La capitana, Megan Rapinoe, junto a sus compañeras de equipo durante la celebración en Nueva York de su título mundial. AFP BRUCE BENNETT

La capitana de la selección de fútbol de EE UU reivindica la diversidad como parte del éxito: "Tenemos el pelo rosa y morado, tatuajes y rastas, tenemos chicas blancas y negras, heterosexuales y gays"

 

El general Dwight Eisenhower tuvo su propio desfile por liderar las Fuerzas Aliadas, igual que Charles Lindberg tras cruzar en solitario el Atlántico en avión. Por el afamado Cañón de los Héroes pasaron también astronautas, Nelson Mandela, y varias veces los Yankees, los Metz y los Giants cuando ganaron sus respectivas ligas. Este miércoles, el centro de la celebración fue la selección femenina de fútbol tras su rotundo triunfo en Francia al grito de "USA". La capitana, Megan Rapinoe, erigida en azote de la Administración de Donald Trump, hizo una defensa de la diversidad en su discurso: "Este grupo es fuerte, resistente", afirmó, y continuó: "Tenemos el pelo rosa y el pelo morado, tatuajes y rastas, tenemos chicas blancas, negras y lo que hay en medio. Tenemos chicas heterosexuales y chicas gays".

Fue un acto que sirvió para aplaudir también la defensa que sus integrantes hacen por la igualdad de género en el mundo del deporte y denunciar la injusticia social. “Dentro y fuera del campo”, dijo el alcalde demócrata Bill de Blasio, “este equipo representa lo mejor de Nueva York y de nuestro país”. “La confianza, el coraje y la perseverancia de la selección nacional femenina sirve de inspiración para todos los que las ven jugar”, añadió el también candidato presidencial.

El alcalde dice que si fuera presidente recurriría a sus poderes para forzar a la Federación a que ponga fin a la discriminación salarial contra las mujeres. El gobernador Andrew Cuomo también aprovechó para presionar firmando una legislación que garantiza la igualdad en las remuneraciones. “Si no se paga a las mujeres lo que se paga a los hombres no podrás hacer negocio en Nueva York”.

Los seguidores de la selección lo que quieren es que sea Rapinoe la que se presente a presidenta en 2020, como podía leerse en numerosas pancartas. Charlotte dice que la capitana es su heroína. Estuvo en la celebración que se realizó hace cuatro años. “Esta es muy diferente”, compara, “ahora hay mucha más energía. Espero que se mantenga para seguir dando fuerza a su activismo”.

Rapinoe dijo durante la ceremonia que es un honor liderar el equipo. "No hay otro lugar en el que me gustaría estar, ni en la carrera presidencial", bromeó, "lo siento, estoy demasiado ocupada". Antes, en una entrevista con CNN, le envió un mensaje a Donald Trump. “Tu mensaje excluye a gente que se parece a mí”, denunció, “a estadounidenses que pueden apoyarte”.

El dorsal de la capitana dominaba entre las decenas de miles de fans que se echaron a la calle. También había muchas camisetas con el 13 de Alex Morgan y el 17 de Tobin Heath. “Son el ejemplo de que los sueños se pueden cumplir”, comenta Ella. Juega al fútbol desde los cuatro años. Ahora tiene 14 años. Se acercó con seis amigas desde Nueva Jersey para participar en el evento.

Stephanie Maden, una de las madres que le acompañaba, dice que es frustrante “que las mujeres estén por debajo cuando están logrando mucho más. Tienen mucha más audiencia, venden mucha más ropa”. En marzo, la selección demandó a la Federación por discriminación de género. Las dos partes pactaron negociar un arreglo después del Mundial. Tras el silbato final en Lyon, la afición reclamó a coro igualdad salarial al grito de “equal pay” ante la presencia del presidente de la FIFA.

Carlos Cordeiro, presidente de US Soccer, calificó de “éxito sin precedentes” el triunfo del equipo femenino. “Son 22 de las mejores deportistas jamás producidas por EE UU”. Reconoció además el esfuerzo que hacen para ser grandes también fuera del campo. "Habéis elevado vuestras voces por la igualdad. Os hemos escuchado, creemos en vosotras y estamos dispuestos a hacer lo correcto", garantizó. "Has demostrado que estás de nuestro lado", le dijo Megan Rapinoe.

La capitana se dirigió a la audiecia en la conclusión del acto para decir que esta selección es "mucho más que un grupo de mujeres deportistas". “No hay nada que no pueda afrontar", dijo, "unas tenemos el pelo rosa y morado, tatuajes, hay chicas blancas, negras y toda la diversidad en medio, tenemos chicas hetero y gay”. Para después decir que hay que aprender a "amar más y odiar menos" porque es "responsabilidad de todos hacer de este mundo un lugar mejor”.

Las entradas para participar en la celebración se agotaron en minutos. Es la segunda vez que la selección femenina de fútbol de EE UU comparte su victoria en Nueva York. La anterior fue cuando ganó el Mundial en 2015. Y es también la segunda vez que un equipo de mujeres desfila por el Cañón de los Héroes, como se conoce al recorrido entre rascacielos por la avenida Broadway en el distrito financiero. La ciudad acogió un total de 206 desfiles en su historia.

Es el alcalde el que decide quién recibe la celebración. El evento debe su nombre a la cinta de papel que salía de las máquinas que en Wall Street registraban el valor de los títulos que cotizaban en el parqué neoyorquino. Los empleados los tiraban a modo de serpentina desde las ventanas, creando un efecto remolino. En la última se tiraron varias toneladas de confeti al paso de la comitiva. En la ceremonia en el ayuntamiento, cada miembros del equipo recibió las llaves de la ciudad.

Por Sandro Pozzi

Nueva York 11 JUL 2019 - 03:04 COT

Publicado enInternacional
Miércoles, 22 Agosto 2018 09:54

El Mundial Rusia 2018: un balón de colores

El Mundial Rusia 2018: un balón de colores

Hace varias semanas que términó el Mundial de Fútbol masculino de la Fifa, Rusia 2018, dejando sensaciones, lecciones, reflexiones, criticas de diferente tipo y procedencia, pero con la mira puesta en Qatar 2022. Aquí un intento de balance.

 

Adentrémonos en algunos detalles que el movimiento del balón no le permitió observar en su debido momento a la sociedad global:

 

El gol de Putin

 

Los que no querían el Mundial en Rusia sobre todo Inglaterra y los EU, han tenido que callarse ante el éxito alcanzado por sus organizadores. El imaginario que la gente de varios países tenía de Rusia, incluyendo los colombianos con la prensa oficialista a la cabeza, era la de un país represivo, peligroso, gris, y monótono. Es decir el “típico país estalinista”, la visión anticomunista de Rusia vía los EU y demás, la visión de la Guerra Fría.

 

Y los tres millones de turistas que fueron al Mundial se encontraron con un país moderno, con mucho colorido, con ofertas amplias de comida, turismo y cultura muy diversa y con una seguridad a toda prueba. Como dicen los rusos, quien conoce Moscú conoce Rusia, quien conoce San Petersburgo conoce la sangre rusa. Que sorpresa. Los periodistas deportivos colombianos, y de los otros países, al alabar al gobierno ruso no se dieron cuenta que el Mundial fue pensado para mostrarle al mundo el poder y el despertar de la “Gran Rusia”, el relato de poder iniciado desde 1999 por Vladimir Putin, y por eso no distinguieron el porqué de los monumentos a Alexander Pushkin, padre de la literatura rusa moderna, Mijaíl Lomonosov, patriarca de la ciencia rusa y fundador de la primera universidad en ese país, al Zar Nicolás II y a José Stalin.

 

Un balón de colores

 

No solo por el colorido del país anfitrión, sino también de las barras de los diferentes países y de los que no competían, con las banderas, camisetas, los gorros, las artesanías que vendían, los múltiples idiomas, y la participación, principalmente en las selecciones de Europa, de jugadores de padres inmigrantes ya de África, de Turquía o las Antillas. Un evento que convocó al mundo futbolero o no pues por TV lo apreciaron millones de espectadores.

 

Los estadios, con un promedio de 40.000 asistentes por partido, con cientos de miles en los FanZone y, en contra de los vaticinios de los agoreros que proclamaron cárcel para las diversidades sexuales, no hubo tal y sí zonas Lgbti.

 

También se dijo que se prohibirían las banderas en la calle y, claro, no fue así. El Gobierno sabía que millones de banderas harían presencia y no se iba a meter en un conflicto diplomático; esta situación específica fue interpretada por periodistas colombianos como la muestra “de lo que verdaderamente es un país libre”, pero no se dieron cuenta de la excepción a la regla: era el Mundial de Fútbol.

 

¿Y las mujeres qué?

 

Las transmisiones de los partidos del Mundial, y los programas de opinión, fueron y siguen siendo de relatores y comentaristas hombres, con una participación mínima de mujeres. ¿Por qué los sabios del fútbol y los dueños del espectáculo, y los comerciantes del balón, no consideran a las mujeres capaces de relatar y opinar sobre este deporte? El fútbol es, entre los deportes masivos, uno de los más machistas, basta escuchar a un relator en un partido de fútbol femenino y a los comentaristas, para darnos cuenta de ello.

 

Sin embargo, esta actitud no refleja simplemente oscuridad sino también, y esto es lo fundamental, lucha de posiciones e intereses en donde mujeres relatoras y comentaristas de fútbol se están abriendo camino y reduciendo espacios a las mentalidades patriarcales. Así puede verse con Vivian Viti, de la cadena estadounidense Telemundo, por primera vez en los mundiales de fútbol masculino, en sed central comentando los partidos, Vicky Sparks que relató el partido Marruecos-Portugal para la BBC de Londres, en Telefe comentó la periodista trans Liza Tagliani. En Argentina y Brasil las feministas realizaron programación especial donde las mujeres relataron y comentaron los partidos e invitaban a jugadoras a comentar, ellas decían que solo el 37 por ciento de las notas de fútbol son de mujeres. Fox Sport destacó ocho periodistas mujeres a Rusia. Claro Spots tuvo una mujer como comentarista en el set central. Si se mira el caso colombiano, como comentarista principal ni una mujer; como comentarista en los programas estrellas sobre el Mundial, con más de 20 hombres comentando, ni una mujer fue llamada, aunque sí las hubo para leer estadísticas sencillas y encabezados de periódicos, o por fuera de los estadios lidiando borrachos. En el ciclismo, destaca una de las mejores comentaristas de ese deporte, la mejicana Georgina Ruiz llamada “goga”. Falta la presencia de la mujer en el relato y comentario de deportes en general.

