Miércoles, 08 Noviembre 2017 10:50

China. Secretos del crecimiento

China. Secretos del crecimiento

En escasos cincuenta años China pasó de ser un país dependiente, donde convivían formas capitalistas y semifeudales de producción y organización social, a disputar el liderazgo mundial entre las potencias de todo orden. ¿Cuáles fueron los principales factores que le permitieron recorrer el camino para sellar este logro? ¿Cómo afectó este mismo recorrido el socialismo que reivindicó por varias décadas? ¿Qué es y cómo funciona el ahora reivindicado socialismo de mercado? Estos y otros interrogantes son parte de la sustancia de este libro, que sin duda alimentará el necesario debate sobre lo que se entiende por socialismo y la posibilidad que el mismo tiene de configurarse en un solo país.

Economía mundial: estabilidad y volatilidad financiera

El médico de cabecera de la economía mundial es curioso. En la última consulta le dijo al paciente: "Mire usted, por el momento no tiene problemas serios. Pero sus coronarias no están bien y más vale que se prepare para el infarto masivo al miocardio que va a sufrir con toda seguridad".

Ese es el diagnóstico del Fondo Monetario Internacional en su último Informe sobre estabilidad financiera mundial (disponible en imf.org). El documento señala que el sistema financiero global continúa fortaleciéndose en respuesta al estímulo de las políticas económicas puestas en marcha después de la crisis de 2008. La salud de los bancos en las economías desarrolladas sigue mejorando y "la mayoría de las instituciones sistémicas están adecuando sus modelos de negocios para restablecer su rentabilidad". Lo más importante es que se han reducido las "amenazas para la estabilidad financiera en el corto plazo".

El vocabulario es transparente, a pesar de la jerga diplomática utilizada. Eso de "instituciones sistémicas" se refiere a los bancos que en su momento fueron calificados como siendo demasiado grandes para dejarlos quebrar. Pero esos bancos no han sido divididos en unidades más pequeñas y el FMI lo sabe bien. Por eso su informe busca tranquilizar con el giro retórico de que ya están adaptando sus planes de negocios. Sólo que la sensación de alivio desaparece cuando descubrimos que esos nuevos planes de negocios no son otra cosa que la exploración de mejores oportunidades de especulación para precisamente "restablecer su rentabilidad".

Las políticas macroeconómicas que se aplicaron en la estela de la crisis de 2008 en efecto contribuyeron a fortalecer el sistema financiero internacional. Recuérdese que en primer lugar se aplicó el rescate de los bancos con problemas, sobre todo para los más grandes con ramificaciones globales. En segundo lugar se usó una política monetaria de tasas de interés cercanas a cero. Pero como la economía mundial seguía en una trayectoria deflacionaria, que el crédito bancario no fluía y que el crecimiento se mantenía débil, se procedió a inyectar un océano de liquidez en las instituciones financieras por medio de la llamada política monetaria no convencional.

A través de esa política monetaria los bancos centrales de Estados Unidos, Japón y la eurozona, compraron activos de los bancos privados con el fin de incrementar el crédito y reactivar la economía. La Fed suspendió su programa en 2014 pero no ha normalizado su hoja de balance y la liquidez que inyectó sigue moviéndose en los mercados financieros del mundo. Además, Japón y la eurozona también aplicaron sus versiones de flexibilización monetaria (en Europa al ritmo de 60 mil millones de euros mensuales este año).

Para esas operaciones los bancos centrales crearon dinero de la nada. Pero como la inflación se mantiene por debajo de las metas de esos institutos monetarios y el crecimiento sigue siendo endeble, la pregunta de todo analista es la misma: ¿dónde acabó todo ese dinero ligado a la flexibilización monetaria?

La respuesta es que la política monetaria no convencional sirvió para crear la burbuja especulativa más grande en la historia del capitalismo. Por eso los indicadores de las bolsas de valores más importantes del mundo se ven tan rozagantes y vigorosos. Pero cuidado, las apariencias engañan y más que un anuncio de rehabilitación económica esas señales del mercado bursátil muestran que el crecimiento de precios de activos financieros es desmedido y poco sustentable. El FMI lo reconoce al señalar en el informe citado que la expansión monetaria ha generado aumentos injustificados en el valor de activos financieros y constituye un incentivo para el apalancamiento y el endeudamiento del sector privado. Es decir, los riesgos para la estabilidad financiera se están trasladando desde el sector bancario a todo el sistema financiero y no financiero.

En síntesis, la flexibilización de la política monetaria sirvió para crear lo que tanto daño hace en las economías capitalistas, un episodio de inflación en el precio de activos; es decir, una mega-burbuja. Y cuando esa bomba explote, no sólo los mercados financieros entrarán en una crisis, sino que la economía real (no financiera) se verá afectada por una onda de expansión destructiva que hará palidecer a la de 2008.

Ni el FMI, ni los bancos centrales, saben que hacer frente a este dilema. Si se lleva a cabo la normalización (de la flexibilización monetaria) a un ritmo demasiado rápido se corre el riesgo de ahogar la "recuperación". Pero si se mantiene la expansión monetaria, la burbuja en los mercados financieros (y el apalancamiento en el sector privado no financiero) seguirá inflándose hasta reventar con efectos catastróficos.

El dilema en que se encuentran el FMI y los bancos centrales no se puede despejar manteniendo las viejas ideas sobre tasas de interés natural (à la Wicksell) o viejos esquemas sobre demanda agregada (al estilo de los nuevos keynesianos). Sólo se puede resolver con una revolución en el análisis económico.

Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía
El FMI advierte por inestabilidad global

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostuvo ayer que la incertidumbre política que existe en los países avanzados amenaza la recuperación de la economía global. “Pese a que las fuerzas cíclicas (positivas) podrían ser más fuertes de lo esperado, también podrían perder combustible más adelante; por ejemplo, si la incertidumbre política aumenta aún más”, alerta un informe que presentó el organismo previo a la Cumbre del G-20 que se realizará en Hamburgo, Alemania.


