El presidente estadunidense, Donald Trump, su esposa Melania y colaboradores guardan un minuto de silencio, el miércoles pasado en la Casa Blanca, en honor de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.Foto Ap

Politico lanzó una bomba, basado en la FBI, sobre “el probable espionaje de Israel descubierto durante la presidencia de Trump, según altos funcionarios de EU (https://politi.co/2kIzn70)”.

Daniel Lippman enuncia que "el gobierno (sic) de EU concluyó que en los pasados dos (sic) años Israel se encuentra probablemente detrás de la colocación de instrumentos de vigilancia de los celulares que fueron hallados cerca de la Casa Blanca y en otros sitios sensitivos (sic) alrededor de Washington, según tres anteriores altos funcionarios de EU". Peor: "La administración de Trump no increpó al gobierno de Israel y no existieron consecuencias para la conducta de Israel".

Los instrumentos de vigilancia en miniatura, los “StingRays –que pueden capturar el contenido de las llamadas y el uso de datos–, mimetizan las regulares torres celulares para engañar a los teléfonos celulares al proporcionarles locaciones e información de identidad”. Trump fue espiado con sus principales ayudantes y más cercanos asociados como Steve Wynn, Sean Hannity y Rudy Giuliani.

Según Lippman, "funcionarios del Departamento de Seguridad del Hogar (DHS, por sus siglas en inglés) descubrieron los instrumentos de vigilancia en Washington". La FBI y otras agencias de espionaje de EU se basaron en un "análisis forense detallado" y concluyeron que los "agentes israelíes colocaron los instrumentos" cuando "varios de los agentes trabajaron al más alto nivel del espionaje y en puestos de seguridad nacional" de Israel. Para la FBI, la NSA y a veces la CIA, al unísono del DHS y el Servicio Secreto, fue "bastante claro que los israelíes eran responsables".

Dos puntos a considerar, y no es que haga la apología del atribulado Netanyahu ni de Israel ni de sus fétidos métodos de espionaje: 1) el escandaloso reporte de la FBI puede pertenecer al continuo golpeteo de esa agencia en su etapa aciaga de Mueller/Comey/McCabe, pero la convergencia de otras agencias superiores de espionaje –NSA y DHS, además de un sector de la CIA y del Servicio Secreto– concede un alto grado de probabilidad; y 2) ¿para qué desea Netanyahu instalar un riesgoso sistema de espionaje, si tiene de supremo aliado a Jared Kushner, el yerno talmúdico de Trump y pupilo de Kissinger? Ya en 2014, un documento de la NSA –filtrado por Edward Snowden– "acusó a Israel de espiar a EU": los "israelíes son extraordinariamente buenos socios de nosotros" mediante las Señales de Inteligencia (Sigint), pero, por otra parte, "nos espían para conocer nuestras posturas en los problemas de Medio Oriente". Documentos del NSA expusieron en 2013 la estimación de espionaje nacional sobre las amenazas cibernéticas y colocaron a Israel como “el tercer servicio de espionaje más agresivo (megasic) contra EU, solamente detrás de China y Rusia (https://bit.ly/2lMWJZE)”. ¡Qué fuerte!

El atribulado premier israelí se defiende como gato bocarriba y lo niega rotundamente: "el reporte es una fabricación total". El problema con el mendaz Netanyahu es que se la pasa fabricando la inexistente bomba nuclear de Irán (https://bit.ly/2lNvw9a). Trump salió en defensa relativa (sic) de su supuesto aliado y comentó que el reporte era inverosímil, ya que "su relación con Israel ha sido estupenda", pero agregó que “todo es posible (https://bit.ly/2kgBgI5)”. La frase "todo es posible" forma parte del léxico de vida de Trump, quien es congénitamente desconfiado.

Como Bajo la Lupa no cree en Santa Claus, llama poderosamente la atención que el reporte haya sido difundido en sincronía con la humillante defenestración del piromaníaco ex asesor de Seguridad (sic) Nacional de Trump a quien le estaba poniendo en riesgo su relección, como señalé seis días antes a su sonora expulsión (https://bit.ly/2m11hM9). Netanyahu cometió tres graves errores: ligar su suerte a la de Bolton, pasarse de listo y traicionar a Trump quien le toleró todas sus supremacistas anexiones irredentistas: Jerusalén del Este, las Alturas del Golán de Siria y el Valle del Jordán.

¿Arrastra(rá) el cadáver de Bolton a Netanyahu?

http://alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Gran Bretaña y EE.UU vuelven a agitar las aguas del Golfo Pérsico

Quién miente y quién dice la verdad en este conflicto cuyo objeto no es otro que el de obligar a Teherán a negociar el acuerdo nuclear del cual Washington se apartó.

 

Un imperio debilitado, azotado por sus arrancias políticas internas, enfrenta una crisis en uno de los lugares del mundo más críticos de la historia del siglo XX. El otro imperio, su aliado, está enfrascado en su nacionalismo grosero, sus alianzas regionales de dudosa eficacia, su guerra sucia contra Irán y su ineficacia en la escena internacional. Gran Bretaña y Estados Unidos vuelven a involucrarse en una crisis en el Golfo Pérsico que remite a las fracturas y reiterados enfrentamientos que tuvieron lugar después de la guerra entre Irán e Irak (1980-1988) y el famoso episodio conocido como “la guerra de los tankers” que sacudió el estrecho de Ormuz en los años 80. Este corredor marítimo situado entre Irán y los Emiratos Árabes Unidos (Golfo de Omán y Golfo Pérsico) es el pulmón por donde transita el petróleo y el gas que alimenta el sistema mundial y uno de los puntos del planeta donde se cristaliza otra confrontación respaldada por la Casa Blanca: Irán y Arabia Saudita. En 2018, por esa vía circularon 21 millones de barriles de petróleo bruto por día --ello equivale al 35% del petróleo mundial--, y una cuarta parte del suministro mundial de gas natural. A su vera está Arabia Saudita, segundo productor de petróleo, y Qatar, primer productor de gas licuado.

