Macri propone reformar el código penal. En Argentina, un juez decidirá en cada caso punibilidad del aborto

Buenos Aires

Tras el rechazo del Senado argentino a la legalización del aborto hasta las 14 semanas de embarazo, el gobierno del presidente Mauricio Macri indicó este jueves que evalúa incluir la despenalización de esta práctica en el nuevo Código Penal, aunque la iniciativa señala que la decisión final de cada caso quedará en manos de cada juez.

Mariano Borinsky, presidente de la Comisión de Reforma del Código Penal, indicó que el anteproyecto será presentado el 21 de agosto ante la cámara alta, y de confirmarse, los congresistas deberán de debatir sobre el aborto en cuestión de pocas semanas.

La iniciativa, elaborada por un panel de expertos a petición de Macri, propondrá que un magistrado pueda eximir de pena a la mujer que realice un aborto. "No va a haber sanción a la mujer, porque por fuera de los casos de excepción, el juez podrá dejar en suspenso la punibilidad o eximirla de una sanción penal", profundizó Borinsky en declaraciones al canal Todo Noticias.

Aclaró que en el texto del anteproyecto se tomará en cuenta el fallo F.A.L de la Corte Suprema, que en 2012 precisó los alcances del aborto no punible en los casos de violación y garantiza un protocolo de asistencia médica para los embarazos interrumpidos por una agresión sexual o que expongan la vida de la mujer o el producto.

A ellos se agregaría una nueva causal: "evitar un peligro para la salud mental de la mujer", aclaró el titular de la comisión.

La nueva iniciativa mantendrá la penalización a los médicos que practiquen las cirugías o emitan recetas con medicamentos o prácticas caseras. El Código Penal actual sentencia hasta con cuatro años de prisión a cualquiera de los practicantes.

"(El aborto) seguirá siendo un delito. Seguirá penalizado tal como se venía haciendo", reiteró Borinsky.

Tras casi 17 horas de debate, el Senado rechazó la madrugada de este jueves con 38 votos a favor, 31 en contra y dos abstenciones el proyecto que proponía legalizar el aborto hasta la semana 14 de gestación. La propuesta fue aprobada por la Cámara de Diputados en junio.

Hasta el amanecer de este jueves millones de mujeres ataviadas con pañuelos verdes –color de la campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, además de la ampliación de sus derechos– se manifestaron frente al Senado pese a la incesante lluvia.

Algunas de ellas lanzaron piedras y quemaron basura, mientras la policía las reprimía con chorros de agua y gas lacrimógeno. Los incidentes dejaron siete detenidos, según la policía.

La decisión fue recibida con júbilo por manifestantes con prendas color celeste, quienes se oponían a la norma, y cuyo número fue sensiblemente menor a las defensoras por el derecho a decidir.

"¡Vamos todavía, vamos!", festejó la presidenta del recinto, Gabriela Michetti, tras emitir el veredicto de la jornada y segundos antes de apagar el micrófono de su lugar. Durante la maratónica sesión también interrumpió fuera de reglamento a varios senadores e intentó, con el argumento de una supuesta falta de garantía de seguridad, concluir el debate antes de las 10 de la noche.

Momentos antes, el senador Fernando Pino Solanas increpó a Michetti con un discurso en el que abordó los derechos de la mujer a "gozar y a decidir sobre su cuerpo". Consideró que en todos los debates parlamentarios "hubo un gran y lamentable ausente: la mujer".

Solanas también reclamó a Michetti por qué se negó el acceso a la cofundadora de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, quien está en silla de ruedas y presenció el debate bajo la lluvia y en medio de las multitudinarias protestas, pese a que se le aprobó el acceso a la sesión.

La ex presidenta (2007-2015) y actual senadora Cristina Fernández sostuvo que "se puede estar de acuerdo o no, pero lo más grave de esta noche es que estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo y la situación va a seguir siendo la misma", en alusión a los abortos clandestinos.

La bióloga Andrea Zamparini, del equipo de prensa de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, dijo que "el Senado terminó siendo mucho más conservador de lo que pensábamos. Claramente, nosotras vamos a volver a presentar esto en marzo del 2020... Vamos a poner presión social".

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, advirtió que esta decisión "no hace más que perpetuar el círculo de violencia que se ejerce contra las mujeres, niñas y personas con capacidad de gestar".

La periodista Luciana Peker tuiteo: "Ganó la presión de la Edad Media. No los votos. No escucharon a las mujeres en la calle."

Las iglesias católica y evangélicas felicitaron por separado a los senadores por "honrar la dignidad de la vida del niño/a por nacer".

La tarde de este jueves, el presidente Mauricio Macri comentó en la Casa Rosada, tras una reunión de gabinete, que el aborto y otros temas como la educación sexual son debates "que se van a seguir sucediendo, porque los argentinos estamos entendiendo qué significa vivir en democracia".

El mandatario consideró importante trabajar "en la educación integral de los docentes, que incluya el capítulo de educación sexual, la asesoría integral en las escuelas e introducir métodos anticonceptivos de larga duración".

La prioridad del gobierno será comenzar en las provincias del noreste y noroeste argentino y en la de Buenos Aires, donde se registran los mayores índices de embarazos adolescentes. "El problema está y tenemos que seguir trabajando para que esas chicas tengan esas posibilidad de elegir y planificar sus vidas", subrayó Macri.

En Argentina cada año se practican 354 mil 627 abortos, según estimaciones oficiales divulgadas por el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, aunque informes de organizaciones civiles indican que alcanzan hasta los 500 mil.

Las complicaciones en abortos generan un promedio de 49 mil hospitalizaciones anuales, mientras en los pasados 30 años más de 3 mil mujeres murieron a causa de abortos clandestinos. Rubinstein reconoció estar "un poquito frustrado" con el final del debate parlamentario, pero reconoció que "los grandes cambios no se pueden dar de una sola vez y necesitan un proceso de decantación y de maduración".

Publicado enSociedad
Argentina. El Senado dice ‘no’ al aborto y deja al país con una ley de 1921

Por 38 votos negativos y 31 a favor, la Cámara Alta bloquea el proyecto de aborto legal e impide que las mujeres puedan decidir cómo y cuándo ser madres.

Las convicciones religiosas se impusieron al derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo en Argentina, el país del papa Francisco. Por 38 votos por el no y sólo 31 por el sí, el Senado argentino rechazó este miércoles el proyecto para legalizar el aborto hasta la semana 14 que había aprobado la Cámara de Diputados en junio. La interrupción del embarazo se mantiene como un delito penado con hasta cuatro años de cárcel, a pesar de que cada minuto y medio una mujer aborta en el país austral.

La Argentina del siglo XXI e integrada al mundo que pregona Mauricio Macri seguirá con una deuda histórica con las mujeres: el aborto legal. La ley vigente data de 1921 y sólo permite el aborto en caso de violación o riesgo de vida para la madre, dos supuestos que suponían un avance hace 97 años pero que hoy no responden a las nuevas demandas sociales. El presidente argentino habilitó por primera vez el debate parlamentario sobre la interrupción voluntaria del embarazo, pero Cambiemos, la coalición que encabeza fue la que más votos aportó en contra para rechazar la iniciativa. El resultado negativo enmudeció a las decenas de miles de personas que desafiaron la lluvia bajo paraguas y plásticos verdes, el color que identifica a los partidarios de la legalización, y fue aplaudido en el lado celeste de la plaza, donde se concentraron los detractores del proyecto.

La victoria en la Cámara de Diputados, pero en especial la multitudinaria movilización que acompañó al 'sí' el pasado 14 de junio, hicieron pensar en un primer momento que la marea verde se impondría también en el Senado, una Cámara mucho más conservadora, donde están representados los intereses de las provincias de interior del país. Pero con el paso de las semanas, la presión de la Iglesia católica y los evangélicos ganó terreno hasta decantar la votación. En sus discursos antes de definir el voto, numerosos senadores se escudaron tras sus creencias religiosas y la necesidad de salvar las dos vidas —la de la madre y la del feto— para justificar su voto en contra.

El debate se inició temprano por la mañana, en un intento por evitar que las discusiones se extendiesen más allá de la medianoche. Fue un intento vano, porque la sesión duró casi 16 horas y cerró cerca de las 3.00 de la madrugada. Pese a lo caldeado de las posiciones en la calle, el tono dentro del recinto fue mesurado, fiel al protocolo del Senado. “No será menos trágico un aborto porque se haga en un quirófano. No, será igual de trágico. El objetivo es que no haya más abortos en Argentina, eso es aspirar a más”, dijo el senador Esteban Bullrich, exministro de Educación de Mauricio Macri, ferviente católico y defensor del 'no' a la ley. Su presentación resumió la posición de los grupos antiabortistas: el embrión tiene derechos constitucionales desde el momento de la concepción y, aunque el aborto es un hecho, no podrá reducirse con una ley que lo regule.

Aborto en Argentina

Los portavoces del proyecto aprobado en la Cámara de Diputados concentraron sus argumentos en el reconocimiento de una realidad que existe, con o sin ley. "Las mujeres están solas. El varón aborta antes, desapareciendo. Por eso este es un problema de mujeres. Los abortos se hacen y el debate hoy es por el aborto legal o ilegal”, dijo la senadora peronista Norma Durango. Su par por Tucumán, Beatriz Mirkin, fue más directa. "Estoy acá para legislar, y acá en Argentina se aborta, lo he visto porque he trabajado en los hospitales. He visto muchos más legrados uterinos de los que ustedes imaginan", dijo, visiblemente emocionada.

El cineasta Pino Solanas, de 82 años, dio sin duda uno de los discursos más emotivos. Consideró que "el goce es un derecho humano", pidió que se respete el derecho de los pobres "a amar" y reveló que una novia de su adolescencia tuvo que abortar "porque entró en pánico". Solanas asumió la derrota de la ley, pero pidió a las decenas de miles de jóvenes que esperaban el final del debate bajo la lluvia que no se den por vencidas. "¡Bravo chicas! Esta noche es sólo un pequeño descanso. Será ley, nadie podrá parar a la oleada de la nueva generación", gritó Solanas para cerrar su discurso.


La presión de la Iglesia

Otros senadores a favor de la norma denunciaron la presión de la Iglesia, como el entrerriano Pedro Guastavino. "Ayer, en mi cuenta de WhatsApp recibí una enorme cantidad de mensajes que, en nombre de Dios, me calificaban de manera irreproducible. Me lo pasé atajando y esquivando crucifijos", dijo. Las posiciones atravesaron a todos los partidos políticos. Guastavino es peronista, como Rodolfo Urtubey, polémico en sus argumentos contra el aborto, incluso en casos de violación, uno de los supuestos legales del aborto en Argentina. "La violación también está clara su formulación, pero habría que ver. Hay algunos casos donde la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer, a veces la violación es un acto no voluntario", dijo.

Los portavoces del no se concentraron en el oficialismo, pero hubo excepciones. La senadora Gladys González, cercana a Macri, defendió con vehemencia la ley. "No podemos proponer como solución al aborto ilegal que se cierre el sistema. Queremos salvar a las dos vidas y no estamos salvando ninguna", dijo González, en referencia al lema de los contrarios a la ley. La escuchó atenta su par, la vicepresidenta y presidenta del Senado, Gabriela Michetti, contraria al aborto incluso en caso de violación a una menor. Particularidades de un debate basado en la libertad de conciencia de los legisladores.

Entre los grandes partidos, sólo el kirchnerismo votó mayoritariamente a favor. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se opuso a tratar el tema del aborto mientras fue presidenta por estar en contra, explicó por qué ahora votó a favor. "No fue por mi hija que cambié de opinión. Las que me hicieron cambiar de opinión fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle. Esta ley no va a salir esta noche, no saldrá este año, pero saldrá el que viene o el otro", dijo Kirchner.


Abortos con agujas de tejer

La decisión de mantener el aborto como un delito no evita que numerosas mujeres decidan interrumpir embarazos no deseados. Según estimaciones extraoficiales, entre 350.000 y 450.000 mujeres abortan cada año en Argentina. Lo hacen en la clandestinidad, con riesgo para sus vidas, en especial las gestantes con menores recursos, que recurren a médicos no profesionales o métodos peligrosos como sondas, perchas, agujas de tejer y hasta tallos de perejil.

