EE.UU. y sus ejercicios “humanitarios” en Panamá

Las maniobras están en pleno desarrollo y se extenderán hasta junio con la presencia de 415 militares estadounidenses. Los efectivos portarán armas, pero sobre todo gozarán de inmunidad diplomática. De fondo, el rodeo a Venezuela.

En una región cada vez más militarizada, Panamá es un símbolo latente de la injerencia de Estados Unidos. Aunque Washington mira con mucha mayor atención a Venezuela, y pese a que este país no limita con el del canal, reverdecen historias de intervenciones planeadas desde la Casa Blanca. Siete veces invadió EE.UU a la pequeña nación centroamericana. La última fue en 1989. Por eso, cuando la principal potencia mundial pone un pie en su territorio, surgen de inmediato las respuestas negativas. Ahora son contra la llamada operación Nuevos Horizontes. Cuando se creó en 1984 tenía otro nombre: Fuertes caminos. Se trata de maniobras que, depende de quién lo cuente, adquieren dos sentidos. Para el Comando Sur que las dirige se trata de “ejercicios de asistencia humanitaria”. Para la cancillería local “un programa de entrenamiento dirigido a los estamentos de seguridad nacionales”.


Si se colocan en contexto los hechos de Panamá, deben analizarse junto a lo que pasa en otras fronteras vecinas. Sobre todo, a los 2.219 kilómetros de límites que comparten Colombia y Venezuela. También, pero en menor medida, a los que separan a este último país de Brasil y Guyana. Todo tiene que ver con todo y la presencia militar de Estados Unidos lo señala desde las entrañas de su historia. Esta vez el objetivo es el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. Le están rodeando la manzana. La visita reciente que hizo por la zona el jefe del Comando Sur de EE.UU, el almirante Kurt Tidd, es más de lo mismo. Se reunió con el vicepresidente colombiano, el general retirado de la Policía, Oscar Naranjo. Pocos días antes, habían conversado en Bogotá el presidente Juan Manuel Santos y el secretario de Estado Rex Tillerson.


La ofensiva diplomática de Estados Unidos sobre Latinoamérica está a la vista. Sus resultados también. Desde México a la Argentina, los gobiernos amigos de Washington siguen como rebaño la política de aislamiento de Venezuela. Panamá es un engranaje más de ese movimiento de pinzas. En agosto pasado, cuando lo visitó el vicepresidente norteamericano Mike Pence, les recordó a sus autoridades que EE.UU había sido el primer país del mundo en reconocer su independencia. Y les manifestó su gratitud por cómo habían actuado contra Venezuela: “El presidente Trump y yo estamos sumamente agradecidos por el firme liderazgo del presidente Varela en el repudio al régimen de Maduro. Felicitamos a Panamá, en particular, por haberse sumado a los otros 11 países que firmaron la Declaración de Lima”, dijo en su discurso desde el gran canal que une a los océanos Atlántico y Pacífico.


No llama la atención entonces que Nuevos Horizontes ya esté en pleno desarrollo. Se extenderá hasta junio con la presencia de 415 militares estadounidenses. Los “ejercicios de asistencia humanitaria” como los describió Ramón Malavé, coordinador del Comando Sur en Panamá, fueron redefinidos por el columnista del diario La Estrella de Panamá, Mario Gándasegui (h) como una “invasión silenciosa”. Los efectivos portarán armas, pero sobre todo gozarán de inmunidad diplomática. Una situación que en Panamá la oposición y los movimientos sociales movilizados en la calle la viven como una violación del Tratado de Neutralidad del Canal firmado por los presidentes Omar Torrijos y Jimmy Carter en 1977. El mismo que permitió la devolución del corredor clave a fines de 1999, aunque con prerrogativas determinantes a favor de EE.UU. Un ejemplo: poder intervenir sobre la vía interoceánica a partir del año 2000 si se producían peligros a su seguridad.


Argumentos parecidos había utilizado George Bush padre cuando decidió invadir Panamá el 20 de diciembre de 1989 con una fuerza de 26 mil hombres. El problema era el ex socio político y comercial de Estados Unidos, el narco-dictador Manuel Noriega. Había prestado servicios a la CIA hasta que se retobó. Lo depusieron a costa de miles de víctimas durante el ataque. Se calculan unas 4 mil, según la Asociación de Familiares de los Caídos. El militar fue encarcelado en Miami y condenado a 40 años de prisión por la Justicia de Estados Unidos. Cumplió poco más de la mitad, fue enviado a una cárcel en Francia que también lo reclamaba y finalmente devuelto a Panamá, donde murió el 30 de mayo del año pasado. En los tres países acumuló 25 años en prisión. En 2015, a diferencia de otros militares latinoamericanos formateados en la Escuela de las Américas por EE.UU, pidió perdón por televisión a los panameños y se autodefinió como “un hijo de Dios”.


A poco más de 28 años de la invasión condenada por la ONU, hoy es revisada críticamente por la llamada Comisión 20 de diciembre. Fue aprobada en julio de 2016 por el gobierno. Su mandato expira el 1 de abril de 2019. Su presidente, Juan Planells, es el rector de la Universidad Católica Santa María (USMA) y avanza en un trabajo dificultoso para precisar el número de muertos. En diciembre de 2017 dijo que ya se estaban tomando muestras de ADN a los familiares. Pero los registros oficiales son solo parciales. En el estreno de la película Invasión de 2014, del cineasta panameño Abner Benaim, un trabajador de la morgue dijo que se habían contabilizado unos 800 asesinados hasta que se arrancaron las páginas del registro. La cuenta quedó inconclusa. El film ganó el premio de mejor documental en el festival de Biarritz, Francia, en 2015.


El recuerdo de la invasión y los bombardeos del 89 vuelve con fuerza cuando se concretan operaciones como Nuevos Horizontes. La Embajada de EE.UU le notificó al gobierno panameño sobre el ejercicio el 11 de diciembre de 2017. El gobierno lo aceptó casi un mes después, el 4 de enero de este año. Pero “las tropas norteamericanas entraron a Panamá el 2 de enero, dos días antes que la respuesta de la Cancillería”, escribió el periodista Eliécer Navarro en el diario local Crítica. Parece que estaban apuradas para realizar su tarea humanitaria en las provincias de Darién, Veraguas y Coclé.

Publicado enInternacional
Jueves, 15 Febrero 2018 06:25

Mentiras sobre el gasto militar

Mentiras sobre el gasto militar

Los 17 muertos provocados ayer por un tiroteo en una escuela de Florida se suman a los miles y miles que cada año lamentan los estadounidenses por la proliferación de armas de guerra en su población civil, gracias a la política de libre venta de armas. Sólo en los últimos cinco años fueron 291 los colegios afectados por ataques similares. Pero lejos de agotarse dentro de sus fronteras, el armamentismo norteamericano se reproduce como en un espejo en su política económica y militar, que termina exportando muerte y destrucción a todo el mundo.

Días atrás, el presidente Donald Trump dio a conocer su proyecto de presupuesto para 2019 que contempla un enorme déficit fiscal (que tratará de trasladarlo a los demás países, sobre todo a los de la periferia) y un presupuesto militar, eufemísticamente llamado de “defensa”, de 716.000 millones de dólares, según informa la cadena CNBC. Este monto incluye 24.000 millones de dólares destinados a la modernización del programa nuclear que, en algunos comunicados, aparecía desligado del gasto militar, como si se tratara de inversiones para la producción de centrales atómicas.


Estos datos son algunas de las “posverdades” a los cuales nos tiene acostumbrados el imperialismo norteamericano. “Posverdad” o fake news –como gusta decir Donald Trump– porque se oculta la verdadera dimensión del gasto militar de Estados Unidos haciéndoselo aparecer como menor de lo que realmente es en un intento por escamotear ante la vista de la opinión pública el desenfreno militarista de un imperio que debilitado en su hegemonía política, intelectual y moral, como diría Antonio Gramsci, se repliega sobre sus capacidades destructivas para contener por la fuerza su inexorable declinación en un sistema internacional que ya ha asumido un formato definitivamente multipolar.


