Imprimir esta página
Jueves, 30 Marzo 2006 19:00

Declaración del General Bantz J. Craddock, Ejército de los EE.UU.. Sólo para uso oficial hasta su publicación por el Comité de Servicios Armados del Senado

Escrito por Anonimo
Valora este artículo
(0 votos)

El documento, traducido por CENAE, puede servir de soporte investigativo y académico, pero sobre todo, en el objetivo de defensa del estado-nación que es el Ecuador. Se lo conoce como "Informe Craddock", esboza lo que luego se conocería como "la nueva Estrategia de Seguridad Nacional", recientemente aprobada en Washington. 
   
NOTA IMPORTANTE: La presente traducción del Informe Craddock al Comité de Servicios Armados del Senado, no es la traducción oficial aún, es un aporte del CENAE de Ecuador para información de los sectores académicos, sociales y patriotas, ya que no siempre es posible contar con rápidas y existentes traducciones oficiales de documentos de seguridad estatales de los EU. 
   
  Más adelante entregaremos un análisis que relacione el presente informe con otros documentos de la estrategia de seguridad estadounidense y sus consecuencias en Ecuador. En la traducción, las negrillas y demás resaltados son nuestros. Se anexa la versión original en inglés. 23/marzo/06.
   


 

   Declaración del General Bantz J. Craddock, Ejército de los EE.UU.
  Comandante, Comando Sur de los EE.UU.


   
  14 de marzo 2006
   
  Sr. Presidente, Sr. Levin miembro clasificado y distinguidos miembros del Comité, gracias por la oportunidad de proporcionarles una visión general del área de responsabilidad (ADR) del Comando Sur que incluye los desafíos que nosotros enfrentamos y cómo los estamos abordando. Hoy describiré las condiciones regionales y amenazas que afectan a nuestras naciones socias y, así, nuestra propia seguridad nacional; cómo estamos trabajando con nuestras naciones socias para enfrentar esas amenazas; y lo que nosotros prevemos para la región.
   
  Es principalmente a través de nación-a-nación [relación bilateral] que los compromisos de colaboración establecidos han permitido reforzar la seguridad y estabilidad hemisférica, de eso modo, hemos asegurado la defensa preventiva de los EE.UU.
   
  En un día promedio, aproximadamente 4.500 hombres y mujeres del Comando Sur de los EE.UU. están sirviendo en la sede principal y a lo largo del ADR. Nuestros hombres y mujeres juegan un papel vital llevando a cabo los objetivos del Comando Sur.
   
 
 
   
  Objetivos del Comando Sur
   
  Manteniendo las prioridades más altas de la nación, el Comando Sur garantiza la defensa preventiva de los EE.UU. Nosotros debemos proteger las aproximaciones del sur para una defensa activa de nuestra nación contra aquéllos que buscan dañar este país.
   
  La defensa preventiva de los EE.UU. puede lograrse mejor a través de una cooperación amplia con las naciones socias. Este Comando debe fortalecer las relaciones existentes y establecer colaboraciones regionales necesarias para proporcionar seguridad colectiva a través de todo el ancho espectro de amenazas que enfrentamos los EE.UU. y las naciones pacíficas de la región.
   
  Las fuertes colaboraciones regionales permitirán al Comando Sur y a nuestras naciones socias incrementar la seguridad y estabilidad hemisférica. La estabilidad y seguridad de los EE.UU. y de nuestras naciones socias dependen de nuestra habilidad para trabajar juntos y del mutuo esfuerzo para confrontar y derrotar los desafíos comunes a la seguridad, como son el traficando ilícito y narco-terrorismo.
   
  Durante el año pasado, he viajado extensamente a lo largo de la región. Y estoy impresionado por el progreso que se ha hecho en algunas áreas, y preocupado por el progreso que todavía está por hacerse en otros aspectos. Yo estoy preocupado por lo que aparece como una creciente inestabilidad en la región que está degradando la habilidad de gobiernos de sostener sus procesos democráticos.
   
  Desde marzo del 2005 ha habido seis elecciones presidenciales en esta región -Honduras, Chile, Bolivia, Haití, Costa Rica, y Surinam - y habrá siete más hasta finales del 2006. Son 13 oportunidades para que las personas de esos países tomen un paso más hacia fortalecer, o por el contrario, debilitar sus procesos democráticos. En las seis elecciones que han tenido lugar de acuerdo a la lista que he mencionado, todos los líderes recientemente elegidos han dicho que ellos continuarán sus relaciones de cooperación con los EE.UU.
   
  Un reciente artículo en el ‘Economista’ indica que la democracia se está caracterizando por “la libertad para contratar y despedir a su gobierno.” Las elecciones son solo el primer paso hacia la garantía de afianzar democracias estables y pacíficas. Las democracias deben asentarse sobre la fundación de instituciones fuertes, con los chequeos y equilibrios entre el legislativo, ejecutivo, y las ramas judiciales de gobierno que aseguran las libertades civiles y los derechos humanos.
   
  Líderes pueden subir al poder a través de elecciones democráticas y entonces buscar minar esos mismos procesos democráticos que son frágiles en gran parte de la región. Una elección puede presentarse como una oportunidad para aquéllos con visiones extremistas que explotando temas como el nacionalismo, patriotismo, o retórica anti-élite o anti-establishment buscan ganar el apoyo popular- especialmente en las jóvenes y vulnerables democracias.
  El Comando Sur es la vinculación y el apoyo para la buena gobernabilidad que se manifiesta a través de nuestras oportunidades de compromiso. Es a través de las actividades de cooperación en el escenario de seguridad que el Comando Sur ha podido mantener relaciones positivas de ejército-a-ejército [relación bilateral] con la mayoría de países de la región.
   
  Estas relaciones sustentables nos permiten que reforcemos ejércitos profesionales que apoyan las instituciones democráticas. El Comando Sur continuará apoyando la política y objetivos americanos en la región esforzándose por mantener buenas relaciones con nuestros colegas militares conforme las nuevas administraciones tomen forma.
   
  Condiciones y amenazas
   
  Hoy, América Latina es una de las regiones menos armadas del mundo, no tiene armas nucleares, o grandes fuerzas convencionales permanentes. Sin embargo, esta región difícilmente puede ser considerada benigna. Al contrario, la naturaleza oculta de las amenazas a los EE.UU. y a nuestras naciones socias pueden estar engañando a unos a primera vista. Las condiciones de pobreza, enfermedad, corrupción, desigualdad social y la disparidad del ingreso extendida, contribuyen al descontento creciente de una población que se ha expuesto a los beneficios políticos de la democracia, pero no ha ganado todavía económicamente.
   
  La falta de seguridad, estabilidad y en algunos casos, rol eficaz de la ley, exacerba la situación. Territorios sin gobierno y fronteras porosas agregan otra dimensión. Todas estas condiciones crean un entorno que conduce al desarrollo de amenazas como el tráfico ilícito, bandas urbanas, secuestro, delincuencia y narco-terrorismo cuyas actividades desalientan el comercio lícito y socavan el desarrollo económico. Esto, a su vez, afecta seriamente la habilidad de gobiernos legítimos de satisfacer a sus ciudadanos.
   