Mientras los senadores debatían, una mujer de 35 años y madre de cinco hijos luchaba por su vida tras ser sometida a un aborto clandestino en Mendoza, al oeste del país. Hace menos de una semana, Liliana Herrera, de 22 años, falleció de una infección generalizada por la misma causa. Cada año, casi 50.000 mujeres sufren complicaciones derivadas de interrupciones del embarazo y cerca de medio centenar mueren. El ministro de Sanidad, Adolfo Rubinstein, llamó a los legisladores a poner fin a estas muertes evitables votando a favor de una ley que garantiza que las mujeres puedan abortar de forma segura. También la defendió, sin éxito, el ministro de Ciencia, Lino Barañao.

Con el paso de las horas, el ambiente en la calle se volvió más tenso. "Si no hay aborto legal, que quilombo se va a armar", advertían las miles de mujeres partidarias del aborto legal que aguantaron bajo la lluvia todo el debate. "Es doloroso que no nos escuchen, que hablen de intervenciones quirúrgicas cuando las mujeres hoy abortan en casa con misoprostol", lamenta Clara, una estudiante universitaria de 20 años.

Publicado enSociedad
Una breve historia de los deleites sexuales

Más de 28.000 años de búsqueda de placer sexual, muestran a todas luces que el goce del cuerpo ha sido una reivindicación, desde siempre, de las mujeres. Aquí un recorrido en la historia con el ojo puesto en el presente y la reivindicación femenina.

 

A veces creemos que el placer es un imaginario burgués y elitista, construido desde las comodidades de la modernidad. A veces pensamos que es más urgente sobrevivir y entonces olvidamos que la vida digna también implica una vida placentera y, como parte de ello, que la búsqueda de placer sexual data de miles de años atrás.



Una búsqueda constante, materializada en el presente, con el favor de la técnica y la transformación de materias primas, en este caso del polietileno y la silicona quirúrgica, de los juguetes sexuales, algunos de ellos conocidos desde mucho antes. Estos, dependiendo de su costo, llevan pilas y son de diferentes formas para estimular distintas partes del cuerpo; estas características no son otra cosa que el resultado de miles de años en desarrollo, a veces con más libertad, a veces con menos, a veces para la liberación, a veces para patologizar los cuerpos de las mujeres.

 

¿Desde cuándo hay juguetes sexuales?

 

El objeto más antiguo que se piensa fue usado para el placer sexual, fue encontrado en una cueva en Ulm, Alemania; se trata de una piedra tallada en forma de falo de 20 centímetros de largo y 3 de ancho. Dicen que pudo haber sido usado como “ayuda sexual” hace unos 28.000 años, en la Edad de hielo1. Aunque resulta imposible saberlo con certeza, se especula, por la manera como están elaborados, que estos objetos fueron utilizados como representaciones religiosas, pero también para el placer sexual. En China se han encontrado dildos con 12.000 años de antigüedad, de materiales como madera, jade y marfil, y en una tumba de la dinastía Han se encontraron siete dildos de bronce2.

 

La mayoría de los hallazgos, sin embargo, han sido realizados por arqueólogos hombres, así que nos preguntamos, ¿es posible que hubiera otros objetos, que no reprodujeran la figura del falo, y que sirvieran para estimular los cuerpos? ¿Es posible que la representación fálica de placer sexual esté más presente en la mirada académica que en la experiencia corporal de hace miles de años? ¿Acaso nuestra lectura del placer antiguo es falocéntrca? ¿Podemos imaginarnos otras figuras del placer? Estamos ansiosas por conocer los análisis de las arqueólogas feministas al respecto.

 

De forma explícita podemos remontarnos a la Antigua Grecia, pues de esa época datan ya textos que tematizan la utilización de juguetes sexuales por parte de las mujeres, además de haber sido una sociedad occidental que tematizaba el placer y el sexo de forma explícita, tanto en los dioses que adoraban como en la cotidianidad de las personas. El argumento central de Lisístrata, la obra teatral de Aristófanes, es que si los hombres hacen la guerra las mujeres no hacen el amor, así que las mujeres se encuentran en huelga sexual. En esta obra se encuentran fragmentos donde las mujeres hablan de usar y compartir dildos para mantener su huelga. Aunque es un texto literario, muestra que en esa época ya existían objetos utilizados para el placer sexual3.

 

También se conoce, que tanto mujeres como hombres entregaban a las mujeres, cuyos esposos se iban a la guerra, objetos llamados “Olisbos; existen envases del siglo VI a.C. con imágenes de objetos fálicos usados para el placer sexual4. Acá vale la pena reconocer que las fuentes usadas para referirse a los Olisbos son fuentes escritas por hombres y es difícil saber si el placer sexual en la vida cotidiana estaba solo relacionado con matrimonio y los genitales masculinos. Una vez más, las experiencias de las mujeres –y especialmente de las mujeres que no pertenecían a la clase alta– no se han analizado. Sin embargo, es interesante ver que los juguetes sexuales eran asunto de las mujeres, era a ellas a quienes los entregaban, ¿acaso la autonomía del placer es una práctica tradicional olvidada?

 

Tenemos también el Kamasutra, que fue desarrollado entre el siglo I y VI d.C. o los huevos de jade, usados en China desde hace más de 2000 años. Este es un tema para analizar, y sería interesante entender por qué el mundo Occidental, en vez de apreciar y retomar los conocimientos sobre sexualidad presentes en otras culturas, se dedicó siglos enteros a reprimirla e invisibilizar las formas ya desarrolladas de vivir el placer.

 

 

Dildos y vibradores

 

Se cree que Cleopatra fue la inventora del vibrador: en una época sin electricidad, se dice que llenó cascabeles con avispas para que vibrara. Aunque esto no sea cierto, ¿cómo saberlo? Existe registro de Julio César dándole a Cleopatra una escultura de un pene, muy elaborada y tallada en oro. Durante diferentes épocas y en distintos lugares se usaron objetos tallados o naturales, como frutas, para la satisfacción sexual de las mujeres. Sin embargo, en Europa durante la Edad Media y el Renacimiento, los dildos se volvieron más ornamentales, y en general sobre esta información hay escasas fuentes. No sabemos muy bien qué hacían las mujeres en sus casas, y lo que se ha estudiado es que los dildos eran admirados artísticamente y en algunos casos usados como ayudas durante las orgías. En el siglo XII d.C. se conocen dos palabras para el dildo, en Francia “Godemichè” (pene artificial) y en italiano “delitto” que significa deleite y es la raíz de la que se usa ahora “dildo”5. Sin embargo, pocos estudios hay sobre otros tipos de juguetes, y la aparición más clara es en “Justine” del Marqués de Sade, novela publicada en 1791 donde se usaban cadenas y látigos.

 

En el siglo XVII, la “histeria” fue una enfermedad comúnmente diagnosticada a mujeres de las clases altas europeas y estadounidenses. Aunque las razones de esta supuesta enfermedad psiquiátrica no eran muy claras, ni tampoco sus síntomas, que eran descritos como espasmos corporales, falta de apetito, insomnio e irritabilidad, los médicos de la época desarrollaron masajes pélvicos para tratarla. Es a partir de este tratamiento que en 1869 el médico George Taylor creó el primer vibrador a vapor, que con la frotación del clítoris buscaba calmar los síntomas de la “histeria”. Lo llamó “Manipulator”. El tema de la “histeria” fue estudiado y los médicos que trataban a las mujeres diagnosticadas debían hacerles masajes pélvicos hasta que ellas llegaran al orgasmo y así se “calmaran”. Más adelante, cuando comenzó a utilizarse energía eléctrica tomaron forma los vibradores eléctricos en 18836.

 

En la Exposición Universal de 1900, en París, fueron presentados más de una docena de modelos de vibradores eléctricos para el hogar, argumentando que mantendría a las esposas jóvenes y bellas. En 1902 la empresa Hamilton Beach lanzó su colección de vibradores eléctricos para la venta comercial, con lo que este objeto se convirtió en el sexto electrodoméstico creado, antes que la aspiradora y la plancha. Un dato interesante en la historia de los electrodomésticos, pero más interesante aún, en la historia de la gestión social y política de los cuerpos femeninos. ¿En qué momento la insatisfacción sexual de las mujeres se convirtió en un asunto de interés para la medicina y para la industria?

 

Los vibradores no se vendían como juguetes sexuales, eran comercializados como un electrodoméstico para el tratamiento de esta supuesta enfermedad. Por otra parte, ya para la segunda década del siglo XX había catálogos y se hablaba de la estimulación prostática para hombres. Además, durante la Segunda Guerra Mundial las tropas de los alemanes y los japoneses comenzaron a adquirir muñecas inflables para que los soldados se masturbaran. Curiosamente, según lo que nos cuentan los documentos existentes, a diferencia de los dildos y otras representaciones fálicas, la estimulación erótica de los soldados no estuvo centrada en el placer anatómico genital, sino que se basó en la representación del cuerpo femenino en su totalidad. ¿Es a través de esta representación que se ha construido el cuerpo de las mujeres como objeto erótico, atractivo y susceptible de ser poseído?

 

Durante el siglo XX, los vibradores y los dildos se transformaron radicalmente. Hasta entonces los materiales habían sido madera, metal, pasta, cuero, vidrio y piedras minerales, y se fueron introduciendo otros como la silicona (que es hipoalergénica). Además, luego de la popularización del vibrador como electrodoméstico, en 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría dejó de considerar a la histeria como una enfermedad. Aunque no es muy claro el motivo, hay especulaciones que van desde la importancia de los estudios de Freud sobre el inconsciente, la imposibilidad de acordar unos síntomas claros de la histeria y los movimientos feministas que ya estaban poniendo en jaque las aseveraciones no fundamentadas sobre el cuerpo de las mujeres7. Además, al popularizarse la industria del porno, los dildos y vibradores fueron relegados a fetiches sexuales y por esto dejaron de aparecer en las revistas femeninas y los catálogos del hogar. Ahora se consiguen en tiendas especializadas o por internet.

 

Buscar la historia y seguirla escribiendo con nuestro propio placer y creatividad

 

Los diferentes desarrollos, objetivos y usos de los juguetes sexuales más conocidos, como el dildo y el vibrador, muestran una doble moral: el desconocimiento del cuerpo de las mujeres y la búsqueda del control por parte de los discursos médicos, pero también la búsqueda del placer y el deleite sexual. Esta historia que conocemos es la posible de encontrar por análisis arqueológicos de hombres y fuentes creadas en su mayoría por hombres, como los análisis médicos. Habrá que buscar cómo las distintas mujeres de diferentes lugares crearon juguetes para el placer sexual. Es una tarea por venir: buscar la historia y seguirla escribiendo con nuestro propio placer y creatividad.

 

Mientras tanto, lo que conocemos ahora nos muestra más de 28.000 años de búsqueda de placer sexual. También que su desarrollo en Occidente fue acompañado por teorías misóginas sobre el comportamiento de las mujeres y que luego, con la revolución sexual en los 1960 y las imposiciones capitalistas, los vibradores empiezan a ser patentados y distribuidos por empresas grandes. Así, en vez de mayor acceso y disfrute de los juguetes, se obtuvo una diversa gama de juguetes de lujo, que pueden costar millones de pesos. Además, el mercado se ha centrado fuertemente en la continuidad de las representaciones fálicas y la construcción de imaginarios de belleza mediante la homogeneización de un “deber ser” del cuerpo, tanto de los femeninos como de los masculinos, en su tamaño, forma, color, olor, lubricación. Aunque, claro, hay otras opciones y en esas es que nos inscribimos.

 

Las mujeres seguimos construyendo espacios y formas de vivir el placer: escondidas, paralelas y disidentes de las impuestas por el mercado, la medicina y la moda. Por eso los juguetes sexuales no son necesariamente los vibradores de silicona, sino cualquier otro objeto, cosa, fruta, tela con que podamos explorar sus texturas, formas y tamaños, con erotismo y con el objetivo de vivir libre y placenteramente la sexualidad.

 


 

1 http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/
nature/4713323.stm
2 https://www.ur.se/mb/pdf/arbetsblad/176000-176999/176374-1_63010272409_arb.pdf
3 https://www.alternet.org/sex-amp-relationships/sex-toy
4 https://www.acast.com/secretcabinet/episode11-the-electrifying-cultural-history-of-dildos
5 https://www.alternet.org/sex-amp-relationships/sex-toy
6 https://gizmodo.com/5466997/the-steam-powered-vibrator-and-other-terrifying-early-sex-machines-nsfw
7 https://rua.ua.es/dspace/bitstream/
10045/40068/3/Cultura_Cuidados_39_08.pdf

Links... en inglés
https://eugesta-revue.univ-lille3.fr//pdf/2011/King.pdf
https://web.archive.org/web/20150426234531/http://usatoday30.usatoday.com/news/health/wellness/story/2012-05-29/
vibrators-and-sex-toys-sales/55289424/1
http://bigthink.com/videos/
big-think-interview-with-rachel-maines

Publicado enColombia
Una breve historia de los deleites sexuales

Más de 28.000 años de búsqueda de placer sexual, muestran a todas luces que el goce del cuerpo ha sido una reivindicación, desde siempre, de las mujeres. Aquí un recorrido en la historia con el ojo puesto en el presente y la reivindicación femenina.

