Lunes, 24 Julio 2017 06:11

“Israel juega con fuego”

“Israel juega con fuego”

El gobierno de Netanyahu instaló cámaras en la Explanada de las Mezquitas, días después de haber colocado detectores de metal. Tales medidas provocaron una nueva escalada entre israelíes y palestinos.

 

Las restricciones a los palestinos para acceder a la Explanada de las Mezquitas y rezar en Al Aqsa avivó la crisis por las medidas de seguridad impuestas por Israel. El gobierno israelí envió más soldados a Cisjordania e instaló nuevas cámaras de seguridad en la entrada a la explanada como alternativa a los detectores de metales, sobre los que el gobierno no indicó si serán sustituidos por cámaras o si, por el contrario, representan un aumento de la seguridad. Un quinto palestino falleció en la noche del sábado en Cisjordania por la explosión de una mina antipersonal abandonada y su muerte, según confirmó la Media Luna Roja, no se relaciona con los enfrentamientos. La escalada dejó además tres israelíes muertos. El secretario general de la Liga Arabe, Ahmed Aboul Gheit, advirtió en una declaración que “Israel está jugando con fuego y se arriesga a una grave crisis con el mundo árabe”. El papa Francisco pidió moderación y llamó al diálogo entre israelíes y palestinos en Jerusalén.


El gabinete del gobierno de Benjamin Netanyahu se reunió ayer por la tarde, tras los dos violentos últimos días en Jerusalén Este y Cisjordania en los que cuatro palestinos murieron en enfrentamientos con fuerzas de seguridad israelíes y tres colonos judíos fueron asesinados por un palestino en su casa en una colonia en Cisjordania. Las condenas al atentado del viernes en la colonia de Halamish proliferaron en Israel y el premier Netanyahu aseguró que la casa del “vil terrorista será destruida tan pronto como sea posible”. Los tres israelíes, miembros de la familia de colonos Solomon, fueron enterrados ayer en un funeral multitudinario en la ciudad de Modín. Los palestinos muertos fueron sepultados de manera inmediata para evitar que las autoridades israelíes se hicieran con los cuerpos; en otras ocasiones tardaron meses en entregarlos a las familias.
Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abbas, insistió ayer en que quedaba suspendida la cooperación en materia de seguridad con Israel. Tanto el ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman, como Abbas, declararon que la otra parte es la que va a sufrir las consecuencias de esa suspensión.


Los representantes políticos seguían debatiendo ayer sobre la permanencia o no de los detectores de metales, cuyo gran abanderado es Netanyahu, mientras se ordenó colocar en las inmediaciones de la Explanada de las Mezquitas cámaras de seguridad. La prensa local las llama “cámaras inteligentes” ya que son capaces de identificar personas armadas; medidas de seguridad que provocaron la protesta de fieles musulmanes, que volvieron a rezar en el exterior de la explanada, mientras el coordinador de las actividades gubernamentales en los Territorios Ocupados, Yoav Mordejai, dijo estar buscando una conciliación con los jordanos, custodios del centro según el statu quo, y la Autoridad Nacional Palestina.


Aunque en un principio se informó de la muerte de Oday Nawaya, de 17 años, como parte de la víctimas de las últimas dos jornadas de violencia, su fallecimiento se debió a traumatismos causados por el estallido de “una antigua mina del ejército israelí”, declaró el Ministerio de Sanidad Palestino a la agencia de noticias Maan. Según el servicio de emergencia de la Media Luna Roja, Nawaya fue trasladado al hospital de Tubas, al noroeste de la ciudad cisjordana de Nablus, donde murió poco después.


La reunión que la ONU mantendrá hoy para estudiar el conflicto en la Explanada fue pedida por Francia, Egipto y Suecia, tres de los quince integrantes del Consejo de Seguridad a raíz de los enfrentamientos. Según el portavoz de la misión de Suecia ante la ONU, Carl Skau, la cita fue convocada para “analizar urgentemente cómo se puede apoyar un llamamiento” para evitar una escalada de la tensión en Jerusalén y en Cisjordania. El Consejo de Seguridad tenía programado analizar temas relacionados con África Occidental y Liberia específicamente, a lo que se unirá en la agenda el tema de las tensiones entre israelíes y palestinos.


El papa Francisco se sumó ayer al pedido para que reine la paz en la zona en conflicto. “Siento la necesidad de expresar un fuerte llamamiento a la moderación y al diálogo. Los invito a que se unan a mi en la oración, para que el Señor inspire a todos propósitos de reconciliación y paz”, exigió el líder de la iglesia católica durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro.

Publicado enInternacional
Día de la Ira en Palestina, solidaridad con los mil 500 presos en huelga de hambr

 

Este viernes se llevó a cabo el Día de la Ira en los territorios palestinos ocupados para manifestar la solidaridad con los mil 500 presos en huelga de hambre en las cárceles israelíes, a 12 días de iniciada su protesta.

Además, se declaró una huelga general desde el jueves a la que se unieron todos los sectores laborales como negocios, medios de transporte e incluso escuelas e instituciones gubernamentales, a excepción de hospitales, servicios de emergencia e institutos en la ciudad de Ramala.

“El hecho de que la huelga haya tenido un gran éxito en Jerusalén y en Gaza significa que los presos están uniendo a todo el pueblo palestino, dejando al margen las divisiones internas”, dijo el secretario general de Iniciativa Nacional Palestina, Mustafá Barguti. “Es uno de esos días fantásticos que nos recuerda a la resistencia popular no violenta de la primera intifada”, añadió.

El movimiento del Día de la Ira de este viernes fue convocado por Al Fatah, el partido político del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, y el Comité Nacional para apoyar la huelga de hambre de los presos.

Los palestinos en huelga de hambre iniciaron su protesta el 17 de abril para denunciar las condiciones y la represión en las cárceles israelíes, con las demandas de mejoras en la atención médica, un cese a la tortura y la detención administrativa, que se refiere a la reclusión sin cargos ni algún juicio, y mayor número de visitas familiares.

Por lo menos 500 de los 6 mil 500 presos palestinos en las cárceles de Israel están por detención administrativa debido a los actos en defensa de los territorios ocupados. De ellos, mil 500 se encuentran en huelga de hambre por convocatoria de Marwan Barghouti , integrante de Al Fatah que cumple múltiples cadenas perpetuas por su papel en el asesinato de judíos durante la segunda intifada.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, por sus siglas en inglés), manifestó que está “extremadamente preocupado” por la vida de los miles de presos palestinos que iniciaron la huelga de hambre para protestar “por el deterioro de sus condiciones de vida y la privación de sus derechos humanos más básicos”.

