Jueves, 05 Febrero 2009 12:57

El Salvador : “El pueblo tiene una decisión, ya no aguanta esta situación de injusticia”

Escrito por Diagonal
Valora este artículo
(0 votos)
El 18 de enero, la ex guerrilla salvadoreña Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional ganaba las elecciones municipales con el 42,57%. Un ensayo general para las elecciones presidenciales del 15 de marzo, en las que el periodista Mauricio Funes, un independiente en las listas del FMLN, se presenta como favorito. Entrevistamos en este número a Salvador Sánchez Cerén, candidato a la vicepresidencia, actual jefe de fracción del FMLN en la Asamblea Legislativa, firmante de los Acuerdos de Paz en 1992 y ex miembro de la Comandancia General del FMLN durante el conflicto armado.

DiagonaL: ¿Qué significado tienen las elecciones de 2009 dentro de la historia del FMLN?
Salvador Sánchez Cerén: El FMLN ha desarrollado todas las formas de lucha necesarias para la transformación en El Salvador. Las luchas populares campesinas, obreras, magisteriales, dinamizaron los cambios en los años ‘60 y ‘70, con jornadas gloriosas de lucha... Pero esa etapa se agotó, la agotó la derecha, cerró los espacios y hubo que emprender una larga lucha revolucionaria armada, desde los años ‘70 hasta los ‘90. Desde que firmamos los acuerdos de paz, hace ya 15 años, nosotros transformamos nuestra estructura militar en una estructura política, pero siempre con esta visión transformadora, con esa visión de cambios y de seguir empujando en El Salvador esas transformaciones, esos cambios revolucionarios. Y en estos 15 años hemos trabajado en condiciones diferentes, en el marco del sistema, donde era necesario dominar las formas de lucha política, en una acumulación de procesos electorales municipales, a través de procesos electorales en el poder legislativo... Ahora, esa acumulación nos pone a las puertas de llegar al Gobierno. Esta posible victoria electoral está dentro de esa larga lucha del pueblo salvadoreño, iniciada por Farabundo Martí en los años ‘30, hacia una nueva sociedad, una nueva sociedad más justa, más equitativa.

D.: Si el FMLN gana las elecciones, ¿cuáles serán las prioridades del Gobierno?
S.S.C.: Necesariamente tiene que haber cambios en todos los aspectos de la vida del país, la vida política, la vida social y la vida económica. Quizás el cambio más evidente es el político, es decir, terminar con los gobiernos autoritarios e iniciar un gobierno de participación ciudadana. A mi juicio eso es un vuelco en la historia de El Salvador, que es una historia de gobiernos democráticos con modalidades autoritarias y de gobiernos autoritarios. En la parte social, creo que el principal reto es enfrentar los grandes niveles de desigualdad, los grandes niveles de pobreza que existen en el país. No se puede tener una política de desarrollo económico desvinculada de la parte social. La parte de la inversión social es fundamental porque tiene que ver con el acceso y la situación deficitaria de la salud: falta de medicamentos, falta de hospitales, falta del instrumental necesario para atender a la población, falta de médicos. Lo mismo ocurre en educación, con los sectores excluidos como son los jóvenes, las mujeres, los de la tercera edad, los discapacitados... Es evidente que el modelo neoliberal en El Salvador se agotó. En toda América Latina fracasó. Y ahora se presenta la oportunidad de un modelo económico alternativo en donde necesariamente tiene que buscarse una relación entre todos los actores productivos, es decir, el sector empresarial, el sector de los trabajadores y la participación del Estado...

D.: ¿Cómo se está desarrollando la campaña?
S.S.C.: Como no hay una ley que norme el uso de los recursos, el partido en el Gobierno [el conservador ARENA] tiene la capacidad de saturar los medios de comunicación. Y eso se ve tanto en la campaña presidencial como en la campaña local de San Salvador. ARENA utiliza la campaña del miedo, esa campaña del temor, esa campaña del engaño... Pero quizás el nuevo fenómeno es que, después de utilizarse tanto la campaña de desprestigio, tanto la campaña de mentiras, tanto la campaña del engaño, el impacto que causa es mínimo. Ellos llevan meses manteniendo esa campaña sucia. En la medida en que se acerque la votación van a intensificarla más todavía; tienen todos los recursos, pero la población ve la diferencia con respecto a la campaña del FMLN, de contacto directo con la población, con más alegría y propuestas. Estos son los factores que evitan el impacto de esta campaña de miedo y de temor. Son recursos para ver si ARENA puede mejorar sus posiciones.

D.: ¿Cómo prevé el FMLN la situación de boicot desde la derecha que puede seguir a una victoria del Frente Farabundo Martí?
S.S.C.: En el proceso de paz también hubo sectores dentro de la derecha que trataron de obstaculizarlo. En alguna medida lograron su propósito porque alargaron el proceso de negociación. Porque el problema fundamental es que el pueblo tiene ya una decisión, ya no aguanta esta situación de injusticia que hay en el país. La derecha va a tratar de impedirlo, ya sea por la vía de acciones de desestabilización o por la vía de tratar de cooptar el proceso. Hay sectores que no están acostumbrados a que haya ese ejercicio que existe en todas las democracias que es la alternabilidad. Y es evidente que estos sectores van a tener una reacción inmediata de desestabilizar, de generar inestabilidad política. Pero todo eso tiene como contrapeso que en el pueblo va a haber una mayor participación, y en la medida que la mayoría de la población salvadoreña se incorpore a ese proceso se generará un factor de equilibrio para que pueda avanzar un gobierno del FMLN.

“El gran problema es, una vez en el gobierno, cómo responder a las expectativas”


D: En el caso de una victoria del FMLN, ¿qué papel jugaría la red continental con otros gobiernos como Bolivia o Venezuela?
S.S.C.: En América Latina hay un proceso profundo de transformación y de cambio. Estos factores pueden ayudar a un proceso en El Salvador. No en el sentido de que el rescate de El Salvador esté basado en una participación directa de esos gobiernos en nuestros procesos. Porque para nosotros lo fundamental es la participación del pueblo salvadoreño. En la medida en que el pueblo salvadoreño sea partícipe, va a contar con la solidaridad. Hay nuevos espacios de integraciones económicas, nuevos espacios de cooperación económica, nuevos espacios de búsqueda, para fortalecer la independencia, la soberanía de los pueblos. Todos estos nuevos espacios pueden ayudar probablemente a un proceso de un Gobierno del FMLN que pueda ir en la vía de hacer los cambios en El Salvador y no quedarse en una política de continuismo, que no es lo que espera el pueblo con el FMLN. El gran problema es, una vez en el Gobierno, cómo responder a las expectativas, a las demandas de la población... ése el reto que están viviendo muchos países de América del Sur, que están viviendo muchos países de Centroamérica y que en El Salvador vamos a comenzar a vivir. Cómo un gobierno de izquierda le va a dar respuestas a estas grandes expectativas que año tras año se han estado acumulando en el pueblo salvadoreño: de esto depende la profundidad de los cambios. Con las limitaciones y los alcances partimos en este proceso de cambio hacia una nueva sociedad socialista. Actualmente estamos en la primera etapa no socialista. Ahora el reto es satisfacer las necesidades. Lo fundamental es lograr el bienestar de todos, de toda la población. Y la solidaridad internacional tiene un papel activo, nos acompaña.

Miguel Villafranca / Suiza


Visto 583 vecesModificado por última vez en Viernes, 06 Febrero 2009 06:44

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.