 

A veces creemos que el placer es un imaginario burgués y elitista, construido desde las comodidades de la modernidad. A veces pensamos que es más urgente sobrevivir y entonces olvidamos que la vida digna también implica una vida placentera y, como parte de ello, que la búsqueda de placer sexual data de miles de años atrás.



Una búsqueda constante, materializada en el presente, con el favor de la técnica y la transformación de materias primas, en este caso del polietileno y la silicona quirúrgica, de los juguetes sexuales, algunos de ellos conocidos desde mucho antes. Estos, dependiendo de su costo, llevan pilas y son de diferentes formas para estimular distintas partes del cuerpo; estas características no son otra cosa que el resultado de miles de años en desarrollo, a veces con más libertad, a veces con menos, a veces para la liberación, a veces para patologizar los cuerpos de las mujeres.

 

¿Desde cuándo hay juguetes sexuales?

 

El objeto más antiguo que se piensa fue usado para el placer sexual, fue encontrado en una cueva en Ulm, Alemania; se trata de una piedra tallada en forma de falo de 20 centímetros de largo y 3 de ancho. Dicen que pudo haber sido usado como “ayuda sexual” hace unos 28.000 años, en la Edad de hielo1. Aunque resulta imposible saberlo con certeza, se especula, por la manera como están elaborados, que estos objetos fueron utilizados como representaciones religiosas, pero también para el placer sexual. En China se han encontrado dildos con 12.000 años de antigüedad, de materiales como madera, jade y marfil, y en una tumba de la dinastía Han se encontraron siete dildos de bronce2.

 

La mayoría de los hallazgos, sin embargo, han sido realizados por arqueólogos hombres, así que nos preguntamos, ¿es posible que hubiera otros objetos, que no reprodujeran la figura del falo, y que sirvieran para estimular los cuerpos? ¿Es posible que la representación fálica de placer sexual esté más presente en la mirada académica que en la experiencia corporal de hace miles de años? ¿Acaso nuestra lectura del placer antiguo es falocéntrca? ¿Podemos imaginarnos otras figuras del placer? Estamos ansiosas por conocer los análisis de las arqueólogas feministas al respecto.

 

De forma explícita podemos remontarnos a la Antigua Grecia, pues de esa época datan ya textos que tematizan la utilización de juguetes sexuales por parte de las mujeres, además de haber sido una sociedad occidental que tematizaba el placer y el sexo de forma explícita, tanto en los dioses que adoraban como en la cotidianidad de las personas. El argumento central de Lisístrata, la obra teatral de Aristófanes, es que si los hombres hacen la guerra las mujeres no hacen el amor, así que las mujeres se encuentran en huelga sexual. En esta obra se encuentran fragmentos donde las mujeres hablan de usar y compartir dildos para mantener su huelga. Aunque es un texto literario, muestra que en esa época ya existían objetos utilizados para el placer sexual3.

 

También se conoce, que tanto mujeres como hombres entregaban a las mujeres, cuyos esposos se iban a la guerra, objetos llamados “Olisbos; existen envases del siglo VI a.C. con imágenes de objetos fálicos usados para el placer sexual4. Acá vale la pena reconocer que las fuentes usadas para referirse a los Olisbos son fuentes escritas por hombres y es difícil saber si el placer sexual en la vida cotidiana estaba solo relacionado con matrimonio y los genitales masculinos. Una vez más, las experiencias de las mujeres –y especialmente de las mujeres que no pertenecían a la clase alta– no se han analizado. Sin embargo, es interesante ver que los juguetes sexuales eran asunto de las mujeres, era a ellas a quienes los entregaban, ¿acaso la autonomía del placer es una práctica tradicional olvidada?

 

Tenemos también el Kamasutra, que fue desarrollado entre el siglo I y VI d.C. o los huevos de jade, usados en China desde hace más de 2000 años. Este es un tema para analizar, y sería interesante entender por qué el mundo Occidental, en vez de apreciar y retomar los conocimientos sobre sexualidad presentes en otras culturas, se dedicó siglos enteros a reprimirla e invisibilizar las formas ya desarrolladas de vivir el placer.

 

Dildos y vibradores

 

Se cree que Cleopatra fue la inventora del vibrador: en una época sin electricidad, se dice que llenó cascabeles con avispas para que vibrara. Aunque esto no sea cierto, ¿cómo saberlo? Existe registro de Julio César dándole a Cleopatra una escultura de un pene, muy elaborada y tallada en oro. Durante diferentes épocas y en distintos lugares se usaron objetos tallados o naturales, como frutas, para la satisfacción sexual de las mujeres. Sin embargo, en Europa durante la Edad Media y el Renacimiento, los dildos se volvieron más ornamentales, y en general sobre esta información hay escasas fuentes. No sabemos muy bien qué hacían las mujeres en sus casas, y lo que se ha estudiado es que los dildos eran admirados artísticamente y en algunos casos usados como ayudas durante las orgías. En el siglo XII d.C. se conocen dos palabras para el dildo, en Francia “Godemichè” (pene artificial) y en italiano “delitto” que significa deleite y es la raíz de la que se usa ahora “dildo”5. Sin embargo, pocos estudios hay sobre otros tipos de juguetes, y la aparición más clara es en “Justine” del Marqués de Sade, novela publicada en 1791 donde se usaban cadenas y látigos.

 

En el siglo XVII, la “histeria” fue una enfermedad comúnmente diagnosticada a mujeres de las clases altas europeas y estadounidenses. Aunque las razones de esta supuesta enfermedad psiquiátrica no eran muy claras, ni tampoco sus síntomas, que eran descritos como espasmos corporales, falta de apetito, insomnio e irritabilidad, los médicos de la época desarrollaron masajes pélvicos para tratarla. Es a partir de este tratamiento que en 1869 el médico George Taylor creó el primer vibrador a vapor, que con la frotación del clítoris buscaba calmar los síntomas de la “histeria”. Lo llamó “Manipulator”. El tema de la “histeria” fue estudiado y los médicos que trataban a las mujeres diagnosticadas debían hacerles masajes pélvicos hasta que ellas llegaran al orgasmo y así se “calmaran”. Más adelante, cuando comenzó a utilizarse energía eléctrica tomaron forma los vibradores eléctricos en 18836.

 

En la Exposición Universal de 1900, en París, fueron presentados más de una docena de modelos de vibradores eléctricos para el hogar, argumentando que mantendría a las esposas jóvenes y bellas. En 1902 la empresa Hamilton Beach lanzó su colección de vibradores eléctricos para la venta comercial, con lo que este objeto se convirtió en el sexto electrodoméstico creado, antes que la aspiradora y la plancha. Un dato interesante en la historia de los electrodomésticos, pero más interesante aún, en la historia de la gestión social y política de los cuerpos femeninos. ¿En qué momento la insatisfacción sexual de las mujeres se convirtió en un asunto de interés para la medicina y para la industria?

 

Los vibradores no se vendían como juguetes sexuales, eran comercializados como un electrodoméstico para el tratamiento de esta supuesta enfermedad. Por otra parte, ya para la segunda década del siglo XX había catálogos y se hablaba de la estimulación prostática para hombres. Además, durante la Segunda Guerra Mundial las tropas de los alemanes y los japoneses comenzaron a adquirir muñecas inflables para que los soldados se masturbaran. Curiosamente, según lo que nos cuentan los documentos existentes, a diferencia de los dildos y otras representaciones fálicas, la estimulación erótica de los soldados no estuvo centrada en el placer anatómico genital, sino que se basó en la representación del cuerpo femenino en su totalidad. ¿Es a través de esta representación que se ha construido el cuerpo de las mujeres como objeto erótico, atractivo y susceptible de ser poseído?

 

Durante el siglo XX, los vibradores y los dildos se transformaron radicalmente. Hasta entonces los materiales habían sido madera, metal, pasta, cuero, vidrio y piedras minerales, y se fueron introduciendo otros como la silicona (que es hipoalergénica). Además, luego de la popularización del vibrador como electrodoméstico, en 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría dejó de considerar a la histeria como una enfermedad. Aunque no es muy claro el motivo, hay especulaciones que van desde la importancia de los estudios de Freud sobre el inconsciente, la imposibilidad de acordar unos síntomas claros de la histeria y los movimientos feministas que ya estaban poniendo en jaque las aseveraciones no fundamentadas sobre el cuerpo de las mujeres7. Además, al popularizarse la industria del porno, los dildos y vibradores fueron relegados a fetiches sexuales y por esto dejaron de aparecer en las revistas femeninas y los catálogos del hogar. Ahora se consiguen en tiendas especializadas o por internet.

 

Buscar la historia y seguirla escribiendo con nuestro propio placer y creatividad

 

Los diferentes desarrollos, objetivos y usos de los juguetes sexuales más conocidos, como el dildo y el vibrador, muestran una doble moral: el desconocimiento del cuerpo de las mujeres y la búsqueda del control por parte de los discursos médicos, pero también la búsqueda del placer y el deleite sexual. Esta historia que conocemos es la posible de encontrar por análisis arqueológicos de hombres y fuentes creadas en su mayoría por hombres, como los análisis médicos. Habrá que buscar cómo las distintas mujeres de diferentes lugares crearon juguetes para el placer sexual. Es una tarea por venir: buscar la historia y seguirla escribiendo con nuestro propio placer y creatividad.

 

Mientras tanto, lo que conocemos ahora nos muestra más de 28.000 años de búsqueda de placer sexual. También que su desarrollo en Occidente fue acompañado por teorías misóginas sobre el comportamiento de las mujeres y que luego, con la revolución sexual en los 1960 y las imposiciones capitalistas, los vibradores empiezan a ser patentados y distribuidos por empresas grandes. Así, en vez de mayor acceso y disfrute de los juguetes, se obtuvo una diversa gama de juguetes de lujo, que pueden costar millones de pesos. Además, el mercado se ha centrado fuertemente en la continuidad de las representaciones fálicas y la construcción de imaginarios de belleza mediante la homogeneización de un “deber ser” del cuerpo, tanto de los femeninos como de los masculinos, en su tamaño, forma, color, olor, lubricación. Aunque, claro, hay otras opciones y en esas es que nos inscribimos.

 

Las mujeres seguimos construyendo espacios y formas de vivir el placer: escondidas, paralelas y disidentes de las impuestas por el mercado, la medicina y la moda. Por eso los juguetes sexuales no son necesariamente los vibradores de silicona, sino cualquier otro objeto, cosa, fruta, tela con que podamos explorar sus texturas, formas y tamaños, con erotismo y con el objetivo de vivir libre y placenteramente la sexualidad.

 


 

1 http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/
nature/4713323.stm
2 https://www.ur.se/mb/pdf/arbetsblad/176000-176999/176374-1_63010272409_arb.pdf
3 https://www.alternet.org/sex-amp-relationships/sex-toy
4 https://www.acast.com/secretcabinet/episode11-the-electrifying-cultural-history-of-dildos
5 https://www.alternet.org/sex-amp-relationships/sex-toy
6 https://gizmodo.com/5466997/the-steam-powered-vibrator-and-other-terrifying-early-sex-machines-nsfw
7 https://rua.ua.es/dspace/bitstream/
10045/40068/3/Cultura_Cuidados_39_08.pdf

Links... en inglés
https://eugesta-revue.univ-lille3.fr//pdf/2011/King.pdf
https://web.archive.org/web/20150426234531/http://usatoday30.usatoday.com/news/health/wellness/story/2012-05-29/
vibrators-and-sex-toys-sales/55289424/1
http://bigthink.com/videos/
big-think-interview-with-rachel-maines

Publicado enEdición Nº248
Viernes, 04 Mayo 2018 05:46

Cinco fragmentos sobre Marx y Gaza

Cinco fragmentos sobre Marx y Gaza

Los aniversarios suelen ser fechas muertas. "Muertos vivientes" a menudo abusados según las necesidades del presente. Pero hay aniversarios que genuinamente duelen. Viven e interactúan: con la realidad. Incluso con ellos mismos.

