Viernes, 14 Noviembre 2008 08:01

Recesión en países desarrollados se prolongaría en 2009: OCDE

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
París, 13 de noviembre. Las economías desarrolladas están en recesión y en riesgo de contraerse también el año próximo, señaló el jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Añadió que el producto interno bruto (PIB) de sus 30 países afiliados podría bajar 0.3 por ciento en 2009.

La producción en Estados Unidos disminuiría 0.9 por ciento; en Japón, 0.1, y en la zona euro 0.5. El nuevo pronóstico representa un drástico giro negativo respecto al reportado en junio, cuando la organización predijo para 2009 un crecimiento individual entre sus miembros de 1.7 por ciento e indicó que lo peor de la crisis financiera podría haber pasado.
De esta manera, el organismo destacó que el mundo en desarrollo está en recesión y las principales economías industrializadas seguirán decreciendo en 2009, desde Estados Unidos hasta la eurozona, pasando por Japón, con la continuación de la crisis financiera hasta el final del año próximo, mayor desempleo y fuerte baja de los precios inmobiliarios en Europa. Se espera que la contracción promedio sea de 0.3 por ciento del PIB.

La OCDE pidió nuevas medidas de estímulo macroeconómico y subrayó que los instrumentos clásicos de política monetaria perdieron su eficacia en las actuales condiciones de intensa tensión financiera.

“La política presupuestaria tiene un papel que desempeñar” y los países que tienen margen de maniobra deben bajar impuestos en los hogares víctimas del endurecimiento de las condiciones de crédito, aconseja el organismo.
También abogó por una reforma de la “arquitectura financiera mundial”, pero instó a “resistir a las presiones tendientes a dar marcha atrás con la economía de mercado”.

La recesión y su impacto en el comercio mundial haría que los países emergentes resulten más afectados de lo inicialmente previsto, estimó la organización en un informe difundido el jueves y de la cual México forma parte. Estados Unidos estará en recesión durante 2009, con un retroceso de 0.9 por ciento de su PIB, antes de una recuperación en 2010. La eurozona (los 15 países de la Unión Europea) también sufrirá el año próximo una contracción del 0.5 por ciento de su PIB.

“Las proyecciones de la OCDE apuntan a un declive prolongado, y probablemente el PIB caiga en un tercio de punto porcentual en 2009, pero la incertidumbre de las proyecciones es grande”, indicó el grupo de expertos con sede en París.
Después de una marcada desaceleración en el cuarto trimestre, cuando se prevé que Estados Unidos, la mayor economía del mundo, se contraiga 2.8 por ciento, su PIB bajaría 0.9 por ciento en 2009 comparado con una expansión de 1.4 por ciento para todo 2008. La OCDE también proyectó que Japón y la zona euro entrarán en recesión.

Para el PIB japonés, la organización estimó una caída de uno por ciento en el cuarto trimestre y de 0.1 por ciento en 2009, mientras la producción de la zona euro disminuiría uno por ciento y 0.5 por ciento en los mismos periodos.

El cálculo de la OCDE, de una contracción anualizada de 0.4 por ciento para Japón entre julio y septiembre, ya colocaría a la segunda mayor economía del mundo en recesión. Esto es mucho más débil que el consenso del mercado, pues un sondeo de la semana pasada estimó una proyección mediana de una expansión de 0.3 por ciento.

“La distribución de riesgos alrededor de la proyección es amplia. En 2009 esos riesgos se inclinan a la baja”, precisó en un comunicado que acompañó las estimaciones, publicado antes de un encuentro de emergencia de líderes a celebrarse en Washington este fin de semana para responder a la crisis financiera.

Los riesgos que consideró son que la situación financiera tarde más de lo previsto en regresar a la normalidad, que haya nuevas quiebras bancarias y que los mercados emergentes sufran un impacto mayor al esperado.

Las proyecciones incluían una fuerte baja en la inflación pero los economistas de la OCDE veían una amenaza sólo muy ligera de deflación, más allá de Japón, donde sí se prevén caídas de precios en 2009.

Desempleo por zona

En cuanto al desempleo, debería pasar de 5.9 por ciento en 2008 para el conjunto de la OCDE a 6.9 por ciento el año próximo, y 7.2 por ciento en 2010.

El alza de la desocupación será particularmente marcada en la zona euro, donde pasará de 7.4 por ciento en 2008 a 8.6 en 2009, y 9 por ciento en 2010; y más débil en Estados Unidos (5.7 por ciento en 2008, 7.3 en 2009, y 7.5 en 2010) y en Japón (4.1 por ciento en 2008 y 4.4 en 2009 y 2010), de acuerdo con la OCDE.

“La situación de crisis financiera extrema que se vive desde mediados de septiembre debería ser de corta duración, pero será seguida por un periodo prolongado de turbulencias financieras hasta fines de 2009, con una normalización gradual a partir de ese momento”, indicó el informe.

“Otro factor importante es el ajuste en curso de los mercados inmobiliarios, que en muchos países europeos (...) durará todavía mucho tiempo”, agregó.

Estos factores negativos en parte serán compensados por el aumento del ingreso real de los hogares, como resultado del retroceso de los precios de las materias primas en este marco recesivo.

La inflación promedio en la OCDE pasaría de 3.3 por ciento en 2008 a 1.7 por ciento en 2009 y 1.5 por ciento en 2010.
Entre los factores de incertidumbre figuran el retraso de un regreso a la normalidad de las condiciones crediticias, con el riesgo de nuevas quiebras de instituciones financieras.

“La distribución de los riesgos en la proyección es vasta”, admite la OCDE, que menciona también la posibilidad de que las economías emergentes acusen “un impacto mayor de la reducción del comercio mundial y de una revisión del riesgo por parte de los inversionistas extranjeros”.

Nueva evidencia del declive

Alemania está en recesión y el crecimiento de la producción industrial de China se ha enfriado al menor ritmo en siete años, mostraron el jueves de los principales países exportadores del mundo, que ofrecieron nueva evidencia del carácter global del declive económico.

La peor crisis financiera en 80 años, que se propagó por todo el mundo tras el colapso del mercado inmobiliario de Estados Unidos, claramente está pesando ahora sobre la actividad económica real.

Su impacto quedó reflejado en los datos de China y Alemania, que se disputan el título del principal exportador mundial de bienes. Alemania reveló que su economía, la mayor de Europa, se contrajo 0.5 por ciento en el tercer trimestre, colocándose en recesión por primera vez en cinco años.

En China, que ha anunciado un plan de estímulo de 4 billones de yuanes (586 mil millones de dólares), el crecimiento de la producción industrial anual se moderó a 8.2 por ciento en octubre, el más flojo desde octubre de 2001, debido a que los sectores manufactureros recortaron la producción

Reuters, Afp y Dpa
Visto 1092 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.