Hace muchos años que el gasto militar se convirtió en el principal motor de la economía norteamericana y fuente de fabulosas superganancias para el complejo militar-industrial-financiero que gira en torno a la producción de armamentos. En una suerte de perversa “puerta giratoria” las ganancias de este complejo se transfieren, en una pequeña porción, a la clase política. Sus empresas y lobbies son los indispensables financistas de las onerosas carreras políticas de representantes, senadores, gobernadores y presidentes, prostituyendo definitivamente el funcionamiento de la democracia en Estados Unidos y abriendo las puertas para la constitución de la corrupta plutocracia que hoy gobierna a ese país. Presidentes y legisladores, envueltos en un falso celo patriótico, retribuyen los favores recibidos concediendo jugosas contraprestaciones materiales a las empresas del sector, todo lo cual se traduce en una desorbitada, absurda e innecesaria escalada del gasto militar. Esta corruptela explica que más de la mitad de los miembros del Congreso de Estados Unidos sean millonarios, cuando la proporción de éstos en la sociedad norteamericana es de apenas 1,4% (http://cnnespanol.cnn.com/2014/01/10/la-mayoria-de-los-miembros-del-congreso-de-ee-uu-son-millonarios/).


No es de extrañar, en consecuencia, que desde la Guerra de Corea en adelante Estados Unidos no haya conocido un solo año sin tener tropas combatiendo en el exterior. Tampoco lo es que, pese a los optimistas anuncios oficiales, el gasto militar haya aumentado aun luego de la desaparición de quien durante los largos años de la Guerra Fría fuera su enemigo fundamental: la Unión Soviética. En este sentido, la operación propagandística del imperio pregonando los supuestos “dividendos de la paz” como fuente de una renovada ayuda al desarrollo quedó rápidamente al desnudo. Ni se mejoró la asignación de recursos para reducir la pobreza dentro de Estados Unidos ni se los canalizó para facilitar el progreso económico y social de los países de la periferia. Todo lo contrario, la escalada sin techo del gasto militar prosiguió su curso inalterada.


Sorprende entonces la aceptación sin beneficio de inventario de la cifra del presupuesto militar que la Administración Trump anunciara recientemente. Según los cálculos más rigurosos el gasto militar total de Estados Unidos ya traspasó el umbral considerado –hasta no hace mucho– como absolutamente insuperable, como una frontera escalofriante de un billón de dólares, es decir, un millón de millones de dólares, lo que equivale aproximadamente a la mitad del gasto militar mundial. Tradicionalmente la Casa Blanca ocultaba la verdadera dimensión de su exorbitante presupuesto militar y los medios de comunicación del imperio reproducían esa mentira. En el caso actual aquel va mucho más allá de los 716.000 millones de dólares recientemente declarado por la Casa Blanca. Esa cifra no incluye otros emolumentos derivados de la presencia bélica de EE.UU. en el mundo y que también deben ser considerados como parte del presupuesto militar del imperio. Por ejemplo, la Administración Nacional de Veteranos (VET) que tiene a su cargo ofrecer atención médica a los heridos en combate hasta el fin de sus vidas y de asistir a quienes regresan del frente desquiciados psicológicamente tiene un presupuesto para el próximo año de 198.000 millones de dólares(https://www.militarytimes.com/veterans/2018/02/12/va-spending-up-again-in-trumps-fiscal-2019-budget-plan/). A esta descomunal cifra hay que agregarle otros dos ítems, con datos muy poco transparentes y disimulados en el presupuesto federal: los destinados a la contratación de “asesores” para misiones especiales (vulgo: mercenarios) y los “gastos de reconstrucción” para ocupar o transitar por áreas previamente destruidas por la aviación o los drones de EE.UU. Si se suman todos estos componentes se llega a una cifra que supera el billón de dólares. Para comprobar la irracionalidad criminal de este presupuesto nótese que tan sólo el gasto de la VET equivale a poco menos que el gasto militar total de China, que asciende a 215.175 millones de dólares y que el segundo presupuesto militar del planeta. O con el presupuesto de la Federación Rusa, que es casi tres veces inferior al de la VET: 70.345 millones de dólares; o con el del ultra-enemigo de EE.UU., Irán 12.383 millones de dólares.

¿Cómo justificar tan fenomenal desproporción? Inventando enemigos, como el ISIS, o dando pie a delirantes conspiraciones acerca del peligro que Rusia, China, Irán o Corea del Norte representan para la seguridad nacional norteamericana. Pero la verdad es que el gasto militar ayuda a mover una economía de lento crecimiento y, sobre todo, alimenta al complejo armamentístico que financia a los políticos que convierte en millonarios. Pese a eso la dirigencia estadounidense insiste en la vulnerabilidad de la seguridad nacional norteamericana y no cesa de mantener a su población sumida en el miedo, un efectivo dispositivo de dominación. Por último, con tal brutal desequilibrio de fuerzas en el plano militar Washington reafirma su vocación de seguir siendo el gigantesco gendarme mundial presto a actuar en cualquier lugar del planeta para poner al capitalismo a salvo de toda amenaza. En cualquier lugar, pero sobre todo en Nuestra América, reserva estratégica de un imperio amenazado. La contraofensiva lanzada en los últimos años y la creciente belicosidad en contra de Cuba y Venezuela son pruebas harto elocuentes de esa enfermiza vocación por impedir que la tierra siga girando y congelar la historia en el punto en que se encontraba al anochecer del 31 de diciembre de 1958, en vísperas del triunfo de la Revolución Cubana. Todos estos esfuerzos serán en vano, pero mientras tanto están haciendo un daño enorme y hay que detenerlos antes de que sea demasiado tarde porque la humanidad está en peligro.

Publicado enInternacional
De los muros de Clinton/Baby Bush/Videgaray al muro israelíde Trump: neo-monroismo amurallado

Son momentos delicados y de ajustes en la política doméstica de EU cuando convergen cuatro eventos disruptivos: 1. El explosivo Memorándum Nunes que coloca en la picota a todo su sistema judicial, así como al FBI y a la legendaria perfidia de los Clinton, con el apoyo de Obama y George Soros; 2. El despido de Janet Yellen de la gubernatura de la Reserva Federal y su sustitución por Jerome Powell, abogado de Princeton quien no es economista –se ignora si eso es bueno o malo, a como están las cosas– y que fue recibido con un sonoro desplome de la bolsa de Wall Street con repercusiones globales; 3. La fatídica negociación en el Congreso para impedir el cierre financiero del gobierno, en donde se juega la construcción del muro Trump a cambio del permiso a los dreamers (https://goo.gl/9Bj2qw), entre los cuales 80 por ciento de los 800 mil es de origen mexicano; y 4. Retumban de nuevo los tambores de guerra trumpianos que busca su primer bautizo contra Norcorea mediante un ataque preventivo y bendito como nariz sangrienta (https://goo.gl/Nj9VQx).

Gran parte de la flagrante desinformación en México sobre el muro Trump, en el que han participado en forma mendaz dos ex presidentes panistas Fox –que ya se pasó al PRI– y el itamita Felipe Calderón –que espera el momento preciso para apoyar a Meade– quienes ocultan que existen ya dos muros, uno iniciado por Clinton y otro avanzado por Baby Bush y que en su totalidad han cerrado la tercera parte de la transfrontera.

Faltaría agregar el muro Videgaray (https://goo.gl/gxFsTz) proyectado por EU en la frontera de Chiapas con Guatemala y cuyo costo, hasta ahora, será cubierto por el gobierno trumpiano.

Es lamentable que dos ex presidentes supuestamente mexicanos no estén enterados que ante sus narices Clinton y Baby Bush hayan construido la tercera parte del ignominioso muro y que solamente se enfoquen a la otra tercera parte del muro Trump que será construido por empresas de Israel (https://goo.gl/CC8zez).

The New York Times acaba de publicar una ilustrativa infografía que sería conveniente leyesen los dos ex presidentes panistas y hoy neo-priístas, pero más que nada, el ignaro Congreso que ha llegado hasta el oprobio de disfrazarse en los recintos con las camisetas de la derrotada candidata Hillary Clinton.

Según NYT, el gobierno ha construido 700 millas (Nota: mil 126.54 kilómetros) del muro desde 2006, la mayor parte en terrenos federales y donde no existe una barrera natural: específicamente desde San Diego hasta un poco más allá de El Paso, es decir, cierra las transfronteras de California, Arizona y Nuevo México.

El muro faltante proviene primordialmente de Texas, aunque ya existe una pequeña parte del muro desde Brownsville hasta un poco más allá de McAllen (https://goo.gl/QRwJs8).

