Martes, 05 Junio 2007 19:00

Para entender a Marcos, nada mejor que el mismo Marcos. Entrevista al mexicano Cristian Calonico

Escrito por PAGINA 12
Valora este artículo
(0 votos)

El cineasta mexicano Cristian Calónico es especialista en reflejar en el cine todo aquello que define al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el grupo político-militar encabezado por el Subcomandante Marcos que, si bien alcanzó visibilidad el 1º de enero de 1994 durante el levantamiento armado en Chiapas, sus raíces llegan hasta los primeros años de la década del 80. Calónico tradujo en lenguaje cinematográfico diversos momentos clave del movimiento zapatista: en 1995 comenzó la serie documental con Chiapas: historia inconclusa, film que ponía el acento en esos rostros anónimos que participaron de la historia mexicana más reciente buscando reivindicar la dignidad indígena y peleando por libertad y justicia para estas comunidades. Un año más tarde, logró una extensa entrevista al líder zapatista que se convirtió en el segundo largometraje: Marcos. Historia y Palabra es un relato de ’90 minutos (sin intervenciones editoriales) en el que el principal portavoz del EZLN habla a cámara, en un momento en que la discusión sobre la lucha de este movimiento hacía eclosión en México. Precisamente Marcos cuenta los orígenes del EZLN trazando la historia colectiva pero también su pensamiento personal sobre los acontecimientos de la insurgencia. En este testimonio fílmico se aprecia también la situación política del México de los ’90, cómo se relacionó el EZLN con la comunidad y el rol que jugó la sociedad civil en este proceso. A Marcos. Historia y Palabra le siguieron Juntos por Chiapas (1997), Chiapas: la historia continúa (1998) y Chiapas: historia y dignidad (2001). “Yo he venido haciendo un trabajo desde que surgieron los zapatistas, ya que empecé a documentar en videos todo lo que iba sucediendo tanto en Chiapas como en la ciudad de México alrededor de este movimiento”, dice Calónico desde México, en entrevista telefónica con Página/12. Es por eso que no le costó tanto conseguir el extenso testimonio de Marcos que logró concretar después de una serie de pedidos hasta que con su equipo, según comenta el cineasta, “decidimos meternos a la selva y ahí mismo solicitar la entrevista nuevamente... y nos la dieron”.

Calónico resalta que tanto él como su grupo de trabajo les dan voz a los zapatistas y no a otros sectores porque “creemos que ellos necesitan abrir espacios para difundir su movimiento y, entonces, les damos la voz completa. No es que nosotros nos metamos ni editorialicemos con una voz en off lo que pensamos, sino que ellos mismos son los narradores”. Marcos. Historia y Palabra podrá verse hoy (miércoles) a las 20 en el Teatro de la Ranchería (México 1152), en el ciclo organizado por el Movimiento de Documentalistas.

–¿Qué fue lo que más le sorprendió de la personalidad de Marcos?

–Su inteligencia, su capacidad de análisis, el nivel de información que maneja. En ese momento llegamos de San Cristóbal de las Casas para hacer la entrevista y veníamos de leer periódicos, ver noticieros, y él sabía lo que había sucedido unos minutos antes. Nosotros habíamos estado unos días ahí esperando la entrevista y nos actualizó de todo lo que había sucedido en la ciudad. Me sorprendió mucho su nivel de análisis, su inteligencia y su sinceridad, porque finalmente se abrió y nos contestó a todo lo que preguntamos. Enviamos un cuestionario previamente.

–¿Cómo definiría el perfil de Marcos?

–Es un tipo que cree en lo que hace, cree en la lucha que está haciendo y finalmente yo creo que es una lucha a largo plazo y que va a triunfar. Es un tipo honesto, que se sale del común de los políticos, que no busca un beneficio personal, que les ha entregado su vida a las comunidades indígenas y ahí se va a quedar hasta que la lucha termine, para bien o para mal.

–¿El film lo pensó apuntando a quienes desconocen el pensamiento de Marcos?

–Traté de buscar cosas que él no había dicho en otras entrevistas. La dividí en dos partes: en una que me contara lo que ha sido el movimiento zapatista desde cómo se engendró, ya que era una época en la que no se sabía mucho sobre cómo se había iniciado ese movimiento. De hecho, es una de las primeras entrevistas donde él habla de los orígenes del movimiento. Y a partir de eso, muchos libros citaron cosas del video. Entonces, está la parte más oficial y la parte más personal. La parte personal nos da una idea tanto del movimiento como del hombre que es Marcos. Y por eso el título que le pusimos es Marcos. Historia y Palabra, que refleja muy bien lo que es el personaje.

–¿Cómo analiza la irrupción del EZLN en el contexto político de los ’90?

–Creo que no nos equivocamos en la apuesta porque cuando surgió el EZLN yo pensé: “Este movimiento va a dar mucho para México”. Pensaba que finalmente iba a influir en un cambio en la historia de México y que había que seguirlo. Creo que no solamente influyó en la historia de México, sino que también ha tenido influencia en otros países y en los grandes movimientos mundiales que ahora se dan contra el neoliberalismo y la globalización. Finalmente, los zapatistas tienen ahí una parte en el surgimiento de todo esto.

–¿Encuentra similitud entre el zapatismo y otros movimientos de reivindicación social o de resistencia popular?

–Encuentro muchas similitudes entre el zapatismo y los piqueteros en Argentina, entre el zapatismo y muchas de las cosas que están sucediendo en América latina, tanto en Argentina, Chile, Ecuador, Brasil, Venezuela. Todo este cambio político que está viviendo la geografía latinoamericana y no solamente esta sino en otros países, también tienen muchos puntos de confluencia. Y el zapatismo ha tratado de buscar y de echar lazos y hacer cosas conjuntas con estos movimientos a nivel internacional. Creo que eso no ha cuajado muy bien pero... bueno: ahí está una base sólida para trabajar conjuntamente en algún momento.

–¿Qué grado de interés existe en la sociedad mexicana sobre la lucha del EZLN? ¿Hay mucho antagonismo?

–Desde el año pasado el movimiento zapatista perdió mucho interés por parte de la sociedad, porque toda la visibilidad la tenía el proceso electoral presidencial y los zapatistas descalificaron a todos los candidatos, incluido el candidato más de izquierda, por decirlo de alguna manera. Entonces, mucha gente no estuvo de acuerdo con esa posición de los zapatistas, porque mucha gente pensó que había que unir fuerzas más que dividir. Aunque no es cierto, mucha gente tiene en el fondo el sentimiento de que López Obrador perdió en parte porque Marcos le dio la espalda y lo descalificó.

–¿Considera que el EZLN sigue siendo un movimiento revolucionario?

–Sí, es un movimiento revolucionario pero a largo plazo. No es la guerrilla tradicional y eso lo dejó ver desde un principio: sus métodos fueron diferentes, sus prácticas fueron diferentes. Tal vez solamente en la primera declaración de la selva Lacandona, donde declararon la guerra, sí sonaba a una guerrilla tradicional. Pero a los dos meses ya había cambiado y ha sido diferente. Yo creo que es un movimiento revolucionario en muchos sentidos. No en el sentido tradicional de que vayan a tomar con las armas el palacio, pero sí están revolucionando muchas cosas de este país. A largo plazo.

 

Por Oscar Ranzani

Visto 405 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.