MÚSICA DESDE OTRAS COORDENADAS

Sábado, 23 Abril 2016 08:34

Ganó la izquierda pero triunfó el gobierno

Escrito por FABIÁN KOVACIC
Valora este artículo
(0 votos)
Ganó la izquierda pero triunfó el gobiernoAlberto Pizzoli/ Brecha
La iniciativa promovida por sectores ambientalistas, la izquierda y un sector disidente del oficialista Partido Democrático para frenar la extracción de petróleo en 42 plataformas marinas desperdigadas italianas no alcanzó el domingo pasado el apoyo del 50 por ciento de los electores.

 

Sin buscarlo, resultó un triunfo del primer ministro, Matteo Renzi, quien en diciembre había prorrogado las licencias a las multinacionales petroleras hasta extraer la última gota de oro negro de cada yacimiento.

 

El 85 por ciento de los ciudadanos que este domingo acudieron a las urnas decidieron que fuera suspendida la extracción de petróleo dentro de las 12 millas de la plataforma marítima continental por razones de seguridad ambiental. Pero como votó apenas el 32 por ciento del padrón, los votos no alcanzaron para suspender la actividad.

 

Según Greenpeace Italia, las 42 plataformas constituyen “una maquinaria antigua que no extrae petróleo de manera segura y eficaz y por lo tanto tampoco deja nada en las arcas estatales”. Opositora al extractivismo, Greenpeace contó con el acompañamiento político, a favor de suspender la extracción petrolera, de Sinistra Italiana y Sinistra Ecologia Libertà, un movimiento que agrupa a parlamentarios de la izquierda disidente del Partido Democrático y la bancada del Movimiento 5 Stelle, del actor Bepe Grillo. Sinistra Italiana cuenta con el asesoramiento económico del premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, una bancada de ocho miembros en el Senado italiano y 32 diputados nacionales. El movimiento se constituyó en diciembre de 2015 como escisión del PD de Renzi y aspira a generar un reagrupamiento de la izquierda italiana.

 

El referéndum fue convocado por nueve consejeros regionales opositores a las políticas de Renzi, encabezados por el disidente Michelle Emiliano, presidente de la región de Puglia, quienes reclaman una política que respete el ambiente. De las nueve regiones convocantes sólo en Basilicata se alcanzó el 52 por ciento de los votos. Renzi se mostró eufórico. Estimó que “la demagogia no paga” y brindó “por los 11 mil obreros que mantendrán su trabajo desde este lunes”. Pero los opositores a Renzi apuntaban a los grandes negociados del gobierno con petroleras extranjeras, como el caso de la francesa Total, cuyo contrato fue amañado por la ministra de Desarrollo Económico, Federica Guidi, que debió renunciar el 31 de marzo pasado por tráfico de influencias a favor de una empresa asociada en la que participaba su novio.

 

Para Renzi el triunfo del domingo es apenas el primer paso de una serie de tres confrontaciones en las urnas. En junio se elegirán una docena de alcaldes en varios puntos del país y antes de noviembre deberá ser convocado otro referéndum para una nueva reforma constitucional. Renzi había aterrizado como líder desde la alcaldía de Florencia para birlarle la jefatura de gobierno a su compañero Enrico Letta, en febrero de 2014. Político brillante, con sus 41 años, Renzi deberá repetir ahora una hazaña similar a la de las parlamentarias de 2014, cuando alcanzó 11 millones de votos –el 40 por ciento del electorado– y frenó la arremetida de Beppe Grillo. Pero el domingo perdió 2 millones de esos votos.

 

 

Información adicional

  • Autor:FABIÁN KOVACIC
  • País:Uruguay
  • Región:Europa
  • Fuente:Brecha
Visto 1012 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.