Trump ya elevó la puja de su muro al pasar de 18 mil millones de dólares a 25 mil millones que solicitó al Congreso y que incluye, por encima de la infraestructura, extras para su tecnología y su personal, siempre y cuando se convenga un acuerdo sobre los dreamers a cambio de no cerrar los gastos del gobierno (https://goo.gl/vwqmzf).

El portal Breitbart, ya sin el ideólogo defenestrado del trumpismo Steve Bannon, da mucho vuelo a la frase del presidente Trump, quien anhela un verdadero muro, no un pequeño muro en la transfrontera con México: proferida ante agentes del Border Patrol National Targeting Center, en Virginia, donde concurrió la secretaria de Seguridad del Hogar, Kirstjen Nielsen (KN; https://goo.gl/FapacD).

Kirstjen Nielsen reafirmó que gran parte del dinero para construir el muro será usado para un mayor número de agentes y una óptima tecnología.

Lo inédito del gran muro israelí de Trump, a diferencia de la anterior tercera parte construida por Clinton y Baby Bush, es que va acompasado de una nueva modalidad de la Doctrina Monroe: ideología del excepcionalísmo del pueblo elegido en 1823 por el presidente homónimo cuyo objetivo geopolítico era expulsar a los europeos del continente.

Por cierto, 195 años más tarde, EU se repliega a sus orígenes de los Padres Fundadores con su neo-monroísmo amurallado que intenta sacar a Rusia y China del continente americano (sic), basado sobre todo en las fake news que tanto critica, de un fantasioso intervencionismo ruso por doquier, incluyendo al “México neoliberal itamita”.

El repliegue histórico emprendido por Trump de 398 años, desde los peregrinos del May Flower de 1620, insta a una migración de noruegos en lugar de mexicanos.

¿Se saldrán de su país cinco millones de noruegos, debido a la fabricada amenaza rusa, para instalarse como nuevos colonos en EU?

Se ha intensificado la guerra demográfica del supremacismo blanco de los WASP en contra de los mexicanos, donde cunde el temor de la presencia de alrededor de 50 millones de mexicanos (sumados de los 11 millones de ilegales y de 80 por ciento de 800 mil dreamers).

Cada día se asienta más mi hipótesis de la palestinización de los mexicanos en EU (https://goo.gl/hmciu3).

El neo-monroísmo amurallado de Trump fue confirmado por la gira de Rex Tillerson, secretario de Estado y ex mandamás de Exxon Mobil, a algunos países de Latinoamérica (LA): México, Argentina, Colombia, Perú y Jamaica.

Lamentablemente el aprendiz itamita Videgaray literalmente se le tiró al suelo a Tillerson al alucinar que las relaciones de México son mejores ahora con Trump que con Obama. Es curioso que Videgaray alabe el neo-monroísmo amurallado de Trump y critique a Obama quien había anunciado el fin de la Doctrina Monroe.

Tillerson arremetió contra la presencia de Rusia –que ya ni caso le hace– y China.

La agencia china Xinhua replicó que el poco profesional Tillerson –cuya carrera no es la diplomacia, sino la ingeniería civil– resucita la obsoleta Doctrina Monroe que refleja el pensamiento arraigado de Washington LA como su patio trasero (https://goo.gl/VSCNAA).

El ingeniero Tillerson tildó a Rusia y a China de depredadores y poderes imperiales en LA.

Uno de los motivos del ingeniero Tillerson fue incitar a un cambio de régimen en Venezuela mediante un golpe de Estado, lo cual no ha sido rechazado por la genuflexa cancillería de México (segunda geoeconomía de LA) en su fase diplomática más aciaga, pero que fue criticado en forma vehemente por la cancillería de Brasil, primera geoeconomía de LA (https://goo.gl/kA2umB).

Ante el poco eco a un golpe militar inducido en Venezuela, el ingeniero Tillerson pasó a la amenaza de bloquear las ventas del petróleo venezolano (https://goo.gl/s9inWW).

Las fake news ya fueron adoptadas al más alto nivel de EU mediante la ominosa advertencia del general McMaster, asesor de Seguridad Nacional de Trump, quien pretende imponer líneas rojas a LA en general y a México en particular (https://goo.gl/sL9vEN), avalado por el muy influyente Council on Foreign Relations, con sede en Nueva York (https://goo.gl/98LRAj).

¿Existe veto de la administración Trump y sus dos generales McMaster y John Kelly a la asunción presidencial de López Obrador?

¿Entra la asunción de López Obrador en el esquema del neo-monroísmo amurallado?

 

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Subir al inicio del texto

Publicado enInternacional
Entrada del refugio Cheyenne Mountain, en Colorado.

Con el nivel de alerta nuclear en niveles máximos, el historiador y periodista Garrett Graff explica cómo funcionan los tres refugios excavados en las montañas que permitirían a la Casa Blanca asegurar la continuidad del gobierno


"Es cierto que estamos más cerca de la catástrofe global que en ningún otro momento desde los años cincuenta".

El 25 de enero, el Boletín de Científicos Atómicos movió las manecillas de su Reloj del Apocalipsis para dejarlas a sólo dos minutos de la medianoche. El simbólico reloj no estaba tan cerca del Armagedón desde 1953, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética completaron sus primeras bombas de hidrógeno.


Aunque la bomba de hidrógeno puede multiplicar hasta por mil la potencia de las que cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki, en Estados Unidos un pequeño grupo de 9.000 personas tiene autorización para salvarse si el reloj marca las 12. Sólo tienen que llegar a tiempo a los tres gigantescos refugios que la Casa Blanca ha excavado para ellos en las montañas con el fin de asegurar la “continuidad del Gobierno”, como se dice en la jerga militar.


La historia de esos tres refugios es el centro de Raven Rock, el último libro del historiador y periodista estadounidense Garrett Graff, que desde la portada se anuncia como el “plan secreto del gobierno de EEUU para salvarse a sí mismo mientras el resto de nosotros muere”.


Como dijo el propio Graff durante una entrevista por Skype con eldiario.es, “la gente no termina de entender lo que son esos refugios, montañas vaciadas con una ciudad dentro, edificios entre los que se puede caminar, centrales eléctricas, instalaciones médicas, lagos subterráneos...”.


Su libro repasa la construcción de los tres. El primero fue Raven Rock, en Pensilvania, que comenzó a excavarse bajo la presidencia de Harry Truman con el objetivo de crear un Pentágono paralelo. A medida que avanzaba la Guerra Fría se fueron construyendo los otros dos: Mount Weather, en Virginia, para resguardar la vida de legisladores y altos cargos del Gobierno; y Cheyenne Mountain, en Colorado, para detectar los ataques y coordinar la defensa aérea.


Pero cayó el Muro de Berlín, el Reloj del Apocalipsis se alejó 17 minutos de la medianoche, y los refugios comenzaron a parecer ridículos. Hasta que el 11 de septiembre de 2001 un avión se estrelló contra el Pentágono. "No voy a decir que hubo que encender las luces de Raven Rock de nuevo porque estaban apagadas pero casi. Ese día mucha gente se dio cuenta de lo desfasadas que habían quedado las instalaciones así que se invirtió mucho en nuevos equipos de comunicación y computación, y en dotarlas otra vez de personal”, explicó Graff.


¿La actualización fue sólo por la amenaza terrorista?


Están diseñadas para hacer frente a varios tipos de amenazas. Una de ellas es la catástrofe nuclear, ya sea por un intercambio limitado de misiles con Corea del Norte o por una guerra abierta contra Rusia. La segunda es un ataque terrorista, que podría ser con armas nucleares improvisadas, con un ataque químico o biológico sobre Washington. La tercera hipótesis es un ciberataque, la amenaza más reciente de todas y para la que estas instalaciones están preparándose cada vez más, ya sea proveniente de un Estado nación o de un grupo terrorista. O la posibilidad de un ataque con un pulso electromagnético sobre cualquier ciudad costera.


¿Por qué sería necesario estar dentro de una montaña durante un ciberataque?


Si Washington se queda sin agua ni electricidad por un ataque de ese tipo, dentro de Raven Rock no tendrían ese problema.


¿Cuánto tiempo pueden vivir dentro de la montaña?


Depende de los aprovisionamientos, pero las 3.000 personas que alberga Raven Rock, por ejemplo, podrían resistir entre dos y cuatro semanas.


¿Raven Rock es indestructible?

