Miércoles, 08 Agosto 2012 06:41

No a la intervención extranjera en Siria, clama dirigente de Irán

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(0 votos)
No a la intervención extranjera en Siria, clama dirigente de Irán
Damasco, 7 de agosto. Al se recibido por el presidente sirio, Bashar Assad, el jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Saeed Jalili, afirmó hoy que “todos deben permitir al pueblo sirio determinar por libre voluntad lo que necesita para su futuro y su destino, sin ninguna intervención extranjera”.


Para Jalili, la solución a la crisis en Siria tiene que venir del interior del país por medio del diálogo nacional. “El pueblo iraní es hostil a cualquier plan apoyado por sionistas o por Estados Unidos”, agregó el funcionario, citado por la cadena iraní Al Alam.


Jalili criticó a los países que brindan apoyo y suministros militares a los rebeldes armados en Siria y advirtió que no permitirá que nadie “rompa el eje de la resistencia”, en lo que Dpa consideró una referencia a la alianza entre Irán, Siria, el movimiento chiíta libanés Hebollah y algunos grupos palestinos.


La agencia estatal siria Sana mostró fotos del presidente, que no había sido visto en público en más de dos semanas, junto a Jalili, sin informar dónde tuvo lugar el encuentro.


La última vez que el líder sirio fue visto en televisión fue el pasado julio, cuando recibió al nuevo jefe del Estado mayor, el general Ali Abdullah Abyub, días después del ataque con bomba en Damasco que mató a cuatro miembros de su círculo interno.


La reaparición tiene lugar también un día después de que el primer ministro, Riad Hiyab, desertara a la oposición, sin que se conozca su paradero.


Irán acusa a Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar y Turquía de ayudar a los rebeldes en su lucha contra el gobierno de Assad, mientras la oposición armada y Estados Unidos acusan a Irán de apoyar militarmente a Siria.


Assad, por su parte, reiteró su decisión de vencer a los rebeldes, y destacó “la determinación del pueblo y del gobierno sirios de limpiar al país de terroristas”.


Irán también expresó preocupación por la suerte de los 48 iraníes que señala como peregrinos y que fueron secuestrados el sábado por la Brigada Al Baraa del opositor Ejército Sirio Libre (ESL) en Damasco. “Irán utilizará todos los medios para conseguir la liberación inmediata de los peregrinos inocentes”, afirmó Jalili, quien responsabilizó a Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudita y Qatar –todos países que apoyan a los opositores sirios– de la suerte que corran los cautivos, después de que se conoció la muerte de tres de los iraníes en un supuesto bombardeo del gobierno.


El Ministerio del Exterior iraní llamó a consultas el lunes por la noche al embajador suizo, que lleva los asuntos de Washington en Irán debido a que no hay relaciones diplomáticas entre los dos países.


Teherán considera que por el apoyo que da a los rebeldes, el responsable último es Estados Unidos.


El ESL asegura que los iraníes pertenecen a los Guardianes de la Revolución, la unidad de elite del las fuerzas de la república islámica, y aseguró que tres de ellos murieron en un bombardeo del ejército regular.


En una visita a Ankara, el canciller iraní, Ali Akbar Salehi, expresó que Turquía puede “desempeñar un papel clave” para obtener la liberación de los iraníes. “En la medida en que el Ejército Sirio Libre recibe el apoyo de Turquía”, su gobierno tiene “responsabilidad en este caso”, explicó la cancillería en Teherán.


En Alepo, el ejército continuó la ofensiva aérea un día después de una violenta jornada que el lunes dejó 265 muertos, según fuentes en el exilio. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), dijo en Londres que helicópteros y la artillería bombardearon los barrios rebeldes de Salahedin, Sukari, Sajur y Chaar, en lo que podría ser el preludio a una ofensiva terrestre.


El ESL, de su lado, atacó un edificio donde había entre 300 y 400 hombres del ejército y milicianos favorables al gobierno, pero tuvo que reiterarse por la intervención de los helicópteros.


En la localidad de Yandar, cerca de la ciudad de Homs, opositores armados mataron a 16 sirios, en su mayoría alauitas y cristianos, que se encontraban en una residencia para las familias de los empleados de una compañía de electricidad, dijo el OSDH.


Turquía afirmó que el número de refugiados sirios se elevó a 47 mil 500, luego de que anoche ingresaron a territorio turco unos mil 300 sirios, entre ellos un general de brigada y 11 oficiales del ejército que huyeron de la violencia en Alepo.


Mientras, las agencias humanitarias de la Organización de Naciones Unidas denunciaron la falta de fondos para poder llevar a cabo sus labores y entregar asistencia urgente al pueblo de Sirisa, que sufre una escasez grave de medicamentos.


La Organización Mundial de la Salud añadió que las sanciones y el encarecimiento del combustible están agudizando el problema. La mayoría de las fábricas están cerradas en regiones como Alepo, Damasco o Homs y muchos hospitales y centros de salud no funcionan.


Afp, Pl, Dpa, Reuters, Xinhua y The Independent

Visto 1110 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.