Viernes, 24 Febrero 2017 06:33

"Expandiremos nuestro arsenal"

"Expandiremos nuestro arsenal"

El mandatario estadounidense dijo que su país está "en el camino de ampliar la capacidad de armamentos nucleares" para "estar a la cabeza de las potencias atómicas".


"Estados Unidos está enrolado en el camino de ampliar la capacidad de armamentos nucleares. Debemos estar a la cabeza de las potencias atómicas", afirmó el mandatario en una entrevista con la agencia de noticias Reuters. "Los Estados Unidos no van a ceder ante nadie su supremacía nuclear", insistió. También se declaró "muy enojado" por la prueba nuclear realizada la semana pasada por Corea del Norte.


Minutos después de conocida la entrevista, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, salió a ratificar los dichos de Trump. El vocero aseguró que Washington no va a "ceder su supremacía nuclear a nadie" y buscará modos de mantener la capacidad de un arsenal atómico que necesita modernizarse.


El portavoz aseguró que el mandatario quiso "dejar claro" que se mantiene "el dominio estadounidense en todo el mundo" y no se van a "quedar sentados cuando otros países aumentan (su arsenal)".


EEUU es junto a Rusia la potencia con mayor número de cabezas nucleares, seguido muy por detrás por otros países como Reino Unido, Francia y China.


Trump ya había adelantado durante la campaña y tras ser electo su intención de incrementar el poderío nuclear de su país. A fines del año pasado tuiteó: “Estados Unidos debe fortalecer y expandir su capacidad nuclear hasta que llegue el momento en el que el mundo entre en sentido en lo que refiere a armas atómicas”.

Publicado enInternacional
La amenaza global de la nueva inestabilidad nuclear de Donald Trump

La semana pasada, Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, hizo volar por los aires medio siglo de la política de armas nucleares del país en un solo tuit: “Estados Unidos debe fortalecer y ampliar considerablemente su capacidad nuclear hasta que el mundo entre en razón con respecto a las armas nucleares”. Con ese mensaje ambiguo, Donald Trump, que aún no ha asumido el cargo, puede haber iniciado una nueva carrera armamentista mundial.

La declaración de Trump generó alarma en todo el mundo y forzó a que los principales referentes de su círculo más íntimo debieran salir a dar explicaciones –a esta altura, algo de rutina– de lo que su jefe “realmente quiso decir”. En MSNBC, Rachel Maddow confrontó a Kellyanne Conway, exdirectora de campaña de Trump y recientemente nombrada asesora presidencial, sobre este impactante tuit. Maddow dijo: “Él está diciendo que vamos a ampliar nuestra capacidad nuclear. Dijo literalmente que debemos ampliar nuestra capacidad nuclear...”. A lo que Conway respondió: “No necesariamente está diciendo...Lo que dice es que... debemos ampliar nuestra capacidad nuclear; nuestra preparación nuclear, en realidad. Nuestra capacidad de estar preparados para aquellos que también tengan armas nucleares”.


A la mañana siguiente, durante una pausa comercial en el programa “Morning Joe” de MSNBC, Trump habló por teléfono con Mika Brzezinski, mientras ella y su copresentador, Joe Scarborough, estaban en pijamas en el estudio decorado con temática navideña. La llamada no fue transmitida, pero cuando el programa regresó de la pausa, Brzezinski citó parte de la conversación que tuvieron. Según Brzezinski, las palabras de Trump fueron: “Que haya una carrera armamentista... los superaremos en cada movimiento y los venceremos a todos”.


Minutos después de que esto saliera al aire, Annie Leonard, directora ejecutiva de Greenpeace USA, declaró a Democracy Now!: “Todos los días Trump dice algo que nos deja preocupados, pero esto es lo más aterrador hasta el momento. Una carrera de armas nucleares es lo último que necesita el mundo. Pienso en el cambio climático. Pienso en la desigualdad económica. Pienso en todas estas grandes amenazas que enfrentamos como país y como mundo. ¿Por qué vamos a sumarles una amenaza innecesaria y totalmente fabricada?”


El presidente Barack Obama pronunció su primer discurso sobre el arsenal nuclear estadounidense el 5 de abril de 2009 en Praga: “Hoy en día, la Guerra Fría ha desaparecido, pero miles de aquellas armas aún no. En un extraño giro de la historia, la amenaza de una guerra nuclear mundial ha disminuido, pero el riesgo de un ataque nuclear ha aumentado. Más países han adquirido armamento de este tipo”. Más adelante, en 2016, el presidente Obama propuso un programa de modernización de arsenales nucleares con un costo de un billón de dólares y 30 años de duración. Cuando le preguntamos sobre el historial de Obama con respecto al desarrollo armamentista, Annie Leonard nos dijo: “Greenpeace y muchos de nuestros aliados han luchado contra el gasto militar del presidente Obama, y lucharemos contra el gasto militar del presidente Trump”.


Mientras que el gasto nuclear del presidente Obama continúa el desarrollo de lo que Albert Einstein llamó, en 1946, “la deriva hacia una catástrofe sin parangón”, su gobierno todavía adhiere al tratado de reducción del arsenal nuclear entre Estados Unidos y Rusia, llamado New START. Esto exige la reducción de la cantidad de ojivas en los arsenales de ambos países, de la cantidad actual de aproximadamente 7.000 ojivas cada uno, hasta llegar a 1.550 ojivas cada uno para febrero de 2018. Las declaraciones de Trump sugieren que planea desestimar el New START y relanzar una nueva carrera de armas nucleares entre Estados Unidos y Rusia. Esto, a su vez, podría desencadenar fácilmente el deseo de aumentar las reservas en otros estados nucleares existentes, como India, Pakistán e Israel. Trump también declaró reiteradamente durante su campaña presidencial que apoya la adquisición de armas nucleares por parte de otros países, como Japón, Corea del Sur y Arabia Saudí. En otras ocasiones ha dicho lo contrario, lo cual enfatiza el carácter volátil e impredecible del futuro comandante en jefe. En un mundo tan inestable, con cada vez más cantidad de armas nucleares, aumenta la probabilidad de que alguien, en algún lugar, presione el botón.


Alarmado ante los acontecimientos recientes, un grupo ha lanzado una petición instando al presidente actual a tomar medidas. Joe Cirincione, presidente de la organización Ploughshares Fund, una fundación dedicada a la seguridad mundial, afirmó: “Hay algo que el presidente Obama puede hacer al respecto, para darnos más tiempo. Puede poner fin a la práctica de la Guerra Fría de tener los misiles en alerta máxima, listos para lanzarse en pocos minutos. En su campaña había prometido hacerlo, dijo que lo haría al asumir el cargo y nunca lo concretó. Tiene 22 días para intentar corregir ese error. En 22 días, Donald Trump tendrá la capacidad de lanzar misiles nucleares con la misma velocidad con la que tuitea. Cuatro minutos después de dar la orden, esos misiles volarán. Nadie puede detenerlo. Nadie puede revertir los lanzamientos”.


Obama debe sacar a los misiles nucleares del estado de alerta máxima, pero eso no es suficiente. El dedo de Donald Trump en el disparador nuclear es una perspectiva aterradora. El movimiento antinuclear es el que debe estar en alerta máxima para asegurarse de que el disparador no sea accionado jamás.

 


COLUMNA 30 DE DICIEMBRE DE 2016


________________________________________
Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
México y su guerra contra el narco: diez años, 50.000 millones de dólares y más de 200.000 cadáveres

La guerra contra las drogas en México cumple diez años, ¿qué se ha conseguido hasta ahora?
México se ha gastado 50.000 millones de euros en seguridad y defensa desde el comienzo de la guerra y EEUU ha aportado alrededor de 1.405 millones
Desde 2007, casi 200.000 personas han sido asesinadas y más de 28.000 declaradas desaparecidas

 

¿Por qué se lanzó la guerra contra las drogas?


El 10 de diciembre de 2006, el recién investido presidente, Felipe Calderón, lanzó la guerra de México contra las drogas con el envío de 6.500 soldados a su Estado natal, Michoacán, donde cárteles enemigos, en su lucha por el control del lucrativo territorio, participaban en matanzas de venganza. La ola de violencia había estallado en 2005 y una serie de operaciones policiales y militares lanzadas por el anterior presidente, Vicente Fox, no habían logrado contener el derramamiento de sangre.


Calderón declaró la guerra tan solo ocho días después de ocupar el cargo, una decisión ampliamente percibida como un intento de impulsar su legitimidad tras una dura victoria electoral. En un periodo de dos meses, alrededor de 20.000 soldados participaron en operaciones en todo el país, que inicialmente gozaron de un apoyo generalizado en las comunidades, cansadas de tiroteos, ejecuciones horripilantes y corrupción policial.


¿Cuánto ha costado la guerra hasta ahora?


Estados Unidos ha aportado al menos 1.405 millones de euros desde 2008 a través de la Iniciativa Mérida (el Congreso ha aprobado otros 937 millones de euros). Por su parte, México se ha gastado, por lo menos, 50.600 millones de euros en seguridad y defensa desde el año 2007. Los críticos denuncian que este flujo de dinero ha permitido crear una industria de seguridad opaca abierta a la corrupción en todos sus niveles.