Veamos el próximo 70 aniversario de la Nakba –la "catástrofe"– (15 de mayo), el desplazamiento forzoso y la "limpieza étnica" (I. Pappé dixit) de cientos de miles de palestinos tras la guerra árabe-israelí de 1948.

Es en su contexto que el 30 de marzo –a su vez el aniversario del Día de la Tierra que conmemora el asesinato de seis palestinos por las fuerzas israelíes durante una protesta en contra de la confiscación de sus terrenos en 1976–, arranca en Gaza la Gran Marcha del Retorno (bit.ly/2GW2z09 ), una nueva iniciativa pacífica que clama por: a) el "derecho de retorno" de los refugiados a sus casas (más de 70 por ciento de habitantes de Gaza son refugiados y/o sus familiares); b) el fin de la ocupación israelí; y c) el fin del inhumano bloqueo de Gaza.

En la medida en que el colonialismo israelí sigue tragando más tierra, demoliendo casas, construyendo nuevos asentamientos y masacrando al pueblo palestino –como hoy a los gazaítes desarmados que cada consecutivo viernes hasta las mitades de mayo se reúnen para tratar de "caminar rumbo a sus antiguos pueblos"– la Nakba es hoy.

La catástrofe sigue.

El próximo aniversario de 200 años del nacimiento de Carlos Marx (5 de mayo) que tras la mal interpretada vía Hegel época del "fin de la historia" vio su resurgimiento con la crisis financiera (2008), pero cuya radical y estructural crítica del capitalismo como siempre les resulta too much a muchos.

En la medida en que a dos siglos “la verdadera lucha –en teoría y en práctica– apenas empieza” (bit.ly/2HJqTqQ) el momento del pensamiento marxiano es hoy.

La crítica sigue.

Hace unos meses –seguramente sin mirar el calendario y sin poder prever los acontecimientos en curso– Norman Finkelstein anticipó de alguna manera esta "colusión de fechas".

Hablando de su nuevo libro sobre el sufrimiento de Gaza, el cruel cinismo de las políticas israelíes y la indiferencia del mundo que los acompaña – Gaza: an inquest into its martyrdom (UCPress 2018, 440 pp.)–, rememoraba:

“Crecí leyendo a Marx y su El capital, lleno de hechos, sumergido en la dialéctica hegeliana, pero a la vez repleto de la indignación moral. Marx estaba furioso [con el sistema], atacaba a los llamados ‘economistas burgueses’. Escribía que ‘el capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros...’. Y yo infundí el mismo tipo de indignación en mi libro” (bit.ly/2KnRRBP).

Su minuciosa disección de la catástrofe humanitaria en Gaza causada por Israel (y sus aliados estadunidenses), es un libro "nacido de la rabia y de la frustración".

¡Un desesperado “ J'accuse...!”.

Tras cinco semanas de protestas –hoy toca el sexto viernes–, y junto con algunos "incidentes" en otros días, más de un centenar fuertemente armados de francotiradores israelíes posicionados en la "zona de seguridad" alrededor de Gaza mató a sangre fría a 50 palestinos desarmados con balas vivas (entre ellos a cinco niños y a dos periodistas) e hirió a más de mil 600, muchos gravemente con la prohibida munición de fragmentación. Otros 4 mil fueron heridos por balas de goma, gases lacrimógenos o sus recipientes.

Según los militares israelíes se trata de una "organizada actividad terrorista disfrazada de protesta" [sic].

Según la prensa internacional se trató de "enfrentamientos" (que supone un choque entre fuerzas iguales y omite que ningún israelí –soldado o civil– resultó siquiera herido).

Según los apologetas de Israel el sufrimiento palestino no importa: lo importante es la "seguridad" (con lo que actúan igual que los "economistas burgueses" que justifican el sufrimiento humano bajo el capital con el "progreso").

Detrás de todo están los mismos constructos coloniales hacia los palestinos ("bestias", "seres inferiores", etcétera) que sostenían una vez la dominación británica en la India y de la que Marx escribía famosamente (bit.ly/2JLsObC ) aludiendo en su última frase a una imagen del "ídolo pagano que bebe el néctar en el cráneo del sacrificado".

El 30 de marzo, tras matar a 15 y herir a más de mil manifestantes el ejército israelí (IDF) tuiteó –y luego borró este tuit– que "nada fue llevado a cabo al azar" y que "sabemos dónde acabó cada bala" [sic] (bit.ly/2w2Lwc1 ).

Nosotros también (incluso limitándose sólo a una selección de casos documentados en video):

En el cuerpo de Muhammad Ayyoub (14 años) que se encontraba lejos del "perímetro" y no representaba ninguna amenaza a las fuertemente armadas fuerzas de ocupación.

En el cuerpo de Tahrir Mahmoud Said Wahbeh (18 años) disparado en la cabeza cuando estaba volteado de espaldas hacia los soldados israelíes.

En el cuerpo de Abd al-Fattach Abd al-Nabi (19 años) que recibió un tiro en la cabeza cuando se alejaba de la cerca fronteriza (y siguió recibiendo bala tras bala yaciendo ya en el suelo).

En el cuerpo Abdallah al Shamali (20 años) cuando estaba parado en un grupo de hombres y niños a cientos metros de la cerca.

En el cuerpo de Ahmad Abu Hussein (24 años), un periodista herido en el pecho que llevaba un casco y chaleco de prensa.

Disculpen la pregunta ingenua, pero ¿dónde está la indignación del mundo que siempre está allí para criticar la "violencia palestina", pero sobre la totalmente desmesurada y criminal violencia israelí no tiene nada que decir?

El ultranacionalista ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, aseguró que aquellos soldados "merecen una medalla por lo que hacen" y que "en Gaza no hay gente inocente" (bit.ly/2I8sqWy ).

¿Quién es Lieberman?

Uri Avnery un decano del periodismo israelí y un ex soldado herido gravemente en la guerra de 1948 hace unos años lo describió como un "quintaesencial emigrante ruso" (aunque vino a Israel ya hace unos 40 años de Moldovia soviética), de una "apariencia siniestra", que "proyecta la avaricia por el poder en su forma más brutal", que trajo de la URSS "el desdeño a la democracia" y “cuyo desvergonzado credo es un ‘Estado judío libre de los árabes ( Arab-rein)’”.

“Hace tiempo –escribía Avnery– acuñé una ecuación: "Bolchevismo-Marxismo=Fascismo" ( bit.ly/2KyRi8n).

Una realidad poco agradable en la víspera –si ya estábamos en lo de las conmemoraciones– del 70 aniversario de la creación de Israel (14 de mayo), un régimen colonial que "chorrea sangre y lodo por todos los poros".

Por Maciek Wisniewski, periodista polaco

Publicado enInternacional
Sexualidades libertarias y autocuidado colectivo

Los individuos hacen lo que pueden para afrontar sus sexualidades en medio de mucha desinformación, lo que muchas veces termina por afectarlos o hacerles daño, a la persona en particular, pero con posibilidad de también afectar a otras. Para evitar tal posibilidad, es necesaria una lucha política colectiva encaminada a la construcción de vidas sexuales dignas y libres.

La sexualidad es una dimensión de la vida humana que durante siglos ha estado sometida al silenciamiento, la prohibición y el castigo por esquemas normativos religiosos, morales, jurídicos y médicos. Las concepciones alrededor del cuerpo, el sexo-género y las sexualidades son construcciones culturales y por lo tanto se han transformado a lo largo del tiempo; de igual forma en diferentes lugares o contextos manifiestan múltiples configuraciones.

Alrededor de este particular, en nuestra historia heteropatriarcal se ha impuesto un ideal cristiano donde la sexualidad debe ceñirse a una única forma, un modelo enfocado en la dominación masculina, la reproducción, el matrimonio heterosexual, la monogamia obligatoria para las mujeres y de palabra para los hombres; un modelo en el que no cabe el placer, la exploración y el reconocimiento de las múltiples corporalidades sexo-genéricas; un modelo donde el único que puede explorar y celebrar por sus experiencias sexuales es el hombre.

Las mujeres y las disidencias de la heterosexualidad están marcadas por la condena, el ocultamiento y la negación de sus sexualidades como lugares legítimos de disfrute y exploración; las relaciones sexuales han sido un escenario donde se reproducen opresiones heteropatriarcales, capitalistas, racistas y especistas; el no cuestionamiento y la continua tradición de silencio, nos mantiene en esos espacios de opresión.

 

Superar el placer individual para hacerlo colectivo

 

Si la sexualidad que hemos aprendido cómo deber ser, y como modelo hegemónico, resulta opresiva, pues es necesario transformarla, liberarla de sus cadenas de opresión y alimentarnos de prácticas que resulten en bienestar y reconocimiento de los demás. Podemos vivir sexualidades que tengan potencial liberador al subvertir las lógicas heterosexuales y patriarcales.

Promovemos no la búsqueda de un placer individual y egoísta sino el apoyo mutuo como estrategia que redistribuya capitales eróticos negados; promovemos que menos personas se sientan acorraladas por la discriminación y la muerte en razón de sus prácticas sexuales, promovemos poder ser gente soberana de su cuerpo, responsable de su cuidado propio y del cuidado de nuestras comunidades.

La sexualidad hegemónica debe ser enfrentada con apuestas políticas encaminadas en hacer de las relaciones sexuales espacios de comunicación, de cuidado y de disfrute, no de sufrimiento y violencias. Estamos acostumbrados a una sexualidad que hace daño; por ejemplo, abundan posturas contrarias a que las personas usen métodos de protección a infecciones de transmisión sexual y de planificación reproductiva sometiéndonos al riesgo de enfermarnos y asumir parentalidades adolescentes u obligatorias, todo por estigmas y prejuicios que terminan afectando negativamente nuestras posibilidades de tener proyectos de vida encaminados al bienestar y la transformación social.

Todo esto debe llegar a su fin. Debemos encontrar posibilidades para que nuestras sexualidades alimenten las luchas contra las demás opresiones y podamos habitar comunidades que le apuesten a un cuidado colectivo y construya vida digna para todos pero, sobretodo, para quienes han y hemos sido oprimidas por el sexo-género o las diferentes sexualidades que habitamos.

 

Cuidado colectivo en el marco del estigma al VIH

 

Es necesario recordar que el VIH y el Sida han marcado la historia de maricas, trans, hombres y mujeres negras, entre otros sectores excluidos de la hegemonía identitaria a nivel global. En Colombia el VIH actúa como una epidemia concentrada, una enfermedad o infección que se expresa altamente en maricas y trans a pesar de que su contagio no es exclusivo de estas comunidades

Esto responde a dispositivos heteronormativos que han distribuido el virus en razón de una educación sexual que es completamente heterosexual y desconoce prácticas sexuales no-penetrativas y penetrativas ano-rectales y orales. La introducción al mundo sexual está marcada con un conocimiento muy pobre sobre la sexualidad no heteronormada lo que reduce el conocimiento sobre las experiencias sexuales a los prejuicios y la desinformación que circulan en nuestra sociedad.

En esta medida, el cuidado colectivo debe nutrir esta experiencia comunitaria, donde el uso del condón y otros medios de protección ante situaciones de riesgo sean un eje del accionar pedagógico revolucionario, además de una apuesta por el intercambio de saberes y la construcción de escenarios de educación sexual informada que reconozcan las múltiples sexualidades.

De este mismo camino se desprende la necesidad de visibilizar el virus y demás infecciones de transmisión sexual, puesto que nuestros modelos de educación y prevención se basan en la invisibilización sistemática de las realidades del VIH, bajo un manto de negación y temor hacia la vida sexual mediante la difusión de proyectos de educación y propaganda a partir del temor a la muerte en razón del VIH y Sida, de lo cual se desprendenprácticas que resultan dañinas socialmente, como la exclusión y persecución de personas que abiertamente viven con el VIH, lo que refuerza la opresión a nuestras sexualidades y no fomenta prácticas reales de protección y cuidado.

 

Autocuidado colectivo para un proyecto político liberador

 

Mucho se habla entre los círculos maricas sobre "bareback", "tirar a pelo", "bugchasing" o "los giftgivers": los que quieren transmitir y recibir el bicho –como comúnmente se le conoce al VIH en el mundo gay–. Estas prácticas resultan controversiales pues buscan, por un lado,resignificar el virus ya no como patología y sinónimo de muerte y padecimiento; sino como un elemento de placer ligado al contagio; y por otro lado terminan reproduciendo prácticas sexuales que nos ponen en riesgo como individuos y como comunidad, especialmente en nuestros países en los que el sistema de salud es un negocio al que no toda la población –y menos comunidades empobrecidas o marginalizadas– pueden acceder para garantizar su bienestar.