El documento considera que las perspectivas de crecimiento para este año y 2018 a nivel global se mantienen en alrededor de 3,5 por ciento, pero el peso que sostiene ese crecimiento cambia de Estados Unidos a Europa y Asia. El organismo prevé un crecimiento ligeramente más firme en economías europeas y asiáticas, apoyados por una mejora mundial en comercio y manufacturas y los estímulos monetarios del Banco Central Europeo.


De todos, el organismo que conduce Christine Lagarde consideró que el “robusto” crecimiento chino tiene aspectos vulnerables, al estar apoyado en “una rápida expansión del crédito y fiscal”. En el caso de los mercados emergentes, advierte que continúan creciendo por debajo de su potencial y con baja inflación. Para este segmento estima un crecimiento para los próximos dos años de 4,5 por ciento, a partir de una recuperación de la demanda interna.

Publicado enEconomía
Anuncia China 124 mil mdd para su nueva Ruta de la seda

El presidente chino, Xi Jinping, prometió 124 mil millones de dólares para su nuevo y ambicioso plan Ruta de la seda, con el que quiere crear un camino de paz, inclusividad y libre comercio, mientras pidió abandonar "modelos antiguos que se basan en juegos de rivalidad y poder diplomático".

China ha promocionado su iniciativa Belt and road como nueva forma de impulsar el desarrollo, con el objetivo de ampliar los vínculos entre Asia, África, Europa y América, y se ha apoyado con miles de millones de dólares para inversión en infraestructuras, como la que ya permitió el primer tren de mercancías con Gran Bretaña. El mandatario chino recalcó que la propuesta es "el proyecto del siglo", que beneficiará a todo el mundo.

Pekín prometió 60 mil millones de yuanes (unos 8 mil 700 millones de dólares) en ayudas a países en desarrollo y organismos internacionales. Xi Jinping aclaró que su gobierno "no tiene ningún deseo de imponer" su voluntad a los demás, pero convocó a otros gobiernos a una "integración económica" y a la cooperación en los campos de la regulación financiera, el antiterrorismo y la seguridad, en un mundo en el que su nación busca convertirse en actor cada vez más dominante.

Inaugura conferencia

Xi Jinping dijo lo anterior en Pekín, durante su discurso inaugural de la conferencia Cinturón y Ruta de la seda, que durará dos días y a la que asisten gobernantes de 29 naciones, entre ellos Vladimir Putin, de Rusia, y los del G-7, así como los directivos de Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Asimismo, representantes de Brasil, Rusia, India y Sudáfrica, además de los de economías emergentes, incluidos los de México y Turquía.

La iniciativa del cinturón y la ruta, propuesta en 2013 por China, busca construir una red de comercio e infraestructura que conecte a Asia con Europa, África y América, que no están situadas en la Ruta de la seda tradicional. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, dijo que la ambiciosa iniciativa intercontinental está "enraizada en una visión compartida de desarrollo mundial".

Xi utilizó la cumbre para difundir la propuesta y reforzar las ambiciones mundiales de liderazgo de China, mientras el presidente estadunidense, Donald Trump, promueve America first y cuestiona los acuerdos mundiales de libre comercio. "Debemos construir una plataforma abierta de cooperación y defender y hacer crecer una economía mundial abierta", subrayó Xi durante la apertura de dicha reunión.

El mandatario declaró que el planeta debe crear condiciones que promuevan el desarrollo abierto y fomenten la construcción de sistemas de "reglas de comercio e inversión globales justas, razonables y transparentes. El comercio es el motor del desarrollo económico". Añadió que el mundo debe promover el sistema multilateral de comercio, el establecimiento de regiones de libre mercado y la facilitación de éste.

Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, expresó que la iniciativa del cinturón y la ruta "es un marco internacional pionero basado en un concepto de plataforma abierta". Para el presidente del BM, Jim Yong Kim, la propuesta puede cumplir las aspiraciones de todos los pueblos que todavía necesitan apoyo para el desarrollo, y elogió los esfuerzos de China para reformar su sistema de salud, lo que brindará una experiencia útil para otras naciones.

Para la gente común y corriente, la iniciativa también puede representar algo sencillo, "como una fragante taza de té", según la directora gerente del FMI, Chritine Lagarde, bebida que durante siglos ha "reunido culturas, comunidades y personas. La propuesta está lista para añadir nuevos sabores económicos". Confió en que ve con agrado que el sistema financiero chino mantiene bases sólidas con una regulación prudente, adecuada y eficaz.

El ministro de Finanzas de Gran Bretaña indicó en la cumbre que su país era un "socio natural" en la nueva Ruta de la seda, mientras el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, aliado cercano, elogió la "visión e ingenio de China".

India se negó a enviar una delegación oficial a Pekín, lo que refleja el descontento con China por desarrollar un corredor comercial de 57 mil millones de dólares a través de Pakistán, que también cruza el disputado territorio de Cachemira.

China planea importar 2 billones de dólares de productos de países que participan en su iniciativa Belt and road en los próximos cinco años, informó el ministro de Comercio, Zhong Shan.

Pero algunos diplomáticos occidentales han expresado inquietud por la cumbre y el plan en su conjunto, viéndolo como un intento de promover la influencia china en todo el planeta. También les preocupa la transparencia y el acceso de las empresas extranjeras al régimen.

Publicado enEconomía
América Latina sale este año de la recesión pero con dificultad, según el FMI

La nueva proyección que hace el FMI para 2017 es de una expansión en la región del 1,1%, aún anémica

 

El Fondo Monetario Internacional certifica que América Latina superó la recesión. Pero también anticipa que la recuperación será más débil de la esperada. La nueva proyección que hace el organismo es de una expansión del 1,1% este año, aún anémica. Es una décima menos respecto a lo que se anticipó hace tres meses y está medio punto por debajo de lo proyectado en el informe de otoño. El crecimiento para 2018 será del 2%, también por debajo de las expectativas.


