Martes, 07 Marzo 2017 07:15

Un 8 de Marzo diferente

© Pixabay/Flachovatereza

 

"Somos protagonistas de una revolución sensible", dijo la periodista argentina Marta Dillon, al presentar en conferencia de prensa el Paro Internacional de Mujeres que se realizará el 8 de marzo. En Buenos Aires el paro comenzará a las 12 de la mañana con un "ruidazo" y luego habrá una marcha desde el Congreso hasta la emblemática Plaza de Mayo.

 

En la rueda de prensa la periodista, hija de desparecidos y activista por los derechos humanos, leyó un comunicado que comienza con una frase simbólica: "Este 8 de marzo la tierra tiembla". Argentina es seguramente el país de América Latina que más se ha destacado por la potencia de los movimientos de mujeres, que desde 1985 organizan el anual Encuentro Nacional de Mujeres que en las dos últimas ediciones, en Mar del Plata 2015 y Rosario 2016, congregaron entre 60 y 70 mil personas en cientos de talleres y debates.

Estamos ante un 8 de Marzo especial, por lo menos en la región sudamericana, donde las mujeres han protagonizado movilizaciones multitudinarias contra la violencia machista y los feminicidios. Una parte sustancial de los 200 mil muertos que se ha cobrado la "guerra contra las drogas" en México, son mujeres jóvenes pobres que trabajan en maquilas. Algo similar sucede en Guatemala y en la mayoría de los países centroamericanos.

La potencia del feminismo actual no se basa sólo en las masivas movilizaciones, sino que muestra una fuerza discursiva que han perdido otros movimientos sociales. Y una gran capacidad de análisis de la situación internacional. "Tejemos un nuevo internacionalismo", dice el comunicado de las mujeres. Y agrega: "Vemos que frente al giro neo-conservador, en la región y el mundo, el movimiento de mujeres emerge como potencia de alternativa".

La escritora y activista ítalo-estadounidense Silvia Federici, explica este nuevo activismo y las movilizaciones que se registran estos días en Estados Unidos: "Esta es una crisis de trabajo, una crisis de falta de tiempo para sí mismas, una crisis de la relación con los otros, es el no tener recursos, no tener tiempo ni acceso a los servicios más fundamentales".

Pero destaca también que el movimiento debe crecer en su comprensión estratégica del mundo actual y no olvidar nunca el internacionalismo: "Creo que hoy las mujeres debemos estar más presentes en las luchas contra la guerra. En estas manifestaciones en Estados Unidos no se le ha dado suficiente atención a la problemática de la guerra. Existe una relación fuerte entre la guerra permanente y la militarización de la vida aquí, por eso es importante esta temática. ¿De qué internacionalismo hablamos si no?".

En el Cono Sur de Sudamérica, la violencia doméstica y los feminicidios se han convertido en temas destacados en los medios masivos, sobre todo en la televisión argentina, donde las estrellas de la farándula no pierden ocasión para manifestar su apoyo a la causa de las mujeres, aunque suelen "descafeinar" los contenidos. En Brasil una de las críticas más frecuentes al gobierno ilegítimo de Michel Temer es que en su gabinete no hay ninguna mujer.

En Uruguay saltó al ruedo nada menos que el ex presidente Julio María Sanguinetti, uno de los referentes regionales del conservadurismo político e ideológico. En un artículo titulado "La cultura machista", Sanguinetti apoya la causa de las mujeres aunque critica la inclusión del feminicidio en el Código Penal, porque en su opinión ya existe como figura agravante el asesinato de miembros de la familia, en especial mujeres e hijos.

Aunque afirma que los movimientos feministas en ocasiones han "rozado el ridículo", critica el machismo y llama a docentes, artistas y políticos a manifestar públicamente su rechazo al machismo. Hay que "sacarse de la mente la idea de que quien comprende y sigue a su mujer no es un "pollerudo" sino lo contrario, un ser maduro, consciente de su fuerza, que necesita de la fuerza de "la otra" para que la vida valga la pena ser vivida", escribió Sanguinetti en el semanario Opinar.

Mucho más allá de sus cuestionables opiniones, lo más destacable es el hecho que un político como Sanguinetti haya salido a hablar del tema. Es un síntoma del vuelo que adquirió el debate sobre los derechos de las mujeres en la sociedad. Por lo pronto, en Uruguay y Argentina las centrales sindicales y sindicatos convocan un paro el 8 de Marzo como forma de manifestar su apoyo a las mujeres, actitud que refleja la expansión que están teniendo las demandas de los movimientos.

En Brasil las nueve centrales sindicales decidieron salir a la calle el 8 de Marzo contra la reforma del sistema de pensiones y en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. En Argentina confluyen las luchas del sindicato de maestros (la inmensa mayoría maestras) con el paro que apoyan las centrales sindicales. En Uruguay el PIT-CNT convoca un paro general de cuatro horas.

Quizá el hecho más notable de este 8 de Marzo es que evidencia que las demandas y las voces de las mujeres han desbordado los marcos de los sectores organizados y se han hecho carne en amplios estratos de las sociedades, tanto entre las clases medias profesionales como entre los sectores populares, los más afectados por la violencia machista. Hay varias razones que explican este cambio: desde la ampliación del casco militante, la maduración de una nueva cultura y una más sólida conciencia ciudadana de los derechos. En este último aspecto, lo realizado por los gobiernos progresistas en relación a las mujeres ha contribuido a amplificar las viejas demandas del movimiento feminista.

Pero hay un hecho adicional que parece decisivo y que puede ser el trasfondo de la masividad adquirida por la cuestión femenina. El capitalismo en la etapa actual, de hegemonía del capital financiero, está mostrando su peor faceta: militarista, destructiva del medio ambiente y de las personas.

Este es el capitalismo realmente existente en América Latina, que está tratando los cuerpos de las mujeres con la misma ferocidad destructiva con la que ensaña con la naturaleza.

 

 

Publicado enSociedad
Fuente: http://www.gamba.cl

 

Publicado en Zur

 

Elegimos volver a escucharla hoy, en este contexto tan intenso donde la lucha de las mujeres se despliega con una fuerza por momentos inesperada. Donde cada una desde su comunidad de mujeres pone empeño en organizar, difundir y participar del 8 de marzo y del paro histórico que sucederá en más de treinta países alrededor del mundo.

En lo vertiginoso de estos acontecimientos nos venimos diciendo unas a otras: no aceptemos más la violencia, potenciemos nuestra fuerza para multiplicar nuestro ya basta, organicemos encuentros, espacios y marchas que hagan temblar la tierra. Pero también nos repetimos una y otra vez: hagamos más denso el tejido del entre mujeres; potenciemos nuestra ayuda mutua, nuestro autocuidado y reciprocidad; estemos cada vez más movilizadas pero también robemos tiempo para sentir y pensar cómo seguimos, cómo nos auto organizamos cada vez más y qué desafíos está alumbrando la lucha.

Dicho de otro modo, al desplegar la lucha ésta ilumina nuevos problemas políticos. De nada sirve hacer sin pensar. Pensemos a partir de lo que estamos experimentando y abramos los espacios para construir los cómo seguir. Nuestras compañeras y hermanas nacidas en las luchas que nos antecedieron portan experiencias que es preciso recuperar para no empezar de cero, para nutrirnos y cambiar. Por eso esta conversación busca ser un espacio-momento para que Silvia nos comparta palabras que nos ayuden a pensar lo que está sucediendo.

 

¿Qué está sucediendo con la lucha de las mujeres? ¿Qué has reflexionado sobre las últimas manifestaciones en Estados Unidos?

Aquí es un momento en el que se está dando una movilización muy fuerte de todos los movimiento sociales, y sobre todo del movimiento de las mujeres. Hemos visto estas marchas en Washington, en Nueva York, en varias ciudades. Mujeres de todo tipo, de todas las edades se están movilizando, sintieron la necesidad de salir a la calle. Y pienso que no es solamente una necesidad de responder a Trump, es la expresión de un gran descontento que se ha acumulado en estos años, porque las situación de las mujeres en todos los niveles, con excepción de una minoría, se ha deteriorado desde hace mucho tiempo, enfrentando una crisis en su vida cotidiana.

Esta es una crisis de trabajo, una crisis de falta de tiempo para sí mismas, una crisis de la relación con los otros, es el no tener recursos, no tener tiempo ni acceso a los servicios más fundamentales. Además de enfrentarse continuamente a la violencia, que es violencia individual pero también del estado, de la policía, en las cárceles, es la militarización de la vida que aquí es cada vez más fuerte. Creo que ahora estos son los elementos que unifican y pueden unificar al movimiento feminista. Es un movimiento contra la violencia y los abusos institucionales, pero también es una manifestación de deseo, de voluntad de construir una sociedad diferente. En estas marchas, en Nueva York por ejemplo, se podía ver una gran creatividad, mucha fuerza y energía, por eso se puede comparar con lo que sucedió en los años setenta.

Es un movimiento que ha crecido mucho en los últimos años, sobre todo a partir de la desilusión que tantas mujeres han experimentado. Se pensó que trabajar fuera de la casa posibilitaba conseguir autonomía. Y no nos dio autonomía porque el trabajo es precario, no da seguridad. Lo que vemos es un gran número de mujeres, y hombres también, cargadas de deudas. Han luchado por entrar a las universidades, como se luchaba en los años setenta, y ahora con la privatización de la educación deben un montón de dinero para poder estudiar. Muchas jóvenes con veinte años no pueden ver cuál va a ser su futuro.

¿De qué luchas previas se nutren estas manifestaciones? Porque al mirar las imágenes -no podíamos dejar de mirar lo que pasaba, la cantidad de personas- desde el sur nos preguntamos ¿de dónde se están nutriendo? ¿de dónde nació ese desborde? ¿qué había previamente organizado?