El PCHR hace hincapié en que las fuerzas israelíes serán las únicas responsables del deterioro de las condiciones de los presos ante la obstinación del Servicio de Prisiones de Israel (Israeli Prison Service, IPS) de no satisfacer sus demandas humanas, a las que el IPS responde intensificando las medidas contra las y los presos”, entre las que se encuentran traslados de los presos para presionarlos a que abandonen la huelga, explicó el Centro.

La solidaridad con los presos palestinos también se expresó en otros países y ciudades del mundo como Londres, Nueva York, Grecia, Canadá, Italia, entre otros.

Sin embargo, Israel se mantiene firme en no permitir a los abogados reunirse con los presos en huelga de hambre, decisión que ha sido calificada como “ilegal” por varias organizaciones de derechos humanos y en favor de la libertad de Palestina. Frente a ello, los abogados decidieron boicotear los tribunales militares israelíes.

 

 

Publicado enInternacional
Un carroza temática con una réplica de un misil en el desfile de ayer.

 

Kim Il-sung exhibió por primera vez un misil de largo alcance y lanzó una dura advertencia contra EE.UU., en un momento de gran tensión en la región. El líder norcoreano presidió un desfile en Pyongyang.

 

Corea del Norte realizó ayer una demostración de poderío armamentístico, con motivo de la celebración del 105 aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung, al exhibir por primera vez un misil de largo alcance. Además, lanzó una nueva dura advertencia contra Estados Unidos, en un momento de gran tensión en la región.

En el desfile militar de inmensa proporción (como suele mostrar el régimen comunista ante cada celebración) se incluyó un tipo de proyectil nunca antes mostrado en público: el misil balístico intercontinental (ICBM) de combustible sólido. A diferencia del combustible líquido, el sólido permite cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados y listos para disparar.

A principios de año, el líder norcoreano Kim Jong-un, quien presidió ayer el desfile en la capital, Pyongyang, desde el balcón de la Casa de Estudios del Pueblo, enfundado en traje negro y corbata blanca, advirtió que el país ultimaba el desarrollo de un ICBM que sería capaz de alcanzar territorio estadounidense. El objetivo nominal del desfile era agasajar a Kim Il-sung pero el objetivo real, rendir homenaje a su nieto, Kim Jong-un, y que la población le enviara un mensaje de adhesión incondicional.

Aunque el líder de 33 años no tomó la palabra, el considerado número dos del régimen se encargó de mandar un mensaje claro y contundente al presidente estadounidense Donald Trump. En un tramo de su discurso, el vicemariscal Choe Ryong-hae aseguró: “Si Estados Unidos sigue con sus provocaciones temerarias, responderemos a una guerra nuclear con nuestras armas atómicas. Están creando una situación muy tensa que amenaza la paz y la seguridad, no sólo de la región, también del mundo entero”, aseguró Choe y exaltó los resultados de la apuesta de su país por la política “byeongjin” de llevar a cabo de manera simultánea su desarrollo económico y militar.

Corea del Norte garantizó la exacta difusión de sus advertencias gracias a que en esta ocasión permitió el ingreso de casi dos centenares de periodistas extranjeros, algo inusual en el cerrado régimen comunista. Por su parte, el portavoz del comandante general de las Fuerzas Armadas declaró: “Todas las acciones provocadoras y forajidas de Estados Unidos en los campos político, económico y militar para seguir con su política hostil hacia la DPRK (República Popular Democrática de Corea) serán contrarrestadas a través de una contra reacción del Ejército del pueblo. Nuestra contra reacción más severa en contra de Estados Unidos y sus fuerzas será ejecutada de forma tan despiadada que no permitirá a nuestros agresores sobrevivir”. Luego, para concluir dijo que la “grave histeria militar” del gobierno de Trump alcanzó una fase peligrosa que ya no puede ser pasada por alto.

Elevando otra vez el nivel de sus amenazas, el régimen reaccionó así a las advertencias de Trump, quien para impedirle a Kim Jong-un un nuevo ensayo nuclear y balístico desplegó un portaaviones y varios buques de guerra con baterías antimisiles cerca de aguas norcoreanas. No obstante y tal cual es su costumbre de tensar al máximo las relaciones pero sin llegar a romperlas, Corea del Norte no avanzó ayer más que en desafíos y advertencias dejando de lado la posibilidad que manejaba Washington de un lanzamiento de misiles balísticos o su sexto ensayo atómico en coincidencia con las efemérides de ayer.

Además de mostrar misiles de alcance medio Musudan y los misteriosos y temidos KN-08 y KN-14, que se lanzan desde plataforma móvil, desfilaron ante la plaza Kim Il-sung varios de los últimos desarrollos del régimen como el Pukguksong-1 y Pukguksong-2, exhibidos en público por primera vez. El primero de ellos es un misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM) y el segundo, un proyectil de alcance medio que se tira desde plataforma móvil y que fue probado por primera vez en febrero y también el 5 de abril, ensayo que llevó a Washington a responder con el envío de un portaaviones nuclear a la península.

La preocupación aumentó desde que las fuerzas navales estadounidenses lanzaron misiles Tomahawk sobre una base aérea de Siria la semana pasada, en respuesta a un supuesto ataque con armas químicas de Damasco en contra de rebeldes y civiles. El bombardeo generó interrogantes respecto de los planes de Trump en torno a Corea del Norte, que realizó pruebas nucleares y de misiles en desafío de las sanciones de Naciones Unidas y de países occidentales. Por tal razón, Estados Unidos advirtió que la política de “paciencia estratégica” hacia Corea del Norte terminó. En esa línea estratégica, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, viajará hoy a Corea del Sur como parte de una gira por Asia que se extenderá por diez días.

 

 

Publicado enInternacional
Domingo, 16 Abril 2017 07:18

La Pascua nuclear de Trump: momento 1962

En canciller ruso, Sergei Lavrov (izquierda), y su homólogo estadunidense, Rex Tillerson, antes de iniciar una conferencia de prensa conjunta tras haber dialogado, el pasado miércoles en Moscú

 

Lo peor que puede suceder al mundo es cuando el caleidoscópico Trump saborea su postre, un cake de chocolate, ante su huésped, el mandarín Xi, y ordena bombardear a Iraq (sic) que confunde con Siria.

Entre sus letales tuits, 59 misiles crucero y su madre de todas las bombas, en una sola semana, Trump ha confundido a los centros del poder desde Rusia pasando por China hasta Europa cuando ahora mimetiza las políticas bélicas conjuntas de sus antecesores: los Bush, los Clinton y Obama.

Suena ridículo que su consternada hija Ivanka –conmovida por la presunta gasificación infantil en Idlib, pero ausente de otras peores carnicerías de EU e Israel– haya convencido a su polémico padre de castigar al régimen sirio.

