Sábado, 01 Julio 2017 06:28

Se acabó la paciencia estratégica con Corea del Norte: Trump

Escrito por Afp, Ap y Reuters
Valora este artículo
(0 votos)
Se acabó la paciencia estratégica con Corea del Norte: Trump

Desde que llegó a la Casa Blanca trata de convencer a China de ejercer su influencia contra Pyongyang

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes que la "paciencia estratégica" de su gobierno hacia Corea del Norte se acabó, al fin de una visita a Washington del líder de Corea del Sur, Moon Jae-in. Señaló que dicha paciencia "Ha fracasado por muchos años. Francamente, la paciencia se acabó", dijo Trump durante una ceremonia conjunta con Moon en los jardines de la Casa Blanca.

Según el mandatario estadunidense, Corea del Sur y Estados Unidos enfrentan "la amenaza del régimen brutal e irresponsable de Corea del Norte", y añadió que "su programa nuclear y de misiles requiere una respuesta firme".

Desde que llegó a la Casa Blanca Trump buscó convencer a China que ejerza su influencia para contener al gobierno de Corea del Norte, aunque por el momento la opción no ha mostrado resultados.

La situación se tornó aún más tensa después que el gobierno de Pyongyang liberó y envió de retorno al estadunidense Otto Warmbier, quien había sido detenido hace 18 meses en Corea del Norte. Warmbier llegó a Estados Unidos en estado de coma y falleció pocos días después a causa de una infección cerebral cuya causa nunca fue esclarecida. Warmbier fue acusado por las autoridades norcoreanas de arrancar un cartel propagandístico de un muro, en la calle.

Trump recibió a Moon para una reunión cuya agenda estaba en gran parte dedicada a discutir las tensiones con Corea del Norte a raíz de sus ensayos de misiles y la continuidad de su programa nuclear.

Aún antes del inicio de la reunión a puertas cerradas, durante una rápida declaración a la prensa, Trump afirmó que hay "muchas opciones" abiertas con relación a Corea del Norte.

Por su parte, en esa oportunidad Moon dijo, a través de un traductor, que con Trump mantuvo con él "una discusión muy honesta sobre varios temas, incluyendo Corea del Norte".

Moon busca en la capital estadunidense apoyo a su intención de lograr algún tipo de aproximación entre Seúl y Pyongyang, y para ello tiene en agenda reuniones con varios legisladores.

Inclusive antes de llegar a Washington Moon sugirió que Seúl y Washington deberían ofrecer algún tipo de concesión a Pyongyang. Trump, en cambio, parece dispuesto a abandonar las esperanzas que tenía de una ayuda de China para controlar a Corea del Norte.

Este viernes, Trump evitó criticar en público la estrategia defendida por Moon, pero sugirió que no estaba dispuesto a un esfuerzo de aproximación.

"Estados Unidos hace un llamado a otras potenciales regionales y a las naciones responsables a que unan a nosotros en la implementación de sanciones", exhortó.

Por su parte, Moon dijo que "el más serio desafío para nuestras dos naciones son las amenazas nucleares y misilísticas de Corea del Norte".

El nuevo presidente sudcoreano añadió que "empleará tanto sanciones como un diálogo un abordaje en fases para buscar una solución al problema nuclear con Corea del Norte".

Estados Unidos tiene en la actualidad unos 28 mil soldados en Corea del Sur.

Pese a su apoyo político, Trump reprendió a Corea del Sur por su superávit comercial con Estados Unidos, demandando la renegociación de un pacto bilateral de comercio. "Me siento alentado por las garantías del presidente Moon de que va a trabajar para crear condiciones parejas para que los negocios y trabajadores estadounidenses, especialmente los productores de automóviles, puedan tener transacciones justas con Corea del Sur" dijo Trump.

Por otra parte, el mandatario instó instó a los senadores republicanos a derogar inmediatamente la ley de salud Obamacare, aunque aún su gobierno no tiene remplazo para la misma, y que decidan luego qué alternativa adoptarán, en vista de que los legisladores no logran ponerse de acuerdo al respecto.

Los líderes republicanos fijaron este viernes como fecha para trabajar en el Senado en los cambios a la legislación del 2010, con los que buscarán rechazar gran parte de una reforma de salud impulsada por el ex presidente Barack Obama, que expandió la cobertura a 20 millones de personas en Estados Unidos.

Sus esfuerzos se complicaron tras un reporte esta semana de la Oficina de Presupuesto del Congreso que indicó que para 2026 habrá 49 millones de personas sin seguro médico con el proyecto del Senado, frente a 28 millones bajo la ley actual.

“¡Si los senadores republicanos no pueden aprobar lo que están elaborando ahora, deberían DEROGAR inmediatamente, y luego REEMPLAZAR en una fecha posterior!", escribió Trump en un tuit refiriéndose a la ley de salud.

Información adicional

  • Autor:Afp, Ap y Reuters
  • País:Estados Unidos
  • Región:Norteamérica
  • Fuente:La Jornada
Visto 449 vecesModificado por última vez en Sábado, 01 Julio 2017 07:13

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.