  Este ambiente permisivo que existe a lo largo del ADR permite a los grupos extremistas mantener una presencia y operar con relativa impunidad. Nosotros tenemos indicios de la presencia de grupos radicales islámicos (como Hizbollah, HAMAS, el egipcio Gama'at islámico) en varias zonas a lo largo de nuestra ADR. Estos miembros y facilitadores principalmente proporcionan apoyo financiero y logístico a los grupos terroristas islámicos en numerosas ciudades de la región, incluyendo el área de la triple frontera Paraguay, Brasil, y Argentina.
   
  A pesar de la creciente cooperación de las naciones socias y alguna aplicación en la ejecución de la ley, los enclaves en la región generalmente siguen siendo refugio para el apoyo de terroristas y actividades de recaudación de fondos. La historia nos ha enseñado que las organizaciones terroristas como al-Qaeda buscan refugios seguros en las muchas áreas sin presencia de gobierno en esta región. Nosotros estamos atentos sobre el hecho de que los miembros y socios en la región pudieran permitir a más del apoyo logístico, la presencia de campamentos de entrenamiento terrorista o grupos operativos.
   
  Históricamente, el ADR ha sido propenso al tráfico. A través de rutas de tránsito huidizas se ha traído toneladas de cocaína a nuestras orillas, así como permiten el movimiento de extranjeros de interés especial. La falsificación de documentos es ahora un problema emergente, hay bien establecidas redes capaces de producir falsificaciones de calidad, que valiéndose de funcionarios corruptos pueden adquirir documentos legítimos. Estos falsificadores de documentos o contrabandistas podrían facilitar el viaje de extremistas operativos a lo largo de la región y a los EE.UU.
   
  Es en este contexto y en estas condiciones y amenazas que el Comando Sur trabaja para asegurar la defensa preventiva de los EE.UU. en las cuatro subregiones del hemisferio: la Cordillera Andina, Centroamérica, el Caribe y el Cono sur. Una rápida revisión de las cuatro revelará que tienen al mismo tiempo características comunes y únicas.
   
  CORDILLERA ANDINA
   
  La Cordillera Andina es la pieza clave de la estabilidad regional. Las naciones dentro de esta subregión son políticamente frágiles, con desafíos económicos y en algunos casos, hay carencia de suficientes fuerzas de seguridad para controlar sus territorios soberanos. A pesar de sus vulnerabilidades, estas naciones se dedican a combatir un sin número de amenazas sociales, políticas y económicas que transcienden los problemas puramente militares.
   
  Colombia. Nuestra máxima prioridad en Colombia es el retorno a salvo de los tres rehenes americanos secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por más de tres años. Nuestros esfuerzos están enfocados a asegurar el retorno a salvo de estos hombres valientes y honorables.
   
  El gobierno colombiano continúa haciendo progresos en la restauración de la seguridad y el fortalecimiento de sus instituciones democráticas. En el 2003, el gobierno de Colombia implementó la ‘Estrategia de Seguridad Democrática’ intentando con ello traer paz a su nación en guerra. En menos de tres años, ésta estrategia ha probado ser eficaz, lo que se demuestra en una mesurada precipitación de los homicidios al nivel más bajo en 18 años. Adicionalmente, los secuestros están con una reducción global del 73 por ciento y el crimen violento el 37 por ciento. El número de ataques a los pueblos por los insurrectos también se han reducido en una cantidad mayor al 84 por ciento.
   
  El ‘Plan Patriota’ es parte integral de la ‘Estrategia de Seguridad Democrática’ del gobierno de Colombia diseñada para mantener la seguridad de los ciudadanos de Colombia. El ‘Plan Patriota’ es una compleja campaña militar plurianual diseñada para obligarle a las FARC a capitular o entrar en negociaciones en las condiciones más favorables al gobierno colombiano. Como parte de ésta campaña, el ejército colombiano ha destruido más de 800 campamentos de las FARC, ha forzado substancialmente a que las FARC asuma una postura defensiva, negado las necesarias líneas de comunicación y logística, y reducido su fuerza por aproximadamente un 30 por ciento. Desde 2003,  las operaciones del ‘Plan Patriota’ han eliminado a aproximadamente 20 comandantes de nivel medio del campo de batalla. En el 2005, se mataron 400 combatientes de las FARC en acción y 445 fueron capturados. Sin embargo, la dirigencia máxima de las FARC continúa eludiendo los esfuerzos del ejército colombiano.
   
  La desmovilización y reintegración de paramilitares está progresando bajo el proceso de paz de Colombia con más de 16.000 personas desmovilizadas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) hasta finales del 2005. Además, más de 8,000 miembros de los tres grupos armados ilegales más importantes de Colombia se han desmovilizado en forma individual desde el principio de la administración de Presidente Uribe en el 2002. Aproximadamente 9.000 miembros de las FARC, AUC y Ejército de Liberación Nacional (ELN) han completado el Programa de Desmovilización y Reinserción del gobierno.
   
  En el 2006 el presupuesto público de Colombia aumentó el 13 por ciento en relación al año pasado y los gastos asignados a defensa aumentaron el 15.6 por ciento o alrededor de 4.5 billones de dólares americanos. El presupuesto del 2006 permite un aumento de 26,500 miembros para las fuerzas de seguridad y la adquisición de un puente aéreo adicional. Este incremento en el gasto de defensa demuestra el énfasis del compromiso de Colombia para luchar y ganar la guerra.
   
  Los problemas que afectan a Colombia, como a la mayoría de los países en nuestra ADR, no pueden resolverse solamente por medios militares. La reducción del narcotráfico y narco-terrorismo, y protección de los derechos de sus ciudadanos e infraestructura, requieren de un integrado y sincronizado esfuerzo gubernamental. Un ejemplo del acercamiento civil-militar en Colombia a estos problemas ha sido la creación del Centro para la Coordinación de Acción Integral - CCAI.
   
  El CCAI es un centro de interagencias a nivel ministerial dirigido por el presidente para establecer la gobernabilidad en las áreas en conflicto, desarrollando programas económicos y sociales, de eso modo, se complementa la ‘Estrategia de Seguridad Democrática’. La función clave de este cuerpo de interagencias es extender la presencia gubernamental –gobernabilidad- a todo el territorio nacional planeando y ejecutando desarrollo comunitario en las áreas de seguridad, salud, documentación, distribución de comida, educación, justicia, desarrollo de infraestructura y creación de empleos. Este programa se ejecuta tanto a nivel local como nacional. Su meta es la transición de una seguridad de corto plazo, a ganar y tener confianza en el éxito de una de largo plazo, apoyada en una buena gobernabilidad. El CCAI es una innovadora y nueva interagencia colombiana, cuyos méritos aumentaron el apoyo y puede servir como un modelo hecho a la medida a desarrollar por otras naciones,  acercándose a
 la buena gobernabilidad.
   