Como en el siglo XX, es muy posible que todo concurra a un nuevo desastre tal y como el imperio del Norte se ha empeñado en activar desde que decidió poner sus narices en esa zona del mundo para garantizar el suministro de petróleo y la perennidad de su alianza con Arabia Saudita. Washington, Londres y Riad llevan décadas y décadas intentado romper la hegemonía regional de Irán. Casi 70 años después de haber literalmente destrozado la región con el golpe de Estado fomentado en 1953 por la Casa Blanca y el M16 británico para derrocar al Primer Ministro nacionalista iraní Mohammad Mossadegh y poner a un lacayo en su lugar, el conflicto vuelve a encarnarse con los mismos actores y las mismas metas. Entre 1984 y 1987, cuando estalló la “guerra de los tankers”, se destruyeron en el Golfo Pérsico cientos de barcos. Luego, el 19 de octubre de 1987, un barco de guerra norteamericano, el USS Vincennes, derribó un Airbus de Iran Air con 290 pasajeros a bordo que se dirigía a Dubai. Ahora, todo regresa a su cauce conflictivo. Desde mayo de 2019, seis barcos fueron misteriosamente saboteados cuando ingresaban en el Golfo, hubo un dron norteamericano derribado, la intercepción, en aguas de Gibraltar, del petrolero Grace 1 y el arresto posterior de su tripulación y, volviendo al Golfo, la captura de dos buques británicos y acusaciones y amenazas cruzadas en todas las tonalidades posibles. Parece una remake de la década de los 80, espolvoreada en estos tiempos de trumpismo matonero e inoperancia de una Gran Bretaña sin capacidad de respuesta política racional a la crisis.

 La casi guerra del estrecho de Ormuz es también una guerra retórica que tiene, por razones recientes, un claro perdedor. Los mismos que en 2002 y 2003 organizaron la gran mentira de la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en manos del ex dictador iraquí Saddam Hussein para invadir a Irak ocupan altos puestos en la administración Trump. Es el caso de John Bolton, a quien se considera el “armador” de las pruebas falsas contra Hussein que la administración del ex presidente George W. Bush presentó ante Naciones Unidas (lo hizo el ex Secretario de Estado Collin Powell). Bolton es actualmente consejero de Donald Trump para la seguridad nacional y figura junto a Mike Pompeo en el rango de quienes sólo contemplan soluciones por la fuerza. En cuanto a los medios que se han asociado al disparate de estos meses, basta con recordar que, en 2003, cuando se presentaron las fotos falsas y los diagramas fabricados sobre las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, el New York Times validó esas pruebas falaces con el ya memorable titular: “Inobjetable” (en Francia y Alemania los medios decían “es mentira”).

¿Quién agredió a quién ? ¿Quién miente y quien dice la verdad en este conflicto revisitado cuyo objeto no es otro que el de obligar a Irán a negociar el acuerdo nuclear del cual Estados Unidos se apartó ?. El estrecho de Ormuz no escapa a un destino que se tensó a partir de los años 50. Ello lo convirtió en un volcán de agua estratégico. Tres crisis colocaron al estrecho en el ojo del mundo: el descubrimiento en Arabia Saudita (1951) del yacimiento de petróleo más grandes del mundo ( Ghawar): la crisis petrolera de los años 70 derivada, a su vez, de la guerra del Kippur entre Israel y una coalición de países árabes bajo el mando de Siria y Egipto: y, en 1979, la Revolución Iraní liderada por quien había vivido hasta entonces exiliado en Francia, el Ayatola Jomeini. La victoria en un Irán esclavizado de una revolución islamista en un país chiíta no hizo más que despertar los demonios adormecidos de las potencias sunitas de la región. Washington encontró al títere sangriento que fue Saddam Hussein para encargarse de la guerra: un sunita lo suficientemente obediente como para activar más tarde una guerra contra Irán y ahogar en un interminable río de sangre y represión a la mayoría chiíta de su país. Fue el mismo Hussein quien, en abril de 1984, extendió la guerra a las aguas cuando atacó los barcos petroleros iraníes en la isla de Kharg. Akbar Hachémi Rafsandjani, presidente en ese entonces del Parlamento iraní y posteriormente presidente de la República (1989-1997), advirtió: ”el Golfo Pérsico será accesible para todos o para nadie”. Fue accesible sobre todo para las armas con las cuales Irán e Irak trasladaron el conflicto al Golfo Pérsico: Mirage F1, misiles Exocet, aviones Phantom, Tomcat y Super-Etendard, minas anti navíos. La guerra de los tankers hundió centenas de barcos y sirvió de resorte para que Washington se insertara como salvador mediante el operativo “Earnest Will” (1987), con el cual “acompañó” a los petroleros que venían a buscar el oro negro a Kuwait, Arabia Saudita y Qatar, los tres países del Golfo aliados de Saddam Hussein. Un avión civil derribado con 290 personas, más de 500 barcos destruidos a lo largo de cuatro años, cambios estratégicos en Irán y una guerra sin salida aplacaron el conflicto en las aguas del estrecho. Hubo, en los años siguientes, brotes de crisis semejantes a la de hoy. Cuando en mayo de 2018 Trump se retiró del acuerdo nuclear iraní las cartas ya estaban mezcladas: el estrecho de Ormuz volvería a ser un detonador. Sólo que entre los años 80 y 2019 los actores-compradores no son los mismos: el 76% del petróleo que transita hoy por el estrecho va hacia China, Japón, Corea del Sur y la India. A medida que aumente el riesgo, subirá el precio del petróleo, el de los transportes y los seguros. Tal vez un ramo de razones suficientes para que alguno de los imperios de Oriente le diga al imperio de Occidente y su colérico emperador que ya es hora de dejar de jugar al Far West en aguas estratégicas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Venezuela afianzará la cooperación militar con Rusia: canciller Arreaza

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, ratificó este lunes que el país continuará avanzando en la cooperación militar con Rusia, y dijo que, con base en su experiencia en guerrillas, aunque dentro del marco legal, venderá petróleo a Cuba.