 

Relatores

 

Y a propósito de relatores y comentaristas de fútbol, el Mundial dejó claro que el tipo de relator de partidos que hablan rapidísimo, que no terminan las frases, que pronuncian mal los nombres, que cambian los nombres de los países, ya son anacrónicos. No es posible relatar un partido rápido, hablando igualmente rápido. En Argentina y México hay relatores más modernos. No solo es que es diferente relatar un partido para radio que para TV, sino que también se requieren buenos comentaristas pues contarle al espectador lo que él está viendo no aporta gran cosa.

 

Narradores fuera de lugar, como ocurrió en los Juegos Centroamericanos, relatando partidos de básquet, voleibol o voleiplaya, como si fuera fútbol. Se requieren especialistas.

 

 Disputa geopolítica

 

Mientras los días pasaban, Gran Bretaña comenzó su campaña contra Qatar para intentar arrebatarle el Mundial y pasarlo a la isla de su majestad. En artículo anterior habíamos señalado que Inglaterra quería el Mundial 2018. y como no logró ganarse tampoco el de 2022, que será en Qatar, pues entonces sigue con las intrigas. Blatter y compañía ya fueron sancionados por los manejos fraudulentos que tuvieron lugar a la hora de definir sedes 2018 y 2022, los han sacado del juego, pues los ingleses piensan presionar al Comité Ejecutivo de la Fifa para que sancione al país del golfo pérsico y le quite el Mundial. Está por verse.

 

En fin, el Mundial recoge y responde a diversidad de intereses económicos, políticos, comerciales, y el que acaba de trascurrir en Rusia no fue la excepción. Es por ello que en su concreción los países sede se la juegan toda. En ello Rusia obtuvo un gran éxito, superando al realizado en Brasil cuatro años atrás. Además, este Mundial estuvo lleno de sorpresas, y de pollas fracasadas.

 

Publicado enEdición Nº249
Viernes, 27 Julio 2018 17:11

Un mundial reloco, el de Rusia 2018

Un mundial reloco, el de Rusia 2018

Terminó el Mundial de Fútbol Rusia 2018, con el equipo francés como campeón al derrotar a Croacia 4 a 2. Como nunca antes, tuvimos un Mundial reloco, para locos. Un gran Mundial. Las pollas no dieron pie con bola, entre otras cosas porque los equipos que debían quedarse se fueron y algunos que se suponía no llegarían a cuartos de final, llegaron. En esta nota algo de lo ocurrido, aunque después haremos un balance más amplio.

 

El juego ha sido intenso, también el espectáculo. Según la FIFA, en los estadios estuvieron tres millones de espectadores, y siete millones en los “fan fest”; por TV lo vieron tres mil millones, y para la final esperaban una audiencia de mil millones de espectadores. El mercado se frota las manos con los dividendos por recibir. Las fases del Mundial fueron pasando: fase de grupos, octavos, cuartos de final, semifinales y final. Se jugaron 64 partidos, en los cuales se marcaron 169 goles, un promedio de 2,6 goles por partido, que no es malo.

 

Lo más atípico de este Mundial: la mayoría de los goles se marcaron con pelota parada, ya sean penales, tiros libres o tiros de esquina, más de setenta goles por este camino, por ejemplo 28 penales.

 

Diecinueve goles después del minuto 90, en tiempo descuento, varios más que los anotados en tal tiempo en Francia o en Brasil. Esto es muy importante a la hora de mirar los eliminados y los que se quedaron, pues debido al trabajo defensivo los tiros de pelota parada son claves, de allí la importancia que están logrando los cabeceadores. Argentina cobró en total 26 tiros de pelota parada y no aprovechó ninguno.

 

Se realizaron un total de 49,647 pases, o sea, 775,5 pases por partido. Se sacaron 219 tarjetas amarillas y cuatro tarjetas rojas, un promedio de 3,5 tarjetas amarillas por partido y el 0,07 por ciento de rojas por partido. Un árbitro se mide si es bueno o no por las tarjeteadas en un partido, como el estadounidense que le faltó tarjetear a la tribuna colombiana.

 

La selección que más pases completos realizó fue la de Inglaterra, con 3.336; la mejor defensa la de Rusia, con 259 jugadas defensivas. El mejor arquero del Mundial fue Thibaut Courtois de Bélgica, mejor jugador joven Kylian Mbappe de Francia, mejor jugador del Mundial: Luca Modric de Croacia. Goleador (botín de oro): Harry Kane de Inglaterra, con seis goles.

 

Reloco todo esto, porque en esta competencia durísima de más nivel futbolístico que Brasil 2014, fueron eliminadas favoritas como Alemania, Brasil, España, Uruguay y Argentina, o posibles finalistas como Colombia. Y fueron sorpresa Rusia, Bélgica, Suecia, o ¿alguien daba un peso por ellas? Y la gran sorpresa, la selección de Croacia. Al final, una “mini copa-europea”, y esto ya es todo un tema, problema y disgusto. Los seleccionados de Sur América salieron y lo mismo México.

 

También reloco porque la emoción ha estado al máximo debido, entre otras cosas, a que los equipos decidieron jugar con más intensidad los últimos minutos de los partidos y, entonces, vienen los goles y el alargue, y de pronto los penales.

 

¿Qué ocurrió?

 

Los debates, críticas positivas y negativas, no se han hecho esperar: técnicos, directivos y jugadores, y claro, la prensa deportiva, dan una y mil explicaciones, pero de todo lo dicho vale destacar las siguientes: 1. La disciplina y el orden táctico le ganaron a la creación, al “jugo bonito”, a la “gambeta”. 2. Primó la estructura (que también es orden), la velocidad, fuerza y potencia. 3. Primó el juego de bloques defensivos, de aquí lo clave de la pelota parada.

 

También hay analistas europeos que dicen que sería bueno mirar el biotipo, la genética y la condición física de los jugadores latinos, en relación con los europeos. Como la potencia y velocidad de un Lukaku, o que no es de extrañar que el colombiano Jerry Mina haya hecho tres goles de cabeza pues se están buscando jugadores en defensa de talla de 1.90 y más, que también cabeceen en el área rival. Es decir, el fútbol también está evolucionando.

 

¿Y nosotros?

 

Colombia llegó a los cuartos de final en Brasil 2014, y en esta ocasión solo avanzó hasta octavos, que para muchos es un fracaso en los objetivos.

 

Pese a ello, hay que anotar que se contó con una buena selección que estuvo a punto de llegar a cuartos, pero como el “camino al infierno está empedrado de buenas intenciones”, simplemente nos sacaron los ingleses, con árbitro malo y todo. Solo queda prepararse para Qatar 2022, que debe pasar por los cuatro partidos Fifa amistosos de fin de este año, en preparación para la Copa América de junio de 2019.

 

Y aquí es donde viene el problema, pues la mayoría de la prensa deportiva, que a su vez tiene intereses económicos por jugadores de la liga colombiana, llegarán (aunque ya empezaron) a “barrer el piso” con el técnico Peckerman y los jugadores que no les gustan. Para que así no vuelva a suceder deberíamos acordarnos de 1998, cuando Inglaterra nos eliminó en la fase de grupos y la prensa y los directivos de la Federación de Fútbol barrieron con todo, y nos costó ¡12 años! volver a un Mundial.



Por ahora, ojalá se hayan gozado los partidos del Mundial, y que aquellos que hicieron pollas los dioses los hayan acompañado.

Publicado enEdición Nº248
EL Mundial Rusia 2018: Y el balón rodando

El Mundial de Fútbol avanza, de acuerdo a lo progamado. El primer pitazó sonó el 14 de junio y el último dejará escuchar su silbido el 15 de julio. Es un ambiente que lo cubre todo: las pasiones, euforias, cávalas, pollas, debates sobre los favoritos a coronarse campeón están presentes en todas partes, el mundo futbolero está expectante, los colombianos ilusionados una vez más con su selección, euforia mundialista como la que se vive llenando el álbum del Mundial pero, ¿cómo se llegó a este momento estelar? Aquí se lo contamos.

Después de jugar 871 partidos clasificatorios durante dos largos años, donde se enfrentaron 210 seleccionados de igual número de naciones, marcando un total de 2.469 goles quedaron clasificadas 32 selecciones, y en Rusia después de jugar 64 partidos protagonizados por 736 jugadores durante 31 días, en doce estadios, se sabrá quién será el nuevo dueño de la soñada Copa y sus réditos económicos que no serán pocos. Se jugará en ocho grupos, con un equipo cabeza de serie, en donde no podrán repetirse selecciones de ninguna Confederación salvo los de Uefa.

 

Este Mundial se está disputando en el formato de todos contra todos, en grupos de cuatro equipos, pasan a segunda ronda los dos primeros de cada grupo. Luego de esto, equipo que gana sigue y el perdedor queda eliminado.

 

Se jugará en once sedes o ciudades y en doce estadios. Como Rusia es el anfitrión va por derecho. El Mundial costará 678.000 millones de rublos, más de 15.800 millones de dólares (o su equivalente en pesos colombianos: 213.000 millones).

 

Las ciudades sede son: Moscú, San Petersburgo, Kazán, Samara, Sochi, Nizhny-Novgorod, Rostov del Don, Volgogrado, Ekaterimburgo, Kaliningrado y Saransk.

 

En el siguiente cuadro se muestra el proceso eliminatorio:

 

AFC-Asociación de Fútbol de Asia, CAF-Confederacion Africana de fútbol, Concacaf-Confederación de fútbol de América del Norte, Centro-América y el Caribe, Conmebol-Confederacion Suramericana de fútbol, OFC-Confederación de fútbol de Oceanía y Uefa-Unión de federaciones de fútbol de Europa.