  Colombia también ha tenido éxito en sus esfuerzos para aumentar la erradicación de la droga, incautación e interdicción aérea. La fumigación aérea cubrió 140,000 hectáreas en el 2005 que son superiores que cualquier año anterior. También en el 2005, se incautaron 223 toneladas métricas de drogas como parte de un esfuerzo cooperativo entre Colombia y los EE.UU. Debido al eficaz Programa ‘Airbridge Denial’ 2005, el tráfico ilegal encima de Colombia disminuyó en un 40 por ciento y las pistas ilegales que anteriormente se existían a lo largo de Colombia se han limitado principalmente a las áreas fronterizas.
   
  Colombia continúa su enfoque y progresa en el área de derechos humanos. Sólo dos por ciento de las quejas recibidas sobre violaciones a los derechos humanos y ley humanitaria internacional implicaron a miembros de las fuerzas de seguridad. Aunque el progreso es evidente, la continuación del énfasis y el esfuerzo es esencial.
   
  Mientras el gobierno de Colombia ha hecho un progreso como resultado del apoyo del Plan Colombia, su trabajo no ha terminado. Por ejemplo, los ataques contra las torres de energía han aumentado más de 100 por ciento y la paz todavía falta por llegar formalmente. El apoyo continuo de los EE.UU. es todavía necesario para construir sobre las ganancias obtenidas por el Plan Colombia.
   
  La ley americana 108-375 proporciona actualmente una autoridad extendida para apoyar una campaña unificada por el gobierno de Colombia contra el tráfico de narcóticos y contra las actividades de las organizaciones designadas como terroristas, como son las FARC, el ELN y las AUC. Esta ley nos permite proporcionar asistencia militar y compartir información con el gobierno de Colombia en sus esfuerzos contra organizaciones cuyas actividades de narcotráfico y terrorismo se entrelazan indisolublemente. La continuación de esta autorización no sólo es necesaria para el apoyo eficaz al gobierno de Colombia, también es esencial para la seguridad regional, seguridad nacional americana y reducción del narcotráfico.
   
  Además de las autorizaciones permitidas, el tope de personal concedido por el Congreso de los EE.UU. se incrementó a 800 militares y 600 civiles, lo que continúa siendo una herramienta importante para nuestros esfuerzos de apoyo al gobierno colombiano. El número más alto de personal militar americano dentro del país (en apoyo al Plan Colombia) a la fecha  ha sido aproximadamente de 520. Esta flexibilidad es esencial para sostener el nivel necesario de apoyo para las operaciones en Colombia. Nosotros apreciamos el apoyo continuo y hacemos lo mejor para ayudar a un país que está haciendo mucho para ayudarse a si mismo.
   
  A través del año fiscal 2007 hemos acatado la autorización, el Comando está pidiendo que las dos autorizaciones y el tope del personal se prolonguen a través de año fiscal 2008. Nos anticiparemos enviando tal solicitud en el futuro cercano.
   
  Ecuador. Ecuador permanece plagado por el tráfico ilícito y la presencia de miembros de las FARC que penetran su vulnerable frontera norte. Estamos observando un aumento del tráfico ilícito por esa frontera. Esto incluye cocaína originaria de Colombia y Perú, así como precursores químicos que se usan en su producción. Debido a que el dinero oficial en Ecuador es el dólar americano, el lavado de dinero se vuelve una situación especialmente atractiva.
   
  Aunque nuestro compromiso con Ecuador se limita debido a lo que el ASPA sanciona, nosotros continuamos dirigiendo las actividades de cooperación en seguridad entre nuestras autoridades. En el año fiscal 2005, nosotros dirigimos seis Ejercicios de Entrenamiento Medico (MEDRETEs) a lo largo de Ecuador, tratando a casi 38,000 pacientes y más de 2,200 animales.
   
  También, el Comando Sur dirigió este año una misión de entrenamiento en desminado humanitario en Ecuador. Durante esta misión, los desminadores ecuatorianos fueron entrenados y equipados para dirigir el desminado humanitario en la selva.
   
  Perú. Perú ha visto un resurgimiento de la producción de coca. En el 2005, hubo un 38 por ciento de aumento de cultivos. Hay indicios de que Sendero Luminoso, una organización terrorista regional, se está asociando con los narcotraficantes, complicando la situación de seguridad. El gobierno peruano está trabajando con sus fuerzas de seguridad para responder a esta amenaza. Adicionalmente, Perú continúa contribuyendo con fuerzas cualificadas para la fuerza multinacional de pacificación en Haití. Nosotros continuamos buscando oportunidades para permanecer comprometidos con nuestros colegas peruanos en el marco de nuestras autorizaciones.
   
  Bolivia. Bolivia es el tercer cultivador más grande de coca del mundo (después de Colombia y Perú). Nosotros hemos trabajado estrechamente con el ejército boliviano durante varios años. Este último año, el grupo militar americano en Bolivia y el Comando colaboraron con la Secretaría de Relaciones Exteriores para entrenar unidades contra-narcóticos. Hoy, nuestras prioridades máximas en Bolivia son el combate al narcotráfico y refuerzo de la capacidad del ejército boliviano para brindar alivio en desastres y acción cívica humanitaria. Nosotros esperamos que el gobierno de Bolivia continué el compromiso con nuestras metas y mutuos acuerdos militares.
   
  Venezuela. Aunque el Comando Sur continúa buscando oportunidades de trabajo con el ejército venezolano, nuestros esfuerzos han estado entorpecidos por el gobierno de Venezuela. Nuestras relaciones de ejército-a-ejército se han erosionado considerablemente durante los últimos 12-18 meses. Continuaremos buscando oportunidades de fomentar colaboración y cooperación con el ejército venezolano. Adicionalmente, continuaremos invitando al ejército venezolano a participar en ejercicios, conferencias y eventos de entrenamiento. Nosotros creemos que la politización del ejército venezolano está amenazando nuestra duradera y fructífera relación de ejército-a-ejército.
   
  Otra área de preocupación con respecto a Venezuela es la obtención en curso de armas por el gobierno. Su incremento de hardware militar no ha sido un proceso transparente y es un factor desestabilizador en una región dónde las naciones están formándose para confrontar las amenazas transnacionales, y no entre ellas. Nosotros seguimos sin convencernos que la amplitud y profundidad del aumento se deben a las preocupaciones venezolanas por su defensa nacional.
 
   
  AMÉRICA CENTRAL
   
  Los gobiernos centroamericanos están trabajando juntos cada vez más, alrededor de todo el espectro de actividades políticas, militares, sociales y económicas. Las naciones de esta subregión continúan consagrando fuerzas militares y otros recursos a la guerra contra el terrorismo, operaciones de pacificación, ayuda humanitaria y alivio al desastre. Los soldados centroamericanos también están participando en siete operaciones de paz de Naciones Unidas alrededor del globo.
   
  Centroamérica permanece desafiando el crimen en su contexto. Es el mayor punto de trasbordo para el tráfico ilegal, y violentas y bien organizadas bandas financiadas por la extorsión y narcotráfico. Estamos observando un nuevo fenómeno tanto en Centroamérica como el Caribe con relación a los narcotraficantes. En el pasado, los narcotraficantes pagaron por el apoyo logístico, protección, etc. en moneda fuerte. Hoy, bandas y elementos delictivos que proporcionan estos servicios están recibiendo el pago en paquetes de drogas. Ahora las drogas se están quedando en el país, lo que contribuye al aumento del crimen y violencia en esta subregión.
   
