El robo de Reficar: la joya de la corona industrial en Colombia

“[...] ¡Dos dedos!.../Sos junao por el “taquero”/, No sos un simple ratero/ Sos un punga que valés.../Y dicen.../ Que hasta tiemblan las vitrolas/, Porque sacás las chirolas/ Por las ranuras que ves./ ¡Dos dedos!/, Sos el rey de los afanos/, Si te cortaran las manos/ Vos afanás con los pies [...]. Has nacido con el arte del “choreo”/ Y tu record no pueden igualar [...]”.

Tango, letra y música: Carlos Acosta (Lionel Félix Corbalán, canta Alberto Echagüe)

 

Finalizó el proceso de ampliación de la Refinería de Cartagena llevado a cabo por Reficar S.A. luego de 6 años de retrasos, sobrecostos del 101 por ciento y un enorme polvorín que amenaza con convertirse en el más grande escándalo de corrupción conocido en Colombia. Lúgubre desenlace al proyecto industrial más importante llevado a cabo hasta ahora en el país. Fueron USD $4.000 millones de dólares gastados adicionalmente los que muchos intentan justificar sin que sus razones hayan suscitado mayor credibilidad en los organismos de control. El país espera los resultados de las investigaciones aunque muchos vaticinan un pésimo desenlace de las pesquisas que buscan establecer responsabilidades y castigar a los responsables de esta grandiosa estafa.

Todo tiene un principio, y un final. En el caso Reficar aún está por cerrarse la historia pues intereses, poderes, maniobras y ocultamientos así lo han impedido.

Como se recordará, a principios del 2016 estalló en el país uno de los escándalos más importantes de la constante corrupción que permea el entramado estatal y privado. Corrupción que en este caso venía incubándose en silencio desde el 2006, a pesar de las advertencias de líderes de la Unión Sindical Obrera (USO) que desde entonces denunciaban lo que estaba en ciernes. Es el caso del saqueo propiciado al Estado por cuenta de la implementación del Plan Maestro de Desarrollo de la Refinería de Cartagena (Pmd), llevado a cabo por Reficar S.A. (1) . Tal plan tenía como meta ampliar tanto la eficiencia como la capacidad de refinamiento (de 80.000 a 160.000 barriles por día), de la segunda refinería de hidrocarburos del país, la de Cartagena. Estamos ante el proyecto industrial más importante desarrollado en Colombia hasta el momento.

El proyecto estimado en un precio de USD $4.000 millones de dólares finalizó costando el doble, es decir, otros 4 mil millones de dólares (101% en sobrecostos), en pesos líquidos nada más y nada menos que 12 billones de pesos, cifra equivalente al 5.58 por ciento del presupuesto del gobierno nacional para el año que cursa.

A una serie de “errores” atribuye el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, la estocada financiera propiciada al Estado colombiano. Así, con esa diplomacia de la complacencia tratan a los empresarios multinacionales. Pero en realidad se trata más que de “errores”; en realidad fueron pésimos manejos administrativos, un manejo contractual de las obras sin parangón en cuanto a laxitud presupuestal y lamentables comportamientos por parte de de funcionarios públicos (aun por esclarecer), algunos de los causales propiciaron este enorme saqueo al dinero de todos los que habitamos este país.

Insistimos, ¿“errores” o delitos premeditados? Es la pregunta que inquieta a millares de connacionales que de nuevo ven como saquean su patrimonio de manera impune. En el contexto de la serie “Dos dedos” del periódico desdeabajo entregamos este nuevo caso de corrupción.

La investigación para determinar responsabilidades sigue su curso. La Contraloría General de la República adelanta un Proceso de Responsabilidad Fiscal que permitirá esclarecer los nombres de los responsable. Sin embargo, puede darse por descontado la participación cómplice de políticos, asesores, funcionarios, administradores, juristas y personal encargado de la implementación del Pmd de la refinería de Cartagena, funcionarios que desde sus cargos propiciaron el grave desfalco a lo que es de todos, cargos desde los cuales terminaron conspirando y favoreciendo a empresas multinacionales (muy seguramente a cambio de jugosas “mordidas”) para que estas se apropiaran de cientos de millones de dólares que hoy deben moverse paraísos fiscales y gruesas cuentas en el exterior. Vergüenza, estupor e impotencia nacional ante este nuevo caso de megacorrupción.

 

El zoom sobre el desfalco


¿Cómo lo hicieron? ¿Qué pasó con el dinero saqueado?

 

Todo empezó a finales de la década de los noventas con el legitimo interés del gobierno nacional por consolidar la capacidad de refinamiento de hidrocarburos en Colombia, necesaria para abastecer la demanda interna de combustibles en los sectores productivos. Buscaban preparar al país para la exportación de refinados y materias primas, al tiempo que pretendían una alternativa frente al hipotético escenario de colapso en la refinería de Barrancabermeja, ubicada el Magdalena Medio.

Estas inquietudes fueron recogidas en los Conpes 3312(2) y 3336(3) de 2005, documentos que estructuran los primeros lineamientos del plan, así como la disposición para vincular a un “socio estratégico” que contribuyera a financiar y ejecutar las obras “asumiendo los riesgos” junto a Ecopetrol. En el primer periodo del gobierno de Uribe Vélez, bajo el “Plan Nacional de Desarrollo 2003 - 2006 hacía un Estado Comunitario”, vino el espaldarazo y las disposiciones finales para el inicio del proceso de ampliación de la Refinería de Cartagena. Ese mismo año se constituye Reficar S.A.

La Contraloría menciona en su informe “Refinería de Cartagena: lecciones aprendidas y no aprendidas de un megaproyecto”: “En 2006, teniendo como referente las recomendaciones de los Conpes de 2004 y 2005, se lleva a cabo la enajenación del 51% de la participación de Ecopetrol en el proyecto siendo Glencore International AG, de origen suizo, la beneficiaria, la transacción se cerró por una suma de USD 630.7 millones de dólares”. Enajenación que abre la cerradura al desfalco.

Con esta decisión empezaron los dolores de cabeza del proyecto. A esto se refirió el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, en entrevista para María Jimena Duzán(4): “ [...] ahí viene un tema todavía más grave es que Glencore llega en una licitación pública con 34 empresas multinacionales y quedan definitivamente seleccionadas cuatro empresas, entre las cuales son dos las finalistas: la compañía petrolera del Brasil Petrobras y Glencore, que es la otra propuesta. Se la otorgan a Glencore una compañía que no tenía ninguna experiencia en este campo, no había construido nunca una refinería [...] demostramos y encontramos en el estudio que esta empresa no tenía ninguna experiencia”. Lo único que podía inclinar la balanza a su favor fueron, por supuesto, los 30 millones de dólares que ofertó por encima de la propuesta de Petrobras.

Glencore no tenía ni la más mínima idea de cómo construir alguna refinería, por eso en cabeza de Reficar S.A. a finales de noviembre del 2007, tomó la decisión de firmar un contrato con CB&I el 6 de noviembre del 2007 para que fuera esta compañía norteamericana la que desarolla el Pmd, tal y como lo detalla el documento de la Contraloría “bajo la modalidad de precio suma global llave en mano (5) y la participación en el contrato de la sucursal de CB&I en Colombia–CB&I [...]”. Pero eso no era todo, la empresa sub contratada tampoco contaba con la experiencia necesaria para enfrentar un proyecto de estas magnitudes, además, tal como lo explica el Contralor: “Nosotros lo que hemos constatado es que se constituye una filial de CB&I que es una firma norteamericana, inicialmente pero que encontramos que tiene su casa matriz en Holanda [...] la empresa CB&I en Colombia tiene un capital de 230 millones de pesos, ¡de pesos!, no son dólares, ¡Son pesos!, con una responsabilidad de una obra por 70 u ochenta millones de dólares, y también hay en este estudio una constatación que CB&I no era una compañía con experiencia en temas de refinerías, ella comienza a comprar compañías que tienen experiencia para validar y tan bien les va, que cuando se inicia el proceso que tenemos en estudio el costo de la acción es de 40 dólares y se va a 80 dólares mientras están en el proceso de construcción [...]”.

CB&I Colombia se declaró insolvente hace un año, hacía finales de enero esa compañía estaba siendo recapitalizada con 20 millones de dólares para enfrentar, quizás, una disputa legal en la que entre otros objetivos, intentará cobrar USD $100 millones que aún le adeuda Reficar, cuya junta directiva llevó a cabo este inteligente negocio.

La narrativa prosigue en el año 2009, cuando CB&I decide recoger campamentos y marcharse del país argumentando una crisis financiera, producto de la crisis inmobiliaria de los Estados Unidos. Ecopetrol, empresa en extremo sensible y “comprensiva” con sus contratistas norteamericanos, decide no poner talanqueras al asunto y asumir la responsabilidad del 100 por ciento del proyecto, es decir, le compra la participación de Glencore en Reficar S.A. (51%) por la suma de USD $590 millones, un poco más bajo que lo que había sido comprada por Glencore, pero habiendo está repatriado durante dos años consecutivos jugosas utilidades. Los abogados de Ecopetrol, mucho más comprensivos y laxos con los norteamericanos que la propia Reficar, renunciaron a cobrar clausulas de incumplimiento (5) que regían la relación entre Glencore y Ecopetrol.

