Imprimir esta página
Lunes, 07 Mayo 2012 07:00

Grecia castigó a los partidos del ajuste

Escrito por Página12
Valora este artículo
(0 votos)
Grecia castigó a los partidos del ajuste
Los grandes perdedores de las elecciones legislativas de Grecia fueron el Partido Socialista Panhelénico (Pasok) y los conservadores de Nueva Democracia (ND), sostenedores por igual de las medidas de ajuste. Con un 40 por ciento de abstención en las urnas, las proyecciones a partir de datos oficiales ubicaron a ND con el 18,9 por ciento de los votos y 108 de las 300 bancas del Parlamento, muy por debajo de las 151 que necesita para alcanzar la mayoría parlamentaria. El Pasok, por su parte, salió tercero con el 13,4 por ciento de los votos y 41 escaños, detrás de la coalición de izquierda radical Syriza, que se alzó con el 16,8 por ciento y 51 bancas, transformándose en el gran ganador de la jornada. El partido de extrema derecha Amanecer Dorado, que se embandera detrás de una plataforma antiinmigrante y propone minar las fronteras de Grecia, obtuvo un 7 por ciento de los votos y 22 diputados, un desempeño importante –y preocupante– para una agrupación que hasta hace meses estaba en las márgenes de la vida política griega. De acuerdo a los sondeos, ND y Pasok lograron juntos entre el 32 y el 34,5 por ciento de los sufragios, muy lejos del 77,4 por ciento que lograron en las elecciones de 2009.


Sin eufemismos, el pueblo heleno le envió un claro mensaje al bipartidismo tradicional de Grecia en las primeras elecciones que se celebran, desde el estallido de la crisis de deuda, en el país más castigado de la Zona Euro. No es casual que las fuerzas opuestas al ajuste exigido por la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Comisión Europea) hayan sido las más beneficiadas en las elecciones de ayer. Todo indica que sin una clara mayoría a favor de nadie, ND está obligado a formar un gobierno de coalición. Sin embargo, si fracasaran los esfuerzos de las tres fuerzas más votadas, el país debería celebrar nuevas elecciones, panorama que inquieta por igual a mercados y acreedores.


Tanto el conservador Antonis Samaras, líder de ND, como el del Pasok, Evangelos Venizelos, manifestaron su apoyo a una coalición que reemplace a la actual que encabeza el premier tecnócrata Lucas Papademos, aunque con algunas salvedades. “El hecho de que Nueva Democracia sea el primer partido aumenta su responsabilidad, puesto que ahora es el único pilar de la estabilidad política en Grecia”, dijo Samaras desde Atenas. “Estamos listos para asumir la responsabilidad de formar un nuevo gobierno de salvación nacional con dos metas exclusivas: que Grecia permanezca en la Zona Euro y se modifiquen los términos del acuerdo de préstamo para que haya crecimiento económico y alivio para la sociedad griega”, agregó.


Exultante, el líder de Syriza, Alexis Tsipras, dijo que la derrota de los dos partidos tradicionales, que acompañaron con sus firmas los acuerdos de salvataje, significa que esa rúbrica perdió legitimidad por votación popular. “El pueblo recompensó las propuestas hechas por nosotros para formar un gobierno de izquierda que cancele los acuerdos de crédito y anule el camino de la gente hacia la miseria”, sostuvo. Asimismo, Tsipras destacó que en su país se produjo una revolución pacífica, que surge una nueva Grecia y que su agrupación no colaborará ni con los conservadores ni con los socialistas, adelantando de este modo su intención de no formar parte de un futuro acuerdo con esas fuerzas. Aunque su partido se pronunció a favor de permanecer en la Zona Euro, pretende lograr una cancelación de las actuales deudas.


La coalición griega de izquierda también criticó la línea de recortes defendida por la canciller alemana y el presidente saliente francés, Nicolas Sarkozy. “La señora Merkel debe entender que el programa de ahorro ha sufrido una estremecedora derrota”, señaló Tsipras, entrevistado por la televisión local. Merkel es el blanco de múltiples críticas en Grecia por haber defendido las políticas de ajustes y recortes como salida a la crisis que atraviesa la economía helena. El magro resultado obtenido por los socialistas representa un duro golpe para el Pasok, fundado por el padre del ex ministro Giorgos Papandreu, que ganó las últimas elecciones de 2009 con el 43 por ciento de los votos. “Para nosotros es un día particularmente doloroso”, reconoció Venizelos. “Sabíamos que pagaríamos el precio de haber asumido una posición emocional y políticamente insoportable para tomar las medidas que eran necesarias”, agregó. Antes de las elecciones, Samaras había desestimado toda posibilidad de formar una alianza con los socialistas. En un intercambio de gentilezas, Venizelos descartó una alianza con ND y pidió una gran coalición de partidos proeuropeos. “Un gobierno de coalición del viejo sistema de dos partidos no tendría suficiente legitimidad ni suficiente credibilidad doméstica o internacional si reuniera una mayoría muy exigua”, señaló.


El líder del partido neonazi Amanecer Dorado, Nikos Michaloliakos, dijo que su partido, que entra al Parlamento por primera vez y será el sexto con más bancas, luchará contra los usureros mundiales y contra la esclavitud impuesta por los acuerdos crediticios del FMI y la UE, a los que calificó de dictatoriales.

Información adicional

  • Antetítulo:El conservador Nueva Democracia Social y el socialista Pasok tuvieron una sangría de votos
  • País:Grecia
  • Región:Europa
  • Fuente:Página12
Visto 722 vecesModificado por última vez en Lunes, 07 Mayo 2012 08:46

Artículos relacionados (por etiqueta)