¿Busca la dupla Netanyahu/Jared Kushner empinar a EU en una guerra contra Irán, utilizando hasta el último soldado estadunidense? (https://goo.gl/Z5i3NN)

Que ni duda quepa, como alega NYT (https://goo.gl/fCXzfV), que el ultraortodoxo judío Kushner, de 36 años, y su esposa Ivanka, de 35, se hayan adueñado de parte de la estructura de mando en EU que comparten con la Comunidad de Espionaje, donde sobresalen la CIA/NSA, y con el acoplamiento incestuoso del Pentágono y la omnipotente banca israelí-anglosajona de Goldman Sachs/Banca Rothschild.

En lo único en lo que se han puesto de acuerdo el impredecible Trump y el zar Vlady Putin es que su relación se encuentra en lo más bajo (https://goo.gl/i4VmQd).

No hay que subestimar a Trump cuando en el frente doméstico el Partido Republicano aplicó la opción nuclear legislativa para imponer a Neil Gorsuch a la Suprema Corte que podrá operar durante dos generaciones las políticas conservadoras del trumpismo.

Sin tomar en cuenta las operaciones militares cuasi-clandestinas de EU en Yemen, en una sola semana se intensificaron los incendios y los rescoldos en el arco de la crisis de los “Balcanes euroasiáticos (http://goo.gl/3v4TzS)” de Zbigniew Brzezinski, sumados del ominoso envío del portaciones USS-Vinson, dotado de armas nucleares a la península coreana.

La única nota positiva en este interludio ha sido que Trump reculó en calificar a China de manipuladora de su divisa.

Dejo de lado la aprobación por EU de la integración de Montenegro a la OTAN (https://goo.gl/JytK7P) –que ya cesó de ser obsoleta para el saltimbanqui Trump–, lo cual amenaza desestabilizar los Balcanes y constituye una afrenta a Rusia que padece el asedio de EU/OTAN desde el mar Báltico hasta el mar Negro.

Es exageradamente desproporcionado que EU haya lanzado la madre de todas las bombas –la bomba no nuclear más potente de su arsenal– en Afganistán, frontera con Pakistán, para aniquilar a 94 yihadistas de la rama del Talibán que comportaba muchos mensajes: un día después de la visita del petrolero texano Rex Tillerson a Moscú, donde siempre sí fue recibido, pero sin derecho a foto, por el imperturbable Putin, y un día antes de dos relevantes reuniones en Moscú: 1) La Conferencia de Paz de 12 (sic) países para resolver el contencioso afgano a la que no asistió EU ni yihadista alguno, donde concurrieron los emisarios del RIC (Rusia/India/China), Irán, Pakistán y otros países centroasiáticos –algo así como una reunión del Grupo de Shanghái ampliado, que se propone contener a EU en Afganistán, donde lleva 16 años de presencia militar estéril–, y 2) la reunión de los cancilleres de Rusia, Irán y Siria a la que no asistió EU.

Dejo de lado el enésimo error del Pentágono, cuyos bombardeos aniquilaron a 18 yihadistas sirios aliados a EU (https://goo.gl/D3PBD3).

El mensaje principal de la madre de todas las bombas fue dirigido a Rusia (https://goo.gl/buFrEs), Irán, Pakistán, China, India y, más que nada, a Norcorea, que estaba dispuesta dos días después a realizar su sexta prueba nuclear.

Trump enunció que ignoraba si el lanzamiento de la madre de todas las bombas “haya enviado un mensaje a Norcorea (https://goo.gl/jbCPMM)” y admite que el mundo se encuentra en plena confusión con una situación desagradable.

El coronel retirado Lawrence Wilkerson, jefe de gabinete del anterior secretario de Estado Colin Powell, sentenció que las “relaciones internacionales son hoy más preocupantes que durante los periodos más tumultuosos (sic) de la reciente historia de EU (https://goo.gl/KKfmg5)”, incluyendo la crisis de los misiles de Cuba de 1962.

En efecto, la suma de los tres movimientos militares abruptos de Trump –en Siria (los 59 misiles crucero); la madre de todas las bombas en Afganistán, y la expedición del portaviones USS Vinson dotado de armas nucleares para asestar un golpe preventivo a Norcorea en caso de que hubiera realizado su sexta prueba nuclear– denotan un momento 1962.

Siempre no realizó Norcorea su sexta prueba nuclear, como había insinuado, gracias a la sabia intervención conjunta de China y Rusia.

The Telegraph puso de relieve la comunicación estratégica (sic) por teléfono de los cancilleres de China y Rusia para discutir las salidas a las crisis de Siria y la península coreana (https://goo.gl/fz4M7d).

Mientras el canciller chino, Wang Yi, recibía a su homólogo galo, Jean-Marc Ayrault, antes de la imponente parada militar de Norcorea –donde no fue exhibido ningún misil intercontinental (ICBM) que alcance a EU, que se encuentra a más de 10 mil kilómetros, pero donde destacó un misil balístico de lanzamiento submarino con un alcance de mil kilómetros–, urgió a Washington, Seúl y Pyongyang a cesar de amenazarse mutuamente, antes de que la situación en la península coreana se torne irreversible y en la que nadie saldría victorioso.

El bluff del jugador de póker Trump tiene por objetivo orillar a China a someter a su aliado norcoreano (https://goo.gl/Csj3O8).

El portal chino Global Times ironiza que la madre de todas las bombas no podrá amedrentar a Norcorea (https://goo.gl/TUJXmg).

Tres próximas elecciones tendrán profundo impacto en Eurasia –referendo del sultán Erdogán; presidencia en Francia, única potencia nuclear continental europea, y presidencia en Sudcorea que decidirá el futuro de la instalación del escudo misilístico estadunidense (Thaad)–, mientras en forma conspicua el zar Putin confirmó asistir el 14 y 15 de mayo al Foro Internacional de la Ruta de la Seda (OBOR, por sus siglas en inglés), convocado por China (https://goo.gl/x8Hdy5).

¿Habrá aprendido Trump durante su Pascua nuclear que en la fase de la inevitable tripolaridad, los contenciosos de Siria y Norcorea pertenecen al orden diplomático, donde el papel de Rusia y China son también ineludibles (https://goo.gl/R5fQbT)?

El vicepresidente Mike Pence, de gira durante 10 días por el extremo-oriente al borde del precipicio nuclear, todavía tiene tiempo de diluir el vino bélico de tirios/demócratas y troyanos/republicanos que ha embriagado a EU y que subió a Trump, que sufre el síndrome de personalidad múltiple, seis puntos su popularidad alicaída.

Ante la coreografía hollywoodense de la guerra de propaganda de Trump, Rusia se prepara a un ataque nuclear de EU, según el prominente académico israelí-estadunidense Stephen F.Cohen (https://goo.gl/asvkRS).