A esto se refirió en entrevista para desdeabajo Rodolfo Vecino, Secretario de derechos humanos y paz de la Junta Directiva Nacional de la Unión Sindical Obrera, USO: “ [...] en el 2009 casi que a principios del 2010 Glencore se retira, le devuelven la plata, pero además de eso ganó todas las utilidades que tuvo la refinería en esos dos años y algo, además el pago de una sobretasa que en ese entonces tenía a cargo sobre los combustibles en la distribución, ellos esperaron hasta el mes de marzo para recibir estos dividendos. Osea, Glencore hizo un excelente negocio. Eso es algo que es una pregunta obligada, ¿por qué Glencore se retira sin cumplir las clausulas de cumplimiento? ¿Por qué no tuvo ninguna sanción económica? Esa es una de las primeras preguntas, y ¿cómo el Estado colombiano aceptó esto”. Gran interrogante.

Hacen falta más agravantes que nublan el proceso. Cuando Glencore se retiró Ecopetrol terminó asumiendo la responsabilidad de la totalidad del Pmd incluyendo, por supuesto, las deud3as y obligaciones contraídas por Glencore. Además de lo anterior, decide de manera precipitada continuar con las relaciones contractuales con CB&I, la empresa norteamericana contratada para ejecutar el proyecto de la Refinería de Cartagena. Poco después de la partida de la multinacional suiza, en junio del 2010, Ecopetrol (quien ahora ostentaba el control absoluto de Reficar) además de continuar con las relaciones contractuales con CB&I decide dar riendas sueltas a su espíritu innovador y modifica las relaciones contractuales entre Reficar y la empresa norteamericana mediante un contrato de Costos Reembolsables (6) sin precedentes en el país, para que esta empresa culminara las obras restantes. Este contrato equivalía a un “gaste que yo pago”, una especie de cheque en blanco proporcionado por el Estado a CB&I. La Contraloría estima que los gastos reembolsables cobrados gracias a este tipo de contrato ascendieron a un monto de USD $1.800 millones de dólares.

A esta modalidad de contrato se refirió Rodolfo Vecino en la entrevista:“¿Cómo Colombia y cómo Ecopetrol celebra un contrato de Costos Reembolsables(7) cuando un proyecto de esta envergadura debió haberse hecho bajo el diseño de otra línea de contratación diferente?, una que pudiese garantizar la ejecución real dentro de los términos económicos fijados, porque hay otras modalidades como la de llave en mano con la cual toda la responsabilidad económica del proyecto se define en un solo valor y el contratista está obligado a entregarle al contratante el proyecto andando, operando”. De par en par la puerta al gigantesco saqueo de recursos.

También tomaron forma errores de planeación. Los USD $4.000 millones de dólares en que fue estimado el precio de la obra al inicio del Pmd habían sido calculados sobre el 20 por ciento de la construcción total, es decir, de forma inexplicable en este caso, abogados, asesores y la junta directiva de Reficar permitieron que un proyecto de semejante envergadura, demandante de tantos conocimientos técnicos y administrativos, se fuera construyendo “sobre la marcha”, sin que pudieran vislumbrar mayores problemas o los enredos presupuestales que este proceder podía generar ¿Ingenuidad o exceso de pillería?

Pero quien hasta acá sigue leyendo esta nota y pensaba que esto era escandaloso, podrá verificar a continuación que no es así. En efecto, en palabras del Contralor Maya Villazón: “Cómo si fuera poco, ese contrato no tenía interventoría, tenía un gerente de proyecto, una firma norteamericana, Foster Wheeler, que lo que hacía era mirar las facturas, avalarlas y Reficar a pagar. Con un tema que también es importante, que hay que informarlo es que la junta directiva de Reficar aprobaba costos sobre cinco millones de dólares, de cinco millones hacía abajo, pues era una contratación, una autorización directa [...]”. Enorme libertad de gastos.

A partir de lo dicho no es muy difícil imaginarse como un contrato de estas proporciones, sin interventoría, con una potestad de gasto tan amplias proporcionadas a los contratistas, con deficiencias de planeación tan profundas, con una laxitud tan grande en términos de cláusulas de incumplimiento, y con esquemas de contratación de la naturaleza expuesta, desemboca en un detrimento patrimonial de las proporciones registradas. De ninguna manera puede considerarse como estúpidos o inhabilitados mentales a los miembros de las juntas directivas o presidentes de Reficar y Ecopetrol, pues sería la única manera de explicar de manera consistente su proceder.

Hasta el momento son los primeros que tendrán que responder en este escándalo sobre el que esperamos no se cumplan las previsiones de Rodolfo Vecino: “Lo que nosotros vemos hoy, mire, allí no va a pasar nada, como todo lo que sucede en nuestro país, ahí no va a pasar nada, hay muchos personajes de la vida política, pero también están los clásicos delfines de las familias de abolengo de este país que es esa vieja y rancia burguesía parásita que vive precisamente de eso, del erario público, de los proyectos, que igual que sanguijuelas chupan y toman recursos de los grandes proyectos del país y son los que condenan a este pueblo a seguir viviendo en la miseria”.

¿Y el dinero robado? El Contralor proporcionó en la entrevista referida claves de su destino cuando se refirió a los 590 millones de dólares que canceló Ecopetrol a Glencore cuando le compró nuevamente su participación en Reficar, recursos que según Maya Villazón fueron depositados en las Islas Bermudas, paraíso fiscal donde poco importa el origen del dinero que quiera guardarse. A esto también se refirió Rodolfo Vecino: “En eso hay una maraña que va a ser difícil desentrañar porque aquí estamos cruzando con empresas en paraísos fiscales, con vehículos financieros que fueron sacados afuera del país, con dineros que no sabemos qué pasó con ellos, o sea, aquí hay un problema bien serio y la crisis de Ecopetrol, hoy tenemos que aclararlo, no obedece únicamente al tema cíclico, no se profundiza precisamente por el tema cíclico en los precios del petróleo, sino por la corrupción y la debilidad financiera a que ha sido llevada por los malos manejos, por la mala administración [...]”

Va a ser difícil en extremo que tal dinero pueda algún día ser recuperado por el Estado colombiano, pues este tipo de operaciones se llevan a cabo para evadir la capacidad de los gobiernos y organismos internacionales con competencias para intervenir en términos penales sobre este tipo de compañías.

 

Los nombres y apellidos del escándalo


Los protagonistas del desfalco

 

En rueda de prensa para explicar a los colombianos el escándalo de Reficar, el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas comentó: “Aquí ocurrieron tres cosas que no debieron haber pasado [...] Glencore como accionista controlante de la refinería fue un primer error [...] lo segundo: haber contratado a CB&I y lo tercero es la falta de planeación, iniciar proyectos sin que se cuente con un conocimiento detallado de que es lo que se va a hacer con lo que se conoce como la ingeniería de detalle [...]”. Aunque el ministro Cárdenas habló en tercera persona, lo primero que debe recordarse es que también tiene una cuota de responsabilidad en este gigantesco desfalco al Estado colombiano.

Así lo evidencian sus antecedentes. Antes de ser Ministro de Hacienda y Crédito Público, Cárdenas fue miembro de la junta directiva de Ecopetrol entre los años 2008 y 2009, cuando Glencore decidió marcharse y le fue devuelto el dinero que habían invertido en la conformación de Reficar S.A. sin que los abogados de la sociedad o de Ecopetrol se percataran que podrían cobrar una indemnización por un monto de 75 millones de dólares ante el flagrante incumplimiento de la multinacional suiza.

“Presidente de Ecopetrol, de denunciante a investigado por Reficar”, titula la revista Semana un artículo el 25 de febrero del 2012, publicación que consigna: “El exministro Juan Carlos Echeverry [actual presidente de Ecopetrol] pasó de ser el principal denunciante de los sobrecostos de la construcción de la Refinería de Cartagena (Reficar) a estar en el banquillo de los investigados. La Procuraduría les abrió investigación a él; al actual ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas, y a ocho integrantes más de la junta directiva de Ecopetrol. La decisión incluye además al expresidente de Ecopetrol Javier Genaro Gutiérrez y a integrantes de la junta directiva como Joaquín Moreno Uribe, Hernando José Gómez, Federico Rengifo Vélez, Fabio Echeverry Correa, Amílkar Acosta Medina y Roberto Steiner”.

Otros de los ciudadanos investigados por organismos de control son: el actual presidente de Reficar, Reyes Reinoso, Orlando Cabrales –expresidente de Reficar– y el expresidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, además de 12 miembros de la junta directiva de Reficar. Son estos algunos de los nombres de los directos responsables en esta catástrofe financiera de la que ninguno quiere ser responsable, pues en entrevistas proporcionadas a medios de comunicación es evidente que están haciendo los mayores esfuerzos para argumentar que no participaron, que tampoco tuvieron nada que ver en los enormes sobrecostos de este lesivo proyecto.