Ninguna de estas instalaciones fue diseñada para resistir un bombardeo nuclear directo. No hay en el mundo una instalación capaz de resistir algo así. Pero lo que pasaba en la Guerra Fría es que ni la Unión Soviética ni Estados Unidos ponían entre sus objetivos militares al mando de operaciones del adversario porque necesitaban tener a alguien con quien negociar la paz. Tenía que quedar alguien para apagar la guerra nuclear.


¿Esa lógica sigue vigente?


Eso no se puede saber. Nuestros planes de guerra son secretos y los del resto, también. En el caso de Corea del Norte creemos que no tiene las armas necesarias para terminar con el puesto de mando de EEUU. Tienen entre 10 y como mucho 20 bombas nucleares, y tal vez menos misiles balísticos capaces de llegar a Estados Unidos continental. No hay ningún indicio de que dominen el sistema de guiado necesario para apuntar con exactitud ni la tecnología necesaria para la reentrada en la atmósfera. Lo más probable es que no lograrían la precisión necesaria para destruir al mando estadounidense.


Además, sus bombas no son tan potentes: están en el rango del kilotón y no del megatón, como las bombas rusas. Alcanza con que fallen por muy poco para que Raven Rock o Mount Weather puedan sobrevivir.
¿Qué opina de la alerta de guerra nuclear anunciada por el Boletín de Científicos Atómicos?


Es cierto que estamos más cerca de la catástrofe global que en ningún otro momento desde los años cincuenta. Si te fijas en la historia, las guerras no necesariamente comienzan por una decisión deliberada de un país, sino cuando dos o más países se tropiezan y terminan desembocando en una. Y ya está pasando.
Hace solo unos días, los militares estadounidenses anunciaron que había habido una grave confrontación

entre un caza ruso y un avión de guerra estadounidense sobre el Mar Báltico. Algo así tiene ahora mucha mayor probabilidad de escalar si sigue habiendo accidentes o confusiones que aumenten las tensiones.


El 11 de septiembre de 2001 fue la primera vez que se pusieron en marcha los planes de “continuidad del Gobierno”, con evacuaciones de políticos y militares a los refugios. ¿Fue parecido a las maniobras?
No funcionó nada bien. Sirvió para entender todos los problemas que había con el sistema de comunicaciones. En el (avión presidencial) Air Force One, ni siquiera pudieron ver la televisión por satélite. Durante gran parte del día, el presidente (George W.) Bush estuvo mucho menos informado que cualquier persona normal con acceso a la CNN.


¿Lo corrigieron?


Se ha invertido mucho para arreglarlo, pero no sabremos si el sistema funciona hasta que tengamos que usarlo. Lo que sí es seguro es que ahora es mucho más sofisticado que antes.


¿A Bush no lo llevaron a Raven Rock porque volar es más seguro?


Desde los años setenta se comprobó que si el presidente estaba moviéndose era más difícil que fuera un objetivo militar. También puede alejarse volando de los peligros. El 11 de septiembre, la prioridad fue tenerlo en el aire tan rápido como fuera posible y así sigue siendo hoy. Hay un equipo de aviones llamados losvigilantes nocturnos, listos para despegar con un aviso de 15 minutos y recoger al presidente dondequiera que esté.


Pero el 11 de septiembre voló en el Air Force One.


Sí, pero cuando por fin aterrizó fue en la base de la Fuerza Aérea de Offutt, cerca de Omaha, donde está el hangar de estos aviones.


Otra cosa que demostró el 11 de septiembre fue la impopularidad que supone desaparecer durante la amenaza, como hizo Bush.


Esa siempre ha sido una tensión difícil de resolver. Los presidentes deben elegir entre estar a salvo o al mando. Ocurrió desde los días de Harry Truman, cuando decidió quedarse en la Casa Blanca durante una falsa alarma de un ataque con bombas al país.


Además de militares y políticos, ¿esos refugios también reservan espacio para periodistas?


Hay un montón de empresas privadas involucradas y planes de preservar a los periodistas, sí. La lógica es que en un desastre, si el Gobierno logra comunicarse con la población, lo mejor será que lo haga a través de personas de los medios y conocidas.


¿Donald Trump ha cambiado la lista de esos periodistas?


No sabemos exactamente quiénes son. No se conoce esa lista.


En caso de hecatombe nuclear, los senadores no están autorizados a llevar a su familia al refugio. ¿Eso es viable?


Eso siempre ha sido un desafío. Nadie sabe cómo reaccionarían. ¿Honrarían el deber hacia su familia o hacia su país?


¿No sería más fácil cambiar esa norma?


Las instalaciones no están diseñadas para salvar a las familias sino para que el Gobierno continúe.


¿Cómo ve el pueblo de EEUU que exista esta posibilidad de salvarse para unos pocos?


Creo que no hay una conciencia pública sobre la existencia de estos planes. No creo que la gente sepa que los políticos tienen un sistema para salvarse a sí mismos.


¿Cómo lo ve usted?


Yo sí creo que es importante que un gobierno tenga este sistema. De eso se trata ser un país soberano. Somos algo más que la generación actual y eso es lo que se está tratando de preservar. Estados Unidos quiere preservar la idea de Estados Unidos, algo que es mayor que ningún grupo de líderes, que ningún grupo de políticos, o que ninguna generación de estadounidenses. Por eso en todos estos planes, desde la Guerra Fría y hasta hoy, se incluye la evacuación de la Declaración de la Independencia o de la Constitución. Eso es el corazón de lo que necesita ser salvado.


También podría ser la excusa de los que quieren salvarse.


Sí, podría ser.


Durante la Guerra Fría la “destrucción mutua asegurada” contribuyó a que ninguno de los dos bandos diera el primer paso. ¿La existencia de un refugio casi inviolable termina con esa protección?


Eso es un tema muy interesante y complejo. Lo ideal es tener un sistema que crees que funciona, pero no uno que sabes con seguridad que funciona. Queremos que nuestros líderes sientan un poco de incertidumbre sobre lo que le pasaría al país en una guerra nuclear. Dentro de la estrategia nuclear, esa es una parte muy importante de la teoría de la disuasión.

 

Francisco de Zarate
03/02/2018 - 19:30h

Publicado enInternacional
“Hay un genocidio de la población negra”

La experta señala que Brasil “está matando a su potencia social, que son los jóvenes y adolescentes”. Son unos 30 mil muertos en un año. Amnistía exige al Estado que adopte políticas contra el racismo que se observa en sus instituciones.

 

Cinco muchachos de otros tantos estados brasileños cargan un féretro con flores que colocan frente al ingreso del Ministerio de Justicia para simbolizar los homicidios, en su mayoría de negros, ocurridos en 2016. Cae una llovizna sobre Brasilia, detrás del cortejo simbólico camina Josuma Werneck, directora ejecutiva de Amnistía Internacional. “Vinimos hasta aquí para decir que queremos a los jóvenes negros vivos, eso es lo que demandaron las sesenta mil personas que firmaron el petitorio que trajimos para que lean las autoridades, porque el Estado tiene que poner en práctica una política nacional de reducción de homicidios que requiere un control del accionar de la policía”. Josume Werneck dialogó con PáginaI12 al cumplirse tres años de la campaña “Joven Negro Vivo” que incluyó encuentros con las autoridades del Senado y Diputados.


–¿Cuántos brasileños fueron asesinados?


– En 2016 en Brasil ocurrieron 61 mil homicidios, es un número trágico: de cada 10 víctimas siete eran negras, y entre éstas el numero más alto corresponde a jóvenes de la periferia y de las favelas. Brasil está matando a su potencia social que son los jóvenes y adolescentes. Son unos 30 mil jóvenes negros muertos en un año.
–Como en la dictadura argentina.


– Es algo realmente terrible, estamos viviendo una situación equivalente a la de países que tuvieron dictaduras, o a la de países en guerra, el movimiento negro hace años que dice que en Brasil se vive un genocidio de la población negra, y es una definición que considero apropiada.


Lo que decimos en Amnistía Internacional es que más allá del nombre que se le de a este fenómeno, lo que importa es actuar ya.


–¿La policía es racista?