  Para oponerse a las amenazas en esta subregión, estos gobiernos han establecido relaciones de colaboración regional y han desarrollado iniciativas apropiadas. El Tratado de Libre Comercio de Centro América, CAFTA-DR, expandirá y diversificará los productos de exportación, introducirá nueva tecnología, y brindará acceso al mercado y crecimiento a las inversiones de los países de Centroamérica y la República Dominicana. Como resultado, creemos que se fortalecerán las instituciones democráticas ya que se promueve el crecimiento y aumentan las oportunidades económicas que son la clave para la reducir pobreza y el crimen.
   
  La Conferencia de Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC). Nosotros continuamos fortaleciendo nuestros esfuerzos de cooperación en seguridad con esta organización militar regional. CFAC proporciona al ejército americano la oportunidad de comprometer cuatro países centroamericanos: El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que están unidos en el esfuerzo común de direccionar los temas de seguridad que comparten todas las naciones de la región. Estos países continúan trabajando con los EE.UU. para formar un batallón de pacificación multinacional como parte de la Iniciativa Operación Paz Global (Global Peace Operations Iniciative - GPOI). La Presidencia de CFAC rota entre las cuatro naciones cada dos años, con un reciente traslado en diciembre de Nicaragua a Guatemala. Reforzando el papel de CFAC en la pacificación, el Centro de Entrenamiento Regional para la Pacificación se está estableciéndo este año en Guatemala. Este centro no sólo entrenará al personal del Batallón de CFAC,
 también dará entrenamiento a otras unidades de pacificación de la región centroamericana.
   
  El Salvador. El Salvador es una estable democracia en vías de desarrollo y está entre nuestros aliados más próximos en América Latina. El Salvador ha demostrado su fuerte compromiso en la guerra contra el terrorismo a través de su sexta rotación de tropas desplegadas en apoyo a la Operación Libertad Iraquí (Operation Iraqui Freedon -OIF). Nosotros continuaremos trabajando estrechamente con las Fuerzas Armadas Salvadoreñas. Adicionalmente, el gobierno salvadoreño fue el primero en llevar a cabo el acuerdo del Tratado de Libre Comercio - CAFTA.
   
  Guatemala. En el 2005, el ejército se redujo de 27,000 a 15,000, de este modo, el ejército guatemalteco se armonizo con los ejércitos vecinos. Guatemala es uno de los países centroamericanos más activos en operaciones de paz., con contingentes actualmente desplegados en Haití y el Congo, así como con observadores y personal en varias otras operaciones de paz.
   
  El liderazgo militar de Guatemala hizo que fuera uno de los primeros en abrazar la ‘Iniciativa del Comando Sur para los Derechos Humanos’, incorporando la doctrina de los derechos humanos, entrenando, permitiendo el control civil sobre lo militar y métodos eficaces de control para el sistema de justicia, como el núcleo de competencias de su fuerza militar entera.
   
  Yo visité recientemente el área del Parque Nacional de Guatemala llamada ‘Laguna del Tigre’, cerca con la frontera mexicana. Este parque protegido, en gran medida está despoblado. La falta de presencia gubernamental en esta región a lo largo de la frontera, le ha hecho un punto ideal del trasbordo para el tráfico ilícito en un corredor sur - norte. El paisaje de ‘Laguna del Tigre’ se entrecruza con pistas clandestinas que usan los aviones que transportan carga ilícita. En noviembre del 2005, el gobierno guatemalteco levanto una fuerza de tarea interagencia en este Parque Nacional para responder a la actividad ilícita en el área. En su corta existencia, la fuerza de tarea ha logrado mucho. Ha establecido presencia gubernamental en esta región remota, imponiendo orden y ley por primera vez, reduciendo la posesión ilegal de armas, destruyendo las pistas clandestinas, y con éxito negando el acceso a los aviones del narcotráfico. Esta interagencia es una primera aproximación hacia la
 integración eficaz de la seguridad con otros componentes de la buena gobernabilidad.
   
  La ley americana actual prohíbe la Educación y Entrenamiento Militar Internacional (Internacional Military Education and Training - IMET) y el Financiación Militar Extranjero (Foreign Military Financing - FMF) para Guatemala. Sin embargo, una extendida IMET para militares y civiles esta permitida. La IMET extendida permite a Guatemala educar a sus líderes en derechos humanos, los principios de la administración de recursos, los principios del control civil sobre lo militar, así como, los principios de la ley y justicia militar. Con los países centroamericanos que enfrentan amenazas transnacionales como trafico de drogas, armas y migrantes ilegales, Guatemala ha trabajado agresivamente para oponerse a estas amenazas. Aunque sus Fuerzas Armadas cuentan con recursos contraídos, ellos continúan con sus esfuerzos para transformarse y modernizarse. Hacia adelante veremos si el continuo trabajo con Guatemala, y cuando las condiciones del presupuesto lo permitan, se pueda renovar FMF e
 IMET por parte del Departamento de Estado y el Congreso.
   
  Nicaragua. Nicaragua es un punto de tránsito para las drogas ilícitas, migrantes y armas. EE.UU. está activamente comprometido con Nicaragua para conducir operaciones contra narcóticos marítimos y aéreos. El ejército nicaragüense demostró su compromiso con la democracia durante la última elección en noviembre del 2002, cuando sucesivamente resguardó los colegios electorales y distribuyó las papeletas de votación en zonas remotas. El ejército nicaragüense también ha declarado abiertamente que quiere destruir el grueso de sus sistemas de defensa aérea portátil (MANPADS). El ejército actualmente está esperando la aprobación de su Congreso para proceder a hacerlo.
   
  Nicaragua, después de haber dirigido la CFAC hábilmente durante dos años, también ha ofrecido proporcionar una compañía al Batallón de Pacificación de la CFAC. A través de la Iniciativa Operación Paz Global (Global Peace Operations Iniciative - GPOI), nosotros estamos trabajando con Nicaragua para ayudarles a desarrollar su compañía de pacificadores.
   
  Belice. Aproximadamente el 37 por ciento del tráfico de cocaína que se dirige a los EE.UU. atraviesa tierra, mar y espacio aéreo de Belice. Como una medida para contrarrestar aquello, Belice inauguró su nueva Guardia Costera el 20 de noviembre del 2005. EE.UU. está contribuyendo a este esfuerzo con fondos y entrenamiento para su nueva fuerza. A pesar del éxito en los esfuerzos contra-narcóticos y el establecimiento de una Guardia Costera, el volumen del narcotráfico continúa agobiando los recursos limitados de Belice.
   
  Además de sus esfuerzos contra-narcóticos, la propia postura de Belice también es combatir otras amenazas transnacionales, como el terrorismo. El próximo año, Belice pondrá en funcionamiento una unidad contraterrorista. EE.UU. apoyará con fondos este esfuerzo para la adquisición de equipo. Adicionalmente, cuando los recursos estén disponibles, Belice espera crear una unidad de ingenieros que podría usarse para responder a las catástrofes naturales tanto dentro de su propio país, como a lo largo de la región.
   