La investigaciones lideradas por la Contraloría General de la República, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía General de la Nación y la Superintendencia de Sociedades, aún se encuentran en fase previa. Aunque el estado actual de las indagaciones no permite aún individualizar con plena certeza a los responsables de la catástrofe, puede decirse que entre los nombres mencionados se encuentran los principales culpables del hasta el momento impune saqueo. La mayoría de ellos son exitosos profesionales, con una amplia trayectoria en el Estado y en el sector privado, provenientes de “prestigiosas” familias, con carreras ascendentes y con enormes capitales socio económico, quienes en una nueva oportunidad conspiraron para apropiarse de los recursos del Estado, configurando otro de los grandes casos de delincuencia de “cuello blanco” protagonizados en el país.

 

Lo que la corrupción se llevó

 

Los impactos del desfalco

 

Una vez más las incidencias negativas sobre el descomunal saqueo de los recursos públicos lo recibe la sociedad colombiana. Nuevo dolor de cabeza. A la precaria situación económica que viven muchos de los hogares, van a sumarse las medidas adicionales de austeridad, así como la tan esperada reforma tributaria, medidas con las que el Gobierno proyecta neutralizar la crisis económica que ya asoma sus narices en el país, también acelerada gracias a los miles de millones de dólares que tendrá que pagar por este detrimento patrimonial que le fue infligido.

Mientras los dineros se esfuman, y los señoritos de “cuello blanco” ocultan sus rostros, los proyectos de autoabastecimiento de combustibles no superaron las expectativas. Según la Revista Dinero(8): “Para la Contraloría, la ampliación de Reficar no tendrá la rentabilidad esperada: en 2008 estaba calculada en 14,1% y será de 4,35%, mientras que el costo de la deuda es de 5,5%, reduciendo la rentabilidad para Ecopetrol y presentando un diferencial negativo de pérdida en el capital de 1,15%”. Enorme detrimento.

Por otro lado, hay víctimas que poco están referidas en cuenta en medio de todo este desastre. A esto se refirió Rodolfo Vecino: “Mire lo que dejó ese proyecto: 489 trabajadores lisiados que todavía no les han resuelto su situación, eso lo dejó CB&I, ese es otro de los pasivos gravísimos que deja hoy en el pueblo colombiano”. Casi medio centenar de trabajadores que serán los peores perjudicados en esta tragicomedia en que fueron los únicos cuyos cuerpos y cuya salud resultó afectada de por vida sin que nadie les responda por las afectaciones, cuando es poco probable que los implicados en el Gobierno o en el sector privado transnacional afronten juicios y penas por protagonizar semejantes hechos. Pocos son los que se enriquecen, en este caso de manera infame a costa del robo, pierden los colombianos a quienes les tocará pagar la deuda y los trabajadores quienes tendrán que dar grandes batallas para lograr ser reconocidos e indemnizados.

De esta manera terminó el proyecto icono del desarrollo industrial en el país. Seis años después de lo contemplado, con sobrecostos del 101 por ciento que obedecen a: 15 por ciento en precios, 25 por ciento a cargo de las demoras por aplazamiento de entrada en operación de la planta, 13 por ciento por baja productividad y 43 por ciento en cantidades adicionales de materiales; con escandalosas modificaciones contractuales que contribuyeron a endeudar a Ecopetrol en la suma de USD $ 5.743 millones, pasivos que hasta finales del 2015 han obligado al pago de poco más de 740 millones dólares entre intereses y capital.

Por otro lado, está en curso una dura batalla en términos legales entre Reficar y CB&I, según la Revista Dinero: “En la actualidad el proceso se encuentra en la etapa de arreglo directo entre Reficar y CB&I. Muchas de las fuentes consultadas por la Revista Dinero coinciden en afirmar que esta no se dará porque no habrá acuerdo frente a la pretensión de Reficar –cuya cifra se mantiene en reserva–. Además, ante los pronunciamientos recientes de los organismos de control y la apertura de investigaciones penales y disciplinarias sobre los contratos de la refinería, ¿quién firmaría un acuerdo?

De no concretarse el acuerdo las partes tendrían que ir a un tribunal de arbitramento, el que se encargaría de zanjar la discusión, tribunales poco parciales, donde Colombia ha construido una tradición de fracasos en procesos similares. Desesperanzador panorama.

Mientras tanto: tapen, tapen...

 

1 Reficar S.A. es una sociedad anónima encargada de: construir y operar refinerías, refinar hidrocarburos y comercializar sus derivados, de la misma manera que producir, comercializar y distribuir petróleo, crudo y gas, entre otras actividades. Es la sociedad encargada del funcionamiento de la Refinería de Cartagena ubicada en el perímetro industrial de Mamonal, uno de los más avanzados complejos industriales en suramericana. Hasta el año 2014 esta refinería tenía una capacidad instalada de refinamiento equivalente a 80.000 barriles de petróleo por día y poseía una eficiencia del 75 por ciento en los procesos de transformación. La empresa fue constituida en el 2006 para llevar a cabo el proyecto Pmd de la Refinería de Cartagena estructurada a partir de una composición accionaria de 51% Glencore – 49% Ecopetrol.
2“Proyecto del Plan Maestro de la Refinería de Cartagena – PMD”.
3 “Modificación a la estrategia definida en el Conpes 3312 para la ejecución del Plan Maestro de la RefineDeshacerría de Cartagena – PMD”.
4 ¿Cuánto fue realmente lo que se robaron en Reficar? - Primera Parte. https://www.youtube.com/watch?v=JQjzAIBcjRw  12 de febrero del 2016.
5 La Contraloría señala en su informe: “Ecopetrol aceptó el retiro de la firma sin hacer uso de los mecanismos para contrarrestar los incumplimientos del socio adjudicatario incluidas en el Acuerdo Marco de Inversión – AMI y consistentes en una garantía por valor de USD 75 millones contenida en la sección 4.01 del AMI que cubría el incumplimiento en las obligaciones de determinar la configuración de la refinería ampliada y modernizada, el diseño del mecanismo de financiación del proyecto y la contratación del EPC incluidas en el capítulo V del acuerdo referido”.
6 En un contrato de Costos Reembolsables el contratante asume las responsabilidades de pagar al contratista por los costos reales que este incurre en la ejecución de las obras pactadas en el acuerdo. Este contrato maneja precios provisionales que pueden aumentar o disminuir de acuerdo a contingencias que se presentan en la ejecución de las obras, contingencias que el contratante debe asumir en términos económicos.
7 El documento de la contraloría consigna: “El 15 de junio de 2010 y luego de intensas negociaciones, Reficar decide modificar la forma de contratación y pago del contrato EPC por uno de costos reembolsables (6) – RC (por sus siglas en inglés), con la firma CB&I UK Limited en la modalidad ‘off shore’ con el fin de ’ejecutar el diseño, ingeniería, procura, obtener la Terminación Mecánica de todas las Unidades y obtener las Garantías de Desempeño’ y con CB&I Colombia S.A. en la modalidad ‘on shore [...]”
8 http://www.dinero.com/edicion-impresa/pais/articulo/las-disputas-entre-cbi-y-ecopetrol-por-sobrecostos-en-reficar/218793

 

 Artículos relacionados

La corrupción, un asunto Fiscal

Marzo 30 de 2016

 

Video relacionado

Reficar: Sólo uneslabón en la cadena de saqueo a Ecopetrol

Publicado enColombia
Multas multimillonarias por manipular tasas

La investigación, iniciada en 2007 por las autoridades fiscales de Estados Unidos e Inglaterra, permitió conocer la operatoria de las instituciones bancarias, las cuales habrían obtenido un beneficio ilícito cercano a los 10 mil millones de dólares.

 

El Departamento de Justicia norteamericano y la Reserva Federal sancionaron a seis bancos con multas por 5775 millones de dólares por haber manipulado durante cinco años el tipo de cambio de las divisas. La investigación, iniciada en 2007 por las autoridades fiscales de Estados Unidos e Inglaterra, permitió conocer la operatoria de las instituciones bancarias, las cuales habrían obtenido un beneficio ilícito cercano a los 10.000 millones de dólares.


La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, anunció que los bancos alcanzados por la sanción son el UBS, Barclays, Citigroup, JP Morgan, Royal Bank of Scotland (RBS) y Bank of America, que tendrán que pagar un total de casi 3000 millones (de dólares) en multas y sanciones impuestas por el Departamento de Justicia. Además, Lynch explicó que también la Reserva Federal impuso sanciones adicionales, por lo que la suma total finalmente ascendió a 5775 millones de dólares.