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 

 

Publicado enInternacional
Sábado, 08 Abril 2017 08:36

Siria: el juego Trump-Putin

El Pentágono difundió el video en el que se aprecia el arranque de la operación de respuesta contra el gobierno sirio tras responsabilizarlos del ataque.

 

 

¿Así que Bashar al-Assad usó gas? Los rusos debieron saberlo. Ellos están en las bases aéreas, en los ministerios, en los cuarteles militares. Y si dicen que los sirios no usaron gas, más vale que estén seguros. Los rusos tuvieron advertencia previa de los 59 misiles crucero de Trump. Muchas horas de advertencia –no una hora, como asegura Washington– habrían permitido que los jets sirios estuvieran muy lejos de la base aérea. No hay que matar rusos en esta guerra: su presencia habría significado bajas.

¿Será que el ejército sirio, quizás un poquito arrogante después de capturar Alepo oriental, decidió tratar de poner fin a la guerra con rapidez? Es necesario hacer esa pregunta. En el pasado, aldeas en las que vivieron oficiales del ejército –y en las que vivieron sus familias– han sido gaseadas. Los sirios culparon a los turcos por dar el gas a Jabhat al-Nusra, la organización afiliada a Al Qaeda en Siria, y al Estado Islámico. Los rusos dijeron que en ataques anteriores con gas en Damasco se utilizaron componentes químicos enviados a Siria desde Libia a través de Turquía.

Desde la Primera Guerra Mundial, cuando el gas hizo su aparición en Ypres –y en Gaza, cuando las fuerzas del general Allenby lo usaron contra los turcos otomanos–, las armas químicas han desatado un horror al que ni siquiera Hitler se atrevió a recurrir en contra de los aliados. Pero ¿qué hizo Saddam Hussein? Usó armas químicas contra los kurdos en Halabja; de hecho, se pudo oír su voz describiéndolo en el tribunal de Bagdad, después que él mismo fue colgado.

Pero, ¿usarían las tropas sirias semejantes armas contra su propio pueblo? Las imágenes parecen decisivas. Aterradoras. Abominables. Pero debemos también recordar los 250 mil civiles de Alepo oriental, que se convirtieron en 150 mil y luego en 90 mil. La guerra en Siria se ha vuelto el conflicto peor informado del mundo. ¿Cuántas muertes ha causado? ¿400 mil? ¿450 mil? O 500 mil, la cifra más reciente.

¿Cómo completamos las cifras de muertes por gas? ¿Le creemos al gobierno sirio? Cuando ocurrió el último ataque con gas en Damasco, la ONU, en un breve párrafo a mitad de su reporte subsecuente, apuntó que los proyectiles químicos habían sido comprometidos al ser transportados entre diferentes ubicaciones.

Pero entonces llegamos a los rusos. Ellos avalaron el retiro de todas las armas de gas en Siria. Salvaron el discurso de Obama después que éste amenazó –y luego reculó– con un ataque aéreo sobre las armas químicas sirias. Ahora los rusos han visto lo que Trump hará cuando crea (si es que cree) que se realizaron ataques con gas. Y los rusos, según me dicen, sabían todo acerca de la incursión estadunidense... y desde mucho antes de que ocurriera. ¿Habrán dejado algún avión sirio en la base? ¿O alguna de esas armas en la pista? ¿O en búnkers reforzados?

En realidad, el ataque estadunidense a Siria dice más de las relaciones Trump-Putin que de Estados Unidos y Medio Oriente. Ese es un problema que Rex Tillerson tiene que resolver. Y Bashar al-Assad, por supuesto. No lo duden: por la noche las llamadas entre Damasco y Moscú serán muy largas.

 

© The Independent

 

Traducción: Jorge Anaya

 

 

 

 

Publicado enInternacional
 Imagen de la televisión siria donde se muestra la base militar destruida por los misiles de EEUU.

 

El ataque de Estados Unidos contra una base aérea en la provincia de Homs, que ha causado importantes destrozos y la muerte de nueve civiles, según Damasco, puede significar un cambio cualitativo en la guerra civil que ya dura seis años, y que se ha cobrado la vida de cientos de miles de personas, entre las que se cuentan decenas de millares de civiles.

 

JERUSALÉN 


La cuestión es saber si el ataque de la madrugada del viernes ordenado por el presidente Donald Trump se va a detener o señala el principio de una mayor implicación militar en el conflicto. Los Estados Unidos disponen de decenas de bases militares en Oriente Próximo, además de una fuerza naval considerable, mientras que Rusia únicamente posee una base naval, precisamente en la ciudad de Tartús. Esto significa que un enfrentamiento directo entre los dos ejército es bastante improbable.

En las últimas horas muchos se habían preguntado si Estados Unidos iba a lanzar, de alguna manera, un ataque contra el ejército sirio en respuesta al incidente ocurrido el martes en Sheij Sheijun, un pueblo del distrito de Idlib, al norte del país, que ha costado la vida a más de ochenta personas, muchas de ellas afectadas por gases supuestamente utilizados por el ejército contra los rebeldes.

 

58e72b28273f3

Un navío de EEUU lanza uno de los misiles contra una base militar siria. /REUTERS

 

Era una pregunta a la que el presidente Donald Trump rehusó contestar el miércoles en el transcurso de una rueda de prensa con el rey Abdallah de Jordania. Sin embargo, midiendo bien sus palabras, Trump manifestó que el ejército sirio había rebasado una “línea roja” con el uso de las armas químicas y que su actitud con respecto al presidente Bashar al Asad había “cambiado mucho” tras el mencionado incidente.

 
¿EEUU se decidirá por una intervención prolongada?


Una prolongada intervención militar americana distinta de la que está en marcha contra el Estado Islámico, presenta numerosos inconvenientes. Quizás el primero es que Rusia está muy implicada en el conflicto y probablemente hay pocas bases militares sirias donde no haya una presencia de soldados rusos. Este es un problema que de momento se ha podido soslayar pero que se ha de tener muy en cuenta.

Más allá de este problema, Trump debe considerar si una intervención a larga escala, algo a lo que el presidente se ha resistido desde el primer día de mandato, resolverá este conflicto que dura seis años. Pensar que una vez apartado del poder Bashar al Asad todo van a ser flores y violas es tener unas expectativas que guardan poca relación con la realidad de Siria.

 

58e72c6f0f2a6.r 1491563224180.0 9 2999 1554

Donald Trump durante su discurso tras ordenar el ataque a Siria. /REUTERS

 

Baste recordar lo ocurrido en Irak a partir de la invasión de 2003 y del país que dejaron los americanos cuando se marcharon en 2011, un país completamente desencajado cuya situación agravó significativamente la intervención del presidente Bush. Hoy vuelve a haber tropas americanas en Irak pero aunque están allí para derrotar al Estado Islámico, es completamente ingenuo pensar que se resolverá la situación cuando se acabe con el Estado Islámico.