El cuidado colectivo juega un papel crucial en estos espacios, pues si bien los avances médicos han logrado mejorar las condiciones de salud de quienes viven con el virus del VIH, los deficientes programas de salud estatales, además del desconocimiento y acceso limitado a medios de tratamiento, generan un riesgo para nuestra comunidad que de por sí ya se ve enfrentada a múltiples violencias.

De ahí quepensarse un proyecto político liberador, en el que todas podamos gozar de un mundo sin ser oprimidas y/o ser opresores, requiere la amplitud de nuestras maneras de concebir a las demás personas, reconfigurar la noción que tenemos de los otrxs. Entendemos que no podemos ser efectivamente libres si algunos continúan condenados a la tortura, muerte, asesinato, persecución, exclusión y demás violencias sistemáticas

Por esta razón, un proyecto que piense el cuidado de las demás personas es imperativo para destruir el capitalismo, el heteropatriarcado, el racismo y el especismo, entre otros sistemas que actúan de manera conjunta sobre nuestros cuerpos y a través de ellos.

En esta dinámica, resulta pertinente la construcción de espacios para pensarnos la afectación colectiva de nuestras decisiones, que creemos individuales, en pro del afecto y el amor revolucionario, cuando reconocemos la desventaja en la que nos encontramos desde pequeños por la imposición de la violencia como único modo de socialización. Por esta razón, es importante pensar en las sexualidades como elementos que aportan al reconocimiento de las otras y a la construcción de acciones políticas que le apuesten a la transformación de nuestras comunidades, pudiendo, de esta manera,disfrutar de nuestros cuerpos y de nuestras relaciones sin reproducir violencias y opresiones.

Publicado enSociedad
Amnistía Internacional denuncia la violencia contra la mujer que suponen las leyes contra el aborto en América Latina

"Tiene la obligación legal de proteger la salud y los derechos de las mujeres, no puede adoptar una posición neutral", pide el secretario general de Amnistía Internacional al presidente argentino

Las rigurosas políticas contrarias al aborto de América Latina se han traducido en muertes innecesarias de miles de mujeres, asegura el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty. Por eso, Amnistía reclama un impulso decisivo para la legalización del aborto en toda la región.


"La criminalización del aborto es una forma de violencia contra las mujeres. No reduce el número de abortos, simplemente hace que el proceso sea más peligroso", dice Shetty a the Guardian en Buenas Aires, después de un encuentro con el presidente argentino, Mauricio Macri.


Durante una amplia entrevista, Shetty también ha advertido de que la polarización política, la crisis económica y un creciente desencanto con la democracia han llevado a una crisis de los derechos humanos en toda la región. "América Latina siempre fue vista como un área más avanzada en cuanto a derechos en comparación con Asia o África, pero acabamos de vivir un rápido retroceso", explica el especialista.


El tema principal de su encuentro con Macri fue el aborto, que sigue siendo un delito o está restringido en todos los países de América Latina, excepto Cuba y Uruguay. Seis países lo prohíben en todas las circunstancias, mientras que en otros nueve se permite solo cuando la vida de la mujer corre peligro.


Argentina es uno de los países de la región que, en estos momentos, está revisando las estrictas normas sobre el aborto. La semana pasada, el Congreso del país acogió el primer debate sobre el tema por primera vez en la historia, abriendo el camino a lo que probablemente será un largo proceso hacia la despenalización.


El director de Amnistía sostuvo que la restricción del aborto solo obliga a las mujeres a abortar de manera clandestina, lo que supone la principal causa de mortalidad materna en el país.


"En los últimos 25 años, han muerto más de 3.000 mujeres en Argentina como resultado solo de abortos clandestinos. Mientras el debate se produce en el Parlamento, siguen muriendo mujeres por esta causa", protesta Shetty.


Macri ha dicho que él personalmente se opone a la legalización del aborto, pero que permitirá a los parlamentarios de su partido conservador a votar en conciencia el proyecto de ley presentado recientemente que permitiría la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras 14 semanas.


Sin embargo, con medio millón de abortos clandestinos cada año en el país, Shetty considera que esta neutralidad no es suficiente. Por eso ha pedido a Macri que apoye abiertamente la despenalización.


Una "posición neutral" no es suficiente


"Tiene la obligación legal de proteger la salud y los derechos de las mujeres, no puede adoptar una posición neutral", es lo que Shetty cuenta que dijo al presidente. Shetty hizo un análisis desalentador de la situación de los derechos humanos en América Latina, señalando el empeoramiento de la crisis humanitaria en Venezuela y la violencia fuera de control en Brasil.


"En Venezuela se está produciendo un sufrimiento extremo", asegura. "Un país que tenía un buen nivel de vida se derrumbó en dos o tres años. Es inimaginable la velocidad a la que pueden salir mal las cosas".


Shetty también ha comentado la preocupación que siente por la creciente polarización política en Brasil, donde las elecciones presidenciales de este año tendrán lugar en un contexto que se ha descrito como el mayor escándalo de corrupción de la historia.


Shetty cree que el asesinato el mes pasado de Marielle Franco –una incansable defensora de los derechos de los afrobrasileños, personas LGTBI, mujeres y grupos de bajos ingresos– fue un recordatorio del riesgo al que se exponen los activistas en toda la región.


Según explica, son los ciudadanos brasileños los que más sufren la violencia entre los narcos y las fuerzas de seguridad. Hace poco, el presidente Temer mandó al Ejército a hacerse cargo de la seguridad en Río de Janeiro, después de una escalada de crímenes violentos callejeros y enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes.


Los activistas han alertado de que la "intervención" puede conllevar todavía más muertes, sobre todo teniendo en cuenta que las fuerzas de seguridad brasileñas han estado implicadas en muertes extrajudiciales. "Un gran número de personas normales y corrientes están perdiendo la vida o están siendo acosadas a diario a causa de la guerra interna", dice Shetty.


Este año habrá elecciones presidenciales en seis países de la región y Shetty advierte de que, al igual que sucede en todo el mundo, la tentación del populismo avanza posiciones por culpa de un sistema democrático que ha fracasado a la hora de proporcionar seguridad económica de una manera continua.


"El modelo político no ha conducido a gobiernos inclusivos o responsables y el modelo económico ha dejado a partes significativas de la población atrás", cuenta. El director de Amnistía también cuenta que le preocupa el vulnerable proceso de paz en Colombia con los rebeldes de las FARC, que puso fin a 52 años de guerra civil, pero que sigue siendo profundamente impopular.


Muchos colombianos se opusieron con vehemencia al acuerdo, que en un primer momento fue rechazado en referéndum. A su vez los antiguos guerrilleros se sienten muy frustrados por la lenta implementación del acuerdo y temen por su propia seguridad. Desde que se firmó el pacto, han matado a 50 excombatientes o familiares de estos, mientras que se cree que 1.200 antiguos rebeldes han vuelto a las armas con grupos criminales.


"La única traza de esperanza real en medio de toda esta locura era Colombia, pero ahora la situación en este país también es muy frágil", concluye el experto.

 

Uki Goñi - Buenos Aires
16/04/2018 - 21:04h
Traducido por Cristina Armunia Berges

 

Publicado enSociedad
Una escuelita para la libertad y la autonomía  de las mujeres

El sueño empezó con una escuela de oficios no tradicionales para mujeres, para aprender plomería, electricidad, albañilería, herrería, mecánica, técnicas constructivas ecológicas etc.; en combinación con formación feminista, técnicas de autodefensa y otros conocimientos para nuestro fortalecimiento y autonomía.

La Escuela para la libertad de las mujeres surgió entonces como una respuesta a la necesidad de autonomía que necesitamos las mujeres. Una escuela que aporte herramientas inmediatas, de autodefensa, manuales, teóricas, de autoconciencia, de acción/arte/política/colectiva. La Escuelita es el resultado de una historia propia y ancestral de resistencia y rebeldía; y como la historia misma, la estamos haciendo a cada momento, a cada pasito, aprendiendo en el camino, juntas, y con mucho esfuerzo.

México es un país duro para las mujeres, nos matan porque se puede, porque el odio tiene impunidad; oficialmente se asesinan ocho mujeres diariamente (1), 35 mujeres son violadas al día; muchas de éstas como violaciones correctivas (2), hay medio millón de víctimas de trata de personas hasta el 2016, el 93% son mujeres, el 45% niñas indígenas y 26% menores de edad (3), hay 8,489 mujeres desaparecidas (4).

En el Estado de Oaxaca, como en otros estados de la república, se asesina brutalmente a mujeres y lesbianas en cantidades alarmantes e indignante impunidad (5). A las mujeres no nos matan simplemente por ser mujeres, al matar a una mujer o lesbiana se envía un mensaje de terror a todas nosotras como colectivo. La violencia patriarcal es por lo tanto un medio de producción de pasividad y dependencia. Y Siendo más de la mitad de estos crímenes patriarcales, cometidos por hombres cercanos, familiares y/o sus parejas; reafirmamos que la dictadura patriarcal de propiedad sobre el cuerpo y la vida de las mujeres sigue vigente en la actualidad.

La violencia histórica acumulada en el cuerpo de las mujeres da cuenta que los procesos de colonización y despojo empezaron y fueron posibles con la violencia del cuerpo y sexualidad de las mujeres, así como con la apropiación de su trabajo gratuito.

Hay indiferencia ante el clamor de justicia de nuestras hermanas por los golpes, violaciones, asesinatos, desprecio, abusos, porque son los poderes del estado, parte en dicho crimen. Cada gesto violento dirigido contra las mujeres, en el marco del patriarcado que vivimos, es un crimen político que sostiene la persistente brecha de poder entre hombres y mujeres.

Entender las razones escondidas detrás de la violencia hacia un grupo social específico, en el caso de las mujeres y lesbianas, nos permite reconfigurar la lucha y afirmar que: la violencia se combate por medio de la construcción de autonomía concreta en todos los niveles de la existencia de las mujeres. Y es a partir de ese entendimiento que surge la Escuela para la Libertad de las mujeres en Oaxaca de Juárez, México.

En 2014 pudimos concretar el sueño gracias a un concurso que ganamos convocado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gastéiz. La Escuelita, como la llamamos, es un proyecto feminista de formación teórica, de autoconciencia, autodefensa, técnica y artística y de fortalecimiento para las mujeres, en el Municipio de Oaxaca en México, con la que se pretende abonar a la erradicación de las condiciones de exclusión social, económica, laboral, educativa, política, a los índices de lesbo-homofobia y violencia feminicida que viven las mujeres. Es una propuesta escolarizada gratuita, que se lleva a cabo en trece semanas y aporta a la educación popular feminista con una innovadora propuesta metodológica de cinco módulos (6):

 

 

1) Formación Lésbica Feminista, donde historizamos la violencia hetero patriarcal senti-pensada desde la cuerpa-territorio (7) para sanarla, y hacer acción colectiva para la transformación (8).

 

“Comprendí que ser lesbiana va más allá de una relación, en términos políticos, es un golpe duro para el patriarcado y el capitalismo”. (Edith S., 3ra. gen.)

“El Lesbofeminismo en particular me parece una gran herramienta para replantearnos no sólo nuestra orientación del deseo, si no para pensar en las violencias a que hemos sido sometidas, una postura que todas las feministas deberían considerar por brindarnos reflexiones críticas y profundas, empezando por nuestra propia experiencia”. (Coral G., 1ra gen.)

“Darnos cuenta que todas, absolutamente todas, hemos sido violentadas sexualmente (en diversos niveles) ha sido una gran motivación para hermanarnos y apoyarnos. ¡BASTA YA!” (Ivonne P., 4ta gen.)

“La escuela me ayudó mucho para resignificar muchas construcciones sociales que por muchos años me parecían normales… y sobre todo logré la formación política feminista y anti-capitalista, teóricamente me sembró las ganas de conocer más a acerca de la ideología feminista, que es lo que actualmente hago, leer a feministas. En la práctica he cambiado mi forma de actuar y en gran medida el lenguaje que utilizo para nombrar las cosas”.
(Galindo, 4ta gen.)


“Me ayudó para sentirme más orgullosa de ser mujer y honrar a mis antepasadas”. (Cintia R.)

Además de la reflexión teórica sobre la opresión hetero-colonial-patriarcal, los talleres vivenciales de Sexualidad y geopolítica del placer9 y Sanación de la violencia10, aportan a la reapropiación de nuestras cuerpas y placeres y pensarnos en colectivo para resignificar nuestras potencialidades.

