Sábado, 12 Mayo 2012 05:32

Para la banca no hay ajuste

Escrito por Página12
Valora este artículo
(0 votos)
Para la banca no hay ajuste
Les ordenó elevar encajes y les ofreció 15 mil millones de euros, exactamente lo que recortó en Salud y Educación para sanear carteras “sanas”. Los préstamos son a cinco años y a una tasa del 10 por ciento.


El gobierno de Mariano Rajoy aprobó ayer un nuevo plan para evitar que quiebre el sistema financiero español, lo que incluye la inyección de cerca de 15 mil millones de euros de dinero público en forma de crédito en las entidades que tengan problemas para garantizar activos, una cifra similar al recorte en las áreas de Salud y Educación. “Sin absoluta certidumbre sobre la solvencia del sector bancario, la recuperación económica se hace mucho más difícil”, aseguró el ministro de Economía español, Luis de Guindos, al presentar la reforma financiera en conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros.


La primera medida que anunció el gobierno español, en línea con las exigencias de la Unión Europea, fue la decisión de encargar a dos entidades independientes que hagan una evaluación general de la cartera crediticia de los bancos españoles, para aportar transparencia. La otra decisión fue la de elevar el colchón para cubrir los préstamos realizados al sector de la construcción e inmobiliario, plagado de activos tóxicos, y obligar a las entidades a separar estos productos en sociedades para gestionarlos y sacarlos al mercado antes de fin de año.


Tras una primera reforma, aprobada en febrero, que obligó a la banca a incrementar las provisiones de caudales para cubrir los activos tóxicos inmobiliarios, que movilizó 54 mil millones de euros, el Ejecutivo pide ahora un aumento de la cobertura de los productos sanos del sector, del 7 al 30 por ciento, lo que implica un esfuerzo de 30 mil millones de euros. De esta forma, explicó el ministro de Economía, el colchón para afrontar eventuales impagos crediticios de todo el sector se amplía hasta un 45 por ciento.


Los bancos tienen un mes para presentar un plan para cumplir con estos requisitos, y los que no puedan hacerlo podrán recibir ayuda pública a través del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). De Guindos insistió en que estas ayudas a los bancos “no son una inyección de fondos públicos” sino que se realizará a través de “préstamos”.


Según el responsable de Economía, lo que está haciendo el gobierno es poner recursos “a disponibilidad” de los bancos, a un tipo de interés del 10 por ciento, “que es superior a lo que paga el propio Estado por la emisión de este tipo de bonos al mismo plazo (cinco años) y que deberán ser reembolsados”. De Guindos subrayó que el plan no supondrá un gasto para los contribuyentes. Sin embargo, en el actual contexto de crisis y desconfianza sobre la solvencia del sistema financiero español, el gobierno no puede garantizar que los bancos reembolsarán todos estos préstamos.


En cuanto al dinero público que el Estado tiene previsto emplear en la banca, el ministro de Economía señaló que será “inferior a 15 mil millones de euros”, aunque dependerá de los planes de saneamiento que presenten las distintas entidades. Se trata de una cifra similar al dinero que el Ejecutivo del derechista Partido Popular (PP) recortó recientemente de los presupuestos de Salud y Educación, que se vieron mermados en 10 mil millones de euros, en el marco de la política de austeridad impulsada por Rajoy a exigencia de la UE, con el objetivo de reducir el elevado déficit público de España.


La toma de control esta semana por parte del Estado central de Bankia, la cuarta entidad del país y la que tiene mayores problemas de activos tóxicos, se llevó a cabo a través de la conversión en acciones de un préstamo de 4465 millones de euros que el FROB hizo a su matriz. El Ministerio de Economía explicó en un comunicado que el gobierno actuaba porque “consideraba improbable”, dada la situación de la entidad y del grupo, que se pudieran recuperar en el mercado las participaciones en el plazo de cinco años.


Tras defender la gestión del ex director del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, al frente de la entidad, De Guindos indicó que Bankia “es hoy una entidad absolutamente solvente”, y que el nuevo equipo dirigido por José Ignacio Goirogoizarri presentará un “plan de viabilidad” tras el cual la entidad será “privatizada”.


Algunos economistas advirtieron que el gobierno no estaba “nacionalizando” Bankia sino cometiendo una estafa al salvar con dinero público a la banca para luego, una vez saneada, reprivatizarla. Las esperadas medidas para la banca se conocen el mismo día que Bruselas presentó una desoladora perspectiva económica para España, país que en el corto y mediano plazo deberá enfrentar una situación de aumento de desempleo y recesión, que impediría a Rajoy cumplir con los objetivos de déficit de los próximos dos años. Así lo afirmó el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, quien ante esta situación pidió a España “más recortes” en el gasto público, concretamente en las regiones, y acciones decididas para la “recapitalización de la banca”.

Información adicional

  • Antetítulo:Rajoy reveló el plan de ayuda a los bancos españoles en crisis
  • País:España
  • Región:Europa
  • Fuente:Página12
Visto 753 vecesModificado por última vez en Sábado, 12 Mayo 2012 08:45

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.