su campaña presidencial, Trump citó repetidamente los correos electrónicos robados y publicados por WikiLeaks. Incluso en un mitin de campaña en octubre en Pensilvania, Trump llegó a elogiar las publicaciones y dijo: “amo WikiLeaks.”

En la audiencia del nombramiento de Pompeo, el republicano ex miembro de la Cámara de Representantes, fue interrogado por el senador de Maine Angus King, quien dijo que Pompeo escribió un tweet en julio de 2016 que las publicaciones de WikiLeaks probaban que la maquinaria del Partido Demócrata arregló las elecciones primarias para ayudar a Clinton a vencer a su rival, Sanders. En respuesta, Pompeo dijo sobre WikiLeaks que nunca lo consideró “una fuente creíble de información para Estados Unidos ni para nadie más”.

 

img abarredo 20170107 011521 imagenes lv terceros istock 458644091 k1uH 656x436LaVanguardia Web

Sitio web de Wikileaks (gmutlu / Getty Images)

 

El director de la CIA ya afirmó entonces que no podía entrar en detalles, pero que se están tomando medidas para contrarrestar amenazas internas, como las revelaciones hechas en 2013 por el contratista de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden, y el “desafío sin precedentes” que representan lo que él llamó agencias hostiles de inteligencia no estatales.

“Tenemos que reconocer que ya no podemos permitir a Assange y a sus colegas usar los valores de la libertad de expresión en nuestra contra”, dijo Pompeo. Assange ha negado que Rusia le entregara los documentos filtrados, aunque se ha negado a decir de dónde los consiguió.

 

 

Información adicional

  • Autor: AGENCIAS | REDACCIÓN
  • País: Estados Unidos
  • Región: Norteamérica
  • Fuente: LA VANGUARDIA
Visto 235 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.