Martes, 29 Diciembre 2009 08:31

Estados Unidos abre en Yemen un tercer frente de guerra en contra de Al Qaeda

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
Nueva York, 28 de diciembre. Estados Unidos abrió el tercer frente de su guerra contra el terrorismo con una operación encubierta para combatir a Al Qaeda en Yemen, informó hoy el periódico The New York Times, que citó como fuentes a altos ex funcionarios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Con los conflictos de Irak y Afganistán aún sin resolver, la CIA envió subrepticiamente hace un año varios de sus mejores agentes con experiencia antiterrorista al país asiático, ubicado en el extremo suroeste de la Península Arábiga, rodeado por el mar Arábigo, el golfo de Adén y el Mar Rojo, justo frente al cuerno de Africa, la zona de operaciones de los piratas somalíes.

Comandos de elite estadunidenses comenzaron a entrenar a las fuerzas de seguridad locales, mientras el Pentágono incrementó sustancialmente su ayuda militar a Yemen, donde gastará unos 70 millones de dólares en los próximos 18 meses y enviará equipos de fuerzas especiales para entrenar y equipar a los militares, policías y guardacostas.

La versión del Times fue corroborada por el senador demócrata Joseph Lieberman, quien preside la comisión de Seguridad Interna del Senado y recientemente visitó la capital yemení. Irak fue la guerra de ayer. Afganistán es la guerra de hoy. Si no actuamos preventivamente, Yemen será la guerra de mañana, declaró Lieberman al canal de televisión Fox, y añadió que Estados Unidos tiene una creciente presencia ahí, y la debemos mantener con operaciones especiales, boinas verdes y servicios secretos.

Especialistas en el estudio de los movimientos que reivindican la jihad (guerra santa) coinciden en la importancia crucial de Yemen para Al Qaeda.

El especialista Bernard Haykel, de la Universidad de Princeton, afirmó que tras la derrota sufrida en Arabia Saudita, los numerosos miembros saudítas del movimiento que sobrevivieron se reagruparon en Yemen.

Dominique Thomas, de la Escuela Superior de Ciencias Sociales de Francia, recordó que la yemení es una tierra para todos los tráficos, un país que ningún poder central logró jamás controlar eficazmente, por lo que el gobierno de Saná privilegió el diálogo con el movimiento de Osama Bin Laden, quien utiliza el lugar como refugio desde los años 90, pues su familia es oriunda.

El gobierno de Saná está desbordado por una insurrección armada de chiítas houthi en el noroeste, y por el creciente movimiento secesionista en el sur. En las últimas dos décadas,Yemen ha sido cada vez más inestable, desde que Arabia Saudita expulsó a un millón de trabajadores yemeníes, luego que Yemen se negó a apoyar la guerra liderada por Estados Unidos para expulsar al ejército de Saddam Hussein de Kuwait en 1990.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, el presidente yemení Ali Abdullah Salih comenzó a cooperar con Estados Unidos en la lucha antiterrorista; el 17 y el 24 de diciembre, el ejército local, con apoyo estadunidense, bombardeó supuestas posiciones de Al Qaeda y afirmó que mató más de 60 terroristas, entre ellos el líder chiíta Abdul-Malik Houthi, de cuyo apellido toman su nombre los houthis, quienes protestan contra la discriminación social, religiosa y económica de la que dicen ser objeto.

El jefe de la seguridad nacional, Mohamed Anisi, aseveró ayer que las fuerzas de seguridad yemeníes reciben ayuda de Estados Unidos, acusó a Irán de apoyar a los rebeldes chiítas y dijo que durante un ataque preventivo fueron abatidos dos líderes de Al Qaeda, Nasser Wahaishi y Said Shihri, este último un ex preso de Guantánamo, sospechoso de planear un atentado contra la embajada estadunidense en Saná, que dejó 16 personas muertas en septiembre de 2008.

En un comunicado publicado el domingo en Internet, la célula yemení de la red islamita prometió vengar los ataques en su contra realizados durante este mes en aviones estadunidenses, y afirmó que cerca de 50 hombres, mujeres y niños perecieron en los bombardeos.

La semana anterior, el Ministerio de Defensa de Arabia Saudita informó que unos 73 sauditas murieron y 10 desaparecieron en los enfrentamientos contra rebeldes yemeníes, en la frontera común.

Afp, Reuters, Dpa y The Independent
 

 
Visto 527 vecesModificado por última vez en Martes, 29 Diciembre 2009 11:05

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.