Arreaza resaltó que se trata de una decisión soberana de ambos gobiernos "y que no vengan acá a apelar a la anacrónica y caduca doctrina Monroe", en alusión a las críticas de Washington.

Recordó que la cooperación entre Rusia y Venezuela se intensificó a partir de 2000, cuando Estados Unidos "cortó la cooperación militar y los recursos para el mantenimiento de nuestros equipos". Aclaró que los contratos fueron rescindidos de manera unilateral.

"Estados Unidos que se ocupe de sus 50 estados, que los países de América Latina somos libres y soberanos. La doctrina bolivariana es la doctrina de la paz", señaló.

Arreaza destacó los resultados obtenidos en la 14 sesión de la Comisión Intergubernamental de Alto Nivel Venezuela-Rusia, que finalizó el pasado 5 de abril en Moscú. "Allí se firmaron 13 acuerdos, se presentaron intenciones en 25 mesas de trabajo por más de 3 mil 800 millones de euros", precisó.

En cuanto a la venta de petróleo a Cuba, Arraeza indicó: "somos expertos en guerrilla, cuando el capitalismo ataca, buscamos otras vías dentro de la legalidad. No puedo revelar la estrategia, pero haremos cumplir los compromisos venezolanos con pueblos hermanos como Cuba".

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el pasado viernes la inclusión, en la "lista negra" de la oficina de Control de Activos Extranjeros, de dos compañías que operan en el sector petrolero venezolano y de 34 naves propiedad de la empresa estatal Petróleos de Venezuela que participan en la distribución de crudo a Cuba.

En tanto, Colombia rechazó estar involucrada en los apagones que han afectado a Venezuela, como acusó el presidente Nicolás Maduro, quien el sábado pasado denunció "ataques" contra el sistema eléctrico de su país desde Chile y Colombia.

"Esos alegatos carecen de todo fundamento, pretenden confundir a la opinión pública y encubrir la responsabilidad del régimen ilegítimo que encabeza Maduro en la crisis de Venezuela", indicó la cancillería colombiana en un comunicado.

En tanto, se informó que Mike Pompeo, titular del estadunidense Departamento de Estado, viajará el próximo domingo a la frontera entre Colombia y Venezuela.

Jair Bolsonaro, presidente brasileño, dijo que su gobierno y el de Estados Unidos buscan crear fisuras en las fuerzas armadas venezolanas para socavar el apoyo de militares a Maduro, y reconoció que una intervención militar estadunidense en el vecino país puede llevar a acciones de guerrilla, pero si esto ocurre consultaría al Congreso qué posición asumir.

A su vez, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, tuiteó que "John Bolton, 59 años después, retoma el infame Memorando de Lester Mallory y lo supera en brutalidad, monroísmo y macartismo. Cuba rechaza el chantaje", al condenar las acciones del consejero estadunidense de Seguridad para recrudecer la política hostil de su país hacia la isla.

Lester Mallory fue subsecretario de Estado y en su memorando del 6 de abril de 1960 sobre cómo destruir la revolución cubana, escribió que el único medio posible para perder el apoyo interno al gobierno de la isla era "provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria".

Publicado enInternacional
Bolsonaro realizó una visita sorpresa a la CIA

El gobernante brasileño fue acompañado por Sergio Moro, quien antes anunció un acuerdo con el FBI. EE.UU. podría dar el estatus a Brasil de aliado extra OTAN.

El presidente Jair Bolsonaro alteró su agenda en Estados Unidos para realizar una visita sorpresa a la CIA un día antes de la reunión de hoy con Donald Trump en la Casa Blanca. Alrededor de las 8 horas de Washington su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro, anunció que se modificaba el programa de actividades para priorizar la visita a “una de las agencias de inteligencia más respetadas del mundo”. El mandatario fue en compañía de su ministro de Justicia y Seguridad Pública Sergio Moro, el ex juez de la causa Lava Jato. Previamente Moro anunció un acuerdo para intercambiar informaciones secretas con el FBI.

Bolsonaro y los funcionarios de la CIA al parecer analizaron la situación en Venezuela. La reunión fue “una excelente oportunidad para conversar sobre temas internacionales de la región”, tuiteó el diputado Bolsonaro electo la semana pasada como jefe de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.


El hijo presidencial es el enlace permanente con funcionarios de la Casa Blanca y grupos de interés que van desde el lobby de las armas, los grupos judeo-evangélicos ligados al secretario de Estado Mike Pompeo, hasta el poderoso pool formado por los anticastristas de Florida.


Seguramente Venezuela estará en el temario a ser tratado hoy por Bolsonaro y Trump durante los veinte minutos que tendrán a solas en el Salón Oval.


Al escoger a Washington como uno de sus primeros destinos internacionales Bolsonaro rompió la tradición respetada por los presidentes civiles que lo precedieron que a poco de asumir embarcaron hacia Argentina. Ese ritual diplomático simbolizó el fin de las desinteligencias geopolíticas que campearon durante las dictaduras, tensiones atizadas por la disputa nuclear.
Bolsonaro asumió el primero de enero, tres semanas después embarcó a Davos, Suiza, donde participó en el Foro Económico Global y hoy cumple su promesa de visitar en primer lugar a Trump. Inmediatamente después viajará a Chile y a fin de marzo partirá hacia Israel.


El ex capitán del ejército habló en Washington de su intención de iniciar un nuevo (viejo) tiempo diplomático y político en su país durante la cena celebrada en la noche del domingo en la embajada brasileña.


“Estamos viviendo una revolución, tenemos que desconstruir muchas cosas (..) si puedo servir para ser un punto de inflexión eso me dejaría muy feliz”.
Junto a Bolsonaro estaba el invitado especial de la velada: el ideólogo de ultraderecha Steve Bannon, inspirador de la estrategia electoral sucia de Donald Trump en 2016. Y consejero del equipo de Bolsonaro el año pasado.


“Lo que siempre soñé fue liberar a Brasil de la ideología nefasta de izquierda”, recitó el gobernante casi en los mismos términos de su discurso de toma de posesión cuando aseguró que su país vivió bajo el yugo comunista durante los últimos treinta años.


