Se disparan tasas de deuda italiana y S&P baja la calificación a Bélgica
Roma, 25 de noviembre. La crisis de deuda en la eurozona encendió este viernes nuevas alarmas con la disparada de las tasas de las obligaciones de Italia a niveles récord, elevando la presión sobre la tercera mayor economía de la zona, y a ello se sumó la degradación de la nota de Bélgica por la agencia Standard & Poors.

"El derrumbe de Italia provocaría inevitablemente el fin del euro", advirtieron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, indicó en un comunicado la jefatura de gobierno italiano.

Italia tuvo que pagar intereses récord para colocar 10 mil millones de euros en bonos a corto plazo, al día siguiente de una cumbre de las principales economías de la eurozona –Alemania, Francia e Italia– que decepcionó a los inversionistas.

Mientras en Roma, la agencia calificadora Fitch consideró que Italia "probablemente" ya entró en recesión, dijo en una nota en la que informó haber rebajado la calificación de ocho bancos italianos de mediana dimensión.

Las entidades financieras afectadas fueron Banca Popolare di Milano, Banca Popolare dell’Emilia Romagna, Banca Popolare di Sondrio, Credito Emiliano, Credito Valtellinese, Veneto Banca, Banca Popolare di Vicenza y Banca Popolare dell’Etruria e del Lazio.

Italia captó 8 mil millones de euros a seis meses con un interés de 6.5 por ciento, frente a 3.5 por ciento en una emisión similar el pasado 26 de octubre. Otra emisión a dos años, por 2 mil millones, tendrán un rendimiento de 7.814 por ciento, frente a 4.628 por ciento en la operación anterior.

Este costo del financiamiento se considera insostenible para la tercera mayor economía de la eurozona, agobiada por una deuda pública de 1.9 billones de euros (equivalente a 120 por ciento del producto interno bruto PIB). En 2012, el Tesoro italiano tiene un programa de emisiones de deuda de 400 mil millones de euros.

La tensión en los mercados hace el equilibrio de la deuda "precario" y "alimenta las dudas" sobre la solvencia del país, reconoció el gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco.

"Si los rendimientos siguen así de altos mucho tiempo, tendrán un impacto negativo en el sector financiero, en la economía real y por tanto en el crecimiento económico", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, de visita en Roma.

Rehn admitió que el alto costo del financiamiento es "un fenómeno sistémico creciente" en Europa, que requiere soluciones vigorosas. Sin embargo, quiso infundir calma al asegurar que no ve un "derrumbe del euro" y que Italia "puede superar la crisis", ya que las bases de su economía "son sólidas".

La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) vigilan el cumplimiento de los compromisos de rigor fiscal y reformas estructurales contraídos por el nuevo primer ministro italiano, el tecnócrata Mario Monti.


La emisión de deuda italiana tuvo lugar al día siguiente de una reunión en Estrasburgo entre Monti, Merkel y Sarkozy. Estos dos últimos "confirmaron su apoyo a Italia y aseguraron que son conscientes de que un derrumbe de Italia provocaría inevitablemente el fin del euro", indicó el gobierno italiano.

Los mercados juzgaron decepcionante ese encuentro, dado que Alemania, principal economía europea, se mantuvo intransigente en su negativa a ampliar las competencias del Banco Central Europeo (BCE) para que compre más deuda de países del bloque amenazados por la crisis, como Italia, para contribuir a reducir los intereses exigidos.

Merkel mantuvo igualmente su oposición a la emisión de eurobonos y obtuvo el respaldo francés a una revisión de los tratados europeos para permitir una mayor vigilancia presupuestaria de los 17 miembros de la eurozona.

En tanto los intereses de los bonos alemanes volvieron a subir a 2.35 por ciento, y perdieron valor como refugio seguro. José Manuel González Páramo, miembro del comité ejecutivo del BCE, dijo que el recrudecimiento de la crisis en la zona euro ha provocado una erosión de la credibilidad crediticia de grandes economías como Italia y ahora incluso Alemania. El parlamento alemán aprobó el presupuesto público para 2012, que prevé deudas superiores a las de este año y que la oposición calificó de "irresponsable".

En una acumulación de malas noticias, la agencia Standard and Poor’s rebajó un escalón la calificación crediticia de Bélgica, de AA+ a AA, con perspectiva negativa (lo cual significa que contempla volver a degradarla), a causa del riesgo de que el país, ya muy endeudado, vuelva a emplear dinero público para apoyar su sector financiero.

Efecto en los mercados


El euro siguió debilitándose y se cotizó por primera vez desde finales de octubre a menos de 1.33 unidades por dólar. Pese a las malas noticias, las bolsas europeas aprovecharon un rebote técnico y cerraron con ligeras ganancias, la bolsa de Milán ganó 0.12 por ciento, Francfort 1.19 por ciento, París 1.23, Londres 0.72 y Madrid 0.54.

Sin embargo, el resto de las principales bolsas terminaron con número rojos. El promedio industrial Dow Jones perdió 0.23 por ciento, el Standard & Poor’s 500 0.27 y el Nasdaq 0.75 por ciento.

La bolsa mexicana perdió 2.12 por ciento y cerró con 34 mil 573 puntos, nivel no visto desde el 19 de octubre. El resto de las plazas latinoamericanas tuvieron fuertes retrocesos.

El peso se depreció 0.55 por ciento al cerrar en 14.38 pesos por dólar, contra los 14.30 del jueves, en ventanillas bancarias, de acuerdo con información de Banamex. En la categoría interbancaria (operaciones de 48 horas al mayoreo), la moneda mexicana también perdió valor al cerrar en 14.24 por dólar, frente a los 14.17 de la jornada anterior.

Afp y Notimex
Publicado enInternacional
Cierre de cuentas en los bancos que no rinden cuentas

Menos de un mes después de que comenzara Occupy Wall Street, un grupo de personas se reunió en el histórico Washington Square Park, en el corazón de Greenwhich Village. Se trataba de un momento de gran crecimiento del movimiento, con cada vez mayor participación de los miles de estudiantes que asisten a las universidades de la zona del Bajo Manhattan. Se tomó la decisión de marchar a las filiales locales de dos de los bancos “demasiado grandes para caer”, con el objetivo de que algunos participantes cerraran sus cuentas y los demás pudieran realizar allí una asamblea para hablar sobre los problemas generados por estas instituciones irresponsables.
 

Según una demanda federal presentada esta semana en Nueva York, Heather Carpenter estudia para obtener su título de ayudante de enfermería y trabaja como asistente terapéutica de personas con discapacidades mentales en una casa comunitaria en Long Island para poder pagar sus estudios. Su prometido, Julio José Jiménez-Artunduaga, es un inmigrante colombiano en busca del sueño americano, que trabaja medio tiempo como mesero. Ambos marcharon desde Washington Square Park hacia la filial más cercana del Citibank, donde ella se dirigió a la caja para cerrar su cuenta tras explicar su decepción con la nueva comisión mensual de 17 dólares que el banco cobra a las cuentas con saldos inferiores a 6.000 dólares.

 
Como describe la demanda, la asamblea comenzó con el “anuncio de los participantes del monto de sus deudas, hablaron además de sus experiencias con los préstamos estudiantiles y enumeraron estadísticas vinculadas a la deuda de los estudiantes ya egresados”. El personal del banco llamó a la policía y Julio salió para evitar cualquier tipo de conflicto. Heather cerró su cuenta y también se marchó. En ese momento apareció un numeroso grupo de oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés), entre ellos el Jefe del Departamento, Joseph J. Esposito, al igual que otros oficiales vestidos de civil. La policía irrumpió en el banco, trancó las puertas y comenzó a arrestar a quienes estaban participando de la asamblea.