Cuando el miércoles el vicepresidente Mike Pence advirtió que “todas las opciones están sobre la mesa”, apuntó a una intervención militar a larga escala que puede ser peor para una Siria que ya ha registrado un elevado número de muertos, más de 300.000, de los que probablemente más de la tercera parte son civiles, incluidos decenas de millares de niños.

Naturalmente, muchos se han rasgado las vestiduras tras el incidente del martes en Sheij Sheijun, entre ellos el presidente Trump. “Lo que ocurrió (el martes) es inaceptable para mí”, ha dicho sin mencionar que las tropas americanas han causado la muerte de un elevado número de civiles en Siria y en Irak, incluso después de que terminara de manera oficial la invasión de este país en 2011.

Los americanos han descartado la versión de los hechos que han dado los tres aliados que son Siria, Rusia e Irán, según la cual las armas químicas que mataron a decenas de personas estaban guardadas en un arsenal de los rebeldes que fue bombardeado por la aviación siria, y no fueron armas químicas usadas por los aviones sirios.

 

58e49c845b13e.r 1491563290631.0 0 2480 1278

Cuerpos tendidos tras el ataque aéreo en Jan Sheijun (Siria). /REUTERS

 

En cualquier caso, una vez que la administración Trump ha cambiado su discurso tras la intervención de la madrugada, se abre una serie de interrogantes que solo el tiempo aclarará. La embajadora americana en la ONU, Nikki Haley, advirtió el miércoles que su país puede adoptar una “acción unilateral”, en alusión al uso de la fuerza que algunos aliados de Estados Unidos esperan.

 
Posición de los países del entorno


El caso de Israel es único. Los israelíes están cada vez más incómodos con la presencia de tropas rusas en la región y así lo han hecho saber. El jefe del ejército del aire reconoció el mes pasado que la presencia rusa está obligando a los israelíes a reconsiderar algunas de las operaciones que hasta hace poco eran rutinarias sobre el cielo sirio. Según el general, Israel debe proteger su capacidad operativa de los radares rusos.

Además, existe una preocupación creciente con respecto a Irán. Jefes militares israelíes han indicado que es muy posible que si Asad permanece en el poder, Irán establecerá una base naval en el Mediterráneo oriental similar a la base rusa de Tartús, una idea que Teherán ya ha dejado caer teniendo en cuenta que Israel dispone de submarinos nucleares que con toda seguridad patrullan por el Golfo Pérsico. Es una idea que preocupa mucho a Israel y hace que este país sea favorable a una intervención americana en Siria.

Aunque las relaciones entre Trump y Benjamín Netanyahu no son todo lo sólidas que dice el primer ministro israelí, no cabe duda de que éste va a hacer todo lo posible para acabar con el régimen de Asad para que Siria se convierta en otro país títere en la región. Netanyahu se ha apresurado a felicitar a Trump por el ataque, ahora bien, habiendo visto lo que ha sucedido en Irak, no es complicado pronosticar que Siria no será una balsa de aceite sin Asad.

Si hace apenas unos días el secretario de Estado Rex Tillerson manifestó en Turquía que el futuro de Asad “lo decidirá el pueblo sirio”, todo indica que en las últimas horas en Washington se están considerando otras opciones más expeditivas.

 

 

Publicado enInternacional
Un bombardeo con gas tóxico en la localidad de Jan Sheijun, provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, provocó decenas de muertos y más de 300 heridos, reportó el OSDH. En la imagen, proporcionada por el grupo activista opositor al gobierno sirio Edlib Media Center, atención a uno de los 11 niños que están entre los lesionados

 

Jan Sheijun, Siria.

Un bombardeo con gas tóxico en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, noroeste de Siria, provocó 58 muertos, entre ellos 11 niños, y más de 300 heridos aquejados por convulsiones y problemas respiratorios, reportó este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH, grupo activista con sede en Londres), en un ataque atribuido por opositores al gobierno de Bashar al Assad, que rechazó las acusaciones.

Horas después el hospital donde se recuperaban los heridos del ataque químico fue bombardeado.

Estas acciones ocurrían mientras se realizaba una conferencia en Bruselas para acabar con el conflicto sirio.

A las 6:30 (hora local), aviones de guerra atacaron Jan Sheijun con lo que se cree eran gases sarín y cloro, confirmó Mounzer Jalil, jefe de la oficina de salud de Idlib. El ataque causó la muerte de más de 50 personas e hirió a unas 300.

“Oímos bombardeos... corrimos hacia las casas y en el camino ya había familias muertas. Vimos niños, mujeres y hombres en las calles”, contó a la agencia Afp Abú Mustafá.

El ataque provocó asfixia a muchas personas; otras se desmayaron e incluso algunas arrojaron espuma por la boca, denunció el OSDH, que aseguró que el número de víctimas mortales podría aumentar, ya que muchas se encuentran en condición crítica.

Videos de militantes antirrégimen mostraron cuerpos sin vida sobre las calles y otras personas aquejadas por espasmos y episodios de asfixia. Las víctimas tienen las pupilas dilatadas y convulsiones, explicó Hazem Shahwane, socorrista entrevistado en uno de los hospitales de la ciudad. Al menos 11 niños fallecieron, según el OSDH, que se alimenta de reportes de opositores en el terreno.

Se trata del segundo ataque químico más mortífero del conflicto en Siria, después del efectuado el 21 de agosto de 2013 que causó más de mil 400 muertos, dijo la organización, que no pudo precisar qué tipo de gas tóxico se había utilizado.

Pero las cifras sobre las víctimas difieren. La Unión de Organizaciones de Atención Médica, coalición de agencias de ayuda internacional que financia hospitales en Siria, aseguró que al menos 100 personas perdieron la vida y 400 presentaban problemas respiratorios.

Rami Abdulrahman, director del OSDH, declaró a la agencia Reuters que consideraba responsables a los aviones de combate del gobierno por una serie de factores, como el tipo de aeronave utilizado en la embestida, el jet Sukhoi 22.

Tras la agresión con gases tóxicos se realizaron bombardeos en Jan Sheijun, zona donde se ubican las instalaciones médicas, informó el OSDH.

Un reportero de la agencia Afp indicó que un ataque ocurrió en el principal hospital de Jan Sheijun. En un video aparece el periodista hablando con un doctor cuando se escucha una explosión y el comunicador cae al suelo por el estallido.

El ejército sirio negó estar implicado en el ataque químico tras ser señalado como responsable, mientras la oposición exhortó al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas a abrir una investigación inmediata.

Negamos completamente el uso de material tóxico o químico en la localidad de Jan Sheijun. El ejército no ha usado ni usará armas químicas en ningún lugar ni en el pasado ni en el futuro, sostuvo el comandante de las fuerzas armadas sirias.