“Es con mucha alegría y satisfacción que visito Estados Unidos, me estoy sintiendo casi en casa, y con toda certeza ese sentimiento será materializado en nuestro encuentro con el presidente Donald Trump”.


“Siempre tuve mucha admiración hacia el pueblo norteamericano, en muchas cosas siempre me sirvió de ejemplo”.


Bolsonaro parecía cautivado, incluso posteó que Trump tuvo una deferencia especial al alojarlo en la residencia Blair House, algo concedido a “poquísimos mandatarios”. Por cierto allí fueron hospedados los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Fernando Henrique Cardoso, informó el diario Estado de San Pablo.


La mayoría de los observadores estima que hoy los presidentes firmarán acuerdos en materia de Defensa. Ayer, en la Cámara Americana de Comercio el canciller Ernesto Aráujo y el ministro brasileño de Ciencia y Tecnología Marcos Pontes firmaron la autorización para quee satélites norteamericanos puedan ser lanzados desde la base espacial de Alcántara, en el estado de Maranhao, nordeste brasileño.


No se descarta, asimismo, que Estados Unidos conceda a Brasil el status de “aliado estratégico extra OTAN”, similar al obtenido por el gobierno de Carlos Menem a fines de la década del noventa.


La eventual inclusión en la lista de países “extra OTAN”, grupo en el que ya hay 17 miembros, permitirá que Brasilia adquiera armamento y acceda a eventuales informaciones secretas.
Otro de los rumores que ganó fuerza desde la semana pasada es el de las tratativas para que empresas norteamericanas puedan extraer uranio en Brasil, y que se firme un acuerdo para proyectos conjuntos en ese rubro.


Franquicia


Bolsonaro volverá de Estados Unidos consagrado como una de las figuras rutilantes del Movimiento, esa hermandad de extrema derecha inventada por Steve Bannon cuyo correlato en España son los neofranquistas de Vox, en Francia el Frente Nacional y en Italia la separatista Liga.


La singularidad del caso brasileño es que, a diferencia de sus primos europeos Bolsonaro se asume como una franquicia de Trump, sin medias tintas. Dispuesto a aceptar todo tipo de imposiciones.


La ultraderechista Marine Le Pen, del francés Frente Nacional, y el ministro del interior italiano Matteo Salvini, líder de la Liga, se han reunido con Bannon, y adhieren a los planteos del Movimiento, sin que por ello acepten abrir sus economías, renuncien a los eventuales acuerdos económicos con China o de energía con Rusia.


En cambio Bolsonaro, en su afán por establecer relaciones intensas con Trump, realiza concesiones inauditas. Como endurecer su posición frente a China por razones ideológicas que derivarán en una reducción de las exportaciones de soja. Ese achique causará perjuicio al agronegocio brasileño y favorecerá a los farmers estadounidenses.


Ayer, en vísperas de la cumbre de la Casa Blanca, Bolsonaro decretó que los viajeros norteamericanos pueden ingresar sin visa a Brasil sin exigir igual trato a los brasileños que viajan a Estados Unidos.

Publicado enInternacional
Arranca la gira del presidente de Venezuela por China

El presidente venezolano inició su agenda oficial en China rindiendo homenaje al fundador del régimen comunista, Mao Zedong, en el mausoleo donde el líder revolucionario está embalsamado en el centro de la plaza de Tiananmen.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó acuerdos de cooperación estratégica con su par chino, Xi Jinping, en el marco de la 16° Comisión Mixta que mantienen los dos países. “Hoy se están firmando 28 acuerdos que ratifican el camino del desarrollo compartido de las inversiones para hacer realidad el desarrollo de nuestras empresas mixtas”, dijo Maduro en una intervención ante la comisión en Beijing, antes de reunirse con su homólogo.


El presidente venezolano inició su agenda oficial en China rindiendo homenaje al fundador del régimen comunista, Mao Zedong, en el mausoleo donde el líder revolucionario está embalsamado en el centro de la plaza de Tiananmen. Acompañado de su esposa, Cilia Flores, Maduro dedicó una reverencia en la entrada del recinto y firmó en el libro de visitantes ilustres del mausoleo. Más tarde y luego de la reunión en la sede del Legislativo chino, ambos mandatarios rubricaron un memorando de entendimiento por el que el país sudamericano se suma a la ambiciosa iniciativa de las Nuevas Rutas de la Seda, siendo el segundo paíssuramericano, luego de Uruguay, que realiza esta declaración oficial. Ese programa que los observadores comparan con el estadounidense Plan Marshall firmado post segunda guerra, descansa en millonarias inversiones chinas en obras de transportes y telecomunicaciones en todo el planeta. Por su parte, el presidente chino afirmó que su país siempre tiene en cuenta sus relaciones con Venezuela desde un punto de vista estratégico y de largo plazo, en un momento en el que alegó que existen factores de inestabilidad en el mundo. “Por esa inestabilidad, Beijing y Caracas tienen que promover su confianza y amistad”, evaluó Xi, y agregó que China es un gran apoyo para Venezuela en la búsqueda de una vía de desarrollo propia, adecuada a su situación.


Los mandatarios destacaron también la firma de un memorándum de entendimiento para el desarrollo de las empresas de hidrocarburos mixtas Petrourica y Petrozumano. En esa misma línea, concretaron un acuerdo para fortalecer la cooperación entre la Corporación Nacional de Explotación de Gas de China (Cnodc) y Petróleos de Venezuela (Pdvsa), con el objetivo de explorar y explotar gas en el país caribeño. A su vez, firmaron otro tratado de explotación del sector aurífero con la empresa china Yankuang Group. Sumado a ello, las partes suscribieron un memorando de entendimiento entre la corporación tecnologica ZTE y el Ministerio del Poder Popular para la Salud.