–Una de las reivindicaciones presentadas ante el gobierno es que se reduzca el número de homicidios causados por la policía, las fuerzas de seguridad tienen que actuar contra el racismo no es posible que lo reproduzcan, por eso decimos que el Estado debe adoptar políticas contra el racismo que se observa dentro de sus instituciones. Vemos, por ejemplo, que los homicidios causados por las fuerzas de seguridad que tienen como víctimas a las personas negras en un número mucho más alto que las víctimas blancas. El racismo está en la violencia, pero es más que eso, está metido dentro del discurso cotidiano, en los medios de comunicación, en los hábitos, es algo que permea toda nuestra cultura, que es la de un país donde la esclavitud fue abolida sólo en 1888.


Para erradicar ese racismo que algunos llaman inconsciente necesitamos que las personas tomen conciencia de esto. A mí no me parece correcto hablar de un problema que está en el inconsciente, prefiero decir que la violación de los derechos de las personas negras es algo que está naturalizado. ¿Y que hacemos entonces?. Es preciso desnaturalizar, desnormalizar esa situación.


Es necesario adoptar políticas activas para revertir esta deuda como son los cupos para jóvenes negros en la universidad que es una medida tan atacada por algunos grupos.
–Las denuncias sobre represión de manifestaciones urbanas han aumentado, ¿está garantizado el derecho de protesta?


– La protesta, las manifestaciones son derechos garantizados por ley, cabe a las autoridades preservar ese derecho. Las fuerzas de seguridad, y en última instancia el Estado brasileñó, son los que tienen que garantizar un ambiente seguro para que sea ejercido. No aceptamos que ocurra ningún retroceso en esa materia. El derecho a la protesta y otros que tanto han costado conquistar no pueden ser perdidos, por eso este año Amnistía Internacional lanzó la campaña “Los Derechos No se Liguidan” que tiene como principal objetivo el Poder Legislativo donde se trataron normas que amenazan conquistas de todo tipo.


–La violencia en el campo también creció


–Acabamos de lanzar un informe sobre homicidios de defensores de DD.HH. en las Américas donde fue asesinada más de la mitad de los defensores de derechos humanos de todo el mundo. El cuadro más problemático es el de Brasil: entre enero y agosto de este año fueron asesinados 58, la mayoría de los cuales eran indígenas, trabajadores rurales sin tierra y otras personas envueltas en la lucha por el territorio y el medio ambiente. Es preciso que haya una respuesta inmediata las autoriades nacionales y provinciales.


Favelas en guerra


Antes de asumir como responsable de Amnistía Internacional Jurema Werneck trabajó en la ONG Criola. “Ser mujer y negra en Brasil es sinónimo de lucha”, asevera esta médica de hablar seguro que realizó un doctorado en comunicación social y conoce el pensamiento de la intelectual norteamericana Angela Davis, la ex militante de las Panteras Negras y miembro del Partido Comunista estadounidense que visitó Brasil este año.


Davis plantea que no basta con oponerse al racismo, es necesario ser activamente antiracista y en su gira reciente por Brasil destacó el papel de las mujeres afrodescendientes.


“Creo que hay que escuchar las voces de las mujeres negras para poder transformar la realidad (..) en Brasil hay 60 millones de mujeres negras, el 70 por ciento de ellas es pobre, es mucha gente, demasiada como para que sean ignoradas” sostiene durante la conversación con este diario, realizada hace diez días, la titular de Amnistía Internacional.


Werneck trabajó como activista con moradores de las favelas de Río de Janeiro donde el presidente Michel Temer envió 8.000 militares para restablecer la “ley y el orden”. El combate al enemigo interno afincado en las favelas continuará hasta fines de 2018 prometió la semana pasada el ministro de Defensa Raúl Jungmann.


–¿Cuál es su balance después de cuatro meses de la militarización?


–Seguramente no hay una única medida para solucionar los problemas, lo que Amnistía Internacional dice es que la militarización no demostró ser una solución adecuada. Las Fuerzas Armadas tienen una función definida dentro de la Constitución, las Fuerzas Armadas no están preparadas, no reciben entrenamiento para realizar tareas propias de la policía. Son muy importantes cuando cumplen las funciones para las que están preparadas.


–Temer promulgó una ley que garantiza foro especial a los militares acusados de cometer delitos en las favelas.


–Amnistía Internacional no se refiere a la situación de los derechos humanos tomando en cuenta el color partidario de un gobierno en particular. Lo que decimos es que la existencia de una legislación paralela a la Justicia común repercute como factor que agrava las desigualdades. ¿Por qué? Porque en Brasil la Constitución dice que todos somos iguales ante la ley, pero algunos son protegidos por una jurisdicción especial, esa es una anomalía. Amnistía se movilizó contra la legislación que da un foro especial a los militares, ha estimulado el debate sobre ese tema y va a seguir luchando para que esa ley sea revocada.

Publicado enInternacional
Norcorea lanza otro misil; la vía diplomática sigue abierta: Tillerson

Casi como un favor, el régimen norcoreano lanzó otro misil intercontinental de prueba en desafío a Estados Unidos y la llamada "comunidad internacional", permitiendo que Donald Trump se disfrazara otra vez de comandante en jefe y con ello distraer de problemas como la investigación a su equipo, sus tropiezos públicos y otras desventuras.

Y hablando de favores, el proyecto de ley que regala reducciones de impuestos a los más ricos –individuos y empresas– del país fue remitido este martes al pleno del Senado, después de varios arrestos de manifestantes en el Congreso que protestaban por los efectos de tal propuesta en la asistencia social, sobre todo en el sector salud, mientras en Wall Street festejaron la noticia con avances récord en las bolsas de valores.

"Nos encargaremos de ello, es una situación que manejaremos", aseguró Trump en la Casa Blanca a reporteros en torno al lanzamiento de lo que fue identificado por el Pentágono como un misil intercontinental lanzado por Corea del Norte, el primero desde mediados de septiembre. Algunos expertos consideraron que el alcance de ese tipo de misil técnicamente podría llegar hasta Washington, aunque se debate sobre el grado de sofisticación, al darse una vez más esa conversación macabra –pero realizada como si fuera algo casi técnico e incluso aceptable– sobre las probabilidades y dimensiones de una guerra nuclear.

La noticia fortaleció a halcones en Washington, aunque el secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró este martes que "opciones diplomáticas permanecen viables y están abiertas, por ahora", e insistió en que Estados Unidos busca un camino "pacífico" a la "denuclearización" de Corea del Norte. El secretario de Defensa, James Mattis, informó que el misil tuvo la trayectoria más alta jamás usada por los norcoreanos y consideró el lanzamiento como parte del esfuerzo de construir cohetes "que pueden amenazar a todo el mundo".

Al cierre de esta edición, se informó que Pyongyang lanzó otro misil intercontinental.

Hace un par de meses, Trump amenazó con "destruir totalmente" a Corea del Norte si continuaba con sus esfuerzos bélicos nucleares. Esas declaraciones renovaron preocupaciones entre políticos y militares sobre cómo controlar a un presidente "mentalmente inestable", quien, según los protocolos existentes, tiene el poder exclusivo y absoluto de lanzar un ataque nuclear. De hecho, el actual comandante de las fuerzas nucleares, y su antecesor, expresaron que no necesariamente cumplirían con las órdenes de un comandante en jefe si éstas no son consideradas "legales".

A la vez, este martes se anunció que Hawaii, por primera vez desde el fin de la guerra fría, está reactivando su sistema de alerta de ataque nuclear para la población.

Al mismo tiempo, ex altos funcionarios, diplomáticos y expertos sobre "seguridad nacional" siguen expresando alarma –algo que se intensificó con la noticia del lanzamiento del misil– sobre el éxodo de diplomáticos y las propuestas del gobierno de Trump de reducir el presupuesto del Departamento de Estado, incluida la asistencia al extranjero, en más de 30 por ciento. Dos ex altos funcionarios, Nicholas Burns y Ryan Crocker, advirtieron en un artículo de opinión publicado este martes en el New York Times, que el servicio exterior está "enfrentando tal vez su mayor crisis", justo en momentos en que es más importante que nunca, a causa de las reducciones de presupuesto, la "actitud desdeñosa" de Trump hacia los diplomáticos "y la diplomacia misma".

Tillerson, en un foro, rechazó las críticas y aseguró con optimismo casi increíble que una razón para los recortes de presupuesto y de personal es "la expectativa de que tendremos éxito en algunas zonas de conflicto, que podríamos resolver".