El ejército ruso, principal aliado del gobierno sirio, afirmó que tampoco había llevado a cabo ningún bombardeo en la zona afectada.

La Coalición Nacional Siria, uno de los principales grupos de oposición, acusó al gobierno de Al Assad de haber perpetrado la masacre con un gas similar al sarín.

En tanto, la alianza de combatientes rebeldes sirios Tahrir al Sham, dominada por Fateh al Sham, ex rama siria de Al Qaeda, prometió este martes vengar la muerte de decenas de personas en el presunto ataque químico. Llamamos a todos los combatientes de Sha (Siria) a encender los frentes, indicó en un comunicado publicado en Internet.

Países occidentales dijeron que el gobierno sirio es responsable del ataque, mientras Damasco culpó a los rebeldes.

El gobierno sirio, que ratificó la Convención sobre la prohibición de armas químicas en 2013, ha desmentido en muchas ocasiones el uso de este tipo de armas, pero las acusaciones se suceden. Una serie de investigaciones realizadas por la Organización de Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas determinó que en la guerra siria se ha usado gas sarín, gas cloro, gas mostaza y otras sustancias prohibidas.

Por otra parte, el año pasado organizaciones de caridad que sustentan hospitales en Siria han recibido quejas de por lo menos 71 ataques a 32 instalaciones médicas.

 

 

Publicado enInternacional
Una familia huía de los combates en Mosul, Irak, el pasado 12 de marzo.

 

Tres edificios donde los civiles se habían escondido en sus sótanos quedaron completamente destruidos

 

Cuando llegaron los equipos de rescate, no quedaba nadie vivo. Durante casi una semana, los desesperados habitantes del barrio habían buscado entre los escombros, buscando a unas 130 personas ( la última actualización en The Guardian habla de al menos 150 personas) que habían quedado enterradas después de que tres casas de un suburbio de la zona occidental de Mosul fueran destruidas por ataques aéreos de la coalición (dirigida por EEUU contra ISIS).

La imagen completa de la carnicería comenzó a quedar clara el viernes, cuando se recuperaron 20 cadáveres. Se cree que decenas más continúan enterrados en lo que podría ser el incidente más trágico para los civiles en la guerra contra Estado Islámico (ISIS).

Los equipos de emergencia en Yadida, suburbio de Mosul, llegaron desde Bagdad pero no pudieron entrar en la zona hasta el miércoles, cinco días después de que los ataques aéreos alcanzaran a las casas donde los residentes se habían refugiado para protegerse de los combates entre ISIS y las fuerzas iraquíes.

Los vecinos dicen que se recuperaron al menos 80 cadáveres de una sola casa, donde los responsables del barrio habían recomendado a la gente que se refugiara. Los trabajos continúan entre las ruinas de la casa y de otros dos edificios cercanos, que quedaron pulverizados en unos ataques descritos como "constantes y terribles".

 

C7wAUy4WkAA1cJR

Los entierros de víctimas de ataques aéreos se llevaron a cabo en grandes fosas comunes en el oeste de Mosul.

 

Los militares norteamericanos afirman que han iniciado una investigación. El coronel Joseph Scrocca, del mando militar dirigido por EEUU en Bagdad, dice que "la coalición ha iniciado una valoración de la credibilidad de la denuncia de bajas civiles en Mosul".

La destrucción se produjo en un distrito que la pasada semana se había convertido en la línea del frente en la batalla de Mosul. Los habitantes afirman que los miembros del ISIS habían colocado un francotirador en la azotea del edificio en el que se había escondido el mayor número de personas. Esto suscita interrogantes sobre las reglas de combate en la guerra contra el grupo terrorista, después de que dos recientes ataques aéreos norteamericanos en Siria se saldaran con la muerte de al menos 90 personas, casi todas ellas civiles.

 

Mapa Mosul producido ultimos combates EDIIMA20170325 0169 19

Mapa de Mosul con las zonas donde se han producido los últimos combates. THE GUARDIAN

 

Los habitantes de Yadida en Mosul afirman que no había miembros del ISIS escondidos entre los civiles, aunque decenas de sus combatientes habían estado intentado defender la zona en un ataque de las fuerzas especiales iraquíes.

"Todos nos conocemos y estamos emparentados", dice Mayid al-Nayim, de 65 años, junto al cuerpo de su sobrino en un cementerio local. Los sepultureros preparan la tumba mientras la gente llora en torno al cadáver. "Y todas las familias estaban en una de las casas. Somos las familias Yabur, Dulaim y Tai. Ese día, los ataques comenzaron en torno a las ocho de la mañana. Al principio, nos escondimos en esa casa, pero nos fuimos antes de que volvieran los aviones. Hubo tres horas entre nosotros y la muerte".

"Estos días han sido horribles. Había niños gritando entre los escombros. Nadie vino a ayudarles. La policía nos dijo ayer que no podía hacer nada".

Otro hombre, Thanom Hander, que ve cómo varias personas retiran piedras y metal, dice que su hijo y su nuera eran los únicos a los que se había podido rescatar. Los dos hijos de la pareja murieron en el ataque. La nuera había perdido ambas piernas.

"Pensaban que el sótano era seguro", dice. "Esa mañana, oí las bombas y corrí hacia la casa. Había civiles gritando. No pude hacer nada".

"Caían muchas bombas sobre nosotros, y de repente vi que todo se venía abajo sobre nosotros", dice en la clínica en la que le están atendiendo, el hijo de ese hombre, Alí Hander. "Quedamos enterrados durante diez horas hasta que nos sacaron los vecinos. Perdí a mis hijos".

 

Refugiados en los sótanos

 

ISIS ha sido acusado en muchas ocasiones de utilizar a civiles como escudos humanos colocando armas y combatientes en la parte superior de las casas. La mayoría de los residentes de la zona afirma que aunque había miembros del grupo en la azotea de al menos una de las casas, los que se refugiaron en el sótano lo hicieron de forma voluntaria.

Mustafá Aluán, un comerciante local, no está de acuerdo. "Mi primo y mi hermana fueron a esa casa", dice mientras señala las ruinas en las que hay gente trabajando. "ISIS les obligó a ir allí. Les apuntaron con armas y les hicieron entrar. Los perdí a los dos".

Otro hombre, Subán Ismaíl Ibrahim, dice que su esposa y tres hijos murieron en la misma casa. "Un niño tenía cuatro años; el otro, uno; y el tercero, menos de tres meses". Hablando con mucha calma, añade: "Los he perdido a todos, y el mundo deber saber lo que les ocurrió".

Los oficiales iraquíes suelen ser los responsables de solicitar los ataques aéreos, que luego son coordinados con los centros operativos dirigidos por EEUU después de que reciban la aprobación de mandos militares. Sobre el terreno, fuerzas de la coalición guían las bombas a los objetivos designados.