El recorte va en la dirección opuesta a la proyección que se hace para la economía global, que será del 3,5%, una décima más. El FMI también es menos optimista para el grupo de los países emergentes, cuyo crecimiento se rebaja al 4,5% este año precisamente por el deterioro de las perspectivas de grandes economías, especialmente en América Latina y señala directamente a México.


El ritmo de crecimiento de la economía mexicana, una de las más importantes, se modera del 2,3% el pasado ejercicio al 1,7% este, para de ahí repuntar al 2% el que viene. Está corrección, según los técnicos, se debe a que empeoraron las perspectivas de inversión y consumo por unas condiciones financieras más restrictivas. También cita la incertidumbre en las relaciones comerciales con Estados Unidos.


La esperanza del FMI es que las reformas estructurales emprendidas por el gobierno de Peña Nieto contribuyan a estimular el crecimiento de la actividad económica a medio plazo, aportando medio punto porcentual al producto interior bruto. Pero será insuficiente para compensar la corrección de 1,2 puntos porcentuales a la baja en el crecimiento que se producirá en el giro de dos años.


Los nuevos números para la economía brasileña son los siguientes. Se contrajo un 3,6% el año pasado, una décima más de lo esperado. El FMI anticipa que cierre el presente ejercicio con un crecimiento del 0,2%, muy tímido pero suficiente para dar por concluida la recesión. En este caso se mantiene sin cambio. Sin embargo, se revisa dos décimas al alza el previsto para 2018, que queda en el 1,7%.


Los factores que según el FMI contribuyen a esta recuperación de Brasil son la menor incertidumbre política y el avance en el programa de reformas, aunque la investigación por corrupción plantea un desafío. También cita el relajamiento monetario. La estabilidad interna también permitirá que Argentina deje de contraerse y se expanda a un ritmo del 2,2% este año y lo mantenga en el 2,3% el que viene conforme se recupere la inversión privada y las exportaciones.
Crisis profunda


Venezuela es el punto negro. Seguirá sumida en una crisis económica profunda, con una contracción del 7,4% este año y del 4,1% en 2018. “La monetización de los déficits fiscales, las amplias distorsiones económicas y las graves restricciones a las importaciones alimentan una inflación en rápido aumento”, advierte. La proyección es que los precios suban un 720% este año y un 2.070% el que viene.


El ajuste en el precio de la energía y de las materias primas es un factor fundamental que influye en las perspectivas a corto y medio plazo de países como Chile y Colombia, que crecerán un 1,7% y un 2,3% respectivamente en 2017. Pero desde el equipo que dirige Maurice Obstfeld se señala que pese a este estímulo, los países exportadores siguen por lo general en dificultad.


Bolivia, por su parte, tendrá la tasa de crecimiento más alta de la región este año, según la tabla que publica el FMI en el anexo con la actualización de las proyecciones. Será del 4%. Le sigue Perú, con un 3,5%, y Paraguay, con un 3,3%. Estos tres países avanzarán un 3,7% en 2018. Ecuador, por su parte, se contraerá un 1,6% y seguirá arrastrando un ligero negativo de tres décimas el año próximo.


Tipos y divisas


Las condiciones financieras también difieren por toda la región. Los tipos de interés suben en México mientras se recortan en Brasil. Algo similar pasa con el cambio de divisas. El movimiento más relevante en este sentido es el del peso mexicano, que sufrió una brusca depreciación tras las elecciones en EE UU y se fortaleció las últimas semanas hasta alcanzar el nivel previo a la victoria de Donald Trump.


Las políticas proteccionistas del nuevo inquilino de la Casa Blanca son, por lo general, una clara amenaza para la economía global y por extensión para América Latina. Esa incertidumbre provoca, en paralelo, que no pueda aprovechar que EE UU crezca a unas tasas próximas al 2,4% este año y el próximo. El FMI cita también como factor de riesgo a medio plazo la moderación de la productividad.


El Banco Mundial pide a América Latina que evite la tentación de disparar el gasto


El organismo recomienda que se aproveche el nuevo ciclo expansivo para ahorrar

Sandro Pozzi


Nueva York 18 ABR 2017 - 14:43 COT
La expansión económica vuelve a la región de América Latina, tras dos años de recesión. El Banco Mundial es incluso más generoso que el Fondo Monetario Internacional en sus pronósticos, al anticipar una expansión del 1,5% este año y un 2,5% en 2018. El organismo pide que las ganancias del crecimiento se utilicen para ahorrar, en lugar de caer en la tentación política de disparar el gasto.


El Banco Mundial confían en que los países latinoamericanos hayan aprendido la lección y se distancien de políticas que pueden recalentar sus economías. Los economistas en Washington admiten, además, que ya no se podrán lograr las tasas de crecimiento de las que disfrutó la región en gran parte de la década del 2000. Por eso deben medir muy bien como van a nutrir el crecimiento.


El incremento del gasto público durante la crisis hizo que el déficit subiera en la mayoría de países. La deuda media bruta, entre tanto, equivale al 50% del PIB. Carlos Végh, que se estrena como economista jefe para América Latina, recomienda que las autoridades fiscales actúen con prudencia para ajustar el gasto, frente a la presión política de gastar más en lugar cuando los cofres se llenan.


“Confiamos en que los países jueguen a lo seguro”, comenta el alto funcionario en la presentación del informe de perspectivas. Así, explicó, “permitirá pedir prestado con un coste más bajo en tiempos malos”. Valoró en este sentido la respuesta de países como Chile, Colombia, México y Perú, que estimularon la economía en tiempos de carestía y potenciar los ahorros “cuando las cosas van bien”.