 

ConfederacionesEquipos participantesEquipos
clasificados
EliminadosCupos
AFC465414,5
CAF545495
CONCACAF353323,5
CONMEBOL10554,5
OFC110110,5
UEFA54134113
TOTAL2103117931

 

Según este cuadro, los debates más álgidos se dan en relación a los cupos correspondientes a las confederaciones continentales, pues no son muy equitativos. Desde el punto de vista cuantitativo se favorece al fútbol europeo que se supone es el mejor del mundo, pero la eliminatoria más complicada, por lo dura y reñida, es la suramericana. Europa tiene 13 cupos + 1 que es Rusia, y Suramérica 4,5 cupos, o sea, cuatro más uno por repechaje, cuando tenía 5+1.

 

La Fifa aprobó que a partir del Mundial de Qatar en 2022, o desde 2026, serán 48 las selecciones participantes, reunidas en 16 grupos de a tres y con 80 partidos, o sea un Mundial de dos meses, algo muy rentable para la Fifa y sus sponsor, y los cupos se repartirían de la siguiente manera:

 

AFC, 8, CAF, 9, Concacaf, 6,5, Conmebol, 6,5, OFC, 1 y Uefa, 16 cupos además seis cupos por repechaje o repesca.

 

Pero también es mucha plata…

 

El Mundial de Fútbol no es solo arte, belleza y deporte, también es mucha pero mucha plata. Puede decir, en parte, que las selecciones se pelean las clasificaciones teniendo en mente lo que ganarán.


Esto quiere decir que los equipos que iniciaron el Mundial ya se ganaron 8 millones de dólares, como la selección Colombia, así que la pelea por esa “platica” también estará presente en las patadas a la redonda. A las “patadas” se ganarán un montón de plata.

 

Y los árbitros y jueces también harán su “platica” al final del certámen mundialista. Cada arbitro central recibirá por su trabajo 70.000 dólares y los jueces de línea 25.000 dólares, más premios adicionales.

 

 

Primer puesto,
campeón 
38
millones de dólares 
109 mil millones
de pesos 
Segundo puesto 28 80
Tercer puesto 24 66
Cuarto puesto 22 63
Cuartos 16 46
Octavos 12 34
Fase
de grupos
 8 23 mil millones
de pesos


 El país anfritrión

 

Rusia, o mejor dicho la Federación de Rusia, con 17.098.242 km2, es el país más extenso de la tierra; el 40 por ciento de ese territorio se ubica en Europa Oriental, y el restante 60 en Asia del norte donde está Siberia, por eso es clasificado como país euroasiático, con una diversidad étnica muy amplia pues abarca 160 grupos étnicos que hablan más o menos 100 idiomas, el ruso mayoritario y el tártaro, alemán, ucraniano, checheno, azerbaiyano, fines, entre algunos de los que se hablan a lo largo de su territorio. La Federación Rusa tiene una población de 142.258 millones de habitantes. Su moneda el rublo (un euro por 72 rublos). Idiomas: ruso oficial, además del alemán, checheno y ucraniano. Rusia no hace parte de la Unión Europea ni de la Zona Euro.

 

Moscú, la capital, tiene 12 millones de habitantes; San Petersburgo tiene cinco millones y las otras ciudades son más pequeñas.

 

La actual Federación Rusa, políticamente está compuesta por 21 repúblicas, 46 provincias u Oblast, 9 regiones o Krays, 4 distritos autónomos, dos ciudades federales, y una entidad autónoma. Su jefe de Estado es Vladimir Putin desde el 2012 y hasta el 2024. Tiene Rusia uno de los ejércitos más grandes y poderosos del mundo, con 2.500.000 integrantes activos y reservas, hombres y mujeres. Hace parte del acuerdo del Grupo de Shanghái, una contraparte a la Otan, y es integrante del Bric. El PIB de Rusia es de 3.751 billones de dólares y el per-cápita de 25.500 dólares (datos a 2017), con inmensos recursos naturales en petróleo, gas, carbón, minerales raros y maderables.

 

El fútbol de Rusia puede catalogarse de buena calidad, sin que su su liga sea de las mejores del mundo. Se juega en unas condiciones climáticas tremendas, como en invierno que impide jugarlo en enero y febrero. Este Mundial se realizará en el mes de junio, o sea en verano tipo ruso: tiempo cálido y mucho frio.

 

La liga está compuesta por 16 equipos que juegan 30 partidos de ida y vuelta. El campeón se gana el cupo a participar en la Uefa Chanpions Ligue, mientras que el subcampeón pasa a los play-off de la misma competencia, y los puestos 3, 4 y 5 se ganan cupos para la Uefa Europa Ligue. Los dos últimos en la liga descienden a la B, pero los que quedan en los puestos decimotercero y decimocuarto juegan la promoción con el tercero y cuarto del ascenso.

 

¿Enredado? Noo, lo que pasa es que en Rusia hay cuatro divisiones de fútbol, primera división de 16 equipos, segunda división de 19 equipos, tercera división de 72 equipos en 5 zonas, y cuarta división 10 ligas regionales. A esto se refiere los ascensos, descensos y promociones.

 

Según se dice, los estadios dejaron de llenarse después de la desaparición de la Unión Soviética en 1990, pues se consideraba a los estadios como el único sitio para expresar libertad y rebeldía; sin embargo a partir del año 2000 comienza a presenciarse un lento regreso de la gente a los estadios, así que será un reto para el gobierno llenarlos con rusos en el mundial.

 

El grupo de Colombia

 

La selección colombiana jugará en el grupo H junto a Japón, Polonia y Senegal. Colombia es favorita para ganar su grupo, seguida de Polonia, que cuenta con un goleador de la talla de Robert Lewandowky. Polonia tiene 38.476.269 millones de habitantes, distribuidos a lo largo de 312.685 km2 de extensión; su capital es Varsovia en Europa Oriental, su moneda el zloty.

 

El fútbol de Senegal es físico y rápido y hoy cuenta con su figura Sadio Mane, son peligrosos. Este país africano tiene una población de 14.668.522 habitantes y un territorio de 196.722 km2 de extensión; su capital es Dakar, su idioma francés y la moneda el franco de la CFA (Comunidad Financiera de África).

 

Japón tiene un juego rápido, táctico y enredador, está enproblemado pues llegará con técnico nuevo. Este país de Asia Insular cuenta con 126.451.398 millones de habitantes, y con una extensión de 377.915 km2, de los cuales más de 3.000 son islas; sus ciudades más importantes, además de Tokio –ubicada en la isla de Honshu–, la capital, son: Hokkaido, Honshu, Kyushu, y Shikoku; el yen es la moneda.

 

Y nosotros, con 49.8 millones de habitantes, y con una extensión de 1.141.748 km2, Bogotá como capital, y la moneda el peso colombiano, con una selección de fútbol de buen juego, fuerte, con jugadores de talla mundial como James, Falcao, Cuadrado, Ospina y demás.

 

Como quien dice, por población somos los segundos y nos ganan los japoneses; por extensión quedamos de primeras, por fútbol ganamos el grupo H.

 

Edad promedio de los futbolistas del mundial

 

La edad promedio de los futbolistas de las selecciones es de 24 años, los panameños de 29,4 años, los de Colombia de 27,3 años, Alemania de 25,7 años, Nigeria, 24,3 años.

 

Y la estatura…

 

Los de Serbia son 1,8 metros, los suecos 1,8, colombianos 1,8 los sauditas 1,76.


Selecciones que repiten mundial: de las 32 selecciones que llegron a Rusia, 20 ya estuvieron en Brasil 2014.

 

De Uefa, Alemania, Bélgica, Croacia, España, Francia, Inglaterra, Portugal, Rusia y Suiza, de la Conmebol, Argentina, Uruguay, Colombia, y Brasil.

 

De la Concacaf, México y Costa Rica. De la AFC, Australia, Corea del Sur, Irán y Japón, de la CAF, Nigeria.

 

Selecciones con más presencia en los mundiales

 

Desde 1934 se han jugado 21 mundiales y las selecciones que más han participado son Brasil 21 veces, Alemania 19 y Argentina 17.

 

Los recien llegados: Islandia y Panamá.

 

Los que regresan: Perú, que no participaba desde hace 36 años, Egipto después de 27 años, Polonia después de 12 años, Serbia después de ocho años, Senegal después de 16 años, Tunes desde hace 12 años, Marruecos desde hace 19 años y Suecia desde hace ocho años

 

Los ausentes: Italia, Holanda y los EE.UU.

 

Jugadores de selección y su país: El 65,5 por ciento de los jugadores de la selección de Marruecos no nacieron en el país, mientras que los jugadores de Colombia, Brasil, Irán, Arabia Saudita, Alemania, México y Corea del Sur, todos nacieron en sus países.

 

Los jugadores y las ligas de su país: Los jugadores de la selecciones de Croacia, Islandia y Suecia no juegan en las ligas de sus países sino en el extranjero, mientras que Colombia usa el 88,9 por ciento de sus jugadores de afuera y solo el 11,1 por ciento juegan en el país. Rusia, solo el 5,6 por ciento están afuera, y las selecciones de Inglaterra y Arabia Saudita no usan jugadores que estén afuera.

 

Como se está diciendo ahora, estamos en “modo mundial”. No hay alternativa posible: paciencia, ver partidos y gozar los goles.

Publicado enColombia
La gente juega al fútbol en la Plaza Roja durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Moscú, RusiaFoto: Felipe Dana/AP.

La Copa Mundial ha llevado a cientos de miles de turistas internacionales a Rusia, pero en Moscú y las otras 10 ciudades anfitrionas, ha habido una interrupción mínima en la vida cotidiana fuera de los estadios. Cubadebate comparte instantáneas del día a día en Rusia, mientras la Copa del Mundo marca el ritmo de los aficionados y los transeúntes.

 

 

Un par de besos en la orilla del río Insar en la Copa Mundial de fútbol 2018 en Saransk, Rusia. Foto: Francisco Seco/ AP.

 

Los niños montan sus scooters en las orillas del río Kazanka durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Kazan, Rusia. Foto: Thanassis Stavrakis/AP

 

 

La gente realiza bailes argentinos en la orilla del río Moskva en Moscú, Rusia el 20 de junio de 2018. Foto: Francisco Seco/AP.