  Honduras. Honduras tiene un producto interno bruto (PIB) per cápita de US$1,050 y tiene una tasa de desempleo del 28 por ciento, el más alto de la región. Estos altos índices de pobreza y desempleo directamente contribuyen a la creciente delincuencia y actividad de bandas que han llevado a que el público considere como principal preocupación la deteriorada seguridad personal. El nuevo gobierno ha prometido dar salida a este problema reclutando a la juventud desocupada en el ejército para el entrenamiento de habilidades.
   
  Similar al Parque Nacional de ‘Laguna del Tigre’ de Guatemala, la región sin gobierno de Mosquitia en Honduras es un punto de trasbordo ideal para el tráfico ilícito. El gobierno de Honduras está formando una Fuerza de Tarea Conjunta ahora en Mocorón para oponerse a la actividad ilícita en esta región y el Comando Sur está apoyando ese esfuerzo a través de mejorar las capacidades contra-terroristas y logísticas del ejército hondureño.
   
  Costa Rica. EE.UU. y Costa Rica cooperan en una amplia gama de temas en la aplicación de la ley a través de un nivel de esfuerzo interagencia. Algunas de las áreas en que nosotros estamos cooperando son un comercio creciente e inversión en la región centroamericana, mejorando la interdicción de narcóticos y actualizando las capacidades de la aplicación de la ley a lo ancho de la región. Costa Rica es una socia importante en la misión contra-narcóticos porque está en una zona de tráfico ilícito alto.
             
  Panamá. La situación estratégica de Panamá ha definido hace tiempo su rol en los asuntos internacionales. Los EE.UU están trabajando con el gobierno de Panamá en un rango de iniciativas para el comercio seguro y transporte, incluyendo la seguridad del Canal de Panamá, marítima y aérea, y supervisando el tráfico de carga. Esto ayudará en la interdicción de carga ilícita como armas de destrucción masiva y drogas ilegales. Este año, se ha invitado a 24 países a participar en el ejercicio anual PANAMAX. Este ejercicio se enfoca en la defensa marítima del Canal de Panamá y ha crecido en el alcance y complejidad del escenario todos los años desde que inició.
   
  CARIBE
   
  Los países del Caribe son todos democráticos, con una excepción. Las deficiencias económicas, desplome de infraestructura y tráfico ilegal son desafíos a la habilidad de varios gobiernos de la región en el ejercicio de una soberanía eficaz y mantener la seguridad, llevando a la ingobernabilidad a considerables espacios. Como en otras subregiones, las frágiles instituciones democráticas, corrupción gubernamental, actividad de bandas y la distribución desigual del ingreso son también prevalecientes aquí y plantean desafíos. Por consiguiente, la cooperación regional es esencial para una gobernabilidad eficaz en esta inmensa marítima región de la Cuenca del Caribe que forma la tercera frontera continental de los EE.UU. Como un ejemplo de esta cooperación, varias naciones caribeñas están trabajando juntas para preparar la sociedad única de desafíos a la seguridad, asumiéndose como organizadores de la Copa Mundial de Cricket en el 2007.
   
  El Sistema de Seguridad Regional (RSS) es una organización de seguridad colectiva que agrupa a siete naciones de las islas orientales caribeñas. Entre otras cosas, estas naciones cooperan para prevenir e interceptar el tráfico ilícito, control de la inmigración y responder a los desastres naturales y otros. Esta organización tiene el potencial para servir como pilar sobre donde levantar una mejorada cooperación de seguridad regional. Sin embargo, con recursos adicionales puede haber oportunidades para incrementar la cooperación en seguridad.
   
  Haití. La posición geográfica de Haití, instituciones débiles y la pobreza extrema la han convertido en un conducto clave para narcotraficantes que transportan cocaína de Sur América a EE.UU., así como Canadá y Europa. Factores que contribuyen a que se instaure este entorno son aproximadamente 1,125 millas de línea costera indefensa, numerosos puertos de mar sin control, pistas clandestinas, un floreciente comercio de contrabando, instituciones democráticas débiles, un naciente cuerpo de policía civil, y un disfuncional sistema judicial. Siguiendo un declive inicial pequeño del narcotráfico por avión en el 2004, el narcotráfico ha aumentado en el 2005.
   
  La Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) es uno de los mejores ejemplos de cooperación de seguridad en el hemisferio dónde las naciones socias latinoamericanas son las protagonistas de la pacificación y esfuerzos de seguridad. La fuerza de la ONU tiene más de 9,000 tropas y personal de aplicación de la ley desplegado en Haití, comandado por un oficial brasileño y con el respaldo de más de 3,500 personas de 10 países latinoamericanos. Los recientes éxitos tienen como resultado una reducción de violencia de las bandas, aunque existen algunas áreas problema como Cite Soleil, una zona en la costa noroeste de Puerto de Príncipe, que en gran medida permanecen bajo control de varios elementos delictivos. Adicionalmente a este trabajo en curso, MINUSTAH proporcionó mucho apoyo a las exitosas elecciones generales realizadas en Haití el 7 febrero.
   
  República Dominicana. La República Dominicana comparte la estratégica localización de la isla Española con Haití, una entrada clave para el tráfico ilícito. Se estiman aproximadamente que ocho toneladas métricas de cocaína de Sur América transitaron a través de la República Dominicana a los mercados de EE.UU. el año pasado.
   
  Las Fuerzas Armadas de la República Dominicana participan totalmente en los esfuerzos contra-narcóticos y son un socio futuro en la iniciativa ‘Amistad Duradera’ para la seguridad marítima. Aunque las instituciones gubernamentales débiles siguen siendo una preocupación, el gobierno ha aumentado sus esfuerzos para combatir la corrupción en los recientes años. Adicionalmente, las recientes iniciativas para reforzar la seguridad fronteriza y entrenamiento del ejército son indicadores positivos de un gran futuro de oportunidades de cooperación.
   
  Trinidad y Tobago.  Trinidad y Tobago es el sitio de la única revuelta islámica en el Hemisferio Occidental, el golpe de estado fallido, llevado a cabo por Jamaat Al-Muslimeen en 1990, liderado por Yasin Abu Bakr. Abu Bakr sigue siendo el líder de esta organización musulmana radical que continúa desafiando la seguridad y estabilidad de esta nación isla. Él está actualmente en prisión, mientras espera el juicio por cargos de terrorismo.
   
  Para reforzar la habilidad de Trinidad y Tobago en el trato de estas amenazas terroristas, el Comando Sur patrocinó este año la asistencia de oficiales militares seleccionados a un curso de contra-terrorismo en los Estados Unidos. Trinidad y Tobago también desplegó un avión y un navío en apoyo a CARIBE VENTURA, una operación conjunta contra-droga que involucra a múltiples naciones caribeñas y protagonizada por la interagencia conjunta Fuerza de Tarea Sur.
   
  Surinam y Guyana. Surinam fue colonia holandesa y Guyana fue colonia británica. A pesar de sus diferencias Surinam y Guyana comparten muchas de las mismas condiciones que llevan a actividades ilícitas y posibles amenazas en sus países. La mayoría de las poblaciones se concentra en un número pequeño de áreas urbanas en la costa. Los gobiernos de estos países han distribuido su fuerza de seguridad en consecuencia, los dos, ejército y policía en las áreas urbanas, con pequeños destacamentos presentes a lo largo de fronteras disputadas. La mayoría del territorio en estas naciones son espacios sin gobierno, área de selva inhabitada que es sumamente vulnerable a la actividad ilícita. Las fronteras porosas, así como los varios ríos con acceso al Océano Atlántico, mantienen pasadizos al tráfico ilícito.
   