Creo que la decisión de una parte del establishment americano de apoyar a Trump ha sido una respuesta a las luchas que ya se estaban dando. Por ejemplo, la lucha por el aumento del salario mínimo ha involucrado a muchas mujeres muy fuertemente, y siempre se cruzaba con la lucha de los migrantes. Porque son sobre todo las mujeres y las personas migrantes las que tienen salarios muy bajos. También ha crecido un movimiento estudiantil contra la deuda generada por la falta de gratuidad. Por otro lado, muchos han apoyado a Trump pensando que sería el presidente que cortaría las deudas e implementaría una educación gratuita. Es también creciente la movilización contra el control del cuerpo. Por ejemplo, en muchos estados se redujo drásticamente el acceso al aborto. Hoy las mujeres se enfrentan con dificultades en todos los lugares donde están, con cortes en servicios como la educación y la precariedad de la vida, ninguna sabe si tendrá o no trabajo. Sobre todo entre jóvenes y mujeres no se ve qué tipo de futuro se tendrá. También la rabia y la indignación contra estos abusos, la violencia institucional continua, la matanza de la policía sobre los y las jóvenes de color, migrantes, latinos. La conciencia de que vivimos en un régimen muy brutal, que no es una novedad, pero que ahora ya no se puede no ver. En los últimos años casi todos los días un joven negro fue asesinado con una impunidad absoluta. Entonces, hay un descontento muy fuerte, económico y no económico, porque los dos están conectados. Porque está claro que esta violencia se justifica y se sostiene en la represión y en la precariedad económica.

¿Cómo estás viviendo estos mismos movimientos en el plano internacional, por ejemplo lo que está siendo en este momento la organización del paro internacional de mujeres?

Es una idea muy excitante, sobre todo esta dimensión internacional de las luchas es muy importante. En las últimas semanas ha sido muy importante ver tantas movilizaciones en todas las ciudades al mismo tiempo, el sentimiento de ser parte de algo que se está moviendo en muchas partes del país y del mundo. Así como la respuesta al llamamiento de paro de las compañeras en Argentina en octubre pasado que fue muy fuerte. También aquí muchas compañeras salieron a la calle. Todavía es difícil saber, pero es claro que solamente algunas podrán hacer el paro porque hay tantas dificultades prácticas para organizar un paro de las mujeres, sobre todo en un país como Estados Unidos, donde existen realidades tan diferentes y hay grupos de mujeres tan diversas, en una situación donde faltan los servicios sociales, donde muchas mujeres son solteras y no tienen un marido que pueda sustituirla. Pero se envía una señal importante, es una posibilidad de compromiso con las nuevas formas de lucha y de organización. Ojalá sea un compromiso para crear redes de comunicación entre mujeres de diverso tipo. Crear un tejido social más fuerte, capaz de resistir a lo que está sucediendo y también empezar a construir nuevas relaciones. Empezar a implementar lo que se viene hablando sobre formas de auto gobernarnos, reclamar el control de nuestra vida, empezar el proceso de no solamente ponernos en contra sino ir definiendo qué tipo de sociedad queremos, cómo vamos a construirla, qué precisamos de inmediato y cuáles son los objetivos del futuro.

Yo creo que es importante hoy abrir una visión estratégica, no solamente salir a la calle, sino salir a la calle con una visión de lo que deseamos e intentamos construir. Sería una pena si vamos a la calle todas contentas y después regresamos a casa y no se une este momento con la construcción de algo distinto. Por eso es importante no solo demandar a un estado que no responde, sino comprender contra qué luchamos, que no son personajes. Estos personajes son la expresión de un mal que es el sistema. Comprender lo que está sucediendo a nivel económico, político, ecológico y empezar a hacer las conexiones. Es verdaderamente la misma lucha: luchar contra la contaminación, contra el capitalismo, la precarización de la vida y el despojo y luchar contra el patriarcado son momentos diferentes de una misma lucha. Pienso que esta movilización puede ayudar a crear conciencia sobre la interconexión de estas luchas. Ojalá tengamos la capacidad crear un terreno de unificación entre mujeres distintas.

Nosotras sentimos que nos entusiasma el paro y la movilización porque es un mensaje, es una disputa en varios planos, también simbólica. Acá en el sur, sobre todo la idea de la doble jornada, el trabajo doméstico, ha tomado mucha fuerza porque al discutir el paro hubo que intercambiar sobre qué precisábamos para parar. Eso dio lugar a un montón de discusión entre mujeres. Muchas han planteado que no pueden parar porque están solas con sus hijos e hijas, entonces vemos formas diversas de parar y participar. No nos proponemos hacer un paro en el que si no podés parar las veinticuatro horas no formás parte de la jornada y de la lucha, sino hacer un paro que diversifique las opciones y todas podamos participar.

Justamente, yo pienso que a partir de las dificultades de hacer este paro, de las dificultades de las mujeres que no pueden dejar a sus hijos, es importante comprender cuál es el paso próximo. Porque, ¿qué pasa con estas mujeres que están encarceladas por el trabajo doméstico todos los días y que no tienen a nadie que las pueda ayudar? El paro es un momento de comprensión y de transformación, porque mirando estas dificultades organizativas se puede ver qué necesitamos, qué se puede hacer como cosa urgente. Ver que existen tantas mujeres que no pueden ir a una reunión, al cine, porque son prisioneras de ese trabajo. Cuando estuve en Bruselas unos meses vi que allá las compañeras han impulsado la iniciativa de describir su jornada de trabajo y luego han recogido esos testimonios. Han dicho también al estado “todo esto es lo que las mujeres hacen”, están intentado decir “esta es la cuenta por todo lo que hemos realizado”. Este tipo de acciones pueden incrementar la conciencia y permiten pensar nuevas prácticas. Porque si estamos encarceladas en el hogar entonces ¿qué estructura necesitamos en lo urbano, en el barrio, para dar respuesta?, ¿cuáles son las necesidades inmediatas y urgentes?

En esa clave, al pensar el paro lo estábamos concibiendo como un momento pedagógico para nosotras y para todas las mujeres, por tanto para señalar los desafíos en todos los sentidos que vos nombras, para pensar qué movimiento tenemos que construir, bien atado a la vida y la cotidianidad. Pero también señalar los límites de la izquierda, los límites de ciertas formas de hacer política, lo que sucede con el sindicalismo. El paro iluminó muchas cosas, no solo para el propio movimiento de mujeres sino para muchas más personas.

Así es. Antes existieron sindicatos que se ocupaban de la vida, del barrio, que luchaban tomando en cuenta toda la vida de las trabajadoras y trabajadores, no solo sobre las ocho o nueve horas. Ahora es una forma burocrática que ya no funciona más, que no puede dar respuestas. He estado hablando con una compañera que organizó en Islandia el paro de 1975, desde allí las mujeres se han organizado en espacios urbanos donde se conversa, se circula información, en todas las ciudades están estos espacios que son experiencias colectivas para las mujeres. Estos lugares han facilitado mucho la organización, porque cada uno ha sido un punto de expansión de la información, de la táctica. Me gusta mucho pensar que se pueden crear estos lugares, espacios de las mujeres. Crear, desde donde una vive, espacios donde cuidarnos y dar discusiones entre mujeres. Insistir en la capacidad de crear, reclamar el espacio, el derecho a la ciudad. Es importante pensar este momento como un momento histórico, lo que está pasando con el Encuentro de Mujeres en Argentina, que se organice algo internacionalmente de forma autónoma sin los recursos y la intervención de la ONU. Se han hecho acciones todos los 8 de marzo, pero este año está la dimensión internacional. Esta jornada está reviviendo el sentido del 8 de marzo y dando lugar a un nuevo internacionalismo.

Pero es importante pensar estratégicamente qué es lo que queremos. Claro que no podemos saber muchas cosas, pero sí qué precisamos saber. Necesitamos una visión estratégica más allá de la manifestación. También la memoria histórica es importante para crear resistencia, la memoria sobre lo que ha significado este día para la lucha de la mujeres, sobre el internacionalismo feminista y el significado de eso en la actualidad. Creo que hoy las mujeres debemos estar más presentes en las luchas contra la guerra. En estas manifestaciones en Estados Unidos no se le ha dado suficiente atención a la problemática de la guerra.

Este punto es importante desde la perspectiva latinoamericana y también nos preguntamos por esto que nombras. La gente se moviliza cuando puede, cuando hay conciencia y voluntad, pero ¿qué piensa sobre las invasiones y la guerra el pueblo estadounidense?

Ahora se ven límites que no se veían y se empieza a insistir en la necesidad de la lucha contra la guerra. Han estado y están bombardeando con drones Yemen, han destruido Medio Oriente. Existe una relación fuerte entre la guerra permanente y la militarización de la vida aquí, por eso es importante esta temática. ¿De qué internacionalismo hablamos si no? Es importante que todos digamos que no se puede excluir a las personas de ningún país, pero también que no se debe bombardear ni destruir la vida en ningún país. Pienso que en los materiales que se van a preparar y escribir es importante tener esta visión histórica del internacionalismo feminista.

Con respecto a la memoria histórica, al crecer bastante la auto organización de las mujeres en varias ciudades de Uruguay, las compañeras plantean una sensación de ser huérfanas, de empezar una lucha sin saber que otras mujeres lucharon antes, desconociendo qué problemas tuvieron y cómo se organizaron. ¿Tuvieron esta sensación en los años setenta cuando el movimiento desbordaba las calles?

Para nosotras fue muy importante el trabajo de comenzar a reconstruir la historia de otras mujeres, de comprender de dónde venimos, cuales fueron nuestras madres, reconstruir y pensar en el feminismo liberal, en el feminismo socialista -del que nace el 8 de marzo-, saber lo que planteaban sobre la liberación de la mujer. De la historia del feminismo en América Latina he descubierto dos años atrás la lucha de las mujeres en Argentina, a Virginia Bolten y su consigna “ni patrón ni marido” y su periódico La Voz de la Mujer.

Las historias locales, en el Río de la Plata, también son muy potentes. Por ejemplo, la consigna de las mujeres en Uruguay en los años ochenta era “nosotras queremos cambiar la vida”. Es hermoso reconectar con esas luchas.

Es imprescindible conversar con estas mujeres que son libros vivientes, libros de la historia de las luchas. Esta concepción que planteas es importante para construir una memoria larga. Tú te sientes parte de algo, no puedes mirar el futuro sin mirar el pasado. Solamente cuando ves toda la historia de lucha, los límites, los problemas de las experiencias organizativas pasadas, intentas no repetir las mismas cosas. No puedes identificar lo que estás haciendo si no miras que se ha hecho antes y cuáles son las diferencias, aprender de esa experiencia, no pensar que has inventado todo.

 

 

Publicado enPolítica
Los habitantes de Segovia son agredidos por la Fuerza Pública en el marco del paro minero

A cinco días de haber comenzado el Paro Minero en los municipios de Remedios y Segovia, la fuerza pública representada en el Esmad y efectivos de la policía, pretendieron retomar a la fuerza el control de los sitios ocupados por la Mesa Minera en Segovia, apoyada por toda la comunidad de este municipio del nordeste antioqueño.