Donald Trump ordenó una revisión de las normas de combate marcadas por su antecesor, que había insistido en que se tuviera una seguridad "casi total" de que no habría bajas civiles antes de aprobar los ataques aéreos. Aunque aún no ha sido finalizada, existe una creciente preocupación de que el hecho de que se haya ordenado esa revisión ha hecho que el nivel de exigencia haya bajado.

En respuesta a una pregunta anterior sobre un ataque aéreo sobre Raqqa que causó un alto número de víctimas esta semana, el mando militar norteamericano en Irak negó que haya habido "cambios recientes en los procedimientos para aprobar ataques aéreos en la anterior o actual Administración". Pero dijo que en diciembre el jefe de las operaciones, el general Stephen Townsend, "delegó la autoridad para aprobar ciertos ataques en los mandos militares sobre el terreno" con el fin de agilizar la ayuda a las fuerzas iraquíes en sus difíciles combates en Mosul. Esos ataques "aún están sujetos al mismo escrutinio y control que antes", dijo el mando militar.

 
"Esto es un crimen enorme"

 

"¿Es suficiente que haya un francotirador del ISIS en la azotea para enviar un avión a que destruya una casa con una bomba?", se pregunta Mayid al-Nayim en el cementerio. "La bombardearon muchas veces. Querían destruir todo lo que hubiera dentro".

"Después de eso, necesitábamos material para rescatar a la gente. Aunque fuera sólo un bulldozer. Cualquier cosa. Los corruptos del Gobierno no podían ayudarnos y no lo habrían hecho si hubieran podido. Esto es un crimen enorme".

En una cercana base iraquí, un comandante de las fuerzas especiales se muestra incómodo cuando se le comunican los hechos sobre el desastre: "Esa no es nuestra zona y no sabemos nada. Nosotros también hemos perdido gente, unos 20 compañeros luchando contra un enemigo de todo el pueblo". Un rato después, se encoge de hombros y dice: "¿Qué podemos hacer? Es la guerra".

 

 

Publicado enInternacional
Miembros de Hamás llevan el cuerpo de Mazen Fuqaha durante su funeral

 

El movimiento islamista Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, insistió hoy en responsabilizar a Israel de la muerte ayer de uno de sus líderes en el enclave costero y aseguró que “su sangre no será en vano”.

”Hamás y sus brigadas militares atribuyen a la ocupación (Israel) y a sus colaboradores la total responsabilidad de este crimen”, declaró el grupo en un comunicado.

En la tarde del viernes, hombres armados dispararon cuatro tiros en la cabeza a Mazen Fuqaha, uno de los líderes del movimiento islamista y un destacado militante que estuvo encarcelado en Israel, según el portavoz del Ministerio del Interior, Eyad al-Bozom.

El asesinato se produjo en la entrada de su casa y se llevó a cabo con un arma con silenciador colocada directamente sobre su cabeza, explicó a los periodistas Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad.

Fuqaha, casado y con dos niños, era natural del pueblo de Tubas, cerca de la ciudad de Yenín, en el norte de Cisjordania.

El hecho está siendo investigado, dijo la policía, mientras Hamás declaró que “sabe cómo actuar con este tipo de crímenes”.

Poco después del suceso, el líder de Hamás, Ismail Haniye, y el recién elegido jefe del grupo en el enclave, Yehya Senwar, se desplazaron hasta el hospital donde fue traslado el cadáver de Fuqaha.

”Es un héroe de las Brigadas de Ezedín al Qasam (brazo armado de Hamás) en Cisjordania y uno de los muyahidines (combatiente islámico liberados en 2011 de una prisión de la ocupación israelí”, mencionó el movimiento en un comunicado oficial.

Fuqaha estuvo preso en Israel hasta su excarcelación con el acuerdo, logrado gracias a la mediación de Egipto, por el que 1.028 prisioneros palestinos fueron liberados a cambio del soldado israelí Guilad Shalit, capturado cinco años antes.

”No he visto a mi hijo desde 2002 e Israel había amenazado repetidamente con asesinarle”, dijo el padre de Fuqaha, que reside en la ciudad cisjordana de Qalquilia, a la televisión al Aqsa.

Facciones palestinas y varios grupos milicianos llamaron hoy a la resistencia armada en todos los territorios “en venganza por la muerte” de Fuqaha.

”Su asesinato es un crimen y muestra la futura agenda de la ocupación para luchar contra la resistencia armada palestina”, manifestó Dawood Shihab, portavoz de la Yihad Islámica, que apuntó a Israel como culpable.

”Los colaboracionistas con Israel deberían ser perseguidos”, añadió.

El movimiento Al Fatah, del presidente palestino Mahmud Abás, y el Frente para la Liberación de Palestina (FPLP) condenaron también el asesinato de Fuqaha, en dos comunicados separados, y este último llamó a la resistencia armada como represalia.

Israel ha declinado hacer comentarios sobre el suceso.

 

 

Publicado enInternacional
Viernes, 03 Marzo 2017 06:30

De tú a tú

De tú a tú


Con el comienzo en la tarde del 7 de febrero de la fase pública de la exploración y negociación entre Gobierno y Eln en Quito-Ecuador, arrancó la exploración de las condiciones para un “cese bilateral de fuegos”, que podría cerrar el círculo del conflicto armado que afecta una parte de los campos de Colombia y tiene alguna repercusión urbana. Liberaciones de parte y parte sucedieron como si de un episodio de la “Guerra Fría” se tratara. Fueron casi de manera simultánea, el 2 de febrero de 2017, y de esta forma, por fin, quedó despejado el camino para iniciar las negociaciones de paz.

 

Con sorpresa para los voceros gubernamentales y de los medios de comunicación, ha quedado a la vista la capacidad de actuación política del Eln, su visión sobre el país y su maniobra en los entretelones negociadores. Hasta ahora logró hacer respetar el texto acordado el 31 de marzo de 2016, sin incumplir a su palabra, abriendo una puerta para airear el método negociador que determinó el rumbo del Acuerdo final entre Gobierno y Farc.

Diez meses separan al cuarto mes de 2016 y el segundo de 2017, casi 300 días perdidos para avanzar en el camino de una paz negociada. Entre el 30 de marzo de 2016, cuando los delegados oficiales del gobierno y del Eln firmaron la agenda que guiará su negociación para acordar un posible silenciamiento de los fusiles, y el 7 de febrero de 2017, cuando por fin las partes dieron inicio a la primera ronda de negociación, a partir de la agenda que habían firmado en marzo, transcurrió algo más que unos meses. Algo más..., permite deducirlo el rastrillar de tires y aflojes que hay entre las partes.

