Lunes, 16 Mayo 2011 06:32

Líder campesino cubano pide romper el monopolio estatal del comercio agrícola

Escrito por Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
La Habana, 15 de mayo. El líder de los campesinos cubanos, Orlando Lugo, reabrió hoy el debate sobre el futuro del sector agrícola, pidiendo que se rompa el monopolio estatal del comercio agrícola y se permita el usufructo permanente de la tierra.

La cuestión del monopolio comercial es un tema aún sin resolver, dijo Lugo al diario Juventud Rebelde. La declaración surgió apenas una semana después de que empezó a circular el plan económico aprobado por el Partido Comunista de Cuba (PCC), que sólo decidió transformar ese sistema de distribución de alimentos, que está en la mira de los productores desde hace al menos un año.

Si en Cuba existen una producción privada y diversificada, no puedes tener una comercialización monopolizada, respondió Lugo en la entrevista. Tenemos que buscar muchas formas de compraventa. Si me preguntaran, diría que tiene que ser directa.

El líder de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) abundó en esta forma: Si una cooperativa quiere vender productos y quiere tener un punto de venta, que lo tenga. Si un hotel quiere comprarle un producto a una cooperativa, ¿por qué no lo puede hacer? ¿Por qué hay que hacerlo obligatoriamente a través de una empresa?

Bajo el actual sistema, los agricultores están obligados a vender la mayor parte de su cosecha al monopolio estatal llamado acopio, y luego pueden concurrir al mercado con la oferta sobrante.

El plan económico que decidió el sexto congreso del PCC, en abril, mantiene el acopio, aunque aceptando mecanismos de gestión más ágiles, así como la posibilidad de que el productor concurra al mercado con sus propios medios.

Pero la declaración de Lugo mostró la insatisfacción del sector con ese acuerdo. La suerte del campo es uno de los asuntos más discutidos en los últimos años en Cuba, en la medida en que la isla tiene ociosa casi un tercio de tierra cultivable y debe importar alimentos a precios crecientes, que este año llevarán la factura a unos mil 500 millones de dólares o casi la quinta parte del total de importación de bienes en 2010.

El vicepresidente Marino Murillo informó al parlamento en diciembre pasado que el debate sobre acopio era tan amplio que estaban sobre la mesa todas las opiniones posibles: desde endurecerlo hasta eliminarlo. La opinión que ahora expone Lugo ya se había manifestado el año pasado, en el congreso de la Anap.

La Anap tiene unos 400 mil miembros, entre campesinos privados y cooperativistas. Este sector tiene cerca de 25 por ciento de la tierra cultivable y genera alrededor de 57 por ciento de la producción agrícola.

Lugo también consideró que el actual régimen de entrega de tierras en usufructo, que tiene un tope de diez años, es un freno para el desarrollo del campo. Es un límite y una contradicción, señaló el líder de la Anap y consideró que la tierra tendría que entregarse en forma permanente, así como reconocer la herencia del título.

El plan del PCC anunció modificaciones a ese sistema, sin entrar en detalles. En su informe al congreso, el presidente Raúl Castro anticipó que se ampliarán los actuales límites de los lotes en usufructo, que ahora son de 13.42 hectáreas para quienes no tienen propiedades rurales.

La isla tiene 6 millones 600 mil hectáreas de tierra cultivable y considera ociosas un millón 868 mil hectáreas, de las cuales se habían entregado en usufructo hasta marzo pasado un millón 191 mil hectáreas o 63 por ciento. Sin embargo, 77 por ciento de la tierra entregada (922 mil hectáreas) se considera puesta en uso, una fórmula que indica algún tipo de faena preliminar, pero no necesariamente el inicio de la explotación.

Por Gerardo Arreola
Corresponsal
Visto 1235 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.