La reflexión de Végh es que con un clima externo caracterizado por la volatilidad y convulsiones cada vez más frecuentes, “esa prudencia permite convertir las políticas fiscales en instrumentos que pueden ayudar a capear el temporal y preservar lo ganado”. Utilizar una política fiscal contracíclica, por tanto, aportará estabilidad a la región y acelerará la recuperación en malos tiempos.

Publicado enEconomía
Economía: I bimestre en blanco y negro

Al contrario de lo que muchos piensan o esperan, al despegue de 2017 el desempeño de la economía aunque muestra buenos síntomas también hay nubarrones. Se destaca el crecimiento de las exportaciones, el recaudo de impuestos al alza, pero el crecimiento está frenado y el desempleo sigue acosando a la población, con problemas de desarrollo de la infraestructura y con la confianza industrial en terreno negativo.

 

Inflación, tendencia a la baja


Tal y como lo estimaban los analistas el Índice de Precios al Consumidor viene a la baja desde septiembre de 2016. Al cierre de febrero de 2017 el costo de vida para los colombianos se ubicó en 1,01%, con una reducción importante en el precio de los alimentos. El acumulado de la inflación en los dos primeros meses del año llegó a 2,04% y en los últimos 12 meses la variación del IPC fue de 5,18%. De marzo 2015 a febrero de 2016 fue de 7,59%.

Aumentan las exportaciones


En enero de 2017 se exportaron US$2.614,4 millones Free On Board y en enero de 2016 se exportaron US$1.869,0 millones FOB con una variación de 39,9%. En enero de 2016 la variación fue -35,6%. A enero de 2017 se registran tres períodos consecutivos con tasas de crecimiento positivas. Estados Unidos fue el principal destino de las exportaciones colombianas, con una participación de 28,0% en el valor total exportado; le siguieron en su orden, Panamá, España, China, Ecuador y Bahamas.

Tasas de interés se reducen


En las últimas reuniones de la Junta Directiva del Banco de la República, los codirectores del Emisor han decretado una baja en las tasas de interés de referencia. Al cierre de 2006 la tasa repo del Banco Central se ubicaba en 7,50% y en su reunión de finales de febrero determinó otro recorte de 25 puntos básicos, con lo que la tasa de referencia del Emisor quedó en 7,25: Tanto el Gobierno como analistas económicos han solicitado una baja agresiva del costo del dinero a fin de reactivar la economía.

Cayó confianza del consumidor


Durante enero la confianza del consumidor en la economía cayó a sus niveles más bajos históricamente. Este indicador, medido por Fedesarrollo registró una reducción del 30,2%, lo que representa una contracción de 19,6 puntos porcentuales en comparación con diciembre de 2016. Este es el nivel más bajo desde que se realiza la encuesta desde 2001. el efecto se sintió con fuerza en la ciudad de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. A esto se suma que el índice de confianza se contrajo en todos los niveles socio-económicos.

Desempleo sigue a la baja


Las más recientes cifras del DANE indican que la tasa de desempleo en Colombia se redujo, aunque levemente en enero de 2017. En el primer mes del año, el desempleo fue 11,7% y la de enero de 2016 fue 11,9%. En el trimestre móvil noviembre 2016 – enero 2017 la tasa de desempleo para el total nacional se situó en 9,3% y completa 4 periodos consecutivos noviembre-enero con tasas de un dígito. Las tasas de desocupación más bajas se registraron en Santa Marta con 7,9%, Barranquilla con 8,1% y Bucaramanga con 8,6%. Las ciudades con tasas de desempleo más altas en el trimestre móvil fueron Cúcuta AM con 16,5%, Quibdó con 15,9% y Armenia con 15,2%.

El dólar, una moneda volátil


La divisa norteamericana abrió 2017 con un precio de $3.000,71. Durante enero la moneda estadounidense en el mercado colombiano registró una tendencia a la baja hasta llegar a los $2.855 y luego, durante febrero, un mes marcado por la volatilidad de los mercados internacionales comenzó a corregir su rumbo hacia los $2.960, gracias a los anuncios de la Reserva Federal de los Estados Unidos de una posible nueva alza en las tasas de interés en ese país, lo que daría como resultado una corrida de dólares de mercado nacional hacia la nación del norte.

Petróleo baja producción, precio estable


Colombia es uno de los países que más se vio afectado a nivel mundial por la caída de los precios del petróleo en los mercados internacionales iniciada en 2014. Durante el llamado ‘boom’ petrolero las exportaciones del país superaban los US$60 mil millones de dólares, pero con la caída de los precios del crudo las ventas nacionales se redujeron en el último año hasta US$36 mil millones. Durante enero la producción promedio de crudo de 860 mil barriles por día, presentando un aumento de 2,74% respecto a diciembre del 2016. El crecimiento obedece al incremento de producción en los campos Casabe, Castilla Norte, Chichimene, Infantas, La Cira, Rubiales, Provincia y Quifa. El precio del barril en el mercado internacional ha oscilado alrededor de los US$53.

Gasolina más cara por impuestos


El valor promedio del galón de gasolina al inicio de 2017 era de $8.081, pero con la entrada en vigencia de la reforma tributaria de 2016, que contempla un impuesto de $135 por emisiones de carbono, el costo del carburante subió más de lo esperado. Para marzo el Ministerio de Minas y Energía reveló que en marzo el valor de los combustibles a los compradores quedó así: El precio de la gasolina subió $141 en Bogotá al pasar de $8.181 a $8.322. Por su parte el ACPM quedó en $7.756.

El recaudo de impuestos va bien


Durante enero de 2017, el recaudo bruto de los impuestos administrados por la DIAN alcanzó los $15,1 billones, valor que representa una variación nominal de 7,3% respecto al mismo período de 2016, en el que se logró recaudar la suma de $14,1 billones. El crecimiento del recaudo total se explica en buena medida por el comportamiento del recaudo del Impuesto al Valor Agregado, IVA, que presentó un incremento de 9,6% pasando de $5,5 billones en 2016 a $6,0 billones en 2017 mostrando una participación de 3,7% en la variación, es decir, que de los 7,3 puntos porcentuales en los que aumentó el recaudo del mes de enero de 2017 en relación con el mismo mes de 2016, el IVA explica 3.7 puntos porcentuales. De otra parte, por Retención en la Fuente a título de Renta, IVA y Timbre, en enero se logró un recaudo de $5,0 billones revelando un crecimiento de 5% en relación con el mismo período 2016 y una contribución a la variación de 1,7%.