A eso de las 6 de la mañana de este sábado 24 de septiembre, aproximadamente 60 integrantes de Esmad se fueron en contra de algunas personas que se encontraban en el sitio de concentración de la Mesa Minera conocido como la Electrificadora, agrediéndolos y obligándolos a desplazarse del lugar, retomando su control a la fuerza.


Luego, el Esmad, apoyados por los efectivos de la policía local, se desplazaron hacia otro sitio de concentración conocido como Cuatro esquinas. Allí, y después de cuatro horas de enfrentamientos entre fuerza pública y comunidad segoviana, resultan heridas 12 personas, entre las cuales se encuentra un periodista internacional. Hasta el momento no se conoce la identidad de las personas ni la gravedad de sus heridas porque el hospital local no ha brindado ninguna información.


La Meesa minera de Segovia y Remedios, decidió reactivar las manifestaciones pacíficas y democráticas congeladas desde el 11 de noviembre de 2015, convocó a toda la comunidad a ejercer el derecho a la libertad de expresión y se declaró en cese de actividades indefinido, desde el 19 de septiembre de 2016. El paro seguirá hasta tanto no se logren los acuerdos concretos que permitan el respeto y garantía de los derechos como Mineros tradicionales y ancestrales.


Es de anotar que esta es una protesta pacífica donde los integrantes de la Mesa minera de Segovia están ejerciendo sus derechos, garantizados por el artículo 37 de la Constitución Nacional, que otorga a la movilización el carácter de derecho fundamental de acuerdo al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, siendo un mecanismo de participación política que debe ser protegido.


Los pequeños mineros de Segovia y Remedios reclaman ante la multinacional Zandor Capital los derechos a ejercer la minería respetando la tradición y ancestralidad del pueblo minero.


Se exige la presencia del gobierno nacional, departamental y local para poder avanzar en las conversaciones y dar solución a los puntos del Pliego de Peticiones y, por ende, a la problemática social, minera y económica que se vive en el nordeste antioqueño

Los pequeños mineros de Segovia y Remedios, agrupados en la Mesa Minera, tienen clara la opción del diálogo y la vía política, siempre y cuando les respeten sus derechos.

 

Artículo relacionado

http://www.desdeabajo.info/colombia/item/29745-paro-indefinido-de-los-mineros-de-segovia-y-remedios-problematicas-laborales-y-sociales.html

Publicado enColombia
Las razones de los trabajadores del Sena para continuar en paro indefinido

El incumplimiento de los acuerdos firmados el año pasado sobre ampliación de planta de personal y aumento salarial, el anunciado Proyecto de Reforma Tributaria que amenaza con eliminar las fuentes de financiamiento del Sena, y la implementación de Sistema Nacional de Educación Terciaria, son las razones por las cuales los trabajadores agremiados en el Sindicato de Trabajadores Públicos del Seba, Sindesena, adelantan desde este martes un paro nacional indefinido.

El SENA es una entidad que cuenta con 6.900 funcionarios vinculados, más de 30 mil empleados e instructores por contrato, y anualmente capacita 
para el trabajo a cerca de 1´300.000 jóvenes aprendices.

Atendiendo las orientaciones de la directiva sindical se encuentran en paro las regionales de Antioquia, Atlántico, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, Córdoba, Guajira, Huila, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Santander y Valle del Cauca.

Aprendices, trabajadores, empleados públicos, pensionados y contratistas del Sena salieron a movilizarse y a manifestarse pacíficamente en las calles y las sedes de la entidad en las principales capitales. Sin embargo, no faltaron las provocaciones del Esmad de la policía.

En la sede de la Regional Bogotá hubo varios lesionados cuando los uniformados del Esmad arremetieron contra los sindicalistas que se apostaron temprano en la entrada para poner las pancartas. En Cartagena la marcha de los aprendices con el resto de la comunidad Sena también fue dispersada por el Esmad; y tanto en las regionales del Huila y Quindío intentaron impedir con gas lacrimógeno la protesta de trabajadores y aprendices, con saldo de varios lesionados.

La directiva nacional de la CUT, central a la cual pertenece Sindesena, emitió un comunicado en el cual apoya irrestrictamente la protesta de los instructores y trabajadores del SENA, al tiempo que hace un llamado a todos sus sindicatos y subdirectivas a acompañar la movilización. “Desde hace muchos años se viene impulsando la liquidación del SENA por la vía de reducir su presupuesto y aumentar sus obligaciones académicas”, afirma la CUT en su comunicado. 

Incumplimiento de acuerdos

Según la negociación colectiva firmada el año pasado entre el SENA y Sindesena, la entidad ya debería estar cumpliendo el compromiso de ampliación de la planta de 3.000 cargos definitivos con formalización y 800 cargos temporales, al igual que el ajuste salarial pactado en el 10%, retroactivo a junio de este año.

Pero nada de eso se ha cumplido, pese a que la ampliación de la planta y el reajuste salarial ya tienen el estudio técnico, el presupuesto y la aprobación del Consejo Directivo del Sena, del Departamento Administrativo de la Función Pública, del Ministerio de Trabajo y de Planeación Nacional.

“Es el Ministerio de Hacienda el que se niega a poner su firma. Y si en dos semanas no lo hace, vamos a quedar en nada porque esos recursos se van para otro rubro y no habrá ampliación de planta ni incremento salarial”, dijo a esta agencia Nicolás Alberto Zapata, presidente Subdirectiva Sindesena Antioquia.

La amenaza de la Reforma Tributaria

El Gobierno Nacional ha anunciado un Proyecto de Reforma Tributaria que, según las recomendaciones que entregó la comisión de expertos designada para tal fin, amenaza con eliminar los recursos de destinación específica para el Sena, el Icbf y las Cajas de Compensación Familiar. Una medida que Sindesena califica como “flaco” favor a la Paz, pues de esa manera se desfinanciaría una entidad que, como el Sena, está llamada a capacitar a los trabajadores en el posconflicto.

De aprobarse esa propuesta, la financiación del Sena quedará a cargo del presupuesto nacional, lo cual sería desastroso, anotó el dirigente sindical. “No es sino mirar el estado lamentable de las universidades públicas, de la Universidad Nacional, por ejemplo. Lo más seguro es que al Sena le pase lo mismo”, agregó.

Otro asunto espinoso es el Proyecto de Educación Terciaria que viene impulsando el Gobierno sin consultarlo con la comunidad educativa del Sena. Es un proyecto que profundiza la propuesta de desvío misional de la institución, algo que Sindesena rechaza porque excluye de los beneficios del Sena a personas marginadas de la educación formal, y en genera a aquellos que no han tenido la posibilidad de culminar la educación secundaria.

Según Zapata, en vista de que Colombia tiene tan baja cobertura en educación superior, el gobierno ha visto en el Sena una entidad formidable para dar educación superior. Los cursos de tecnólogos los está asimilando a la educación formal, sin considerar que el sistema del Sena tiene características diferentes al sistema educativo tradicional que rige el Ministerio de Educación.

“Ahora andan como locos buscando registros calificados para todos los programas de tecnólogos, y así el Sena va a quedar convertido en una universidad de garaje, atendiendo a bachilleres, y vamos a dejar abandonados a los obreros, campesinos y trabajadores que solo necesitan un curso de 40 horas para actualizarse”, indico el dirigente sindical.

Publicado 15 de septiembre de 2016.

Publicado enColombia
“[...] Estarémos en las calles hasta cumplir con nuestros objetivos”

Miércoles 31 de agosto. En su segundo día en Bogotá, día 22 del paro docente que tiene conmocionado a una parte del país, y abierta la discusión sobre el derecho a la salud, oportuna y de calidad para quienes brindan educación en los centros educativos públicos del país –en particular en el departamento del Cauca–, los 2.500 docentes, padres de familia y estudiantes que viajaron desde el sur del país hasta la capital colombiana, marcharon y arengaron por el centro tradicional de la ciudad y zonas aledañas, denunciando la situación que los tiene en pie de lucha.

 

Su propósito de lucha es claro, el apoyo es incondicional; alumnos y padres de familia unen sus fuerzas y exigen un servicio de salud digno para sus maestros y maestras. desdeabajo invitó a estudiantes, padres de familia y docentes para que transmitan sus voces de apoyo a esta lucha, a través de nuestro medio de comunicación.


Katherine Cucuñame Flor, exalumna de la Institución Educativa Indígena El Mesón (IEIN). “Vengo del municipio de Morales Cauca, vengo acompañando el paro de docentes. Lo que pedimos es que Magisalud-Cosmitet deje de manejar los recursos de la salud de los profesores del Cauca y esta responsabilidad quede en manos del departamento. El servicio prestado por esas instituciones es muy deficiente; los profesores afiliados a la Eps tienen que esperar hasta un mes para que les sea asignada una cita, no entregan medicamentos, algunos tienen que esperar meses para una cirugía. Creemos que es injusto, los docentes merecen un servicio de salud digno”.

 


Francy Flor, madre de familia IEIN, vereda El Mesón, Morales, Cauca. “Vengo acompañando a los profes, luchando porque el servicio médico que reciben los profes mejore. Venimos de Popayán, viajamos en 65 buses para apoyar esta justa causa. Cosmitet ha prestado un pésimo servicio, por lo que hemos venido a Bogotá para pedirle al gobierno que nos escuche”.

 

 

 


Juan Pablo Erazo Anacona, docente Institución Educativa Casas Bajas, del municipio de Cajibio. “Desde ayer en la mañana estamos aquí, más de 2.500 maestros que viajamos desde el departamento del Cauca a exigirle al gobierno nacional para que departamentalice la salud de los docentes. Es una apuesta política para devolverle la dignidad al trabajo de los docentes. La idea es construir un camino que mejore las condiciones de vida que necesitamos, no sólo los docentes, sino todos los colombianos. Para todos los habitantes de Bogotá, un saludo de parte de Asoinca; estaremos en las calles hasta cumplir nuestros objetivos”.

 

 


Janeth Ramírez, madre de familia, Argelia, Cauca. Vengo a apoyar a los docentes porque no cuentan con un buen servicio de salud. Ni los docentes ni las personas, en general. No nos quedamos callados porque estamos cansados, la plata que se paga en la Eps no se ve reflejada en la calidad del servicio, la atención no se presta a tiempo, los medicamentos no los entregan cuando el médico los receta, y cosas por el estilo”.