Pero los mayores costes han sido humanos: desde 2007, casi 200.000 personas han sido asesinadas y más de 28.000 declaradas desaparecidas. En septiembre de 2014, 43 profesores en prácticas desaparecieron y se presume que fueron asesinados tras ser atacados por agentes de policía corruptos y entregados a miembros de los cárteles de las drogas. El caso, en el cual el Ejército mexicano y políticos corruptos estuvieron implicados, se ha convertido en ejemplo emblemático de la violencia perpetrada en zonas altamente militarizadas.


Grupos defensores de los derechos humanos han registrado un aumento de abusos de derechos humanos por las fuerzas de seguridad, presionados para llevar a cabo arrestos, obtener confesiones y justificar la guerra. Las informaciones sobre tortura por las fuerzas de seguridad incrementaron un 600% entre 2003 y 2013, según Amnistía Internacional.


Mientras los cárteles se han dividido y diversificado, otros crímenes violentos como el secuestro y la extorsión se han disparado. En 2010, el cártel Los Zetas, fundado por un grupo de desertores de las fuerzas especiales mexicanas, masacraron a 72 migrantes que fueron secuestrados cuando intentaban llegar a Estados Unidos.


Cientos de miles de personas han sido desplazadas por la violencia y han surgido grupos de autodefensa y vigilancia en varios estados, incluido Guerrero, Oaxaca y Michoacán, donde las comunidades han tomado las armas en un intento de protegerse a sí mismos. Algunas de esas milicias han sido atacadas una por una por las fuerzas estatales o apropiadas por el crimen organizado.


¿Qué se ha conseguido?


La colaboración reforzada entre los servicios de inteligencia y de seguridad de México y Estados Unidos ha resultado en numerosos arrestos de destacadas figuras e importantes redadas antidroga. Las autoridades aseguran que 25 de los 37 narcotraficantes más buscados en la lista del expresidente Calderón han sido encarcelados, extraditados a Estados Unidos o asesinados, aunque no se han comprobado todos estos datos de forma independiente. Durante la legislatura de Calderón, más de 110.000 toneladas de cocaína fueron decomisadas y se destruyeron casi 180.000 hectáreas de marihuana y opio.


Desde que el sucesor de Calderón y actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, tomase posesión en diciembre de 2012, 101 de su lista de 122 capos más buscados están muertos o bajo custodia policial; de nuevo, no todas las supuestas muertes y detenciones han sido corroboradas de forma independiente.


La mayor victoria, y error garrafal, bajo el liderazgo de Peña Nieto fue la captura, huida y nueva captura de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. Guzmán está luchando contra su extradición a EEUU, aunque esta parece cada vez más clara. Mientras tanto, sus rivales llevan a cabo audaces estrategias para hacerse con sus lucrativas rutas, provocando una nueva ola de violencia en estados como Colima, Baja California y Sinaloa.


La represión y captura de los cerebros de las bandas se ha ganado las alabanzas de Estados Unidos y de los medios de comunicación, pero ha hecho muy poco por reducir la violencia o instaurar el Estado de derecho.


¿Cómo ha evolucionado la guerra?


Bajo la presión de las autoridades, algunas facciones criminales se han dividido para reagruparse y volver a emerger como grupos más pequeños pero más despiadados.


Al mismo tiempo, han brotado nuevas batallas en lo que antes eran estados pacíficos. Esto se debe a que las operaciones militares han incitado a las bandas a encontrar nuevas rutas para el tráfico de drogas en territorios rivales.


Las políticas de Calderón han permanecido prácticamente intactas bajo el liderazgo de Peña Nieto, aunque la retórica ha cambiado notablemente en lo que ha sido un intento de reconstruir la imagen de México y de atraer inversión extranjera. “Mientras la Administración de Calderón estaba obsesionada con la seguridad, el presidente Peña Nieto se ha obsesionado en no obsesionarse con la seguridad”, señala David Shrik, experto en seguridad.


Bajo el nuevo Gobierno, el presupuesto de seguridad y defensa ha seguido creciendo, como también lo ha hecho el derramamiento de sangre. Unas 63.000 personas fueron as

esinadas en la primera mitad del mandato de Peña Nieto, un 50% más que durante los tres primeros años de Calderón.
Además, inmensas cantidades de droga siguen llegando a Estados Unidos. El consumo de drogas en Estados Unidos, el mayor mercado mundial, sigue creciendo con 24,6 millones de consumidores en 2013, lo que equivale al 9,4% de la población mayor de 12 años. En 2002 esta cifra era de un 8,3%.


El consumo de drogas tiende a crecer y decrecer, en parte reflejando los esfuerzos de los cuerpos de seguridad. De este modo, aunque el consumo de cocaína se ha reducido levemente, el de marihuana, heroína y metanfetaminas están en alza.


La legalización de la marihuana en un creciente número de estados reducirá la demanda desde México, pero el resto del mercado está en pleno auge. Se estima que los cárteles mexicanos obtienen entre 17.900 y 27.300 millones de euros al año por la venta de drogas en Estados Unidos.


¿Qué papel ha jugado Estados Unidos?


La doctrina de 'guerra contra las drogas' se atribuye generalmente al presidente Richard Nixon, quien creó la agencia contra las drogas (DEA, Drug Enforcement Administration) en 1973 para declarar “una guerra sin cuartel contra la amenaza de las drogas”.


Desde entonces, Estados Unidos se ha gastado más de 2,3 billones de euros luchando contra este enemigo indeterminado a través de la prohibición y militarización. Durante las pasadas cuatro décadas, el modelo estadounidense ha sido exportado a Latinoamérica, especialmente a Colombia y México.


La guerra contra las drogas en México cumple 10 años y nunca hubiese sido posible sin la inmensa inyección de dinero y cooperación militar estadounidense bajo la Iniciativa Mérida. Los flujos han continuado a pesar de las crecientes evidencias de serias violaciones de derechos humanos.

Nina Lakhani - Ciudad de México
09/12/2016 - 19:42h

theguardian

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Publicado enInternacional
En 42 años desapareció 58% de los vertebrados del planeta: WWF

La cantidad de mamíferos, peces, aves, anfibios y reptiles se redujo 58 por ciento en el mundo entre 1970 y 2012; el declive seguirá si los humanos no hacen nada para evitarlo, advierte el Fondo para la Vida Salvaje (WWF, por sus siglas en inglés) en su informe Planeta vivo 2016.

"Si sigue la caída de la biodiversidad, el mundo natural que hoy conocemos se desmoronará en su conjunto", advierte el director general del WWF Internacional, Marco Lambertini, en un balance del estado del planeta.

Según el organismo de defensa del medio ambiente, "el declive que padecen las poblaciones de especies salvajes es cada vez más preocupante", y agrega: "Llegará en promedio a un 67 por ciento de aquí a 2020", si no se hace nada para revertir la tendencia.

"Asistimos a una regresión de la vida sobre el planeta, de la cual somos en parte responsables (...) es un factor de riesgo importante para nosotros", destaca Pascal Canfin, director general de la WWF Francia. "Si desaparece lo vivo, desaparece el capital natural, destruimos nuestra capacidad para vivir en el planeta a largo plazo", continúa. "La humanidad se está poniendo en peligro ella misma", resume.

El informe anterior, publicado en 2014, mencionaba una caída de 52 por ciento de las poblaciones de vertebrados en el mundo, entre 1970 y 2010. Para medir su evolución, el WWF, en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres, estudió 14 mil 152 poblaciones pertenecientes a 3 mil 706 especies vertebradas.

Los animales de agua dulce se encuentran particularmente afectados. Su población está en caída libre: disminuyó 81 por ciento en promedio entre 1970 y 2012. Son víctimas de la sobrexplotación, a veces involuntaria, como cuando quedan atrapados en las redes de pesca, como los delfines de río, o la pérdida y degradación de su hábitat.

La población de las especies terrestres cayó 38 por ciento. Por la caza ilegal, el número de elefantes de África, por ejemplo, disminuyó en 111 mil ejemplares desde 2006, estabilizándose en unos 415 mil, según las estadísticas.

Las poblaciones marinas cayeron por 36 por ciento. Un tercio de las especies de tiburones y de rayas están ahora amenazadas de extinción, fundamentalmente a causa de la pesca excesiva.

De manera general, la amenaza más frecuente que pesa sobre las poblaciones en declive es la pérdida o la degradación de su hábitat a causa de las actividades agrícolas, la explotación forestal, la extracción minera, los transportes o la producción de energía.

Otras causas son la sobrexplotación (caza, pesca), la contaminación (industrias, urbanización), las especies invasivas y las enfermedades.

Por el momento, el cambio climático sólo tiene un impacto "relativamente marginal (...) porque apenas estamos en un grado de calentamiento" planetario con relación a la era preindustrial, precisa Pascal Canfin.

En unos pocos días, la comunidad internacional reunida en una nueva conferencia en Marrakech intentará comenzar a concretar el compromiso adoptado en la COP21 hace casi un año en París, para limitar el calentamiento "muy por debajo de los 2 grados centígrados".

Este año, la humanidad vive "de fiado" desde el 8 de agosto, es decir, ya había consumido la totalidad de los recursos que el planeta puede renovar en un año, según la organización no gubernamental Global Footprint Network. En 2015, ese día llegó el 13 de agosto, comparado con el 23 de diciembre, en 1970.

Actualmente, la humanidad necesita el equivalente a 1.6 planetas para lograrlo.