Regalos

Por otro lado, en su esfuerzo por lograr la aprobación a la reducción de impuestos en beneficio de los sectores más ricos del país y, por separado, aprobar fondos adicionales de manera temporal para mantener en funciones al gobierno federal antes del 8 de diciembre, el día empezó con Trump descarrilando un encuentro que él citó con el liderazgo legislativo de ambos partidos. Esta mañana tuiteó que el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, y la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “quieren que inmigrantes ilegales inunden a nuestro país... son débiles sobre crimen, y quieren incrementar sustancialmente los impuestos” y agregó que, por tanto, no vislumbraba poder llegar a un acuerdo con ellos.

Los líderes demócratas informaron que, ante ese mensaje, no asistirían a dicha reunión, y propusieron que mejor negociarían con sus contrapartes republicanas en el Congreso. Éstos, el senador Mitch McConnell y el representante Paul Ryan, calificaron de “muy lamentable que los demócratas no llegaran, y el presidente apareció ante reporteros con dos sillas vacías a su lado con los nombres de Schumer y Pelosi, y acusó: "son todo palabras y nada de acción".

Trump declaró que los demócratas tendrán la culpa si el gobierno tiene que suspender operaciones en caso de que el Congreso no logre aprobar el proyecto de ley para extender el financiamiento del gobierno federal. "Si eso sucede será por (la disputa sobre) ilegales ingresando al país, el crimen ingresando al país, sin un muro fronterizo, el cual todos quieren". Acusó que el lanzamiento del misil que hicieron los norcoreanos debería llevar a que los demócratas renueven negociaciones sobre el proyecto de ley sobre el gasto, pero "probablemente no lo harán porque no hay nada más importante para ellos que elevar los impuestos".

Algunos demócratas amenazan con que no votarán por ninguna extensión del gasto federal si no incluye algún tipo de solución para los llamados dreamers, los inmigrantes que llegaron siendo niños y gozaban de legalización temporal gracias a un programa implementado por Barack Obama, pero anulado por Trump.

El voto para aprobar la reforma tributaria podría darse esta semana, aunque podría postergarse si el liderazgo republicano no considera contar con el apoyo completo de su bancada (los republicanos no pueden perder más de dos votos de sus filas en el Senado si quieren ganar). El sector financiero, inversionistas y empresarios esperan con gran anticipación su regalo.

Defensor de inmigrantes se retirará

El representante federal Luis Gutierrez, entre los políticos nacionales más reconocidos como un campeón de los inmigrantes y promotor de una reforma migratoria y, más recientemente, de promover el rescate de Puerto Rico (de donde llegaron sus padres) anunció que no buscará la relección en los comicios intermedios de 2018. Aunque esta semana ya había registrado los papeles para buscar su relección (fue electo por primera vez en 1992), Gutierrez sorprendió con este anuncio al afirmar: "es hora de proceder a otras cosas". Aseguró que no se retira de la lucha política y que continuará con su defensa de los inmigrantes y de Puerto Rico. A la vez, indicó que el mexicano-estadunidense Jesus Chuy Garcia –quien estaba a su lado en la conferencia de prensa en Chicago– debería ser su sucesor. Garcia, hoy comisionado del Condado Cook, es el político de origen mexicano de mayor perfil en Chicago.

Publicado enInternacional
¿Bases norteamericanas en la Amazonía sudamericana?

En un futuro se construirá en la triple frontera una base multinacional y multifuncional entre los países fronterizos.

 

Mañana del martes 7 de noviembre, cielo abierto y azul, sol estallado sobre el campamento, tropas brasileras moviéndose de un lado para otro, llevando los últimos catres para las tiendas de alojamiento, cargando cajas con alimentos para los más de 1.940 militares presentes en el Ejercicio Multinacional Interagencias Amazong Log 2017 en la ciudad de Tabatinga, Brasil, entre los días 6 -13 de este mes, que reunió 55 militares de EUA, 145 de Colombia, 89 de Perú y 1.651 de Brasil.

 

 

 

Este Ejercicio Multinacional –¡humanitario!–, organizado por tres países fronterizos –Brasil, Perú y Colombia–, contó con Estados Unidos como veedor y observador, además de otros 22 países como observadores, entre ellos Rusia, Francia, República Checa, Alemania, Francia, Nigeria, Israel, Japón, Chile, Venezuela y Argentina.


La pregunta que rondó de manera constante durante los días que se prolongó el ejercicio militar fue, ¿cuál era el propósito último de este Ejercició Multinacional?

 


La rueda de prensa


En horas de la tarde del martes 7 se llevó a cabo la rueda de prensa para presentar el despliegue militar que tomaría forma en unas horas, para la cual estaban presentes las delegaciones de cada país: Coronel Truax por parte de Estados Unidos, General Ex Theophilo de Brasil, Coronel Jorge Cepeda de Colombia y General Bendezú por Perú.


En sala de prensa avisan que el General Ex Theopilo entra y de inmediato delegados de los países invitados, civiles y camuflados de distintos colores, se paran y dan el respectivo saludo a quien estuvo a cargo de la dirección del ejercicio Amazong Log 2017 y quien dirigió el Comando Militar de la Amazonía brasileña en el 2014.

 

 


El mayor del ejército de Brasil, Bitancourt, mediador de la rueda de prensa, da la palabra solo a los periodistas acreditados. Adriana Robreño, corresponal de Telesur en Brasilia, y Lucas Vettorazzo, periodista de Folha de S. Paulo, que centran sus preguntas en el propósito último de estas maniobras militares, si detrás de las mismas no estaba la decisión de instalar bases norteamericanas en terreno amazónico. Adriana también inquiere por un posible hostigamiento contra Venezuela, cuya frontera está a escasos 600 kilómetros de Tabatinga.


El Ex General Theopilo, ríe cuando escucha las preguntas. Calmando la polémica existente en el auditorio sobre este asunto, enfatiza que el Ejército de Estados Unidos es un “amigo” de la región y que su presencia sería como veedor y observador de los ejercicios operacionales y logísticos del Ejercicio Multinacional, aportando un avión tipo Air Force 1, el cual, es válido preguntar, ¿tendría espacio aéreo libre en la Amazonía del Brasil durante el evento?, ¿para cuáles otros fines?


Además, enfatizó el Ex General Theopilo, que era “[...] un ejercicio de ayuda humanitaria conjunta entre los ejércitos de Colombia, Brasil, Perú y Estados Unidos, con la promesa de fortalecer las relaciones en la triple frontera para construir en un futuro una base multinacional y multifuncional entre las distintas fuerzas armadas, destinada a la prevención de desastres naturales, ecológicos, narcotráfico, ayuda a refugiados y control de migrantes en la región amazónica. Este último aspecto es una preocupación del gobierno brasileño en tanto segundo país con más migración provenientes de venezolanos.


Jornada humanitaria sin presencia norteamericana


Algo que llamó la atención fue que los primeros tres días estuvieron dedicados a la planeación conjunta entre los países integrantes de estos ejercicios. No era para menos, pues los mismos estaban proyectados desde tiempo atrás, de lo cual da cuenta la construcción de la base militar donde fueron alojados todas las delegaciones. Ademas éstas, con sus respectivos mandos, habían arribado desde el viernes 3 de noviembre, entonces, ¿qué pretendía esta supuesta planeación conjunta?


También llamó la atención que durante el primer día de la llamada jornada humanitaria, ejecutada el 8 de noviembre en el área rural de Tabatinga, no hicieran presencia los Estados Unidos, fuerza también ausente de la pavimentación de una calle de la misma ciudad. Las conjecuras despertadas por esta ausencia entre los corresponsable llevó a que en las siguientes actividades se empezaran a ver soldados norteamericanos observando los ejercicios humanitarios, pero ¿no fue eso lo que reiteró el general Ex Theophilo, que EUA estaría como veedor y observador? Y un interrogante más acuciante, ¿qué intenciones tiene un gobierno ilegítimo como el Temer al abrir las puertas a Estados Unidos?

 

 

 


Y las inquietudes sobre el trasfondo de estos ejercicios conjuntos no dejan de rondar a propios y extraños. ¿Tendrá acaso Estados Unidos interés de contener a Brasil, el único país de la región que contó con un proyecto soberano y de visión estratégica en lo militar (por ejemplo, su alianza con Francia para la adquisición y posterior fabricación de aviones de guerra, como también de submarinos atómicos)?; además, la adhesión a los Brics por parte de Brasil recuerda su crecimiento durante algunos años como potencia emergente, realidad que Estados Unidos no pretende descuidar.


