Viernes, 03 Septiembre 2010 07:46

Dios no creó el universo; el big bang, resultado de las leyes físicas: Hawking

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
Londres, 2 de septiembre. Los desarrollos en la física moderna excluyen a Dios de las teorías sobre el origen del universo, afirma el astrofísico británico Stephen Hawking en un nuevo libro del que el diario The Times publica este jueves algunos extractos.

Según argumenta el eminente científico en The Grand Design (El gran diseño), coescrito con el físico estadunidense Leonard Mlodinow y que llegará a las librerías el 9 de septiembre, el big bang fue una consecuencia inevitable de las leyes de la física.

Debido a que existe una ley como la de la gravedad, el universo puede crearse a partir de nada. La creación espontánea es la razón por la que hay algo en lugar de nada, de por qué existe el universo y de por qué existimos nosotros, escribe Hawking.

No es necesario invocar a Dios para encender la mecha y poner en marcha el universo, agrega. Dios no creó el universo y el big bang fue la consecuencia inevitable de las leyes de la física, según señala el eminente físico teórico británico.

Esta posición representa, según The Times, una evolución respecto de lo que el científico británico de 68 años había escrito anteriormente sobre el tema.

En su Historia del tiempo (1988), uno de los grandes best sellers de la literatura científica, Hawking sugería que no existía incompatibilidad entre la noción de Dios, en tanto que creador, y una comprensión científica del universo.

The Grand Design también desmonta la teoría de Isaac Asimov de que el universo debió ser creado por Dios debido a que no pudo surgir del caos. Desde 1974, el científico ha trabajado para ligar las dos piedras angulares de la física moderna: la teoría general de la relatividad, de Albert Einstein, relacionada con la gravedad y los fenómenos a gran escala, y la teoría cuántica, que cubre las partículas subatómicas.

Hawking elabora su teoría a partir del descubrimiento en 1992 de un planeta que gira alrededor de una estrella que no es el Sol.

“Eso hace que la coincidencia de nuestras condiciones planetarias –el único Sol, la afortunada combinación de distancia Tierra-Sol y masa solar–, sea menos excepcional y menos convincente como prueba de que la tierra fue cuidadosamente diseñada para satisfacer a los seres humanos.”

Hawking, quien padece una grave enfermedad degenerativa que lo obliga a moverse en silla de ruedas y a comunicarse a través de una computadora, abandonó el año pasado la prestigiosa Cátedra Lucasiana de Matemáticas de la Universidad de Cambridge que ocupaba desde 1979. En Una breve historia del tiempo escribió: Si descubriéramos una teoría completa, sería el triunfo final de la razón humana, porque así conoceríamos la mente de Dios.

En su libro más reciente, señaló que el descubrimiento, en 1992, de un planeta que orbitaba otra estrella distinta al Sol ayudaba a replantear el punto de vista del padre de la física, Isaac Newton, respecto de que el universo no podría haber surgido del caos, sino que fue creado por Dios.

“Eso convierte a las coincidencias de nuestras condiciones planetarias –una estrella única, la afortunada combinación de la distancia Tierra-Sol y la masa solar–, en una evidencia mucho menos destacable y mucho menos convincente de que la Tierra fue diseñada cuidadosamente sólo para agradarnos a los seres humanos”, escribe.

Hawking comenzó a sufrir la enfermedad cuando tenía poco más de 20 años, pero logró convertirse en una de las autoridades científicas mundiales, y también ha tenido participaciones estelares en Star Trek y en las series animadas Futurama y The Simpsons.

El año pasado anunció que iba a dejar el puesto de profesor lucasiano de matemáticas de la Universidad de Cambridge, puesto que ostentó Newton y que él había tenido desde 1979.

The Grand Design saldrá a la venta la semana próxima.

Agencias

Cuando el cerebro humano necesitó inventarse a Dios

Los últimos avances en neurociencia atribuyen a una combinación de sustancia químicas y necesidades fisiológicas la aparición de religión y la idea de Dios.