La gente camina al lado del estadio Mordovia Arena mientras se pone el sol en la Copa Mundial de fútbol 2018 en Saransk, Rusia, el 24 de junio de 2018. Francisco Seco/AP.

 

La gente juega con un balón de fútbol durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en la Plaza Manezhnaya en el centro de Moscú, Rusia. Foto: Francisco Seco/AP

 

Un músico callejero toca el acordeón durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Kazán, capital de la República de Tatarstán, Rusia. Foto: Frank Augstein/AP

 

Los niños se refrescan en una fuente pública durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Krasnodar, Rusia. Foto: Manu Fernandez/AP.

 

Las nubes se iluminan con el sol poniente sobre una iglesia durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Podolsk, cerca de Moscú, Rusia. Foto: Michael Probst/AP.

 

 

Una pareja baila tango en un puente en el centro de Moscú, durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Rusia. Foto: Felipe Dana/AP

 

Los turistas caminan cerca de la Catedral de San Basilio al atardecer durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Moscú. Foto: Felipe Dana/AP.

 

Un taxi recorre la Avenida New Arbat, decorado con luces de la Copa Mundial. Foto: Victor R. Caivano/AP

 

 

Una estatua de Lenin se alza sobre una columna mientras se pone el sol durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Podolsk, cerca de Moscú. Foto: Michael Probst/AP.

 

 

Una mujer lleva a un bebé a través de un puente peatonal sobre una carretera durante la Copa Mundial de fútbol 2018 en Podolsk, cerca de Moscú. Foto: Michael Probst/AP.

 

La gente mira los fuegos artificiales y un bergantín con velas escarlata en el río Neva durante las festividades de Scarlet Sails que marcan la graduación de la escuela en San Petersburgo. Foto: Dmitri Lovetsky/AP.

 

 

Los visitantes y pancartas para la Copa Mundial de fútbol 2018 se recortan en San Petersburgo. Foto: Lee Jin-man/AP.

 

(Tomado de AP Images)

Publicado enFotorreportajes
EL Mundial Rusia 2018: Y el balón rodando

El Mundial de Fútbol avanza, de acuerdo a lo progamado. El primer pitazó sonó el 14 de junio y el último dejará escuchar su silbido el 15 de julio. Es un ambiente que lo cubre todo: las pasiones, euforias, cávalas, pollas, debates sobre los favoritos a coronarse campeón están presentes en todas partes, el mundo futbolero está expectante, los colombianos ilusionados una vez más con su selección, euforia mundialista como la que se vive llenando el álbum del Mundial pero, ¿cómo se llegó a este momento estelar? Aquí se lo contamos.

Después de jugar 871 partidos clasificatorios durante dos largos años, donde se enfrentaron 210 seleccionados de igual número de naciones, marcando un total de 2.469 goles quedaron clasificadas 32 selecciones, y en Rusia después de jugar 64 partidos protagonizados por 736 jugadores durante 31 días, en doce estadios, se sabrá quién será el nuevo dueño de la soñada Copa y sus réditos económicos que no serán pocos. Se jugará en ocho grupos, con un equipo cabeza de serie, en donde no podrán repetirse selecciones de ninguna Confederación salvo los de Uefa.

 

Este Mundial se está disputando en el formato de todos contra todos, en grupos de cuatro equipos, pasan a segunda ronda los dos primeros de cada grupo. Luego de esto, equipo que gana sigue y el perdedor queda eliminado.

 

Se jugará en once sedes o ciudades y en doce estadios. Como Rusia es el anfitrión va por derecho. El Mundial costará 678.000 millones de rublos, más de 15.800 millones de dólares (o su equivalente en pesos colombianos: 213.000 millones).

 

Las ciudades sede son: Moscú, San Petersburgo, Kazán, Samara, Sochi, Nizhny-Novgorod, Rostov del Don, Volgogrado, Ekaterimburgo, Kaliningrado y Saransk.

 

En el siguiente cuadro se muestra el proceso eliminatorio:

 

AFC-Asociación de Fútbol de Asia, CAF-Confederacion Africana de fútbol, Concacaf-Confederación de fútbol de América del Norte, Centro-América y el Caribe, Conmebol-Confederacion Suramericana de fútbol, OFC-Confederación de fútbol de Oceanía y Uefa-Unión de federaciones de fútbol de Europa.

 

ConfederacionesEquipos participantesEquipos
clasificados
EliminadosCupos
AFC465414,5
CAF545495
CONCACAF353323,5
CONMEBOL10554,5
OFC110110,5
UEFA54134113
TOTAL2103117931

 

Según este cuadro, los debates más álgidos se dan en relación a los cupos correspondientes a las confederaciones continentales, pues no son muy equitativos. Desde el punto de vista cuantitativo se favorece al fútbol europeo que se supone es el mejor del mundo, pero la eliminatoria más complicada, por lo dura y reñida, es la suramericana. Europa tiene 13 cupos + 1 que es Rusia, y Suramérica 4,5 cupos, o sea, cuatro más uno por repechaje, cuando tenía 5+1.

 

La Fifa aprobó que a partir del Mundial de Qatar en 2022, o desde 2026, serán 48 las selecciones participantes, reunidas en 16 grupos de a tres y con 80 partidos, o sea un Mundial de dos meses, algo muy rentable para la Fifa y sus sponsor, y los cupos se repartirían de la siguiente manera:

 

AFC, 8, CAF, 9, Concacaf, 6,5, Conmebol, 6,5, OFC, 1 y Uefa, 16 cupos además seis cupos por repechaje o repesca.

 

Pero también es mucha plata…

 

El Mundial de Fútbol no es solo arte, belleza y deporte, también es mucha pero mucha plata. Puede decir, en parte, que las selecciones se pelean las clasificaciones teniendo en mente lo que ganarán.


Esto quiere decir que los equipos que iniciaron el Mundial ya se ganaron 8 millones de dólares, como la selección Colombia, así que la pelea por esa “platica” también estará presente en las patadas a la redonda. A las “patadas” se ganarán un montón de plata.

 

Y los árbitros y jueces también harán su “platica” al final del certámen mundialista. Cada arbitro central recibirá por su trabajo 70.000 dólares y los jueces de línea 25.000 dólares, más premios adicionales.

 

 

Primer puesto,
campeón 
38
millones de dólares 
109 mil millones
de pesos 
Segundo puesto 28 80
Tercer puesto 24 66
Cuarto puesto 22 63
Cuartos 16 46
Octavos 12 34
Fase
de grupos
 8 23 mil millones
de pesos


 El país anfritrión

 

Rusia, o mejor dicho la Federación de Rusia, con 17.098.242 km2, es el país más extenso de la tierra; el 40 por ciento de ese territorio se ubica en Europa Oriental, y el restante 60 en Asia del norte donde está Siberia, por eso es clasificado como país euroasiático, con una diversidad étnica muy amplia pues abarca 160 grupos étnicos que hablan más o menos 100 idiomas, el ruso mayoritario y el tártaro, alemán, ucraniano, checheno, azerbaiyano, fines, entre algunos de los que se hablan a lo largo de su territorio. La Federación Rusa tiene una población de 142.258 millones de habitantes. Su moneda el rublo (un euro por 72 rublos). Idiomas: ruso oficial, además del alemán, checheno y ucraniano. Rusia no hace parte de la Unión Europea ni de la Zona Euro.

 

Moscú, la capital, tiene 12 millones de habitantes; San Petersburgo tiene cinco millones y las otras ciudades son más pequeñas.

 

La actual Federación Rusa, políticamente está compuesta por 21 repúblicas, 46 provincias u Oblast, 9 regiones o Krays, 4 distritos autónomos, dos ciudades federales, y una entidad autónoma. Su jefe de Estado es Vladimir Putin desde el 2012 y hasta el 2024. Tiene Rusia uno de los ejércitos más grandes y poderosos del mundo, con 2.500.000 integrantes activos y reservas, hombres y mujeres. Hace parte del acuerdo del Grupo de Shanghái, una contraparte a la Otan, y es integrante del Bric. El PIB de Rusia es de 3.751 billones de dólares y el per-cápita de 25.500 dólares (datos a 2017), con inmensos recursos naturales en petróleo, gas, carbón, minerales raros y maderables.

 

El fútbol de Rusia puede catalogarse de buena calidad, sin que su su liga sea de las mejores del mundo. Se juega en unas condiciones climáticas tremendas, como en invierno que impide jugarlo en enero y febrero. Este Mundial se realizará en el mes de junio, o sea en verano tipo ruso: tiempo cálido y mucho frio.

 

La liga está compuesta por 16 equipos que juegan 30 partidos de ida y vuelta. El campeón se gana el cupo a participar en la Uefa Chanpions Ligue, mientras que el subcampeón pasa a los play-off de la misma competencia, y los puestos 3, 4 y 5 se ganan cupos para la Uefa Europa Ligue. Los dos últimos en la liga descienden a la B, pero los que quedan en los puestos decimotercero y decimocuarto juegan la promoción con el tercero y cuarto del ascenso.

 

¿Enredado? Noo, lo que pasa es que en Rusia hay cuatro divisiones de fútbol, primera división de 16 equipos, segunda división de 19 equipos, tercera división de 72 equipos en 5 zonas, y cuarta división 10 ligas regionales. A esto se refiere los ascensos, descensos y promociones.

 

Según se dice, los estadios dejaron de llenarse después de la desaparición de la Unión Soviética en 1990, pues se consideraba a los estadios como el único sitio para expresar libertad y rebeldía; sin embargo a partir del año 2000 comienza a presenciarse un lento regreso de la gente a los estadios, así que será un reto para el gobierno llenarlos con rusos en el mundial.

 

El grupo de Colombia

 

La selección colombiana jugará en el grupo H junto a Japón, Polonia y Senegal. Colombia es favorita para ganar su grupo, seguida de Polonia, que cuenta con un goleador de la talla de Robert Lewandowky. Polonia tiene 38.476.269 millones de habitantes, distribuidos a lo largo de 312.685 km2 de extensión; su capital es Varsovia en Europa Oriental, su moneda el zloty.

