Viernes, 26 Enero 2007 19:00

Las sorpresas de América Latina

Escrito por LA JORNADA
Valora este artículo
(0 votos)

 

Pasada la histeria antichavista ­después haber tenido como pauta informativa la semana pasada a Hugo Chávez­, la "cruda" conduce al reconocimiento de que "algo de importancia cambió en América Latina". No saben lo que es, como tampoco entendieron por qué Lula ganó las elecciones del año pasado o por qué Cuba y Venezuela son los dos únicos países del continente que, según la UNESCO, acabaron con el analfabetismo.

 

Como es imposible pensar América Latina sin la colonización y la esclavitud que el capitalismo nos impuso ­y, por lo tanto, sin pensar en el capitalismo­ y, actualmente, sin incluir al imperialismo estadunidense, la derecha no logra pensar a América Latina. Como no consiguen pensar a nuestro continente, intentan descaracterizarlo: no habría una sola América Latina, como si las diferencias entre Ecuador y Haití, México y Argentina o Guatemala y Brasil fueran mayores de las que existen entre Bélgica e Italia, Portugal y Alemania o España y Grecia.

 

Como quieren entender a América Latina y al mundo desconociendo el fenómeno más decisivo y determinante de nuestro tiempo ­el imperialismo­, no alcanzan a comprender la actualidad del nacionalismo y su dimensión integradora en el continente. Como no quieren resistirse al neoliberalismo, al contrario de los pueblos del continente, que reiteradamente han votado contra los candidatos que pregonan ese modelo ­tal como en Brasil­, no entienden el papel del Estado como regulador de la economía, garante de los derechos sociales, sustento de la soberanía e instrumento para la integración latinoamericana.

 

Desde esa óptica, tuvieron lugar, entonces, dos reuniones la semana pasada en Río de Janeiro: una, la que realmente se realizó y, otra, aquella que fue divulgada por la prensa oligárquica. Como si fuesen dos América Latinas: la real, de Hugo Chávez, Evo Morales, Fidel Castro, Néstor Kirchner, Lula, Tabaré Vázquez, Rafael Correa, Daniel Ortega ­y de los pueblos que los eligieron y religieron­ y, la otra, la de derecha, con los grandes medios incluidos. Claro, después podrán tener otras "sorpresas", por ejemplo en Paraguay.

 

Es un continente que se no deja apresar por los esquemas liberales y eurocentristas, que se rebela, que construye y reconstruye sus alternativas de nuevas maneras, aprendiendo de las experiencias pasadas y rehaciendo su historia actual. Promoviendo las "sorpresas" que hacen de América Latina "La nueva cueva del topo" del siglo XXI.

 

Emir Sader

Traducción: Ruben Montedónico

Visto 426 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.