El presidente de Venezuela recalcó que los acuerdos suscritos están alineados con el Programa venezolano de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, puesto en marcha el pasado 20 de agosto y señaló que las relaciones comerciales entre ambas naciones pasaron las pruebas de la crisis financiera mundial. “Me tocó transitar por medidas de sanciones económicas de los Estados Unidos y de Europa persiguiendo las cuentas bancarias de Venezuela, secuestrando miles de millones de dólares en cuentas internacionales y bloqueándonos el comercio”, denunció. Asimismo, se refirió a los desafíos económicos que tuvo la nación sudamericana como producto de lo consideró la guerra impuesta por países imperiales, y valoró el apoyo de China para solucionarlos. “Gracias a los acuerdos de la comisión mixta y a la sólida relación China-Venezuela, nuestro país pudo enfrentar esas circunstancias y les puedo decir que hoy Venezuela está de pie”, afirmó.


Por su parte, Wang Yi, canciller chino, indicó que, pese a las complejas circunstancias internacionales, China está dispuesta a trabajar con Venezuela para fortalecer los intercambios y la amistad entre ambos países, para lo cual consideró que será necesario optimizar los modelos de cooperación a fin de enriquecer la asociación estratégica. “Los mandatarios van a llegar a nuevos consensos, van a elevar la cantidad y la cantidad de la cooperación. Nuestra relación está en una importante etapa de desarrollo; queremos que siga siendo salida y que continúe avanzando”, subrayó Wang.


La visita de Maduro a la capital china se produce en un momento en el que el país vive graves dificultades económicas y poco después de la que realizó esta misma semana a China la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, quien se reunió con el presidente de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), Zhang Jianhua.

Publicado enInternacional
Erdogan echa un pulso a Rusia e Irán en la batalla final de Siria

Turquía teme una avalancha de refugiados en la ofensiva contra el reducto rebelde de Idlib

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin; de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Irán, Hasan Rohani, declararon el viernes que estaban de acuerdo, pero no dijeron en qué. La cumbre que celebraron en Teherán, para afrontar la batalla final en la guerra de Siria en el feudo rebelde de Idlib, escenificó el pulso que mantuvo el jefe de Estado turco, quien intenta evitar otra avalancha de hasta 800.000 refugiados sobre su país, que ya acoge a tres millones de exiliados sirios. Los líderes rusos e iraní sostienen sin apenas reservas la ofensiva militar que el régimen del presidente Bachar el Asad se dispone a lanzar contra el último reducto rebelde después de más de siete años de guerra civil.

El grandilocuente comunicado final de la cumbre destacó que las tres partes habían acordado decidir “en un espíritu de cooperación” el destino de Idlib y garantizar la integridad territorial de Siria. Turquía, que respalda a una parte de la oposición, negocia directamente con Rusia e Irán, aliados de Damasco, los pasos para poner fin al conflicto en el país árabe mediante el llamado proceso de Astaná.

Las conversaciones celebradas en la capital de Kazajstán, a las que han asistido representantes del Gobierno y la oposición, se han centrado en las modalidades de alto el fuego y han marginado el diálogo político, suspendido desde hace un año tras el fracaso de la última ronda negociadora auspiciada por la ONU en Ginebra.


En sus declaraciones públicas, Putin y Rohani insistieron en la necesidad de continuar la lucha contra el “terrorismo”, y se sumaron al presidente turco para declarar que todos los refugiados deben regresar a Siria cuando se den las condiciones de seguridad suficientes. El duelo verbal que mantuvieron Erdogan —advirtió del peligro de que se produzca una “masacre”— y el líder ruso —opuesto a un alto el fuego con los insurgentes— fue reflejo de la brecha que separa las posiciones de Turquía y Rusia, según la información de France Presse.


De la cumbre de Teherán parece derivarse un aplazamiento del asalto final a Idlib, a la espera de fraguar un acuerdo en la reunión que los tres presidentes tienen previsto celebrar en Rusia en una fecha aún no concretada. “Para devolver la paz y la estabilidad a Siria hay que combatir el terrorismo”, puntualizó el mandatario iraní, “pero sin hacer sufrir a la población civil con una política de tierra quemada”.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump advirtió el martes a Moscú y Teherán de que no cometan el “grave error” de participar en un “descabellado ataque” del régimen a la provincia rebelde. “Cientos de miles de personas pueden morir. ¡No dejéis que eso suceda!”, enfatizó. La cumbre tripartita también tuvo un mensaje para Washington, al cuestionar su alianza con las milicias kurdas, para que deje de alentar “entidades sobre el terreno con una agenda separatista so pretexto de estar luchando contra el terror”.


Mientras los líderes hablaban, las aviaciones de combate rusa y siria han seguido bombardeando posiciones rebeldes a pequeña escala al sur de Idlib. Los ataques causaron la muerte de un civil y de cuatro milicianos, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ONG que cuenta con una red de información sobre el terreno.


Corredores humanitarios


El mediador de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha llamado a las grandes potencias a evitar un nuevo “baño de sangre”. El veterano diplomático se dirigió ayer al Consejo de Seguridad para reclamar un “ultimátum” a los combatientes a fin de permitir la apertura de “corredores humanitarios voluntarios” para la población civil. En su mensaje por videoconferencia desde Ginebra, De Mistura solicitó que se habiliten vías de salida por el norte y el este, en dirección a Turquía, y hacia el sur, en territorio controlado por tropas gubernamentales.


“No parece haber una solución militar obvia para neutralizar a los yihadistas de Idlib”, consideran los analistas de International Crisis Group (ICG), “pero es evidente que una ofensiva destructiva de Siria y Rusia no debe ser la respuesta”. Incluso en el caso de que su lograra derrotar a estos grupos en el campo de batalla, la amenaza yihadista seguiría vigente.


Como ya ha ocurrido en la región del valle del Éufrates tras la victoria territorial sobre el ISIS, los expertos del ICG anticipan que los remanentes de las milicias yihadistas pueden seguir librando una “guerra asimétrica en Siria y fuera de sus fronteras, en zonas no controladas por los Gobiernos de la región”. En el caso de los combatientes extranjeros, se forzaría además su regreso a Estados y territorios islámicos y a sus países de origen en Europa.


