Jueves, 24 Mayo 2012 07:27

Un 56% de estadounidenses apoya legalizar la marihuana

Escrito por El País
Valora este artículo
(0 votos)
Un 56% de estadounidenses apoya legalizar la marihuana
Una sólida mayoría de estadounidenses está de acuerdo con que la marihuana se regule y legalice como el tabaco o el alcohol, según concluye una encuesta elaborada por Rasmussen Reports y publicada este miércoles. Exactamente, un 56% de los encuestados apoya este tipo de medidas mientras que un 36% se opone a ellas. Estos resultados sitúan la diferencia entre ambas posturas en 20 puntos, una de las mayores registradas.

 
Además, una gran mayoría los encuestados no cree “que sea un crimen que la gente consuma marihuana en la privacidad de sus casas”, según la misma encuesta realizada a una muestra de 1.000 personas mayores de 18 años el pasado 12 de mayo. Esta sustancia es la droga ilegal más consumida en el país, según datos del Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE UU.

 
“Este resultado es como una flecha que apunta sin ninguna duda al futuro”, ha asegurado en un comunicado Neil Franklin, miembro del grupo de defensa Reforzar la ley en contra de la prohibición (LEAP, por sus siglas en ingles). “Es un avance aunque todavía existen muchos políticos que siguen evitando esta reforma. Si la tendencia continúa así, las cosas cambiarán”, ha añadido.


En octubre de 2011, una encuesta realizada por Gallup señaló que el 50% de los estadounidenses decían estar a favor de legalizar la marihuana frente a un 46% que se mantuvo en contra. Gallup lleva realizando este tipo de sondeos desde finales de los años 60 del siglo XX. Esta vez fue la primera vez que los votantes a favor superaban a los que se oponían en décadas.

 
En EE UU, un total de 17 Estados y el Distrito de Columbia permiten en la actualidad el uso de la marihuana con fines medicinales, sobre todo para paliar el dolor en enfermedades graves como el cáncer, a pesar de que su consumo está prohibido desde 1970. En 2009, el presidente de EE UU, Barack Obama aprobó una directriz por la que se comprometió a no perseguir a los pacientes que usen esta sustancia con estos fines.


A estos 400 detenidos hay que sumarles otro centenar que fueron arrestados el día anterior en otra manifestación en la que participaron y 250.000 estudiantes, según los grupos convocantes. Además, en los días precedentes la Policía detuvo a más de 500 personas en las protestas, de forma que en alrededor de 10 días han sido detenidos más de 1.000 estudiantes en una ciudad de un millón y medio de habitantes.


Por su parte, las autoridades de Quebec aducen que las tasas en la provincia son las más bajas de Canadá y que la crisis financiera obliga a aumentar los precios de las matrículas universitarias. Además, para frenar las protestas el viernes pasado se implantó una nueva ley que obliga a que los organizadores de concentraciones con más de 50 personas tienen la obligación de anunciar a las autoridades el recorrido y los manifestantes no podrán ir con el rostro cubierto.


Sin embargo, estas medidas, que han sido criticadas por organizaciones de derechos civiles, lejos de surtir efecto han levantado aún más la ira de los estudiantes, que anunciaron públicamente la intención de incumplirlas. Así, las últimas marchas de estos días no han sido comunicadas y en ellas han participado centenares de jóvenes con el rostro cubierto.


Las protestas han empezado a atraer la atención de famosos e intelectuales tanto fuera como dentro de Canadá. Durante el fin de semana, el grupo de música canadiense Arcade Fire apareció en el escenario del programa de televisión estadounidense Saturday Night Live luciendo en sus solapas cuadrados rojos en solidaridad con los manifestantes.


En Cannes, el director de cine Xavier Dolan, recorrió el domingo la alfombra roja también luciendo un cuadrado rojo. Y el controvertido cineasta estadounidense Michael Moore también ha expresado su solidaridad con los estudiantes a través de Twitter calificando las manifestaciones como "una de las más increíbles protestas del año".


Otra razón que ha servido para indignar aún más a la comunidad universitaria canadiense fue el anuncio que hizo este lunes el primer ministro, Stephen Harper, de que su país evnviará 110 millones de dólares anuales hasta 2017 a Afganistán como ayuda militar a sus fuerzas de seguridad.


Durante la cumbre de la OTAN en Chicago Harper confirmó que las tropas canadienses "completarán su actual misión de entrenamiento, pero nuestro país no tendrá ninguna misión militar en Afganistán después de marzo de 2014" y la financiación continuará hasta 2017.


El año pasado los movimientos estudiantiles europeos en Italia y Reino Unido colocaron a los jóvenes como punto de lanza del descontento social y las protestas contra la crisis económica en ambos países. Las imágenes de los estudiantes enfrentándose a la policía con escudos con forma de libro ("book block") igual en ambos países dieron la vuelta al mundo.


Mientras, al otro lado del Atlántico, Chile también veía crecer uno de los movimientos de protesta más grandes desde la caída de Pinochet, de mano de los estudiantes que defendían la Universidad pública en un país donde la mayoría de ellos tienen que endeudarse para pagar sus estudios.


De momento no parece que vayan a parar los recortes en Educación que están llevando a cabo en ambos continentes, por lo que es previsible que las protestas estudiantiles se recrudezcan en los próximos años.


Por Carolina García Washington 23 MAY 2012 - 21:41 CET

Información adicional

  • Autor:Carolina García
  • País:Estados Unidos
  • Región:Norte América
  • Fuente:El País
Visto 1667 vecesModificado por última vez en Jueves, 24 Mayo 2012 08:43

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.