Domingo, 08 Julio 2012 06:07

Paradoja del golpe de Estado “suave” en Paraguay: mejora cualitativa del Mercosur

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
Paradoja del golpe de Estado “suave” en Paraguay: mejora cualitativa del Mercosur
Ahora que anduve en Sudamérica me tocó percibir el repudio generalizado al golpe de Estado suave” propinado por el Parlamento fascistoide en Asunción, lo cual orilló a que dos mujeres (Dilma Rousseff, de Brasil, y Cristina Fernández, de Argentina) y un hombre (José Mujica, de Uruguay) suspendieran a Paraguay del Mercosur (anómalamente paralizado debido al veto del Senado paraguayo al ingreso de Venezuela). No me pude reunir con el secretario general de Unasur, el venezolano Alí Rodríguez, concentrado en el golpe de Estado “suave” en Paraguay, pero tuve la fortuna encontrarme con los dirigentes de las relaciones internacionales del PT, gobernante de Brasil (aliados de la dupla Lula-Dilma), quienes asistieron al Foro de Sao Paulo, en Caracas.


El intercambio con los dirigentes del PT brasileño fue fructífero y me llamó la atención su profunda visión geoestratégica y su honda preocupación, en primer lugar, por la exportación de la grave crisis financiera de EU y la Unión Europea (UE) a los países en vías de desarrollo de Sudamérica, en particular, y de América Latina (AL), en general –con la aberrante singularidad de Calderón, quien festeja las calamidades de la crisis financiera global, desencadenada por EU y que golpea a la UE, pese al nocivo efecto que ha causado en México como daño colateral (v. gr. Fuga de 15 mil millones de dólares a España para colmar los agujeros negros de Santander y BBVA).


Fue inevitable evaluar la dizque “elección” en México, donde me tocó prácticamente el monólogo y básicamente sacar las lecciones para Brasil, en particular, y Sudamérica, en general. Comenté a mis ilustrados interlocutores que deberían estar alertas a las atroces enseñanzas mexicanas sobre la dictadura desinformativa de Televisa, la cual, a mi juicio, representa el “nuevo muro de Berlín” por derrumbar. Brasil tiene un equivalente a Televisa, la televisora plutocrática cuan desinformativa Rede Globo (de la familia Marinho): una gran vulnerabilidad del gobierno petista que deberán paliar los demócratas brasileños. Sugerí que una medida democrática y plural consistiría en que cada partido y organización política –cuantitativa y cualitativamente creíble y “presentable”– debería tener su propia estructura multimediática con financiamiento de arranque por el Estado para así poder participar en el libre intercambio de las ideas y los programas. Hoy un partido político moderno debe contar con una estructura de ese tipo para ser competitivo en las urnas, ya que de otra manera son las plutocracias multimediáticas, quienes imponen su voluntad tiránica a los ciudadanos deliberadamente desinformados.


Otros dos sectores de alta vulnerabilidad de Brasil –por extensión, a toda Sudamérica, ya no se diga AL– se centran en su arriesgada dependencia tecnológica como en las finanzas alarmantemente sometidas a las dos plazas anglosajonas de Wall Street y la City. Unasur y Mercosur esperan con ansia la creación del primer banco de los BRICS.


Abordamos el caso de Paraguay y mis interlocutores externaron, paradójicamente, el efecto benéfico que había propiciado su suspensión al Mercosur, lo cual permitió levantar el veto al ingreso de Venezuela. Se abre así una ventana de oportunidad para que se inicie un proceso de ampliación creativa del mayor bloque comercial tanto sudamericano como latinoamericano. Desde ahora se encuentran en lista de espera para ingresar Guyana, Surinam, los países integrantes de la Alba y, en tres “descuidos”, Chile, Colombia y Perú –sin contar los países del bloque Cafta (TLC de Centroamérica y el Caribe con EU) que deseen desertar para crecer.


