Miércoles, 05 Abril 2017 07:50

Más de 50 muertos deja ataque con gas tóxico en provincia siria

Escrito por Reuters, Afp, Dpa y The Independent
Valora este artículo
(0 votos)
Un bombardeo con gas tóxico en la localidad de Jan Sheijun, provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, provocó decenas de muertos y más de 300 heridos, reportó el OSDH. En la imagen, proporcionada por el grupo activista opositor al gobierno sirio Edlib Media Center, atención a uno de los 11 niños que están entre los lesionadosUn bombardeo con gas tóxico en la localidad de Jan Sheijun, provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, provocó decenas de muertos y más de 300 heridos, reportó el OSDH. En la imagen, proporcionada por el grupo activista opositor al gobierno sirio Edlib Media Center, atención a uno de los 11 niños que están entre los lesionadosFoto Ap

 

Jan Sheijun, Siria.

Un bombardeo con gas tóxico en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, noroeste de Siria, provocó 58 muertos, entre ellos 11 niños, y más de 300 heridos aquejados por convulsiones y problemas respiratorios, reportó este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH, grupo activista con sede en Londres), en un ataque atribuido por opositores al gobierno de Bashar al Assad, que rechazó las acusaciones.

Horas después el hospital donde se recuperaban los heridos del ataque químico fue bombardeado.

Estas acciones ocurrían mientras se realizaba una conferencia en Bruselas para acabar con el conflicto sirio.

A las 6:30 (hora local), aviones de guerra atacaron Jan Sheijun con lo que se cree eran gases sarín y cloro, confirmó Mounzer Jalil, jefe de la oficina de salud de Idlib. El ataque causó la muerte de más de 50 personas e hirió a unas 300.

“Oímos bombardeos... corrimos hacia las casas y en el camino ya había familias muertas. Vimos niños, mujeres y hombres en las calles”, contó a la agencia Afp Abú Mustafá.

El ataque provocó asfixia a muchas personas; otras se desmayaron e incluso algunas arrojaron espuma por la boca, denunció el OSDH, que aseguró que el número de víctimas mortales podría aumentar, ya que muchas se encuentran en condición crítica.

Videos de militantes antirrégimen mostraron cuerpos sin vida sobre las calles y otras personas aquejadas por espasmos y episodios de asfixia. Las víctimas tienen las pupilas dilatadas y convulsiones, explicó Hazem Shahwane, socorrista entrevistado en uno de los hospitales de la ciudad. Al menos 11 niños fallecieron, según el OSDH, que se alimenta de reportes de opositores en el terreno.

Se trata del segundo ataque químico más mortífero del conflicto en Siria, después del efectuado el 21 de agosto de 2013 que causó más de mil 400 muertos, dijo la organización, que no pudo precisar qué tipo de gas tóxico se había utilizado.

Pero las cifras sobre las víctimas difieren. La Unión de Organizaciones de Atención Médica, coalición de agencias de ayuda internacional que financia hospitales en Siria, aseguró que al menos 100 personas perdieron la vida y 400 presentaban problemas respiratorios.

Rami Abdulrahman, director del OSDH, declaró a la agencia Reuters que consideraba responsables a los aviones de combate del gobierno por una serie de factores, como el tipo de aeronave utilizado en la embestida, el jet Sukhoi 22.

Tras la agresión con gases tóxicos se realizaron bombardeos en Jan Sheijun, zona donde se ubican las instalaciones médicas, informó el OSDH.

Un reportero de la agencia Afp indicó que un ataque ocurrió en el principal hospital de Jan Sheijun. En un video aparece el periodista hablando con un doctor cuando se escucha una explosión y el comunicador cae al suelo por el estallido.

El ejército sirio negó estar implicado en el ataque químico tras ser señalado como responsable, mientras la oposición exhortó al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas a abrir una investigación inmediata.

Negamos completamente el uso de material tóxico o químico en la localidad de Jan Sheijun. El ejército no ha usado ni usará armas químicas en ningún lugar ni en el pasado ni en el futuro, sostuvo el comandante de las fuerzas armadas sirias.

El ejército ruso, principal aliado del gobierno sirio, afirmó que tampoco había llevado a cabo ningún bombardeo en la zona afectada.

La Coalición Nacional Siria, uno de los principales grupos de oposición, acusó al gobierno de Al Assad de haber perpetrado la masacre con un gas similar al sarín.

En tanto, la alianza de combatientes rebeldes sirios Tahrir al Sham, dominada por Fateh al Sham, ex rama siria de Al Qaeda, prometió este martes vengar la muerte de decenas de personas en el presunto ataque químico. Llamamos a todos los combatientes de Sha (Siria) a encender los frentes, indicó en un comunicado publicado en Internet.

Países occidentales dijeron que el gobierno sirio es responsable del ataque, mientras Damasco culpó a los rebeldes.

El gobierno sirio, que ratificó la Convención sobre la prohibición de armas químicas en 2013, ha desmentido en muchas ocasiones el uso de este tipo de armas, pero las acusaciones se suceden. Una serie de investigaciones realizadas por la Organización de Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas determinó que en la guerra siria se ha usado gas sarín, gas cloro, gas mostaza y otras sustancias prohibidas.

Por otra parte, el año pasado organizaciones de caridad que sustentan hospitales en Siria han recibido quejas de por lo menos 71 ataques a 32 instalaciones médicas.

 

 

Información adicional

  • Autor:Reuters, Afp, Dpa y The Independent
  • País:Siria
  • Región:Oriente Medio
  • Fuente:La Jornada
Visto 360 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.