Pero también el valor geopolítico de este territorio, pues no hay que olvidar que la Amazonía es un continente en medio de Suramérica, con una extensión de casi siete millones de km2, articulados a través de la cuenca del río Amazonas –el más largo del mundo–, cuyo recorrido alcanza más de 6.000 km, y cuya red de ríos que forma esta cuenca une seis países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Valor geopolitico también potenciado por la basta riqueza en minerales, fuentes hídricas, plantas para múltiples usos y un largo etcétera de su biodiversidad en fauna y flora, todo lo cual la convierte en un punto de atracción para Estados Unidos, poder dominante en la región.


Y, además (un paréntesis) si usted busca en google bases norteamericanas en Colombia, ¿por qué se encuentra poco o nada sobre ello, a pesar de las varias existentes y afianzadas durante la implementación del llamado Plan Colombia? Pero también preguntarse por el significado de la perdida de la base norteamericana en Manta, Ecuador, que tuvo operación en el país vecino por 10 años. ¿Existe interés en sustituirla?


Los ejercicios


El campamento base donde se desarrolló el Ejercicio Multinacional estuvo próximo al Aeropuerto Internacional de Tabatinga y a la Brigada de Selva No 8 del Ejército de Brasil. Este campamento base, construido con más de 6 meses de anticipación a estas operaciones, fue surtido con equipos, materiales y personal enviados por vía terrestre desde Río de Janerio hasta Roraima y de ahí hasta Manaus, para llegar finalmente por vía fluvial hasta Tabatinga.


En estos “ejercicios humanitarios” el Ejército de Colombia participó en el Coliseo San Martín de Leticia. También realizó ejercicios conjuntos con su Fuerza Aérea de lanzamiento de carga con salida en Leticia y descarga en Tabatinga, donde participaron los soldados de Infantería de la Brigada Contra el Narcotráfico. A su vez realizó una simulación de inundación en la Isla de la Fantasía, Leticia, en lo cual también participó la Defensa Civil colombiana, simulando así mismo la extracción de heridos con el empleo de un helicóptero S70I.

 

 


El Ejército de Brasil, como anfitrión, realizó varios eventos de igual carácter, brigadas de salud para población indígena Tikuna, control de refugiados (con apoyo de la ACNUR), pavimentaciones y, entre otras cosas, mostró un proyecto Piloto con una máquina que realiza un Proceso Interno de Decantación y un Sistema Automatizado de Retrolavado que purifica el agua del río Amazonas para consumo humano, y finalizaron con una Simulación de Accidente Fluvial en el Puerto de Tabatinga.


El Ejército de Perú, por su parte, fue el que menos actividades ejecutó, pero llevó a cabo una acción cívica con ayuda humanitaria y brigadas de salud en la ciudad de Santa Rosa, en la cual apoyó el Ejército de Brasil.


Amazon Log finalizó el 13 de noviembre con una ceremonia y parada militar, en la que participaron tanto los países organizadores como los observadores internacionales. Tal vez, como lo dijo la periodista Adriana Robreño, solo el tiempo revelará las verdaderas intenciones de esta coartada humanitaria que logró presencia militar extranjera en la Amazonía sudamericana.

Publicado enColombia
La tercera guerra mundial empezaría en el Báltico

Cada vez más, analistas occidentales condenan la subordinación europea a Washington. El Laboratorio Europeo de Anticipación Politica (LEAP), centro de pensamiento estratégico francés, alerta de que los errores de la OTAN pueden desencadenar una guerra mundial por un "mínimo incidente", que podría provocarse en torno a la región de Kaliningrado.


El LEAP es un 'think tank' creado en 1997 con un claro cuño europeísta, y se define a sí mismo como el primer grupo europeo de anticipación política, independiente de todo gobierno. El equipo fundador consideraba, ya en la década de 1990, que el proyecto de construcción europea se dirigía a un callejón sin salida por falta de una visión de largo plazo.


El LEAP publica un boletín mensual (GEAB por sus siglas en inglés) en seis idiomas europeos. El boletín de setiembre comienza señalando que "más de tres años después de la catástrofe euro-rusa en torno a Ucrania, no hay esperanzas de salir de la crisis". Lo más interesante es que atribuye la crisis en el Báltico a dos razones que nos suenan familiares.


La primera es el error de haber integrado a los países bálticos, tanto en la UE como en la OTAN. Lo dice de una manera directa al señalar que fue eso lo que "aumentó inevitablemente las tensiones con Rusia". En esa misma dirección, asegura que "la negativa europea a una asociación económica trilateral con Ucrania (UE, Ucrania y Rusia) fue un craso error histórico que provocó inevitablemente la división de Ucrania y la anexión de Crimea por Rusia".


La segunda razón, que está en el fondo de esta sucesión de "errores", es la dependencia europea de EEUU. El GEAB lo dice de una manera casi brutal:
"La UE no puede más que llorar ante su debilidad estratégica, el endurecimiento del yugo al que está sometida por la OTAN y EEUU, y la desintegración de su flanco oriental".

La situación en la región de Báltico es tan volátil, sostiene el GEAB, que puede desencadenarse una hecatombe, simplemente por una pequeña provocación de un avión estadounidense que vuela demasiado cerca de territorio ruso, por poner apenas un ejemplo. La OTAN se propone estrangular Kaliningrado, un territorio aislado de Rusia y distante sesenta kilómetros de Bielorrusia, aliada de Moscú.


Este tipo de análisis enseña algunas cuestiones que vale profundizar.


La primera es que el LEAP no es, en absoluto, un aliado de Rusia, ni un centro pro-ruso, sino un espacio de reflexión europeísta. O sea, que sus conclusiones son una mirada centrada exclusivamente en los intereses europeos que pasan, inexorablemente, por cortar amarras con EEUU y establecer relaciones de confianza con Rusia. Hoy esta actitud de independencia es tachada de "injerencia rusa" por los medios estadounidenses.


Tensiones en el Báltico: la OTAN se equivocó al intentar presionar a Rusia


La segunda es que cada vez son más los analistas y centros de estudio que estiman que una guerra mundial es probable y que esa responsabilidad recae sobre los núcleos de poder de los EEUU, como el sistema financiero, el Pentágono y ese entramado de intereses que se ha dado en llamar como neo-conservadores.


En este sentido, la debilidad europea no es algo intrínseco a la Unión, sino que fue provocada por la política de los neo-conservadores. Saben que la UE está condenada a entenderse con Rusia y a establecer una sólida alianza comercial y financiera con China, algo que sólo puede contrarrestarse con la amenaza de guerra que paraliza a los europeos como ya sucedió durante la crisis ucraniana.


"Hoy en día, los estadounidenses ya no sueltan a los europeos, a los que prohíben todo tipo de intercambio con Rusia", sostiene el GEAB, en referencia al boicot a los gasoductos rusos para abastecer a Europa.


La tercera es que pese a la gritería mediática occidental, las cosas se van decantando y asentando con el paso del tiempo. Las voces que sugieren que la comunidad internacional acepte que Crimea forma parte de Rusia, crecen lentamente y se va conformando un sentido común en esa dirección. El gobierno de Petró Poroshenko (surgido de la crisis amañada en torno al Euromaidan) resultó un fiasco y todo indica que las cosas empiezan a cambiar en Kiev, donde los políticos más populares son partidarios de acuerdos con Moscú.


Sucede que los grandes reacomodos estratégicos pueden ser frenados por unos años, pero a la larga terminan por imponerse. Cada vez son más los países europeos que buscan destrabar las relaciones con Rusia, por puro pragmatismo europeísta. Cuando Washington quiere imponer a la fuerza sus intereses sin negociarlos, termina sufriendo un efecto contrario al deseado, como está sucediendo con Turquía.


Cómo Rusia y China han derrocado el nuevo orden mundial establecido por EEUU


La cuarta cuestión son las relaciones estratégicas entre Rusia y China. El reciente Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) mostró que la alianza no es una cuestión táctica que pueda disolverse fácilmente. Más importante aún son los ejercicios militares conjuntos Cooperación Marítima 2017, realizados en Kaliningrado en julio de este año y continuados en el mar de Japón en setiembre.