  En consideración a la ayuda humanitaria, el Comando Sur construyó un almacén de alivio al desastre en Guyana en agosto del 2005. Construimos un almacén similar en Surinam en el 2002, y desde entonces entrenamos al personal en alivio a desastres, en logística y administración del almacén. Estos almacenes alojarán material de alivio en desastres, lo que reducirá la necesidad de transporte de suministros de alivio en caso de un desastre natural u otro.
   
  CONO SUR
   
  Nosotros continuamos teniendo buenas relaciones con los ejércitos de las naciones del Cono Sur. Nosotros elogiamos los esfuerzos de cooperación regionales de los países dentro del Cono Sur, sobre todo en las operaciones de pacificación. Estos países han invertido capital nacional durante muchos años en crear y mejorar sus capacidades de entrenamiento así como reforzando el profesionalismo de sus fuerzas militares.
   
  Chile. Chile tiene un rol mayor de liderazgo en la región. El gobierno de Chile se enfoca en fortalecer sus relaciones militares con EE.UU. como un elemento de modernización del papel de su ejército y establecer un lugar apropiado en la sociedad chilena. La modernización y transformación del ejército ha progresado con la adquisición de los jets de combate F-16 que compraron a los EE.UU. El ejército chileno está reduciendo su presencia en el país consolidando bases y devolviendo la propiedad clave al uso civil. Dirigimos dieciséis actividades de cooperación de seguridad con Chile el año pasado para direccionar la interoperabilidad y apoyo al equipo de entrenamiento anti-terrorista con el enfoque específico en las capacidades de las fuerzas de protección.
   
  Argentina. Argentina ha sido líder del área en la promoción de la cooperación, confianza y construcción de medidas de seguridad. También es el único y mayor aliado no-OTAN en la región y ha resuelto todas sus disputas limítrofes con Chile. Argentina está trabajando actualmente con Chile para levantar una brigada combinada de pacificación.
   
  Aunque nosotros tenemos positivas relaciones de ejército-a-ejército, estoy preocupado que en estos dos años y medio, no hemos podido forjar un acuerdo de privilegios e inmunidades que permitirían a los EE.UU. apoyar de mejor manera nuestros compromisos de nuestro ejército con su ejército y dirigir los ejercicios en Argentina. Continuaremos buscando futuras oportunidades para este compromiso y hay la esperanza que el gobierno de Argentina trabajará con nosotros en esta importante materia.
   
  Argentina firmó recientemente la Iniciativa de Seguridad en Proliferación (Proliferation Security Iniciative - PSI). Nosotros animamos su participación plena en esta iniciativa que esta diseñada para prevenir la proliferación de armas de destrucción en masa, sus sistemas de entrega y materiales relacionados.
   
  Brasil. Con aproximadamente 186 millones de habitantes, Brasil tiene la población más grande de América Latina y es quinta en el mundo. Brasil ha sido tradicionalmente un líder en la comunidad interamericana jugando un papel importante en los esfuerzos de seguridad colectiva, así como en la cooperación económica del Hemisferio Occidental. Es vista por muchos como unificadora y promotora de la estabilidad regional. Brasil comparte su frontera con todos menos con dos naciones en Sur América.
   
  La región de la triple-frontera dónde Brasil, Paraguay, y Argentina convergen es un refugio frecuente para narcotraficantes, terroristas y otros delincuentes. También, la guerrilla se rebela por la frontera noroeste de Brasil con Colombia, lo que sugiere una amenaza potencial al control del propio territorio de Brasil.
   
  Brasil ha demostrado su liderazgo militar en la región proporcionando el Comandante de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) desde el principio de esta misión.
   
  Uruguay. Uruguay es un modelo para las operaciones de paz, tiene el mayor promedio por cápita de pacificadores que cualquier país del mundo. Sus pacificadores son muy eficaces, y nosotros estamos trabajando con ellos para aprender de sus lecciones.
   
  El pasado año, el CHDS (Center for Hemispheric Defense Studies) en cooperación con el Centro Uruguayo de Estudios Estratégicos, condujo un seminario de seguridad transnacional y gobernabilidad. La conferencia reunió a líderes militares y civiles en defensa de EE.UU., Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, convirtiéndose en un valioso foro para la discusión de los temas de seguridad. Además, un Centro para las relaciones Civiles-Militares llevó adelante un seminario en Uruguay cuyo tema fue ‘Respuesta civil-militar al terrorismo’ con participantes de Sur América y el Caribe.
   
  Paraguay. Estamos preocupados por la situación de seguridad en Paraguay, sobre todo en la zona de la triple-frontera. El gobierno de Paraguay reconoce las amenazas existentes en estos espacios de región fronteriza sin presencia gubernamental, y está trabajando para asegurar esos espacios. Para apoyar estos esfuerzos, las unidades de operaciones especiales americanas han dirigido entrenamiento conjunto con las unidades contra-terroristas paraguayas, que también aumentaron la interoperabilidad con las unidades contra-terrorismo americanas.
   
  También hemos dirigido numerosos ejercicios ‘Medical Readiness Training Exercises’  (MEDRETEs) en Paraguay para ayudar al entrenamiento de nuestras tropas médicas y apoyar las necesidades médicas paraguayas.
   
   
  ENFRENTANDO LAS AMENAZAS
   
  Frente a estos antecedentes, el Comando se esfuerza por apoyar a nuestras naciones socias desarrollando dentro de sus ejércitos las capacidades de apoyo a la seguridad, estabilidad, y un sistema judicial funcionando, con una institucionalidad que respete los derechos humanos. Mientras el anti-americanismo está en ascenso entre algunas naciones, nosotros disfrutamos de fuerte colaboración con la mayoría de las naciones y compartimos un entendiendo mutuo para enfrentar amenazas comunes que requieren de soluciones regionales. Nosotros logramos cumplir la misión a través de nuestro ‘Teatro de Cooperación Estratégico en Seguridad’ en el que nos esforzamos para construir capacidades dentro de las naciones socias, permitiéndoles que protejan a sus ciudadanos, fortalezcan la democracia, y aseguren el crecimiento económico. Nuestros compromisos normalmente se realizan a través de una combinación de operaciones, ejercicios y programas de iniciativas. Estas actividades son la clave para
 salvaguardar nuestros intereses de seguridad en el Hemisferio Occidental.
   
  LAS OPERACIONES
               
  Fuerza de Tarea Conjunta Interagencia Sur (Joint Interagency Task Force - JIATF) South. Contra el tráfico ilícito: JIATF-Sur es modelo de interagencia y cooperación multinacional. Su personal se dedica a proteger las fronteras de América a través de la vigilancia continua y las operaciones agresivas de interdicción. La clave subyacente al éxito es la colección, análisis, y diseminación de todas las fuentes de inteligencia combinadas con los recursos necesarios para operar eficazmente por las inmensas extensiones del Caribe y Pacífico Oriental. Durante los últimos seis años, JIATF-Sur apoyo la creciente incautación de cocaína, siendo el 2005 un registro alto todo el tiempo de 251.6 toneladas métricas en la zona de tránsito.
   