 
Si bien Heather estaba afuera, un oficial vestido de civil la identificó como manifestante y le dijo que regresara al banco. Ella dijo que era una cliente y mostró su recibo. Para su asombro, como documentan las cámaras de video, el oficial la tomó por atrás y la empujó para obligarla a regresar al banco. Comenzó a gritar, pero en cuestión de segundos apareció en el vestíbulo rodeada de una docena de policías, donde fue esposada a la fuerza y arrestada. Julio también fue tratado con brutalidad y arrestado, todo por cerrar una cuenta en el Citibank.

 
Estuvieron más de 30 horas en custodia policial y fueron acusados de resistirse al arresto y de invasión de la propiedad privada. Un mes más tarde, la oficina del Fiscal de Distrito de Nueva York informó que levantaría los cargos cuando comparecieran ante el tribunal. Heather y Julio de todos modos querían ver en el tribunal al Jefe Esposito y a los demás oficiales que los arrestaron, para exigirles una explicación por el uso excesivo de fuerza ejercido por los oficiales y el arresto ilegal de ambos.

 
Apenas semanas después de su arresto, el 5 de noviembre, miles de personas de todo Estados Unidos participaron de la acción llamada “Día de la Transferencia Bancaria”. Kristen Christian estaba molesta con el anuncio de que el Bank of America iba a cobrar una comisión mensual de 5 dólares por el uso de la tarjeta de débito. Creó un evento en Facebook y lo compartió con sus amigos. Al poco tiempo, el Día de la Transferencia Bancaria contaba con 85.000 seguidores en Internet.

 
Kristen informó que ese día se crearon 40.000 cuentas nuevas en cooperativas de ahorro y crédito sin fines de lucro en todo el país. Afirmó que la cuota de 5 dólares, que Bank of America había eliminado desde entonces, “muestra el poco contacto que los ejecutivos de los grandes bancos tienen con la gente...en el caso de Bank of America, la cuota solo se aplicaba a titulares que tenían menos de 20.000 dólares depositados entre todas sus cuentas. No podía apoyar a una empresa que tiene como blanco directo de su lucro a los más pobres y a la clase trabajadora”.
 

Poco después de la crisis financiera de finales de 2008, activistas de Oregon comenzaron a considerar la creación de un banco público del estado, utilizando como modelo al único banco estatal de Estados Unidos, el de Dakota del Norte. Las ciudades de Portland y Seattle están considerando actualmente sacar sus grandes cuentas municipales de los bancos de Wall Street. Según un informe, el Bank of America podría perder hasta 185.000 millones de dólares de clientes que cerrarán sus cuentas.
 

En enero de 2010 se creó Move Your Money Project, un proyecto que alienta a las personas a pasar sus fondos a bancos locales sin fines de lucro para desfinanciar a los megabancos de Wall Street. Sus impulsores publicaron un video inspirado en la película de 1946 “¡Qué bello es vivir!” (It’s a wonderful life), en la que el protagonista, George Bailey, lucha para proteger a los consumidores del avaro presidente del banco, el señor Potter. Como Bailey dice en la película: “Esta ciudad necesita a esta miserable e insignificante institución aunque tan solo sea para tener un lugar para que la gente venga sin tener que ponerse de rodillas ante Potter”. El video de Move Your Money finaliza con el siguiente mensaje: “Si dejas tu dinero en los grandes bancos, lo usarán para pagar a sus lobbistas para evitar que el Congreso modifique el sistema... No solo debes mirar ’¡Qué bello es vivir!”...saca tu dinero del banco”.

 
Publicado el 23 de noviembre de 2011
 

 
--------------------------------------------------------------------------------

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.
 

Publicado enInternacional
De la presidencia imperial a la dictadura financiera
La era oscurantista que vivimos la inmensa mayor parte de la humanidad es resultado del poder absoluto del dinero, de la dictadura financiera (de la ralea de los banqueros centrales y privados, de las agencias calificadoras y empresas financieras adláteres), que han reprimido, subyugado y finalmente domesticado a la política-política. La democracia languidece, el Estado está impedido de representar al interés general.


Un poco de historia. En 1898 Estados Unidos inicia la ruta que llevará a los estadunidenses a referirse a la presidencia de su país como presidencia imperial. En ese año la Casa Blanca y el Congreso declararon la guerra a España, cuyo propósito era ocupar Cuba, Puerto Rico y Filipinas. A este impulso le siguió la adquisición de Hawai y la construcción del Canal de Panamá; fueron puntos claves para proyectar a la nueva gran potencia hacia Europa y Asia, respectivamente. Su crecimiento espectacular le permitió tejer una "relación especial" con el Reino Unido y sentar las bases de su gran expansión mundial en el siglo XX.


La tarea de la presidencia imperial consistiría en la creación de las instituciones para gobernar un orden de dominación multinacional jerárquico. La cabeza del imperio, Washington, "garantizaría" la seguridad y la estabilidad interna de sus partes constituyentes, extraer ingresos para pagar su mantenimiento (armas, corrupción de políticos, formación de ejércitos), asimilar culturalmente especialmente a las élites políticas y económicas de las sociedades súbditas del imperio. Desde la cabeza del imperio a los estados sometidos se le llamó, "gobiernos aliados".


La historia de los despotismos europeos (nazismo, fascismo), las dos guerras mundiales, habrían de servir para acrecentar y consolidar el poder y la hegemonía de la cabeza del nuevo imperio. Estados Unidos estuvo entonces en la posición de dictar la índole de las instituciones que regirían el imperio. En el orden económico, ello ocurrió al término de la Segunda Guerra Mundial, en Bretton Woods. Prácticamente muerto desde los años veinte el patrón oro como sistema de pagos internacional, en adelante sería la moneda de la cabeza del imperio, la base del nuevo sistema internacional de pagos, o nuevo sistema monetario internacional. Además, gobernar al imperio requería otras instituciones. Así fueron creados el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), hoy convertido en la Organización Mundial de Comercio (OMC) y, posteriormente, en 1964, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).


Muy pronto después de su creación la dinámica de la economía mundial capitalista, las demandas de las clases dominantes, en primerísimo lugar las del país dominante, comenzaron a operar transformaciones y reformas en todas las instituciones referidas, aunque la mayor rapidez de cambio –permitido por la simplicidad de su operación– ocurriría en el sistema financiero. Una a una, la suma de las reformas en este sistema llegaron a tal grado que, en unos cuantos lustros, la presidencia imperial quedó debajo de la dictadura financiera que hoy gobierna el imperio.


A partir del 15 de agosto de 1971, cuando Friedman y Nixon desconocieron su compromiso y responsabilidad sobre la operación y las reglas del sistema de pagos internacional (tipos de cambio fijos frente al dólar, bajo la regla de valor de 35 dólares por una onza troy), las rápidas reformas que vivía el sistema de pagos se convirtieron en un ciclón de "innovaciones" e inventos de "productos" financieros que fueron llamados, "desregulación del sistema financiero". No hubo tal desregulación, hubo un cambio, tan profundo como un hoyo negro, de las reglas: una nuevas reglas abusiva y despiadadamente depredadoras, pero favorables a los barones de la alta finanza, quienes operan la dictadura financiera internacional. El abuso corrupto de las nuevas reglas fue tal que provocaron una crisis gigantesca al interior mismo del círculo financiero, pero también, su poder es tal, que condicionan absolutamente la operación del resto de la economía (el mundo productivo, el empleo), y pusieron de rodillas a la presidencia imperial y a las presidencias de todos los súbditos. Su poder es tal, repitamos, que se recuperaron rápidamente, trasladado su crisis a la economía real y convirtiendo su crisis en deudas "soberanas".