EEUU creía que la alianza se disolvería si presionaba lo suficiente, pero la actitud belicosa no ha hecho más que fortalecerla. En los próximos años, es posible que a la actual cooperación ruso-china en Eurasia, se sume una cumbre Unión Europea-Eurasia, como propone el LEAP, para la cooperación en materia de seguridad. Cumbre que podría sumar un acuerdo sobre Crimea y Ucrania, la asociación energética postergada y hasta "una negociación trilateral sobre el futuro de los Balcanes".


Todo lo anterior sólo es posible si los gobiernos europeos deciden jugarse por su continente, o sea por una Europa independiente y no tutelada por la OTAN y Estados Unidos. En un escenario optimista, ese giro podría frenar la actual escalada de guerra. En uno pesimista, sería la consecuencia de una indeseable confrontación. En cualquier caso, la alianza entre Europa y Rusia-China es sólo cuestión de tiempo.

Publicado enInternacional
Sábado, 23 Septiembre 2017 06:47

Irán endurece su discurso bélico

Irán endurece su discurso bélico

Irán afirmó ayer que reforzará sus capacidades militares y balísticas y que continuará con su política en Oriente Medio, provocando las críticas de las potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza.


“Tanto si lo quieren como si no, vamos a reforzar nuestras capacidades militares, necesarias en materia de disuasión”, afirmó el presidente Hasan Rohani en un discurso retrasmitido en directo por televisión, con motivo del aniversario del inicio de la guerra Irak-Irán en 1980. “No solo vamos a desarrollar nuestros misiles sino también nuestras fuerzas aéreas, terrestres y marítimas. Para defender nuestra patria no pediremos el permiso de nadie”, agregó. Como muestra de la determinación de Irán, en el desfile pudo verse un nuevo misil, de 2.000 kilómetros de alcance y bautizado “Joramshahr”, nombre de una ciudad ocupada por el ejército iraquí al principio de la guerra, que duró ocho años y causó un millón de muertos.


Irán desarrolló un vasto programa balístico en los últimos años, que preocupa a Estados Unidos pero también a Arabia Saudita, su principal rival en la región, a algunos países europeos como Francia y a Israel, su gran enemigo.


Teherán asegura que necesita reforzar su programa balístico para estar en equilibrio con los otros países de la región, principalmente Arabia Saudita e Israel, que invierten miles de millones de dólares en comprar armas a los países occidentales, especialmente a Estados Unidos. Rohani denunció a quienes “cada día causan problemas a los pueblos de la región y se jactan de vender armas al régimen sanguinario sionista (Israel), que agrede a los pueblos de la región desde hace 70 años, como un tumor canceroso”. Teherán asegura que su programa balístico es únicamente defensivo. “Nuestra potencia militar está concebida para agredir a otros países”, reiteró Rohani.


“El misil Joramashahr puede incorporar varias cabezas convencionales para golpear varios objetivos a la vez”, dijo el general Amir Ali Hadjizadeh, comandante de la fuerza aeroespacial de los Guardianes de la Revolución. “Estará operativo en un futuro próximo”, añadió. Con todo, los responsables iraníes han matizado que sus misiles no están concebidos para portar cabezas nucleares.


En 2015 y tras varios años de negociaciones, las grandes potencias firmaron con Irán un acuerdo para limitar el programa nuclear de ese país y asegurarse de que la República islámica no se dota del arma atómica.

Publicado enInternacional
Un nuevo ensayo nuclear provoca un fuerte terremoto en Corea del Norte

El país sufrió un fuerte terremoto de entre 5,7 y 6,3 grados de magnitud originado por "causas artificiales". Pyongyang confirma el "total éxito" de sus pruebas con bombas de hidrógeno que, amenazan, puede ser instalada en uno de sus misiles intercontinentales.

 

Un nuevo ensayo nuclear del régimen de Kim Jong-un ha causado un terremoto de 6,3 grados de magnitud en Corea del Norte. Así lo han confirmado las autoridades de Corea del Sur, Japón y China, así como desde la propia Pyongyang, que ha constatado el "total éxito" de sus pruebas con una bomba de hidrógeno y ha amenazado con utilizarla en uno de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBMs). Así lo ha confirmado un anuncio de la televisión estatal norcoreana KCTV.


"El test fue realizado con una bomba con un poder sin precedentes", señaló la locutora Ri Chun-hee, la encargada de dar las noticias más importantes para el régimen, quien añadió que el ensayo tuvo "dos fases" y que no se ha producido "ninguna fuga de materiales radiactivos ni impacto adverso en el medio ambiente


El nuevo ensayo armamentístico norcoreano fue ejecutado por orden directa del líder Kim Jong-un, según la KCTV, que mostró fotografías del mandatario en su despacho y sus habituales imágenes propagandísticas sobre anteriores lanzamientos de misiles.


La prueba "tenía como objetivo examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear, así como del nuevo diseño y estructura internos para manufacturar bombas H instalables en ICBMs", añadió la agencia estatal KCNA.


El seísmo fue detectado en Corea del Norte a las 12.36 horas surcoreana (3.36 GMT) en la provincia de Hamgyong del Norte, en el noreste del país y fronteriza con China, donde se ubica la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, escenario de los cinco ensayos atómicos norcoreanos hasta la fecha.


El Gobierno de Seúl anunció la convocatoria de una reunión de emergencia del Consejo Nacional de Seguridad, en declaraciones de un portavoz recogidas por la agencia de noticias surcoreana Yonhap. El Ejecutivo japonés, por su parte, también confirmó la detección del seísmo, así como sus causas artificiales.


"Hemos llegado a la conclusión de que Corea del Norte ha realizado su sexta prueba nuclear", dijo en rueda de prensa el ministro nipón de Asuntos Exteriores, Taro Kono, tras señalar que el seísmo alcanzó los 6,1 grados en la escala abierta de Ritcher y tuvo su hipocentro a muy poca profundidad. Seúl señaló que el seísmo tuvo 5,7 grados de magnitud, según dijo en un comunicado el mando conjunto de las fuerzas surcoreanas.


Por su parte, el Centro de Redes Sismológicas de China indicó que el temblor fue de 6,3 grados Ritcher y se originó a menos de un kilómetro de profundidad, e informó de la detección de un segundo terremoto de menor intensidad (4,6 grados) unos ocho minutos después del primero.


La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO), un organismo autónomo de la ONU, también confirmó la detección de un "inusual evento sísmico" en Corea del Norte, con una magnitud "más fuerte que en las anteriores pruebas nucleares declaradas" del país asiático. "El evento parece haber sido más grande que el registrado en septiembre del año pasado y la ubicación fue muy similar a la de ese evento", indicó la CTBTO, al precisar que la magnitud del seísmo fue de magnitud 5,8 en la escala de Richter, medio punto menos que lo establecidos por otras fuentes.


"Si se confirma que fue un ensayo nuclear, este acto indicaría que el programa nuclear de Corea del Norte está avanzando con rapidez", agregó el secretario general de la CTBTO, Lassina Zerbo. "Constituye una nueva quiebra de la norma universalmente aceptaba en contra de las pruebas nucleares. Se trata de una norma que ha sido respetada por todos los países menos uno desde 1996", señaló en referencia a la firma de este tratado hace 21 años. "Insto a Corea del Norte a dejar de realizar más pruebas nucleares y adherirse a los 183 países que han firmado el acuerdo de la CTBTO", declaró Zerbo en el comunicado.


El Ejército surcoreano ha elevado su nivel de alerta al máximo ante la nueva provocación del país vecino, mientras que Tokio ha enviado aviones de reconocimiento de sus fuerzas aéreas para medir posibles variaciones en los niveles de radiactividad en el aire.


Respuesta conjunta


Tokio, Seúl y Washington tienen previsto mantener una conferencia telefónica hoy para analizar la situación y dar una respuesta conjunta a la nueva prueba nuclear de Pyongyang, que tiene lugar en la misma semana en que el régimen de Kim Jong-un lanzó un misil balístico sobre Japón que cayó en el Pacífico.
El aparente sexto ensayo atómico norcoreano se produjo unas horas después de que Pyongyang anunciara que ha desarrollado una bomba de hidrógeno que puede ser instalada en un misil balístico intercontinental (ICBM).


Corea del Norte ha llevado a cabo cinco ensayos nucleares hasta la fecha, de los cuales los dos últimos tuvieron lugar en enero y septiembre de 2016. Además, a principios del pasado julio el hermético régimen realizó su primer ensayo con éxito con un misil balístico intercontinental, seguido de otro test de un proyectil similar a finales de ese mes.

Publicado enInternacional