Viernes, 24 Diciembre 2010 07:39

Ataque anarquista a las embajadas de Chile y Suiza en Roma deja dos heridos

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)

Roma, 23 de diciembre. Las embajadas de Chile y Suiza en la capital italiana fueron hoy blanco de ataques con explosivos que dejaron dos heridos y desataron una alerta general en las sedes diplomáticas establecidas en este país europeo y en Suiza, que se atribuyó la Federación Anárquica Informal (FAI).

La sicosis desatada por las explosiones se extendió a la embajada de Ucrania en Roma y hasta la representación de la Unión Europea en Berna, Suiza, donde hubo falsas alarmas sobre bultos que finalmente resultaron inofensivos.

A primera hora de hoy estalló el artefacto en la sede chilena, hiriendo de gravedad a un empleado. Al mediodía explotó en la misma zona la bomba dirigida a la embajada de Suiza, donde resultó herido el portero de la legación.

Decidimos hacer oír nuestra voz de nuevo con palabras y hechos. Destruyamos el sistema de dominación, viva la FAI, viva la anarquía, decía una nota que se encontró en la embajada chilena.

Los ataques de hoy fueron similares a un episodio ocurrido el mes pasado en Grecia, donde activistas anarquistas enviaron paquetes bomba a gobiernos y embajadas extranjeras en Atenas.

La nota estaba firmada por la célula revolucionaria Lambros Fountas de la FAI, un anarquista griego muerto en enfrentamientos con la policía de Atenas en marzo.

La FAI es bien conocida por las autoridades. Servicios de inteligencia dijeron en un reporte el año pasado que ésta es la principal amenaza terrorista nacional de tipo anarquista-insurreccionista.

En diciembre de 2009, el grupo reivindicó una bomba que explotó parcialmente en un túnel bajo la Universidad Bocconi de Milán, sin causar víctimas.

No se encontró una nota en la embajada suiza, pero la policía dijo que los paquetes que detonaron eran casi idénticos.
 

Acto irracional y brutal

Lo que ocurrió en nuestra embajada es un acto de terrorismo absolutamente irracional y brutal. No logramos explicarnos por qué hemos sido atacados, afirmó el embajador chileno Óscar Godoy, quien precisó que el paquete estaba destinado a la sección cultural.

La fiscalía en Roma informó que pudo comprobar que el envoltorio recibido en las oficinas chilenas fue enviado desde Italia, pero por la destrucción total del paquete correspondiente a Suiza, resultó imposible determinar su origen.

Estamos siguiendo la pista anarquista insurreccional, afirmó en un principio el ministro del Interior Roberto Maroni, quien hizo referencia a intentos de ataque similares a los de Grecia el 4 y 5 de noviembre pasado, reivindicados por la organización Conspiración de Células de Fuego.

Hará falta un par de días antes de que surja más información. Pero no parece la típica cosa de yihaidistas. Parece el acto de un grupo de izquierdista o marginal, consideró Stephan Bierling, profesor de política internacional de la Universidad de Ratisbona, en Alemania, antes de que se conociera la reivindicación de la FAI.

El opositor Partido Demócrata italiano comentó por medio de un experto en asuntos de seguridad pública, Emanuele Fiano, que los hechos son graves y alarmantes, sobre todo luego del hallazgo hace dos días de un presunto paquete bomba en un vagón del metro, que en realidad contenía cemento.

Los ataques ocurrieron un día después de que un grupo de 10 a 15 personas encapuchadas y armadas se presentó en un complejo turístico a orillas del mar, 30 kilómetros al sur de Bastia, e hizo estallar artefactos que sólo causaron daños materiales, sin que nadie se haya atribuido la agresión.

A todo esto, al cierre de esta edición se reportó que un paquete sospechoso hallado en el metro de Estocolmo obligó a desalojar y clausurar temporalmente la estación de Kungsträdgarden.

El paquete, que había sido hallado por personal de seguridad, fue destruido por expertos en explosivos, informó una portavoz de la policía de Estocolmo. Al parecer, el paquete fue armado con el objetivo de imitar una bomba.

Visto 620 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.