Viernes, 04 Enero 2013 10:12

Gérard Depardieu, desde Rusia con amor

Escrito por Página 12
Valora este artículo
(0 votos)

El actor anunció que renunciaría al pasaporte francés y que trasladaría su residencia fiscal después de que Hollande elevara el impuesto a los ingresos mayores a un millón de euros del 41 al 75 por ciento. En Rusia le cobran el trece.

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, otorgó la ciudadanía a Gérard Depardieu, el famoso actor que quiere renunciar a su pasaporte francés en rechazo a planes del gobierno socialista de su país de aplicar un impuestazo a los más ricos. Según informó ayer el Kremlin, Putin firmó el decreto de concesión del pasaporte ruso a Depardieu, nacido en Francia en 1948 y que dio vida a personajes como Obélix, Cyrano de Bergerac y Martin Guerre, en virtud del artículo 89 de la Constitución rusa.

 

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que el artista francés había solicitado la ciudadanía rusa "hace bien poco, a través de la embajada" y que ya fue informado personalmente de la expedición del pasaporte. Un comunicado del Kremlin hace referencia a un artículo de la Constitución rusa que precisa que el presidente tiene derecho a conceder, según su voluntad, la nacionalidad rusa a los extranjeros. "Depardieu participó en grandiosos proyectos cinematográficos e interpretó papeles como su famoso Rasputín, que aunque aún no fue estrenado en Rusia, es una interpretación nueva y muy valiente de ese personaje", dijo.

 

El actor, de 64 años, anunció hace unas semanas su intención de renunciar al pasaporte francés y de trasladar su residencia fiscal a la localidad belga de Néchin, a apenas un kilómetro de la frontera francesa.

 

Depardieu hizo su anuncio después de que el gobierno del presidente francés, el socialdemócrata François Hollande, ratificara sus planes de elevar el impuesto a los ingresos mayores a un millón de euros por año del 41 por ciento actual al 75 por ciento. En comparación, en Rusia tiene una tasa fija del 13 por ciento.

 

A fines de diciembre, Putin ya le había prometido a Depardieu que podía recibir un pasaporte ruso si así lo quería. "Si Gérard realmente quiere tener un pasaporte ruso o un permiso de residencia, entonces puede considerar el asunto resuelto", afirmó el mandatario en una conferencia de prensa. En esa misma ocasión, no obstante, Putin subrayó que el actor "se considera francés". "El quiere mucho a su país, su cultura y la vive. Estoy seguro de que ahora no está atravesando un buen momento, pero esto acabará", apuntó. El actor es muy conocido en Rusia. Aparece en un mensaje comercial de una tarjeta de crédito del banco Sovietsky y tiene una presencia en el cibersitio de la institución financiera.

 

Putin afirmó que los artistas son personas con "un espíritu especial" y que "es fácil herir sus sentimientos". "Estoy convencido de que los máximos dirigentes de Francia no querían herir a Depardieu, pero como cualquier funcionario de alto o medio rango, siempre defendemos nuestra política y las decisiones tomadas", dijo entonces. Ni Depardieu ni sus representantes hicieron declaraciones después de que se dio a conocer que Putin había firmado el otorgamiento de su nacionalidad.

 

El actor trabajó en más de 150 películas, entre ellas la comedida Green Card (1991) sobre un hombre que se casa por conveniencia para conseguir la residencia estadounidense. Previamente a que se le concediera la nacionalidad rusa, Depardieu había anunciado en una carta abierta que iba a devolver su pasaporte francés y que se instalaría en Bélgica para beneficiarse de los bajos impuestos. La actitud fue repudiada por el primer ministro francés, Jean Marc Ayrault, quien calificó a Depardieu de "patético". "Sí, hice ese pedido de pasaporte y tengo el placer de que haya sido aceptada. Adoro vuestro país, Rusia, sus hombres, su historia, sus escritores", declaró Gérard Depardieu. "Soy un verdadero europeo, un ciudadano del mundo", afirmó en la carta Depardieu, quien fue nominado al premio Oscar por su papel de Cyrano de Bergerac en la película homónima de 1990. El tribunal supremo de Francia rechazó el 29 de diciembre el nuevo impuesto a los millonarios, pero el gobierno respondió que modificará ligeramente la propuesta para volver a presentarla.

 

Información adicional

  • Fuente:Página 12
Visto 469 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.