No todo paró ahí, estos barones ahora han empezado a apoderarse de las presidencias de algunas naciones: Mario Draghi, director del Banco Central Europeo; Lucas Papademus, primer ministro de Grecia, y Mario Monti, que decidió combinar sus funciones de primer ministro con la cartera de Economía en Italia, fueron, los tres, altos funcionarios nada menos que de Goldman Sachs.


Desde hace años altos directivos de Goldman Sachs, lo mismo que de CitiGroup, ocupan los más altos niveles del poder en Estados Unidos. Los nombres de Timothy Geithner, Henry Paulson o Robert Rubin son relevantes ejemplos de ello.


Su política económica se reduce a una palabra: austeridad, para cuidarse de la inflación y "no gastar lo que no se tiene" (consejos para una economía doméstica). ¿Inflación con tasas de desempleo superiores a 10 por ciento en la eurozona, superior al 20 por ciento en España? Es obvio que se trata de otra cosa. Volveremos sobre esto.
Publicado enInternacional
Gobierno cubano autoriza a campesinos realizar la venta directa de sus cosechas
La Habana, 21 de noviembre. El gobierno del presidente cubano Raúl Castro autorizó hoy a los campesinos vender sus cosechas directamente a hoteles y otras empresas de turismo, en lo que sería la más reciente reforma de la isla para impulsar el sistema socialista con mayor apertura.


El diario oficial Granma informó que a partir del primero de diciembre los agricultores podrán vender directamente una amplia gama de productos a las empresas de turismo, por lo que la medida busca mejorar la calidad y forma parte de un plan de más de 300 reformas implementadas por Raúl Castro este año.


Hasta ahora la empresa estatal Acopio era la única encargada de comprar y distribuir todos los alimentos que producen los campesinos privados, las cooperativas y las fincas estatales, a partir de acuerdos de volumen y precios establecidos al inicio de las cosechas.


La ineficiencia en su gestión dio lugar a numerosas quejas en los últimos años, por pérdidas y deterioro de los productos debido a atrasos en la distribución, por lo que los agricultores, sobre todo los privados, reclamaban el fin del monopolio estatal en la comercialización.


Granma destacó que la medida también faculta "a desarrollar mecanismos de abastecimiento a las entidades turísticas que permitan aprovechar mejor las potencialidades de todas las formas productivas a escala local. Los precios se establecerán por acuerdo entre las partes y siempre en pesos cubanos", añadió el periódico.


El turismo ha sido el motor de la economía cubana tras el fin de la ayuda soviética, hace dos décadas, y hoy es la segunda fuente de divisas, con ingresos anuales por unos 2 mil millones de dólares, detrás de la exportación de servicios profesionales.


Granma precisó que "el mecanismo de ventas directas no sustituye el ya existente", sino representa "una opción adicional con el fin de alcanzar mayor dinamismo, variedad y calidad en el suministro de estos productos al turismo, reducir los gastos de transportación y las mermas".


Desde que asumió el mando, hace cinco años, Raúl Castro ha impulsado una serie de reformas para hacer eficiente el modelo económico centralizado vigente durante 50 años.


Afp y Reuters

Publicado enInternacional
“En la geoestrategia mundial, el orden es bipolar nuclear; en geoeconomía, es multipolar; y en el orden financiero, unipolar”

El mundo está yendo hacia la desglobalización porque han irrumpido los regionalismos, sostiene en un ejercicio de prospectiva geopolítica el científico social mexicano Alfredo Jalife-Rahme.

“Lo único que sostiene al capitalismo en esta crisis multidimensional es el arsenal nuclear de Estados Unidos”, explica, aunque su debilitamiento es muy peligroso, habida cuenta de que actúa como un dragón malherido que da duros coletazos. Por ello, agrega, “ha comenzado el otanicidio global”, cuyo propósito es saquear recursos naturales estratégicos de determinadas regiones del mundo mediante invasiones violentas.

Jalife, el analista internacional mexicano de mayor reconocimiento mundial, considera que si el declive de Estados Unidos se sigue acentuando es posible que implosione, como ocurrió con las URSS. En contraste, es optimista respecto del futuro de Suramérica, que “tiene la oportunidad de convertirse en polo de poder”.

Este catedrático universitario, médico especialista en neuroendocrinología, galardonado en 1997 con la Cátedra Unesco, conferencista internacional, analista de geopolítica y geoeconomía de CNN en español, Telesur y TV Azteca, autor de varios libros y múltiples ensayos, así como columnista del periódico La Jornada de México y de diversos portales de internet, estuvo en Bogotá participando del Foro “Crisis del mundo capitalista. Hegemonía y Estado”, convocado por Le Monde Diplomatique, edición Colombia, y el periódico desde abajo.

Para analizar la crisis estructural del capitalismo y los posibles escenarios hacia dónde va el mundo, entevistamos a Jalife-Rahme, quien con cierto sentido de humor y no poca ironía hizo un pormenorizado análisis de la geoestrategia planetaria.


El neoliberalismo descerebró a los intelectuales


Fernando Arellano:
Usted insiste en que el mundo va hacia la desglobalización. ¿Por qué?
Alfredo Jalife-Rahme: Hay que señalar que la globalización tiene dos atributos: la económica, que es muy sencilla de entender y que se ganó a China e India; y la financierista, que la controla la anglósfera, es decir, Estados Unidos y Gran Bretaña. Uno de los objetivos de la globalización es la reducción de costos, a través, por ejemplo, del despido masivo de trabajadores, disminuyendo el tamaño de las empresas. Por eso, cuando ello se produce suben las acciones en la bolsa, lo cual es lo más antihumano y misántropo que puede haber, pero así es la realidad. Es decir, el enemigo del modelo son los empleados. Además, se logra bajar los costos a través del outsorcing o deslocalización, cuyo objetivo es abaratar la mano de obra instalándose en otros lados, como en China, e implementando planes de automatización en las empresas. Entonces, qué sucede: que el 11 de septiembre eleva los costos de flete debido a los atentados. La seguridad se vuelve el nuevo patrón que Estados Unidos usa para vender su alta tecnología. ¿Por qué, entonces, comenzamos a hablar de desglobalización? Porque el alza de costos ya no da más y se vuelve por la vía del proteccionismo.

F.A.: Por ejemplo…
A.J-R.: China quiere comprar la empresa petrolera Unlocal y Estados Unidos no la deja, porque para Washington constituye seguridad nacional y además es patriotismo económico. El país más soberanista del mundo es Estados Unidos. En eso no hay que equivocarse. Ni acepta la Corte Penal Internacional porque tiene miedo de que vaya a juzgar a sus ciudadanos, especialmente a sus ex presidentes, sobre todo a Bush, pero usa a este tribunal para juzgar a los otros. Entonces, lo que ellos no aceptan para sí mismos en términos de soberanía quieren imponerlo para los otros, y en ese sentido a países vecinos como México y Canadá los aplasta. Como no dejan que China entre y compre esa empresa petrolera con dinero duro, la adquiere Chevron pero con papel, lo cual indica que Estados Unidos va hacia un neoproteccionismo, y la tendencia que ayuda a entender el mundo es el declive de la OTAN o el viejo G-7, y la irrupción de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que están en ascenso. Ello indica que estamos ante la regionalización y caminamos hacia la desglobalización porque los BRICS, por ejemplo, tienen su propia esfera de influencia. Es el caso de Brasil, que juega como polo en América del Sur. No dije Latinoamérica porque, por desgracia, mi país, México, se convirtió en una franquicia texana; ni siquiera somos colonia estadounidense, lo cual es peor y más grave. Y América del Sur, en ese sentido, ya tiene un proyecto.