  El impedimento global a unas interdicciones crecientes en la zona de tránsito, es la falta de recursos en el área de detecciones en vuelo y monitoreo. Por cada diez pistas sospechosas de tráfico ilícito en la región, JIATF-Sur puede descubrir actualmente sólo 4 pistas y de esos, sólo se pueden interceptar 2. Para mejorar la interdicción de tráfico ilícito que amenaza nuestras fronteras, nosotros debemos reforzar las capacidades de detección y monitoreo y construir la capacidad de interdicción y arresto de la nación socia.
   
  Trabajando en un ambiente de recursos contraídos, el Comando está trabajando para mejorar sus capacidades en inteligencia, vigilancia, y reconocimiento (ISR siglas en inglés)). Estamos concentrándonos en dos áreas: 1) la habilidad para desplegar suficientemente las ventajas en el teatro para apoyar los requerimientos establecidos, y 2) incorporando los sensores correctos para mitigar los factores atmosféricos y ambientales que son problemáticos para la colección. Estamos también colaborando con varias agencias de defensa, interagencias y socios de la coalición para direccionar las necesidades de corto y largo plazo.
   
  La Fuerza de Tarea Conjunta - Guantánamo (JTF-GTMO): Operaciones de detenidos. JTF-GTMO continúa llevando los esfuerzos operacionales del Comando en la Guerra Global contra el Terrorismo. Actualmente están detenidos cerca de 500 enemigos combatientes especializados de al-Qaeda, el Taliban y otros individuos asociados a las redes de apoyo terrorista. Mientras nuestros militares libran una larga guerra, las operaciones de JTF-GTMO continúan proporcionando información crítica con respecto a las estructuras terroristas, prácticas de reclutamiento, financiamiento, operaciones y entrenamiento.
   
  Nosotros apoyamos rutinariamente las visitas del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC siglas e inglés) y valoramos sus recomendaciones para mejorar los procedimientos en nuestras operaciones de detención e interrogación.
   
  La misión de JTF-GTMO continúa. Nosotros apreciamos el apoyo del Congreso por las mejoras en la infraestructura, facilidades de seguridad y calidad de vida de nuestros miembros en servicio. Adicionalmente, nuestras actividades operativas de detención e interrogación, cumplen plenamente la Ley de Tratamiento al Detenido del 2005.
   
  La Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo (JTF-B): Contingencia regional y operaciones contra-narcóticos. JTF-B es una base que operaciones avanzadas en Honduras y apoyo a nuestras naciones socias en una variedad de misiones que incluyen contra-droga, búsqueda y rescate, alivio al desastre y ayuda humanitaria. La más reciente respuesta de JTF-B fue el alivio al desastre y ayuda humanitaria cuando Guatemala fue golpeada por el Huracán Stan. La contestación rápida y la ayuda inmediata ponen de relieve el valor de las fuerzas de avanzada desplegadas. JTF-B puso los helicópteros en tierra dentro de las 24 horas al pedido de asistencia guatemalteca y finalmente proporcionó por encima de las 650,000 libras de comida críticamente necesaria, agua y suministros a remotas y aisladas comunidades, bajo condiciones operacionales y climáticas duras. La familiaridad de la tripulación y personal de apoyo de la JTF-B con la topografía, los sistemas de comunicación y pasillos de movimiento, fueron
 fundamentales para el éxito de la misión. Esto también quedo demostrado cuando el Huracán Beta causó la pérdida de vidas, daños en las viviendas e infraestructura, inundaciones y desplazamiento de personas a lo largo de las áreas costeras caribeñas de Honduras.
   
  LOS EJERCICIOS
   
  El Comando dirige tres tipos de ejercicios: operacionales, Interacción Militar Extranjera (FMI siglas en inglés) y humanitario. Los ejercicios operacionales se restringen típicamente a la participación americana y se basan en los planes de contingencia en pie. Los ejercicios de Interacción Militar Extranjera son ejercicios multinacionales dirigidos con las naciones socias a lo largo de la región. Los escenarios para estos ejercicios se enfocan en operaciones de paz, alivio al desastre y asistencia humanitaria, interdicción marítima, y operaciones de seguridad. Nuestros ejercicios humanitarios se llevan a cabo casi siempre a través de nuestra serie estandarte, NUEVOS HORIZONTES.
   
  Los ejercicios de Interacción Militar Extranjera (ejemplos):
   
  PANAMAX. PANAMAX sigue siendo un primer ejemplo de cooperación regional demostrado a través de un ejercicio multinacional hecho a la medida para la defensa del Canal de Panamá. PANAMAX 2005 demostró que continua creciendo, tanto en el alcance como participación con respecto a años anteriores. Este año, se unieron las fuerzas marítimas de 16 naciones del Caribe, Pacífico y de las fuerzas de la multinacional costera y fueron conducidas por un colombiano, un peruano, y los comandantes panameños, todos bajo el mando operacional temporal de un almirante americano mientras dura el ejercicio.
   
  TRADEWINDS. TRADEWINDS es un ejercicio marítimo multinacional diseñado para mejorar la interoperabilidad en contingencias que involucran amenazas a la Cuenca del Caribe. Las naciones caribeñas han participado en este ejercicio durante 20 años lo que demuestra una larga historia de cooperación. En el 2005, el Comando convirtió el ejercicio para enlazarlo a un evento del mundo real -la Copa Mundial de Cricket 2007-. Este ejercicio está usándose para entrenar y preparar a las fuerzas regionales para una amplia gama de operaciones de apoyo y seguridad para ese evento.
   
  Ejercicio humanitario (ejemplo):
   
  NUEVOS HORIZONTES. El Comando Sur ha llevado a cabo cuatro ejercicios NUEVOS HORIZONTES el año pasado, en El Salvador, Panamá, Nicaragua, y Haití. NUEVOS HORIZONTES son ejercicios conjuntos dirigidos por el Comando que incorpora programas de asistencia humanitaria y cívica, y que mejora la articulación del entrenamiento y disposición del ingeniero militar, médico, unidades de apoyo al combate y apoyo de servicio al combate americanas. Específicamente, las Guardias Nacionales y Reservistas de los siguientes 13 estados participaron: Alabama, Florida, Georgia, Utah, Washington, Arkansas, California, Delaware, Ohio, Virginia Oriental, Massachusetts, Kentucky, Mississippi y el Distrito de Colombia. Además, ‘Medical Readiness Training Exercises’  (MEDRETEs), se incluyen en los ejercicios NUEVOS HORIZONTES, permitiendo el tratamiento de 236,000 pacientes en 15 países.
   