Sin embargo, la población mundial, hoy de 7 mil 400 millones de personas, alcanzará los 9 mil 700 millones en 2050. A ese ritmo se necesitaría un segundo planeta.

"Las consecuencias de la presión humana sobre el medio ambiente se conocen y se observan cada vez mejor"; sin embargo, "no hay ninguna reacción económica racional", deplora el WWF, que llama a un "desarrollo económico sustentable".

Publicado enMedio Ambiente
Sábado, 22 Octubre 2016 06:35

El soberano esquizo

El soberano esquizo

 

Hay una pregunta en la que valdría la pena detenerse si se quiere volver a pensar en el material más profundo que dota a los actuales andamiajes del poder público de una suerte de opacidad incalculada; una suerte de magia para desinhibir el filo de las opciones que alberga. Una magia (para hablar sin rodeos) castrante: la frecuencia con que la intrusión del aura de lo grotesco reviste a las reglas que hacen posible la normalización.

Desde siempre, las tecnologías del absurdo representan el recurso de un método involuntario para dignificar no al poder, sino a las esclusas de sus mecanismos. La pregunta por Nerón, escribe Gibbon, no es tanto cómo fue posible que "Roma llegara a ser gobernada por el circo", sino "¿qué habría sido de Roma (la Roma de los reformadores, se entiende) sin Nerón?" El artífice de la Ilustración francesa, Luis XIV, comenzó como "el pequeño idiota" cuando Mazzarini gobernaba. Ya en la modernidad, el teatro de lo grotesco acabó por convertirse en una técnica de gobierno. Mussolini y Perón dejaron huellas indelebles al respecto. Lo nuevo, en los tiempos que corren, reside en que el poder le abra las puertas no como un recurso del límite, sino como una condición prácticamente cotidiana. Entre Berlusconi en Italia, Sarkozy u Hollande en Francia, Vicente Fox y, a su manera, Peña Nieto en México, o Temer en Brasil, el monkey theatre (en palabras de Jarry) no parece tener límites. Todos ellos individuos situados en un estatus de efectos de poder del que su calidad personal simplemente no debería haberlos previsto.

El momento sublime de la contienda presidencial en Estados Unidos sucede acaso en el primer debate entre Donald Trump y Hillary Clinton. Hillary le recuerda que se ha negado a exhibir en público su declaración de impuestos, y ella misma hace la pregunta: “¿Qué razones tendría Donald para no dar a conocer el estado de sus impuestos? Y adelanta las respuestas: "a) porque no es tan rico como dice ser; b) porque no es tan filántropo como nos quiere hacer creer; c) o simplemente porque no ha pagado sus impuestos durante más de 20 años. ¿Por qué?" En ese momento Trump la interrumpe, se hace del micrófono con una risa en la cara: "Porque soy listo" (Because I am Smart). El contendiente a la presidencia se burla de la ciudadanía en su cara... Y no, porque reafirma la convicción de la excentricidad de los lugares del poder.

¿No es esta acaso la escena que todo guionista de Batman anhelaría ver en el centro de la película para poner en acción al Joker (el Guasón)? ¿Trump: el Guasón? El Joker reúne un personaje del todo dilemático. Ha violado todas las leyes, ha puesto al sistema a su favor (a través de la corrupción), sólo para mostrar que todos los "poderosos" (incluidos los liberales) de Ciudad Gótica no son más que su réplica. La infamia no es él: son todos. Una de sus máximas favoritas: "Mi diferencia con los liberales consiste en que yo hago dinero sin remordimientos, mientras ellos también hacen dinero sólo que con una crisis de conciencia".

Lo que muestran Sarkozy o Trump, Temer o Berlusconi, es que lo carnavalesco ya no se encuentra en la calle; ese sitio por excelencia de la ambiguación se halla ahora entre quienes teóricamente deberían responder por el principio de gobernabilidad. O la prueba de que el poder público no es más que otra estación para que la ley del más impune (es decir, del más fuerte) sea la mercancía más codiciada. El Joker devino uno de los personajes conceptuales de nuestra época. Hace cuatro décadas, Foucault llamó a este comportamiento ubuesco, en analogía con la obra de Alfred Jarry, El rey Ubu. Pero Ubu es un caso límite. Hoy lo anormal ha devenido normal: el poder está entrecruzado por una condición esquizo.

¿Cómo explicar esta condición en que las estructuras actuales de legitimación se remozan cíclicamente con los discursos que dan risa y, simultáneamente, temibles escalofríos? Al menos, tres de sus efectos son ostensibles.

1) El escarmiento de lo público: Lo público ya no es el lugar donde sucede el "gobierno por discusión" que da paso a la pluralidad, como quería Locke en el siglo XVII; ahí acontece el gobierno por bullying. No es la reflexión la que produce la orientación, sino los sistemas de arrastre. El lema es tan antiguo como Mil mesetas: devenir bestia. Imposible establecer cualquier correlato entre lo público y la rectitud.

2) La destitución de lo común: Incluso en la más liberal de las constituciones modernas, el principio nodal es que el bien público predomine sobre el interés privado. Pero después de una cruzada de un personaje esquizo por las instituciones decisorias, el entramado profundo de la colonización de lo público por parte de los intereses privados queda a la intemperie, como en una vitrina. Lo que sigue es la repulsión hacia la esfera pública.

3) El rey no va desnudo: Al desnudar al sistema se revisten las esperanzas de que el próximo líder en la escena pueda aliviar las heridas de la devastación. El sistema se separa de sí mismo para producir su restart.

 

 

Publicado enPolítica
El movimiento contra el cambio climático crece día a día

El Huracán Matthew llegó y se fue, dejando tras de sí una gran devastación. Hasta el momento, se han reportado al menos 1.000 personas fallecidas en Haití y al menos 39 en el sureste de Estados Unidos. En Carolina del Norte, sigue en curso la crecida de los ríos. En vistas de la destrucción, uno podría pensar que el cambio climático es un tema central de este año electoral en EE.UU. Sin embargo, casi no ha sido mencionado en los debates presidenciales, vistos por decenas de millones de personas. Es lo que sucede ahí afuera, a nivel de los movimientos sociales a lo largo de todo el país, lo que nos da esperanza.


El movimiento para combatir el cambio climático crece de manera dinámica e impredecible y enfrenta cada vez más represión por parte de la industria de los combustibles fósiles y las autoridades gubernamentales. Tal vez no haya mejor ejemplo que la resistencia de la tribu sioux de Standing Rock al oleoducto Dakota Access.


La tribu ha firmado tratados con Estados Unidos durante más de un siglo y medio y el Gobierno federal los ha quebrantado, a todos y cada uno de ellos. Por eso no debería sorprendernos que un tribunal federal se haya expedido en contra de los sioux de Standing Rock, permitiendo que prosiga la construcción del controvertido oleoducto de 3.800 millones de dólares de costo. Por si fuera poco, la decisión fue anunciada sorpresivamente un domingo y en vísperas del 12 de octubre, considerado por muchos pobladores nativos como el día en que se celebra el comienzo del genocidio contra los pueblos originarios del hemisferio occidental.


“La tribu sioux de Standing Rock no retrocederá en su lucha”, declaró Dave Archambault II, jefe de la tribu sioux de Standing Rock tras la resolucion. “Somos guiados por la plegaria y continuaremos luchando por nuestro pueblo. No descansaremos hasta que nuestras tierras, nuestra gente, nuestra agua y nuestros sitios sagrados queden definitivamente protegidos de este destructivo oleoducto”, añadió. Y agregó durante una entrevista para “Democracy Now!”: “Siempre dijimos que tenemos derecho a los tratados de tierras que hemos suscrito y que tenemos voz. La compañía, el Gobierno de Estados Unidos y las autoridades estatales nunca nos solicitaron autorización para estar en esas tierras, para hacerles esto a nuestras tierras”.


Aún así, rompiendo con la historia y a pesar del fallo judicial, el Ejército de Estados Unidos y los Departamentos de Justicia y del Interior emitieron también un comunicado en el que establecen: “El Ejército no autorizará la construcción del oleoducto Dakota Access en las tierras del Cuerpo de Ingenieros que se encuentran a orillas o por debajo del lago Oahe. Reiteramos nuestra solicitud de que la compañía responsable del oleoducto detenga voluntariamente toda actividad de construcción dentro de los 32 kilómetros al este o al oeste del lago Oahe. Asimismo, pretendemos mantener una discusión seria acerca de si debería realizarse una reforma nacional del proceso de consulta a las tribus para este tipo de proyectos de infraestructura”.


Es en tierras del Cuerpo de Ingenieros del Ejército que se han instalado los principales campamentos de oposición al oleoducto, en los que miles de personas, en su mayoría representantes de pueblos originarios del continente americano de más de 200 tribus de todo Estados Unidos, Canadá y América Latina, se han congregado para proteger a la tierra y al agua del oleoducto. Se trata de tierras ancestrales lakota y dakota que fueron tomadas sin consentimiento de la tribu por el Ejército de Estados Unidos.


