Martes, 27 Octubre 2020 05:28

Más de 26 millones de estadounidenses aseguran pasar hambre en sus hogares

Escrito por Manuel Ruiz Rico
Valora este artículo
(1 Voto)
Un sintecho en una estación de tren en Washington. REUTERS. Un sintecho en una estación de tren en Washington. REUTERS.

La falta de comida afecta a más del 10% de la población en 17 estados. Las mujeres y las comunidades negra y latina, los sectores más afectados.

 

Entre 26 y 29 millones de personas en Estados Unidos aseguran que en sus hogares "a veces" o "a menudo" no tienen suficientes alimentos para comer. Son los datos que revelan un informe del Centro de Acción e Investigación sobre la Alimentación (FRAC, por sus siglas en inglés), cuyo trabajo se centra en los primeros meses de la pandemia en el país norteamericano. El documento denuncia que la cifra de personas que dicen pasar hambre en Estados Unidos se ha multiplicado por más de tres desde 2018. Entonces, casi ocho millones de adultos decía que en sus casas escaseaba la comida.

El informe del FRAC, titulado Sin suficiente para comer: la covid-19 agudiza la crisis de hambre en Estados Unidos, alerta de que este problema afecta especialmente a los hogares de la comunidad negra y latina. En cuanto a los ejes de género y de edad, las mujeres y los niños están más afectados que los hombres. Por Estados, en 17 de ellos más el Distrito de Columbia, más del 10% de la población asegura no tener suficientes alimentos para comer. Casi todos esos territorios están en el Sur del país. A la cabeza de esta triste clasificación aparece Mississippi, donde el 17% de la población pasa hambre. Ese porcentaje es del 15% en Luisiana, el 14% en Texas, el 12% en la capital del país, Washington, además de los Estados de Nevada, Arkansas, Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Florida; y un 11% en Nueva York, California, Oklahoma, Tennessee, Maryland, Virginia Oeste y Kentucky.

"El hambre en Estados Unidos estaba en unos niveles altos e inaceptables ya antes de la pandemia y es absolutamente chocante ver cómo el covid-19 ha aumentado dramáticamente el número de hogares hambrientos en todos los rincones del país en cuestión de meses", asegura en un comunicado el presidente del FRAC, Luis Guardia.

El informe ha hallado que más del 20% de las personas blancas y latinas adultas con hijos asegura no tener suficiente para comer, el doble que los adultos blancos con hijos. El documento encuentra otras diferencias trascendentales. En cuanto a formación, entre quienes tienen sólo un diploma escolar o menos, el 16% asegura pasar hambre comparado con el 3% de quienes tienen una licenciatura.

En cuanto al género, la investigación del FRAC alerta de que "las mujeres han estado más expuestas a perder el empleo durante la pandemia comparado con los hombres y esto las hace más susceptibles de pasar hambre". Al mismo tiempo, abunda el estudio, "entre las personas mayores, es más probable que sean mujeres a hombres quienes tengan problemas de insuficiente comida".

Por franjas de ingresos, la carencia de comida afecta al 28% de quienes ganan menos de 25.000 dólares al año, frente al 11% de 2018, el dato prepandemia que maneja el informe. Ese porcentaje es del 16% para las personas con salarios de entre 25.000 y 34.999; el 12% para los que ganan entre 35.000 y 49.999 dólares; y se sitúa en un 8% para los salarios entre 50.000 y 74.999 dólares. Prácticamente, sólo están libres del hambre (1%) aquellos que declaran

"Todos estos datos muestran no sólo números. Estamos hablando de familias, amigos, barrios, que no pueden tener la nutrición adecuada que se necesita para vivir una vida sana", dice Guardia. El presidente del FRAC alerta de que "los niños perdieron el acceso a las comidas escolares debido al cierre de las escuelas por la pandemia".

Para paliar esa situación, el FRAC "trabajó con los dirigentes del Congreso para crear el programa de Transferencia Electrónica de Beneficios en caso de Pandemia, en el que una tarjeta de ese programa proporciona a las familias con niños los fondos para comprar alimentos en lugar de las comidas escolares". Guardia calcula que esta medida ha sacado del hambre a entre tres y cuatro millones de niños.

Aun así, son parches para un sistema que tiene muchos agujeros, a pesar de que la riqueza de los más poderosos no deja de aumentar desde que la pandemia comenzó. El hombre más rico del país, Jeff Bezos, fundador de Amazon, se convirtió a finales de agosto en la primera persona en alcanzar un patrimonio valorado en 200.000 millones de dólares.

Guardia reclama que "el Congreso y la administración Trump redoblen sus esfuerzos para garantizar la comida a cada estadounidense e invertir más para extender los programas federales de alimentación. Se ha demostrado que esto es lo necesario para achatar la curva del hambre que sufre la nación".

El informe ha sido realizado por la economista de la Universidad Northwestern (en Evanston, Illinois) Diane Whitmore Schanzenbach, quien ha analizado los datos oficiales entre abril y julio de este año de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Washington

26/10/2020 08:16 Actualizado: 26/10/2020 08:25

Por Manuel Ruiz Rico

@ManuelRuizRico

Información adicional

  • Antetítulo:EEUU
  • Autor:Manuel Ruiz Rico
  • País:Estados Unidos
  • Región:Norteamérica
  • Fuente:Público
Visto 175 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.