Domingo, 09 Enero 2011 11:27

Atacante mata a seis personas y hiere en la cabeza a congresista de EU

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
Tucson, 8 de enero. La congresista demócrata por Arizona Gabrielle Giffords resultó herida en la cabeza y otras seis personas murieron –entre ellas el juez federal John Roll y una niña de nueve años–, después de que un hombre abrió fuego durante un mitin político en esta ciudad estadunidense.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el ataque como “una tragedia para todo el país”, por lo que envío al director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Robert Mueller, para esclarecer el crimen.
Giffords participó en el evento El Congreso en tu esquina, que consiste en reuniones públicas para darle a los electores la posibilidad de conversar directamente con ella, cuando fue atacada desde poco más de un metro de distancia, dijo la estación de radio NPR.
Según esa fuente, la congresista conversaba con una pareja simpatizante cuando fue tiroteada. En el ataque se utilizó una pistola con un cargador ampliado, informó la cadena CBS, que citó a fuentes policiales, las que por el momento no han querido especular sobre el motivo del atentado.
Tras el ataque, Gabrielle Giffords fue trasladada al Centro Médico Universitario de Tucson, donde fue intervenida quirúrgicamente de urgencia.
El vocero del hospital, el doctor Peter Rhee, declaró que la legisladora demócrata “recibió un disparo en la cabeza que entró y salió. Ya es capaz de reaccionar a los estímulos y atender órdenes, lo que constituye un buen síntoma”, señaló. Rhee se declaró “optimista sobre su recuperación”.
Rick Kastigar, funcionario del departamento del sheriff del condado de Pima, señaló que en el tiroteo, seis personas perdieron la vida, entre ellas el magistrado federal John Roll y una niña de nueve años, además de que 18 personas resultaron heridas.
El presidente Obama se dirigió a la nación en un breve mensaje televisivo en donde confirmó que una menor de nueve años y el juez federal habían fallecido, y además calificó el hecho como “una tragedia para todo el país”.
El jefe de la Casa Blanca ofreció poner a disposición de Arizona todos los recursos del gobierno federal para investigar el atentado contra la legisladora demócrata.
El presidente, quien habló por teléfono con la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, informó que “un sospechoso se encuentra en custodia pero aún no sabemos qué provocó este acto deplorable”.
Obama señaló que una investigación integral se encuentra en marcha y que instruyó a Mueller ayudar a coordinar los esfuerzos para esclarecer el ataque.
El presidente estadunidense describió a Giffords como una amiga personal, una servidora pública extraordinaria y una persona cálida. Además, pidió a los estadunidenses dedicar sus oraciones y plegarias a Giffords, a las otras víctimas y sus familiares.
La Secretaría de Relaciones Exteriores de México, por su parte, manifestó en un comunicado sus condolencias a los familiares de las víctimas y deseó una pronta recuperación de los heridos. También expresó su solidaridad al Congreso y al pueblo de Estados Unidos, en particular al de Arizona, y al presidente Obama.
El presunto autor del tiroteo fue identificado por la policía como Jared Loughner, un joven de 22 años de edad, quien se encuentra bajo custodia.
La secretaria federal de Seguridad Interna, Janet Napolitano, afirmó a los medios que “no hay lugar en nuestra sociedad o discurso para actos de violencia sin sentido y sin conciencia”.
La gobernadora de Arizona dijo estar conmovida de que Giffords haya sido víctima de una “cruel violencia”, por lo que ordenó que las banderas en los edificios del gobierno estatal se coloquen a media asta en honor de los que perdieron la vida.
De su lado, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, señaló que “un ataque contra una persona que brinda servicio es un ataque contra todos aquellos que brindan servicio”.
Giffords estaba llamada a ser una de las voces activas en el debate del nuevo Congreso sobre la reforma migratoria.
Tras asumir esta semana su tercer periodo en el Congreso, Giffords, de 40 años, era una de las pocas demócratas que sobrevivieron a la aplanadora de los republicanos en las elecciones de noviembre pasado, tras superar por poco a su oponente.
La congresista es una firme opositora de la legislación antinmigrante de Arizona, la SB 1070, y apoya la reforma de salud de Obama, que busca ser abolida la próxima semana por la Cámara de Representantes, ahora dominada por los republicanos.
Giffords ha ejercido presión para que se aumente el número de tropas que custodian la frontera entre México y Estados Unidos, y está en favor de que la legalización de los inmigrantes esté condicionada a la verificación de antecedentes penales, el pago de impuestos y el aprendizaje de inglés.
Además, ha integrado las comisiones legislativas de Defensa, Asuntos Exteriores y de Ciencia y Tecnología. Está casada con el astronauta Mark Kelly, con quien tiene dos hijos.
Visto 785 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.