 

 

 


Estudiante Nasa, resguardo indígena de Pueblo Nuevo, municipio Caldono. “En esta situación del paro ya llevamos un mes, aquí hay más de 3 mil personas que están acompañando las movilizaciones por la inconformidad ante el incumplimiento del gobierno. En este proceso estamos incluidos los profesores, padres de familia y nosotros, los estudiantes, que también estamos inconformes porque la salud en el departamento está muy mal”.

 

 

 

 


William Hernán Tumbo, docente, resguardo indígena de Pueblo Nuevo, municipio Caldono. “Nosotros estamos aquí desde ayer, participando de esta movilización, porque la verdad hemos visto que la salud de los profesores está en muy mal estado, especialmente en el departamento del Cauca. La atención a los docentes es muy precaria y por tal razón nos hemos dirigido a la ciudad de Bogotá para que departamentalicen el sistema de salud para los docentes del Cauca”.

 

 

 

 


Jaime Solarte Urresti, docente, Mercaderes, Cauca. “Estamos en esta marcha con Asoinca por el gran problema que tenemos por el abandono del gobierno, ya que tenemos acceso a un servicio de salud de muy mala calidad. Las Eps que nos atienden se están robando los recursos, entonces nosotros decidimos emprender esta marcha hace más de un año para liberarnos y hacer que nosotros mismos podamos manejar nuestra salud sin corrupción. Que no mueran profesores ni esposas e hijos de los docentes debido al mal servicio de la salud. En el Cauca hay dos empresas que se llaman Cosmitet y Magisalud, las cuales se están robando los recursos del magisterio. Por lo tanto, los caucanos estamos en pie de lucha; vamos a completar 25 días de paro, hemos tomado carreteras, instituciones, bloqueado la gobernación del Cauca, la Secretaría de Educación, y hoy estamos en la capital para hacer más visible este gran problema de vida. Esperamos que nos den una solución cuanto antes, sin embargo estaremos aquí hasta que la situación se resuelva a nuestro favor”.

 

 


Zoraida Milena Chocue, estudiante del Colegio Álvaro Cue Chocue, resguardo Pueblo Nuevo, Caldono, Cauca. “Estamos acá protestando por la salud de los profes y ayudándolos para que, ojalá, esto se pueda lograr con este paro”.


Yazmín Andrea Orcue, estudiante Colegio Álvaro Cue Chocue, resguardo Pueblo Nuevo, Caldono, Cauca. “Estamos aquí por la salud del pueblo, de los profesores. Queremos que el gobierno nos dé una respuesta, una solución a la problemática que hay con el servicio de la salud de los profesores del Cauca. Ellos pagan una cuota destinada a los servicios médicos a los que acceden, por eso exigen que sea de buena calidad y nosotros los apoyamos”.


Audelia Llano Rodríguez e Isabel Sandoval, docentes de Brisas Patía, Cauca. Isabel: “Estamos en Bogotá, acompañando a todos nuestros compañeros en el paro de docentes porque necesitamos que nos colaboren con la departamentalización de la salud del Cauca. La experiencia del servicio médico se puede resumir en deficiencia”. Audelia: “Nuestra lucha sindical es por la salud, debido al mal servicio que nos vienen prestando los intermediarios de la salud y por los colegas que han fallecido por falta de atención oportuna. Por eso, desde el Cauca nos hemos movilizado masivamente para que avalen nuestra propuesta y permitan que el Cauca administre la salud del magisterio, para que mejore la calidad del servicio para los docentes y sus familias. Ojalá que esto sea una muestra para que los departamentos tomen ejemplo de la lucha sindical del Cauca”.

 

 

Artículos relacionados

Aquí nos vamos a quedar hasta que nos sentemos a desarrollar la propuesta de la departamentalización para el Cauca 

31 de agosto de 2016

Por el derecho a la saludo, el magisterio caucano continúa en cese de actividades

27 de agosto de 2016

Paro docentes en el Cauca: "Sin libertad no hay negociación"

18 de agosto de 2016

Publicado enColombia
“Aquí nos vamos a quedar hasta que nos sentemos a desarrollar la propuesta de la departamentalización para el Cauca”

Cerca de 2.500 manifestantes, entre docentes, familiares, estudiantes y padres de familia provenientes del departamento del Cauca, arribaron en 65 buses a la capital del país. Su destino inmediato: la Plaza de Bolívar. Su propósito: que su paro que ahora suma 20 días en pro de la departamentalización de la salud, no termine desconocido ni derrotado por efecto del centralismo.

En la mañana del 30 de agosto, arribaron a la Plaza de Bolívar 2.500 personas provenientes del departamento del Cauca. Educadores y familiares, en compañía de alumnos y padres de familia, ocuparon la mítica Plaza y recorrieron los alrededores del Capitolio con pitos, pancartas y arengas, con el fin de informar a propios y extraños la situación que aqueja a quienes forman las nuevas generaciones caucanas. A pesar de las dificultades que implica una movilización de tal magnitud, quiens están en paro y los sumados en solidaridad con la protesta, llegaron preparados con bolsas de dormir, carpas y algunas provisiones, para una empresa que demandará arduas jornadas.


En medio de la manifestación desdeabajo (da) tuvo la oportunidad de conversar con Fernando Vargas Navia (FV), presidente de Asoinca, quien comentó las razones por las cuales se encuentran protestando en las afueras del Congreso. Esto fue lo que nos contó.


da. ¿Por qué decidieron movilizarse hasta Bogotá?
FV. Es tal la condición del servicio de la salud para los docentes en el departamento del Cauca, y tanta la negligencia del gobierno, que optamos por proponer la departamentalización como alternativa contra la corrupción y el mal manejo del dinero destinado para la salud. Al no ser tomados en serio, cansados de excusas y dilataciones, decidimos venir a Bogotá para ser escuchados. No venimos solos, con nosotros hay cerca de 2.500 personas, entre docentes, familiares de docentes, estudiantes y padres de familia que nos apoyan. Venimos a pedirle a Fecode que apruebe nuestra propuesta de departamentalización para el servicio médico del Cauca. Lo que proponemos es acabar con la corrupción que encierra el monopolio del servicio de la salud en nuestra región.


En el Cauca hay cerca de 11 mil docentes, de los cuales 10.500 hacen parte de Asoinca. Todos y todas inconformes con el servicio médico y asistencial que presta Magisalud. Se han muerto docentes esperando un examen, una cita médica y un medicamento. Por eso exigimos respeto para el educador. Vamos a estar en Bogotá hasta que seamos escuchados y nos den una solución efectiva a nuestro problema, y avalen la propuesta de la departamentalización.


da. ¿Cómo está pensada la departamentalización del sistema de salud para el magisterio del Cauca?
FV: En conjunto con la gobernación del Cauca y con la alcaldía del municipio de Popayán, el magisterio propone que el servicio médico sea prestado enteramente por la red pública hospitalaria del departamento y del municipio. Hemos visto cómo al Cauca llega una fracción de los recursos destinados a la región. De ahí que la excusa de Magisalud sea que el gobierno no ha girado el dinero correspondiente para los servicios médicos. En contraparte el Gobierno dice que sí ha suministrado los recursos. Lo que pedimos es que el 8 por ciento que pagamos de cuota laboral sea destinado a la salud. En el magisterio se propone la creación de Asoprosalud, que sería la unión gremial encargada de la administración de estos recursos.


da. Hay fuertes contradicciones entre el gobierno, Fecode y Asoinca, ¿A qué se debe la discordia?
FV. El gobierno representado por el viceministro de educación, Víctor Javier Saavedra Mercado, asegura que el desarrollo de la propuesta depende de los representantes de Fecode ante el Fondo nacional de prestaciones sociales del magisterio –Fomag–, quienes tienen que dar el concepto técnico de la viabilidad de la propuesta que realizamos. Por su parte Fecode insiste: primero, que la departamentalización perjudica la unión del gremio y, segundo, que la potestad de avalar o no la departamentalización depende exclusivamente de los tres representantes del gobierno. Sin embargo, de acuerdo a lo pactado en el mes de abril –en el primer paro realizado para exigir el cambio aquí agumentado–, sí dependemos del aval de Fecode. Lo que nosotros entendemos es que hay intereses políticos que obstaculizan la aprobación de nuestra propuesta. No es la primera vez que desde el Cauca se realiza esta iniciativa, pero la condición en la que nos encontramos nos obliga a movilizar más de 2.000 mil personas hasta la capital para que sean atendidas nuestras peticiones.


da. La ley 91 de 1989 permite la creación de uniones temporales para participar en las licitaciones por la administración del sistema de salud –en este caso en la región a la que pertenece el Cauca, ¿Por qué no participar como licitantes?
FV. No estamos de acuerdo con la manera en la que se distribuye el dinero, la situación de los profesores del Cauca se debe precisamente a la regionalización propuesta hace más de 20 años, que se ha encargado de la monopolización en cada región del servicio médico asistencial. Si entramos a licitar, igual los recursos destinados al Cauca serían mínimos. Lo que nosotros queremos es que el dinero que pagamos de cuota laboral sea administrado directamente por el Estado representado en el gobierno del Cauca, la alcaldía de Popayán, Asoprosalud y soportado en la red pública de hospitales y centros de servicio médico.


da. Asoinca es un sindicato con gran poder de convocatoria, lo demuestra toda la gente que hoy está acá. ¿Cuál es la carta de presentación de Asoinca para garantizar que puede administrar los recursos de la salud para el departamento?
FV. El sindicato cuenta con Cooprovitec, que es la cooperativa del sindicato que ha demostrado que, a través de la economía popular, las personas pueden organizarse y obtener beneficios no solo políticos, también económicos. El sindicato tiene la menor tarifa de afiliación para sus miembros, sin embargo, hemos logrado que cada uno de los docentes que hacen parte de Asoinca tenga acceso a vivienda, excelentes centros de recreación, descuentos en productos como combustible (Cooprovitec tiene sus propias estaciones de gasolina), huertas urbanas y otros beneficios. Cuando se manejan los recursos para el beneficio de las personas, y no de unos pocos, pueden ofrecerse mejores condiciones de vida sin la necesidad de grandes cantidades de dinero.


da. ¿Cuál es el plan de acción a seguir mientras están en Bogotá?
FV. Lo único que queremos es que no nos den más vueltas, que nos den una respuesta concreta y que nos sirva. Aquí nos vamos a quedar hasta que nos sentemos a desarrollar la propuesta de la departamentalización para el Cauca y, por qué no, ser ejemplo para el resto de los departamentos. Mientras tanto seguiremos en paro.

