Domingo, 19 Febrero 2017 08:37

Un jefe de un fondo buitre para purgar los servicios de inteligencia

Escrito por Isabel Piquer
Valora este artículo
(1 Voto)
Trump piensa en un multimillonario para limpiar la CIA y otros servicios de inteligencia. Trump piensa en un multimillonario para limpiar la CIA y otros servicios de inteligencia. EFE

 

Un financiero multimillonario es la carta de Trump para meter en vereda a los espías norteamericanos

 

En su mano a mano con los servicios de inteligencia estadounidenses, a los que acusa de filtrar información y ser “ antiamericanos”, Donald Trump está pensando en reclutar a Stephen Feinberg, cofundador del fondo de inversiones Cerberus Capital Management, un multimillonario al que no se le ocurrió otro nombre para su empresa que el del perro de tres cabezas que guardaba la puerta del inframundo griego.

En su tormentosa rueda de prensa del 16 de febrero Trump reconoció estar tanteando a Feinberg, que “ha ofrecido sus servicios” y “que podríamos utilizar”. Y Cerberus ha confirmado que Feinberg está “en conversaciones” con la Casa Blanca.

Al financiero le tocaría lidiar con dieciséis agencias de seguridad que acumulan un presupuesto de unos 70.000 millones de dólares y emplean a decenas de miles de personas. No está muy claro cómo se coordinaría con el director de Inteligencia Nacional, un puesto que se creó tras los atentados del 11-S, precisamente para coordinar las diversas agencias, y que debería ocupar el senador republicano de Indiana Dan Coats.

Feinberg, de 56 años, es un hombre hecho a sí mismo. La revista Forbes estima su fortuna personal en 1.270 millones de dólares. Nacido en el Bronx en el seno de una familia de clase media, fundó Cerberus en 1992 junto con otro socio. Es ahora uno de las mayores fondos de inversión estadounidenses, que gestiona una cartera valorada en unos 30.000 millones de dólares.

Cerberus posee o tiene participaciones en muchos negocios desde supermercados hasta boleras. Su especialidad es adquirir empresas en apuros, “sanearlas” (se entiende destriparlas o trocearlas) y revenderlas. De ahí que se le considere como un fondo buitre.

Actualmente su buque insignia es DynCorp International un gigante de la subcontratación militar que, entre otras cosas, entrena a policías iraquíes y asegura el mantenimiento de los aviones de la Fuerza Aérea estadounidense. Esto ha llevado a Feinberg a mantener muchos contactos en Washington con todas las autoridades políticas y el lobbying que conlleva conseguir este tipo de contratos.

Dos manchas han empañado el historial de Cerberus. La quiebra de Chrsyler, adquirida por el fondo en 2007, que se fue a pique pese al rescate del gobierno tras la crisis financiera, y que fue poco a poco comprada por Fiat a partir de 2009. Y, mucho más polémica, la matanza de Sandy Hook, una escuela de Connecticut, donde murieron 26 personas en 2012, perpetrada por un adolescente con un fusil de asalto de Remington, uno de los mayores fabricantes de armas en Estados Unidos, propiedad de Cerberus.

En estos últimos años el fondo se ha especializado en la compra de activos tóxicos por todo el mundo. En España, Cerberus tiene dos oficinas en Madrid y ha realizado varias operaciones, como gestionar la cartera inmobiliaria de Bankia o revender activos de la Sareb.

Aparentemente Feinberg conoce a Trump a través de su hijo, Donald Trump Jr, con quien comparte su afición por la caza. También es amigo de Steve Bannon, el consejero estratégico del presidente, y Jared Kushner, el yernísimo.

El multimillonario empezó apoyando a Jeb Bush en las primarias republicanas pero fue uno de los primeros en Wall Street en cambiar de bando y respaldar al ahora presidente. Según Reuters, él y su mujer, han donado 2,2 millones de dólares a diversos grupos proTrump. Feinberg también asesoró al candidato durante su campaña electoral.

Cerberus emplea a algunos antiguos responsables de la Administración estadounidense: Leon Panetta, exdirector de la CIA y exsecretario de Defensa durante la presidencia de Obama; Dan Quayle (¿alguien se acuerda de Dan Quayle?) el vicepresidente de George Bush padre; o John Snow, antiguo secretario del Tesoro de Bush hijo. El general John Kelly, actual secretario de Seguridad Nacional, trabajó durante un año como asesor de DynCorp.

A Feinberg le gusta mantener un perfil bajo, lejos de los focos y de la prensa. Lo decía en 2008 a The New York Times, en una de las pocas entrevistas que ha dado. “No me gusta la publicidad, no creo que me lo merezca”.

La discreción es algo que también exige de sus empleados. “Si alguien de Cerberus sale en un periódico (...), haremos algo más que echarle” dijo Feinberg a sus inversores en 2007, según la revista Rolling Stone, “le mataremos. La pena de cárcel habrá valido la pena”.

 

 

Información adicional

  • Autor:Isabel Piquer
  • País:Estados Unidos
  • Región:Norteamérica
  • Fuente:eldiario.es
Visto 443 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.