Jueves, 15 Noviembre 2012 06:35

El día en que Europa se unió contra el ajuste

Escrito por Página12
Valora este artículo
(0 votos)
El día en que Europa se unió contra el ajuste

Como pocas veces en la historia de Europa, los sindicatos del Viejo Continente hicieron ayer una jornada de lucha “por el trabajo y la solidaridad” y contra las medidas de austeridad impuestas en la región que están dando pie a “peligrosos procesos de recesión”, dijeron los organizadores. Y el llamamiento tuvo un gran éxito. Al menos en 23 de los 27 países de la Unión Europea hubo huelgas o manifestaciones de algún tipo en respuesta a esta convocatoria de la Conferencia Europea de Sindicatos. En Grecia, Portugal, España (ver aparte) e Italia se organizaron paros generales además de marchas en las ciudades más importantes y, en muchas de ellas, hubo duros enfrentamientos con la policía.

 

En Italia, la Central General Italiana de los Trabajadores (CGIL) –de izquierda y la más combativa de las tres que hay en el país– llamó a un paro de cuatro horas y a actos en cien plazas de toda la península, a excepción, claro, de las ciudades y regiones del centro del país azotadas desde hace varios días por inundaciones a causa de lluvias interminables y el desborde de los ríos. El corazón de las protestas fue esta vez la ciudad de Terni, donde las acerías Thissen Krupp son un símbolo de las luchas sindicales de los últimos años. La secretaria general de la CGIL, Susanna Camusso, criticó allí duramente al gobierno de Mario Monti. “La austeridad está estrangulando al trabajo y empobreciendo a los países que así se están quedando sin futuro”, dijo, y agregó refiriéndose a los doce meses de este gobierno: “Este año ha sido sólo de desastres y no de repuestas al mundo del trabajo”.

 

Pero las marchas no se limitaron a Terni. Miles de estudiantes, de profesores y de trabajadores así como de desocupados salieron a la calle en Milán, Bolonia, Nápoles, Roma, Brescia y Padua, entre muchas otras ciudades. En la capital fueron detenidos unos 60 manifestantes, sobre todo estudiantes que habían salido a manifestar contra los recortes con que se ha castigado al sistema educativo. Casi al final de la manifestación estudiantil se colocó delante un numeroso grupo de jóvenes con cascos de motocicletas en la cabeza y cubriéndose con una suerte de escudos de cartón el cuerpo y la cabeza –al estilo de los soldados de la antigua Roma–, y así se lanzaron a enfrentar a la policía que en dos avanzadas los terminó dispersando a palos. En otros puntos de la ciudad llovieron botellas y adoquines contra la policía y la respuesta general fue gases lacrimógenos y palos para todo el mundo. En Turín, Bolonia, Milán, Brescia, Génova y Padua hubo varios policías heridos, dijeron fuentes oficiales, que nada informaron sobre los estudiantes, mientras en Nápoles, cerca de 300 estudiantes con cartelones bloquearon la estación de trenes durante media hora. “Queremos defender la escuela pública, no queremos que cada estudiante sea una unidad aislada que se limite a recibir la educación sin decir nada”, dijo uno de ellos a los periodistas. “Que el gobierno invierta más en el conocimiento”, “Hoy sólo sentimos miedo al futuro, inseguridad”, dijeron otros mientras marchaban delante del Coliseo.

 

En Portugal, en lo que fue bautizado como una “jornada de luto europea”, hubo una huelga de 24 horas que paralizó principalmente el transporte. La adhesión al paro fue entre el 60 y el ciento por ciento en las ciudades de Oporto, Lisboa, Coimbra y Braga. “La huelga pone de manifiesto una vez más que las políticas europeas, cuya cara está representada por la canciller alemana Merkel, no son la solución”, dijo el dirigente de la CGT portuguesa, Augusto Praa. A la protesta, según informaron los organizadores, adhirieron entre otros el 90 por ciento de los trabajadores de la salud pública y de los hospitales así como el servicio de limpieza ciudadano. La huelga en Portugal se produjo en un día nefasto desde el punto de vista de las noticias porque el Instituto de Estadísticas del país dio a conocer que la economía portuguesa registró una nueva caída, en el tercer trimestre de este año, que llevó el descenso del PIB al 3,4 por ciento en relación con septiembre de 2011, mientras el desempleo subió en el mismo período al 15,8 por ciento.

 

La imagen de una mujer de mediana edad que cabizbaja marchaba por las calles de Atenas con un cartel que decía “Tengo miedo del hambre, Dios mío” y que dio la vuelta al mundo en Internet, es el símbolo más representativo de las protestas en Grecia. Unas 10.000 personas marcharon por las calles de Atenas. Los manifestantes se reunieron en la central plaza de Klafthmonos y desde allí caminaron pacíficamente hasta el Parlamento. Es la tercera huelga general del 2012 para los griegos que ya no saben cómo demostrar su repudio a las medidas de austeridad europeas. “Basta de recortes, desarrollo ahora”, decían algunos de los cartelones de la manifestación.

 

Pero ayer hubo también protestas en París y, curiosamente, hasta en Bélgica y Gran Bretaña. En Bélgica se verificaron paros de autobuses y ferrocarriles y en Bruselas, los sindicatos además, armados de silbatos, cacerolas, banderas y carteles en varios idiomas, protestaron frente a las embajadas de España, Portugal, Grecia, Irlanda y Chipre y luego se trasladaron hasta la de Alemania, a la que le tiraron huevos. Mientras la manifestación en París fue pacífica, en Gran Bretaña las medidas tuvieron repercusiones sobre todo a nivel del transporte y particularmente de los trenes y los aviones que viajaban hacia el continente.

Información adicional

  • Antetítulo:EN ESPAñA, ITALIA, PORTUGAL Y GRECIA, ENTRE OTROS PAISES, REALIZARON HUELGAS Y MANIFESTACIONES EN REPUDIO DE LAS RECETAS DE AUSTERIDAD
  • Autor:Elena Llorente
  • Región:Europa
  • Fuente:Página12
Visto 894 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.