 

Artículos relacionados

Por el derecho a la saludo, el magisterio caucano continúa en cese de actividades

27 de agosto de 2016

Paro docentes en el Cauca: "Sin libertad no hay negociación"

18 de agosto de 2016

Publicado enColombia
Por el derecho a la salud, el magisterio caucano continúa en cese de actividades.

La propuesta de departamentalizar la administración de los servicios médicos asistenciales en el departamento del Cauca, presenta grandes inconvenientes, fundamentalmente la normatividad vigente desde 1989 que rige la composición y las funciones del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio (Fomag). Existe una fuerte discordia entre Asoinca, Fecode y el Gobierno que agudiza la situación de los docentes caucanos.

 

Miguel Burbano (MB), vicepresidente de Asoinca habló con desdeabajo (da), y contó los entretelones de la protesta en curso desde el 8 de agosto; aclaró lo ocurrido el pasado 18 de agosto en las instalaciones de la Procuraduría de Popayán y expuso las problemáticas que impiden que la departamentalización de la salud que reclaman tome cuerpo.


da. ¿Cuáles son los motivos que originaron el paro iniciado el pasado 8 de agosto?


MB. La movilización tiene que ver con la propuesta entregada al gobierno nacional, y a diferentes órganos del Estado, respecto a la departamentalización en el Cauca del sistema de salud para los integrantes del magisterio y sus familiares, asñi como la ejecución de los recursos con autonomía y soberanía. Esta propuesta se entregó el año pasado al Gobierno pero, infortunadamente, no fue atendida. En noviembre del año pasado comenzamos a establecer diálogos mediante un derecho de petición, para decirles que íbamos a entrar en huelga sino respetaban el derecho a la salud de los educadores. En abril nos declaramos en huelga (enlace del artículo), luego de tantos “ires y devenires”, de seguir exigiendo, de no ser escuchados ni obtener respuesta. Dialogamos con el Viceministro de educación, firmamos un pacto donde se comprometió con la departamentalización de manera concreta y, por supuesto, se crearon unas mesas de trabajo. Tuvimos cerca de seis encuentros en los que fue reconocida la departamentalización por el Ministerio de Educación Nacional (MEN). Nos encontramos ante el hecho de que el segundo punto, que era la ejecución de la departamentalización y los recursos para llevarla a cabo, no fue mencionada en ninguno de los encuentros. Entonces dijimos, si esto no se estudia, no podemos seguir negociando.


Le comentamos al MEN nuestra intención de retomar la huelga y tampoco hizo nada por llegar a un punto de negociación que tuviera conforme al magisterio. Llegó el 8 de agosto con la intención de que publicarían los prepliegos, y no se dio nada, ni los publicaron ni le respondieron al magisterio caucano asociado a Asoinca. Entonces, nos declaramos en huelga, iniciando la protesta con una toma del norte y sur del departamento del Cauca; al día siguiente realizamos movilizaciones con las familias de los docentes: con hijos, conyugues, hemos realizado tomas al sector financiero acá en la ciudad de Popayán.


Docentes retenidos ilegalmente


MB. El pasado jueves (18 de agosto) fuimos a la Procuraduría un grupo de compañeros a radicar una solicitud y aprovechar para decirle a la Procuradora: miren, ustedes son los garantes, el ente organizativo del Estado que vela por los derechos del pueblo. De un momento a otro, el procurador que hablaba con nosotros –más o menos unas 60 o 70 personas– no sabemos por qué, marcó desde el teléfono, de repente escuchamos las detonaciones en la calle, cuando procedimos a evacuar a las personas, especialmente a una señora en estado de embarazo, y logramos ponerla a salvo, el Esmad arremete contra nosotros de una manera brutal; nos sacan de allí esposados y nos acusan de secuestro simple.


Lo que vimos luego en los vídeos es que los compañeros que continuaron en la Procuraduría fueron gaseados, golpeados, retenidos y llevados a diferentes lugares. Luego continuaron con la gente que estaba afuera de la Procuraduría, la golpearon terrible, las gasearon tenaz. Al otro día (19 de agosto) el juez sanciona que la retención fue ilegal y que nos debían dejar en libertad. Respecto a los informes que pasaron por algunos medios de Popayán, debo decir que eso denota la intención del Gobierno que busca la manera de desmovilizarnos.


Diálogos con el Viceministro


MB. Ese mismo día que nos liberan –sin ninguna condición– tuvimos una conversación con el Viceministro de educación quien había llegado a Popayán. Volvemos a tener la misma discusión y nos damos cuenta de que estamos empezando de ceros; el Viceministro propone un párrafo para la departamentalización y otro párrafo para la propuesta del sistema de salud con el departamento del Cauca; nosotros llevamos esa propuesta al sindicato, porque nosotros, los directivos departamentales, no tenemos la autonomía para firmar un acta de acuerdo sin que las bases lo autoricen.

Volvemos a las bases al otro día (sábado 20 de agosto), analizan esto y no están de acuerdo; tuvimos una asamblea más o menos desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la noche y las bases dijeron “no, eso no se avala, no se puede firmar”. En consecuencia, le proponemos al Viceministro un párrafo, se lo damos a conocer, pero no estuvo de acuerdo con eso, mandó una contra propuesta, el magisterio nuevamente, en asamblea general masiva, analiza el párrafo y decide que tampoco nos sirve, en consecuencia se opta por mantener la continuidad de la huelga de manera indefinida.


Discordia


MB. Respecto a la departamentalización, el Viceministro se refiere a la autonomía del consejo directivo, y la responsabilidad de Fecode. Nos dice que debemos convencer a la gente de Fecode, pero nosotros sabemos que no están de acuerdo con la departamentalización, no están pensando en la necesidad de la región. En juntas nacionales, recuerdo Caquetá, Antioquia y otras regiones, han hablado de la necesidad de regionalizar, de departamentalizar, pero los integrantes del ejecutivo, los representantes de Fecode frente al consejo directivo, no comentan eso en sus reuniones, hacen pasar la departamentalización como decisión de los expertos, es muy difícil que consideren esta propuesta.


Fecode ha estado en contra de nosotros, y basa su argumento en tres aspectos 1) dice que lo que proponemos va en contra de la ley 91 de 1989; nos parece absurdo que un organismo nacional se empeñe en defender una ley que acaba derechos como la pensión gracia, acaba la retroactividad de las cesantías y pone en manos de particulares la salud. Si bien es cierto que la ley 91 tiene algunas cosas que benefician al magisterio, tampoco es para defenderla a ultranza. 2) Lo otro que dicen es que nosotros estamos en contra del régimen de excepción, al contrario, nosotros lo que buscamos es la autonomía a través de la regionalización y con la departamentalización prevalecerá ese régimen, es decir, realmente los derechos del magisterio serán aplicados en la salud, no como una mercancía sino como un derecho y, 3) Otra cosa que argumentan es que nosotros defendemos la ley 100, pero no hay nada más alejado de lo que proponemos que la misma ley 100.


En resumem, la Federación no vacila en demostrar su descontento con nuestra iniciativa, alardea de unidad pero no ve que lo que logra es la separación, únicamente se manifestaron cuando nos detuvieron, reclamando por la aprehensión injustificada. Sin embargo, enviamos una solicitud a las directivas de la Federación para que voten favorablemente la departamentalización, para no depender de las excusas del Gobierno. El Viceministro enfatiza que Fecode debe aprobar la departamentalización, pero eso suena más a que el mismo Estado nos quiere poner a pelear entre nosotros, y eso es algo que no vamos a permitir. Tengamos o no el aval de Fecode, nosotros vamos a seguir en paro porque ya hicimos un pacto con el MEN y el incumplimiento es de ellos.


La otra cara de la moneda


Desdeabajo consultó con Amanda Rincón (AR), integrante de la Asociación Distrital de Educadores –ADE–, sobre los antecedentes de la actual crisis del servicio médico asistencial para las y los docentes del país. También por las implicaciones que representa la propuesta de departamentalización del sistema de salud liderada por Asoinca y las normas que impiden que se lleve a cabo. Sobre este mismo tema trató de comunicarse con Luis Eduardo Varela y Pedro Arango, de la Junta Directiva de Fecode, pero nunca logró que respondieran al teléfono.


da. ¿Es posible que con la departamentalización, el magisterio caucano asuma el control de los recursos destinados para el sistema de salud?
AR. Lo que se está pensando en el Cauca, no es precisamente una departamentalización, el departamento del Cauca entraría a participar como cualquier otro licitante, se constituiría como cualquier otra empresa y concursaría por el contrato para prestar el servicio. Lo que propone el magisterio de Asoinca, de que el sindicato maneje los recursos, en tanto la norma no cambie.


da. ¿Cuál es la norma que hoy regula la manera en que se dispone de los recursos destinados para la salud de los/as profesores/as del país?
AR. En el artículo 15 de la Ley 91/89 se establece que la salud no se atenderá a través de las Cajas de Previsión, sino que será atendida mediante contratos (ver recuadro). Para nosotros esto no fue un avance, fue ir camino a la privatización, para poder hacer lo cual el gobierno creó el Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio (Fomag). Este Fondo cuenta con un consejo directivo integrado por cinco personas, tres de las cuales son representantes del gobierno nacional (una representa al Min. de Educación Nacional, otra al Min. Hacienda y otra al Min Salud). Estos tres siempre han estado totalmente identificados en la necesidad de descapitalizar, a como de lugar, al Fondo. Los dos del magisterio los nombra el sindicato de mayor número de afiliados en el rango nacional.


da. ¿Cómo se organiza Fecode y cómo funciona el Fomag?