En agosto, estos protectores de la Tierra, ya que no se consideran a sí mismos como “manifestantes”, hicieron un llamado internacional a la plegaria y la solidaridad. Cada día, se llevan a cabo creativas y pacíficas acciones directas a lo largo de los más de 1.900 kilómetros del trayecto proyectado para el oleoducto. El miércoles, en Keokuk, Iowa, Krissana Mara, de 31 años de edad, se encadenó a una excavadora en el lugar previsto para que el oleoducto Dakota Access atraviese el río Mississippi. La creciente resistencia que se desarrolla en ese lugar con el nombre #MississippiStand pretende impedir que el oleoducto atraviese el río, al igual que las acciones que se llevan a cabo en Standing Rock están evitando que el oleoducto pase por debajo del río Missouri.


Por otra parte, en una impactante acción coordinada, nueve activistas contra el cambio climático fueron arrestados el martes por intentar cerrar el paso a las arenas alquitranadas que llegan a Estados Unidos desde Canadá, cerrando manualmente oleoductos en los estados de Minnesota, Montana, Dakota del Norte y Washington. Uno de los activistas, Leonard Higgins, expresó en un video publicado posteriormente por Internet desde el oleoducto en Coal Banks, Montana: “Estamos en estado de emergencia para proteger a nuestros seres queridos, a nuestros familiares, a nuestras comunidades. Es necesario que como ciudadanos nos comprometamos y llevemos a cabo acciones cuando nuestros líderes no lo hacen. Eso es lo que me dispongo a hacer al cerrar la válvula”.


Entre los nueve arrestados se encuentra Ken Ward. En 2013, Ward y Jay O’Hara anclaron una pequeña embarcación frente a las costas de Massachusetts, impidiendo así que un buque descargara 40.000 toneladas de carbón para la planta Brayton Point, una de las mayores emisoras de gases de efecto invernadero de la región. En un increíble giro de los hechos, quien debía acusarlos, el fiscal local de distrito Samuel Sutter, retiró los cargos penales presentados en su contra, alegando: “El cambio climático es una de las crisis más graves que le ha tocado atravesar a nuestro planeta. En mi humilde opinión, los líderes políticos han demostrado graves
falencias con respecto a este tema”.


Es probable que el liderazgo político haya actuado de manera insuficiente. Pero desde una pequeña embarcación en el océano hasta los campamentos de resistencia en Dakota del Norte, el movimiento contra el cambio climático crece día a día.


Traducción al español del texto en inglés: Fernanda Gerpe. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enMedio Ambiente
Miércoles, 05 Octubre 2016 06:18

Matthew, el huracán mortífero

Matthew, el huracán mortífero

En la ya castigada Haití dejó un panorama desolador con maremotos, inundaciones y destrucción de viviendas. Otro tanto ocurrió en Dominicana. Ayer a la tarde tocó Cuba, donde anoche ya había 1,3 millón de evacuados. Se espera que llegue a EE.UU.

 

El paso del huracán Matthew por el Caribe ya dejó siete muertes. Tres ocurrieron ayer en Haití y cuatro, el lunes en República Dominicana. Pero el panorama aparece aún más sombrío en la región: desde ayer a la tarde, el fenómeno ya hace sentir su fuerza descomunal en el oriente de Cuba, donde más de 1,3 millones de personas debieron ser evacuadas. El sur de Estados Unidos también estará afectado. El presidente Barack Obama suspendió por ese motivo un acto electoral en La Florida en apoyo a Hillary Clinton.


Pasadas las 7 de ayer, Matthew alcanzó la ciudad haitiana de Anglais con vientos de más de 230 km/h, que lo ubicaron en la categoría 4 (de un total de 5) en la escala de Saffir-Simpson, según los cálculos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.


Los fuertes vientos provocaron maremotos e inundaciones, destrozaron miles de viviendas y dejaron aislada a la zona sur el país tras el derrumbe del puente La Digue, que comunica a la zona con Puerto Príncipe. En Port-Salut, comuna de esta región, un hombre murió cuando su casa fue destruida por una ola, lo que significó la tercera muerte en el país, después del fallecimiento de una mujer en la misma comuna y un hombre que naufragó en la costa sur.


El número de evacuados superó allí las 9 mil personas, según informaron desde el Ministerio del Interior de Haití. El gobierno preparó 1300 refugios de emergencia con capacidad para 340 mil personas, a la espera de que el número de damnificados aumentara durante la jornada.


“Más de cuatro millones de niños podrían estar expuestos a los estragos del huracán”, advirtió Unicef en un comunicado. Uno de los principales representantes de la organización en Haití, Marc Vincent, aseguró que se trató de “la peor tormenta que sufrió el país en décadas, y todos los daños serán, sin duda, significativos”.


“Por ahora es imposible hacer un balance y conocer la extensión de la destrucción causada por el paso del ciclón”, dijo a su vez el portavoz de la protección civil haitiana, Edgar Célestin. “No podemos contactar a nuestros equipos y ellos no pueden salir al terreno en razón del peligro”, añadió.


En República Dominicana, el huracán causó cuatro muertes, tres chicos y un hombre adulto, entre el lunes y el martes en Santo Domingo. Destruyó al menos 200 viviendas, dejó incomunicadas a 31 comunidades y casi 18 mil personas quedaron refugiadas en casas de familiares y amigos, a los que se suman unas 800 que permanecen en albergues oficiales, según informó el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).


Cerca de las 18 de ayer, el ojo del huracán tocó la costa oriental de Cuba con vientos de 220 km/h. La isla se preparó para su llegada con la evacuación de 1,3 millones de personas en cinco provincias, entre ellas Guantánamo y Santiago de Cuba, en zonas proclives a inundaciones y aluviones.


Los municipios de Maisí y de Baracoa, en la provincia de Guantánamo, estaban entre las zonas más castigadas. “Ya comenzaron las penetraciones del mar, calculamos olas de entre tres y cuatro metros de altura. Tenemos también lluvia intensa constante, tenemos ligeras inundaciones”, dijo Tony Matos, presidente del Consejo de Defensa Municipal de Baracoa.


En declaraciones a la televisión estatal, Matos agregó que el área está a oscuras, y muchos árboles fueron arrancados por la violencia de los vientos, mientras varias vías están cortadas. “Tenemos experiencia en otros eventos pero con estas características es el primero que estamos enfrentando”, señaló.


Hasta anoche, no se informó de la existencia de víctimas fatales.


Por su parte, en Estados Unidos el presidente Barack Obama decidió posponer el acto que tenía previsto para hoy en Miami con la candidata demócrata Hillary Clinton, por la inminente llegada del huracán a esa región. Tanto en el estado de Florida, como en Carolina del Norte, decretaron el estado de emergencia y ordenaron evacuar la zona costera.

Publicado enInternacional
¿Posneoliberales o progresistas?, Gobiernos y movimientos sociales frente a la crisis
A partir de hitos políticos recientes como la perdida de las elecciones legislativas en Venezuela, el ascenso de Macri al Gobierno en Argentina, la derrota de Evo en el Referendo en Bolivia, el juicio político a Dilma y el golpe institucional en Brasil, etc., algunos intelectuales han planteado el ‘fin del ciclo progresista’, usted se ha referido mas bien al fin o agotamiento del proyecto posneolibera ¿Podría explicarnos los elementos centrales de esta distinción?

 

Lo que pienso es que los países que son progresistas en América latina -que ha sido el único continente donde esto ha pasado, con algunas excepciones, como Indonesia, pero apenas-, son precisamente pos-neoliberales, pero no pos-capitalistas; en el sentido que han reorganizado el Estado, las funciones sociales del Estado, funciones que habían sido destruidas por el neoliberalismo, especialmente de cierta redistribución de la riqueza, y de mejor acceso a servicios públicos como educación, salud, etc y realizando también bastantes inversiones publicas, esa fue la característica de los regímenes mas progresistas en América Latina, que podemos llamar en este sentido pos-neoliberales.

 

Hay gente, especialmente algunos economistas que dicen "no, no hay nada de pos-neoliberal, siguen en la misma orientación neoliberal" pero pienso que dicen eso porque reflexionan mas como economistas. Pienso que como sociólogo, estoy atento a otros factores mas que solamente al factor económico, como el factor político, que es la reconstrucción del Estado, de verdad un Estado muy clásico, generalmente de hecho muy centralizado, con absorción de las funciones judiciales y parlamentarias por el Ejecutivo, con un líder carismático, y que tiene siempre cierto peligro de caudillismo, pero reconstruyendo funciones del Estado.

 

¿Porque hoy es posible afirmar el fin de este proyecto pos-neoliberal?

 

 

No digo el fin, pero por lo menos el agotamiento. Especialmente por la crisis no tienen los medios para continuar la política, pero también el agotamiento se debe a efectos internos. Los países latinoamericanos han tenido durante 10 o 15 años una coyuntura internacional bastante favorable de los precios de las commodities, y así los gobiernos han podido realizar estas políticas sociales de lucha contra la pobreza, etc. Ahora la crisis muy rápidamente ha cortado estos medios y así están frente a situaciones casi imposibles. Por otra parte, como no hubo transformación del modo de acumulación, prácticamente hubo una renovación del capitalismo que es mas moderno, pero no de la lógica capitalista en la organización de la economía. Evidentemente la crisis del sistema capitalista afecta inmediatamente los regímenes progresistas y por estas dos razones hay un agotamiento, y una persona como Dilma lo ha dicho muy claramente en las Naciones Unidas en septiembre pasado, ha declarado ‘nuestro modelo ya se agotó’, y regresando a Brasilia declaró ‘debemos tomar medidas mas abiertas a los mercados’, es decir, regresar a una política económica neo-liberal, y en los otros países si no lo dicen de manera muy explicita, en la practica no ven como resolver el problema de la crisis sin retornar al mercado de manera mas fuerte.