Café mejora producción


La producción de café para el primer semestre del 2017 estará entre los 6,3 y 6,8 millones de sacos, que tendrá un comportamiento similar los últimos seis meses del año y una cosecha total entre los 14.2 y 14.5 millones de sacos. El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, explicó que hoy la caficultura colombiana esta renovada y con un precio interno que ha venido mostrando una estabilización por encima de los US$800 mil, lo que lleva a decir que se ha recobrado la rentabilidad. "Hoy el cafetero está más tranquilo, está siendo capaz de pagar sus deudas, de empezar a pensar a futuro y en cómo manejar su finca hacia adelante", indicó el dirigente.

Publicado enColombia
Decrecimiento del PIB Cuba se enfrenta a su año más difícil ahogado por la deuda externa

La economía cubana vive momentos difíciles, el pasado año se fracasó en los planes de crecimiento del PIB y el 2017 no parece ser muy diferente. El pago de la deuda externa ha dejado las arcas vacías en el preciso instante en que Venezuela reduce sus envíos de petróleo.


Mientras, la burocracia estatal frena los planes de inversión extranjera y en las empresas se “pierden” decenas de millones. El crecimiento del turismo no puede capear solo el temporal, especialmente en un país que gasta el 28% del presupuesto en salud y seguridad social.


Los resultados oficiales anunciados en el parlamento cubano revelaron un decrecimiento del PIB de un -0,9%, durante el año 2016. Las causas del desastre económico son múltiples pero entre ellas tiene un peso fundamental la falta de liquidez financiera, producto de que La Habana pagó el pasado año alrededor de 5 mil millones de euros de su deuda externa, según reveló el investigador y exministro de economía cubano, José Luis Rodríguez.


La Habana renegoció con sus acreedores, el principal de ellos fue el Club de París pero hubo negociaciones con muchas otras naciones, como México, Japón, Rusia, Suecia, etc. El resultado fue bastante aceptable para Cuba, cuyos representantes consiguieron reducir sustancialmente los intereses y dedicar una parte del pago a inversiones en la isla.
Aun así, la escasez de dinero obligó a dejar de pagar créditos de corto plazo, sobre todo con las empresas intermediarias que abastecen a Cuba.


Los 'lineamientos' del gobierno cubano


Paralelamente, se reduce el suministro de combustible. La difícil situación económica venezolana, afectada por los bajos precios del petróleo, provocó que los envíos a Cuba cayeran a 55 mil barriles diarios, según The Wall Street Journal. El dato, avalado por los economistas cubanos, implica que a la isla estarían llegando la mitad de lo que recibía en los mejores momentos, cuando daba para consumir,


refinar y exportar. Ese petróleo es el pago que recibe Cuba por el trabajo de alrededor de 50 mil médicos y demás cooperantes de la salud, la educación y los deportes.


Para Cuba es clave lograr cambiar la matriz energética, acudiendo a las fuentes de energía alternativas, fundamentalmente el sol y el viento. En la actualidad solo generan un 4% del total pero los planes es que lleguen al 25% en el año 2030, según se explica en el plan llamado Lineamientos del gobierno cubano. Sin embargo, para semejante salto harían falta inversiones millonarias que no se concretan.


“La inversión extranjera directa será (en 2017) solo un 6,5% del total de las inversiones del país, lo cual se estima que representa unos 425 millones de dólares, cifra aún muy alejada de los U$D 2 000 a U$D 2 500 millones anuales a que se aspira”, afirma el economista Rodríguez.


La causa de este estancamiento inversionista tiene que ver con la lentitud burocrática de las autoridades cubanas, las cuales tienen esperando respuesta a cientos de inversores. En el Puerto de Mariel, donde se creó una zona franca, solo han aprobado la instalación de una docena de empresas extranjeras en los últimos 2 años.


La corrupción mezclada con la ineficiencia le pasa también factura a la economía. La Contraloría General de La República denunció haber detectado en sus inspecciones, durante 2016, “pérdidas” por un monto cercano a los 60 millones de euros en las empresas estatales solo de La Habana.


A todas estas taras internas se le suma el Embargo económico de Washington que continuó vigente durante todo el gobierno demócrata. Tan es así que Barack Obama tiene el record de multas impuestas a bancos y empresas de terceros países por hacer transacciones con Cuba.


Las exportaciones a la isla son limitadas, revisadas con lupa y debeser pagadas al contado porque se prohíben incluso los créditos privados con La Habana. Ahora Cuba entera está a la expectativa sobre la política que aplicara Donald Trump pero nadie es demasiado optimista.


La venta de servicios médicos sigue siendo el principal ingreso de la nación, aunque se reducen los montos en Venezuela y Brasil, en uno por razones económicas en el otro por cuestiones políticas. Un acuerdo con China podría reanimar el sector pero depende mucho de cuál será el volumen de médicos que absorberá y cuan beneficioso pueda ser el contrato con Pekín, algo que solo saben ellos y el gobierno cubano.


Inversión en materiales de construcción


El turismo parece ser la única industria ascendente y con capacidad de tirar del resto de la economía, sobre todo porque arrastra a otros sectores necesarios para abastecer de insumos a los visitantes. Su crecimiento ha sido vertiginoso, un 15% anual desde que, en diciembre del 2014, Cuba y EEUU hicieron públicas las negociaciones. Los principales puntos turísticos del país están totalmente llenos, a pesar de que los precios de los hoteles se han disparado.