AR. Fecode está integrado por 33 filiales, una por departamento, y la otra es de directivos docentes, también de carácter nacional. Después de haber perdido esa negociación, aunque no se correlacionaba lo ganado en la Ley, el acceso a la salud quedó mediado por empresas privadas que son contratadas por el Fomag a través de un contrato de fiducia. Al Fomag van los dineros recaudados por la cuota laboral y patronal, el 12 por ciento le corresponde a los maestros que, además, fue aumentado (antes era del 5%) para solventar el hueco pensional, y de ese porcentaje tenía que establecerse la parte destinada para la salud. Con lo que destinado para la salud, el Consejo Directivo de Fomag hace la contratación, que responde a un conducto normativo y en función de acuerdos. Una vez empieza a flaquear el sistema, se reemplazan las Cajas de Previsión Social (CPS), que al ser del Gobierno nos permitía presionar de manera efectiva ante cualquier inconformidad; ahora tenemos que pelear con las EPS en cada entidad territorial.


da. ¿Qué debe hacer Asoinca para lograr la departamentalización? ¿Hay más departamentos con la misma propuesta?

AR. Si el departamento del Cauca quiere prestar los servicios médicos asistenciales para el magisterio, debe hacerlo a través de su red pública con todas las condiciones que estipula la ley, mediante los términos de referencia. Algunos ya lo hicieron. Para lograr este objetivo, algunos fondos reprodujeron lo hecho por los sindicatos de Santander, Caquetá y Putumayo, donde lograron que la asamblea de docentes diera la capacidad a la junta directiva de su sindicato para licitar, que es lo que pretende el magisterio del Cauca. Ellos montan una empresa de servicios médicos, montan empresa. Al regionalizar se produjeron alianzas entre empresas (uniones temporales) para poder prestar los servicios médicos. Sin embargo, la normatividad que nos regula no permite esa departamentalización, tendría que modificarse la ley 91 en su artículo 15.


da. ¿Qué implica esa disgregación?

AR. La consecuencia más grave es el desconocimiento de la organización sindical como cohesión de los trabajadores, si lo que quieren es convertirse en una empresa prestadora de servicios. Pasó en el caso de Santander con Finsema, donde además, las fuerzas políticas que conformaban esa junta se apoderaron de la Caja de compensación, de los sitios de recreación, de todo. De ahí en adelante empezaron a crear otras empresas que le proveían a Finsema. No conformes con esto, los integrantes de la junta directiva, empezaron a ejercer funciones administrativas en las secretarías de educación, tenían coptado todo. Eran patronos, sindicato, Caja de compensación y además se adueñaron de las cooperativas, impidiendo que el integrante de la base emprendiera o se organizara. Así, de esta manera, termino por desvirtuarse totalmente la filosofía y la naturaleza de lo que es un sindicato; el sindicato, valga recordar, nace como una forma organizativa de los trabajadores para exigirles a los patronos que cumplan con sus obligaciones de todo tipo.


da. ¿Qué ha propuesto Fecode?

AR. Fecode exige que la plata que está definida en el 12 por ciento de los aportes laborales, efectivamente se destine para la salud, porque no se está haciendo. Si el departamento del Cauca se mete en igualdad de condiciones, es como si en Bogotá el Distrito Capital se metiera en igualdad de condiciones, así daríamos un paso adelante. Las propuestas que hoy lidera Fecode es que no disminuyan el porcentaje de los aportes destinado a salud, hoy afectado por los aportes a pensiones. Se arregla el hueco pensional, pero se agrava el problema de salud, porque tampoco están cumpliendo con los giros a las empresas prestadoras del servicio (o eso es lo que dicen las empresas: que el Gobierno está incumpliendo con los pagos)


da. ¿Qué dice el Gobierno?
AR. Dice que está al día, pero como no tenemos una veeduría por parte del Gobierno, no sabemos qué es lo que está pasando. Para estos temas debe estar al frente la Superintendencia de Salud, vigilando que se apliquen las cláusulas de incumplimiento de contrato.


da. El Viceministro aseguró a Asoinca que el visto bueno está en manos de Fecode, ¿es así?


AR. El Viceministro miente cuando sede la responsabilidad a Fecode par ejecutar o no la departamentalización en el Cauca; él sabe que existe una reglamentación y una normatividad que impide que el sindicato pase a administrar, a no ser que el sindicato tenga su propia empresa, que es otra cosa, así como lo hizo Santander. Tienen la posibilidad de constituirse en empresa y ofertar, la norma lo permite, Fecode no tiene que darle el aval a los sindicatos filiales para que constituyan esa empresa –nunca se la dio a Santander–, depende de su capacidad de organización y de lo que decidan las bases. Los sindicatos se corresponden con unos estatutos de la Federación de la cual son filiales, porque se acogen a sus estatutos, pero las asambleas de los sindicatos son autónomas. Por ejemplo, la Ade está construyendo un edificio, no tenemos que pedirle permiso a Fecode para mejorar las condiciones de desarrollo del sindicato, tener una mejor opción de atención a los afiliados. Desde que las filiales le cumplan a Fecode con la cuota federal, ésta no puede meterse en el manejo de los recursos. O se modifica la ley 91 del 89 o buscamos otra manera para que el Gobierno cumpla con un servicio médico de calidad.


Recuadro


da. ¿Cómo funcionaba la salud del magisterio años atrás y cómo llegaron a la norma que hoy regula la disposición de los recursos destinados para la salud de los/as profesores/as del país?


AR. Los antecedentes de la actual forma de contratación se ubican en el año 1989, con la ley 91, ley lograda luego de movilizaciones, paros y presiones del magisterio. Porque, por desafortuna, cuando el gobierno quiere privatizar sus empresas o sus servicios, acuden a la desacreditación (que es lo mismo que está ocurriendo con la Empresa de Teéfonos de Bogotá). Empiezan a prestar un mal servicio, no porque los trabajadores/as quieran hacer mal su trabajo, sino porque no cuentan con las condiciones técnicas y tecnológicas o los insumos necesarios para que presten un buen servicio. Los hospitales en Colombia empezaron a contratar con terceros los servicios que antes ofrecían, fueron convertidos en empresas sociales del Estado, de tal manera que se pensó en el sistema de salud como una venta de servicios con la idea de autofinanciar los hospitales. Craso error. Así, los hospitales comenzaron a competir entre sí, pero además de la competencia empiezan a reducir servicios y restringiéndolos sólo para quienes los pudieran pagar; en consecuencia, el servicio para la población constitucionalmente establecido, se convierte en una mercancía.


El Magisterio, en ese entonces, tenía una pelea dura con las que fuesen llamadas Cajas de Previsión Social (CPS), que era la herramienta mediante la cual el gobierno prestaba los servicios médicos asistenciales a las trabajadoras y trabajadores del país, incluido el magisterio. El entra en un proceso de nacionalización, luego de que la educación estuviera organizada así: básica primaria estaba a cargo de municipios y departamentos y la secundaria y media, estaba a cargo de la nación. Esto había generado una división entre el Magisterio, porque las y los profesionales que se iban a trabajar en secundaria eran nombrados por el MEN y supuestamente eran mejor remunerados. Con la nacionalización viene también, la clasificación docente por concurso, Fecode deja de ser la Federación Colombiana de Educadores para llamarse Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación. Esto permitía que se le pagara al Magisterio por un escalafón, acuerdo que se logró con el decreto 2277 del 14 de septiembre de 1977, así se unificó la carrera docente, permitiendo así que cualquier docente tuviera los mismos derechos en todo el país. Simultáneamente se estaba dando la pelea para la centralización de la responsabilidad del Estado colombiano en materia de seguridad social, que es en donde se enmarcan los servicios médicos asistenciales. Esto se consiguió luego de muchos años de organización; es más, se podría decir que en cada década el Magisterio logra decantar cada una de las situaciones que he mencionado.


Se crea una nómina que depende solamente de la nación y los departamentos y los municipios concurren con eso que deben a los maestros y maestras por seguridad social. Todo esto se condensa en la ley 91 de 1989. En ese momento hay una negociación con Fecode y en el artículo 15 de la Ley 91/89 se establece que la salud no se atenderá a través de las Cajas de Previsión, sino que será atendida mediante contratos. Para nosotros esto no fue un avance, fue ir camino a la privatización, para poder hacer lo cual el gobierno crea el Fondo Nacional de Prestaciones del Magisterio (Fomag). Hay un consejo directivo integrado por cinco personas, tres de esas personas son representantes del gobierno nacional, un delegado del MEN, un delegado del Min Hacienda y un delegado del Min Salud. Estos tres siempre han estado totalmente identificados: a como dé lugar descapitalizar el Fondo. Los dos del magisterio los nombra el sindicato de mayor número de afiliados en el rango nacional.

 

Artículo relacionado

Paro docente en el Cauca: "Sin libertad no hay negociación"

Daniel Vargas, 18 de agosto de 2016

Publicado enColombia
Chocó. “Cuando el pueblo se une, en una causa justa, no hay quien lo detenga”

Tras siete días de paro, las negociaciones encaminadas a poner fin al Paro Cívico (PC) prosiguen. Gobierno y representantes de organizaciones sociales aún no han llegado a un acuerdo definitivo pero se han alcanzado acuerdos parciales, relacionados con la culminación de vías terrestres, el saneamiento financiero del Hospital San Francisco de Asís, la construcción de cuatro nuevos centros de atención hospitalaria y el caso de Belén de Bajirá, cuya pertenencia al Chocó se comprometió a defender el Ejecutivo ante el Congreso de la República. La redacción de uno o varios Conpes parece ser la única vía para asegurar la credibilidad y el cumplimiento del Gobierno.

 

El pasado domingo abrieron sus puertas almacenes y tiendas en Quibdó, capital chocoana. Habían estado cerradas desde el miércoles 17 de agosto, cuando inició el PC que ha logrado movilizar a parte importante de la población del departamento. Los chocoanos salieron masivamente a las calles en busca del aprovisionamiento necesario para seguir con el paro indefinido, decretado para exigir al Gobierno el mejoramiento de las pésimas condiciones económicas, sociales, de infraestructura y servicios públicos que viven desde hace décadas (Consultar, Lanzado paro indefinido en el Chocó: https://www.desdeabajo.info/colombia/item/29526-lanzado-el-paro-civico-indefinido-en-el-choco.html ).

Los alimentos y productos adquiridos fueron insumos necesarios para la gran jornada de movilización que sobrevino el pasado lunes 22 de agosto. Denominado día D, el lunes trajo consigo una movilización masiva de más de 70.000 personas que se volcaron una vez más sobre las calles de Quibdó para manifestar su descontento y expresar que antes que desanimarse, permanecían en pie de lucha ante la actitud dilatoria con la cual el Gobierno estaba manejando la situación. Ese día no ‘volaron’ las piedras, no se registraron mayores incidentes de alteración del orden público, las calles del Chocó fueron tapizadas con arengas, música y representaciones dramáticas que acompasaron la protesta.