30.000 rebeldes, tres millones de civiles rodeados


Israel no solo financió a un grupo rebelde sirio en la frontera de los Altos del Golán —territorio sirio ocupado desde 1967— como trascendió hace un año, también armó y equipó al menos una docena de organizaciones insurgentes para que mantuvieran a raya a milicias proiraníes, como la libanesa Hezbolá, y yihadistas afiliados al Estado Islámico.


Una investigación de la revista Foreign Policy, que ha entrevistado a decenas de insurgentes sirios para elaborar la información, ha revelado que Israel comenzó a prestar apoyo en 2013 a la rebelión contra el régimen del presidente Bachar el Asad, y que dejó de hacerlo hace un mes, cuando las fuerzas gubernamentales sirias reconquistaron las provincias fronterizas de Deraa y Quneitra.


El Ejército israelí ha admitido que ha prestado ayuda humanitaria a rebeldes sirios en zonas próximas al Golán. En centros sanitarios del norte del país y en una clínica de campaña ya desmantelada han sido atendidos en los cinco últimos años unos 5.000 heridos sirios, en su mayoría hombres en edad militar. Una investigación de The Wall Street Journal reveló en 2017 que, además de medicinas, ropa y alimentos, Israel había estado entregando dinero en metálico a los insurgentes para que pudieran pagar sueldos a los combatientes y comprar armas y municiones.


Foreign Policy detalla ahora que cada miliciano sirio recibía un salario mensual de 75 dólares (65 euros). La entrega directa de armas se llevó a cabo a través de los tres pasos fronterizos habilitados para la ayuda humanitaria. Además de fusiles de asalto, Israel transfirió a las milicias rebeldes ametralladoras, lanzadores de morteros y vehículos de transporte.


Uno de los beneficiarios de la financiación y del rearme israelí era el grupo rebelde llamado Caballeros del Golán, integrado por unos 400 combatientes en la provincia de Quneitra, que mantiene una alianza operativa con el Ejército Libre de Siria, a su vez respaldado por Turquía y varios países occidentales.


Cuando las fuerzas leales al presidente El Asad recuperaron el control de las áreas rebeldes próximas a los Altos del Golán los insurgentes esperaban haber contado con el respaldo del Ejército de Israel, pero la ayuda no se hizo efectiva. “No olvidaremos esta lección. Israel no se ha preocupado por la gente. Solo se ha preocupado por sus intereses”, declaró uno de los insurrectos entrevistados por la revista estadounidense.

Publicado enInternacional
Cuba y China firman acuerdo para crear empresas productoras de medicamentos

Cuba y China firmaron en Beijing un memorando de entendimiento que propiciará la creación de empresas mixtas en el sector de la salud, específicamente, para producir medicamentos creados en la isla y con reconocimiento mundial por ser efectivos.


El acuerdo lo rubricaron Eduardo Martínez, presidente del grupo BioCubaFarma; y Huang Lianshen, líder de la compañía Guang Xi Fukang Investment, en la sede de la embajada de nación caribeña en Beijing.


Martínez explicó que es un convenio abarcador, pues concibe la creación de firmas mixtas tanto en Cuba como en China para fabricar un grupo importante de medicamentos cubanos novedosos y con patente.


“Se trata de productos destinados a resolver importantes problemas de salud como los infartos del miocardio y cerebrales, el cáncer y las enfermedades neurodegenerativas”, comentó.


El funcionario caribeño destacó que el documento sienta las bases para llevar a cabo una alianza estratégica con este grupo empresarial a corto, mediano y largo plazo encaminado a introducir medicamentos en el mercado chino, pero también en Latinoamérica y otras regiones del planeta.


Añadió que en Cuba las empresas mixtas se establecerán en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, ubicada en el occidente y que fomenta la inversión extranjera directa.


Por su parte, Huang aseguró que la entrada de productos biofarmacéuticos cubanos en China generará un gran impacto en materia social y económica para ambos países.


A su juicio, los medicamentos de la isla tendrán buena acogida entre los pacientes del país asiático, y además servirán de ejemplo y estímulo para la
industria nacional del sector.


La delegación de BioCubaFarma está de visita en ese país con el objetivo de profundizar la cooperación bilateral en la rama de la biotecnología, vigente
desde hace más de 15 años.

15 mayo 2018
(Con información de ACN)

Publicado enInternacional
Martes, 26 Septiembre 2017 06:45

Pemex firma alianza con Deutsche y Ecopetrol

Pemex firma alianza con Deutsche y Ecopetrol

Petróleos Mexicanos (Pemex), por conducto de Pemex Exploración y Producción (PEP), firmó contratos con las empresas Deutsche Erdoel AG, de Alemania, y Ecopetrol, de Colombia, para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas someras correspondientes a los bloques 2 y 8 de la Ronda 2.1, licitados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Con ello "se confirma que Pemex es un socio atractivo y competitivo que ha sabido adaptarse a las nuevas condiciones del entorno petrolero internacional. Las alianzas fortalecen sus capacidades para mantener su plataforma de producción de manera rentable, segura y sustentable", dijo la empresa productiva del Estado. Pemex aprovecha las ventajas y la flexibilidad que le otorga la reforma energética para formar nuevas alianzas, agregó.

En un comunicado, Pemex detalló que los nuevos contratos permitirán explorar en aguas someras en conjunto con empresas privadas en los cuales PEP ha demostrado sus capacidades técnicas y operativas, pero ahora "compartiendo riesgos técnicos, operativos y financieros. Pemex participa ya en alianzas en aguas profundas con BHP en el bloque Trion y con Chevron e Inpex en el bloque 3 de la Ronda1.4".

En el bloque 2, al occidente del Golfo de México, Pemex es el socio operador y posee una participación de 70 por ciento en alianza con Deutsche Erdoel. La unión permitirá a Pemex colaborar con una empresa con más de un siglo en la industria, con operaciones en Reino Unido, Noruega, Egipto y Alemania. Para el bloque 8, Pemex es el operador con 50 por ciento de participación junto a Ecopetrol.