Según la procuradora general, los operadores de divisas de los bancos involucrados formaron un grupo que se autodenominó El Cartel, tras el cual encubrieron su comportamiento ilegal durante cinco años. "Casi todos los días, durante cinco años, utilizaron una sala de chat privada para manipular el tipo de cambio entre euros y dólares utilizando un lenguaje cifrado para ocultar su complot", apuntó Lynch. La actuación de los bancos "como compañeros en vez de competidores" para hacer que les favoreciera el tipo de cambio perjudicó a "incontables" inversionistas e instituciones de todos el mundo, incluyendo a otros bancos y clientes que confiaron en que el mercado generaría un cambio competitivo.


Lynch indicó que Barclays deberá abonar 2400 millones de dólares de multa, por lo que el banco inglés será el más afectado por las sanciones. Citigroup abonará 1267 millones, mientras que JP Morgan tendrá que desembolsar 892 millones. En el caso de RBS, la multa asciende a 699 millones, en tanto que el Bank Of America fue multado con 205 millones.


Por su parte, el suizo UBS tendrá que pagar 342 millones de dólares para zanjar su implicación en el escándalo financiero. Como resultado de los acuerdos alcanzados con el Departamento de Justicia y con la Reserva Federal, UBS no deberá afrontar cargos criminales por su conducta en el mercado de divisas. Asimismo, según el acuerdo, la entidad helvética se beneficiará de inmunidad condicional en la investigación, como reflejo del papel jugado por la entidad en reportar potenciales malas prácticas al Departamento de Justicia y la plena cooperación con las autoridades. No obstante, UBS aceptó declararse como culpable de manipulación del indicador Libor, por lo que abonará una multa adicional de 203 millones de dólares y quedará sometido "a un período de prueba" de tres años. El índice Libor es una tasa de referencia para el mercado financiero mundial.


"Esta severa reprimenda debe servir como recordatorio de que se va a perseguir a cualquier entidad de Wall Street o empleado que use el sistema financiero a su favor e infle los beneficios de sus compañías en perjuicio de sus clientes y del consumidor en general", señaló la fiscal general.


En tanto, el superintendente del Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York, Benjamin Lawsky, sugirió a Barclays a despedir a ocho empleados identificados por las autoridades. "Pongámoslo en estos términos. Los empleados de Barclays entraron en un descarado 'si sale cara, gano yo; si sale ceca, también gano yo', un esquema que perjudica fuertemente a sus clientes", expresó.


UBS fue la única entidad que se pronunció respecto de la sanción. El presidente del banco con sede en Basilea, Sergio Ermotti, expresó que la cúpula directiva de la institución ya tomó las medidas disciplinarias correspondientes. "Nuestras acciones demuestran la determinación que tenemos de seguir una política de tolerancia cero con las malas prácticas y el deseo de fomentar la cultura correcta dentro de nuestra industria", señaló.


Las autoridades fiscales norteamericanas y británicas ya habían castigado en noviembre a seis entidades con una sanción de 4300 millones, en un pacto en el que también participó el supervisor de las operaciones con divisas. De aquel pacto, repiten ahora JP Morgan, Citigroup, RBS y UBS. Además, se actuó contra HSBC. Barclays, sin embargo, decidió por no involucrarse en el acuerdo por problemas con el regulador en Nueva York. En aquella ocasión, se acusó a las entidades de no haber aplicado los controles internos para evitar que sus operadores pusieran los intereses del banco por delante del de sus clientes.


Esta es la segunda sanción derivada de esta investigación en menos de dos meses. Esta vez, a diferencia de la anterior, las entidades admitieron su culpabilidad en el fraude, lo que podría llevar acciones penales contra sus empleados. Según el diario El País de España, el 40 por ciento del mercado de divisas se realiza en Londres, mientras que un 20 por ciento en Nueva York.

Los controles internos que aplican los bancos a estas operaciones son clave para evitar que los operadores puedan verse tentados a realizar conductas abusivas cuando realizan estas transacciones.

Publicado enEconomía

En Bogotá, no es raro que alguien le cuelgue el teléfono y lo justifique con que está en la calle. No tiene nada que ver con el ruido o la falta de cobertura, sino con el miedo a que le arranquen el móvil de la mano. A Diego Medina, un empleado de banco de 40 años, le ha pasado dos veces en tres meses. Ni siquiera ha terminado de pagar los plazos del último celular, que le robaron hace diez días. Fue junto a su casa, en un barrio de clase media a las cuatro y media de la tarde. "Aparecieron cinco personas en dos bicicletas, uno se me cruzó y me dio un puñetazo, otro me tiró al suelo, intenté resistirme, me patearon y otro me puso un revólver en el pecho. Ya no hice nada", cuenta. Nadie le ayudó, nadie llamó a la policía. De hecho, él tampoco lo hizo: "Es tiempo perdido, no sirve de nada".


El robo de teléfonos móviles es el más común en la capital de Colombia, uno de los que generan mayor alarma —varias personas han sido asesinadas este año por resistirse—, de los que más se habla en la prensa —El Tiempo, el principal periódico, tiene una categoría de noticias dedicada solo a este hurto— y al que los candidatos presidenciales se han referido en sus propuestas. Pese a que la policía dice que se ha reducido un 18%, se ha convertido en el símbolo de la inseguridad, uno de los asuntos que más preocupa a los ciudadanos en un país que ha reducido enormemente los niveles de violencia, desmanteló los grandes cárteles de la droga, desmovilizó a los paramilitares y que está negociando la paz con la guerrilla. Sin embargo, tiene aún una tasa de 30,8 homicidios por cada 100.000 habitantes. Más que Brasil o México, por ejemplo.


La guerra y el conflicto con las FARC quedan ahora muy lejos de las ciudades. Es algo que se percibe como lejano frente al problema diario de la inseguridad, que ha ido cambiando. "Hasta finales de los noventa, en Colombia había grandes organizaciones criminales que controlaban toda la cadena del narcotráfico, como por ejemplo el cártel de Medellín, de Pablo Escobar", explica el experto en seguridad de la fundación Paz y Reconciliación Ariel Ávila. "Pero a medida que fueron cayendo y que los mexicanos se quedaron con el grueso del narcotráfico, se fragmentó el negocio en bandas que actúan en las ciudades muy especializadas en la extorsión y el tráfico de drogas a pequeña escala, el robo de celulares... Esos negocios se han descentralizado, pero no son anárquicos", argumenta.


Siempre atestado de gente, en una ciudad de ocho millones de habitantes donde no hay metro, en el Transmilenio —un sistema de autobuses articulados— se produce la mayoría de los robos. "Yo siempre me cierro los bolsillos al entrar y me coloco el bolso delante", explica Paula, una estudiante de Sociología de 18 años, cerca de una céntrica estación. Va con Tomás, al que ya han atracado tres veces en los cinco años que lleva en Bogotá, siempre a punta de navaja. "Antes de salir a hacer deporte planifico la ruta, según la hora que sea, o ya no me paro a hablar con desconocidos que me dicen algo, como al principio", cuenta.


Para María Victoria Llorente, experta en seguridad y directora de la Fundación Ideas para la Paz, "aunque objetivamente no ha aumentado la inseguridad ciudadana, lo que diferencia a Colombia en cuanto a, por ejemplo, el robo de móviles, es el uso de la fuerza. Seguimos siendo una sociedad tremendamente violenta", reflexiona.


"Aquí nos enfrentamos a un problema de criminalidad normal, pero tenemos una policía que destinó a toda su élite y sus recursos a luchar contra el narco y contra la guerrilla, donde fue muy eficaz", explica. "Ahora hay que desmilitarizarla", enfocarse, cuenta, en formar a los equipos de agentes de calle para un tipo de amenaza que ya ha cambiado, al menos en las ciudades.

Publicado enColombia
Miércoles, 29 Febrero 2012 08:33

El presidente más afortunado de Africa

El presidente más afortunado de Africa
Prueba de su opulencia, la policía francesa incautó en estos días una pizca de la riqueza que atesora la familia del jefe de Estado. Una gran parte de la población de Guinea Ecuatorial vive en una extrema pobreza y reprimida.

Desde París

Hay hombres que merecen su lugar en la historia. Las democracias occidentales –y no son las únicas– les reconocen ese derecho especial y por ello, entre petróleo, gas, bosques y explotación minera, les han cedido privilegios y honores exorbitantes a un puñado de dictadores corruptos y homicidas que tienen en los bancos internacionales más plata que el presupuesto nacional del país que dirigen. El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, es uno de ellos. Este dictador lleva 31 años en el poder y hoy es el presidente de la Unión Africana (UA), el organismo panafricano fundado gracias a la abnegación de Muammar Khadafi. Teodoro Obiang Nguema Mbasogo es un dirigente clave y un hombre excepcional. Con una fortuna personal de 468 millones de dólares, más que la reina de Inglaterra y el emir de Kuwait, el presidente de Guinea Ecuatorial es el jefe de Estado africano más rico del continente. Prueba de su opulencia, la policía francesa incautó en estos días una pizca de la fabulosa fortuna que atesora su familia, en este caso su hijo Teodorín: en la lujosísima Avenue Foch de París el potentado Teodorín, también ministro de Agricultura y Bosques de esta ex colonia española, tiene un departamento de 5000 metros cuadrados que consta de seis pisos, 101 habitaciones, un comedor con columnas de coral, una vajilla de colección de 500 platos, una mesa de cristal de 200 metros de largo, un dormitorio de 200 metros cuadrados, una peluquería, una discoteca insonorizada, un casino al mejor estilo de Las Vegas y un montón de ropa, joyas y vinos por varios millones de euros. Esto es apenas un segmento de la cleptocracia sin frenos: los Obiang tienen propiedades de sueño hasta en Río de Janeiro o Malibú.