Al tiempo que esto sucedía, medios de comunicación informaban que había sido pactado un preacuerdo con el Gobierno para levantar el PC. Desinformaban una vez más, pues esto solo sucedería horas después . Tal “preacuerdo” no era más que el ofrecimiento por parte de un grupo de funcionarios, de una serie de medidas basadas en las exigencias de los líderes del paro, muy cierto, pero hecha en una mesa de trabajo que contaba con la presencia del Gobernador del Chocó, de dos representantes a la Cámara por el departamento, sin contar con la presencia de delegados del Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, principal organización de esta protesta.

Ante la molestia generada entre los manifestantes y voceros, por las propuestas surgidas de la mesa de trabajo entablada entre los días sábado 20 y domingo 21 de agosto, el viceministro del interior Guillermo Rivero, quien ha liderado por cuenta del Estado la mesa de negociación se refirió : “Lo que hicimos entre sábado y domingo fue afinar las respuestas del Gobierno, obtener la información más detallada posible de cada uno de los temas que están contenidos en el pliego de peticiones, para poder venir y ofrecer respuestas concretas y bien estudiadas".

No hay humo blanco aún

El Chocó completa, al momento de escribir esta nota –martes 23 de agosto– su séptimo día de movilización, y hasta el momento las negociaciones no han conducido a un acuerdo entre el Gobierno y los líderes y voceros del paro. Por el contrario, el Gobierno entabló una mesa paralela con la que prefabricó unos acuerdos para llevar, a través de sus delegados, como oferta a las organizaciones que lideran la movilización en el territorio.

Olvidó la delegación gubernamental que quien convocó la jornada de movilización no fue ni el gobernador, ni los representantes a la cámara, sino una serie de organizaciones sociales con la cuales de manera paradójica, no se había sostenido un diálogo fluido y serio desde fines de la semana anterior, y con las que había que sentarse a elaborar la propuesta. Otra muestra de que el Gobierno, al igual que en el paro de los camioneros  http://desdeabajo.info/colombia/item/29246-inmoviles-siguen-los-camioneros-en-las-vias-del-pais.html  y el paro de los maestros del Cauca http://desdeabajo.info/colombia/item/29246-inmoviles-siguen-los-camioneros-en-las-vias-del-pais.html , sigue conservando su amañado estilo de negociación antes que sentarse a la mesa directamente con los actores y llegar a acuerdos serios, definitivos, que pongan fin a las situaciones que las generan.

Las negociaciones en Quibdó, entre la delegación gubernamental liderada por el viceministro Rivero y lideres del Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, continuaron el día lunes y prosiguen hoy martes. El documento de “preacuerdo” (Ver recuadro 1) construido entre la delegación oficial y dignatarios del departamento en el Palacio de Nariño ha sido, a pesar de la manera como fue construido, el insumo de discusión sobre el que se han logrado algunos acuerdos provisionales.

El gobierno se comprometió a girar 720 mil millones de pesos al departamento para la culminación de los 70 kilómetros faltantes a las vías Quibdó/Medellín y Quibdó/Pereira. Dicho compromiso contempla que estos recursos sean asegurados a través de un documento Conpes que será elaborado por el gobierno nacional como hoja de ruta para la finalización de estas obras reclamadas por el Chocó en movilización. También se logró un acuerdo provisional para que el Estado sane fiscalmente al Hospital San Francisco de Asís, asumiendo un pasivo del orden de 37.000 millones de pesos, además de construir un hospital de tercer nivel en Quibdó, y tres de segundo nivel en otros lugares del departamento. En otro de los acuerdos importantes, el Gobierno se comprometió a defender ante el Congreso de la República la pertenencia del Chocó de Belén de Bajirá municipio en disputa con Antioquia.

El resto de las reivindicaciones que brindan gasolina a este paro continúan en debate entre el Gobierno y los líderes locales en Quibdó.

Para precisar este particualr, hacía las cinco de la tarde de este martes 23 de agosto desdeabajo logró establecer contacto con Feliciano Moreno, integrante del Foro Interectnico de Solidaridad Chocó, vocero autorizado, que nos concedió la siguiente entrevista:

desdeabajo (da). ¿El Paro Cívico continua?

Feliciano Moreno (FM). Hasta el momento hemos avanzado en un 80 por ciento en las mesas, en el abordaje de las diez mesas que nosotros tenemos constituidas como comité del Paro Cívico. Se ha llegado a unos preacuerdos, pero todavía no se ha definido si el paro continúa o no. Estos preacuerdos tienen que ser llevados a la mesa de la asamblea del comité (máxima instancia) para que en pleno sea tomada la decisión. En ese orden de ideas, el paro sigue, hay muy buenas perspectivas de avanzar en la negociación, pero hasta el momento estamos en el proceso de terminar las diez mesas.

(da). ¿Cuál ha sido la posición del gobierno en esta negociación? ¿Han mostrado voluntad reciente de llegar a un acuerdo?

(FM). Pienso que después de esa marcha del lunes, donde salieron más de 50.000 personas a las calles, el Gobierno se dio cuenta de que no era capricho de un comité ni de unos poquitos chocoanos, sino del Chocó todo, y eso llevó a que fuera mucho más sensible, mucho más asequible. Al principio habían dicho que no. Eso ha permitido que hayan tenido más apertura y allí vamos avanzando.

(da). ¿Cuál es el tiempo mínimo necesario para llegar a los acuerdos restantes?

(FM). Si las cosas siguen como van, y el informe de los voceros de las comisiones esta noche son acordes a la perspectiva que tiene la población chocoana, y el comité en pleno dice que está satisfecho con la negociación que hicieron sus voceros, inmediatamente se procede a levantar el paro. Esperemos que las cosas sigan como van; pienso que de pronto esto permite que lo más rápido posible pueda levantarse el paro.

Si todo continúa como va, esta noche se tiene que dar un informe de los voceros y no sabemos al final cuál será la determinación de la votación. Sería irresponsable en decir que hoy en la noche, mañana en la mañana, porque como te digo las comisiones son diez y no nos hemos escuchado entre todas las comisiones, entonces nos tenemos que escuchar entre todas. En unas se puede haber avanzado y en otras no.

(da). ¿Qué o cómo se garantizará que en esta oportunidad el Gobierno, a diferencia de otras oportunidades en el Chocó, cumpla con lo pactado?

(FM). Pienso que los chocoanos nos hemos preparado para generar el mecanismo para que cumplan lo que prometen. Por eso ha sido muy ardua la negociación, porque se está tratando que los compromisos se cumplan, y no dilatar los compromisos. Vamos a tratar de tener unos garantes que nos puedan ofrecer la oportunidad de que esas cosas se vean reflejadas y, bueno, hay la posibilidad de una veeduría ciudadana independiente, donde todas las personas tengan la facultad y facilidad de acceder a las cosas que se logren. Vamos a generar los mecanismos para que el Gobierno cumpla y que lo firmado se vea reflejado.

(da). ¿Cómo evalúa la participación de la ciudadanía chocoana frente a la movilización?

(FM). Ustedes han visto por los medios, la mejor respuesta del pueblo frente a todo esto es la masa, la salida a la protesta. Hay una credibilidad del pueblo frente a su Comité, y el pueblo ha respondido. No es fácil que en menos de dos meses, entre el 20 de julio y el 22 de agosto, en un mes y dos días se logre movilizar, en una primera oportunidad casi 40.000 y el día lunes casi 70.000 personas. Entonces, esto significa que el pueblo le está respondiendo a las iniciativas del comité y además el comité es consciente que las luchas son justas, que es un Gobierno que históricamente le ha dado migajas al Chocó, y pienso que es el momento de pedir cosas que puedan por lo menos reivindicar y generar impacto entre la población chocoana, que es una población pacífica. Pienso que el pueblo ha sido determinante, inclusive para que el Gobierno pueda ceder a las peticiones presentadas.

(da). ¿Cuáles son los aprendizajes de este proceso de movilización?

(FM). El aprendizaje es que cuando el pueblo se une, no hay quien lo detenga, y cuando el pueblo se une en una causa justa, mucho menos hay quien lo pueda echar para atrás. Está demostrado que el departamento del Chocó, desafortunadamente para obtener cosas, tiene que movilizarse, afortunadamente son movilizaciones pacíficas que no dejan nada que lamentar por ahora; cuando el pueblo se une logra las cosas.

 

(Recuadro 1)
Documento de trabajo creado entre comisión Gubernamental y delegados políticos del departamento entre el sábado 20 y domingo 21 de agosto del presente año.

firmas

Publicado enColombia
Antes que extinguirse, se fortalece paro en el Chocó

Se agudiza el paro en el Chocó. En reunión entre representantes del Gobierno y líderes de la movilización, delegados oficiales afirmaron que el Chocó no tiene cupo presupuestal adicional para el 2017. A la protesta se suma la Iglesia católica a través de la Diócesis de Quibdó. Prolifera la indignación, crece el descontento entre los chocoanos, surgen los primeros intereses políticos frente al paro y se asoman los primeros enfrentamientos entre ciudadanos y Fuerza Pública. ¿A dónde llegará el Chocó con esta movilización?

 

Continúa el Paro Cívico ( http://bit.ly/2bq2RPa) (PC) que en inmoviliza por tercer día al Chocó. Ni los promotores de la movilización, ni la comunidad muestran ceder ante las invitaciones del Gobierno para disolver la protesta. El Presidente intenta ahogar la conflagración enviando a uno de sus bomberos más destacados: el viceministro del interior Guillermo Rivero. Cómo es habitual, al tiempo que arma la mesa de conversaciones usa al Esmad para golpear a los ciudadanos inconformes, así reporta un medio nacional1 : ““Y aunque al principio del día las marchas seguían su rumbo sin ningún contratiempo, la situación luego se salió de las manos. El Esmad de la Policía y los chocoanos se enfrentaron. "Se empezó a revolucionar el paro en Quibdó. Cerca de las instalaciones, la Policía está tirando gases lacrimógenos, la gente tira piedras, todo el mundo corre. (...) Los coordinadores del paro llaman a la cordura, pero realmente la situación se empezó a complicar", narró en un video un periodista del municipio”.

