Viernes, 19 Octubre 2012 06:31

Cortocircuitos en la cumbre de Bruselas

Escrito por Página12
Valora este artículo
(0 votos)
Cortocircuitos en la cumbre de Bruselas
El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, no disimularon sus diferencias durante la apertura de la cumbre de Bruselas. El encuentro de dos días, que aglutina a los líderes de la Unión Europea (UE) para evaluar reformas económicas, fiscales y políticas, comenzó ayer con algunos cortocircuitos entre Merkel y Hollande. Mientras el mandatario galo pretende acelerar la supervisión integral de los bancos de la Zona Euro como una primera etapa de la anhelada unión bancaria, la canciller alemana aspira a reforzar la unión política y presupuestaria, según afirmaron ambos gobernantes ayer antes del inicio de la cumbre. “El tema de este Consejo Europeo no es la unión presupuestaria, es la unión bancaria. Le diré a Merkel que debemos avanzar en los últimos acuerdos”, manifestó Hollande al llegar a la sede de la UE. Por su parte, Merkel dejó en claro que no es momento para la unión bancaria, ya que para ello todavía hay que trabajar más profundamente.


Este nuevo entredicho entre Berlín y París, las dos economías principales de la Eurozona, tiene lugar en una cumbre que necesitará de numerosas reuniones entre ministros para acercar posiciones, algo que le permitirá a la UE salir del inmovilismo frente a la crisis económica que golpea a la Zona Euro. El socialista Hollande reafirmó su deseo de que un acuerdo en este punto sea logrado antes de fin de año, para instaurar un supervisor bancario único –previsto para el 1º de enero de 2013– que permita a los bancos en dificultad recapitalizar rápidamente, a fin de evitar que los Estados incrementen sus deudas.


No obstante, la conservadora Merkel aclaró: “No es en este Consejo donde tomaremos todas las decisiones, aquí vinimos a preparar las decisiones que tomaremos en diciembre”, dijo en referencia al último Consejo Europeo de 2012. Asimismo, el mandatario francés estimó que las diferencias entre Francia y Alemania quizá se encuentran en los calendarios electorales. “Nosotros salimos de una elección presidencial y Merkel tiene sus propias citas electorales en 2013. Pero es nuestra responsabilidad sacar a la Eurozona de la crisis que atraviesa desde hace dos años”, expresó.


Merkel y Hollande se reunieron minutos antes del encuentro con los restantes 25 jefes de Estado de los países que integran la UE. Finalizada la reunión, las cámaras de televisión pudieron captar una acalorada discusión entre ambos mandatarios. Según el diario francés Le Figaro, el contrapunto franco-alemán se debe a un error de traducción de lo acordado en el precedente Consejo Europeo que se llevó a cabo el 28 y 29 de junio. Citando versiones francesas e inglesas de lo acordado en junio pasado, el diario galo reveló una palabra extra en la versión anglosajona en la que se basa Berlín, para el que los bancos en dificultades sólo podrán ser recapitalizados una vez que el control sea establecido sobre sus bancos y no desde que sea designado el funcionario a cargo del control.


Este mediodía, Merkel aseguró querer avanzar con rapidez pero con mucha precisión en la creación del supervisor bancario único, tarea que asumirá el Banco Central Europeo (BCE). También señaló que serán los titulares de Finanzas quienes discutirán los detalles de esta iniciativa. Los ministros serán quienes deban aclarar si el uso del fondo de rescate para apoyar a los bancos debe limitarse o no a nuevos rescates, como exigen Berlín y otros países del Norte, o si cubrirá también los activos heredados, tal y como pretenden España, Italia o Irlanda.


Mientras tanto, el Ejecutivo alemán insiste con su idea de seguir impulsando la integración fiscal del euro y defiende la propuesta de crear un “supercomisario” europeo con capacidad para revisar los presupuestos nacionales e incluso vetarlos y devolverlos al Parlamento correspondiente. Sin embargo, Hollande –reticente a una medida que mermaría la soberanía francesa– sostuvo que no es el momento de abrir nuevos debates y agregó que ya existen varias normas en esa misma línea que todavía están en fase de ratificación.


El objetivo de esta cumbre, que una vez más parece destinada a naufragar, es aprovechar el momento de relativa calma en los mercados respecto de España y Grecia, para explorar ideas que posibiliten la construcción de un nuevo diseño político, económico y fiscal en la Eurozona, según adelantaron fuentes diplomáticas. El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, presentará a los líderes un informe para sentar las bases de una nueva arquitectura para la Eurozona a partir de 2013. El texto del funcionario belga plantea la creación de un presupuesto y un Tesoro propios de la Zona Euro, cuyo fin sería financiar reformas y amortiguar turbulencias en países con problemas. Hoy, en el inicio del segundo día de la cumbre de Bruselas, la canciller alemana mantendrá una reunión con el primer ministro griego Antonis Samaras, según confirmaron fuentes diplomáticas en el marco del encuentro. Se espera que los 27 jefes de Estado y de gobierno del bloque traten durante la última jornada temas vinculados con la política exterior. Ayer, los líderes de la UE se ocuparon del tema Grecia y escucharon a Samaras pedir apoyo para sus medidas de ahorro.


Por otra parte, la troika –compuesta por representantes de la UE, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo– cerró la jornada de ayer con un acuerdo con las autoridades griegas sobre la mayoría de las medidas de ahorro, pero advirtió que aún se necesitan más discusiones.

Información adicional

  • Antetítulo:CONTRAPUNTO ENTRE EL FRANCES HOLLANDE Y LA ALEMANA MERKEL SOBRE EL RUMBO DE LA INTEGRACION
  • Región:Europa
  • Fuente:Página12
Visto 821 vecesModificado por última vez en Viernes, 19 Octubre 2012 06:51

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.