  NUEVOS HORIZONTES Haití se planeó originalmente para otra situación en el 2005, pero la Tormenta Tropical Jean hizo el caso apremiante y se cambio el ejercicio para apoyar las necesidades urgentes de esa nación isla. Varias unidades militares de los EE.UU. construyeron dos escuelas, un auditorio, perforó tres pozos, se produjo agua potable, y proporcionó apoyo médico y evacuación de víctimas. Colectivamente, las tres operaciones MEDRETEs en conjunción con los ejercicios NUEVOS HORIZONTES apoyaron a 27,110 víctimas de la Tormenta Tropical Jean.
   
   
   
   
   
  PROGRAMAS DE INICIATIVAS
   
  Enduring Friendship [Amistad duradera]. Enduring Friendship es una iniciativa que este Comando está llevando a cabo para construir las capacidades de seguridad marítimas con las naciones socias localizadas en las sendas altas del tráfico ilícito. Apoya la Estrategia del Presidente para el Hemisferio Occidental, la Iniciativa de Seguridad en Proliferación, el Teatro del Comando en Estrategia Seguridad Cooperación, el EE.UU. / Panamá Comercio Seguro y la Iniciativa del Transporte.
   
  El año fiscal 2006 es adecuado con $4 millones y se usará para desarrollar un cuadro operacional común y la interoperabilidad en mando, control, comunicaciones e inteligencia (C3I); capacidades para Jamaica, República Dominicana, Panamá y las Bahamas. Las valoraciones de los cuatro países en el 2005 determinaron las capacidades que cada uno requerían para lograr una plena capacidad de interdicción marítima. Una continuación del programa planea desarrollar las capacidades de interdicción de superficie de estas naciones y también planea una expansión de la iniciativa a otros países con sendas de tráfico, por ejemplo, están seleccionadas las naciones centroamericanas.
   
  Iniciativa Operaciones Paz Global (Global Peace Operations Iniciative - GPOI).  Esta iniciativa está actualmente en la fase de planificación de la primera parte dentro del área de responsabilidad (ADR) del Comando Sur para lograr la capacidad operacional plena en el año fiscal 2007. Si se ejecuta como está planeado, ésta iniciativa expandirá y proporcionará nuevos pacificadores y unidades de pacificación para las misiones de paz globales a finales del 2007. Esto podría incluir un Batallón de Infantería de la CFAC y nueve unidades del tamaño de una compañía de acuerdo a la clasificación de cada país en la región, listos para desplegarse en apoyo a las operaciones de paz de la ONU alrededor del mundo.
   
  Iniciativa Derechos Humanos (Human Rights Initiative - HRI) del Comando Sur. Nuestro HRI fomenta una cultura de respeto a los derechos humanos dentro de las fuerzas militares de las naciones socias, estrechando el espacio entre el ejército y los ciudadanos que ellos protegen. HRI ayuda eficazmente en la construcción de fuerzas militares profesionales proporcionando normas concretas y medidas efectivas en las áreas de doctrina, entrenamiento, control civil de las fuerzas armadas y sistemas eficaces para transparentar el control interno judicial. Ocho naciones regionales han implementado iniciativa de derechos humanos o se han comprometido para hacerlo; ellos son Costa Rica, Bolivia, Guatemala, Uruguay, República Dominicana, El Salvador, Honduras y Colombia. En el 2005, CFAC firmó el Memorando de Cooperación en HRI. La aplicación de la Iniciativa Derechos Humanos para las naciones caribeñas y del cono sur es donde se enfocan los esfuerzos para los años fiscales 2006 y 2007.
   
  Aunque no es una iniciativa, un área de preocupación es la hoy limitada inversión de recursos que garantizan un mejor retorno de esa inversión en el mañana. Uno de los más eficaces recursos disponibles para mí es el Programa de Educación y Entrenamiento Militar Internacional (Internacional Military Education and Traioning - IMET). Once países permanecen sancionados por la Ley de Protección a Miembros en Servicio Americanos (American Servive.members Protection Act – ASPA) y, por consiguiente, se excluyen como receptores de los fondos del IMET. Como resultado, en el 2005, un tercio de los países en nuestra ADR no pudieron participar en la educación militar patrocinada por EE.UU. En el 2003, el último año de IMET antes que las sanciones de ASPA surtan efecto, el 25 por ciento (771) del número total de estudiantes (3,128) de nuestra ADR vino de los países que ahora están sancionados. Proporcionar oportunidades para que el personal militar extranjero pueda asistir a la escuela de los
 EE.UU. es esencial para mantener lazos fuertes con nuestras naciones socias. El compromiso decreciente abre las puertas a naciones competidoras y actores políticos de fuera que no comparten nuestros principios democráticos, para aumentar la interacción e influenciar dentro de la región.
   
  Se conoce bien que la República Popular China (RPC) tiene la meta de largo plazo de asociarse con los países de América Latina. La RPC requiere el acceso a materias primas, petróleo, minerales, nuevos mercados y reconocimiento diplomático. Las importaciones de la RPC de América Latina crecieron a un promedio del 42 por ciento por año durante los últimos cuatro años. La RPC ha estado haciendo avances en la región usando medidas económicas, empleando la diplomacia, construyendo infraestructura, negociando tratados de comercio y ofreciendo recursos a los ejércitos y fuerzas de seguridad con erarios vacíos sin cadenas que los aten.
   
  CONCLUSIÓN
   
  La región tiene tremendo potencial, pero ninguna nación lo puede lograr sola. En gran medida, las amenazas no son convencionales. Como tal, las soluciones no pueden ser convencionales. Espacios sin gobierno, fronteras porosas, corrupción, crimen organizado, narcotráfico y narco-terrorismo están demostrando su habilidad para desafiar a los líderes libremente elegidos y minar a los gobiernos legítimos. Estas amenazas no se desarrollaron de la noche a la mañana ni pueden solucionarse de la noche a la mañana.
   
  Temprano mencionamos, los problemas de seguridad que compartimos en el hemisferio, requieren soluciones compartidas. Nosotros como Comando Sur americano reconocemos que no todos los problemas y soluciones son militares en su naturaleza. Los militares pueden ayudar a poner en juego las condiciones para crear un seguro y protegido ambiente. La región necesita otros agentes de reforma que incluye programas políticos, económicos y sociales que mejorarían la calidad de vida de todos los ciudadanos en el hemisferio. Un acercamiento eficaz requiere de un integral esfuerzo de largo plazo. 
   
    Los hombres y mujeres del Comando Sur americano están haciendo un trabajo extraordinario. El continuo apoyo del Congreso para nuestros esfuerzos asegura que el Comando sea capaz de más efectivos compromisos y sostenido apoyo para nuestros socios regionales. 
   

  Gracias de nuevo por la oportunidad de estar aquí hoy y esperamos sus preguntas. 
 
 
 
   
  FOR OFFICIAL USE ONLY
  UNTIL RELEASED BY THE
  SENATE ARMED SERVICES COMMITTEE
   
   
  POSTURE STATEMENT OF
  GENERAL BANTZ J. CRADDOCK, UNITED STATES ARMY
  COMMANDER, UNITED STATES SOUTHERN COMMAND   
  BEFORE THE 109TH CONGRESS
  SENATE ARMED SERVICES COMMITTEE  14 MARCH 2006
   
   
   
   
     
   
   
   
 
 
  FOR OFFICIAL USE ONLY
  UNTIL

Visto 547 veces