 

El fútbol de Senegal es físico y rápido y hoy cuenta con su figura Sadio Mane, son peligrosos. Este país africano tiene una población de 14.668.522 habitantes y un territorio de 196.722 km2 de extensión; su capital es Dakar, su idioma francés y la moneda el franco de la CFA (Comunidad Financiera de África).

 

Japón tiene un juego rápido, táctico y enredador, está enproblemado pues llegará con técnico nuevo. Este país de Asia Insular cuenta con 126.451.398 millones de habitantes, y con una extensión de 377.915 km2, de los cuales más de 3.000 son islas; sus ciudades más importantes, además de Tokio –ubicada en la isla de Honshu–, la capital, son: Hokkaido, Honshu, Kyushu, y Shikoku; el yen es la moneda.

 

Y nosotros, con 49.8 millones de habitantes, y con una extensión de 1.141.748 km2, Bogotá como capital, y la moneda el peso colombiano, con una selección de fútbol de buen juego, fuerte, con jugadores de talla mundial como James, Falcao, Cuadrado, Ospina y demás.

 

Como quien dice, por población somos los segundos y nos ganan los japoneses; por extensión quedamos de primeras, por fútbol ganamos el grupo H.

 

Edad promedio de los futbolistas del mundial

 

La edad promedio de los futbolistas de las selecciones es de 24 años, los panameños de 29,4 años, los de Colombia de 27,3 años, Alemania de 25,7 años, Nigeria, 24,3 años.

 

Y la estatura…

 

Los de Serbia son 1,8 metros, los suecos 1,8, colombianos 1,8 los sauditas 1,76.


Selecciones que repiten mundial: de las 32 selecciones que llegron a Rusia, 20 ya estuvieron en Brasil 2014.

 

De Uefa, Alemania, Bélgica, Croacia, España, Francia, Inglaterra, Portugal, Rusia y Suiza, de la Conmebol, Argentina, Uruguay, Colombia, y Brasil.

 

De la Concacaf, México y Costa Rica. De la AFC, Australia, Corea del Sur, Irán y Japón, de la CAF, Nigeria.

 

Selecciones con más presencia en los mundiales

 

Desde 1934 se han jugado 21 mundiales y las selecciones que más han participado son Brasil 21 veces, Alemania 19 y Argentina 17.

 

Los recien llegados: Islandia y Panamá.

 

Los que regresan: Perú, que no participaba desde hace 36 años, Egipto después de 27 años, Polonia después de 12 años, Serbia después de ocho años, Senegal después de 16 años, Tunes desde hace 12 años, Marruecos desde hace 19 años y Suecia desde hace ocho años

 

Los ausentes: Italia, Holanda y los EE.UU.

 

Jugadores de selección y su país: El 65,5 por ciento de los jugadores de la selección de Marruecos no nacieron en el país, mientras que los jugadores de Colombia, Brasil, Irán, Arabia Saudita, Alemania, México y Corea del Sur, todos nacieron en sus países.

 

Los jugadores y las ligas de su país: Los jugadores de la selecciones de Croacia, Islandia y Suecia no juegan en las ligas de sus países sino en el extranjero, mientras que Colombia usa el 88,9 por ciento de sus jugadores de afuera y solo el 11,1 por ciento juegan en el país. Rusia, solo el 5,6 por ciento están afuera, y las selecciones de Inglaterra y Arabia Saudita no usan jugadores que estén afuera.

 

Como se está diciendo ahora, estamos en “modo mundial”. No hay alternativa posible: paciencia, ver partidos y gozar los goles.

Publicado enEdición Nº247
Sábado, 31 Marzo 2018 09:22

El pulso por el control de la Fifa

El pulso por el control de la Fifa

Ahora que se acerca el mes de junio y con éste el mundial de fútbol Rusia 2018, los millones de aficionados, como los seguidores ocasionales, estarán atentos a los diversos partidos ansiosos de saber quién se alzará con la anhelada copa. Pero en la Fifa, uno de los grandes monopolios del mundo, todo es hecho a la medida de la máxima ganancia, por lo cual los escándalos gansteriles son parte de su práctica. Esa es la cara horrible del ente rector del fútbol mundial.

 

No es nada nuevo que tres años atrás estallara toda una cadena de delitos en la Fifa1, lo nuevo es que sean instituciones judiciales de los Estados Unidos –como el Departamento de Justicia, el Servicio Urbano de Impuestos (IRS) y el FBI–, quienes abocaran durante años una investigación que terminó con la orden de captura de siete altos funcionarios de la institución mundial de fútbol, acusados de lavado de activos, pago de sobornos, transacciones financieras ilegales, concierto para delinquir, entre los 54 delitos imputados2.

 

El núcleo del problema versa sobre la entrega de derechos mediáticos y de mercadotecnia, soborno de dirigentes de Estados Unidos y Suramérica, para garantizar con ello el control de eventos deportivos por realizarse en la región. Por lo tanto, no es un problema solamente judicial y penal, sino también geopolítico. ¿Qué es lo que está detrás de estas denuncias y detenciones?

 

El malestar de Estados Unidos

 

Un problema internacional. No debe olvidarse que en la disputa por la sede para el mundial de 2018, Estados Unidos y Rusia se encontraron como posibles sedes para el evento, pulso que finalmente ganó el país euroasiático; bofetada a la Federación de Fútbol de EU, la Concacaf3 y a los poderes políticos y económicos de Estados Unidos, quienes sostienen que fue con sobornos que los rusos ganaron la sede. A esto se suman los ingleses, que también querían la copa mundial y exigieron revisar la forma como Rusia fue elegida.

 

En el último congreso de la Fifa, en medio del escándalo por sobornos y de detenciones, Joseph Blatter –apoyado por Vladimir Putin– fue reelegido por quinta vez a la presidencia de uno de los mega-monopolios más poderosos del planeta, derrotando a su adversario el príncipe jordano Al Bin Al Husáin, quien contaba con el apoyo de Barack Obama, David Cameron, Ángela Merkel, François Hollande, el FBI, Scoltlan Yard y un largo etcétera.

 

Después de dos días de ser elegido, Blatter tuvo que renunciar debido a las presiones, sin embargo estuvo en el cargo hasta inicios del 2016 cuando fue celebrado un congreso extraordinario para elegir el sucesor en la dirección del gran-monopolio, que recayó en el suizo Gianni Infantino.

 

Estados Unidos no le perdona a Blatter no haber expulsado a Irán de la Fifa, de la misma manera que intenta que Israel ingrese a la Federación Mundial con la oposición de Palestina. Habrá que esperar la repercusión en la Fifa del acuerdo sobre armas nucleares entre los EU e Irán repudiado por Donald Trump. En principio Irán no será expulsado y a Israel le costará ingresar.

 

Limpiando terreno. Los estadounidenses quieren controlar la Fifa y para ello debían salir de Blatter y sus asociados, así como buscar acuerdos con los que quedaron al frente de la entidad. Hicieron la misma maniobra con Odebrecht: denunciar problemas de corrupción para reducir poderes. En la Fifa golpearon un sector con este discurso, lo cual no quiere decir que quienes quedaron en el poder del organismo internacional de fútbol estén exentos de corrupción.

 

Cambio de táctica

 

Por primera vez en la historia de la Fifa se postuló a un delegado de EU al Comité Ejecutivo de esa institución. Ya se escuchan voces para formar la Confederación Americana de Fútbol, que tendría sede en los Estados Unidos, de esta manera le restarían poder a la Conmebol, en especial a las asociaciones suramericanas como la AFA de Argentina, la FBF de Brasil y AUF de Uruguay, y así consolidar su poder en la región, lo que abriría posibles alianzas con los anti Blatter, para así hacerse al mando de la entidad internacional de fútbol.

 

Un gran nicho de billones de dólares. Los Estados Unidos no tienen tradición futbolera, sin embargo en las actuales condiciones políticas internacionales se metería de lleno a propiciar un enfoque en la Fifa. Su interés en el fútbol lo evidenciaron con la realización de la Copa América Centenario en 2016, donde mostraron su capacidad de llenar estadios con los latinos –hispanos como los llaman– que suman más de 80 millones, además de otros espectadores. El mercado está listo para un mundial.

 

¡La competencia para el mundial de 2026 ya arrancó! En una gambeta de Trump, Estados Unidos se prepara para ser sede, sus contrincantes hasta el momento son México, Canadá y Marruecos –que tiene 104 votos de 211–. Los norteamericanos van perdiendo el partido pues los suramericanos están con posiciones antiestadounidenses, ya que la mayoría de los dirigentes del fútbol de la región están presos en los EU; por otra parte hay un sentimiento anti Trump entre varios dirigentes debido a las posiciones antiinmigrantes y racistas del actual presidente.

 

Las disputas por el poder del fútbol

 

Durante los 17 años que Joseph Blatter estuvo al frente de la Fifa la dirigió apoyándose en la Conmebol, Concacaf y las Confederaciones de Asia, África y Australia, lo que dio lugar a jugosos contratos, campeonatos y a los mundiales de Corea-Japón 2002, Suráfrica 2010, Brasil 2014, Rusia 2018 y Qatar 2022.

 

Como presidente del máximo organismo de fútbol, el suizo fue un decidido promotor del fútbol femenino en todas las categorías; impulsó la modernización de la salud en el deporte; inició escuelas de árbitros y técnicos. Todo esto en contra o por lo menos en detrimento de la Uefa (Unión de Asociaciones de Fútbol de Europa).

 

Gran Bretaña, acérrima enemiga de Blatter, estuvo dispuesta a sabotear el mundial de Rusia 2018 si este se mantenía en la presidencia. A raíz de una posible intervención de Rusia en la muerte de un exagente de inteligencia, Londres advierte que si se prueba la participación rusa, Inglaterra se retiraría del mundial 2018.

 

Disputas al interior de la Uefa. Los ingleses tienen diferencias con sus dirigentes; las rencillas no han terminado y pueden evidenciarse diferencias al interior del organismo; Gran Bretaña perdió en las votaciones para el mundial 2018 con Rusia; España y Francia, siendo de la Uefa, votaron con Blatter, y el resto de Europa votó con Platini –otro opositor de Blatter apoyado principalmente por Alemania–, quien se propuso como candidato a dirigir la Fifa y hoy está suspendido por seis años de toda actividad en la Fifa, junto con Blatter.

