Viernes, 25 Enero 2013 07:21

"Ollanta Humala pasó de un nacionalismo proclamado a una posición de derecha"

Escrito por Rebelión
Valora este artículo
(1 Voto)
"Ollanta Humala pasó de un nacionalismo proclamado a una posición de derecha"

Mario Hernandez (MH): Ya está con nosotros Ricardo Napurí. Hace algún tiempo que quería comunicarme contigo porque a comienzos de diciembre en una nota firmada por el analista internacional Jorge Castro en Clarín da cuenta de una serie de datos en referencia a Perú, tema que nosotros hemos abordado en más de una oportunidad.

 

Señala que la inversión extranjera directa aumentó 60% en los primeros 6 meses de 2012, arrastrada por un porcentaje mayor en la industria minera donde creció un 75%. Perú crecería en 2012 un 6.5% tras haberse expandido un 6.9% en 2011, creciendo sostenidamente por 35 meses consecutivos con una tendencia al alza, sin inflación.

 

Habla de una nueva clase media centrada en los 500.000 emprendedores que han surgido en los últimos 20 años, sobre todo en la economía informal. Es el segundo productor de cobre detrás de Chile pero los costos de producción son un 30% menores que en ese país y la tasa de ganancia es el doble, de ahí que la inversión de las transnacionales mineras que son alrededor de 330 compañías, ascienda a U$S 50.000 millones a ejecutar en los próximos 10 años, lo que implica que la exportación de cobre se multiplicará por cuatro en la próxima década convirtiendo a Perú en el primer exportador mundial.

 

Una situación económica floreciente la que describe Jorge Castro que recordarás fue asesor del ex presidente Carlos Menem y que contrasta con comentarios que hemos hecho de la realidad peruana en más de una oportunidad por estos micrófonos.

 

Me gustaría que pudieras clarificar a nuestros oyentes sobre la lectura de estas cifras.

 


Ricardo Napurí (RN): Las cifras son reales, lo cual no quiere decir que el análisis político sea correcto porque lo que hace Jorge Castro es econometría ya que mide la realidad de un país solo por el crecimiento económico.

 

Perú es quizás el tercer país minero más importante del mundo. El 80% de sus exportaciones son de minerales, algunos de punta como el cobre, la plata y el oro. La producción minera es muy diversificada. Eso es totalmente cierto. Lo que no menciona es que en la concepción liberal estas inversiones millonarias no producen ningún derrame. La explotación minera es de tajo abierto, es decir, no es de socavón, se hace con poca gente y el deterioro de la naturaleza es muy grande.


Detrás de estas cifras de crecimiento hay una depredación humana y de la Naturaleza

 


MH: Tema del que hablás con el conocimiento que te da haber sido minero en tu juventud.

 


RN: No solo fui minero sino también organizador en el sur del país a través de la mina de Cuajone de un movimiento de resistencia al acuerdo que había hecho el gobierno militar con una empresa multinacional para hacer una explotación estratégica de la zona. La recontraconozco.

 

En la zona de Moquegua fue destruido todo. El agua se secó, la agricultura desapareció, de tal manera que la lucha ecologista en el Perú es muy antigua. Ahora en Conga, tema del que te has ocupado en varias oportunidades, están protestando los naturales, incluso las regiones, porque la inversión es minera pero lo que no dicen es que detrás viene la desolación.

 

En Perú no hay prescripciones en el sentido de exigir condiciones técnicas, de tal manera que las compañías mineras vienen a depredar. Perú es visto como una zona de depredación de la naturaleza por las mineras que tienen altos rendimientos.

Hay 30 muertos por resistir a la minería y alrededor de 60 heridos graves en los 3 ó 4 enfrentamientos que hubo por la defensa del medio ambiente. Esa es la realidad.

 

Tampoco se dice, porque a las clases dirigentes no les interesa, que en Perú el 60% de la gente es pobre. Esos 10 años de crecimiento al 8/9% del PBI y la inversión minera no han producido derrame ni bienestar social. Hace 20 años que no aumentan las jubilaciones. El salario no ha variado fundamentalmente y es la cuarta parte del valor calculado de la canasta familiar. Del 60% pobre, la mitad vive por debajo de la línea de la pobreza. No varió un ápice su situación y tengamos en cuenta que el gobierno actual levantó como bandera, llamándose nacionalista, chavista, en los primeros momentos de su gestión política, la lucha contra el neoliberalismo y la explotación minera de tipo genocida. También levantó otras banderas reformistas importantes pero, ¿por qué estos gobiernos o personajes que tienen conciencia de la depredación que produce la inversión minera abandonan esas postulaciones para capitular ante las compañías?

