Domingo, 10 Julio 2016 06:45

“Los corruptos apoyan a Temer”

Escrito por Darío Pignotti
Valora este artículo
(0 votos)
“Los corruptos apoyan a Temer”
Sostiene que en la génesis del proceso que volteó al gobierno constitucional está el escándalo por el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA), destapado en 2013 por el ex espía Edward Snowden.

 


La geopolítica del golpe. El senador Roberto Requiao es uno de los encargados de persuadir a sus colegas para que voten por la absolución de la presidenta suspendida Dilma Rousseff en el “impeachment” al que define como una farsa alentada por desde afuera.


“Con la llegada del gobierno de Michel Temer se intenta imponer un proyecto orquestado por los grandes medios con el apoyo fundamental del extranjero donde codician las reservas petroleras del área de pre-sal (en aguas ultraprofundas) y en el futuro posiblemente las riquezas de la Amazonia. Los factores geopolíticos actúan como un Deus ex machina influenciando, conspirando, entregando informaciones, y tienen en José Serra a un aliado, el actual canciller es un entreguista. También está el capital financiero que hoy tiene a Brasil de rodillas. Nuestro país se transformó en un festín para la usura mundial con un Banco Central que fija tasas de interés del 14,25 por ciento. ¿Y quien es el nuevo jefe del Banco Central? Ilan Goldfjan el jefe de economistas del Banco Itaú”.


Requiao, que mantuvo una buena relación con Hugo Chávez, recibió a Página en su despacho del Palacio Legislativo mientras sesionaba la Comisión Especial que lleva adelante el impeachment contra Rousseff en la que hoy será presentado el alegato de la mandataria. “Muy buen amigo de Dilma”, Requiao es un antiguo dirigente del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del presidente interino Temer, de quien es un adversario intransigente.


Sostiene que en la génesis del proceso que volteó al gobierno constitucional está en el escándalo por el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA) , destapado en 2013, que deterioró tó las relaciones entre Brasilia y Washington. Más aún: Requiao sospecha que parte de los archivos robados por la NSA en Petrobras y los despachos de decenas de políticos fueron cedidos al juez Sergio Moro, el respononsable de la causa por el “Petrolao”.


“Es sensato pensar que la NSA le entregó informaciones Moro para que avance en sus investigaciones. Pero cuidado, que la NSA les pase informaciones a los fiscales y a Moro, no transforma al Ministerio Público y a Moro en agentes de la CIA y la NSA. Moro y los fiscales son justicieros, moralistas, que fueron utilizados por aquellos que les brindan informaciones. Moro no sabe muy bien por quien está siendo manipulado. Y tengo que decir que es muy importante la causa judicial por el escándalo en Petrobras, porque hicieron cosas importantes como detener a varios grandes empresarios de la construcción que son gente de derecha”.


Requiao se reunió recientemente con Dilma para hablar sobre la correlación de fuerzas en la Cámara alta compuesta por 81 miembros, que a fines de agosto decidirá sobre el impeachment. La mandataria electa permanecerá en el cargo si conquista el apoyo un tercio del cuerpo, es decir 27 votos.
La semana pasada Requiao convocó a 30 senadores “éticos” entre quienes hay un grupo que anunció su respaldo a Rousseff y otros indecisos que luego de haber adherido al impeachment ahora podrían revisar su posición ante las evidencias de que Temer está sostenido por una coalición de corruptos al frente de la cual se encuentra el tan poderoso como inescrupuloso Eduardo Cunha (ver recuadro). “Voy a hacer lo posible para que Dilma vuelva, pero esto no es trabajar para ella, sino para que el país no derrape en la recesión y el entreguismo , estoy trabajando para un proyecto.”


Pero la verdad es que Dilma no ayuda mucho a que la ayuden porque está perdiendo tiempo en tomar decisiones importantes. Ella tiene coraje, pero tiene que traducirlo en acciones políticas. Mientras ella vacila Temer busca garantizar sus 54 votos (2/3 Senado) para vencer en el impeachment ofreciendo cargos y ventajas sin pudor porque van a la caza del poder sin ninguna posición ideológica o programática.


–Dilma puede retornar?


–Yo soy gramsciano, soy pesimista en el análisis y optimista en la acción. Posibilidades para que retorne hay y hay que trabajarlas al máximo, necesitamos solo un tercio del Senado, pero no voy a engañarlo diciendo que todo esta bien, hay contradicciones entre Dilma y el PT, yo creo que hay gente del PT quiere que todo esto se termine pronto, gente que piensa que lo mejor es volver a ser oposición pensando en elecciones de 2018.


–Usted elogió la causa por el Petrolao, pero más allá de lo jurídico, ¿no hay móviles políticos?


–Por supuesto que los hay, que yo reconozca su importancia no implica que desconozca sus consecuencias y sus antecedentes históricos.


Moro se inspira en el proceso Manos Limpias italiano, incluso él ha escrito sobre esa referencia. Si vemos que pasó en Italia después de la depuración contra la corrupción, descubrimos que fue enterrando a todo el sistema político y surgió Silvio Berlusconi como el salvador de la patria.


–¿Brasil puede tener su propio salvador de la patria?


–Es perfectamente posible porque este tipo de crisis se prestan para que aparezcan salvadores de la patria. No sé quien encarnaría ese rol, no creo que sea el juez Moro, a pesar de que los medios quieren proyectarlo, él no tiene ninguna experiencia en la administración pública.


Vivimos en una sociedad del espectáculo que nos estimula a buscar salvadores y aplaudir los abusos de poder como los que hemos visto últimamente.


–¿Como cuáles?


–El allanamiento del directorio nacional del PT en San Pablo que fue rodeado por policías vestidos como comandos de guerra en la selva, armados con armas pesadas como si dentro del local del PT estuviera el Estado Islámico o el Chapo Guzmán. O la detención del ex ministro Paulo Bernardo esposo de la senadora Gleisy Hoffman (PT), invandiendo el domicilio de una parlamentaria con foro calificado utilizando helicópteros. Fue un abuso total para intimidar a los legisladores que como Hofffmann se oponen al impeachment.


Están creando un clima para que el pueblo se enceguezca y si se vota contra el impeachment puede haber gente que quiera tomar el congreso. Lo que pasó fue una especie de britzkrieg como los que hacía Hitler, buscan sembrar el terror. Este cuadro que se ve en Brasil, se comienza a ver en otros países de la región lamentablemente.


–¿El Mercosur se acabó?


–Si depende del canciller Serra sí, pero yo no sería tan definitivo, creo que estos gobiernos conservadores tendrán problemas para mantenerse en el poder por mucho tiempo. La recesión y el desempleo van a causar explosiones sociales, saqueos de supermercados, revueltas. No tengo la lámpara de cristal para saber que pasará, pero no veo que estos experimentos puedan afirmarse.


–Usted fue amigo de Chávez, ¿Dónde lo vio por última vez?


–Sí lo fui. La última vez que me vino a visitar fue aquí, en este despacho, él ya estaba muy enfermo,sabía que iba a morirse y estaba decepcionado porque Dilma no daba importancia al Mercosur, que Brasil no presentaba propuestas concretas para avanzar. Era el tiempo en que Dilma estaba deslumbrada con el aumento de los precios de las materias primas y esto la llevó a desinteresarse por la integración regional. Un error grave.

Información adicional

  • Antetítulo:Habla el senador brasileño Roberto Requiao, del PMDB y defensor de Dilma
  • Autor:Darío Pignotti
  • País:Brasil
  • Región:Sudamérica
  • Fuente:Página 12
Visto 848 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.