El año pasado, respondiendo a una querella presentada por la ONG Transparencia Internacional contra los dirigentes africanos que habían acumulado en Francia fortunas monumentales, la Justicia lea incautó a los Obiang once coches de lujo. Entre ellos había un Aston Martin rojo V8 V600 Le Mans (hay apenas cuarenta ejemplares en el mundo), un Rolls Royce Phantom coupé, Ferraris, Porsches y un Maserati MC12, del que sólo existen cincuenta. El insigne Teodorín gana oficialmente 3300 euros mensuales. ¿De dónde vendrá el dinero con que se compró estos autos y los demás objetos hallados en su residencia de París? El hijo del dictador cobra abultadas comisiones a las multinacionales madereras que operan en los bosques tropicales de Guinea Ecuatorial. Fuentes de Transparencia Internacional adelantaron que se trata de una suerte de impuesto revolucionario aplicado a las multinacionales. Su resultado es el botín fabuloso encontrado en la casa parisina de los Obiang: un reloj Piaget Polo adornado con 498 diamantes (598.000 euros), dos jarras de porcelana (220.000), tres jarrones del siglo XVIII con elefantes y rinocerontes (500.000 euros), una cómoda de la época Régence (2,8 millones), un lote de 300 botellas de vino Chateau Petrus (2,1 millones), más otro lote de Romanée-Conti (250.000 euros).

Una gran parte de la población de Guinea Ecuatorial vive en una extrema pobreza y reprimida, pero a las capitales que hacen negocios con el poder y reciben sus fondos poco les importa. Este país de Africa occidental tiene apenas un millón de habitantes. Hoy es el tercer productor subsahariano de petróleo y gas gracias a la presencia de los grupos petroleros extranjeros que se instalaron en los años ’90.

Además de estar al frente de su país y de una organización de 53 naciones como la UA, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo ha sido un dictador persistente: en sus tres décadas de poder apenas perdió un puñado de votos. Llegó a la presidencia en 1979 mediante un golpe de Estado y en 1989 organizó un simulacro de elecciones que ganó con 99,96 por ciento de los votos. El gran Teodoro se hizo reelegir en 1996 con el 99 por ciento, en 2002 obtuvo el 97 y en 2009, 95,4. Toda una hazaña que le valió figurar en el tercer puesto de la lista de los diez mejores presidentes electos del mundo, justo detrás del de Djibuti, Ismail Omar Guelleh, electo con el ciento por ciento de los votos, y del presidente sirio Bashar al Assad, 97,6. El décimo puesto lo ocupaba el ya renunciado presidente de Egipto Hosni Mubarak (88,6).

Sus vínculos con la mafia y la corrupción son tan notorios que los analistas regionales le pusieron un curioso calificativo: narco-petro-dictador. Teodoro Obiang Nguema Mbasogo es un producto de la historia colonial y de la posición que Occidente adoptó con esas encarnaciones del mal cuyos tronos están apoyados sobre suelos desbordantes de hidrocarburos. Con ellos se compraron las medallas y el silencio occidental. Y no sólo Europa o los Estados Unidos. El presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo posee en Río de Janeiro un departamento de cerca de 3000 metros cuadrado en el barrio de Ipanema por el que pagó 34 millones de euros (80 millones de reales). Esos dirigentes asisten a cumbres internacionales, realizan visitas de Estado con todos los honores, se visten con la alta costura de París mientras sus sociedades sucumben. Son, además, muy celosos del respeto de su estatuto. Cuando el presidente de Guinea Ecuatorial visitó la Argentina en 2008 para firmar una serie de acuerdos bilaterales, Cristina Fernández de Kirchner le recordó al mandatario algunas de sus obligaciones básicas. En el acto protocolar realizado en el Salón Blanco de la Casa Rosada, la Presidenta argentina le dijo a Obiang que no podía dejar pasar la ocasión para señalarle su “honda preocupación por la situación de los derechos humanos denunciada por las Naciones Unidas en su país”. El guineano se enfureció y casi se fue dando un portazo.

El hijo del protodictador lleva una existencia dorada de playboy: vive entre Estados Unidos, Brasil, Canarias y París. Los jueces de Francia están seguros de que el ministro Teodorín Obiang se compró todas esas riquezas gracias a fondos públicos sustraídos ilegalmente. La empresa maderera guineana Somagui Forestal, que pertenece al ministro, realizó una serie de giros y transacciones sospechosas al exterior y a partir de allí se remontó la pista. Tal vez no sea el último. Transparency International interpuso otras demandas similares por los “bienes mal adquiridos” contra otros dos jefes de Estado africanos: el gabonés Omar Bongo y el congolés Denis Sassou-Ngue-sso. Françoise Desset, la jueza encargada de delitos financieros, los acusa de “desvío y recepción de fondos públicos”, “blanqueo de dinero”, “abuso de bienes sociales” y “abuso de confianza”.
Publicado enInternacional
Martes, 12 Abril 2011 07:39

Presupuesto 2012. El gran robo

Podría ser el asalto más grande de la historia, más lucrativo que los robos más famosos de joyas, piezas de arte, bancos, oro; el más atrevido y mejor planeado y ejecutado jamás, mucho más allá de lo máximo imaginado en novelas y películas, y, hasta la fecha, ninguno de los responsables ha sido detenido ni mucho menos enjuiciado.
Por el momento, ha sido el crimen perfecto. Continúa el robo hoy día, frente a la cara de todos, y los responsables y sus cómplices no están escondidos ni han asumido otras identidades. Casi todo lo que han hecho es público y conocido.

Los documentalistas más destacados y premiados del país lo han capturado. Michael Moore afirmó que ante toda la retórica política de que hay que hacer ajustes para reducir el déficit y la deuda gubernamental, el hecho es que no se está enfrentando ninguna bancarrota, ya que el país está inundado en riqueza y efectivo. Sólo es que no está en manos de ustedes. Ha sido trasladado, en el atraco más grande de la historia, de los trabajadores y consumidores a los bancos y los portafolios de los súper ricos.

Charles Ferguson fue premiado con el Óscar por mejor documental este año, Inside Job, que documenta las maniobras de financieros, ejecutivos empresariales, políticos y economistas académicos que llevaron a la crisis económica más severa desde la gran depresión. Al pronunciar su breve discurso de aceptación ante millones de televidentes a nivel mundial, dijo que tenía que decir una cosa: que de los responsables de este desastre, que tanto daño ha causado a la gente, ni un solo ejecutivo financiero ha sido encarcelado, y eso está mal.

¿De qué tamaño es este robo? El economista premio Nobel Joseph Stiglitz sintetiza: uno por ciento de los estadunidenses controlan ahora 40 por ciento de la riqueza de Estados Unidos, y cada año gozan de una cuarta parte del ingreso nacional. Sus ingresos se han incrementado 18 por ciento durante la última década, mientras los de ingreso medio han visto reducido su ingreso. Afirma que todo el crecimiento económico en las décadas recientes sólo ha beneficiado a los más ricos, convirtiendo a este país, en términos de desigualdad de ingreso, en uno de los peores del mundo avanzado, más bien en los niveles de Rusia e Irán.

En un artículo reciente en Vanity Fair, Stiglitz señala que los ejecutivos que ayudaron a provocar la recesión de los últimos tres años, y cuya contribución a la sociedad ha sido inmensamente negativa, han sido premiados por su trabajo con enormes bonificaciones.

De hecho, los ingresos en salarios, bonos y acciones para los altos ejecutivos se han disparado a niveles superiores a los tiempos antes de la recesión, que para ellos ya eran gloriosos. El ingreso medio de los ejecutivos en jefe en 200 de las principales empresas del país fue de 9.6 millones de dólares anuales en 2010, un incremento de 12 por ciento con relación a 2009, reportó el New York Times. En la lista de los mejores pagados, el primero es Philippe Dauman, de Viacom, cuyo ingreso fue de 84.5 millones de dólares; otros en la lista son Ray Irani, de Occidental Petroleum, con un ingreso de 76.1 millones (un incremento de 142 por ciento comparado con su remuneración en 2009), y Lawrence Ellison, de Oracle, con 70.1 millones. Varios más tuvieron incrementos de ingreso de más de 200 por ciento.

Es decir, las grandes empresas estadunidenses festejan su prosperidad mientras casi todos los demás siguen padeciendo los efectos de la crisis (millones en el desempleo y perdiendo sus viviendas y uno de cada siete sufre inseguridad alimentaria). Las ganancias empresariales en el cuarto trimestre de 2010 se incrementaron 29.2 por ciento, el crecimiento más dramático en 60 años.