Esta innovativa situación no hubiera sido posible con la presencia obstruccionista de Paraguay sometido a un Senado de corte medieval, donde “extrañamente” las hijas gemelas de Baby Bush han comprado 50 mil hectáreas en una región superestratégica. La salida de Paraguay, por su inesperada consecuencia (ingreso de Venezuela), dio un enorme salto cualitativo al Mercosur, como destacan las cifras:


E1. Mercosur con Paraguay y sin Venezuela (en dólares estadunidenses). PIB nominal: Brasil 2.52 millones de millones, Argentina 435 mil 200 millones, Uruguay 49 mil 400 millones y Paraguay 22 mil 300 millones. PIB (poder de paridad): Brasil 2.28 millones de millones de dólares, Argentina 709 mil 700 millones, Uruguay 52 mil 20 millones y Paraguay 36 mil 210 millones. PIB per cápita (nominal): Brasil 12 mil 240 dólares, Argentina 10 mil 314, Uruguay 14 mil 896 y Paraguay 3 mil 409. PIB per cápita (PPA): Brasil 11 mil 93 dólares, Argentina 16 mil 820, Uruguay 15 mil 686 y Paraguay 5 mil 535. Superficie: Brasil 8 millones 514 mil 877 kms2, Argentina 2 millones 780 mil 400, Uruguay 176 mil 215 y Paraguay 406 mil 752. Habitantes: Brasil 205 millones 716 mil 890, Argentina 42 millones 192 mil 494, Uruguay 3 millones 316 mil 328 y Paraguay 6 millones 541 mil 591. Total. PIB (nominal): 3.02 millones de millones de dólares; PIB (poder paridad): 3.08 millones de millones de dólares; superficie: 11 millones 878 mil 244 kms2, y habitantes: 257 millones 767 mil 303.


Y 2. Mercosur con Venezuela y sin Paraguay. PIB (nominal): Venezuela 315 mil millones de dólares. PIB (poder paridad). Venezuela: 373 mil 700 millones. PIB per cápita (nominal): Venezuela 11 mil 250 dólares. PIB per cápita (poder paridad): Venezuela 13 mil 346 dólares. Superficie: Venezuela 912 mil 50 kms2. Habitantes: Venezuela 28 millones 47 mil 938. Total. PIB (nominal): 3.32 millones de millones de dólares. PIB (poder paridad): 3.42 millones de millones. Superficie: 12 millones 383 mil 542 kms2, y habitantes: 279 millones 273 mil 650.


Destaca que en todos los rubros sin excepción la suspensión de Paraguay y el ingreso de Venezuela mejoró cualitativamente a Mercosur, lo cual fue inmediatamente aprovechado por China, cuyo primer ministro, Wen Jiabao, andaba casualmente de gira por Sudamérica (Argentina, Uruguay y Chile) con pretexto de la cumbre Río+20, que, por cierto, se quedó en la inopia debido al obstruccionismo de los países pudientes.


La paradoja del golpe de Estado “suave” en Paraguay y el ingreso de Venezuela al Mercosur beneficia a China. A sabiendas del despliegue de su salto cualitativo, el astuto premier Wen –a quien tocó presenciar la escenografía del golpe de Estado “suave” de Paraguay– propuso un espectacular tratado de libre comercio entre China y el Mercosur.


Andrés Bermúdez Liévano (China-files, 26/6/12) expone que “China se ha consolidado como uno de los principales socios del Mercosur, exportando el año pasado 48 mil 451 millones de dólares e importando 51 mil 33 millones de dólares, principalmente de hidrocarburos, minerales y soya”.


Mientras Wen estaba en Sudamérica, nada menos que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitaba China, donde se reunió con el presidente Hu Jintao (Global Times, 5/7/12). Esta visita no es menor debido a la bioceanidad estratégica de Colombia, característica singular que no detenta ningún miembro del Mercosur. A mi juicio, ya empezó la gran batalla del Mercosur, proclive a un pacto profundo con China, frente a la reciente cuan inestable Alianza del Pacífico (instrumento de EU) de Chile/Colombia/Perú/México, cuyo destino estratégico se jugará tanto en Colombia como en Ecuador, lo cual abordaré ulteriormente.


No es gratuito que EU intente estrangular a Ecuador en la costa del Pacífico sudamericano.


http://alfredojalife.com @AlfredoJalife

Información adicional

  • Antetítulo:Bajo la Lupa
  • Autor:Alfredo Jalife-Rahme
  • País:Paraguay
  • Región:Sur América
  • Fuente:La Jornada
Visto 1720 vecesModificado por última vez en Domingo, 08 Julio 2012 06:13

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.