F.A.: Sin embargo, en ese proyecto que va camino de consolidarse, que es Unasur, el lunar es Colombia, que es un satélite de Estados Unidos…
A.J-R.:Militarmente, sí, pero económicamente Colombia tiene más que ganar porque, si no, se hunde con Estados Unidos y cometería el error de México. Porqué México no crece; es el único país de Latinoamérica que no crece desde hace 30 años, ¡el único! Tenemos un crecimiento de 2 por ciento en promedio, que no es nada, y no crecemos porque nos subimos al Titanic de Estados Unidos. En lo militar, Colombia y Chile son dependientes de Estados Unidos pero no pueden serlo totalmente en lo económico porque se hunden. Y un país como Colombia, si no explota su calidad geopolítica de ser un país bioceánico, comete una gran tontería. Puede hacerlo porque hay países que se suicidan…

F.A.: Pero Colombia firmó un tratado de libre comercio con Estados Unidos…
A.J-R.: Sí, claro, porque eso le conviene a Estados Unidos; esas son las presiones pero, por ejemplo, en la región no se dio el Alca (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), Colombia está en la Unasur. Se abstuvo de votar el ingreso de Palestina en la Unesco, no obstante ser un país proestadounidense y proisraelí, porque aquí juega muy fuerte el Mossad. Es decir, ya no es tan maniqueo.

El orden multipolar va hacia regionalismos

F.A.: ¿Lleva su análisis a decir que hay una declinación de la unipolaridad?
A.J-R.: Es que vamos hacia la multipolaridad. En la unilateralidad de Estados Unidos se asentó la globalización; en el incipiente orden multipolar, estamos caminando hacia la desglobalización, con ciertos tipos de intercambios mundiales. Aunque hay un neoporteccionismo de Estados Unidos, es un hecho que la OMC (Organización Mundial de Comercio) y la Ronda Doha están muertas. El Alca se cayó y por eso hablo de desglobalización. De lo contrario, estaríamos hablando de hiperglobalización.

F.A.: ¿Qué características tiene ese nuevo orden multipolar?
A.J-R.: Este nuevo orden multipolar va hacia los regionalismos. Entonces, veamos los polos: Rusia con su esfera de influencia; China con su respectiva área de influencia que ya tiene el mayor tratado de libre comercio mundial con los 10 países del sudeste asiático; y Suramérica, que tiene la oportunidad de convertirse en polo de poder.

F.A.: Sin embargo, las amenazas son grandes y por eso usted alude a la otanización del mundo para saquear recursos naturales estratégicos de determinadas regiones del mundo…
A.J-R.: En mi reciente libro El hibrido mundo multipolar, señalo como primera estratificación a la geoestrategia, para aludir a la importancia de Estados Unidos y Rusia como potencias nucleares de primer orden, y en un lejano tercer lugar está China. Entonces, ahí hay un empate: se acabarían mutuamente los dos. Desde lo neoeconómico, es muy claro: se ve que los BRICS van al alza porque tienen ahorros, reservas, materias primas; son los que están creciendo, mientras los países que hacen parte del G-7 están endeudados, con problemas, en franca decadencia, y pueden tener la mejor tecnología pero están quebrados. Desde el punto de vista financiero, el dólar es la peor moneda, porque no hay otra, no hay un sustituto: ese es el problema. Los BRICS no han asentado todavía sus reales mediante una divisa común, pero comenzaron los swaps (permutas financieras) entre Rusia y China, entre Argentina y Brasil. Por eso, Argentina es el próximo blanco. Van a pegarle con todo para debilitar a Brasil.

Lo que está haciendo Argentina es admirable porque, además, lo hace por fuera del orden geofinanciero anglosajón después de la guerra de las Malvinas y el corralito. Eso es un milagro. En otras palabras, están desmintiendo el orden financierista anglosajón y eso no lo perdonan. Y los modelos de Argentina y Brasil son complementarios. En síntesis: en la geostrategia, el orden es bipolar nuclear; en la geoeconomía, es multipolar; y en la cuestión financiera es unipolar: es dólar centro. Esto nos ayuda a pensar cómo está el mundo. Ahora, ¿qué está haciendo la OTAN? Cuando se cae la URSS, la OTAN lo primero que hace es irse a los Balcanes y le va bien. Luego viene el 11 de septiembre como coartada. Sea o no lo que sea, lleva a Estados Unidos y la OTAN a Afganistán e Iraq, y se presenta una guerra asimétrica.

Guerra asimétrica en varias formas


F.A.: En este contexto de la otanización, ¿cómo analiza el impacto de la guerra asimétrica?
A.J-R.: Hoy los pueblos nos encontramos en guerra asimétrica porque o estamos con el viejo orden unipolar o estamos contra él. En consecuencia, los pueblos adoptan la guerra asimétrica en varias formas: puede ser contra la desinformación, en el ámbito cultural, en el nivel financiero. Hay que empezar a pensar. Lo que está haciendo Argentina es una guerra asimétrica financiera. Ahora, lo que pasa es que el imperio ya no es igual. Estados Unidos ha perdido a Suramérica, se le cayó el Alca, no puede perdonarle a Venezuela que tenga las mayores reservas de petróleo del mundo.

F.A.: ¿Puede en ese proceso de otanización haber una invasión a Venezuela?
A.J-R.: Sí, claro. Si yo fuera estadounidense, eso haría. Además, Chávez está haciendo una guerra asimétrica financiera: ya sacó buena parte de las reservas de oro; no le permitieron sacar todo porque no lo tienen. Ron Paul, precandidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, solicitó una auditoría a la Reserva Federal para ver si existe el oro que dicen que tienen. Conste que no lo digo yo sino un candidato presidencial. Esto es fascinante porque no debemos olvidar que el viejo orden unipolar se está desmoronando afuera y adentro.

F.A.: Si bien, como usted lo anota, el imperio está muy débil pero está dando coletazos, no hay en el nivel planetario un sujeto político que posibilite darle el puntillazo final al dragón malherido…
A.J-R.: Un San Jorge… Ese puede ser Vladirmir Putin, porque es el que tiene las bombas nucleares.
Transición económica ya empezó

F.A.: El destacado geógrafo inglés David Harvey dice que urge una transición económica y política. ¿Considera usted que tal transición por la realidad geopolítica mundial puede darse a corto o mediano plazo?
A.J-R.: Hay que tener en cuenta la esfera cultural, que está resurgiendo ahora y que es el mayor poder de todos porque es el que perdura. Hay un bellísimo dicho francés: la cultura es lo que queda después de haberlo olvidado todo, y en el corto plazo no se ve. En el largo plazo, no olvidemos, Grecia, que perdió la guerra con Roma, le ganó culturalmente. En México hemos perdido 13 guerras con Estados Unidos y una 14 que es la financiera, que nos ha aplastado, pero la cultura mexicana se impone a la estadounidense porque los norteamericanos confunden entretenimiento con cultura. Yo creo que la transición ya empezó al pasar el mundo de la unipolaridad a la multipolaridad. Las señales en ello son muy claras, como el ascenso de los BRICS, la desaparición del G-7, la irrupción de un G-20 que aún es disfuncional y la propuesta fallida de Estados Unidos a China para integrar el G-2, que los chinos no aceptaron. Es decir, el mundo está pasando a una transición que puede ser muy larga. Y la transición la marca la derrota militar de Estados Unidos en Iraq.