 

Dentro de este análisis, por ejemplo, pondré el caso de Colombia que hoy está desarrollando los procesos de paz, esto va a implicar una gran modificación en la participación de la sociedad civil, y por otra parte está Chile que está viviendo algunas grietas del proyecto neoliberal, eventualmente cualquiera de estos dos países podrían dar algún giro a la izquierda, ¿como afectaría esto al diagnostico que usted hace, además en el contexto de la crisis mundial?

 

 

Claro que son dos países que de manera mas clara no han quitado la lógica neoliebral, y si hay posibilidad eventualmente para fuerzas de izquierda de retomar un cierto poder político habría seguramente posibilidades de transformación mas profunda, pero hay dos factores; primero, está la crisis general que afecta a todo el continente, que afecta a Colombia y también a Chile, precisamente por la caída de los precios de las commodities; el continente en general ha conocido un nuevo proceso de primarización de su economía, y una relativa, pero importante desindustrialización en los últimos años, así la primera cosa es saber como afrontar el problema de la crisis general, y si una izquierda puede tener mas poder en los dos países, cómo va a afrontar este fenómeno; y el segundo, es ver cuál es el modelo -no me gusta mucho hablar de modelo- pero ¿cuáles son las perspectivas de las izquierdas?, ¿tienen una visión clara de lo que que son los pasos hacia el pos-capitalismo o no?, y en los dos casos tengo algunas preguntas evidentemente y dudas sobre el impacto que puede tener la crisis en las posibilidades de las izquierdas de llegar realmente al poder, y segundo no veo todavía de manera clara, no solamente en estos dos países, sino también en general, en el continente, una clara visión de cual es la meta: Estuve por ejemplo hace dos meses en el Foro de São Paulo, en San Salvador, y había 100 partidos políticos de izquierda, fue un vacío total de perspectivas, una repetición del viejo discurso, casi imposibilidad de auto-critica, especialmente de los países progresistas, y solamente la repetición de solidaridad de Dilma, con Lula, etc etc sin -tal vez no es el lugar- una reflexión mas fundamental para como redefinir los objetivos, y como redefinir los pasos concretos hacia un cambio de paradigma, y eso me parece un problema que existe también en Colombia y Chile, pero no particular de estos dos países, sino que es un poco general, en todo el continente.

 

Precisamente frente a eso, muchos de estos proyectos contaron con basto apoyo popular, y con respaldo de fuertes movimientos sociales ¿que balance puede hacer de la relación de los movimientos sociales con los Gobiernos en base a la experiencia de los últimos 20 años?

 

 

Como tu lo dices, al principio hubo un apoyo de los movimientos y en varios casos, como en Brasil por ejemplo, o también en Bolivia, el poder político fue el resultado de la acción de los movimientos sociales, y evidentemente esperaban que partes de sus reivindicaciones podrían ser cumplidas en el nivel político, con una política nueva. Hubo después de algunos años, y en algunos países muy rápidamente, una decepción fuerte, al mismo tiempo que un proceso de debilidad de los movimientos sociales. Claro, eso es un problema mundial, hay un problema de menos fuerza de los movimientos sociales que tendríamos que analizar porqué, pero pienso que toda la evolución del sistema económico tiene su impacto en este sentido, pero también en los países mas progresistas sucedió que muchos lideres de los movimientos sociales pasaron al campo político -que no es ilegitimo, evidentemente-, pero que ha tenido como resultado un proceso de debilitamiento de los movimientos sociales, y el hecho que los gobiernos progresistas fueron de hecho pos-neoliberales, pero no pos-capitalistas, es también el origen de una parte importante de la decepción de los movimientos sociales, y así hubo mas y mas distancia.

 

La distancia según los países, se tradujo en una posición critica, o también en acciones directas en contra. En Brasil por ejemplo, donde la tradición política -con excepción del momento de la Dictadura- es de cierto diálogo, no hubo una ruptura concreta entre los movimientos principales como la Central Única de los Trabajadores (CUT), el Movimiento de los Sin Tierra (MST) u otros movimientos con el Partido de los Trabajadores (PT), pero hubo mas y mas criticas especialmente al Gobierno, y en particular con Dilma, no podían aceptar evidentemente el hecho que -lo que se llama en los países progresistas ‘la restauración conservadora’- sea de hecho un hecho de los Gobiernos mismos, porque la restauración conservadora comenzó en los Gobiernos progresistas, en todos, y se pueden dar ejemplos. Así, hubo mas distancia, en un país como Brasil solamente de tipo critico, pero en países como Ecuador, de ruptura, y aquí en Ecuador hubo una ruptura de la mayor parte de los movimientos sociales, debilitados; el movimiento indígena, el obrero, el femenino, el de maestros, el ecologista, etc cada uno por sus razones. Además, hubo una política del Gobierno de crear movimientos nuevos -afines al Gobierno-, y eso ha tenido como efecto dividir las bases populares de manera fuerte, y no me parece que ha tenido mucho éxito porque -no existen estudios científicos sobre el asunto, pero por lo menos presunciones- las bases sociales de estos nuevos movimientos son bastante débiles. Y así, también en Bolivia estamos frente a una situación de cierta ruptura entre movimientos de base, que al principio habían apoyado a los Gobiernos, y que ahora se definen netamente de oposición, no de oposición de derecha, con excepción de algunos miembros de algunos de estos movimientos, que tal vez tienen una cierta ingenuidad política, y que no dudan en aliarse con la Derecha, pero un poco por exasperación frente a la imposibilidad de realizar sus metas con los Gobiernos actuales, y así eso me parece negativo.

 

Recuerdo que hace 5 años, he tenido una entrevista con Rafael Correa y Samir Amin, y Samir Amin le ha dicho a Rafael "la historia de América Latina es extremadamente interesante porque el papel de los movimientos sociales para el cambio político ha sido fundamental, y lo importante es resguardar una cierta unión, no una fusión, una cierta colaboración entre los movimientos políticos nuevos y los movimientos sociales, porque si eso no continua va a ser muy grave" y yo pienso que el tenía razón, totalmente razón.

 

Así, para mi el futuro es una reflexión nueva con la experiencia de los movimientos sociales, también políticos, para re-definir los objetivos y las transiciones para una real transformación del modo de acumulación, es decir, una real transformación del sistema económico, que evidentemente no se puede hacer de una día al otro, y definir las metas políticas que permiten este tipo de avances, no digo que no haya mas izquierdas en los Gobiernos progresistas, si la hay, pero cada vez son menos y menos influyentes, y es cada vez mas y mas la derecha quien tiene la influencia en los Gobiernos.

 

Por una parte usted ha señalado la importancia de la autonomía de los movimientos sociales, y se han desarrollado experiencias locales importantes que han logrado fortalecerse y fortalecer sus proyectos políticos como los Zapatistas en México, los Gobiernos Comunales en Venezuela– que han tenido relativa relación con el Gobierno- pero por otra parte filósofos como Slavoj Žižek se han mostrado críticos con este tipo de experiencias por no ser universalizables, en este sentido ¿cual sería el aspecto estratégico central para los movimientos sociales y para la izquierda?

 

 

Yo pienso que estos dos ejemplos que has dado son importantes, porque de hecho han puesto el acento sobre la autonomía, y sobre la dimensión territorial de los hechos sociales y la integración realmente popular, de base. La critica de Žižek, es correcta también. Por ejemplo, he tenido discusiones con el Subcomandante Marcos en Chiapas, a propósito justamente de la actitud de los Zapatistas frente al nivel nacional, porque eso debemos decirlo: no ha tenido mucho éxito, es extraordinario lo que han hecho localmente, de verdad, y han re-definido el poder, de verdad; la gran dificultad es pasar a escalas mas grandes, evidentemente el problema de escala es un problema, no solamente de números, sino a una escala también cualitativa, y no se puede aplicar solamente las medidas que se toman a un nivel local, también a un nivel regional o nacional. Y ese fue el problema, de la contradicción, no digo que solamente es la falta de visión de los Zapatistas, sino también el hecho que en el campo nacional mexicano no había ningún partido que haya asumido el proyecto Zapatista, todos estaban luchando contra ellos, también el Partido por la Revolución Democrática (PRD)1 . Así, cuando le pregunto a Marcos por qué habían propuesto la abstención en las elecciones, -lo que evidentemente venía de promover la derecha-, de hecho, el me contestó "¿cómo puedo pedirle al pueblo que vote por sus verdugos?", porque los de la alternativa política, por ejemplo el Gobernador de Chiapas que era del PRD, el partido de AMLO2, había sido perseguido de los Zapatistas, así era muy difícil evidentemente, pero al mismo tiempo era una falta de visión de tipo nacional que impedía promover las ideas de base a este nivel, y provocó la deserción de una parte de la inteligencia mexicana que apoyaba a los Zapatistas.