Publicado enEconomía
Humberto de la Calle: “Colombia tiene que doblar la página del conflicto”

El jefe negociador con las FARC defiende "una coalición amplia" para las presidenciales de 2018

Humberto de la Calle (Manzanares, Caldas, 1946), jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano con las FARC, es uno de los probables candidatos a las elecciones presidenciales de 2018. En su opinión, el acuerdo y el fin de la guerra darán paso a un nuevo modelo de país. Esta semana estará en Madrid, donde fue embajador hace dos décadas, para hablar del proceso de paz.


Pregunta. ¿Comprende las razones de la polarización social que no cesa tras el acuerdo?


Respuesta. Plenamente. Lo que voy a decir es un tanto paradójico, pero la victoria del no [en el plebiscito del pasado octubre] tuvo un efecto afortunado, y es habernos permitido incorporar muchas de las pretensiones del no en un nuevo acuerdo. Hay que reconocer que las FARC son una organización muy impopular. Los colombianos han insistido en la necesidad de castigo carcelario ordinario para los máximos responsables y hay una resistencia muy grande a la participación política de esos máximos responsables de los graves crímenes que han cometido las FARC. Es un hecho y hay que comprenderlo.


P. ¿Eso se puede revertir?


R. El camino correcto es el cumplimiento cuidadoso y estricto de los acuerdos. Más allá de comprender las reticencias de muchos colombianos, lo que hay que hacer es doblar la página del conflicto y continuar cumpliendo un acuerdo de Estado. Camino que si se retrotrae implicaría graves riesgos y un retroceso enorme que sería una calamidad.


P. ¿Cómo influirá el acuerdo en las próximas elecciones?


R. El acuerdo mostrará en la práctica su cara positiva y los hechos serán más elocuentes que las palabras. Hay siempre riesgos de soluciones autoritarias, de desconocer los valores centrales de tolerancia y de respeto a las ideas de los demás. Luego, creo que a partir del acuerdo se abren dos caminos. Y esa discusión estará siempre presente hasta 2018 y de ahí en adelante, porque una cosa es el fin del conflicto y otra la implantación de una paz firme, que es un proceso de una década o década y media.


P. ¿Será candidato?


R. No he tomado una determinación, pero lo que pienso es lo siguiente. Yo sí creo que hay cosas en riesgo en Colombia. No solo el acuerdo en sí mismo y en sus aspectos militares, sino en lo que significa de oportunidad para un modelo de país, que se basa en el diálogo, en el respeto, en el tratamiento razonable de los conflictos que seguirán en Colombia. Hay demasiados valores de una democracia liberal para defender. Y creo que todo esto está en riesgo si tomamos el camino del autoritarismo. Es una discusión que exige una coalición amplia no solo de fuerzas políticas que han estado a favor del acuerdo, sino también de múltiples expresiones independientes. Me parece que hay una creciente aparición de indignados, de personas que están terriblemente insatisfechas con el sistema político y que buscan un nuevo horizonte. Esto hay que configurarlo, y lo que yo pueda ser para ese propósito lo haré. Las decisiones no son producto del narcisismo y de la vanidad, sino de la necesidad. Creo que hay que configurar ese bloque político y creo que lo debe liderar la persona que sea más útil y que esté mejor dotada para esa tarea. Eso lo resolveremos más adelante.


P. ¿Teme el escenario de un Gobierno que dé marcha atrás?


R. Categóricamente, sí. Un senador importante del Centro Democrático dijo ‘si ganamos vamos a echar atrás el acuerdo’. Después, el expresidente Álvaro Uribe matizó, diciendo no se trata de echar atrás el acuerdo, sino que hay puntos inaceptables. Y resulta que esos puntos son el corazón del acuerdo. Dar marcha atrás en esto me parece que pone en riesgo la consecución de la paz. Pero detrás de eso hay mucho más. Mis más de 140 horas de discusión con los voceros del no yo entendí que ya el problema no son solo las FARC. Las FARC son una circunstancia muy concreta, pero detrás de eso hay un modelo de país. Esto me parece que es lo que está en juego, y me parecería extraordinariamente peligroso que, so pretexto de echar atrás el acuerdo con las FARC, entremos en una fase de populismos de derechas o de izquierdas que lo que buscan es menoscabar las ideas centrales de la democracia liberal.


P. ¿Cree que el acuerdo tiene fallos?


R. Sigo pensando que el proceso de discusión con el no fue útil. El nuevo acuerdo es extraordinariamente equilibrado.


P. Pero hay retrasos. ¿Cumplirán el calendario?


R. Ha habido esas dificultades logísticas en las zonas que son lamentables pero explicables. Hay una desproporción de algunos críticos, que prestan demasiada atención a esas dificultades y no observan que el Estado por su lado ha cumplido lo que realmente es lo sustancial. Lo grueso se está cumpliendo dentro de los términos previstos. Siempre puede haber elementos prácticos, ahora se dice que los containers no están listos, que hay unas cajas más pequeñas para recibir las armas. Me parece que este no es un problema de principios. A esto hay que ponerle sentido común. Se va a cumplir la dejación de armas y se va a cumplir mayormente en el cronograma previamente dispuesto [en junio].


P. ¿Cómo será el desembarco de las FARC en política?


R.Yo creo que van a introducir un elemento ideológico radical en Colombia de izquierda, lo cual me parece bien, porque va a obligar a los partidos también a modernizarse. Las FARC han recibido un rechazo muy grande de la sociedad colombiana por los crímenes que han cometido. Es una circunstancia que tenderá a cambiar. Los colombianos tenemos que acostumbrarnos a discutir con las FARC. Lo que sería ideal es que las FARC encuentren un nicho razonable porque un fracaso rotundo en materia electoral podría ser un riesgo también que implicara un deseo de desistir en lo que se venía planteando. Yo creo que vamos a ser capaces los colombianos de convivir con esta situación y las FARC cada vez deberán estar más entrenadas para entender los retos de la democracia y también los reveses de la misma.


P. También hay una negociación con el ELN, que en febrero puso una bomba en Bogotá.


R. Va a ser seguramente más difícil. Lo que confiaría es que el ELN entendiera que la hora de las armas ha pasado. Que movimientos armados para la política generan una carga conservadora que solo beneficia al statu quo. La guerrilla en Colombia es la mejor disculpa para el statu quo.