Muchas palabras y poco cumplimiento. Rivero pronunció el jueves 18 a su llegada a Quibdó2 : “Venimos a reivindicar el esfuerzo que ha hecho el Gobierno en el Chocó. La administración de Santos ha invertido 7 billones de pesos en el departamento, el 106 % más que el Gobierno anterior. Hemos entregado 1.900 viviendas gratuitas en la zona urbana, 2.800 en la zona rural (...) Se construyó una nueva sede del Sena". Pero una cosa son las palabras y otra es la realidad que sienten los chocoanos, a quienes la paciencia ya no les da más.

Los dirigentes no accedieron a levantar el paro el día jueves 18 de agosto, se pronunció un líder3: ““No se levanta el paro. Hoy se inician oficialmente las negociaciones con el alto Gobierno, cuando lleguen los funcionarios y se revise lo que se ha hablado con anterioridad", dijo a Efe el coordinador del pliego de peticiones del Comité Cívico Departamental por la Salvación y Dignidad del Chocó, Antonio Andrade”. Las noticias evidencian que la protesta se extenderá un poco más allá del flamante lapso acotado por el Gobierno quien pretendía llegar a un acuerdo a más tardar el viernes 19 agosto: “Más vivo que nunca” respondió Richard Moreno, miembro del Foro Interétnico Solidaridad Chocó al referirse al estado del paro al finalizar la tarde el día viernes.

Gran consenso frente al paro.


Miembros de la Fuerza Pública y funcionarios del Gobierno, los únicos en desacuerdo con la protesta. Organizaciones sindicales, civiles, agremiaciones y ciudadanos del común hacen parte del PC. No se quedó atrás la Iglesia católica. La diócesis de Quibdó se sumó públicamente a la causa el día jueves (Ver recuadro 1). En diálogo con “Noticias en red”, espacio radial de la Conferencia Episcopal Colombiana, el Obispo de Quibdó Juan Carlos Barreto, manifestó4 : “Ayer se inició el paro cívico haciendo las reclamaciones que la sociedad civil chocoana considera que son justas frente al Estado Colombiano. No se puede hablar de un abandono total, pero sí se puede hablar de un abandono por parte del Estado. Ciertamente el Estado cumple con algunas obligaciones mínimas como lo hace en todo el territorio nacional, pero el departamento del Chocó no ha gozado, no ha podido disfrutar de los beneficios a los que se ha tenido acceso en otras regiones y la situación es muy crítica en muchos campos, por ejemplo en el aspecto de la salud, no hay un hospital de tercer nivel”.

El Obispo de Quibdó también precisó frente al manejo de la problemática por cuenta del Estado: “Realmente la población en medio de todas estas circunstancias ha esperado una respuesta mucho más positiva por parte del Estado colombiano [...] la Defensoría del Pueblo ha emitido una resolución defensorial para el Chocó donde se demuestra el diagnostico de lo que aquí se vive y la situación tan crítica en la que está el departamento y sin embargo el Estado no ha dado una respuesta efectiva a estas problemáticas, eso implica que la gente se cansa entonces por la vía de la concertación del dialogo y tiene que irse a la movilización social”.

De esta manera termina por sumarse un actor nada despreciable a esta movilización social que florece en el Chocó. En aprietos el Gobierno que trata con un pueblo en movilización, ungido de consenso por las afectaciones que han maltratado a todos y que cuenta con respaldos poco comunes como el de la Iglesia y artistas como el cantante de la mundialmente famosa agrupación Choc Quib Town quien se atrevió a tuitear al Presidente: “Buenos días, que se dice en capitolio @JuanManSantos el paro del Chocó es legítimo, así que hay que tratarlo con la importancia que se merece”.

Complejo panorama. En la reunión entre los líderes de esta protesta, el viceministro del Interior Guillermo Rivero manifestó que no hay cupo presupuestal para el departamento en el 2017. Como chispa en polvorín cae esta noticia que desencadenó reacciones de indignación y posiblemente revierta en una radicalización de la protesta social en el departamento.


Recuadro 1


Comunicado a la opinión pública sobre el Paro Cívico en el departamento del Chocó

 

La Diócesis de Quibdó, siendo coherente con su trayectoria pastoral de acompañamiento al pueblo chocoano, manifiesta su apoyo al Paro Cívico Departamental, el cual se desarrolla de manera pacífica en todo el territorio.

Reafirmamos la vocación de lucha por la justicia social y la denuncia de todo tipo de abandono estatal en contra de los pueblos afro, indígena y mestizo. La situación real de la población del Chocó sigue siendo critica en materia de salud, educación, infraestructura vial, empleo, servicios públicos y protección del medio ambiente.

Después de haber agotado los mecanismos de reclamo por las vías administrativas y legales, la sociedad civil se ha visto en la necesidad de emprender la movilización social como alternativa para exigir lo que por justicia el pueblo se merece.

La Diócesis de Quibdó, en consonancia con este clamor popular, hace un llamado al Gobierno Nacional para que, sin dilaciones, responda a las exigencias planteadas en el pliego de peticiones. De igual manera, solicitamos a la clase dirigente regional un compromiso eficaz para garantizar el buen manejo de los recursos públicos. Pero sobre todo, insistimos a todo el pueblo chocoano que debe tomar una mayor conciencia de la cultura de la legalidad y del compromiso para combatir todo tipo de corrupción.

En este contexto, hemos tomado las siguientes decisiones:

1. Continuar motivando la participación pacífica y comprometida en las actividades del Paro Cívico, recordando que las acciones violentas desacreditan las protestas sociales, y las acciones represivas deslegitiman la institucionalidad.
2. Los templos parroquiales de la ciudad de Quibdó, durante los días del Paro, permanecerán cerrados. El día Domingo se celebrará una Eucaristía en cada templo, implorando al Dios de la Vida una pronta y satisfactoria solución de la problemática actual.
3. Las celebraciones de exequias se realizarán en las salas de velación.

“Me envió a evangelizar a los pobres” (Lc 4,18)
Quibdó, Agosto 18 de 2016.


Recuadro 2


Próximas actividades de movilización

Viernes 19: Marcha de antorchas, 6 pm.
Sábado 20: Marchas y concentración en diferentes puntos de Quibdó.
Domingo 21: Marcha de 8 a 10 am y apertura del comercio para facilitar el aprovisionamiento de la población.
Lunes 22: Día D. Gran paro que aspira a movilizar el 90 por ciento de la población de cada municipio

 

 

 

Referencias

1El agitado segundo día del paro en Chocó. http://www.semana.com/nacion/multimedia/paro-en-choco-habitantes-se-enfrentaron-con-el-esmad-de-la-policia/489347

2El agitado segundo día del paro en Chocó. http://www.semana.com/nacion/multimedia/paro-en-choco-habitantes-se-enfrentaron-con-el-esmad-de-la-policia/489347

Líderes de paro en Chocó dicen que no levantarán protesta. http://www.elheraldo.co/nacional/lideres-de-paro-en-choco-dicen-que-no-levantaran-protesta-279138

“Paro es legítimo y justificado”: Obispo de Quibdó. https://www.cec.org.co/sistema-informativo/episcopado-al-d%C3%ADa/%E2%80%9Cparo-es-leg%C3%ADtimo-y-justificado%E2%80%9D-obispo-de-quibd%C3%B3. 18 de agosto de 2016.

 

 

 

 

Publicado enColombia
Paro docente en el Cauca: “Sin libertad no hay negociación”

Una protesta pacífica tratada a la fuerza. En horas de la tarde del miércoles 17 de agosto fueron detenidos de manera arbitraria por efectivos de la policía, 16 integrantes de la Asociación de Institutores del Cauca, Asoinca, mientras adelantaban una protesta en la sede de la Procuraduría Provincial de Popayán.

Al medio día del miércoles, los docentes integrantes de Asoinca iniciaron un mitín en las afueras de la Procuraduría Provincial de Popayán, como manera de animar y presionar la concreción de una cita acordada con la Procuradora provincial, la señora María del Mar Martínez Chocue, y el Procurador Regional Andrés René Chávez. El motivo de la reunión era reclamar por los derechos a la manifestación y a la protesta, vulnerados desde que comenzó la huelga de los educadores caucanos hace una semana. Recordemos que el paro que se adelanta en el actual momento, responde al incumplimiento de los acuerdos pactados en abril de este año. (Ver En el Cauca, “El proceso de movilización tiene un objetivo y una justificación” en http://www.desdeabajo.info/colombia/item/29478-en-el-cauca-el-proceso-de-movilizacion-tiene-un-objetivo-y-una-justificacion.html)


El mitin se prolonga. A eso de las 3 de la tarde los delegados del sindicato deciden ingresar al edificio donde tiene sede la Procuraduría, pero son desalojados de inmediato por efectivos de la policía, quienes no contentos con esto, y apoyados por el Esmad, arremeten contra el conjunto del mitin: gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y golpes sin discriminación, fueron lanzados y dados a granel, sin importar la presencia de niños y mujeres. Al final de su ofensiva, 16 sindicalistas fueron detenidos entre ellos el presidente de Asoinca –Fernando Vargas– y el vicepresidente –Miguel Andrés Burbano– quienes fueron brutalmente golpeados. Muchos de los detenidos presentan graves lesiones.


Las primeras versiones desprendidas de estos sucesos, acusaban a los docentes por secuestro simple, pero las mismas fueron desmentidas por Tito Torres, representante de Asoinca. La decisión de judicializar o no a los líderes de Asoinca está en manos de un juez de control de garantías.
Hoy, jueves 18, los docentes se encuentran reunidos en el Comando de la Policía Nacional Departamental del Cauca a la espera de la llegada del Fiscal para que realice la audiencia de los 16 detenidos, o para que sean trasladados a la URI de Popayán. La situación de los detenidos se definirá en la audiencia a las 11 am. Mientras tanto, y alarmados por esta situación, han llegado a Popayán docentes procedentes de otros municipios del Cauca, y mensajes de apoyo de otros más del resto del país en protesta por el arresto arbitrario de los 16 compañeros.


Tito Torres, nos informó que para hoy está programada una reunión con el viceministro de educación, Víctor Saavedra, en la ciudad de Popayán pero que no se sentarán a dialogar hasta que sus compañeros sean liberados y hasta que no quede ningún tipo de expediente judicial en su contra.
El paro por el derecho a una salud digna, administrada de manera directa por Asoinca, tiende a radicalizarse. La protesta es un derecho, ¿cuándo la respetará este Estado?

Publicado enColombia