 

Publicado enEdición 175
Jueves, 20 Noviembre 2008 20:24

¿Sindicalizarme o no sindicalizarme?*

La reciente lucha de los trabajadores de la caña pone ante los ojos del país el tema sindical. La dificultad para asociarse y ser reconocido como tal. Más allá de las normas constitucionales y los convenios internacionales, las dificultades son reales. La ley favorece al patrón, y si no es ésta son los inspectores del trabajo y hasta los más altos funcionarios del Ministerio del ramo quienes lo hacen.

La práctica es una sola: perseguir, señalar, desconocer, bloquear, estropear la práctica sindical. La misma que es igual a participación social, a democracia de hecho y de derecho, a justicia social.

Sin embargo, en el caso de los ingenios cañeros y de un gremio poderoso como Asocaña, lo que se manifestó fue la antidemocracia del capital. Imposición, utilización del Estado para favorecerse. Apropiar el aparato militar del Estado con fines particulares. Criminalizar.

Para la patronal del azúcar, los sindicatos independientes no existen. Su razón: los trabajadores a ellos asociados no están vinculados de manera directa con la empresa. Ésta intermedia, ‘negocia’ con la cooperativa que los contrata. Únicamente la fuerza y la persistencia obrera los obligó a cambiar de actitud. Se negó asimismo a negociar en una sola mesa, como uno solo, todos los pliegos presentados, a la manera de un sindicato de industria. Dividir para reinar.

Contratación colectiva


La Convención Colectiva de Trabajo representa la clase de negociación que promueven y concretan los sindicatos; expresa el grado de autonomía que alcanzan los trabajadores en la relación de trabajo, la madurez de las políticas de relaciones laborales y el nivel de incidencia que tienen los sindicatos en las decisiones de las empresas.

Durante el gobierno de la ‘seguridad democrática’, esta contratación ha tenido una disminución evidente: tomando los períodos 2002-2003 y 2006-2007, las Convenciones Colectivas disminuyen en un 23,48 por ciento, y los pactos colectivos en un 10,97. En cuanto a la cobertura, esta cae en 28,94 por ciento.

Es necesario precisar que la cobertura de la contratación colectiva en Colombia persiste como una de las más bajas del planeta: menos de uno de cada 100 trabajadores tiene la posibilidad real de negociar sus condiciones de trabajo.

Por otro lado, de cada 100 trabajadores, 58 trabaja en el sector de la economía informal, fundamentalmente en empresas de menos de 10 trabajadores en las que predominan relaciones laborales de tipo precario: los contratos de trabajo son inexistentes y prácticamente funcionan al margen de la legislación laboral. Otra parte muy importante de trabajadores y trabajadoras está vinculada al comercio informal o “comercio del rebusque”, en el cual las organizaciones sindicales reivindican principalmente el derecho al trabajo”, frente a las acciones de las autoridades municipales por concentrarlos en espacios que no ocupen espacio público.

Los demás trabajadores tienen una vinculación laboral que en la práctica les impide ejercer los derechos de libertad sindical. En efecto, cada vez es mayor la utilización, por parte de los empleadores, de formas de contratación que impiden que los trabajadores se afilien a los sindicatos. Quienes se vinculan a través de contratos a término fijo (hasta tres años), si se sindicalizan son castigados con la no renovación del contrato. Aquí entran también los trabajadores tercerizados, que se vinculan a través de empresas contratistas, empresas de servicios temporales y cooperativas de trabajo asociado.

A esta limitación se agrega el nivel en que se presenta la negociación colectiva en Colombia, que es exclusivamente el de empresa, inapropiada para pactar convenios colectivos que regulen aspectos generales como salario mínimo, salud ocupacional, formación profesional, etcétera, en el nivel del sector económico respectivo o en una región determinada, lo cual permitiría darle mayor cobertura a la contratación colectiva.

Por su parte, la correlación de fuerzas entre empleadores y sindicatos no permite que los trabajadores tercerizados se beneficien de los convenios colectivos de trabajo, por la abierta oposición de los empleadores, aunque en muchos casos ni siquiera los sindicatos se atreven a reivindicar los derechos de estos trabajadores.

En general, la baja cobertura de la contratación colectiva es consecuencia de las políticas antisindicales que desarrollan las empresas para evitar que los trabajadores y las trabajadoras se organicen, o para impedir que los sindicatos se fortalezcan y promuevan una más amplia participación de los trabajadores en los sindicatos y las empresas.

En Colombia, aunque la mayoría de la población ocupada está en empresas de menos de 10 trabajadores, los sindicatos deben constituirse con no menos de 25 personas. Los sindicatos de rama o industria, alternativa eficaz de organización y diálogo social, no cuentan con un marco legal que les permita actuar en este nivel y deben actuar como sindicatos de empresa. Además, el articulo 5º del Código Sustantivo del Trabajo indica que este sólo es aplicable a trabajadores que tengan contrato laboral, cuando cerca del 60 por ciento de la población ocupada está en el sector informal, y cada día aumentan la subcontratación por cooperativas, y los contratos civiles o de prestación de servicios, formas no reguladas por el Código Laboral, lo cual motiva a que el Estado se resista a reconocer las organizaciones sindicales que se conforman con personas contratadas de maneras distintas de las que establece el Código.

El Código mismo limita la autonomía de los sindicatos en su constitución y funcionamiento, como ocurrió con la formación del Sindicato de Trabajadores de Organizaciones Sociales (Sintraong) o con el Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte (SNTT), no reconocidos por el Ministerio de la Protección Social porque, en los Estatutos que se dieron los trabajadores que conformaron estas organizaciones, éstos se apartaron del modelo restringido de estatutos que impone el Estado.

Lo que ocurre entonces es que el reconocimiento legal de los sindicatos no es automático, como lo indica la ley, sino que depende del concepto de los inspectores del Trabajo, quienes previamente examinan con lupa su concordancia con las normas del Código Laboral (ver recuadro, Registro Sindical). Y en este proceso, los empleadores pueden objetar la legalidad del sindicato. Todo en contravía de lo establecido en la Constitución y el Convenio 87 de la OIT.

Con los informes que suministró el propio Ministerio, la Escuela Nacional Sindical (ENS) ha podido constatar cómo, entre 2002 y 2007, el gobierno de la ‘seguridad democrática’ ha negado el registro de 430 organizaciones sindicales, lo cual, además de representar una grave violación a un derecho humano fundamental, somete a todas las personas que dieron el paso hacia la asociación al riesgo de perder sus empleos una vez que se les acabe el fuero de fundadores.

Negociación colectiva, ingresos y calidad de vida


En septiembre de 2006, el Conpes indicaba que para 2005 la línea de pobreza estaba en $ 224.307 y la de indigencia en $ 90.710 por persona-mes. A precios de 2008 (abril), la línea de pobreza se ubica en $ 256.629 por persona-mes, lo cual significa que un hogar promedio de 4,4 personas requiere por lo menos un ingreso de $ 1.129.167,60 para estar justo en la línea de pobreza. De acuerdo con esta información y con los ingresos que reportan los trabajadores, la mayoría de la población trabajadora colombiana puede considerarse como pobre.

Según información del Dane consignada en la Encuesta Continua de Hogares, del total de trabajadores y trabajadoras que informaron sobre sus ingresos para el segundo trimestre de 2006, el 35,06 por ciento tenía un ingreso inferior a medio salario mínimo legal (SML); el 20,55 tenía ingresos entre medio y menos de un SML; el 25,75 recibía ingresos entre 1 y 1,5 SML. Hasta aquí se ubicaba el 81,36 por ciento del total de trabajadores y trabajadoras. Entre 1 y menos de 2 SML se ubicaba el 6,47; de 2, a menos de SML, el 7,93, y sólo el 4,24 informaba de un ingreso superior a cuatro salarios mínimos.