El ser humano, a pesar de del proceso cultural, es presa fácil del miedo y la incertidumbre que le atenazaban hace miles de años. Los pequeños problemas de la vida diaria y las grandes preguntas provocan estrés neuronal, induciendo hasta cien cambios diferentes en el cerebro. Para balancear la carga, surgió la religión.

Como recogen el antropólogo Lionel Tiger y el neurólogo Michael McGuire en el libro God's brain (El cerebro de Dios), publicado en Estados Unidos la pasada primavera, la religión tiene un efecto balsámico sobre el cerebro.

Mediante la recopilación de decenas de investigaciones científicas apoyadas en las modernas técnicas de neuroimagen (resonancia magnética, tomografía o magnetoencefalografía, los autores cogen fuerza para explicar la función de la religión. Según explican, la experiencia religiosa libera neurotransmisores como la serotonina la dopamina y hormonas como la oxitocina, que dan paz al cerebro, restaurando su equilibrio.

En una serie de experimentos realizados con monos por McGuire, los científicos pudieron establecer una relación directa entre el estatus social de cada individuo dentro del clan y el nivel de serotonina, un neurotransmisor que funciona a modo de recompensa para un cerebro estresado.

'Fitness' cerebral

En humanos, los más recientes trabajos de neurociencia y religión muestran cómo la fe en Dios reduce los síntomas de la depresión y favorece el autocontrol, mientras que la meditación mejora algunas capacidades mentales.

Los autores reconocen que hay otras formas de conseguir reducir el estrés neuronal, como hacer deporte o una cena agradable. Pero las otras actividades sociales no tienen los tres elementos que dan utilidad a la religión: socialización positiva en comunidad, los rituales y una creencia, generalmente en la otra vida.

El problema es la religión

La semana que viene se publicará un libro en el Reino Unido que dará mucho que hablar. Su título en español supongo que será El gran diseño y su autor más notable es Stephen W. Hawking, que lo firma con Leonard Mlodinov.

Lo más importante del libro es que trata de poner al alcance de las personas no especialistas los últimos intentos de la física teórica en cuanto a fundir en un mismo cuerpo matemático la relatividad general o teoría del universo en su conjunto con la mecánica cuántica o teoría del microcosmos atómico. El problema es que el objetivo de tal esfuerzo divulgativo se encamina a demostrar la no existencia de Dios.

Siempre me anima que un científico de la talla de Hawking muestre públicamente su agnosticismo, pero que en esta ocasión lo haga apoyándose en las teorías M y una de sus hipotéticas consecuencias, la existencia de infinidad de universos, me parece pobre cuando no contradictorio. Concluyen Hawking y Mlodinov que, igual que Darwin y Wallace explicaron el aparentemente milagroso diseño de las formas vivas sin intervención de un ser supremo, el concepto de multiverso puede explicar nuestra existencia sin necesidad de un creador benevolente que hiciera el mundo para nuestro beneficio.

El problema reside en que mientras que la evolución de las especies por selección natural está demostrada incluso a escala molecular, los modelos en 11 dimensiones que desarrollan todos los conceptos de supercuerdas, las teorías M, no tienen por ahora la más mínima posibilidad de contrastarse experimentalmente. O sea, que entran casi en la categoría de filosofía, a la que Hawking le niega cualquier papel hoy día.

Así, si suponemos que Borges tenía razón al catalogar la filosofía de subgénero de la literatura fantástica, las teorías M pueden caer en el mismo saco. Creo que lo más honesto desde el punto de vista científico es mantener la postura de Laplace, que cuando le enseñó su modelo matemático del sistema solar a Napoleón y este arguyó que no veía a Dios por ninguna parte, le respondió: "Sire, no he tenido que hacer uso de tal hipótesis". También creo importante no distraer a la gente en cuanto a que el problema no es Dios, sino las religiones.

MIGUEL ÁNGEL CRIADO Madrid 03/09/2010 08:00 Actualizado: 03/09/2010 09:14


Visto 1857 vecesModificado por última vez en Viernes, 17 Septiembre 2010 14:11

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.