 

Los dirigentes del fútbol europeo y suramericano, así como los cronistas deportivos pro Uefa, ven que el único fútbol que vale la pena ver y costear es el europeo; sus argumentos se basan en las estadísticas de audiencia en campeonatos como la Champions League, Europa Ligue, Eurocopa, ligas como la española, inglesa, italiana, francesa y alemana; lo que deja a un lado los torneos y campeonatos de los demás continentes, además de seguir viendo regiones como América Latina para extraer talentos y llevarlos al fútbol europeo.

 

Por lo tanto, si la Fifa queda en las manos de la Uefa, es posible que inicie un proyecto internacional de fortalecimiento del fútbol europeo y se quede atrás o de lado todo el fútbol del resto de contenientes. Suramérica tiene para el mundial cuatro cupos y un quinto de repechaje, que lo podría perder a favor de los europeos si se reforman los estatutos a favor de éstos. La Copa América Centenario se realizó en 2016 en los EU precisamente por los acuerdos y presiones, cuando lo más lógico en apariencia era que se realizara en un país suramericano, pues de las 99 ediciones de la Copa ninguna se realizó en los EU.

 

Finalmente, las denuncias y casos de corrupción al interior de la Fifa son ciertos, pero su destape es una maniobra para propiciar el fortalecimiento de un sector que quiere disputar la organización, acabando con lo poco de fútbol que existe en otros continentes.

 

Es evidente que la Fifa, como un gran monopolio del capital financiero internacional, usa métodos delincuenciales como los usan todos los poderosos del capital financiero, tratar de limpiarla y darle un nuevo esquema no quiere decir volverla algo diferente.

 

1 El periodista deportivo de investigación, Andrew Jennings denunció fraudes y sobornos desde 1998 y nadie hizo nada.
2 Acción apoyada por las autoridades suizas y la Interpol el 27 de mayo de 2015, dos días antes del 65 Congreso de la Fifa.
3 Confederación de fútbol de América del Norte, Centro América y el Caribe.

Publicado enEdición Nº244
Mentira y desinformación: los medios y la política

En los tiempos que corren es cada vez más difícil distinguir la verdad de la mentira, la realidad de la apariencia. El sistema capitalista ha perdido el norte, y cualquier opción puede ser tomada como el norte mismo. Todo un reto para quienes tienen entre sus sueños sociedades fundadas más allá de la democracia realmente existente.

 

Vivimos tiempos sorprendentes. La tecnología, y la interconexión global y al instante, junto con la concentración y el abuso del poder, además de la crisis en sus diferentes matices que sobrelleva el Sistema Mundo Capitalista, facilitan hoy el surgimiento y desarrollo de fenómenos sociales y políticos como Trump y su ascenso a la cabeza del gobierno de la máxima potencia mundial.

 

Vivimos tiempos de crisis estructural, pero también de cambio. Es así como el actual gobernante estadounidense es el resultado del ascenso soportado sobre un manejo mediático sorprendente centrado no en los grandes y tradicionales medios de comunicación sino en la utilización de grandes bases de datos, de las redes sociales. Y en este proceso las palabras no parecen importar, pues entran en un juego de sentimientos y manipulaciones donde lo que prima es la audiencia a la cual van dirigidas, audiencia valorada, el resto de la sociedad –quienes se oponen al discurso dominante– simplemente es desconocida, excluida o reprimida. Todo ello cuidadosa y estratégicamente manipulado.

 

Trasformaciones que nos obligan a mirar y detallar otras épocas, que le depararon a la humanidad lecciones que no podemos denegar. Es bien conocido que el triunfo del nacionalsocialismo –el régimen de Hitler– no hubiera sido posible sin dos tecnologías de comunicación: la radio y los megáfonos. La radio le permitía al dictador ser ubicuo en todas las ciudades y pueblos de Alemania, y el megáfono le permitía amplificar las masivas concentraciones y marchas que promovió el nazismo entre 1933-1945. Del otro lado del río, por así decirlo, la BBC se erigía como la emisora de liberación de los aliados, la que mantendría una elevada reputación durante mucho tiempo. Entre tanto, hasta la fecha, los grandes medios de comunicación se convirtieron, literalmente en el cuarto poder. Con una salvedad: su inmensa mayoría (TV, radio, prensa escrita) son privados, y están ligados al poder realmente dominante en todas las sociedades.

 

Con una diferencia notable: en los años 30 del siglo pasado aquello funcionaba sobre un dispositivo de grandes concentraciones, que hoy no son necesarias; antes era más importante la escenografía y la impresión del poder; hoy no parece ser así y lo que sí entra en juego es el mensaje enviado a través de unos dispositivos que les permite inundar y ganar conciencias. La gran diferencia ulteriormente está en el manejo político logrado con las grandes bases de datos, unificando información y datos, segmentando en porciones finas y sutiles a los grupos sociales, en fin, operando con sus temores, ilusiones, biografías –todas las cuales ya han sido plenamente identificadas y trabajadas.

 

El fenómeno en curso, con un Donald Trump encarnando un actor en permanente escena y vocalizando un discurso desparpajado, llevan a decir que el showman y su campaña no mienten: solo presentan “hechos alternativos”, que es la ambigüedad para designar justamente mentiras y engaño. Todo un eufemismo.

 

Pero, cómo se llega a una situación de estas? ¿Ha tenido paralelo en la historia de la sociedad? ¿Cuáles son sus particularidades?

 

Los medios y la desinformación

 

Donald Trump simplemente ejemplifica una tendencia cada vez más generalizada. Cuando se presentan “hechos alternativos”, la realidad es remplazada por palabras. Y entonces, por ejemplo, dejan de existir los paramilitares porque se convierten en bandas criminales (Bacrim), como en el caso colombiano. O bien, en el caso de Siria, los aliados en contra del gobierno de Bashar Al-Assad se llaman demócratas cuando en realidad no pocos de ellos integran el estado islamista, que decapita a sus opositores y a quienes no estén claramente con ellos; por ejemplo.

 

Asistimos a una nueva realidad de los medios de comunicación, a saber: la desinformación (a propósito de lo que están diciendo sobre la mentira). Cabe, naturalmente una pregunta: ¿son los medios mismos los que mienten y desorientan a la opinión pública, o bien sirven como medios al servicio de otros poderes y fuerzas que son quienes organizan y orquestan las sartas de mentiras?

 

Claramente, la información ahora es un peligro para quienes detentan el poder, pues cada vez puede ser menos controlada y aislada de la base de la sociedad. El exceso de conocimiento no parece ser nunca muy bueno para quienes detentan el poder. Precisamente por ello, a los engaños y mentiras los acompañan la banalización del mundo y la imposición de la realidad como espectáculo. Digámoslo sin ambages: si hay un rasgo manifiestamente destacado de los Estados Unidos en el panorama de la historia de las culturas y la civilización es el show business. El espectáculo. Ninguna otra nación en la historia de la humanidad se había destacado en este plano, hasta el punto de que la industria de la cultura y el entretenimiento constituyeran la más importante, en todos los sentidos, de la economía de los E.U.

 

Y en el espectáculo, lo que cuenta es el rating: la verdad queda desplazada a un segundo plano (recuérdese en la primera guerra de Irak –1990-91–, a las cámaras de CNN, estratégicamente situadas, transmitiendo como un show los bombardeos. No se veían cadáveres, solo los juegos de luces sobre Irak, al mejor estilo de Hollywood).

 

Vivimos, han dicho, la época posterior a la verdad, análogamente cabría hablar de la postmodernidad, o el poscolonialismo. Pues bien, la postverdad nos enfrenta al relativismo: las verdades acerca del mundo son inconsistentes e inciertas, todo en el sentido psicológico o emocional de la palabra.

 

Estas características forman parte de la médula misma de la civilización occidental.

 

En verdad, en el núcleo mitocondrial de Occidente, inaugurado ya por Platón, está el problema de la distinción entre el ser y la apariencia: to on/to peudós. El problema, originariamente no planteaba alternativas.

 

Para quienes ostentan tal poder, la gente es un objeto de manipulación: se les entrega “lo que quieren escuchar y lo que quieren saber”. El fundamento de la democracia, en el sentido tradicional de la palabra, es la opinión, y ésta es fácilmente manipulable. Precisamente, ya desde la Grecia antigua, Sócrates se debatía con los sofistas: éstos eran los agenciadores y manipuladores de la opinión (pública). Sócrates buscaba transformar radicalmente la opinión en episteme; esto es, conocimiento fundado, crítico y libre. Los retóricos son y han sido siempre los sofistas de cada época y lugar.

 

La dificultad es que el mundo occidental actual ha perdido por completo la memoria de sus orígenes en la Grecia antigua y, peor aún, no cabe ya volver atrás. La imposibilidad de echar marcha atrás a la historia ha conducido a lo mejor del mundo actual a este error: hechos alternativos, juegos borrosos (ni siquiera difusos) entre verdad y apariencia, el relativismo en el sentido psicológico y emocional de la palabra, en fin: a la confusión y al nihilismo –y no en última instancia la sociedad y la vida como espectáculos. Nietzsche sostenía que el nihilismo no es la ausencia de valores. Todo lo contrario: se trata de la proliferación de valores de tal manera que, al cabo, da lo mismo elegir por uno o por otro, o elegir por uno a costa de otro(s).

 

Este lenguaje tiene una expresión bien exacta: el libre mercado. El capitalismo.

 

Como consecuencia, terminamos haciendo cosas con palabras, algo que, por lo demás, siempre ha sucedido en la historia de Occidente. Eso se llama simple y llanamente etiquetar, categorizar. Pero, peor aún, las cosas mismas terminan siendo desplazadas por palabras, y los problemas reales, resueltos en términos de palabras. Buenos ejemplos son: “terrorista”, “enemigos del estado”, “enemigo”, “democracia”, y muchos más.

 

Con todo ello, en realidad, lo que se busca es desinformar. Algo que, en la historia reciente, comienza a raíz de la primera guerra de Irak, cuando se monta toda una maquinaria con la finalidad de eliminar del poder a Sadam Hussein y, literalmente, destruir a este país. O bien, en otro plano, es el hecho mismo de que dados los innumerables conflictos y guerras en curso, las bajas propias ya no se informan.

