Jueves, 14 Mayo 2020 05:39

Italia: miles de millones para relanzar la economía

Escrito por Elena Llorente
Valora este artículo
(0 votos)
Italia: miles de millones para relanzar la economía

El gobierno planea invertir 55.000 millones de euros en ayuda a los distintos sectores de la sociedad

Después de varios días de discusión entre los distintos partidos que forman el gobierno, el llamado “Decreto Relanzamiento” por valor de 55.000 millones de euros para relanzar la sociedad italiana y su economía gravemente afectadas por la pandemia del coronavirus, fue aprobada por el Consejo de Ministros, según anunció el primer ministro Giuseppe Conte en una rueda de prensa. Pero el decreto deberá pasar por el voto del Parlamento que tiene la última palabra.

¿De dónde sacará Italia todo este dinero?, es la pregunta que muchos se hacen. Una parte vendrá seguramente de la Unión Europea que ha decidido ayudar a los países en crisis. El resto deberá venir de fondos italianos. Se habla incluso de que el Estado italiano está programando la venta de varios edificios de su propiedad para reunir los fondos que necesita.

El Decreto, que tiene más de 200 artículos, prevé invertir los 55.000 millones de euros en ayuda a los distintos sectores de la sociedad y de la economía. Entre las muchas cosas que promete, aparece la reducción de los impuestos y la suspensión del IVA (impuesto al valor agregado) hasta setiembre. También aparece la reducción de algunas boletas (gas y luz entre ellas), la asignación de ayudas por valor de 600 euros a las personas en dificultad pero también algunos bonos para los trabajadores autónomos.

De los 55.000 millones previstos, 10.000 estarán dedicados a la llamada “Cassa integrazione”, una ayuda que da el Estado a las empresas en dificultad para que puedan pagar los sueldos a sus empleados, 4.000 millones para ayudar a las regiones italianas (que equivalen más o menos a las provincias argentinas), 6.000 millones para ayudar a las pequeñas y medianas empresas y 5.000 millones para la salud y la seguridad además de unos 2.500 millones para turismo y cultura, entre otras áreas.“Tenemos que responder a la crisis más grave desde la Segunda Guerra Mundial, con medidas excepcionales”, comentó el viceministro de Economía, Antonio Misiani en relación al decreto.

El tema salud pública ha estado al centro de las preocupaciones de los ministros, dado los problemas que muchos hospitales han vivido durante la pandemia. Por eso se han destinado 3.250 millones de euros específicamente a mejorar la salud pública, que en Italia no es completamente gratis pero cubre bastante las necesidades de la población. Buena parte se destinará a la prevención. Serán contratadas 9.600 nuevas enfermeras y se preparará a los hospitales para una eventual recaída de la pandemia, pasando de los actuales 5.179 puestos en terapia intensiva a 11.109, gracias a los nuevos fondos.

Otro de los puntos importantes del decreto fue dedicado a los trabajadores “en negro” o no reconocidos legalmente, tanto del área agricultura como de las (o los) empleadas domésticas, cuidadoras de ancianos y niñeras, a los que se les concederá un permiso temporario de estadía en el país. Así podrían salir a la luz los miles de trabajadores que no están legalizados y que por eso no gozan de un sueldo normal, los beneficios de la salud, vacaciones, aportes jubilatorios, etc. 

“La intención del gobierno es garantizar la dignidad de las personas, tutelar la legalidad y las exigencias del mercado del trabajo”, había dicho ante el Senado, refiriéndose a este punto, la ministra del Interior, Luciana Lamorgese. Fue la ministra de las Políticas Agrícolas, Teresa Bellanova, la que había llevado adelante el tema y lo presentó en la rueda de prensa con Conte. La cuestión de la legalización de migrantes había sido muy criticada por la derecha pero también por algunos exponentes del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) que forma parte del gobierno. El M5S no quería normalizar la situación de los inmigrantes llamados “ilegales”, aunque tal vez esos jóvenes trabajan desde hace años como casi esclavos en los campos de los empresarios italianos. “Los invisibles serán ahora menos invisibles. Los que trabajan en los campos tendrán ahora un permiso de estadía y de trabajo. Con esta medida gana el Estado, que así se demuestra más fuerte que la mafia y el ‘caporalato’ (quien explota ilegalmente la mano de obra)”, dijo emocionada hasta las lágrimas la ministra Bellanova.

Quedan de todas maneras varios puntos sin aclarar, porque lo más probable es que las regiones deban decidir ciertas medidas según como marche la pandemia en su propio territorio. Por ejemplo, el uso de las playas en el verano que en el hemisferio norte comienza el 21 de junio.

 

¿Vamos a la playa?

 

Será un verano completamente distinto del normal el que tendrán que pasar los italianos, que algunos prevén con una marea de prohibiciones y sobre todo de límites de distancia entre las personas, tanto en la playa como en el mar, de uso de tapabocas incluso en la playa, etc. Este verano se verá muy limitado, todo lo contrario de lo que suelen ser las maravillosas y multitudinarias playas italianas especialmente en el mes de agosto. Tal vez con restricciones similares a las que se están imponiendo para bares y restaurantes, que podrán estar abiertos a partir del 18 de mayo (fecha a partir de la cual se podrá también visitar a amigos y no sólo a familiares) pero con medidas muy estrictas como la distancia entre las personas, las barreras con láminas de plástico trasparente o los menús ahora sólo copiados en pizarras gigantes, para que la gente no se lo pase de mano en mano.

En cuanto al turismo, que para Italia representa el 13% de su Producto Interno Bruto, y pese a que el decreto le asignó varios millones, hay mucha preocupación porque los turistas extranjeros, después que Italia fue el país más infectado de Europa (aunque ahora pasó al quinto lugar después de Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido y España según la Johns Hopkins University), difícilmente quieran visitar la península si no se les ofrecen ciertas garantías. Una de esas garantías es sin duda la marcha de la pandemia. Hasta el 13 de mayo, los datos de la protección civil italiana han sido bastante positivos. El número de casos positivos ha ido disminuyendo cada día desde fines de abril, llegando a 78.457 el 13 de mayo. Pero según los expertos, no es suficiente para pensar que la pandemia se está acabando. 

Información adicional

  • Autor:Elena Llorente
  • País:Italia
  • Región:Europa
  • Fuente:Página12
Visto 310 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.