Con los datos del Dane sobre canasta familiar y los datos mensuales sobre comportamiento del costo de vida (variación anual del IPC), la ENS ha mantenido actualizados los valores de estas canastas. Para marzo de 2008, estos valores eran de $ 935.586 la canasta familiar de ingresos bajos, y de $ 2.340.634 la de ingresos medios. De acuerdo con estos valores, el salario mínimo más el subsidio de transporte ($ 516.500) apenas cubre el 55,20 por ciento de la canasta familiar de ingresos bajos, por lo cual se requiere que más de dos personas en promedio por hogar trabajen para cubrir este valor.

La razón fundamental para explicar esta situación radica en el precario sindicalismo que tenemos y en los bajísimos niveles de la contratación colectiva que se dan en Colombia, ubicada en 4,7 y 0,9 por ciento, respectivamente. Como la mayoría de la población trabajadora carece de posibilidades para negociar efectivamente sus condiciones de trabajo y empleo, los empleadores imponen los niveles salariales que les aseguren ganancias cada vez mayores, sin que les importen los efectos sobre la calidad de vida de la población y sobre las características del mercado interno

*    Elaborado con base en el documento “Dinámica de la negociación colectiva en el 2007”, firmado por Héctor Vásquez F., Escuela Nacional Sindical.

Para superar el gremialerismo


Los sindicatos van de pique. El modelo económico y el régimen político así lo estimulan. Pero también los errores de la dirigencia sindical, cada vez más reducidos a una acción de gremio.

En la acción sindical es llamativa la pérdida del concepto de trabajo digno. Es decir, el abandono de la lucha por la calidad del trabajo o, en otras palabras, incluir en el pliego por negociar, la intensidad de la jornada laboral (intentando que ésta sea cada vez menor), el tiempo otorgado para ingerir los alimentos, la calidad de la alimentación que brinde la empresa, etcétera. Esto por un lado. Pero, por el otro, el concepto que se tiene de clase, que no ve el pueblo,  a los desempleados, a los informales, estrechando el marco de las reivindicaciones y de las alianzas a los trabajadores formales.

Para su acción social y política, los sindicatos no retoman al conjunto de los trabajadores, pero tampoco vinculan en su acción al conjunto de sus familias y los círculos más cercanos a ellas. De esta manera, los trabajadores no asociados ven con ojos extraños a los sindicatos, pero incluso en las propias familias de los afiliados no se comprende la acción cotidiana de las organizaciones sindicales.

En buena parte de la sociedad, producto de la propaganda oficial o privada, también se ve de manera negativa la organización de los trabajadores. Y éstos poco hacen para neutralizar y romper esta tendencia.  Acciones como otorgar sellos ambientales o de los derechos humanos a las empresas que emprendan políticas integrales y efectivas en estos campos, supervisadas por entidades internacionales vinculadas a cada una de estas áreas, son algunas de las iniciativas por emprender si realmente los trabajadores quieren superar la crisis que atraviesan sus organizaciones.

El campo de iniciativas puede ser mucho más amplio. Todo depende de la vocación política, del sentido social y del espacio para la participación que abra cada organización sindical.
Publicado enEdición 140

El balance advierte que hay países en retroceso, y considera que hasta ahora el resultado es adverso por la desigualdad y la falta de distribución del ingreso. A nivel regional se registra un avance de 3 o 4 por ciento en las ocho metas, de las cuales la mortalidad materna es la más atrasada. También aumentan los problemas de desnutrición crónica, y sumado a esto 35 por ciento de los niños más pobres no terminan la educación primaria, sólo 12 por ciento concluyen la secundaria y menos de un punto porcentual la universitaria, dice. En materia ambiental, prácticamente ninguna nación en desarrollo tiene recursos para hacer frente a los efectos negativos del cambio climático; con ello crece el riesgo de que haya más personas afectadas por fenómenos naturales y se agudicen los niveles de vulnerabilidad y pobreza en la zona.

En tanto, los países industrializados tienen la obligación de reducir las emisiones de gases que provocan el problema. Por la mañana, ante el presidente Vicente Fox, el secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Luis Machinea Rey, puso en duda que en los próximos años los 189 países miembros de Naciones Unidas cumplan el compromiso mundial de combatir la desigualdad y mejorar el desarrollo humano en 2015. ''La región registra progresos insuficientes en un tema que es el más preocupante, la pobreza extrema, especialmente porque la falta de progreso se da con un patrón adverso, pues quienes menos han avanzado son los más pobres de la región en general.

''No hemos hecho suficientes progresos en mortalidad materna, en universalización de la educación primaria, en acceso a saneamiento, en la sostenibilidad de medio ambiente y en ausencia, por otro lado, del objetivo ocho, que habla de la ayuda de los países industrializados a los que están en vías de desarrollo'', señaló. Insistió en que la principal razón por la cual no se avanza es la desigual distribución del ingreso, lo que incide en la pobreza. En términos absolutos, América Latina y el Caribe registran 222 millones de pobres, cerca de 42 por ciento de la población total, y 96 millones son extremos o indigentes. El informe que ayer se presentó indica que más de la mitad de la población en estas condiciones se concentra en tres naciones: México, 14 por ciento; Brasil, 25, y Colombia, 12 por ciento. Esto refleja que los más afectados por el fenómeno ''se encuentran justamente en los países de mayor población, que además son los que han alcanzado un nivel de ingreso por habitante cercano o superior al promedio regional''.

En conferencia de prensa, Machinea ubicó a México dentro del patrón de la región y consideró que el programa Oportunidades ''ha ayudado'' a reducir la pobreza, pero, al igual que otros de transferencia condicionada, debería mantener los apoyos a mediano plazo. Confió en que el próximo gobierno lo mantenga. Por su parte, Ricardo Sánchez, director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), sostuvo que la zona se caracteriza por ser la más inequitativa del planeta y por tener indicadores ambientales negativos. Puso de ejemplo que cada año se pierden 46.7 millones de hectáreas; más de 300 hectáreas de suelo están degradadas; la contaminación afecta más de 50 por ciento de sus ríos, sólo 14 por ciento de las residuales municipales son tratadas y 80 millones de latinoamericanos viven con una inadecuada calidad del aire.

La secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota, indicó a su vez que México insistirá ante la ONU para que los países con desarrollo medio que están en posibilidades de cumplir las Metas del Milenio asuman nuevos compromisos para combatir la desigualdad y la pobreza. ''No pretendemos solamente las metas que se señalan de un dólar al día de ingreso; queremos cumplir con una meta más amplia de derechos sociales y humanos.'' Rogelio Fernández, del Fondo de Población de la ONU, enfatizó que el indicador más dramático de la desigualdad es la mortalidad materna, que ''es tan alta como la que presentan los países africanos''. Manifestó que en ello inciden el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, así como a los de emergencia; fecundidad no deseada, que se ''traduce en abortos clandestinos'' y atención profesional en el parto. Sostuvo que esto tiene que ver con los usos y costumbres. A nivel regional, la muerte de mujeres a consecuencia de abortos de alto riesgo es de entre 15 y 25 por ciento del total de la mortalidad materna que registran América Latina y el Caribe. Por: Alma Muñoz, Angélica Enciso y Rosa Elvira Vargas.

Publicado enColombia

De acuerdo con sus defensores, esta ley permitirá “el mayor proceso de paz que haya conocido el país”. Tragedia y paradoja colombianas, nada más. Para que así suceda, con el silencio de una parte de la sociedad satisfecha, se invirtió la carga de la historia: los narcotraficantes pasaron a ser alzados en armas. Los que han actuado como defensores del establecimiento se transformaron en rebeldes. Los que masacraron y cometieron innumerables crímenes en defensa de la propiedad privada se convirtieron en luchadores políticos. Por efectos de esa ley, reconocidos sicarios y narcotraficantes se elevaron al status de comandantes y dirigentes de fuerzas políticas. Ver para creer.

