Sábado, 26 Marzo 2011 17:05

Cientos de miles de personas exigen a Merkel el "apagón"atómico

Escrito por Público.es
Valora este artículo
(0 votos)
Más de 200.000 manifestantes antinucleares, repartidos por las principales ciudades de Alemania, salieron a la calle para exigir al gobierno de la canciller Angela Merkel el adiós definitivo y total a la energía nuclear.

Unos 60.000 manifestantes en Berlín, otros 50.000 en Hamburgo, 25.000 en Múnich y otros tantos en Colonia, entre otras ciudades del país, secundaron la convocatoria lanzada por plataformas antinucleares. Entre los manifestantes estuvieron representantes de los partidos de la oposición, sindicatos y organizaciones religiosas.

La bandera del "Atomkraft? Nein, Danke" ("¿Energía atómica? No, gracias"), señal de identidad del ecopacifismo alemán, recuperó el protagonismo de los años 80 y 90, por el impacto de la catástrofe de la planta japonesa de Fukushima.

La marcha berlinesa fue encabezada por los líderes de los Verdes en el Bundestag (Parlamento federal), Renate Künast y Jürgen Trittin, así como el jefe de la oposición parlamentaria socialdemócata, Frank-Walter Steinmeier.

La oposición roji-verde cree que la desconexión de siete de los 17 reactores alemanes después de la catástrofe de Japón, es una medida electoral de Merkel por las las elecciones de mañana en los estados de Baden-Württemberg y Renani-Palatinado, sur y oeste del país, respectivamente.

Los líderes de esas formaciones exigieron una acción más contundente y sin marcha atrás, sustentados en la alarma radiactiva desatada en Japón.
Merkel se defiende

En un mitin en Renania-Palatinado, Merkel rechazó que su decisión obedezca a intereses electoralistas. "Con o sin campaña electoral: ningún ser sensato ignoraría lo ocurrido en Japón", afirmó la presidenta intentando ratificar su decisión de revisar la seguridad de todas las plantas alemanas e invitar a hacerlo al resto de países de la Unión Europea.

Las declaraciones de la canciller llegan después de su ministro de Economía, Rainer Brüderle, tratara de tranquilizar los ánimos de la gran industria y dijera, ante un ámbito reducido, que la moratoria obedece a cuestiones electorales.

Las palabras del ministro, posteriormente desmentidas, han puesto en tela de juicio la credibilidad de Merkel. A las palabras del ministro se le suma que la prolongación de la vida de las centrales, recientemente aprobada por su gobierno, fue defendida por parte de la coalición de centroderecha de la canciller. El ala más conservadora del partido echó así por tierra, a finales de 2010, el plan fijado en 2000 por el ejecutivo roji-verde de Gerhard Schröder para el abandono de la energía nuclear.
La propuesta suspendida

El nuevo calendario del gobierno de Merkel, ahora en suspenso, pretendía prolongar el funcionamiento de los reactores una media de 12 años, entre 8 y 14 años, según su grado de seguridad.

Para la oposición y el movimiento antinuclear, se trata de una maniobra de cara al electorado de Baden-Württemberg -donde están emplazados cuatro reactores.

Los sondeos apuntan a un relevo en el poder a favor de una alianza entre socialdemócratas y Verdes, con opción a que sean los ecopacifistas la fuerza mayoritaria en esa nueva constelación.

EFE Berlín 26/03/2011 17:18 Actualizado: 26/03/2011 18:01
Visto 580 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.