Al acercarse abril de 2016 a su final de mes, cuando todo indicaba que la Mesa de Quito sería instalada, Juan Manuel Santos sorprendió a propios y extraños: rompió el acuerdo de pocas semanas atrás con el Eln. Por su cuenta, decidió exigir como condición para arrancar en firme las negociaciones, que el Eln renunciara públicamente al secuestro. A su vez, que dejara en libertad al exgobernador del Chocó, Odín Sánchez. Dijo el Presidente: “...no se iniciará la fase pública de negociación... hasta tanto ese grupo no renuncie al secuestro...”. Por supuesto, la respuesta de su contraparte no tardó en llegar. Una y otra vez resaltaron que ese punto no estaba acordado en la agenda última de marzo. Y esto no fue todo.

La tensión que llevó a prolongar por casi un año la instalación de la fase pública de la Mesa, se extendió con respecto a los llamados “gestos de buena voluntad”. Gestos que sólo debían provenir –según la parte gubernamental– de la insurgencia. En forma inmediata, dejar en libertad al exgobernador chocoano, sería una evidencia con respecto a la “paz” por parte del Eln.

Tal vez, tomando en cuenta que una vez el Gobierno apoltrona su silla se siente dueño de la Mesa –experiencia vivida por las Farc–, y visto que los gestos de buena voluntad del lado de la guerrilla sin contraprestación alguna terminaron desequilibrando la Mesa de La Habana, los elenos optaron por exigir igualdad de condiciones: soltar al demandado por el Gobierno y que éste, al mismo tiempo dejará en libertad, bajo la fórmula de gestores de paz, a dos guerrilleros presos. Con incumplimiento en noviembre 3, finalmente este reclamo, ya sellado por las firmas de las partes, fue respetado, y Juan Carlos Cuellar y Eduardo Martínez fueron dejados en libertad gajo la fórmula ya anotada. Asimismo, otros dos guerrilleros en precarias condiciones de salud, fueron indultados –Nixón Arsenio Cobos Vargas y Leivis Enrique Valero Castillo. Pero llegar a este acuerdo no fue fácil.

Una y otra vez el Gobierno insistió en que no podía dejar en libertad a las personas que demandaba el Eln. Según sus argumentos, la “ley no lo permitía”. Todo un eufemismo que con el tiempo pasaría al congelador. Y toda una forma de dilatar –a la espera, de resultados y blancos “positivos” de la Fuerzas Militares– que aplazó la instalación de La Mesa, prevista para el 3 de noviembre de 2016.

Dado este paso de la Mesa en Quito, así persistan pequeños núcleos guerrilleros en diversas regiones del país, junto con algunos comandos urbanos, un levantamiento armado con posibilidades de victoria estratégica es una quimera del pasado.

 

Ganar tiempo


Aunque nadie lo dice, todo parece indicar que esta prolongación y ‘pérdida de tiempo’ no fue gratuita. Su razón de peso fue la misión asignada a las Fuerzas Armadas, para que mediante “golpes de mano” cambiaran la correlación de fuerzas en la Mesa; imponiendo en la opinión el acertijo de un Eln derrotado y sin capacidad guerrillera alguna, obligado a una ‘firma rápida’. Para el gobierno, los golpes asestados a la línea de mando de las Farc, y otrora al M-19, hacen parte del manual operativo para la paz. En el caso del Eln, había y hay un agravante: la agenda firmada entre las dos partes no fue de la complacencia de Santos. Incluso, cuando fue entregada, provocó la renuncia de Frank Pearl como cabeza de la delegación oficial de esta negociación.

Tras estos 300 días –más intenso en la última etapa, tras revelarse por distintos conductos la existencia de acuerdos entre Gobierno y Eln en el tema de Odín Sánchez– es obvio, toda la inteligencia militar y de la policía rastrearon comunicaciones, caminos y parajes, tras el lugar de retención de Sánchez –comandos selva, estuvieron a cinco minutos según declaró el mando del Frente Cimarrones– y tras las huellas de la comandancia central y la dirección nacional del Eln, así como, en el seguimiento y acumulación de información acerca de los líderes sociales cercanos a esa fuerza insurgente. Diez meses seguramente, de intensa labor sin resultado contundente alguno.

Meses que con respecto a los gestos de buena voluntad revelaban, una y otra vez, el incumplimiento del gobierno Santos a la palabra empeñada– obligaron a la parte oficial a dar su brazo a torcer y aceptar una nueva fecha para iniciar las negociaciones.

 

La Mesa

 

Arranca esta primera fase de negociación pública, con un aire de tú a tú para la insurgencia. Un cara a cara, a pesar de ser tratada por la oficialidad gubernamental como “hermana menor de las Farc”, y por los medios de comunicación, como una agrupación insurgente sin mando único. Pese a esto, el corrido de la negociación, tanto secreta como pública (ver cronología), demuestra que ni lo uno ni lo otro es verdad ni tampoco es determinante. Simplemente, es una insurgencia diferente a las Farc. No son un ejército, sino una organización político-militar en la cual el poder de fuego, aunque es importante, no es el factor determinante en el acumulado del proyecto. Así lo deja entrever su afán por la participación en la misma negociación de la llamada sociedad civil, por su consideración de no negociar a su nombre.

Pero también... por la reiteración de que están dispuestos a responder por sus hechos, con demanda a la dirigencia del país oficial haga lo propio, por su insistencia en que no firmarán el marco ya acordado en La Habana –reiterando que cada punto, así trate igual aspecto, deberá ser negociado de nuevo.

Aspectos, todos y cada uno de los cuales no dejan dudas de que estamos ante una negociación de nuevo tipo. Proceso con diferencias en el cual sorprende que, ni los tiempos de la política tradicional –elecciones–, ni la presión internacional de diferentes matices, ni las imposiciones oficiales de tiempo, con el eco de los medios de información, ni las cartas de la intelectualidad inclinadas por una negociación rápida, serán determinantes.

El pulso, de tú a tú, apenas empieza, y cualquier suceso puede inclinarlo para un lado o para otro.

 



Cronología

 

2014
Enero 27. Gobierno y Eln inician conversaciones secretas.

2016
Marzo 30. Gobierno y Eln firman en Caracas-Venezuela agenda que guiará la negociación de paz entre las partes.
Octubre 11, Caracas. Gobierno y Eln anuncian que instalarán la fase pública de negociación el 27 de octubre en Quito-Ecuador.
Octubre 27. Cancelada por parte de Santos la instalación de la fase pública de negociación Gobierno-Eln en Quito. El argumento: primero deben liberar a Odin.

2017
Enero 19. Gobierno y Eln anuncian en Quito-Ecuador que la fase pública de negociación arrancará el 7 de febrero.
Febrero 7. Las partes instalan en Quito la fase pública de la negociación.
Febrero 8. Arranca la negociación a puerta cerrada.

Publicado enEdición Nº232