El Comisionado de Paz dice que esta ley es motivo de “orgullo nacional porque respeta la normatividad internacional”. Sobre el mismo tema, el Ministro del Interior sentencia que “la norma aprobada es un ejemplo para todo el mundo”. Al pronunciar estas frases, el Comisionado y el Ministro ocultan que, para hacer posible la ley de marras, el establishment –desde una identidad de propósitos con sus beneficiarios– violó el principal precepto que alimenta la normatividad internacional en derechos humanos: no se considera como luchador político a un simple defensor de su propiedad y privilegios. No olvidar Si se hace un poco de memoria, no es difícil recordar que estas fuerzas, finalmente llamadas bajo el nombre único de Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), tuvieron su origen en la agrupación de sicarios Muerte a Secuestradores (MAS), constituida por los capos del narcotráfico y los señores de corbata lavadores de sus grandes sumas para defenderse del secuestro.

Luego, una infinidad de bandas armadas (más conocidas como oficinas) le siguieron en Medellín y Cali; hacían las veces de trabajadores de la muerte de los grandes narcotraficantes, cobradores de deudas, dispensadores de vehículos, y otra infraestructura para sus diversos operativos o simples cuidadores de ‘cocinas’ o transportadores de droga. Vendrían luego en varias ocasiones los agentes de Israel, Sudáfrica, Inglaterra y otros países a formarlos. Hasta por televisión nos mostraron los entrenamientos. Ya se vaticinaban los propósitos que otros tenían con ellos. Narcotráfico.

Toda una generación de jóvenes se enroló tras esa bandera. Bajo el imán del enriquecimiento fácil e inmediato, cumplió su papel en nuestra sociedad. Admitidos, visitados en secreto por los altos estamentos, los ídolos y referentes de la juventud –y de la mayoría de colombianos– llegaron a ser Pablo Escobar, Rodríguez Gacha, Carlos Lehder y los Rodríguez Orejuela. Unos personajes que hacían y deshacían en sus ciudades. Medellín y Cali, pero también Envigado, Itagüí, Yumbo, Cartago, Pereira, La Dorada y otras pequeñas municipalidades salían de su vida provincial ante la inundación de carros último modelo, caballos de paso, casas decoradas con toda la extravagancia que fuera posible, ropa de la última moda, e industriales y políticos liberales y conservadores rendidos a los pies de los nuevos ‘señores’.

Todo lo que decían se hacía, y ante su poder embriagador todas las puertas se abrían. La fuerza pública desapareció, se alió o no vio nada. Sin alcanzar a reponerse ante el poder del dinero repotenciado, salvado de esa crisis que llevó a dictaduras militares en gran parte del continente, la sociedad sucumbió: los valores se trastocaron, ¡el modelo de vida americano se impuso! La fuerza de las armas era el ‘razonamiento’ que seguía a la solicitud de los ‘señores’ y su ejército de sicarios. Centenares de jóvenes fueron a dar a los Estados Unidos y otros países como cuidanderos de fortunas, transportadores de droga o simples sicarios. Ahora hay allí más de 15 mil colombianos presos, en su mayoría por delitos de narcotráfico. Algunos pocos regresaron ‘coronados’. Otros hicieron la codiciada fortuna en sus propias ciudades (ahora se les ve por televisión negociando sus fuerzas).

Miles fueron asesinados en vendettas. Surtir de droga a la CIA, a mediados de los años 80s, para que financiara su guerra de paramilitares ‘contras’ dirigida contra Nicaragua, les dio un inmenso poder a los capos del narcotráfico colombiano. En ese entonces eran aliados útiles. Las sumas que amasaron fueron inmensas, alcanzando incluso para “pagar la deuda externa”, como ofrecieron a un ex presidente de Colombia. Eran los primeros intentos para legalizar el negocio y encontrarle salida a la presión de la extradición. Vinieron las contradicciones. El movimiento de los extraditables se presentó en sociedad, y el terrorismo se hizo “bomba de cada día”. Una parte del establecimiento (en Colombia y los Estados Unidos) no aceptó el crecimiento de su poder y su inserción en la vida pública nacional. En medio de la hipocresía moral que no termina “llegaron los muertos importantes”.

Se transformó cualitativamente la situación. El precio de estos actos, el asesinato de ministros, magistrados, procuradores, políticos, abogados, multiplicó los costos. Se acrecentaron las presiones internas entre las ‘familias’. El poder de Pablo Escobar se hizo insoportable. Nacieron Los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar). La tripleta lo dice todo: narcotraficantes aliados con la DEA y con la Brigada XX más las filtraciones del Gabinete). Ya con Pablo Escobar muerto en un tejado, tratando de evadir el cerco, la alianza se difuminó. El cartel de Cali creyó que sus aliados no lo tocarían, pero su extradición, varios años después, les demostró que sus miembros estaban equivocados: sus favores no habían servido de nada. Por el otro lado, y continuando con su alianza –CIA-narcos–, obtuvo aprobación el incipiente proceso de grupos paramilitares. De fuerzas dispersas y con autonomía operativa se transforman en grupos contrainsurgentes y con razón de Estado que hoy obtiene pago. Su papel en el tablero internacional se hace evidente.

Como en Nicaragua, El Salvador con el Partido Arena que el coronel D’abuisson llevó a la presidencia y Guatemala se hacen brazo de las acciones encubiertas de otro ejército. Antes lideraron el genocidio de la Unión Patriótica, ahora se volcaban supuestamente contra la insurgencia, pero las víctimas resultaron no en el combate sino en miles de civiles. Las masacres se repitieron sin piedad: La Chinita, Trujillo, Mapiripán, La Mejor Esquina y decenas más. Ahora se llaman Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU). Su inserción social a través de los políticos y el poder económico de cada región (terratenientes, comerciantes e industriales) permitió su legitimidad y su ascenso al centro del poder del país.

Su resultado final: las AUC. Detrás, como su inspirador y protector, el “Grupo de los Seis” (**). Antes habíamos conocido las cooperativas Convivir, otro intento por legalizar estas fuerzas y su acción social. Para que el proyecto paramilitar se consolidara se necesitaron casi dos décadas; una infinidad de luchas internas para someter a grupos armados dispersos que, en cabeza de distintos narcotraficantes, defendían intereses puntuales, y una inmensa operación psicológica de guerra para que una parte de la sociedad lo admitiera. La impunidad y la inmoralidad se hicieron norma. Así fue posible poner bajo un mismo mando a Ramón Isaza, los Castaño, Arroyave, Mancuso, Jorge 40, Don Berna y muchos más. El terror, motosierra en mano, se extendió por toda la geografía nacional, cambiando ostensiblemente el panorama político, económico y militar del país. Hoy podemos decir que su resultado es un Estado autoritario, militarizado, y una economía cada vez más dependiente y menos soberana, construida sobre bases incluso de una economía de enclave. Ante los ojos de todo un país aterrorizado, se regresa a la Colombia de principios del siglo XX. El señorío de la tierra se impone de nuevo.

Dolor sin duelo Por designio y utilidad para el poder tradicional, Colombia nunca hizo el duelo de los muertos de los años 50 del siglo anterior. Pájaros y cóndores bajo las órdenes de políticos de la capital, auspicio de los terratenientes de cada región y aval del poder religioso, masacraron a miles de colombianos. El desplazamiento y el cambio de la propiedad de la tierra desprendido de sus acciones significaron la reconstitución de nuestras principales ciudades. Sus crímenes quedaron impunes. Bajo el pacto liberal-conservador del año 58, se pasó la página del silencio. La historia se repite. Desde los años 80 se multiplicaron los sicarios. Luego llegaron los cuerpos de ejército: mercenarios por centenares.