Así, poco después de ser interrumpido brevemente por la peor crisis económica, continúa el gran atraco.

¿Cómo se permite un traslado de estas dimensiones? Stiglitz, entre otros, explica que el país, en lugar de tener, según la famosa frase de Abraham Lincoln, un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, ahora es del uno por ciento, por el uno por ciento, para el uno por ciento (el título de su artículo).

Recuerda que virtualmente todos los senadores estadunidenses y la mayoría de los representantes en la Cámara son miembros del uno por ciento más rico cuando llegan, son mantenidos en sus puestos por dinero del uno por ciento más rico, y saben que si sirven bien al uno por ciento de arriba, serán recompensados por el uno por ciento más rico cuando dejen sus puestos. Además, indica, en gran medida los encargados de políticas comerciales y económicas del ejecutivo también provienen de las filas de ese uno por ciento más rico.

Con ello, el gran empresariado y sus cómplices políticos han logrado ampliar el poder empresarial a niveles extraordinarios, tanto por fallos recientes en la Suprema Corte que anula restricciones en su participación financiera en contiendas electorales, junto con triunfos legislativos constantes en casi todos los rubros en que las empresas han deseado promover cambios para su beneficio, como también a nivel internacional, en los acuerdos comerciales que privilegian los intereses empresariales sobre normas laborales y ambientales.

No sorprende, entonces, que mientras el Congreso y la Casa Blanca, como también gobiernos estatales y municipales, debaten qué tanto recortar servicios sociales para los más necesitados y despedir a miles de maestros, enfermeras y hasta bomberos, casi nadie se atreve a proponer mayores impuestos a los más ricos y a las empresas, ni mucho menos fiscalizarlos por fraudes, robos y corrupción del proceso político (algo cada vez más legalizado). Al contrario: se habla de reducir aún más sus cargas tributarias, a pesar de que algunas no pagan nada: una de las empresas más prósperas y grandes del mundo, General Electric, que obtuvo miles de millones en ganancias, pagó exactamente cero en impuestos al tesoro público el año pasado.

Cuando un ciudadano, tal vez desempleado, con hambre, decide robar un banco o una empresa, sabe que enfrenta la casi segura posibilidad de ser encarcelado. Pero parece que aquí, cuando un banco o una empresa, un ejecutivo, decide robar, defraudar, corromper, y manipular al público, no enfrenta ninguna consecuencia.

Es el crimen perfecto. Por ahora.

Por David Brooks
La Jornada
Publicado enInternacional
Cientos de miles de webs fueron víctimas la semana pasada de un ataque conocido como Lizamoon, que aprovechaba fallos de seguridad en páginas legítimas para insertarles un enlace que llevaba al usuario a una web maliciosa, según alertó la compañía de seguridad Websense. La introducción de ese código, conocido como inyección SQL, se dio a conocer rápidamente por el volumen de páginas infectadas (llegando a los tres millones de sitios), pese a que su efectividad según los expertos ha sido muy reducida. El equipo de investigación de la compañía de seguridad Kaspersky Lab ha realizado un informe en el que analiza cuál es la infraestructura que utilizan los ciberdelincuentes para poner en marcha un negocio de robo de datos. La empresa ha analizado un caso típico de infraestructura empresarial. Todas las compañías de seguridad coinciden desde hace años en que la ciberdelincuencia ya no consiste en un grupo de jóvenes expertos en informática que actúan a título personal desde su ordenador.

Para Inteco, el organismo estatal que coordina las iniciativas públicas de seguridad informática, aunque hay jóvenes que se acercan a este tipo de delitos de forma ocasional, el ciberdelincuente es un varón especializado en crear amenazas. "Si algo diferencia al malware de hoy en día del de hace unos años es su ánimo de lucro. La inmensa mayoría del software malicioso se hace por y para ganar dinero a través del robo, la extorsión, el engaño o la estafa", explican en el informe Malware y robo de datos.

La configuración analizada por Kaspersky requiere de unos 2.500 euros al año destinados al alquiler de servidores. En este precio ya están incluidos servicios que no ofrecería un proveedor convencional. Suelen estar situados en países como Ucrania, Turquía o Hong Kong, aunque no siempre se cumple este estereotipo. Lo que sí es un denominador común es que cuesta mucho cerrarlos. "Se anuncian en foros especializados como a prueba de balas, y todos los familiarizados con este tipo de delitos ya saben a qué se refieren", explica el analista de malware de Kaspersky Lab Vicente Díaz.

El funcionamiento ante un posible cierre sigue siempre los mismos parámetros: el proveedor no responde a la solicitud policial hasta que no existe una orden judicial, que a la vez lleva su tiempo porque primero hay que ver si existe un tratado legal con ese país. Ello implica enfrentarse a una burocracia y destinar una serie de recursos que no siempre están disponibles. En España, el desmantelamiento de la red Mariposa el año pasado, que contaba con más de 12 millones de ordenadores zombis, necesitó de nueve meses de trabajo y la colaboración de empresas y fuerzas de seguridad de distintos países. La utilización de servicios VPN, que ocultan la dirección IP y la ubicación física de quien realiza una acción, fue una dificultad añadida.

Construcción del programa

Para conseguir los ordenadores zombis que van a permitir organizar la red es necesario un conjunto de programas maliciosos que se encarguen de reclutarlos. Se les conoce como kit constructor. Aunque el software malicioso puede estar hecho a la medida, lo más común, según Kaspersky, es comprar la estructura básica. En este caso, el precio es de unos 550 euros. "Uno de los componentes del kit constructor sirve para crear el código binario que permite introducir ciertas modificaciones en el programa, como la entidad bancaria a la que se pretende atacar. Otro se instala en el servidor y sirve para estructurar los datos robados", resume Díaz.

ZeuS es un troyano que fue identificado por primera vez en 2007 y que hoy continúa activo. El código de este programa se comercializa en internet para que otros delincuentes lo utilicen para realizar sus propias ataques. "Parte del éxito de ZeuS se debe a que es muy modificable. Lo que su propietario comercializa es un kit constructor", añade el analista. La licencia de ZeuS incluye copyright en sus términos de uso. Para evitar que otros ciberdelincuentes hagan uso del programa sin abonar la licencia, sus creadores alertan en ellos de que las compañías de seguridad recibirán una copia del código si se rompen las reglas.

Aprovechar los fallos de otros

Una vez construida la infraestructura básica, consistente en un servidor y el kit para construir el programa malicioso, el siguiente paso es conseguir víctimas. Para que el programa sea capaz de aprovechar las vulnerabilidades del ordenador del usuario, también será necesario un kit de explotación, que se puede adquirir por unos 1.200 euros. Estos pequeños programas (llamados exploits) localizan y aprovechan las vulnerabilidades que el usuario tiene ya presentes en su software habitual.

Díaz explica que el problema es que no todo el mundo tiene su ordenador perfectamente actualizado, y que los ciberdelincuentes son conscientes de ello. "A partir de la entrada en una web maliciosa, estos programas detectan de forma automática si el sistema operativo, el navegador o alguna otra herramienta tienen agujeros de seguridad". Si el programa descubre esos fallos, instalará la versión del software malicioso que se ha programado con anterioridad. El robo de datos bancarios, contraseñas y certificados, así como el envío de spam son las consecuencias más probables de la infección. La red Mariposa tenía datos de 800.000 personas en 190 países.

El ataque Lizamoon solicitaba la intervención del usuario. Cuando este visitaba la web legítima pero infectada era redirigido a otra en la que se le animaba a descargar un antivirus llamado Windows Stability Center que, pese a su nombre, no tenía nada que ver con Microsoft. El programa avisaba al usuario de que su equipo no estaba actualizado y que se enfrentaba a problemas de seguridad para convencerle de que instalase el falso antivirus. Una vez hecho esto, el usuario ya tenía instalado el programa malicioso en su equipo.

Conseguir visitas a la web

Una vez que el malware está incluido en las webs, ¿cómo se consigue que las visitas acaben en ella? "Hubo un tiempo en el que el envío del correo electrónico era la mejor forma de conseguirlo, aunque hoy se ha convertido en una fuente secundaria", detalla el analista de Kaspersky.

En un entorno profesional como el mencionado anteriormente, los expertos destacan dos fórmulas: alquilar una red de ordenadores zombis o alquilar tráfico. En el primer caso, se trata de que otro delincuente que ya ha logrado introducir su código en los equipos de los usuarios permita utilizarlos para instalar el nuevo programa malicioso. Díaz ofrece un estimado de unos 2.000 euros de coste, en función del tamaño de la red. Para el alquiler de tráfico es necesario que un grupo de webs cómplices redirija visitas a la página infectada, o bien que se infecten webs legítimas para que redirijan de forma automática a la maliciosa. Ante este tipo de técnicas, el usuario no verá nada extraño, ya que la redirección se produce de forma automática, sin saltos aparentes.