 

En otras entrevistas que me hiciste te dije que Ollanta Humala sentaba prácticamente todo su programa de gobierno en una política asistencialista sobre la idea de rescatar entre 3000/5000 millones de dólares de las compañías mineras de los contratos firmados por sus antecesores, Fujimori y Alan García, de carácter depredador. Se comprometió a obtener ese dinero y de eso dependía gran parte de su gestión de gobierno asistencialista. Llegado a la presidencia las transnacionales lo pararon en seco y le dijeron que no había ninguna garantía que los precios no bajaran y lo más importante era mantener Perú como país minero y que la inversión minera no había que rechazarla, entonces Ollanta capituló y se convirtió en un gobierno que de un nacionalismo proclamado pasó a una posición de derecha alineándose con los gobiernos de Chile, Colombia, Panamá y México en el Frente del Pacífico con EE. UU. y abandonando su programa electoral.

 

Los análisis económicos no se pueden hacer fuera de la realidad social y política de un país, mucho más si es andino y minero como Perú, donde hay que preguntarse si la minería es favorable o no a las grandes mayorías populares.

 

La clase media ha crecido en forma exponencial porque se ha beneficiado como en Argentina y otros países del boom económico, en el caso del Perú, minero, pero los sectores postergados son más pobres y marginados que nunca. Pero a ellos no les interesa la realidad social, solo el crecimiento económico, por eso tenemos que alertar que detrás de las cifras que ubican a Perú como un país de punta en el crecimiento, seguramente garantizado por muchos años, hay una depredación humana y de la naturaleza de tal magnitud que la resistencia popular ya es muy fuerte y todo anuncia una radicalización mayor ante la exclusión de las grandes mayorías populares de todo proyecto de bienestar.   


Ollanta Humala y Keiko Fujimori son dos personajes extraños a la política

 


MH: Estaba leyendo que en relación a las futuras elecciones de 2016, aunque me parece un poco anticipado, las dos personalidades que encabezan las encuestas son mujeres: Keiko Fujimori y la esposa de Ollanta Humala, Nadine Heredia.

 


RN: Ollanta no puede ser reelecto y prepara a su mujer para que lo suceda asesorada por Favre, un analista político, hermano del argentino Jorge Altamira, que trabaja para Brasil, preparándola pacientemente para que sea una especie de nueva Evita o Cristina en la realidad peruana, a los efectos de poder derrotar a Keiko Fujimori que sorprendentemente tiene un 25% de votos cautivos. Su padre hizo un gobierno depredador, asesino y entreguista pero se cuidó muy bien de hacer un populismo en un país miserable como Perú donde la gente no tiene nada y darle un poco de agua, comida y alguna cosita más es una novedad. El lo hizo y por eso su hija tiene un 25% de votos cautivos, sobre todo en Lima.

 

Ollanta Humala trata de construir la figura de su esposa para ganarle. El telón de fondo es la realidad peruana, la crisis política brutal, social, el retroceso de las izquierdas, después de la derrota de Sendero Luminoso y de la izquierda institucional parlamentaria que ha determinado que aparezcan personajes como Humala, un oscuro mayor del ejército incluso sospechado de crímenes de lesa humanidad o Keiko, que es la hija de un presidente corrupto y asesino, que se han colado por la brecha y son votados. En el caso de Keiko porque puede apoyarse en los votos cautivos de su padre y en el de Ollanta porque prometió a los pobres y a las provincias una posición nacionalista y de rescate de la soberanía del pueblo en materia de los derechos fundamentales. Estos dos personajes son extraños desde el punto de vista de lo que podría ser un análisis culto de la política, pero son la expresión de la realidad presente.

 

En Perú hubo una derrota histórica importante después del gran ascenso de masas de los ‘70/80 que permitió que se cuelen estos personajes. Todo indica que los de abajo no tienen muchas opciones y se apoyan en quienes les prometen algo. El resto de los candidatos son oligarcas confesos y terribles. Hay un divorcio entre la conciencia popular mínima y esos liberales de ultraderecha, por eso se apoyan en estos dos personajes que hacen populismo, como lo llaman ahora, demagogia y les prometen el maná del cielo a los efectos de capturar sus votos. Por eso estamos presenciando la posibilidad de la disputa entre estos dos candidatos. El problema de la esposa de Ollanta es que la Constitución no le permite candidatearse por ser pariente del actual presidente, por eso se mueven en el sentido de un pacto político con el APRA y el fujimorismo para modificar la Constitución y poder ser candidata.

 

Ese es otro capítulo de la oscuridad de la vida política del país que ha devenido, como en otros casos en América Latina, en una ética política de baja estofa por la cual un pacto permitiría la reforma constitucional para que la mujer de Ollanta pueda aspirar a la presidencia.