 

En síntesis, según todo parece, es cada vez más difícil distinguir la verdad de la mentira, la realidad de la apariencia. El sistema capitalista ha perdido el norte, y cualquier opción puede ser tomada como el norte mismo. La clave para el manejo de la realidad y su presentación ante las grandes audiencias depende de la fuerza que se haga ante la opinión pública, la publicidad y la propaganda.

 

* Profesor Titular Universidad del Rosario.
** Un estudio acerca de su importancia y complementariedad debe quedar para otra oportunidad, pues sus ideas dominan hoy ampliamente en el panorama de las democracias occidentales, a pesar de la derrota militar el nacionalsocialismo.

 


 

Recuadro 1

 

Reconsideración: Publicidad, propaganda y Goebbels

 

El nazismo fue posible en su manejo discursivo y de opinión pública a partir de dos personajes centrales, no tan conocidos como sí lo fueron algunas figuras militares: el Ministro de Propaganda, J. Goebbels, y el Ministro de Ciencia, Educación y Cultura Nacional, B. Rust.

 

El primero de estos desarrolló una serie de principios publicitarios, a los cuales es necesario volver, una y otra vez, cuando de la manipulación se trata, así como de la mentira y la verdad. Tales principios son:

 

Principio de simplificación y del enemigo único.
Basta con presentar e insistir en una idea única y básica. En el caso de Trump, se trata de: “America first”. Y el enemigo puede ser individualizado y anatematizado (islamistas, chicanos, ilegales, chinos....).

 

  • Principio del método de contagio.
Distintos adversarios pueden ser reunidos en una sola categoría: los enemigos del estado; los enemigos de la democracia; los enemigos de la libertad.
  • Principio de la transposición.
La mejor defensa es un ataque, y si no es posible negar las noticias adversas, se inventan otras para distraer a la opinión pública.
  • Principio de la exageración y desfiguración.
Exagerar y calumniar. En Colombia G. Alzate Avendaño bien lo sabía: “¡Calumnia, que algo quedará!”.
  • Principio de la vulgarización.
El nazismo como el populismo le habla a la clase media, al gran público. No a los intelectuales ni a los científicos y tampoco a la comunidad internacional. Lenguaje simple y llano, y si se puede, enredo con grandes cifras rápidas.
  • Principio de orquestación.
La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente. Una mentira repetida muchas veces termina convirtiéndose en una verdad.
  • Principio de renovación.
Tomar siempre la iniciativa en materia de información y publicidad, de modo que los rivales estén siempre a la defensiva.
  • Principio de la verosimilitud.
Lo importante no es la verdad sino convencer a la sociedad con informaciones parciales, variadas y difíciles de contrastar permanentemente.
  • Principio de la silenciación.
Acallar toda información que tiene que ver con los adversarios, a menos que sea siempre para disminuirlos.
  • Principio de la transfusión.
Avivar mitos, leyendas, decires y lugares comunes. Y trabajar definitivamente con las emociones y sentimientos de las gentes.
  • Principio de la unanimidad.
Hablar de mayorías, pensar en unanimidad, en fin, hacer creer y sentir que se representa a las mayorías, sin más.

 

Estos principios de la propaganda y la publicidad también expresan, perfectamente, el reconocimiento expreso de que los populismos, al igual que las dictaduras à la Hitler o Mussolini, son siempre formas de Estado con amplio arraigo de masas. Y nada distinto sucede con la democracia realmente existente, por lo demás. Le Pen, Macri, Uribe, Trump, Rajoy o Aznar, y muchos otros, aquí y allá.

 

Resumiendo: una mentira repetida mil veces termina convirtiéndose en una verdad.

 


 

Recuadro 2


Medios alternativos, nueva democracia

 

El pensamiento político clásico –Montesquieu– distinguió y creó los tres poderes tradicionales: el ejecutivo, el judicial y el legislativo. El cuarto poder es el resultado del impacto social de los grandes medios de comunicación sobre la generación de opinión en el mundo y, por tanto, de estilos y hábitos de vida. Pues bien, Internet en general, y en consecuencia las llamadas redes sociales y la web semántica vienen a configurar lo que adecuadamente ha dado en llamarse el quinto poder. Un poder alternativo y emancipatorio (Primavera árabe, movimiento de Indignados, Occupy Wall Street, el movimiento de estudiantes chilenos, y los nuevos-nuevos movimientos sociales, por ejemplo).

 

Nuevas formas de comunicación implican nuevas formas de organización social. Y por tanto nuevas formas de acción colectiva. La verdad es que estamos apenas en los albores de este fenómeno y las mejores oportunidades para los medios de comunicación independiente están aún por venir, hacia futuro.

 

En este proceso la gente puede organizar la información mottu propio, y puede decidir qué información es válida y necesaria y cuál no lo es. Facebook, twitter, snapchat, instagram, whatsapp, y varias más constituyen mecanismos novedosos de expresión y de acción social con impactos que pueden rastrearse sin dificultad alrededor del mundo. Es lo que sucede en las redes a propósito de la reacción de los latinos (“ilegales”) con respecto a las políticas de Trump. O el boicot a las transnacionales de alimentos en Alemania, o a transnacionales con políticas nocivas para el medioambiente.

 

Tres ejemplos y tres casos de “hechos alternativos”, mentiras y desinformación pueden aportarse sin dificultad:

 

A propósito de la presidencia de Donald Trump, los medios de comunicación presentan un falso dilema A. De acuerdo con la versión normal, Trump representa la cara opuesta del liberalismo y el neoliberalismo, el fin de la globalización, y su propuesta, análogamente a la de toda la derecha y la extrema derecha europea es el proteccionismo. Trump aquí, M. Le Pen, allá, por ejemplo.

 

Al mismo tiempo, hace unos meses conocimos cómo una campaña perfectamente organizada desde el exterior se implementó en Brasil con la ayuda fundamental del más prestigioso medio de comunicación brasilero, conducente a tumbar a Dilma Rousseff. Una serie de mentiras, repeticiones, calumnias y desviaciones de información lograron finalmente su cometido. Todo ello sobre la base de que muchos dirigentes del PT (Partido de los Trabajadores) se dejaron empantanar por las lógicas del poder.

 

Mientras que las llamadas redes sociales muestran torpezas y equivocaciones lingüísticas y otras semejantes de Nicolás Maduro, prácticamente nada semejante con respecto a Mariano Rajoy, el presidente de España, quien tiene exactamente los mismos niveles de inteligencia/error que Maduro.

 

Que Internet no puede ser controlada totalmente significa que los grandes poderes no pueden controlar enteramente las dinámicas y estructuras de la web 2.0, 3.0 y los desarrollos en curso. Las comunidades y las sociedades han aprendido a leer y seguir espacios que anteriormente eran inimaginables: Wikileaks, Hispantv, China Today, Russia Today, Le Monde diplomatique, emisoras universitarias, radios comunitarias, y los diversos modos nacionales de prensa independiente, por ejemplo. Prensa independiente: cuando lo que las empresas y las grandes corporaciones, las instituciones y los Estados piden es afiliación, pertenencia, lealtad y fidelidad. Por ejemplo, ese concepto propio del marketing: “la fidelización del cliente”.

 

Las ventanas de oportunidades se han abierto de modo magnifico, y la sociedad como un todo ha ganado enormemente en grados de libertad. Como consecuencia, la gente puede desarrollar criterio propio, autonomía, independencia, en fin: libertad.

 

El tema de base es el de cómo implantar ideas en la gente. Pero también, cómo liberar a las personas de falsas creencias, falsa información, y cómo motivarla para que rompa su apatía política, disponiéndose a desplegar participación y liderazgo en pro de una sociedad diferente. Pues bien, en este dilema va el reconocimiento explícito de que otra democracia es posible y sí: otro mundo es posible.

 

La lucha, dicho en el lenguaje clásico de la literatura, es entre oscuridad y medias luces de un lado, y transparencia, conocimiento e información veraz de otro. Vivimos una auténtica revolución en curso que habrá de dirimirse en función de la capacidad de que la gente produzca, conozca y comparta sus propias informaciones y no aquellas orquestadas en otros lugares.

 

No sin razón ya lo sostenía M. McLuhan: el medio es el masaje. Contra esto exactamente es que la prensa independiente, en toda la acepción de la palabra, apunta en la dirección al valor mismo de la vida: pues más y mejor información se traduce siempre en más y mejores condiciones de dignidad y de calidad de vida.

 


 

Recuadro 3


“Hechos alternativos, postverdad y mentira”

 

Gracias a Wilikeaks se ha sabido que la CIA (Central de Inteligencia Americana), ha emprendido desde hace años una campaña sistemática de espionaje a gran escala, y que, al mismo tiempo, ha perdido el control de los mecanismos y procesos del espionaje. El hecho revela que no es simplemente una política de gobierno; mucho mejor, es una política de Estado, que por tanto trasciende a las administraciones de Obama o de Trump.

 

Es evidente que, alrededor del mundo existe una intensa disputa por el control de internet, en la cual están inmersas agencias como la CIA, compañías como Google o Facebook, y en la cual cada día se refinan los instrumentos y procesos. Pero es igualmente cierto que existe, de otra parte, un esfuerzo por parte de gobiernos, estados, Ongs, grupos de ciudadanos* en sentido contrario, buscando defender a la sociedad de políticas de control y espionaje. Es todo el movimiento de hacktivistas. Nos encontramos, literalmente, en medio de una guerra. Una guerra velada y encubierta, en la que la primera víctima es la verdad.