El turismo tiene además una repercusión directa en gran parte de la población, a su sombra han nacido cientos de restaurantes privados y los hostales particulares ofrecen ya 17 mil habitaciones. “Enviamos cada año más de medio millón de turistas a las casas particulares”, explicó a Público el Ministro del Turismo, Manuel Marrero. También se han beneficiado los constructores contratados por los trabajadores autónomos para crear esa infraestructura y las decenas de miles de
taxistas, artesanos, guías turísticos, renta de caballos, etc.


A pesar de todas estas dificultades, el gobierno dedicará este año unos 40 millones de euros para subsidiar la compra de materiales de la construcción con el fin de que las familias más necesitadas puedan reparar o ampliar sus viviendas, según expresó la viceministra de Finanzas, Meisi Bolaños.


El 57% del presupuesto del Estado será para gastos sociales, alrededor de 1,523 millones de euros. 400 millones de euros se gastarán en mantener 151 hospitales públicos, 10,782 consultorios médicos, 451 policlínicos, 147 hogares de ancianos, 265 casas de abuelos y 30 hogares para impedidos físicos. Según informó Jesús Matos, también del Ministerio de Finanzas, el objetivo es “respaldar las conquistas sociales de la revolución”.

Publicado enInternacional
Jueves, 29 Diciembre 2016 09:28

Los deslices de la economía en 2016

Los deslices de la economía en 2016

La Unión Europea no pudo salir de su estancamiento económico y social en el finalizado 2016. Algo tan cercano a la realidad es que la aprobación del brexit en el referendo realizado en Gran Bretaña ha causado una especie de terremoto económico y político en la Unión Europea, que también ha tenido repercusiones sísmicas para otras regiones del mundo. Entre las causas que se le achacan a esa decisión, se encuentran la crisis que atraviesa la Unión desde 2008 la cual no ha podido solventar: los bajos crecimientos entre sus miembros; los graves problemas económicos, déficit de empleos y reducción de programas sociales en varias naciones como España, Portugal, Francia, Grecia, Irlanda; la caída del valor del euro; las medidas de austeridad impuestas por la Troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) y la llegada de gran número de inmigrantes los que pueden moverse por todos los países de la Unión Europea.


Políticas neoliberales hacia América Latina


Las oligarquías criollas han tomado fuerza en parte de América del Sur y se lanzaron a instaurar regímenes neoliberales que atentan contra los beneficios de las grandes mayorías con recortes de programas sociales en educación, salud, pensiones y aumento del desempleo. Una violenta guerra económica-financiera, orientada desde Washington, intenta desestabilizar a gobiernos legítimos como el de Ecuador, Bolivia y especialmente el de la República Bolivariana de Venezuela que hasta ahora han resistido todos los embates. Mientras tanto, los países progresistas de América Latina y el Caribe, apostaron por lograr una mayor integración regional y han laborado por reforzar, pese a los desafíos, la CELAC, CARICON, el ALBA y otros organismos.


Se recupera precio del petróleo


Ya a los finales de 2016, el precio del crudo comenzó su ascenso a nivel internacional debido a un acuerdo histórico firmado por países miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los precios que durante todo el año se mantuvieron cercanos a los 30 dólares el barril, comenzó a elevarse al acordar los miembros de la OPEP reducir a partir del primero de enero de 2017, la extracción en 1,2 millones de barriles diarios (mbd) y los No miembros en 558 000 millones mbd. Al cierre del año, el barril de petróleo Brent, referente en Europa, llegaba a 55,33 dólares.


China sigue adelante


La segunda economía del mundo, China, volvió en 2016 a ser uno de los principales impulsoras del mundo al terminar el año con 6,7 % de Producto Interno Bruto, bastante superior a los logrados por las naciones capitalistas desarrolladas. Además, ha ayudado a mantener el impulso de las econom{ias de los países integrantes de la ASEAN y ha ocupado nuevos espacios en América Latina con la entrega de financiamientos en obras que ofrecen beneficios para las partes involucradas.


La globalización aumentó la desigualdad


Como una bendición para los ricos, por un lado, y una maldición para los pobres, por otra, llegó la llamada globalización capitalista de la economía mundial que en 2016 incrementó aún más las desigualdades entre las personas y los países del orbe. Organismos internacionales denunciaron que las 62 personas más ricas del mundo acumulan más capitales que la mitad más pobres. A los acaudalados se les facilita además, esconder sus capitales en los llamados paraísos fiscales, cuyas fortunas ascienden ya a 7,6 billones de dólares, una cantidad que supera los Producto Interno Bruto (PIB) del Reino Unido y Alemania juntos. Cálculos recientes ubican la cifra en siete trillones de dólares, y la mayor parte, cerca de cuatro trillones, son de "ahorros" de personas de muy altos ingresos depositados en el exterior.


Yuan, dólar y euro


El yuan chino continuó su camino ascendente después de ser incluido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la lista de monedas de reserva, lo cual augura que el también llamado renminbi provocará un cambio trascendental para todo el desenvolvimiento de la economía mundial. Mientras, las otras monedas que integran esa Cesta de Derechos Especiales de Giro (dólar estadounidense, el yen japonés, la libra esterlina y el euro) han tenido constantes altas y bajas.


ALBA y PETROCARIBE


En los doce años desde su creación, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA-TP) posibilitó que cuatro países se liberaran del analfabetismo y avanzaran en la escolarización de sus poblaciones. Millones de latinoamericanos recibieron servicios de salud gratuitos y más de un 1 700 000 recuperaron la vista. Se creó un comercio de nuevo tipo, justo y complementario, sin proteccionismos que llevaron a significativos avances en materia económica: la creación del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE) y del Banco del ALBA contribuyen a la construcción de una nueva arquitectura financiera regional. Mientras, PETROCARIBE envió crudo a bajos precios a todas las naciones miembros, cooperación que les ha permitido esquivar estos tiempos de crisis .


