Domingo, 26 Septiembre 2010 12:24

La OTAN comienza fase clave para desterrar a los talibanes de Kandahar

Escrito por El País
Valora este artículo
(0 votos)

La operación Golpe del Dragón ha comenzado y se esperan duros combates para desterrar a los talibanes de su bastión en Kandahar, al sur de Afganistán. El general brigadier Josef Blotz, portavoz de la Fuerza Internacional Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN , ha informado hoy en rueda de prensa que las operaciones conjuntas con las fuerzas de seguridad afganas han entrado en una fase decisiva. Se trata del primer combate a gran escala que incluye múltiples objetivos en esa provincia.

"Específicamente la operación Hamkari (cooperación) dentro de Kandahar y sus alrededores ha comenzado una fase importante. Las operaciones de Golpe de Dragón que iniciaron ayer en los distritos de Zharay y Panjwai están en desarrollo y esperamos fuertes combates", ha dicho Blotz en la conferencia de prensa semanal.

Tanto Blotz como el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Zahir Azimi, han declinado ofrecer cifras de bajas en sus fuerzas, pero sí han informado de que las fuerzas de la coalición han matado a al menos cinco insurgentes desde ayer.

El objetivo de la operación, ha dicho el portavoz de la ISAF, es "destruir las posiciones de combate talibanes para que no tengan donde esconderse".

Kandahar es el lugar de nacimiento de los militantes talibanes y es su bastión más importante desde combaten desde hace un par de años a las fuerzas afganas y de la coalición. Blotz ha informado de que operaciones aéreas llevadas a cabo por la OTAN han destruido dos toneladas de explosivos caseros que iban a ser utilizados para cometer atentados suicidas y colocar bombas en las carreteras para emboscar a los aliados.


"Esta no es solo una operación militar que será liderada por las fuerzas de seguridad afganas, sino que también apuntar a mejorar la gobernanza, el proceso de desarrollo y restaurar el control del Gobierno en Kandahar", ha dicho Azimi en la rueda de prensa.

Una victoria en Kandahar es crucial para los esfuerzos del presidente estadounidense Barack Obama para dar un giro a la guerra en Afganistán, que el mes pasado.

Con más de 500 bajas mortales, 2010 está siendo el año más sanguinario para las tropas internacionales desplegadas en Afganistán desde la caída del régimen talibán en 2001, de acuerdo con el portal independiente icasualties.org, y más de 2.000 soldados de la ISAF han perdido la vida desde entonces.

Visto 623 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.