 

En efecto, la sistemática introducción de “hechos alternativos”, juegos de palabras, nominalismos y semantización del lenguaje han dado lugar a ese eufemismo horrible que es la post-verdad. Como si viviéramos hoy en la era posterior a la verdad, en donde la apariencia y la realidad no pueden distinguirse. Los poderes de facto han descubierto que tienen pánico a la información, la transparencia, la verdad. Por eso las persecuciones contra Wikileaks, o Anonymous, por ejemplo, en la cual la democracia queda reducida a la nada. Si así es, debemos preguntarnos por la posibilidad de una democracia superior a la realmente existente, la cual debemos ir dibujando en algunas de sus precondiciones. Apuntemos ahora al menos una:

 

Una nueva democracia es posible, a saber: una democracia que se defina de cara a la transparencia, y más y mejor información y conocimiento. La democracia clásica y aún imperante tiende a desaparecer, aunque tiene aún muchos poderes e instrumentos. Nos encontramos en medio de procesos en los que el mundo antiguo se desmorona y en el que un nuevo mundo emerge, gracias al reconocimiento de que la vida y el conocimiento son una sola y misma cosa. Análogamente a como el conocimiento no pertenece hoy a nadie, asimismo, la información libre, abierta, compartida y crítica, permite nuevas formas de acción y de vida.

 

* Cfr. Maldonado, C. E., “La lucha por la libertad frente a los controles políticos de la información. Nuevos movimientos sociales, tecnología y acción informativa”, en: Desde Abajo, Febrero, Nº XYX, pp. XYZ

Publicado enEdición Nº233
Carlsen gana la décima partida e iguala el marcador a 5

 

La posesión, empleando un símil futbolístico, si garantizó la victoria. El noruego Magnus Carlsen derrotó al ruso Serguei Karjakin en 75 movimientos, tras seis horas y media de juego, en la décima y antepenúltima partida del Campeonato del Mundo que se celebra en Nueva York. El marcador, tras este resultado, registra un empate a 5 puntos. El sábado se disputará el undécimo juego.

 

Un triunfo de los que dan moral y golpean psicológicamente al contrario. Karjakin pudo forzar de manera obligada el empate en los movimientos 20 y 21. Un resultado que era un paso muy importante en sus aspiraciones de conquistar el título, con el añadido de apenas acumular cansancio. Curiosamente, no vio la secuencia táctica y por ello pagó el precio de quedar en posición inferior en un final de torres y caballo. La peor estructura de peones obligó al aspirante a una defensa pasiva y paciente durante muchos movimientos. Carlsen maniobró y amagó en un flanco y en otro, hasta que consiguió que su rival, con el apuro de tiempo rondando, bajara la guardia permitiendo que una de sus torres irrumpiera triunfante en el ala de dama. El premio a tanta "posesión", con un Carlsen en estado puro y reencarnado en Karpov, fue un peón, suficiente botín para lograr con un poco de técnica la victoria.


Karjakin se había defendido con maestría durante todo el mundial; sin embargo, el cansancio parece haber comenzado a hacer mella y hoy, en ningún momento, ha estado a la altura. No haber rematado ayer al campeón y perder después de no ver una sencilla combinación de tablas al comienzo del medio juego es un duro golpe a la autoconfianza. Antes del encuentro hubiera firmado llegar empatado a falta de dos partidas. Ahora, su equipo deberá tranquilizarle en la jornada de descanso para que trate de afrontar al 100% su próximo compromiso con las piezas blancas. Todavía no hay nada decidido y los errores, como decía el genio de Xavielly Tartakower -el Carl von Clausewitz del ajedrez- están esperando en el tablero a ser cometidos... ¡Por cualquiera de los dos jugadores!


CARLSEN-KARJAKIN


Campeonato del Mundo, 10ª partida


1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.d3 Ac5 5.c3 0-0 6.Ag5 h6 7.Ah4 Ae7 8.0-0 d6 9.Cbd2 Ch5 10.Axe7 (Novedad; lo conocido era 10.Ag3) 10...Dxe7 11.Cc4 Cf4 12.Ce3 Df6 13.g3 Ch3+ 14.Rh1 Ce7 15.Ac4 c6 16.Ab3 Cg6 17.De2 a5 18.a4 Ae6 19.Axe6 (Era mejor 19.Cd2 ; la del texto hubiera permitido a Karjakin forzar el empate) 19...fxe6 20.Cd2 d5?! (Karjakin lograba el empate con 20...Cxf2+ 21.Rg2 Ch4+!! 22.Rg1 -pierde 22.gxh4 Dg6+ 23.Cg4 Cxg4 24.Rh1 Dh5 25.h3 Cf6 , y las negras tienen ventaja decisiva gracias a su peón de más- 22...Ch3+ 23.Rh1 Cf2+ 24.Rg1 Ch3+ , y jaque continuo) 21.Dh5 Cg5 (Eran tablas con 21...Cxf2+ 22.Rg2 Df7 -amenazando ganar la dama en una- 23.Rg1 Df6 24.Rg2 Df7 25.De2 Ch4+ 26.Rg1 Ch3+ 27.Rh1 Cf2+) 22.h4 (Las blancas tienen la iniciativa en este final, gracias, entre otras cosas, a su ventaja de espacio) 22...Cf3 23.Cxf3 Dxf3+ 24.Dxf3 Txf3 25.Rg2 Tf7 26.Tfe1 h5 27.Cf1 Rf8 28.Cd2 Re7 29.Te2 Rd6 30.Cf3 Taf8 31.Cg5 Te7 32.Tae1 Tfe8 33.Cf3 Ch8 34.d4 exd4 35.Cxd4 g6 36.Te3 Cf7 37.e5+ Rd7 38.Tf3 Ch6 39.Tf6 Tg7 40.b4 axb4 41.cxb4 Cg8 42.Tf3 Ch6 43.a5 Cf5 44.Cb3 Rc7 45.Cc5 Rb8 46.Tb1 Ra7 47.Td3 Tc7 48.Ta3 Cd4 49.Td1 Cf5 50.Rh3 Ch6 51.f3 Tf7 52.Td4 Cf5 53.Td2 Th7 54.Tb3 Tee7 55.Tdd3 Th8 56.Tb1 Thh7? (El comienzo del fin; era mejor 56...Ch6 57.Tc3 Cf5) 57.b5 cxb5 (Si 57...Ch6 58.bxc6 bxc6 59.Tb6 , seguido de 60.Txc6] 58.Txb5 d4 [Si 58...Ch6 59.Tb6 , y cae el peón) 59.Tb6 Tc7 60.Cxe6 Tc3 61.Cf4 Thc7 62.Cd5 Txd3 63.Cxc7 Rb8 64.Cb5 Rc8 65.Txg6 Txf3 66.Rg2 (La ventaja de Carlsen es más que decisiva y no dará ninguna opción en el final) 66...Tb3 67.Cd6+ Cxd6 68.Txd6 Te3 69.e6 Rc7 70.Txd4 Txe6 71.Td5 Th6 72.Rf3 Rb8 73.Rf4 Ra7 74.Rg5 Th8 75.Rf6, y las negras abandonaron. (1-0).

 

 

Artículos relacionados

Nuevas tablas entre Karjakin en la novena partida, 24 de noviembre

Carlsen y Karjakin séptima y octava partida, 22 de noviembre

Carlsen y Karjakin ponen a prueba la paciencia del público, 19 de noviembre

Carlsen y Karjakin firman tablas tras seis horas y media partida, 16 de noviembre de 2016

Campeonato del Mundo de Ajedrez: Segundas tablas entre Karjakin y Carlsen, 15 de noviembre de 2016

Carlsen y Karjakin hicieron tablas tras 42 jugadas, 12 de noviembre de 2016

 

 
Publicado enSociedad
Carlsen y Karjakin hicieron tablas tras 42 jugadas

La partida inaugural del Campeonato Mundial de Ajedrez que se disputa en Nueva York entre Magnus Carlsen, poseedor del título y el aspirante Serguei Karjakin, no defraudó (Le puede interesar La vanguardia del ajedrez). Carlsen que jugaba con blancas, planteó el ataque Trompovsky, línea peligrosa para ambos bandos, especialmente para las negras que les quedan doblados los peones del enroque y su rey en peor situación. Medio juego rápido sin el menor fallo.

estadísticas


Fue una partida de tanteo en la que el campeón del mundo, con blancas, empleó una apertura que no está en su repertorio habitual, pero que encaja con su estilo de juego y no pareció pillar por sorpresa al aspirante. El noruego consiguió llevar la lucha a su terreno, obteniendo una posición en apariencia simple pero con una microscópica ventaja a su favor, en la que básicamente sólo tenía posibilidades de empatar o ganar. Es en este tipo de partidas en las que Carlsen, como Karpov en sus mejores tiempos, demuestra su maestría una y otra vez, aprovechando cualquier imprecisión de su rival para aumentar la presión gradualmente. Pero Karjakin dio muestras de su templanza, y defendió las pequeñas debilidades de su posición de manera firme e impecable. El ruso no dio ningún atisbo de miedo escénico en su debut en un Mundial, y se le vio cómodo y confiado ante el tablero, consumiendo incluso menos tiempo para sus jugadas que el campeón.

 

Ver primera partida


Cambio de piezas a partir de la jugada quince, llegándose a un equilibrado pero difícil final con torre y caballo Carlsen y torre y alfil Karjakin, con seis peones cada adversario. La posición puede considerarse igualada y más al no existir problemas de tiempo con el reloj. Pero ambos genios, en una decisión que les honra, siguen luchando por el triunfo, buscando posiciones prometedoras de éxito.


En resumen, un buen resultado para el aspirante, que dio la impresión de estar muy bien preparado. Sería de esperar que Carlsen tenga que buscar en los próximos días un juego un poco más incisivo para poder doblegar al ruso, que llevará las blancas en la segunda partida que se disputará hoy, 12 de noviembre. A continuación puede observar el desarrollo de las 42 jugadas de ambos ajedrecistas.

 

Referencias 

[1]http://www.mundodeportivo.com/otros-deportes/20161112/411799846863/carlsen-y-karjakin-firman-tablas-en-la-primera-partida-del-mundial.html

[2]http://www.elmundo.es/deportes/2016/11/12/5826649de2704ea96c8b45b8.html

[3]http://www.mundodeportivo.com/otros-deportes/20161112/411799846863/carlsen-y-karjakin-firman-tablas-en-la-primera-partida-del-mundial.html

[4]http://www.elmundo.es/deportes/2016/11/12/5826649de2704ea96c8b45b8.html

[5] Fuente del vídeo: https://chess24.com/es/watch/live-tournaments/carlsen-karjakin-world-chess-championship-2016/1/1/1

Publicado enColombia
Página 1 de 3