Lunes, 06 Junio 2005 19:00

Intervención "en apoyo" a las democracias propone Estados Unidos. 35 Asamblea de la OEA

Escrito por LA JORNADA
Valora este artículo
(0 votos)
"Tenemos que insistir para que los dirigentes democráticamente electos tengan la responsabilidad de gobernar democráticamente", dijo la secretaria de Estado estadunidense Condoleezza Rice a los cancilleres de los otros 33 Estados miembros que participan en la cumbre anual que culminará el martes. Estados Unidos, como país anfitrión, propone debatir la atribución a la organización de un papel de "monitoreo" de las democracias en América Latina. En su discurso de apertura de la asamblea, Rice sostuvo que "la división en las Américas hoy no es entre gobiernos de izquierda o de derecha. Es entre gobiernos que son electos y gobiernan democráticamente, y los que no". "La Carta Democrática debe convertirse en el núcleo de un multilateralismo de principios efectivo", dijo la secretaria de Estado. La propuesta estadunidense ha levantado una fuerte oposición de los países de la región, mientras analistas la interpretan como un intento de Washington de controlar al gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez, que según la oposición y Estados Unidos no gobierna de manera democrática, aunque haya sido elegido y ratificado luego por mayoría de votos. Desde Caracas, Chávez dijo que "si aquí hubiera que monitorear a algún gobierno de la OEA, sería al de Estados Unidos, un gobierno que apoya terroristas, que invade pueblos, que atropella a sus propios ciudadanos, y que pretende instalar una dictadura global". En cambio, la ONG opositora venezolana Súmate, invitada a la cumbre de Fort Lauderdale y recibida recientemente en la Casa Blanca, pidió a la OEA la creación de un "observatorio democrático" para vigilar posibles deterioros en las democracias de la región. El canciller brasileño, Celso Amorim, aseguró por su parte que el grupo de países de América del Sur y México analizan una contrapuesta para "evitar mecanismo intrusivos", declaró. Sin embargo, el plan de Estados Unidos cuenta con el apoyo del nuevo secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza. Las reglas actuales permiten a la OEA actuar sólo después de que hubo una ruptura del orden constitucional, o en forma preventiva, pero solamente a pedido o con el consentimiento del gobierno del país afectado. Antes de llegar a la reunión, Rice dijo a la prensa que "no es una cuestión de intervenir para castigar, sino de intervenir para intentar apoyar a las democracias". Durante su discurso Rice evitó nombrar a Venezuela, y en cambio sostuvo que "en países como Bolivia, Ecuador y Haití las instituciones democráticas tienen raíces superficiales, quebradizas". En Haití, según diarios estadunidenses, la embajada de Washington pidió al presidente George W. Bush que estudie el enviar marines al país caribeño para luchar contra la inseguridad. Al respecto, el canciller brasileño no se opuso al envío de tropas estadunidenses, aunque se preguntó si los estadunidenses "están listos para ir" y recordó que la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) era una "fuerza multinacional". Casi 30 personas murieron la semana pasada en Puerto Príncipe en incidentes entre la policía y simpatizantes del derrocado presidente Jean Bertrand Aristide. En Bolivia, las protestas callejeras llevan ya dos semanas, mientras que en Ecuador el presidente Lucio Gutiérrez fue destituido el pasado 20 de abril. En su discurso, Rice también pidió utilizar la Carta Democrática de la OEA para llevar la democracia a donde "está ausente", en referencia a Cuba, expulsada en 1962, y dijo que hay un asiento en la organización para la isla, cuando sea "libre y democrática". La intervención de José Miguel Insulza también giró en torno a la necesidad de adoptar mecanismos para "implementar integralmente las obligaciones" de la Carta Democrática. La OEA "no debe limitarse sólo al establecimiento de las normas, sino que, frente a los persistentes riesgos de retroceso (de la democracia), es preciso ampliar la cooperación", dijo el secretario general del organismo. Abusos policiales La OEA prepara una carta de protesta al gobierno de Estados Unidos por los abusos cometidos por sus agencias de seguridad durante la asamblea, dijo un oficial de prensa del organismo. Los problemas comenzaron el sábado en la mañana, pero el incidente más grave ocurrió en la tarde, cuando la policía retuvo durante una hora y amenazó con deportar a la periodista venezolana Lyng-Hou Ramírez, pese a estar acreditada para cubrir la asamblea, denunció hoy la propia reportera. "No soy terrorista, soy periodista", dijo la reportera a los cerca de 20 miembros de los servicios secretos que la interrogaron, tras ser detenida por la policía local al salir del centro de convenciones de Fort Lauderdale al culminar su primer día de trabajo. Un vocero del Departamento de Estado, bajo condición de anonimato, confirmó el incidente, pero lo justificó explicando que "la seguridad es estricta" y ella "no fue la única" detenida. Al salir del recinto, la periodista preguntó a un agente de seguridad cómo podía llegar al vecino hotel donde estaba alojada. "Me dijo 'puedes caminar'," explicó Ramírez, que trabaja para el Grupo de Diarios de América (que reúne a once importantes periódicos latinoamericanos). Al salir se encontró con un grupo de agentes que "empezaron a interrogarme", y que cuestionaron su acreditación, sin foto al igual que todas las proporcionadas, pero se negaron a llamar a la OEA para confirmar su validez. "Ellos no ponen las reglas, las ponemos nosotros", le dijo un agente. Los policías abrieron su bolsa y encontraron un documento de la OEA sobre Derechos Humanos, y por ello decidieron llamar a los servicios secretos, quienes la interrogaron y amenazaron con deportarla. De su lado, organizaciones de la sociedad civil que participaron en un foro con la OEA se quejaron de haber sido censuradas. "Nos dijeron que se había acabado el tiempo", dijo una de las directoras de Global Exchange, Deborah James. "Me pregunto por qué organizaciones que están en la línea del Departamento de Estado, como Súmate, sí tuvieron un espacio", añadió.
Visto 521 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.