 

Para Venezuela, la experiencia de base es una experiencia muy interesante, mucho mas avanzadas que en otros países progresistas, y que pienso es la única salvación para Venezuela, si es que hay salvación posible, pero como tú dices se queda demasiado local, sin proyección de tipo nacional, lo que es muy complicado, evidentemente, porque no existe modelo. Pero, es una parte de las dificultades: el como transmitir a un nivel que no sea solamente local, toda esta filosofía del poder, de un poder popular real, y participativo, etc, es una gran interrogación, no digo que no hay esfuerzos, y que no hubo cosas como presupuesto participativo, que no duró mucho en Brasil, pero que son vías que todavía debemos re-definir.

 

Por otra parte, en qué condiciones queda el proyecto de integración latinoamericana, en casos concretos como el ALBA, el Mercosur, el banco del sur, etc.

 

 

Pienso que la integración latinoamericana debe ser uno de los puntos fundamentales de la Izquierda. ¿Por qué? frente a un capitalismo siempre mas centralizado, siempre mas global, frente a grandes empresas multinacionales que tienen un poder económico y político muy grande, frente a la organización formal del capitalismo mundial, con la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Fondo Monetario Internacional (FMI), etc y la organización informal con los paraísos fiscales, frente a todo eso, la única manera de afrontarse al capitalismo de monopolio generalizado como dice Samir Amin, es la integración, porque los países individuales no son capaces, no tienen la fuerza suficiente para afrontarse a las fuerzas del capitalismo mundial. Un país como Brasil podría eventualmente por su dimensión, pero tiene fuerzas internas del capitalismo mundial que impiden evidentemente que este país -aún con un gobierno ‘progresista’- sea una fuerza de resistencia contra el capitalismo mundial. Sin embargo, debemos decir que la corriente latinoamericana de la integración frente a la corriente de integración con el norte -podríamos decir Bolívar contra Monroe, ya desde el principio del siglo XIX que ha seguido y se mantiene-, esta corriente de Nuestra América ha sido si muy promovida especialmente por Chávez, pero apoyado por el Ecuador, Bolivia, Argentina, -Brasil siempre ha sido un poco mas prudente por ser consciente de ser el poder principal de América latina y así no ha sido siempre un partidario muy confiable- pero en general los gobiernos progresistas han apoyado una integración latinoamericana, Cuba particularmente, y hemos visto así, una proliferación de organismos; por ejemplo el Mercosur, si considero los últimos tiempos, porque hubo ya antes organismos como la Comunidad Andina de Naciones (CAN), o como el Parlamento Centroamericano, etc, pero últimamente el Mercosur, Unasur, Celac, fueron pasos muy importantes pero no pos-capitalistas, porque reúnen países capitalistas y no capitalistas -que está bien, porque es la realidad-, que por lo menos son antihegemónicos, es decir, que por ser latinoamericanos y no integrar a América del norte, son evidentemente antihegemónicos frente a América del norte. Solamente el proyecto del ALBA ha tenido una perspectiva poscapitalista, pero que es muy marginal en América latina, porque son 10 países solamente y una parte son las pequeñas islas del caribe, pero es el único organismo pos-capitalista, porque en su definición dice que la base de su trabajo y de su perspectiva es, no la competencia, sino la complementareidad y la solidaridad, también en el campo económico, y por eso empezaron con Petrocaribe, pero también con otros proyectos, de tipo social, como la Operación Milagro, o de tipo cultural como Telesur, y así fue una apertura hacia un futuro no capitalista, pero fue la única. El hecho que exista, es muy importante, pero es muy vulnerable, porque ahora no sabemos como van cambiando el continente si hay cambio en Venezuela. Estuve la semana pasada en Cuba, el efecto del cambio de Venezuela ya está sucediendo: Cuba no va a recibir el mismo tipo de ayuda con Petrocaribe que antes, inmediatamente eso tiene efectos sobre la capacidad de producir electricidad, ya han tenido que cortar el aire acondicionado en todas las oficinas publicas, y con el calor actual es un problema real, y poco a poco eso puede tener un efecto muy importante para Cuba.

 

Para el futuro, este tipo de integración es fundamental, primero como un hecho latinoamericano, antihegemónico, dentro de un sistema capitalista. Y después, -si hay alguna posibilidad, si hay algunos países que realmente tienen una Izquierda en el poder- promover mas tipos de integración como el ALBA que podrían justamente proponer otro tipo de modelo económico, tomando en mano problemas como la Amazonía -problema que hemos estudiado en la Cátedra Fraçoise Houtart, una cátedra que el Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador (IAEN) inició el año pasado por mis 90 años, tomando como tema la Amazonía-, y hemos concluido -junto con la gente de Unasur- después del trabajo de un año, que la única manera de salvar la Amazona es la integración latinoamericana, por lo menos sudamericana, porque ningún país, o mejor dicho, todos los países individualmente tienen buenas razones para explotar la Amazona y destruirla, y si sigue así como anuncia la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que dentro de 40 años no tendremos mas selva amazónica, lo que sería una catástrofe ambiental extremadamente grave para el continente. Así, por eso y para otras cosas; para el problema indígena, para el problema de la agricultura campesina, el problema de los transgénicos, un montón de problemas, tiene su solución solamente en la integración, con leyes de integración. La Unión Europea (UE) es un mal ejemplo, pero ha tenido la posibilidad de resistir contra Monsanto: hace tres semanas mas o menos, hubo una decisión de la Comisión Europea de no permitir la renovación de Glifosato en Europa, a pesar de todos los esfuerzos que ha hecho Monsanto, hubo una oposición popular fuerte, que se ha transmitido en el parlamento europeo, y la Comisión Europea ha tenido que tomar esta decisión, un país europeo no habría podido hacerlo, pero a nivel de 28 países si. Para América Latina es lo mismo, es por eso que es un asunto muy importante. Pero no soy muy optimista a corto plazo, porque se ve inmediatamente en Unasur -que tiene orientaciones relativamente positivas, no anti-capitalistas, pero relativamente positivas-. ya Venezuela desde hace dos años no paga su cuota, Brasil ha anunciado que no va a pagar su cuota de este año. Tienen que despedir personal. Desde 13 años que existe no han podido constituir todavía la comisión ambiental, que podría justamente tomar en sus manos el problema de la Amazona.

 

Además están las gestiones para aprobar el TPP, en Perú, Chile y México que cambiaría la situación geopolÍtica.

 

Absolutamente, que es la otra cara, que es la integración Monroe, y esta iniciativa tiene mucha fuerza, primero porque son países que hacen parte, que tienen un peso demográfico bastante importante en el continente, y un peso económico también, y por otra parte el futuro del comercio con Asia -relativo, porque China no esta en este proyecto-, pero de todas maneras es el esfuerzo de EEUU y de Canadá para retomar de manera parcial la idea del ALCA.

 

Pero para regresar al problema mas fundamental de la transformación posible, es evidente que no se puede pensar que ningún país de América latina podría pasar al socialismo de una vez, por una decisión política, revolucionaria, eso inmediatamente tendría como resultado el boicot del país, sino la intervención militar. Lo que se debe hacer ahora, me parece que -y ya hay algunos medios que empiezan a hacerlo- el MST por ejemplo, ha convocado una reunión en septiembre, de reflexión sobre como superar el capitalismo, es decir que se deben redefinir las metas; primero, qué tipo de modelo podemos proponer, o por lo menos la orientación fundamental del nuevo paradigma, que no sea el paradigma capitalista, con la experiencia de los movimientos sociales y con la contribución de intelectuales; y segundo, cuales son los pasos posibles, cuales transiciones son posibles, con cuales actores, y redefinir eso para tener una base de proyecto para la Izquierda, lo que no encontré por ejemplo en el Foro de São Paulo, así que debemos pensar nuevas instancias y trabajar en este sentido.

 

En ese sentido ¿Cuál es la relevancia que adquiere la teoría revolucionaria de Marx para hacer este análisis?

 

Depende de cómo se defina la teoría revolucionaria de Marx (risas) porque en la tradición socialistas hay muchas tradiciones muy diferentes.

 

Me refiero a la teoría de la revolución del joven Marx -a la que se refiere Michel Lowy-, el Marx que observó los movimientos obreros franceses, de la gestión obrera...

 

Bueno, como idea fundamental de que las fuerzas revolucionarias deben ser las fuerzas de base, no hay duda. Evidentemente en los tiempos de Marx, la clase obrera era la clase revolucionaria en función de su situación sociológica, su lugar social del tiempo. Ahora estamos frente a una situación muy diferente, el Capitalismo ha transformado totalmente a la clase obrera, por una parte ha eliminado una gran parte de las fuerzas productivas materiales, especialmente de los países "desarrollados", y ha transformado una buena parte de los trabajadores en trabajadores de cuellos blancos, y también ha dividido al trabajo, segmentado el trabajo, significa que la clase obrera como hecho social es totalmente diferente hoy, a la del tiempo de Marx. Así, todo este vocabulario que se repite en el que solamente la clase obrera es la clase revolucionaria, me parece un discurso muy atrasado, porque no corresponde a la realidad social, lo que corresponde si, es que siempre hay clases oprimidas, pero con otros medios, y con otros tipos de efectos psicológicos -de psicología social-, entonces no podemos pensar la revolución como un marco pensando en su tiempo -el tiempo de Marx-, tenemos que re-definirlo. Que la base sean los trabajadores, si, evidentemente, pero hoy hay trabajadores de diferente tipo, vemos que por ejemplo en el nivel internacional el movimiento mas radical, mas crítico del capitalismo, es el movimiento campesino, y no mas el movimiento obrero internacional -como organización-. La Vía Campesina es mas radical que la organización internacional de los sindicatos obreros.