 

“El taller de sexualidad me abrió la mente, se nos ha sometido a través del desconocimiento de nuestro propio cuerpo y la vergüenza hacia nuestro propio placer. Me dejó profundos cambios, cuestionar el amor romántico me dejó ver la forma en la que mis relaciones de amor estaban sutilmente sometiéndome mediante la violencia e ideas falsas”. (Ingrid 5ta gen.)

Los ejercicios con la naranja fueron de reconexión con mi vulva, amé amar mi cuerpa y saberme libre de desear. Hubo mucha catarsis, autoexploración, lágrimas y autoconocimiento”. (Cynthia G.)

“Cuando hablamos de feminicidio, abuso y violación sexual, se me removió vivencias del pasado. Sentí desesperación ante el aumento de la violencia y los feminicidios. Me cuestioné ¿qué podemos hacer?, escuché a las compañeras que decían entre murmullos que concientizar a más mujeres a que no permitan ningún tipo de violencia, nos iba a permitir liberarnos y romper las cadenas de la opresión y del patriarcado. Aunque concientizar a más mujeres y más generaciones puede tardar algún tiempo, lo estamos logrando, porque por el simple hecho de estar reunidas en esta escuelita, son pasos en avanzada. Solo que me sigue carcomiendo, hiriendo, desesperando y enojando despertar cada día, y leer que nos falta una compa, que fue asesinada a manos de tratantes, de la pareja, del padrastro, del hermano, del amigo, del conocido o del que simplemente iba pasando y se le dio la gana invadir nuestras cuerpas, nuestras vidas”.
(Tana, 3ra gen.)

“El hecho de detenernos a mirarnos a los ojos, reconocernos como mujeres en una misma situación de opresión y a la vez tratando día a día de salir de ella, darnos cariño como si fuéramos bebés significó mucho para mí, porque no hay muchos espacios donde se de este tipo de contacto cariñoso y sororario”.
(Susana R. 3ra gen.)

 

2) Autoconciencia, es una herramienta de reflexión y análisis en pequeños grupos, sobre la experiencia cotidiana, para desmontar las cargas emocionales que el machismo ha impuesto a las mujeres, y rescatar los conocimientos no reconocidos (11).

 

“Considero de suma importancia los grupos de auto-conciencia puesto que estos vienen a solidificar el vínculo y la unión entre mujeres, además parten de la experiencia de cada una de nosotras y eso ayuda al análisis, la conciencia y la sanación de nuestras vidas”. (Aracely T., 1ra gen.)

“... me permitió abrirme y generó confianza entre todas, con lo cual pudimos analizar las lecturas desde nuestras vivencias, así nos damos cuenta que lo personal es político”.

“Me ayudaron a quitar culpa de algunas cosas que me pasaron, entendí que como mujer no soy culpable de los acosos, abusos y violaciones a mi persona.”
(Ana Martina R.1ra gen.)

“Las sesiones de autoconciencia fueron intensas, nos hacían cuestionar cosas que normalmente no lo hubiéramos hecho, me impactó la pregunta de ¿Cuándo y cómo te diste cuenta que eras mujer?, y las otras que tenían que ver con la elección del género”. (Claudia B., 3ra gen.)

“Me enseñó a no dejarme de cualquier clase de abusos, a superar por fin mi antigua relación, que no me estaba dejando nada bueno, sobre todo a mi autoestima.”
(Jocelyn G., 3ra gen.)

 

 

3) Autodefensa, técnicas físicas, psicológicas y de actitud para la autoprotección, útiles para prevenir y defendernos de los patrones de agresiones más frecuentes contra las mujeres, como acoso sexual, violación, violencia doméstica o en la calle, etc. La autodefensa no es sólo la dimensión física, nos permite deconstruir mitos que nos convierten en inútiles y recuperar el poder personal, la seguridad interior, la confianza en nosotras mismas, la autoestima; condiciones para la construcción de la autonomía y la libertad (12).

 

“…la sesión que más me ha impactado es la de autodefensa, ya que el acoso es una situación que desafortunadamente se tiene que lidiar diariamente, esto me dio más seguridad para caminar las calles y poder transmitirla a su vez a las mujeres que están a mi alrededor”.
(Diana M.)

“Aunque no tenga una técnica de defensa aprendida, tengo algo muy importante que me deja el módulo, en el momento que surja una agresión no me voy a paralizar. Tengo la fuerza emocional y mental de que me voy a defender con las manos, los pies, boca, con todo el cuerpo y no permitiré la agresión. Quedó claro para mí que puedo hacerlo y sobre todo lo siento en el cuerpo”.
(Galindo, 4ta gen.)

“El estar siempre alerta, el que nosotras nunca tendremos la culpa de ser violentadas, el no dudar en defendernos, el que lo importante no es la fuerza sino la técnica, que es necesario estar en constante práctica
(Areli G., 1ra gen.)

“Me servirá porque evitará que vuelva a permitir que me acosen, una situación en la cual he sido víctima en muchas ocasiones, me siento con mayor seguridad al caminar, al desenvolverme y a tener la fuerza de saber que habrá más mujeres que me respalden con su cariño, apoyo y todo lo necesario”.
(Gude, 4ta gen.)

 

 

4) Con Reparaciones básicas para el hogar traspasamos a las mujeres la capacidad de apropiarse de los conocimientos técnico-manuales, el manejo y uso de las herramientas, y de resignificar el ‘no puedo’, a través de localizar, entender y reparar averías básicas pero cotidianas propias del hogar en torno a la electricidad, plomería y el gas (13).

 

“Armé mis lámparas en casa, arreglé mis extensiones e hice nuevas. Arreglé varios grifos y pondré mi instalación de gas próximamente...”
(Eli 3ra gen)

“Sobre todo en relación a plomería, me sentí capaz de desarmar y armar el material, limpiarlo y dejarlo solucionado. Jamás lo había hecho antes”. (Ita J., 3ra gen.)

“Con las actividades prácticas acompañada de una experta, vi que podía hacerlo. Es el diferenciador con un taller puramente teórico o un tutorial de youtube, de hecho, ya gané mis primeros 200 pesos por solucionar una avería. Fue más cercano a una apuesta de que podía hacerlo, que a un cobro de honorarios”.
(Victoria, 5ta gen.)

“Tenía problemas con el lavamanos en casa y lo solucioné siguiendo la explicación y recomendaciones en clase, no fue difícil, ni tedioso, desarmé las piezas, las limpié muy bien, luego las coloqué igual y “no se estanca el agua más” genial”. (Ivonne P., 3ra gen.)

“El patriarcado pretende que las mujeres seamos inútiles, ahora con todo esto enseñado por Lidia, la práctica se hizo mucho más factible para mí, me ayudó a no malgastar mi dinero y ser más independiente en cuanto arreglos básicos en el hogar”.
(Sinaí P., 3ra gen.)

 

5) Con Arte de la desobediencia, mediante distintas disciplinas artísticas (hip-hop, teatro, poesía, producción radiofónica, producción de fanzines, fotografía, etc.), se genera la creatividad subversiva y disidente que invita a desmontar la carga cultural patriarcal, sexista y discriminatoria instaurada en los discursos y disciplinas artísticas, así como aportar herramientas creativas artísticas como medios de expresión para la sanación, sensibilización, denuncia y la acción política en general.

 

“La experiencia de sentir la cuerpa y todo el poder creador que hay en ella. El reconocimiento de la habilidad para escribir mi propia historia... Todas somos capaces de crear arte que incrementa su significado cuando va en contra o es crítica y cuestiona lo establecido. El ritmo y el poder de la palabra. Me llevo las herramientas en mí ocultas, que soy capaz de escribir, cantar” (Viridiana B., 1ra gen.)

“Aprendí que se puede ser desobediente desde puntos muy sutiles como el arte, porque tienen impactos muy fuertes” (Laura 5ta).

“Pude conocer herramientas sencillas a través de las cuáles comunicarme de forma creativa y sacar todo el borlote” (Haydee 4ta).

 

El taller Audios disidentes (14) de Arte de la Desobediencia realizado durante la 4ta generación, generó spots para la sensibilización contra la violencia patriarcal, materializándose en la campaña radiofónica Voces Revulvacionarias. Dicha campaña ha sido emitida por un total de once radios comunitarias en el Estado de Oaxaca (15), así como en otras muchas de la república mexicana, Latinoamérica y el estado español.

 

“Logramos construir un audio que ayudará a informar a las mujeres que nos escuchen que no están solas y que hay espacios donde pueden recibir apoyo y sobre todo salir del círculo de la violencia”
(Galindo 4ta).

“Usaré los audios en el colegio en donde trabajo, e iniciar una campaña radiofónica, en realidad tengo ganas de crear materiales audiovisuales con lo aprendido”
(Deniss 4ta).

“Replicaré la experiencia con las mujeres de mi comunidad Santiago Tenango, de hecho, ya lo estoy aplicando, pero también motivando y ayudando a todas las mujeres que conozco”
(Vanessa 4ta).

 

“De musas a Creadoras”, es un taller de expresión artística corpo-musical, que usa las herramientas de la voz y la palabra a través del hip hop, con las que propone reflexionar y analizar la carga machista y sexista contenida en la expresión musical convencional, desafiar, evocar el estado de las circunstancias del entorno y/o proclamar alternativas. Coordina el taller Mare Advertencia Lírica, hip hopera oaxaqueña, quién desde la escritura, y el baile produce composiciones en desobediencia.

 

“Siempre creía que no sabía escribir, menos decir lo que escribo porque desconozco lo establecido académicamente, no estudié para ser escritora, con Mare entendí que puedo decir lo que pienso, y también escribir”
(Chely 4ta).

“Al principio me daba demasiada pena participar, y se me complicaban algunos ejercicios, pero con las técnicas que nos enseñó Mare fue mucho más fácil, hasta me daban ganas de seguir escribiendo, al final de la sesión me seguía dando pena participar, pero la emoción de como mis compañeras compartían sus escritos y ver que no era la única con ese problema, facilitaba expresarme”
(Analy 4ta).

“A veces no sabemos expresarnos o no nos detenemos para escribir alguna idea o sentimientos y con Mare aprendimos a buscar las circunstancias para que eso pasara”
(Marce 5ta).

“Porque, aunque no sea una rapera ni esté en mis planes serlo… la escritura es una herramienta para comunicarnos y liberarnos” (Heydi 4ta).

 

 

 

El taller “La fotografía en el proceso de autoconciencia de las mujeres” a cargo de Ivonne Posada (16), ayuda a desmontar las imágenes y representaciones estereotipadas de las mujeres, y permitió en la clausura de la 5ta generación una muestra fotográfica con los trabajos y las siguientes expresiones:

 

“De esa forma podemos decirle al mundo cómo queremos ser vistas, y dar nuestra propia perspectiva de belleza, de importancia, y de valor”

“Mediante el arte de las fotos podemos dar a conocer que el mundo no es como nos lo hacen creer… mediante la imagen podemos ir cambiando este sistema patriarcal” (Conce 5ta).

“Porque me permitió ver el arte como una posibilidad de incomodar y mover en otras personas, sobre todo en mí, aquello que parece estar ya sin posibilidad de cambio” (Edna 5ta).

“Estamos invadidas de imágenes que reducen a las mujeres a objetos sexuales, minimizando nuestras capacidades y habilidades y sobre todo nuestra visión del mundo”
(Iris 5ta).

 

Después de cuatro años de camino andado, cinco generaciones, 166 egresadas, La Escuelita se ha consolidado, cuatro de las cinco integrantes de la ekipa son egresadas, cuatro de las cinco facilitadoras de autoconciencia también son egresadas. Después de trece semanas, las mujeres han manifestado que la Escuelita les cambia la vida. Principalmente en su perspectiva colectiva y despatriarcal, ser parte de una comunidad de mujeres que puede trabajar armoniosa y afectivamente, varias de ellas han generado iniciativas propias, han creado grupos de lecturas, de deporte, han dado continuidad a la autoconciencia y autodefensa, se han generado grupos de amigas, de manada, de espacios para el autosustento, recreación y creatividad, han dinamizado el movimiento feminista oaxaqueño. Ahora contamos con ‘un espacio rentado’ donde empezaremos a proyectar de manera más amplia la construcción de autonomía con, por y para las mujeres, de consolidación de redes, de intercambio de saberes, de transformación y transgresión, de crecimiento y fortalecimiento individual y colectivo!! La alegría se nos desborda junto al agradecimiento a todas las colaboradoras, aliadas, colectivos y voluntades que han hecho posible hacer realidad este sueño.