Las técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes han cambiado en la medida en la que mejoran las técnicas de detección y surgen nuevos fenómenos en internet. En este punto han aparecido las redes sociales como fuente de infección que, en el fondo, reproducen a grandes rasgos el esquema ya empleado con el correo electrónico. Para Díaz, "con las redes sociales en este momento se está en un punto similar al que se vivió hace unos años con el correo electrónico, antes de que la gente se concienciase de que podía ser una fuente de software malicioso".

El cierre de un gran servidor de spam

El mes pasado se produjo el cierre de buena parte de los servidores de Rustock, uno de los mayores responsables de envío de correo electrónico no deseado del mundo. La compañía de seguridad Symantec estima que el año pasado Rustock envió el 39% del spam mundial. 

La unidad contra el crimen de Microsoft colaboró con las autoridades de EEUU para realizar el cierre. La compañía calcula que este ‘bot' había infectado a más de un millón de máquinas de usuarios. Estas enviaban 30.000 millones de correos basura al día. Una máquina infectada por Rustock podía enviar 7.500 mensajes de spam en 45 minutos, según Microsoft. 

Para realizar el cierre se cortó la conexión de los servidores de Rustock. Este tipo de cierres sólo puede llevarse a cabo con la colaboración de empresas de seguridad, grupos policiales, registradores de dominios y proveedores de servicios de internet. 

El éxito no siempre está asegurado, ya que los expertos alertan de que los ciberdelincuentes suelen tener una infraestructura secundaria para reanudar sus actividades. 
La cifra global de spam se redujo un 12% cuando las autoridades holandesas cerraron los servidores del ‘bot' Bredolab en noviembre.  

Por BLANCA SALVATIERRA MADRID 05/04/2011 08:20
Publicado enInternacional
Una de las cuestiones que desvelan a los investigadores del robo a la sucursal Belgrano del Provincia es el modo en que llegaron a embocar el tesoro sin errar el sitio, cuestión que aseguran que es sumamente difícil, especialmente en la zona del banco donde se entrecruzan desagües, el subterráneo, cámaras y demás. Una de las hipótesis más fuertes es que uno de los integrantes de la banda abrió una caja de seguridad y allí colocaron un localizador potente que fue guiando a los boqueteros para trazar el camino del túnel desde la casa de Cabildo 1971. Los investigadores, además, estarían analizando con lupa los detalles del contrato de alquiler firmado por la banda por la casa de la que partió el túnel, cuando la banda no era banda sino potenciales inquilinos. La mujer que habría firmado el papeleo del alquiler no vive en el lugar que figura en su documento según el contrato, pero de acuerdo con datos que analizan, aparentemente habría vivido en el mismo lugar pocos meses antes. Los investigadores siguen su pista. Más allá de rastros e hipótesis, el presidente del Bapro, Guillermo Francos, calentó la polémica con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y respaldó el secreto bancario respecto del contenido de las cajas de seguridad (ver aparte).
 
Uno de los principales caminos de la investigación está en los listados de las personas que abrieron una caja de seguridad en el último año en la sede de Belgrano. Según supo este diario, analizan con lupa la lista de los titulares de esos cofres, ya que una de las hipótesis más fuertes habla de un equipo localizador instalado dentro de una de las 1408 cajas de la bóveda, que los habría guiado en la construcción del túnel, de seis metros de profundidad y de una extensión de 20, directamente hasta el área de las cajas.
Investigadores policiales precisaron a Página/12, siguiendo esa pista, que un miembro de la banda abrió una caja para colocar el dispositivo. Los especialistas consideran al localizador como una herramienta indispensable porque “un error en el trazado, a tientas, puede conducir a cualquier otro lado”. Además, el lugar por el que accedieron los ladrones podría obedecer a un error de cálculo de esa logística. El otro indicio posible a seguir es que alguien del Banco Provincia le vendiera a la banda un mapa de la sucursal.
Otro de los elementos clave está en las imágenes registradas por las cámaras de seguridad en el subsuelo. Allí se pueden observar nueve personas con pasamontañas, cuando entran en la bóveda. Dentro de la sucursal, para moverse entre los cofres, los boqueteros habrían usado lámparas, alimentadas por un prolongador conectado a la casa, con una luz muy baja. Esa iluminación, al parecer, no permite que se los vea en las cámaras, ya que necesitan de mayor caudal de luz para poder identificarlos.

Ahora, los investigadores intentan unir cabos y hurgar entre los pasos de la banda en busca de algún error que permita desentrañar el caso. Las fuentes consultadas dijeron a Página/12 que los ladrones cometieron una equivocación al idear el plan. Llegaron a determinar que la banda alquiló en julio pasado una oficina a 30 metros del banco para hacer el boquete desde donde comenzaron a cavar el túnel. Los datos del inquilino hacen presumir que son de un documento falso, como en otros atracos similares. Si bien la mujer que firmó el contrato de alquiler del local, por el cual pagaron 13 mil pesos por mes, no vive en el lugar que figura en su documento, aparentemente residió allí hace ocho meses. A partir de estos datos habría un indicio para localizar a esa persona y avanzar en el esclarecimiento del robo. Una pista similar despuntaría con los datos de uno de los dos garantes del alquiler.
Para los investigadores, la banda que concretó el golpe está conformada por no menos de diez delincuentes y cada uno de ellos cumplió un rol determinado. La banda tenía una infraestructura “muy importante” y soporte económico suficiente.

Otra clave está en el uso de los teléfonos. Por eso, los investigadores solicitaron a las empresas de telefonía celular un listado de llamadas realizadas durante el último fin de semana, en las antenas más cercanas al banco. Fuentes policiales y judiciales aseguraron que el fiscal de instrucción Martín Niklison, a cargo del caso, ya pidió a las empresas de telefonía móvil Claro y Movistar esas comunicaciones. El fiscal intenta obtener por allí algún dato de los miembros de la banda. En ese sentido, sigue la estrategia que permitió dar el puntapié inicial para identificar a los partícipes del robo al Banco Río en Acassuso: en ese caso, dieron con un celular que los condujo a la casa de Mario Vittete, en Uruguay.

A su vez, Niklison envió a una división especializada de la Federal las cintas de las cámaras de seguridad del banco en las que quedó grabado el momento de la fuga. Los peritos de la División Apoyo Tecnológico de la PFA tratan de identificar a alguno de los seis delincuentes que se pueden ver el lunes pasado a las 6.07 de la mañana. En la imagen se divisa una camioneta Reanult Kangoo blanca que estacionó frente a la oficina y a dos hombres que comienzan a cargar una heladerita plástica y 12 bolsas negras, donde estaban el dinero y las joyas robadas.

Uno de los puntos llamativos del atraco es por qué esperaron hasta último momento para llevarse el botín. El viernes 31 de diciembre a las 5 de la mañana ya estaban dentro del tesoro y quedaron filmados. Los investigadores aseguraron que de acuerdo con la grabación de la cámara de seguridad de la bóveda, “nueve personas” entraron el domingo. El registro de ingreso es de entre las 8 y 9 de la noche y salieron a las 7 la mañana del día siguiente. Ese horario no fue escogido al azar. “Es un momento que tiene lógica que alguien saque bolsas de residuos, sin llamar la atención de los vecinos”, explicó a Página/12 una de las fuentes consultadas. Los dos hombres se suben a la camioneta, en la que hay otro al volante, y escapan. Después, tres hombres más abandonaron las oficinas y salen caminando por la avenida Cabildo.

Por otra parte, los investigadores creen que la construcción del túnel no demandó seis meses, sino que se realizó en alrededor de veinte días. Los escombros no los sacaron a la calle, sino que los acomodaron en el departamento. Las condiciones en el túnel eran “insoportables por el calor, era chiquito y ahogado”, describieron las fuentes. Por eso, las botellas encontradas “son esencialmente de agua, porque tomaban abundante líquido”.

Respecto de la camioneta hallada incendiada en Moreno el martes por la noche, los investigadores tienen muchas dudas de que se trate de la utilizada por la banda. Analizan los videos del robo al banco para determinar si el vehículo aparece antes del 30, cuando fue robada. Fuentes judiciales precisaron que “más allá de las similitudes, hay pericias complejas que deben hacerse para verificar si es el mismo vehículo o uno similar ‘plantado’ para confundir la investigación. También puede que no tenga nada que ver con el hecho”.
En otra de las puntas, el fiscal solicitó a la central de alarmas del banco y a la empresa privada Señalcom, que brinda el sistema, que informe las veces que sonó la alarma antisísmica. La investigación avanza tras estos indicios, en tanto los integrantes de la banda aún permanecen prófugos.

Informe: Soledad Arréguez Manozzo
Publicado enInternacional
Domingo, 07 Febrero 2010 12:41

Dinero sucio. El oro de los Duvalier

Según como se mire, 5,7 millones de dólares es una cifra astronómica, o puede ser modesta. En el caso de la destrozada Haití, esos 4 millones de euros permitirían dar de comer a más de un millón de haitianos durante dos semanas. Pero hay un inconveniente: esta suma de dinero se encuentra hoy bloqueada en Suiza. Y aunque legítimamente pertenece al pueblo de Haití, todavía la reclaman como suya los herederos del clan Duvalier, los antiguos verdugos de ese país caribeño.