 

Debemos redefinir, no el pensamiento fundamental de la Revolución de Marx, porque el pensamiento fundamental me parece absolutamente válido, sino la manera en cómo se aplica en las circunstancias de hoy, y en este sentido cuales son las fuerzas realmente que pueden ser los portadores de un nuevo proyecto.

 

Los vemos en Europa, por ejemplo, los sindicatos que luchan -con legitimidad, evidentemente- para defender los logros del periodo preneoliberal, frente a un neoliberalismo que está poco a poco eliminando todos los logros de las luchas sociales del pasado. Pero que haciendo eso, se inscribe dentro de la lógica del sistema,. Y no han perdido su critica de la lógica del sistema, y eso si, felizmente existen, pero son grupos muy minoritarios en la clase obrera europea, que critica esta actitud y que proponen una actitud mas radical, pero que son también no solamente de la clase obrera clásica, sino también de grupos de empleados o también de grupos de campesinos -casi no hay mas campesinado en Europa, sino pequeños agricultores capitalistas, totalmente integrados al sistema capitalista-. Pero frente a la crisis, que hace que muchos de ellos no puedan seguir subsistiendo, hay una resistencia que puede ser también una fuerza, también revolucionaria, debemos analizar bien, como Marx lo ha hecho en su tiempo, de toda la estructura de clases de su epoca, nosotros también debemos analizar estas estructuras de clases, para ver como podemos realizar transformaciones de tipo revolucionaria dentro de la situación actual.

 

Para concluir, quisiera precisamente abordarlo hacia el otro extremo, ya que de alguna manera estamos hablando de una crisis civilizatoria, otros intelectuales ya lo han señalado así. En ese marco, ¿cuál es la posibilidad de emergencia del fascismo -como ya estamos presenciando hoy en Europa con mas fuerza-, y la posibilidad de que la crisis permita extender eso?

 

 

Es verdad que cuando se estudia la historia del fascismo, el fascismo progresa de estados de crisis, y en particular desde una ‘clase media’ que se ha extendido mucho con la evolución del sistema económico mismo -o por lo menos con una mentalidad de clase media, aún dentro de los trabajadores-, y el fascismo encuentra en estos medios su base social. Por ejemplo, la base social de la extrema derecha de Francia, es en gran parte la clase obrera, pero la clase obrera que ya ha pasado a cierto nivel de consumo, evidentemente con todas las características habituales del fascismo, de xenofobia, y acentuada por el problema migratorio que conocemos ahora -fruto del mismo del capitalismo, por la colonización, neo-colonización, las guerras por el control de las materias primas, de las energías en Medio Oriente, y así todo eso nutre evidentemente el fascismo-.

 

Personalmente, tengo la impresión que es mas en Europa, pero existe en todas partes, sobre una forma u otra, por ejemplo en la India con el Gobierno actual, con las corrientes mas fundamentalistas hindúes, o también en Sri Lanka con los budistas, existe en todas partes, también en América latina, pienso hay algunos grupos ultranacionalistas, en Brasil por ejemplo, existen en todas partes. Pero tengo la impresión que no tienen las mismas condiciones que en los años 30’ para poder llegar al poder, pueden influir, pueden afectar mucho las mentalidades pero no que tenga posibilidades reales como en esos años, es la impresión que tengo, sin embargo debemos reconocer que es un peligro real, que es un impedimento a una transformación mas fundamental. Porque a pesar de su discurso anti capitalista, el fascismo ha sido siempre un instrumento del capitalismo.

Publicado enInternacional
"En Siria luchamos por toda la humanidad"

Restos de combatientes del Isis yacen entre lo que quedó de su tanque suicida después de su intento de penetrar el muro de la base aérea de Kuweires. Aún se pueden ver en el suelo del desierto, fuera de los terraplenes de arena de la base, en el norte de Siria, un cráneo en el que las cuencas de los ojos miran al sol; huesos que sobresalen de una bota militar y torsos que se pudren bajo un impermeable gris, debajo del colosal tanque incendiado con el que intentaron traspasar el muro de tierra.

Durante tres años, los soldados del gobierno sirio y cadetes de la fuerza aérea, así como cocineros y maestros militares, combatieron para echarlos. Según las cuentas del brigadier general de la fuerza aérea Munzer Zaman, comandante sirio de Kuweires, unos mil 100 hombres defendieron su base: 800 murieron.

Dos veces el Isis logró abrirse paso hacia el perímetro de la base aérea de 15 kilómetros cuadrados sobre la carretera principal a Raqqa, llevando vehículos blindados sirios capturados, cargados de explosivos, y estrellándolos en hangares y en un bloque de edificios administrativos. Un oficial de inteligencia llamado Maher nos guía a una pila de concreto de 30 metros de alto. "Cinco de mis amigos murieron allí", comenta. "Encontramos una mano, parte de un cuerpo; eso fue todo", y abre los brazos para mostrar lo poco que quedó de ellos. Lo demás sigue enterrado en los escombros. "Uno de ellos era un general", dice.

Si el ejército sirio sobrevive a esta guerra terrible, la historia del sitio de Kuweires, al norte de los grandes lagos salados del desierto, 60 kilómetros al este de la mayor ciudad siria, Alepo, será contada y recontada como una epopeya de resistencia y bravura. Si es derrotado, las batallas aquí serán denigradas como la postura brutal de las fuerzas del régimen contra los mártires del islam, y las aldeas y mezquitas devastadas que rodean la base darán testimonio de la crueldad de la guerra. Las aldeas están aún en pie, con hoyos de proyectiles, sin techos, la cúpula de una mezquita derribada sobre los muros destrozados, las tumbas de un cementerio reducidas a polvo.

Pero después que el general Suheil, apodado El Tigre, y el mayor Saleh se abrieron paso a sangre y fuego por la carretera en auxilio de Kuweires, hace seis meses, la batalla no terminó. Todo el día que paso aquí, las baterías de cañones de 122 milímetros siguen lanzando proyectiles a través del desierto. El brigadier Zaman interrumpe constantemente la conversación para recibir solicitudes de apoyo de artillería en el frente de batalla, transmitidas a gritos por soldados, y garrapatea sobre sus mapas de computadora para verificar sus coordenadas y dar permiso de disparar. Las ventanas de su oficina tiemblan a cada rato por los cañonazos.

Aun hoy, el solitario camino a Kuweires avanza hacia el lado este de la pista de dos carriles entre campos incendiados, fábricas chamuscadas y casas derruidas. Liberar soldados sitiados es una tarea destructiva. Se pueden encontrar las aldeas de Fah y Meer el-Hossen en un mapa, pero están muertas.

El brigadier Zaman insiste en que Siria será reconstruida y quedará "más bella que antes de que vinieran los terroristas", y uno sólo puede abrigar la esperanza de que así sea.

Los terroristas son el Isis y el frente Al Nusrah. Zaman no hace diferencia entre ellos y tiene un recuerdo sombrío y áspero de las batallas con que defendió su base aérea. "El enemigo", señala, "tenía dos opciones: la muerte y la muerte. No había otra."

Cuando le pregunto si conocía al mayor Nowras Hassan, el piloto sirio que fue entregado en territorio de Al Nusrah, en la frontera sirio-libanesa, muy al oeste, y prontamente ejecutado por sus captores, Zaman asiente con la cabeza. "Claro que lo conocía bien. Era casado y no tenía hijos. Pero los modos de los terroristas no nos aterran. Nuestra base estuvo sitiada tres años y medio; fue el sitio más prolongado de la historia después de Stalingrado."

Las bajas y la geografía podrían ser una versión en miniatura del sitio de la ciudad soviética por el Sexto Ejército alemán, aunque hay claros paralelismos históricos. La liberación de Kuweires en los primeros meses del año no se habría logrado sin el apoyo aéreo ruso, y la tumba de cazabombarderos Mig destruidos, los hoyos de proyectiles, los árboles desmembrados y las trincheras tienen un claro sabor de la Segunda Guerra Mundial. También las bajas: nueve estudiantes de la fuerza aérea perecieron cuando un camión con explosivos se estrelló en el hangar donde dormían. Los sirios enterraron a sus muertos en cementerios construidos alrededor de las pistas de aterrizaje, 79 de ellos en tumbas separadas junto a la piscina de la base.

“Nuestro mufti rezó por ellos bajo el fuego de proyectiles, pero no se hicieron disparos sobre sus tumas”, recuerda un mayor. "Cuando fuimos liberados, los cuerpos fueron exhumados uno por uno y colocados en ataúdes nuevos, y dentro se puso un frasco de vidrio con su nombre y otros detalles." Una tabla marcada como "tumba No. 7" dice: "Ahmed Ali Zohoud, de Lattakia, murió el 7 de julio de 2015". Hace casi un año.

Kilómetro y medio más allá, hileras de morteros construidos por mecánicos del Isis yacen en la hierba cerca de un vehículo de construcción, fabricado en Estados Unidos, sujeto a una enorme perforadora de hierro que se había usado para cavar túneles debajo de la base.