“Clarificó la idea de que no estoy loca, ni soy una exagerada, vivimos en una sociedad inequitativa, creo que ahora tengo aliadas sólidas para hacer frente a esta lucha”
(Victoria 5ta).


“Una de las mejores cosas que han podido pasarme, no solo por lo laboral, sino por toda la riqueza interna que he tenido desde que puedo considerarme parte de ella, ha sido increíble poder conocer muchas mujeres y sentir que aunque somos tantas, tenemos tanto en común; el fortalecimiento y reconocimiento de lo valiosas que somos cada una en lo individual y lo importante de la fuerza que podemos tener en conjunto”.
(Anahí, 5ta)

“Una oportunidad de conectar conmigo misma, destrozar mi encierro y ese conformismo con el que se nos adoctrina y también limita nuestra vida: cumplir con el deber ser, esposa y madre solamente. La escuela me ha inspirado, me ha impulsado incondicionalmente”.
(Ivonne, 4ta)

La Escuelita es un espacio abierto que fomenta el intercambio y la retroalimentación con otras mujeres del mundo que quieran conocernos e intercambiar conocimientos y habilidades. Su metodología innovadora, integral y de alto impacto es reproducible en cualquier lugar del planeta (con sus adaptaciones locales), así es que las invitamos a buscarnos y encontrarnos (17).

 

* Este artículo fue escrito con los aportes de las integrantes de la ekipa, las facilitadoras y aportes y testimonios de los informes. Encargada de redacción, Norma Mogrovejo.

1 El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México ha contabilizado de 2007 a 2016, la cifra de 22,482 mujeres asesinadas en todo el país, una cada cuatro horas. De acuerdo a estadísticas realizadas por la sociedad civil, para noviembre de 2017 habían sido asesinadas 1844 mujeres, es decir ocho diarias https://regeneracion.mx/cierra-el-2017-con-cifra-espeluznante-mil-844-feminicidios-en-mexico/, de las cuales menos del 19% se investigan como feminicidio http://www.huffingtonpost.com.mx/2017/02/08/menos-del-20-de-asesinatos-de-mujeres-en-mexico-son-considerado_a_21709257/

2 Según estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México, en los seis primeros meses de 2017, se denunciaron 16.631 delitos sexuales y concretamente 6.444 violaciones, o sea, una media de 35 diarias http://www.animalpolitico.com/2017/08/violencia-sexual-2017-violacion/.

3 El número de víctimas de trata de personas en México hasta el 2016, se estima en 500.000 casos, de los cuales alrededor de 70.000 son menores de edad sujetos a explotación sexual. Cada año, alrededor de 21,000 menores de edad son captados por las redes de trata de personas con fines de explotación sexual y 45 de cada 100 son niñas indígenas. El 93 por ciento de las víctimas de trata de personas son mujeres y 26 por ciento menores de edad. Destaca que alrededor de 45,4 por ciento de las víctimas son captadas por una persona conocida, 49,1 por ciento por desconocidos y 5,5 por ciento por miembros de la delincuencia organizada https://www.eleconomista.com.mx/politica/Mexico-sin-cifras-precisas-sobre-trata-20170730-0073.html

4 La Fiscalía Especializada en Mujeres Víctimas de Delitos Por Razones de Género, a través del “Protocolo Alba”, recibió alrededor de 360 reportes de mujeres y niñas desaparecidas en 2017. https://www.debate.com.mx/mexico/En-2017-han-sido-localizadas-349-mujeres-desaparecidas--20170510-0106.html La desaparición de mujeres adolescentes, de 15 a 17 años de edad, aumentó 974 por ciento de 2010 a 2014, pues de los 57 casos registrados en 2010 se incrementaron a 612 en 2014, según datos de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim). https://aristeguinoticias.com/2402/mexico/en-cuatro-anos-aumenta-974-desaparicion-de-mujeres-adolescentes-redim/ 

5 Oaxaca (entre 2000 y 2015) se ubicaba como la quinta entidad del país más riesgosa para la vida de las mujeres, detrás del Estado de México, Chihuahua, la Ciudad de México y Guerrero. Durante 2014, Oaxaca ocupó el tercer lugar a nivel nacional en feminicidios, sólo detrás del Estado de México y el Distrito Federal. Desde el 2016 con el actual gobernador, se han registrado 431 mujeres víctimas de violencia: feminicidios 126; violencia familiar 102; delitos sexuales 84; desaparecidas 79; suicidios 19; violencia política de género 21.

6 La propuesta metodológica es integral y ha sido solicitada para ser replicada en otras entidades y países.

7 Espacio corpo-geopolítico que refiere la cuerpa biológica de cada mujer, la cuerpa política del colectivo mujeres y al Abya Yala, todas como territorio de interés geopolítico para la explotación económica y/o sexual.

8 Este módulo además, rescata los aportes del feminismo lésbico a la teoría feminista, ha sido impartido por Norma Mogrovejo y Tais Itacarambi

9 Este taller en las cinco generaciones, ha tenido varias versiones, han sido impartidas por Aurea Ceja, Diana Torres y Lola Perla.

10 Este taller está a cargo de Amandine Fulchiron, al que denomina “La violencia sexual, feminicidio y guerra contra el cuerpo de las mujeres”

11 Este taller está a cargo de Arely García, Daniela García, Ara Torres, Marytrini García e Itandehui Juárez

12 Este taller fue impartido por Comando Colibrí la 1era y2da generación; la 3ra y 4ta por Katya y Amparo y la 5ta por Las Hijas de su Tonantzin Tlalli

13 Este taller está a cargo de Lidia Aguado Asensio, ‘La Tía’.

14 Este taller estuvo a cargo de Griselda Sánchez ‘La More’.

15 Las radios comunitarias en el Estado de Oaxaca son espacios de comunicación alternativos al monopolio de la comunicación comercial, generados desde y para las propias comunidades, muchas en sus propios idiomas.

16 Compañera egresada de la 3ra. Generación de la Escuelita

17 Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Celular & WhatsApp: + 00 52 1 951 292 35 67 - Facebook, Youtube y Archive: escuela para la libertad de las mujeres - Web: escuelalibertadmujeres.org

Miércoles, 28 Marzo 2018 05:53

Corte de rutas en Cataluña

Corte de rutas en Cataluña

Los cortes, que también bloquearon calles de Barcelona, fueron organizados por los Comités de Defensa de la República. Desde su celda en Alemania, Puigdemont pasó el mensaje a todo el pueblo de Cataluña que continuará luchando.

 

Cientos de manifestantes cortaron ayer rutas en Cataluña y calles en Barcelona y anunciaron una ola de protestas por la detención y posible entrega a España del fugitivo Carles Puigdemont. El líder independentista confió a sus abogados, desde su celda en Alemania, que no se rendirá y llamó a la unidad total de los soberanistas.


Los cortes de rutas y las manifestaciones anunciadas anticipan una profundización del proceso independentista. El proyecto soberanista ha dividido a los catalanes, desatando la mayor crisis política en España desde el retorno a la democracia y alarmado a Europa en momentos en que enfrenta múltiples desafíos, como el Brexit o su relación cada vez más difícil con Rusia.


Imágenes televisivas mostraron a policías antimotines rodeando primero y desalojando luego a decenas de personas que se sentaron en el medio de la AP-7, una gran autopista que une España con Francia, a la altura de la ciudad de Figueras. Otros manifestantes abuchearon a los agentes, pero no los enfrentaron. Al caer la tarde, otras dos rutas fueron bloqueadas en la región del noreste de España, una que va de Barcelona a Lérida y otra que une Tarragona y Valencia. En varias otras hubo embotellamientos debido a vehículos que iban deliberadamente lento, informó la autoridad de transporte de Cataluña.


Los cortes, que también bloquearon calles de Barcelona, fueron organizados por los Comités de Defensa de la República (CDR). Estos grupos civiles fueron creados luego de que la región celebrara el referéndum independentista de octubre pasado pese a que había sido prohibido por la Justicia. “Con los recientes encarcelamientos y el arresto del presidente Carles Puigdemont, parece que claramente hemos cruzado el punto de no retorno”, dijeron los CDR en un comunicado en el que anunciaron una primavera catalana de movilizaciones en todo el territorio que, según afirmaron, van a desbordar las previsiones.


El domingo, Puigdemont fue detenido en Alemania en cumplimiento de una orden de detención europea emitida por un juez español. Una jueza le dictó prisión preventiva el lunes a la espera que se decida, en un plazo de 10 a 60 días, su posible extradición a España para ser juzgado. Los abogados que lo visitaron ayer en su celda dijeron que el ex presidente catalán quería pasar el mensaje a todo el pueblo de Cataluña de que continuará luchando.


“Hemos visto al presidente en excelentes condiciones, tanto en lo que respecta a su estado físico como de ánimo”, afirmó el letrado Jaume Alonso Cuevillas ante periodistas en la ciudad alemana de Neumünster, donde está detenido Puigdemont.


“El presidente tiene perfectamente asumido que esto se alargará, es decir, su situación de privación de libertad, pero se siente resistente, fuerte, con coraje y con determinación para resistirlo”, prosiguió Cuevillas, y agregó que Puigdemont hizo un llamamiento a la unidad de todo el soberanismo.


El ex presidente fue detenido tras cruzar a Alemania desde Dinamarca en camino de regreso a Bélgica. Iba acompañado por un historiador, un empresario y dos agentes de los Mossos D’Esquadra (la Policía catalana). En consecuencia, la Policía Nacional española denunció ante la Fiscalía que los oficiales pudieron incurrir en un delito –por ejemplo, de encubrimiento– al ayudar al líder independentista en su viaje cuando existía ya una orden europea de detención desde el viernes. Puigdemont había huido a Bruselas hace cinco meses luego de que fiscales españoles lo acusaran de rebelión y sedición por haber organizado el referéndum del 1 de octubre, al que siguió una declaración de independencia del Parlamento catalán, el 27 de octubre. En total hay 25 líderes catalanes procesados por el plan independentista, nueve de ellos ya en prisión preventiva en Madrid y otros seis fuera de España.


Voceros judiciales alemanes han dicho que no se espera una decisión sobre Puigdemont antes de Pascua. Un tribunal de la norteña región alemana de Schleswig-Holstein decidirá si la extradición es admisible. Tales casos por lo general se resuelven por escrito, sin una audiencia, aunque es posible que se celebre una. El código penal alemán -a diferencia del de Bélgica, donde estaba refugiado Puigdemont- incluye un delito comparable al de rebelión, la principal acusación contra el dirigente en España, por la cual podría recibir hasta 30 años de cárcel.


El vocero del gobierno español, Iñigo Méndez de Vigo, dijo que Madrid confía en una pronta extradición de Puigdemont, porque, afirmó, su caso no está políticamente motivado. “Este no es un asunto español. Saltarse la ley es atentar contra la Unión Europea, y violar las reglas de un estado miembro también es delito en Alemania”, agregó.


En una medida celebrada por los independentistas, el Comité de Derechos Humanos de la ONU anunció hoy que registró una denuncia de Puigdemont de que España ha violado sus derechos políticos. El caso había sido presentado en marzo pasado por un grupo de abogados y expertos en derechos humanos que alegaron que España había violado los derechos humanos, civiles y políticos en su campaña de represión contra los impulsores del proceso independentistas catalán. El gobierno español tiene ahora seis meses para responder.


Los partidos separatistas se impusieron en las elecciones catalanas de diciembre pasado, que fueron convocadas por Madrid tras intervenir la región y tras la huida de Puigdemont. Sin embargo, no han sido capaces de elegir a un presidente y formar gobierno porque todos los candidatos están en el exilio, procesados o presos. Si no pueden elegir un nuevo presidente, la región deberá celebrar nuevos comicios el 22 de mayo.


Hoy, las fuerzas independentistas votarán en una sesión de emergencia el Parlamento dos mociones, incluyendo una que pide a la cámara garantizar los derechos políticos de Puigdemont y de otros dos líderes independentistas presos en España, incluyendo su derecho a ser investidos como presidente de la región. La otra moción pide la puesta en libertad de los diputados independentistas de la cámara que han sido detenidos.

 

Publicado enInternacional
La tecnología, ¿herramienta de dominación o mecanismo de liberación?