P. Los asesinatos de líderes sociales no cesan.


R. Es extraordinariamente preocupante, quizá en este momento sea mi máxima preocupación, porque en el pasado hemos visto tras intentos de reconciliación una arremetida contra líderes de recuperación de tierras, líderes sociales, defensores de derechos humanos. El caso más reciente es lo que ocurrió con la Unión Patriótica y es algo que no se puede repetir, porque sí podría dar al traste con la implementación real de los acuerdos. El Estado está utilizando los resortes necesarios, pero hay que ir más allá. Yo pensaría que en todas las localidades, todas las fuerzas políticas, incluidas las enemigas del acuerdo, deberíamos hacer pactos locales de no uso de la violencia con el ánimo de proteger a los líderes sociales que hoy están en riesgo. Hay que reconocer que el número de personas que han sido atacadas por fuerzas extremas es abultado, y ese es un camino que no podemos permitir los colombianos, y ese es el punto crítico de los desafíos del posconflicto.


P. El caso Odebrecht y la corrupción también marcarán la campaña.


R. Sin duda va a ser también determinante. Lo que hay es una especie de oleada de indignación absolutamente entendible y razonable. Me parece que hay que entender eso, revertirlo y yo creo que va a pesar más allá del clímax de Odebrecht, creo que ese tema va a ser fundamental y me parece que va a canalizar masas importantes de votación independientes por fuera de los partidos. Sin olvidar la inequidad. Colombia es uno de los países más inequitativos de Latinoamérica. Mi opinión es que el acuerdo con las FARC no es solo un acuerdo militar para una paz chiquita. Es una oportunidad para atacar esos males estructurales en Colombia.

Bogotá 5 MAR 2017 - 21:27 COT

Publicado enColombia
El gobierno de izquierda resulta en Europa, pero hay silencio

Por increíble que parezca, hay un gobierno de izquierda en Europa, antineoliberal, que marcha bien. Por increíble que parezca, porque parece que el clima no daría para eso. Syriza no ha logrado enfrentar la austeridad de la Unión Europea. El PSOE se ha negado a una alianza con Podemos, que habría llevado a un gobierno como el de Portugal. Y los portugueses, que escriben artículos sobre tantos temas, no ayudan para nada a difundir al gobierno de su país, un gobierno de izquierda que resulta. Una actitud cobarde se sumarse al silencio de los grandes medios internacionales contra el gobierno portugués, que une a toda la izquierda del país.

Cuando el gobierno de derecha, aun quedando en primer lugar, no logró, hace año y medio, mayoría suficiente para gobernar, surgió la propuesta de uno de toda la izquierda, que reuniera al Partido Socialista, al Frente de Izquierda y al Partido Comunista, que sumados tendrían mayoría para gobernar. Debieron llegar a un acuerdo entre ellos, con concesiones mutuas. El Partido Socialista tuvo que abandonar su propuesta de flexibilización de relaciones de trabajo, así como de privatización del sistema de trasportes, pero, sobre todo, las políticas de austeridad que promueven una devastación social en toda Europa. Los otros grupos de izquierda no participan directamente del gobierno, pero lo apoyan, a partir de un documento que define el fin de la política de austeridad a cambio de la retirada de la posición de salida de la Unión Europea.

Al principio había cierto escepticismo sobre la viabilidad de ese tipo de gobierno, en medio de acusaciones terroristas de la derecha, según las cuales el país iría al quiebre. Casi año y medio después, el gobierno del socialista Antonio Costa va muy bien, es más popular que nunca y con resultados económicos y sociales muy positivos, confirmando que la vía de la izquierda contemporánea es la de la unidad en la lucha por la superación del modelo neoliberal.

Los sueldos de los servidores públicos fueron recuperados, su jornada de trabajo fue reducida de 40 a 35 horas, el sueldo vital fue elevado en términos reales, al igual que las remuneraciones de los retirados. Al mismo tiempo, se respetan los criterios sobre los déficits presupuestarios, dado que ese déficit bajó a 2.3 por ciento del producto interno bruto, la menor cifra de la historia democrática de Portugal. Todo ello acompañado del reinicio del crecimiento económico y la disminución del desempleo de 12.3 a 10.5 por ciento.

"Nuestro principal objetivo era frenar el programa de la derecha y lo logramos", dice la joven dirigente del Frente de Izquierdas, Catarina Martins, líder de la bancada de ese partido en el Congreso. "Nosotros hemos contribuido a un conjunto de medidas que van en la dirección de mayor justicia social", ha declarado Jeronimo de Souza, dirigente del Partido Comunista de Portugal. Era necesario encontrar "respuestas a los problemas urgentes de salarios, retiro de los trabajadores y de funcionamiento del sistema de salud", agrega. "El acuerdo que logramos fue el mejor posible con el 10 por ciento de votos que tenemos", comenta Catalina.

Ese esquema es el que casi fue aprobado en España por la alianza del PSOE con Podemos, pero fue bombardeado por los sectores conservadores del socialismo español. Portugal demuestra que es una vía posible: al igual que los gobiernos progresistas de América Latina, organiza un gobierno centrado en la lucha por la superación del modelo neoliberal. España mira con esperanzas a Portugal, pero también Francia, donde un candidato de izquierda triunfó en las primarias del Partido Socialista y propone un frente al otro candidato socialista –Mélenchon– y al candidato verde.

Pero, ¿por qué un gobierno de izquierda que resulta no es difundido por las fuerzas de izquierda y por los intelectuales portugueses, y otros que a menudo escriben sobre Portugal para destacar los reveses y las dificultades de la izquierda? Colaboran así para sabotear ese gobierno, dejándolo en la sombra. Parece que son personas a las que sólo les gusta destacar los errores y los problemas de la izquierda, pero que no están dispuestas a difundir y reconocer sus avances. A pesar de todo, el gobierno de unidad en Portugal avanza y tiende a volverse una referencia para la izquierda de los otros países de Europa.

Publicado enPolítica
Página 1 de 3