 


Ollanta está calculando con lápiz y papel fino el momento para indultar a Fujimori


MH: ¿Sería moneda de cambio el indulto a Fujimori?

 


RN: Por supuesto, está cantado. Lo han intentado varias veces, lo que pasa es que están negociando el momento y los tiempos para no pagar un costo político muy alto. Tienen que hacerlo en el momento oportuno, lo están calculando con lápiz y papel fino pero para los analistas políticos está perfectamente determinado que estos acuerdos ya existen sobre todo en el Parlamento y tendrían coronación en el momento de definir la reforma constitucional.

 

Sería un indulto sin sanciones para que Fujimori tenga la posibilidad de participar de la contienda política, es decir, un ladrón, asesino y genocida. Volvería como ya lo hiciera Banzer en Bolivia que de dictador pasó a ser presidente por vía democrática.

 


Bachelet fue una administradora de la herencia pinochetista

 


MH: Es indudable que en los últimos tiempos América Latina a partir de sus gobiernos progresistas, populistas o neo-desarrollistas ha estado a la vanguardia política mundial, sin embargo, empiezan a haber ciertas turbulencias, una zona peligrosa donde podría desperdiciar una vez más esta situación favorable que se le ha presentado en los últimos años. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

 


RN: Tu pregunta es buena porque hay una tendencia exitista de aceptar de la realidad lo que nos da. Todo el mundo repite gobiernos progresistas como loros pero no aclaran qué problemas enfrentan estos gobiernos en la realidad cambiante y cuál es el porvenir.

 

Por ejemplo, dicen que Bachelet puede ser presidente, pero ya lo fue, reprimió a los estudiantes y fue una administradora de la herencia pinochetista, nunca se integró al Mercosur y Chile siguió perteneciendo al Bloque del Pacífico. No hay nada de progresivo, salvo que hiciera un cambio revolucionario si fuera presidente nuevamente.

 

En Argentina no se sabe qué puede ocurrir porque la derecha está muy activa. En Uruguay, Pepe Mujica y el Frente Amplio han administrado sin cambiar nada más que un tibio asistencialismo y la derecha puede volver al poder. Evo Morales siempre está jaqueado por la posibilidad de golpes diversos y la propia limitación de un país mediterráneo. En Ecuador la figura nacionalista de Correa no ha podido salir de la dolarización de la economía que se basaba en la venta de petróleo y las remesas del exterior que eran la segunda fuente de ingresos. Por la crisis europea las remesas prácticamente han desaparecido y el petróleo no es garantía, por eso está buscando desesperadamente inversión minera pero ya se encontró con la resistencia de los defensores del medio ambiente y los movimientos sociales lo cuestionan.

 

Todos estos gobiernos tienen problemas en el cuadro de una realidad económica donde casi todos los analistas coinciden en que la crisis mundial va a durar mucho tiempo todavía. No hay para ninguna economía la garantía de un período de ascenso. En ese cuadro los problemas nacionales vana a ser múltiples. Uno no puede analizar a estos gobiernos progresistas fuera del contexto de la realidad mundial y de las relaciones de clase porque se van a encontrar con resistencias de los de abajo porque en casos como los de Perú o Chile el reparto de la riqueza es totalmente desigual. Van a ser un sándwich entre la presión de la derecha, los mercados y el imperialismo y los sectores populares. No hay ninguna garantía que estos gobiernos puedan mantenerse.

 

El caso de Venezuela es notable porque se ha mantenido con una política de reformas avanzadas pero es un país al que han ingresado 70.000 millones de dólares por petróleo. También su economía depende de los juegos del mercado mundial. Si hay un retroceso en los precios se va a acusar internamente.

 

El otro hecho que le ha costado prácticamente la vida a Chávez fue ganar una elección porque la derecha tiene casi la mitad de los votos, o sea que por esa vía de la reacción democrática, en la medida que estos gobiernos reformistas no cambian las instituciones, pueden recapturar el poder democráticamente como lo perdió Daniel Ortega en Nicaragua en manos de Violeta Chamorro en su momento.

 

No hay que ponerse contento diciendo ¡qué lindo que hay gobiernos progresistas frente a los liberales! Sino que la realidad compleja del mundo indica que vienen momentos graves y hay que analizar qué porvenir tienen y si serán capaces o no de satisfacer las demandas populares cada vez más urgentes en un mundo capitalista que se derrumba.

Información adicional

  • Antetítulo:Entrevista a Ricardo Napurí, exdiputado constituyente y senador peruano
  • Autor:Mario Hernandez
  • País:Perú
  • Región:Sur América
  • Fuente:Rebelión
Visto 931 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.