El desplazamiento se reeditó: de trescientos mil que sumaron los de mitad de siglo –aterrorizados por el corte de franela–, ahora vamos en tres millones quinientos mil, aterrorizados por los mochacabezas y las motosierras. La propiedad del suelo cambió de dueño. Al amparo de políticos, terratenientes, empresarios de viejo y nuevo cuño, se fortaleció y legitimó el crimen. El terror se refleja en miles de miles de usurpados que deambulan por las grandes avenidas del país en espera de una ayuda, o en los miles que viven bajo la protección de gobiernos extranjeros. La Ley de Justicia y Paz que se aprobó el pasado 21 de junio pretende hacer que pase sin castigo una de las etapas más terroríficas de nuestra historia nacional.

O que los ‘condenados’ paguen en sus fincas los crímenes reconocidos o confesados. Ni orgullo ni ejemplo tenemos en esta ley. Apenas se abre el capítulo nacional e internacional que, como en Argentina y Chile tras décadas de usufructo, vuelve a la acusación y a los tribunales. Mientras tanto, la sociedad se inmuta a medias según las encuestas, y el desangre nacional, sin duelo, continúa. ** Ballén, Rafael. La pequeña política de Uribe. ¿Qué hacer con la seguridad democrática?, ediciones Le Monde diplomatique y ediciones desde abajo, abril 2005, pág. 99 Por: Carlos Gutiérrez M Editorial tomada de Le Monde diplomtique, ediciòn Colombia, julio de 2005

Publicado enColombia

El capitalismo gansteril es producto del crecimiento desenfrenado del capital financiero, cuya avidez de ganancias le ha llevado a desbordar todos los diques legales y morales. Su evolución exponencial ha venido asociada a la desregulación de los flujos de capital, a la decadencia de los estados y a la ruptura de las formas tradicionales de funcionamiento y acumulación de las empresas.

El investigador argentino Jorge Beinstein, en su ensayo titulado La gran mutación del capitalismo (ALAI, 2000), ha rastreado el surgimiento y diseminación de ese lumpencapitalismo, particularmente en lo que concierne al rubro de las drogas psicoactivas. En su estudio escribe: “La expansión mafiosa de los años 90 constituye un dato decisivo del proceso de globalización neoliberal. Un indicador claro de la misma es el tráfico de drogas cuyo ingreso anual mundial era evaluado a mediados de esa década en unos 500 mil millones de dólares, dicho monto ha estado aumentando de manera acelerada.

Una estimación conservadora situaría el nivel actual de ventas mundiales de drogas en torno de los 700 mil millones de dólares”. Los países periféricos participan marginalmente del negocio. Colombia, conocida como la principal nación proveedora de cocaína a nivel mundial, percibe únicamente un 2-3 por ciento del gran pastel del tráfico de estupefacientes; ingreso que, sin embargo, ha permitido a la dirigencia de la hermana república sustentar una poco presentable “narcodemocracia”.

¿Cómo explicar la dinámica de la narcoeconomía? En cuanto a la demanda, raíz íntima del narcotráfico, la cuestión es inequívoca: se sustenta medularmente en las calles y bares de las megápolis primermundistas (Los Angeles, Londres, Tokio, etc.). El control de la oferta, en cambio, es más complejo, aunque resulta incuestionable que la cabeza del Leviatán se encuentra en las metrópolis y, específicamente, en el “planeta financiero”.

En su libro Drogas y narcotráfico en Colombia (Planeta, Bogotá, 200l), Alonso Salazar abunda en informaciones sobre el rol de los poderosos e intocables sistemas bancarios de los países del G-8 en el tráfico internacional de narcóticos de origen natural. Dados estos antecedentes, ¿cómo explicar que la cruzada contra las drogas naturales se libre en países como los andinos y no en sus verdaderos santuarios? Plan Patriota: máscara para el control social y territorial Tres aproximaciones no excluyentes sirven para responder a esa interrogación.

La primera, referida a la necesidad del capitalismo mafioso de preservar los siderales precios de las drogas restringiendo la oferta. El Plan Colombia/IRA/Plan Patriota –o como quiera denominársele- tendría esa teleología. La segunda tiene que ver con la confluencia de intereses – algunos investigadores hablan de metástasis- del capitalismo delincuencial con las gigantes corporaciones transnacionales y con el poder político metropolitano.

Una simbiosis que apunta a profundizarse a la sombra de los TLCs que con tanta fruición impulsan Washington y Wall Street en nuestro subcontinente para el logro de inconfesables metas geopolíticas. La tercera se relacionaría con cierto pudor del establecimiento político mundial que le conduce a exorcizar sus culpas en el protervo negocio endosando la responsabilidad de las mismas a carteles tercermundistas caídos en desgracia o a los náufragos de la mundialización del capitalismo, como los campesinos e indígenas de los Andes. Sectores sociales estos últimos tipificados por el Gran Hermano y sus acólitos nativos como “criptoterroristas” después del memorable 11 de septiembre del 2001. Por: René Báez, International Writers Association

Publicado enColombia

Desde este territorio ancestral y tradicional del oriente caucano invitamos a todos y todas expresarnos a través de los medios modernos, puestos al servicio de la defensa de la vida. El 6 de marzo de 2005 seis municipios del Cauca participarán de la consulta popular y ciudadana frente al TLC. Las organizaciones campesinas, indígenas y urbanas de dichos municipios se han unido para expresar su rechazo a este tratado, por cuanto no representa el interés de la gran mayoría de la población colombiana y porque hace inviable un proyecto de futuro al amenazar la vida y dignidad humana y la vida en general.

El mandato indígena y popular es claro al expresar como una de sus tareas la de "Convocar a las organizaciones y al Pueblo de Colombia a desarrollar las acciones necesarias y pertinentes para detener las negociaciones de estos acuerdos y promover la realización de un REFERENDO POPULAR contra el TLC y el ALCA." (Vea aquí: Proclama de la convocatoria http://nasaacin.net/congreso_unidad.htm).

Por eso los seis municipios del Cauca harán ejercicio de la democracia directa e invitan al resto de Colombia a manifestarse organizando consultas desde sus espacios geográficos y organizativos. Así mismo, convocamos, en nombre del MANDATO INDÍGENA Y POPULAR (Ver http://nasaacin.net/noticias.htm?x=14), a los colombianos y colombianas a manifestar su posición frente al TLC, el día 6 de marzo a través de la URNA VIRTUAL, que puede encontrar en: www.etniasdecolombia.org/encuesta.asp

Este mecanismo virtual no reemplaza la consulta en el Cauca pero sí la apoya y este el sentido que queremos darle. Por otra parte invitamos a las organizaciones internacionales a que organicen sus propias consultas en sus ámbitos geográficos y/o de trabajo, al tiempo que expresen su apoyo a esta consulta que inicia desde el Cauca hacia Colombia, como una forma de construir y fortalecer tejidos de resistencia frente a lo que está amenazando la vida.

Finalmente convocamos al ejercicio de la unidad y la solidaridad permanentes. Desde la diversidad de los procesos estamos convocados a defender la Vida, apelando a la fuerza de la palabra, en el marco del MANDATO INDÍGENA Y POPULAR. Fraternalmente, ORGANIZACIONES CAMPESINAS, URBANAS E INDÍGENAS DE PÁEZ, INZÁ, SILVIA, CALDONO, JAMBALÓ Y TORIBÍO. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.www.nasaacin.net

 

http://nasaacin.net/noticias.htm?x=53

 

Publicado enColombia