Desastre migratorio


La cifra de personas fallecidas al intentar cruzar el Mar Mediterráneo en 2016, se elevó a más de 5 000, muy superior a la 3 771 que murieron en ese intento en 2015. Las violentas guerras, así como el hambre y la miseria en diferentes países, sobre todo de África y Medio Oriente, son las causas fundamentales de esa emigración. La situación subraya la urgente necesidad de que los Estados aumenten los mecanismos legales para admitir a los refugiados, como el reasentamiento, el patrocinio privado, la reunificación familiar y esquemas de becas para estudiantes, afirmó un documento de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Publicado enInternacional
Viernes, 16 Diciembre 2016 07:15

Una larga recesión pesa sobre Italia

Una larga recesión pesa sobre Italia

Valentino, profesor de Economía de la Universidad La Sapienza, de Roma, plantea que los problemas fundamentales son la falta de innovación tecnológica y la baja eficiencia del sector público, sumadas a la inestabilidad política.


Italia no logra despegar de la recesión que la tiene aplastada desde la crisis del 2008-2009. Según las previsiones oficiales, el 2016 se cerrará con un crecimiento del PBI cercano al 0,8 por ciento. Una cifra bajísima (casi igual a la de 2015), en comparación con otros países de la Unión Europea, que si bien no brillaron por su crecimiento llegaron al 1,7 por ciento (Alemania) y 1,3 por ciento (Francia). Sobre el Reino Unido pocos se animan a hacer previsiones, porque luego del Brexit de junio se dijo que la economía se iba a caer y ahora parece que no es así. Italia no ha pasado por un Brexit, pero sí por un referendo que llevó a la renuncia del primer ministro y a una crisis de gobierno, así como a la elección de un nuevo gobierno provisorio que durará hasta que se puedan hacer nuevas elecciones. Y por cierto esto no ayuda ni a la estabilidad ni al crecimiento económico. Pero no son sólo estos elementos los que contribuyen al estancamiento de la economía italiana. Sobre esto y las perspectivas para el 2017 PáginaI12 conversó con el economista Pietro Valentino, profesor de Economía de la Universidad La Sapienza, de Roma.


–¿Cuál es su balance de la economía italiana 2016?


–Estamos todavía en una fase de estancamiento porque las variaciones son modestas. La salida efectiva de la recesión todavía no se ha verificado enteramente.


–¿Y esto por qué?


–El problema radica en que este país debería renovarse. Se ha modernizado sólo en algunos sectores. No hay un cambio profundo en la estructura de la economía. Italia es competitiva sólo en algunas áreas, no en todas. Se habla de baja productividad media del sistema en Italia y esto quiere decir que el país produce cosas que tienen una gran competencia a nivel internacional. Por lo cual Italia debería innovar para mejor competir, pero eso no se realiza.


–¿En cuáles sectores principalmente?


–Todo el sector de los servicios es muy tradicional, el sector de las nuevas tecnologías está poco desarrollado en comparación con otros competidores internacionales. En el industrial –a excepción del Made in Italy de alta calidad– todavía hay bajos niveles de productividad. En la mecánica algunos sectores han sido innovados pero relativamente poco. Hay un espacio importante para la innovación en el área alimentaria pero no es explotado, también porque la dimensión productiva es relativamente modesta en comparación con otros países. Es decir que no hay innovación prácticamente en ningún sectores. A esto se agrega que el sector público tiene una muy baja eficiencia. Esto hace que todo sea más trabajoso y costoso y que se retrasen todos los apoyos a las inversiones y el uso de los recursos disponibles, incluso a nivel europeo.


–¿Qué rol ha tenido la desocupación en todo esto, que llegó a ser casi del 40 por ciento en estos años pasados, sobre todo al sur de Italia?


–Con el llamado “Job Acts” (una reforma de las leyes laborales que hizo el ex primer ministro Matteo Renzi entre 2014 y 2015, ndr) la desocupación disminuyó un poco, sobre todo por el hecho de que muchos que trabajaban en negro, fueron blanqueados. Hay una desocupación muy alta también debido a que entre el mercado del trabajo y la calificación profesional no siempre hay sintonía. Es decir, por una parte las empresas, siendo escasamente innovadoras, no buscan gente muy calificada. Por el otro la universidad produce muchos profesionales para sectores donde no hay una gran oferta de trabajo. Los jóvenes estudian y después se tiene que ir a buscar trabajo a otros países.


–¿Y la corrupción ha jugado su parte en todo esto? Se sabe de innumerables casos en los que, pagando a los políticos de turno abundantemente, ciertas empresas ganan las licitaciones que después cuestan al Estado mucho más.


–La corrupción ha tenido más que nada un efecto sobre el gasto público. Lo ha tenido menos en los sectores productivos. Por ejemplos en algunos sectores, más que la corrupción han influido otros factores. Por ejemplo el turismo, ellos no innovan porque piensan algo así como, “total, a Italia los turistas vienen de todas maneras”. La corrupción está presente en todo el país más o menos pero principalmente en las regiones del Sur.


–Según sus previsiones, ¿a dónde irá la economía italiana en 2017?


–Creo que el PBI crecerá, pero poco. El inmovilismo del sistema político no favorece seguramente las inversiones, sobre todo de capitales extranjeros. Un gobierno provisorio como éste que tenemos, hace que todo sea más inestable... Habrá seguramente el próximo año un leve aumento de la demanda interna gracias a algunas leyes sancionadas últimamente. Países como Francia o Alemania marchan muy bien porque tienen sistemas productivos innovadores, producen en sectores con alto contenido tecnológico, desde aviones a autos, y están menos sujetos que Italia a la competencia de los mercados extranjeros. Italia no tiene proyectos a este nivel. Si se analizan las propuestas económicas de los partidos políticos, se ve que no hay ideas contundentes. Además, si se cambia el gobierno a cada rato y no se sabe quién estará dentro de seis meses, todo se hace más difícil. Esa inestabilidad es mucho peor que la corrupción, dejando bien claro que la falta de innovación y la corrupción son dos elementos que estrangulan la economía.


