Viernes, 20 Noviembre 2015 17:37

El fenómeno Pepe, ¿una lección?

Escrito por Kazunori Hamada
Valora este artículo
(0 votos)
El fenómeno Pepe, ¿una lección?

El auge de Mujica en Japón se ha expandido al mundo editorial. Cuatro libros, todos publicados en este otoño, han ocupado el primer lugar en distintas categorías de Amazon en Japón.

El 1 de marzo de este año José Mujica dejó su cargo como presidente de Uruguay, cediendo el puesto a Tabaré Vázquez. Habrá que ver, con el tiempo, cómo se juzgarán sus cinco años en el poder. Por el momento lo seguro es que su fama no deja de crecer, aun del otro lado del planeta. En Japón todo comenzó con el famoso discurso que dio en Rio de Janeiro en 2012, traducido inmediatamente por el japo-chileno Akira Uchimura, el video que lo divulgó fue llamando poco a poco la atención del público. Algunos programas televisivos nipones presentaron al "presidente más pobre del mundo" y ganaron una considerable aprobación. Ahora el auge se ha expandido al mundo editorial: el año pasado la editora Yoshimi Kusaba, junto con el monje ilustrador Manabu Nakagawa, publicó un libro monumental: El discurso del presidente más pobre del mundo (Chobunsha), con tirajes que sobrepasaron los 150 mil ejemplares. El libro ganó el Gran Premio Amazon Ranking para la primera mitad del año 2015 en la categoría de libros ilustrados e infantiles, y sin duda impulsó una gran oleada pro Mujica. Esta misma editorial editó Del presidente más pobre del mundo para ti (Chobun-sha), que resume las palabras de Mujica para un programa televisivo nipón. Las palabras de José Mujica, el presidente más pobre del mundo, de Miyuki Sato, es otro libro que compila sus frases, y Las palabras que mueven al mundo. El discurso del presidente más pobre del mundo (Kadokawa), de Shinobu Momose, es una novela sobre un chico que crece con las palabras del Pepe en el corazón. Asimismo salió la traducción del libro Una oveja negra al poder. Confesiones e intimidades de Pepe Mujica (Chobunsha), de Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, a pocos meses de la aparición del original en Uruguay. Es sorprendente ver que estos cuatro libros, todos publicados en este otoño, han ocupado el primer lugar en distintas categorías de Amazon en Japón.


¿Por qué ha tenido Mujica tantas repercusiones en Japón? El mencionado libro de Danza y Tulbovitz comienza contando el caso de un arquitecto japonés que, conmovido por el discurso que vio en Internet, quiso saber todo sobre José Mujica: su país pequeño, sus años tupamaros, hasta sobre su perra de tres patas. Para los autores esta anécdota es una prueba, junto con las de Moscú y de Tramutola, del impacto universal que tuvieron aquellas palabras que el ex presidente uruguayo pronunció en Rio de Janeiro. No me opongo a esta visión, pero creo poder ofrecer otro punto de vista, el de un ciudadano japonés.


"Taru wo shiru", o saber contentarte con lo que tienes, es una actitud ética arraigada en la cultura del archipiélago nipón, que a lo largo de su historia se ha enfrentado a la carencia de recursos naturales. Por eso no es extraño que sintamos familiaridad con el pensamiento de Mujica. Incluso en la época de la economía de burbujas (1986-1992) podían hallarse discursos que hablaban del seihin, vivir pobre pero noble, como el ensayo emblemático El pensamiento de la pobreza noble, del crítico literario Koji Nakano, publicado en 1992 y que, en vísperas del fin de la economía de burbujas, se convirtió en bestseller. Irónicamente, sin embargo, este elogio del estilo de vida austero fue leído por aquellos que estaban hartos y vivían en la opulencia. El auge de la pobreza noble terminó siendo un objeto más del consumismo voraz que se vivía en aquel tiempo.


Ahora la situación es otra: durante "las dos décadas perdidas" el país ha sufrido una constante decadencia económica. En cuanto al Pbi per cápita, Japón se sitúa atrás de decenas de países occidentales y orientales. El promedio del salario mensual inicial de un graduado universitario es más bajo que en Corea del Sur. Asimismo, una sostenida baja en la natalidad hace que los trabajadores carguen con los gastos cada vez más altos de las pensiones, la seguridad social, la salud pública y otras cosas. Las políticas económicas del primer ministro, Shinzo Abe, llamadas Abenomía, están lejos de dar sus frutos. Todo esto afecta a varios sectores del Estado: el lector de Brecha ya está al tanto, por ejemplo, de la crisis de las humanidades en las universidades nacionales, gracias a la nota de Ana Inés Larre Borges publicada en octubre. Los japoneses ya no somos los mismos que Ricardo Piglia supo caricaturizar en la novela La ciudad ausente, publicada en el mismísimo 1992.


Este cambio nos acerca aun más al pensamiento de Mujica, quien nos recuerda la forma de ser que llevamos dentro, seamos o no conscientes. "Saber contentarte con lo que tienes" quizá ya no sea una opción que podamos escoger entre tantas otras: es un camino que muchos de los japoneses estaremos destinados a tomar. ¿Aprenderemos de Mujica? Lo único que sé decir es que si se quiere aprender algo se debe estudiar en profundidad, con mirada crítica. Aunque las humanidades, cultivadoras del pensamiento crítico, no tengan un buen futuro aquí.
(Agradezco a David Taranco la revisión del texto).


Kazunori Hamada es estudiante de doctorado de la Universidad de Tokio, investigador especializado en literatura hispanoamericana. Prepara una tesis comparativa sobre Felisberto Hernández, Onetti y Saer. Antes de la explosión de cualquier fenómeno, en febrero de 2010 fue a visitar, junto a un amigo uruguayo, la chacra de Mujica, a la que no pudo acceder por disposición de la guardia policial.

 

Información adicional

  • Autor:Kazunori Hamada
  • País:Japíb
  • Región:Asia
  • Fuente:Brecha
Visto 809 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.