"Intentaron llamar a los oficiales de la base", relata Zaman. "Enviaban papeles por arriba de los muros con números de teléfonos móviles a los que nuestros hombres podían llamar para cambiar de bando. Ofrecían corredores de seguridad desde la base a quienes quisieran desertar. Pero nuestros hombres eran leales. Incluso yo recibí un mensaje con números a los cuales llamar en Arabia Saudita y Turquía. Se los di a nuestra gente de inteligencia. Esos países trabajan para los estadunidenses y para Israel. Sólo les respondimos que venceríamos o enfrentaríamos las consecuencias de ser mártires."

Durante dos años los helicópteros aún podían aterrizar bajo el fuego en la base, pero luego los vuelos se volvieron demasiado peligrosos. Más tarde se limitaron a recibir provisiones esenciales que les dejaban caer desde aviones. El general Hasham Mohamed Younis, profesor en la academia del aire de la base, estuvo a cargo de estas operaciones durante el sitio.

"Nuestros helicópteros volaban a una altura de 4 kilómetros", relata. “Nuestros problemas eran el viento; el peso de los paquetes, de 75 y 120 kilos –porque los paracaídas utilizados estaban hechos para el peso de hombres–, y que los terroristas disparaban a las provisiones cuando iban bajando. Algunas se desviaban hacia el enemigo, pero no muchas. Pudimos recibir la mayor parte del diésel, el keroseno, comida y cartas de familiares para los cadetes.”

Abundan los relatos de guerra. El general Younis recuerda cómo un paquete de comida de la familia de un cadete estaba debajo de un paracaídas que el viento se llevó a las líneas del Isis. Después de unas horas lanzaron sobre el muro un paquete dirigido al cadete. "El enemigo decía que había disfrutado la comida de su madre", refiere Younis. "Y le pedían decirle que les mandara más."

Un helicóptero que llevaba combustible fue derribado en ruta a Kuweires, y todos sus tripulantes menos uno perecieron quemados. El otro, el piloto Alí Hosman, saltó de la máquina sujetándose a uno de los paracaídas y cayó sobre un muchacho de 14 años en tierra. El chico sobrevivió, pero Hosman murió cinco minutos después.

Al recorrer en automóvil las pistas y los terraplenes perimetrales de esta enorme base aérea –primer periodista occidental que visita Kuweires–, no es difícil ver por qué era un objetivo prestigioso para el Isis. Maltrechos jets Mig –uno con el ala rota– se observan junto a municiones capturadas; dos misiles sin explotar muestran claramente letras latinas y números de origen occidental, otro lleva la inscripción de un almacén de un gobierno árabe, pero el país de origen ha sido cuidadosamente tachado. Los tanques y vehículos blindados BMP usados por el Isis parecen haber sido capturados por los sirios a principios de la guerra, entre ellos un tanque T-72 que tiene su propia numeración del Isis ("311", marcado con esténcil detrás del chasis trasero), y es notable que sobrevivan algunas aeronaves útiles. Encuentro al paso helicópteros Hind intactos y varios Migs nuevos.

En cierto sentido los soldados en Kuweires son afortunados. Por lo menos una base aérea fue devastada por el Isis y sus defensores capturados; sus decapitaciones fueron filmadas. No sorprende que Zaman sea ríspido en su comentario de la guerra.

"No teníamos mensajes para los enemigos; les repondíamos con las armas. No podemos cambiar a las personas que tienen esa ideología, pero sí podemos matarlas". Y hace referencia a Hama en 1982, donde las fuerzas sirias dieron muerte a miles después de un levantamiento de la Hermandad Musulmana. Su lección es sombría, aunque alarmante: "En Siria defendemos a toda la humanidad. Si Siria es derrotada, ni Gran Bretaña escapará; tampoco Francia, Turquía ni Jordania. Todas serán ennegrecidas con la misma sangre".
Muchos, sin embargo, dirán que Gran Bretaña no ha escapado al Isis, ni Francia, Turquía o Jordania. Todos esos países a los que –junto con Estados Unidos, Israel y los del Golfo– Siria culpa de la conspiración para destruir el régimen de Bashar el Assad.

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Nuevo terremoto de 6,1 grados sacude la costa norte de Ecuador

El terremoto del pasado sábado y este han dejado por el momento una cifra de alrededor de 500 muertos, más de 4.000 heridos y 231 desaparecidos.


QUITO.- Un nuevo terremoto de 6,1 grados en la escala Richter sacudió hoy la costa norte de Ecuador, la misma zona afectada por el fuerte seísmo del sábado pasado, que mató más de 500 personas.

Según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el movimiento telúrico se localizó a 25 kilómetros al oeste de Muisme, localidad ubicada a unos cien kilómetros de Pedernales, considerada la zona cero del seísmo de 7,8 grados registrado el sábado.


El terremoto se registró a 15,7 kilómetros de profundidad y, al parecer, no se ha emitido una alerta de tsunami.

El temblor, que se produjo a las 03.33 hora local (08.33 hora GMT), tuvo su epicentro a unos 73 kilómetros al suroeste de Propicia y a unos 214 al noroeste de Quito.

Ecuador trata aún de recuperarse del seísmo y las sucesivas réplicas ocurridas en esta misma zona desde el pasado sábado, con el resultado por ahora de alrededor de 500 muertos, más de 4.000 heridos y 231 desaparecidos.

El temblor inicial afectó a un tramo de costa del Pacífico de más de 100 kilómetros donde ha causado daños valorados inicialmente por las autoridades en unos 3.000 millones de dólares.

EL martes, muchos ecuatorianos revivieron los duros momentos de la sacudida del sábado cuando una réplica de magnitud 6 en la escala abierta de Richter volvió a sacudir la zona del norte de la costa.

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó a Efe de que la réplica de ayer, ubicada en la localidad costera de Muisne y a 10 kilómetros de profundidad, se sintió en Quito, la capital situada en los Andes y a unos 160 kilómetros al este del epicentro, así como en las costeras de Guayaquil y Manta.


Un estadio de fútbol convertido en morgue gigante


Ecuador, drama sin fin

“Ahí está la morgue.” Muchos llegaban ayer en busca de seres queridos al estadio de fútbol de Pedernales, epicentro del potente sismo en Ecuador, donde féretros amontonados bajo el sol abrasador y carpas para atender heridos evidenciaban la dimensión de la catástrofe, que dejó ya 480 muertos, 2560 heridos y unos 1700 desaparecidos.


Donde antes se gritaban goles, ahora funciona el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de este balneario en el norte del Pacífico ecuatoriano, el lugar más afectado por el terremoto de magnitud 7,8 que el sábado sacudió al país andino.


En el improvisado depósito de cadáveres, expertos de criminalística y de la fiscalía, de uniforme blanco, identifican los cuerpos recuperados entre los escombros de viviendas y hoteles de esta localidad de 60.000 habitantes y con un flujo de turistas que puede alcanzar los 40.000 en temporada alta. Socorristas y auxiliares de enfermería atienden también allí a los lesionados. “Acá recibimos a los heridos porque en el subcentro apenas hay tres camas y no es para hospitalización. No tiene quirófano”, explica un médico del ministerio de Salud.


Las primeras 24 horas después del terremoto fueron las más caóticas para el personal sanitario, que debió acostar a los pacientes sobre el césped e incluso habilitó un helipuerto en mitad de la cancha para trasladar a los más graves a hospitales cercanos. Quienes buscaban a familiares desaparecidos llegaban con la esperanza de hallarlos vivos. Pero con el paso de las horas, se acercaban a reclamar los cuerpos.


Tres días después del devastador terremoto, féretros vacíos, recibidos de donaciones, se apilaban en una esquina. Los había grandes y pequeños, de diversos colores, con y sin agarraderas, y hasta personalizados para aficionados al fútbol: uno azul del Emelec, otro amarillo del Barcelona, otro de la Liga.


Los cuerpos de 154 personas que murieron en Pedernales fueron identificados y entregados desde el sábado, entre ellos los de siete extranjeros: tres cubanos, dos colombianos, un inglés y un dominicano.


Mientras, la rabia y la impotencia crecen entre los sobrevivientes por la lentitud en la llegada de los socorristas a las zonas destruidas. “El rescate ha sido muy lento y se han perdido vidas valiosas. Nosotros los familiares hemos estado aquí desde el sábado por la noche”, exclama Pedro Merro, cerca del mercado municipal de Manta, en la golpeada provincia de Manabí.
Su prima desapareció al colapsar la estructura del tres pisos junto al mar en esta ciudad. Bajo un sol abrasador, el olor de los cuerpos en descomposición se vuelve más fuerte a medida que pasan los días en esta localidad de 253.000 habitantes. Un centenar de cuerpos fueron retirados de los escombros. Pero el número de desaparecidos se desconoce.


Luis Felipe Navarro, propietario de un edificio en ruinas cerca del mercado, está convencido de que hay personas vivas entre el amasijo de hormigón y acero. “He recibido mensajes a mi teléfono. Me dicen que hay diez en una especie de cavidad. Pero los equipos de rescate no me escuchan.”


El sismo dejó además 805 edificios reducidos a escombros, carreteras reventadas e infraestructuras colapsadas en zonas de alta concurrencia de turistas. Bajo los escombros quedan todavía muchas personas atrapadas.


Además, casi 3 mil personas fueron trasladadas a albergues.

Publicado enInternacional