“En una sociedad tan intensamente industrializada,

la gente está condicionada para obtener las cosas más que para hacerlas;
se le entrena para valorar lo que puede comprarse más que lo que ella misma puede crear.
Quiere ser enseñada, transportada, tratada o guiada
en lugar de aprender, moverse, curar y hallar su propio camino.
Se asignan funciones personales a las instituciones impersonales.”. Ivan Illich 


Sin negar cuán importantes son los veloces avances tecnológicos -tanto los de las últimas décadas como aquellos por venir- cabe notar que éstos no siempre benefician a toda la Humanidad. Por ejemplo, hay segmentos enormes de la población mundial que no acceden por igual a la informática. Aún hoy, en pleno siglo XXI, cientos de millones de personas no han tenido contacto con Internet (de hecho, a enero de 2018 se estima que 3.572 millones de personas no tienen acceso a la red ) . Y muchos que, si lo tienen, son verdaderos analfabetos tecnológicos: están presos de una tecnología que no conocen, ni pueden usar a plenitud, al tiempo que devienen cada vez más en adictos sumisos, pasivos y dominados de estas nuevas tecnologías.


Además, tanto avance tecnológico no es indispensable para resolver los graves problemas sociales que afectan a la Humanidad, por ejemplo, el hambre. Producimos alimentos en el planeta que cubrirían las necesidades de 10 u 11 mil millones de personas, más que suficiente para los actuales 7,5 mil millones de humanos; pero diariamente se van a su casa con hambre entre 800 millones y mil millones de personas. De hecho, las soluciones frente a la urgencia de asegurar los mínimos nutricionales para todos los habitantes del planeta, “no son respuestas de más tecnología alimentaria, ni de más productividad”, apunta con claridad el catalán Gustavo Duch . Basta ver que, cada año, alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo se desperdician . Más allá de distribuir con mayor equidad los alimentos y de producirlos según la demanda alimenticia humana -y no la especulación o el hambre del automóvil-, urge hacer realidad la soberanía alimentaria que implica el control por parte del campesinado de su agricultura y de toda su alimentación, es decir todo manejado desde los pueblos, no desde las corporaciones.


Así, afloran varias preguntas: ¿Es socialmente neutra la tecnología? ¿Puede el incesante progreso tecnológico resolver los enormes problemas sociales existentes? ¿Cuáles son los límites de las tecnologías? Tales dudas no implican un conservadurismo ante el progreso tecnológico, sino una crítica sobre su sentido. Guste o no, la tecnología moderna está cada vez más subsumida a la auto-valorización del capital, volviéndose nociva en muchos aspectos. Es más, el avance tecnológico tiende a acelerarse en aquellas actividades que benefician a la acumulación (un ejemplo cruel es el avance tecnológico militar), mientras que en otras el avance es lento y hasta llega al estancamiento, o peor aún a la marginación: un ejemplo es el encarcelamiento tecnológico del mercado de las patentes ( cuya supuesto “incentivo a la innovación” es más que cuestionable ), como sucede con muchas medicinas que podrían paliar problemas de salud en el mundo.


Por tanto, la tecnología -el instrumento o la fuerza que permite hacer algo, diferente pero complementaria de la técnica: conocimiento o habilidad de usar la tecnología- no es socialmente neutra. Con frecuencia se desarrollan nuevas tecnologías según las demandas de acumulación capitalista. No olvidemos que toda tecnología tiene inscrita una “forma social”, es decir, una forma de relacionamiento entre unos y otros y de construirnos a nosotros mismos; basta mirar la sociedad que “produce” el automóvil y el tipo de energía que demanda: individualismo y consumo de combustibles fósiles vienen en gran medida de la mano..

.
¿Cuál forma social está implícita en los avances tecnológicos -presuntamente democratizadores- a los que deberíamos enrolarnos todos?


Por ejemplo, en la cotidianidad muchos “avances” tecnológicos sustituyen a la fuerza de trabajo -sea física o intelectual- volviendo caducos a varios trabajadores , así como excluyendo o desplazando a quienes no pueden acceder a la tecnología; todo esto redefine al trabajo mismo, normalmente contribuyendo a su flexibilización, casi siempre sinónimo de más explotación. Lo humano termina siendo mera herramienta para la máquina, cuando la relación debería ser inversa (aunque siempre dentro de determinados límites pues, como señaló Polanyi, sabemos mucho más de lo que podemos explicar y quizá ese conocimiento es el que nos distingue de las máquinas , idea similar que se recoge en la llamada “paradoja de Moravec ”). Desde esa perspectiva, para que exista otra técnica, que incluya a las personas al trabajo en vez de excluirlas, es necesario transformar las condiciones y relaciones sociales de producción. El objetivo es que la técnica potencia a las fuerzas humanas, no que las reemplace.


Más grave aún es ver cómo los avances tecnológicos recientes han devenido en “una herramienta capaz de controlar multitudes con la misma eficacia que el control individualizado. Las tecnologías que se han desarrollado en los últimos años, muy en particular la inteligencia artificial, van en esa dirección… se desarrollan prioritariamente aquellas que son más adecuadas para el control de grandes masas,” explica Raúl Zibechi . Un ejemplo es el monitoreo absoluto chino: el sistema de vigilancia del país más poblado del mundo llegó a la identificación facial -logro de ciencia-ficción- en donde ya han instalado 176 millones de cámaras de vigilancia, y hasta el 2020 esperan haber colocado otras 200 millones .


Nadie puede dudar que vivimos en una época de dominación tecnológica, que como anota el mismo Zibechi: “es parte de la brutal concentración de poder y riqueza en los estados, que son controlados por el 1 por ciento más rico”.


Las redes sociales, que parecían liberalizadoras, incluso democratizadoras (recordar la primavera árabe), son cuestionadas. George Soros , el gran especulador global, en el reciente Foro del 1% más rico, en Davos - leído en Diario El País de España -, afirmó que mientras petroleras y mineras explotan el medioambiente, las redes sociales explotan el ambiente: influyen en cómo la gente piensa y actúa, implicando un riesgo para la democracia (volviéndose hasta un problema de salud pública). Facebook, propietaria de Instagram y Whatsapp, registra a más de 2.130 millones de personas como parte de su comunidad; 332 millones en Twitter. El 67% de adultos norteamericanos declaran informarse vía redes sociales. Estas redes sociales no necesariamente crean la información, pero si la priorizan según las necesidades de los negocios involucrados, es decir de la acumulación de sus capitales.


Esta afirmación obviamente repercute en la economía global, pues las redes sociales y sus desarrollos tecnológicos son monopolizados por pocas grandes transnacionales, que combinan el control de la información con la especulación financiera, en un ejercicio de acumulación global inaudito.


El mundo que anticipó Orwell , gracias a grandes avances tecnológicos, comienza a ser una realidad cotidiana en China, Rusia, EEUU, Australia…En los EEUU se discute sobre la influencia que pudieron tener internautas rusos en las elecciones en las que salió como vencedor Donald Trump:habría alcanzado a 150 mil ciudadanos norteamericanos, una cifra que supera la de 126 millones de votantes, en un resultado donde cien mil votos fueron decisivos . En Alemania también se han denunciado acciones desde grupos de la derecha extrema para beneficiar al partido Alternativa para Alemania (AfD) en las pasadas elecciones del Parlamento Alem á n . Incluso en países más pequeños y pobres, como Ecuador en donde durante el gobierno del caudillo del siglo XXI (Rafael Correa) se instauró un sistema de control policial -que rebasó el ámbito criminal- para perseguir a movimientos sociales y a opositores del régimen. Y todo indica que esta potencial amenaza a la democracia recién empieza…


No es menos angustioso el impacto que están produciendo las tecnologías de la comunicación en la niñez y la juventud. El 48% de los jóvenes que pasan más de cinco horas al día conectados al móvil ha sufrido depresión, aislamiento o tendencias suicidas , resultado de “un modelo empresarial basado en engatusar a los niños desde pequeños”, como anotó en los Estados Unidos un senador demócrata. Semejante situación se combina con la violencia exacerbada facilitada por el avance tecnológico, por ejemplo, en el empleo de armas sofisticadas en tiroteos masivos(que mes a mes causan cientos de muertes en EEUU ).


Conocer tal realidad implica revitalizar la discusión política, ofuscada por la fe tecnológica. Al endiosar a la tecnología se tiende a abandonar los aspectos sociales cruciales para mejorar la vida humana. Por ejemplo, creer que los problemas ambientales globales se resolverán con mejora tecnológica es un error muy caro; se ha demostrado que las normas y regulaciones (aún insuficientes) han sido más efectivas que los avances tecnológicos y mucho más que las simplonas salidas de mercado (camufladas como “economía verde”). Aplaudidos logros, al contrario, pueden ser perversos: un ejemplo son los automóviles eléctricos que, si bien reducen el consumo de combustibles fósiles por unidad de transporte, demandan más y más minerales de todo tipo (desangrando aún más a continentes altamente explotados como África o América Latina), ocasionando hasta un aumento del número de vehículos demandados: “efecto rebote”.


Un reto clave recae en ver cómo se controlan conocimientos y tecnologías. En realidad, muchas nuevas tecnología provocan renovadas formas de desigualdad y de explotación, así como de enajenación, dominación y de hegemonía: la dominación tecnológica se vuelve “normal”, es aceptada voluntariamente y hasta deviene en deseable para los dominados (por ejemplo, personas desesperadas comprando teléfonos dondevoluntariamente registran hasta su información facial ). Por lo tanto, se debe impedir que las máquinas dominen a las personas, como recomendaba Iván Illich, cuyo pensamiento, junto al de André Gorz, cobra creciente vigencia cada día que pasa.


Hay que valorar la capacidad de reparar las máquinas para controlarlas. Hay que aumentar la durabilidad de los bienes materiales proscribiendo cualquier obsolescencia programada. Hay que pasar progresivamente de una economía productora de bienes materiales a una de bienes inmateriales no contaminantes. Hay que revalorizar las miles de respuestas pequeñas en todas partes del planeta para asegurar la soberanía alimentaria desde abajo, desde el campesinado y desde los huertos urbanos (donde no solo importa el consumo -que puede exacerbarse con la sobreproducción tecnificada- sino también las condiciones de producción). Hay que liberarnos de la economía del crecimiento permanente y de la acumulación de bienes interminable, dinámicas que son la esencia misma de la sociedad capitalista.


En estas condiciones se construyen respuestas desde abajo, en contra corriente. Así, cual círculos concéntricos provocados por una piedra lanza en un lago, se expanden inclusive en ciudades grandes, muchos ejercicios alentadores en donde los actores sociales intercambian mutuamente conocimiento artesanal; cambian tierras baldías y levantan con autogestión nuevos espacios abiertos para todas y todos; y a través de estas prácticas amplían también sus márgenes de acción, como nos cuenta Christa Müller de la Fundación Anstiftung .


Las tecnologías, sobre todo las que ahorran fuerza de trabajo (física o mental), deberían liberar al ser humano del trabajo orientado a acumular capital, permitiendo instaurar jornadas laborales menos extenuantes, tal como se consigue en varios países industrializados: en Alemania los trabajadores acaban de conseguir que se pueda establecer una semana de 28 horas de trabajo, para amplia el tiempo en familia . Y eso puede lograrse, por ejemplo, también liberando el conocimiento científico e impulsando un diálogo respetuoso con los saberes ancestrales, mientras las estructuras de producción y consumo se transforman para construir sociedades donde la explotación a la Humanidad y a la Naturaleza sea inviable.


Afrontamos complejidades múltiples inexplicables desde la monocausalidad. Y menos aún con simples respuestas escapistas. Precisamos respuestas múltiples, diversas, pequeñas y grandes (si fuera posible). Sin desestimar las acciones gubernamentales y la construcción de alternativas estratégicas de largo plazo, estando el control sobre los cuerpos en la mira del poder -como plantea Zibechi- esos cuerpos son y serán los campos de batalla. La lucha, una vez más, será desde abajo, multiplicando rebeldías, resistencias y desobediencias ciudadanas tanto frente a los grandes como a los pequeños y cotidianos usos tecnológicos que terminan construyendo hegemonía.


Urge identificar y -de ser posible- transformar las herramientas de dominación, como las redes sociales, en instrumentos de comunicación y organización liberadora. Esta acción que, en ningún momento debe restringir la libertad de expresión e información, debe estar guiada por las luchas de aquellos grupos históricamente oprimidos -desde enfoques feministas hasta indígenas, incorporando las visiones ecologistas y socialistas-, así como de propuestas comunitarias de quienes viven -o al menos imaginan- un mundo de libertades plenas, viable en la medida que confluyan la justicia social y la justicia ecológica. En definitiva, necesitamos un ejercicio de contra-hegemonía tecnológica.-

Por Alberto Acosta, economista ecuatoriano. Profesor universitario. Ex-candidato a la Presidencia de la República del Ecuador