–Se habla también de los problemas de algunos bancos, como el Monte dei Paschi di Siena. ¿Eso podría poner en riesgo la economía italiana?


–Sustancialmente no, porque en el caso del Monte dei Pashi di Siena se trata de un banco regional y pequeño. El problema podrían ser otros bancos más importantes, como Unicredit, que se extendió demasiado a los países del Este europeo y ha tenido inconvenientes. De todas maneras parece que las cosas se han solucionado. El problema mayor para la economía en general era que los bancos habían bloqueado las financiaciones a las empresas, a causa de sus problemas. Pero según el Banco de Italia (Banco Central, ndr) esta cuestión ha sido resuelta. Por ahora, de todas maneras, los bancos no hacen grandes inversiones en las empresas porque la salida de la recesión es todavía débil y no quieren riesgos.

Publicado enEconomía
Miércoles, 30 Noviembre 2016 06:07

Estímulo fiscal al estilo Trump

Estímulo fiscal al estilo Trump

El plan económico de Donald Trump incluye fuertes reducciones de impuestos, tanto para individuos como para empresas, y posibilidades de deducciones fiscales hasta cuatro veces más altas que las existentes en la actualidad. Se calcula que éstas y otras reformas reducirán el ingreso fiscal en 9.5 billones (castellanos) de dólares a lo largo de la siguiente década y llevarán los ingresos tributarios a su nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial.


En el caso de los impuestos a las personas físicas, el plan contempla consolidar las siete tasas impositivas existentes en solamente tres estratos de ingresos. Hoy las siete tasas de impuestos existentes van de 10 a 39.6 por ciento y el plan de Trump compactará esos estratos en sólo tres con niveles de tasas impositivas de 10, 20 y 25 por ciento. Es decir, la tasa marginal más alta será reducida en casi 40 por ciento y al mismo tiempo se aumentarán los niveles de las deducciones personales. Además, la tasa impositiva máxima para las personas físicas con ganancias derivadas del capital y dividendos se reduce a 20 por ciento.


Por el lado de los impuestos a las empresas la tasa impositiva pasará de 35 a 15 por ciento. Las ganancias repatriadas se gravarán con una muy baja tasa (10 por ciento) lo que supuestamente servirá para que los grandes grupos corporativos y empresas que operan a escala trasnacional abandonen los paraísos fiscales. La tasa aplicable a las entidades fiscales de transición (diseñadas para evitar doble tributación para empresas y sus dueños) también se reducirá a 15 por ciento de su tasa aplicable que es la del impuesto al ingreso de las personas físicas. Esta reforma simplifica algunos aspectos del régimen fiscal pero, por otra parte, crea incentivos para que algunas personas físicas se transformen en esas entidades fiscales de transición y aprovechen las menores tasas que se aplican a las empresas.


Es claro que los beneficios de la reducción de impuestos serán muy desiguales. Los causantes en los deciles inferiores de la escala de distribución del ingreso apenas verán su ingreso neto aumentar 0.8 por ciento, mientras que los deciles superiores experimentarán aumentos de hasta 21 por ciento. La reforma tributaria de Trump está diseñada para beneficiar a los más ricos y aumentará la desigualdad.


Si se quisiera mantener el equilibrio en el presupuesto federal frente a estas reducciones de impuestos la administración Trump tendría que recortar el gasto en por lo menos 20 por ciento. Pero el plan del nuevo gobierno contempla una ampliación del gasto público en un ambicioso programa de renovación y construcción de obras de infraestructura, fuerzas armadas y rubros como el de la atención a los veteranos de guerra. El aumento en gasto militar es absurdo (Estados Unidos ya gasta más que los 10 países juntos que destinan grandes recursos al rubro militar). Militarizar la frontera con México y construir su famoso muro también tendrían un costo significativo. Además, en su campaña Trump siempre mantuvo que el gasto en seguridad social y el programa federal de asistencia médica no sería recortado.


¿Qué hay del gasto en infraestructura? Todos los analistas concuerdan en que el rezago en infraestructura en Estados Unidos debe ser atendido. Trump dijo la noche de su victoria electoral que vamos a reparar carreteras, puentes, túneles, aeropuertos, escuelas y hospitales; nuestra infraestructura será la mejor del mundo y pondremos millones de personas a trabajar al reconstruirla. Pero el plan de Trump descansa en esquemas de asociaciones público-privadas, en los cuales una empresa privada recibe créditos fiscales para realizar una inversión en infraestructura (por ejemplo, una carretera) y posteriormente el costo es recuperado a través del cobro de peaje. Es decir, estamos hablando de privatizar buena parte de la infraestructura existente (detalles en peternavarro.com).


Cada quien puede pensar lo que quiera de la participación privada en obras de infraestructura, pero estos esquemas de privatización no son aplicables a la mayoría de los proyectos de construcción y reparación de este tipo de obras. Muchos proyectos prioritarios desde el punto de vista social no podrían ser financiados con créditos fiscales (agua, transporte urbano, reparación de carreteras existentes, modernización de hospitales y escuelas). Otros necesitarían peajes y cuotas muy elevados, así como niveles de aforo muy altos, que no existen, para garantizar la rentabilidad que los inversionistas privados exigen. La experiencia internacional (incluyendo la de México) está repleta de ejemplos que terminan en la quiebra de las entidades privadas y en episodios de su rescate con recursos públicos.


El estímulo del paquete fiscal de Trump puede aumentar el crecimiento económico en 2017, pero ese efecto se disipará y para 2019-2020 regresarán el estancamiento y la recesión. Mientras tanto, la desigualdad y el desequilibrio en las finanzas públicas habrán aumentado. Los que votaron por Trump no verán mejorar su situación.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enEconomía