Conocido como Papa Doc, el mulato presidente y dictador vitalicio, François Duvalier, ejerció el poder absoluto desde 1964 hasta su muerte en 1971. Tras su fallecimiento, lo que esperaba a la miserable isla era casi peor: su hijo Jean Claude Baby Doc Duvalier, quien asumió el poder absoluto con 19 años, convirtiéndose así en el más joven jefe de Estado de su época. Ambos dictadores, padre e hijo, ejercieron una autoridad incontestada gracias a los tristemente célebres tonton macoutes, grupos paramilitares de torturadores y asesinos al servicio del régimen. Ellos hicieron posible que la familia Duvalier amasara una gran fortuna, estimada por el Gobierno que le sucedió en cien millones de dólares, depositados en diversos países. Una pequeña parte de ellos se encuentra en Suiza.

Desde 1986, año del fin del régimen de Baby Doc Duvalier y de su posterior huida a Francia, estos fondos fueron denunciados como fruto de desvíos masivos y de estafa. Habrían sido transferidos al extranjero bajo cobertura de asociaciones benéficas y fundaciones. El ya conocido como caso Duvalier comenzó en 1986, cuando las autoridades de Haití presentaron al Gobierno helvético una demanda de ayuda judicial para bloquear los fondos depositados en Suiza por Baby Doc Duvalier. Desde entonces, esos fondos permanecen oficialmente congelados. El 11 de febrero de 2009, la Oficina Federal (ministerio) de Justicia decidió que los fondos de Duvalier depositados en Suiza debían ser restituidos a la población de Haití, decisión confirmada por el Tribunal Penal Federal. Las autoridades helvéticas argumentaron que la estructura montada por el clan Duvalier "constituye de forma manifiesta una organización criminal", y por ello todos sus bienes pueden ser considerados igualmente de origen criminal y debían ser restituidos al Estado como legítimo propietario.

Pero el 12 de agosto de 2009, los abogados de la familia Duvalier presentaron un recurso ante el Tribunal Federal, que ha invalidado la decisión del Ministerio de Justicia de devolver los fondos a Haití. El argumento central de este nuevo veredicto es que habrían prescrito los crímenes que están en el origen de la fortuna Duvalier. Y el Gobierno federal ha acudido de nuevo al forcejeo, pronunciándose, a su vez, contra esa decisión judicial.

"Suiza parte del principio de que los fondos en disputa no pertenecen a los Duvalier", ha declarado la consejera federal (equivalente de ministra) de Justicia y Policía, Evelyne Widmer-Schlumpf. Todos los observadores y analistas coinciden en que llevar adelante la decisión favorable del Tribunal Federal hacia la familia Duvalier habría tenido consecuencias catastróficas para la imagen internacional de Suiza, un país con fama de proteger fortunas sin preguntar por su origen. ¿Devolver a los Duvalier el dinero que reclaman, en medio del dantesco panorama de amputados, muertos, heridos y destrucción que ofrece Puerto Príncipe? Impensable.

Un dato curioso es que en ningún momento el Tribunal Federal suizo niega el origen criminal de la fortuna de los Duvalier. La máxima autoridad judicial helvética se basa en que los hechos denunciados habrían prescrito y por eso da la razón a los supervivientes del siniestro clan. De no intervenir el Ejecutivo por el procedimiento de urgencia, esos 5,7 millones de dólares habrían vuelto a los herederos de Baby Doc. Este recurso al "derecho de urgencia" en nombre del "interés superior de la nación" es muy raramente utilizado, ya que en la práctica "puede decirse que bordean la legalidad", según afirman distintos observadores de la realidad suiza. Su último precedente se remonta a la reciente y desesperada operación de salvamento del coloso bancario UBS en plena tormenta financiera.

Lo cierto es que la decisión tomada por el Ejecutivo suizo no es un caso aislado. A pesar de que la opinión pública en general sigue percibiendo a Suiza como un refugio del dinero sucio de los cinco continentes, en los últimos años la Confederación Helvética ha hecho suya la política de congelar y restituir fondos depositados en Suiza por dictadores y Gobiernos corruptos. Por más que la pequeña nación alpina siga siendo el destino de un tercio de todos los capitales offshore del mundo.

Hasta el momento, Suiza ha devuelto a sus legítimos propietarios más de mil millones de euros. Entre los desposeídos se cuentan Sani Abacha de Nigeria, Vladimiro Montesinos de Perú o Ferdinand Marcos de Filipinas. Otros muchos se encuentran en lista de espera. Esta política de restitución de fondos ilegítimos es uno de los objetivos de la actual ministra de Asuntos Exteriores suiza, la socialista Micheline Calmy-Rey.

"No cabe ninguna duda de que el Parlamento suizo votará muy rápidamente a favor de la restitución de estos fondos a Haití", comenta a este diario el analista político de la televisión suiza Alain Rebetez. "Lo positivo del caso es que esta resolución sentará jurisprudencia y facilitará futuras resoluciones en el mismo tipo de situaciones".

Según algunas fuentes, los cuatro millones de euros en disputa podrían ser destinados a los servicios suizos de cooperación técnica en Haití, o ser entregados directamente al Gobierno de la isla. El Ejecutivo suizo se ha comprometido a encontrar una solución al embrollo legal antes de que termine este mes.

Por RODRIGO CARRIZO 
 
Publicado enInternacional
El director general del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss Kahn, acaba de anunciar su firme intención de "movilizar ayuda" para Haití "muy rápidamente", con el desbloqueo de 100 millones de dólares. Strauss Kahn dijo que el objetivo es "acompañar a Haití en la difícil tarea", y expresó su "profunda simpatía para con las víctimas". Lo que olvidó de decir el director general es que los 100 millones de euros no son ayuda. En la letra pequeña pone que la suma será desbloqueada en forma de "facilidad ampliada de crédito". Es decir que los haitianos tendrán que devolverla, aunque estén bajo los escombros. Y con intereses.

Desde hace dos siglos, es una costumbre de eso que se suele llamar la comunidad financiera internacional. Auténtica ayuda y auténtica anulación de la deuda externa de Haití son irremediablemente las asignaturas pendientes del Norte con este país desde su nacimiento, en Aprovechando uno de los episodios de restauración monárquica que sufrió Francia en la primera mitad del siglo XIX, los ex colonos blancos impusieron su venganza. El rey Carlos X envió un emisario a la no reconocida república negra en 1825 con un mensaje claro: o Haití aceptaba endeudarse para "indemnizar a los agraviados colonos", o Francia impondría un bloqueo naval férreo, seguido de una invasión.

Los haitianos tuvieron que capitular, y así cargaron con una deuda de 150 millones de francos-oro de la época debidos a Francia. Un monto que, proyectado a cifras actuales, equivaldría a imponer unos 23.000 millones de dólares de deuda de golpe a un país como Bosnia-Herzegovina recién salido de la guerra.

Milicia fascista

Roto el primer sueño de libertad de los ex esclavos haitianos, Francia, exhausta, pasó el relevo a EEUU. La ocupación de Haití por los marines (1915-34) no sólo sirvió para que Washington deslocalizara, rumbo a la república negra, a soldados procedentes de familias del Sur, capaces de aplastar la rebelión campesina de Los Cacos. También sirvió para formar a una milicia auxiliar haitiana fascista.

EEUU desocupó Haití en 1934, pero dejó a la milicia, bautizada Ejército regular, y siguió administrando la economía y las aduanas hasta 1945, para cobrarse. Ese cobro tuvo la forma de una tasa sobre el café exportable que era repercutida a los campesinos.

Ese Ejército haitiano sirvió para sustentar décadas tras décadas dictaduras como la de los Duvalier, que desviaron unos 900 millones de dólares a cuentas numeradas suizas y monegascas, dinero que nadie ha devuelto a los haitianos.

Actualmente, las remesas de los emigrantes haitianos son, con mucho, la principal fuente de ingresos del país, seguido por el textil y el café. Pero no logran equilibrar la balanza de pagos del país.

Consecuencia: 1.885 millones de euros de deuda externa bruta en 2008. Pese a los anuncios de la "comunidad financiera internacional" en julio pasado, sólo una pequeña parte de esa deuda ha sido anulada. Buena parte ha sido "calificada cancelable", pero no anulada. Los haitianos deben sólo en intereses unos 430 millones de euros.

Consciente de ello, Christine Lagarde, la ministra francesa de Economía dijo ayer que ha contactado con el resto de miembros del Club de París para anular la deuda de Haití.

Por ANDRÉS PÉREZ - CORRESPONSAL - 
Publicado enInternacional

El ex presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) acusó a su sucesor Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) de ser un delincuente por haber actuado en complicidad con sus hermanos Raúl y Enrique, a los cuales vinculó con el narcotráfico. También lo tachó de corrupto pues, según él, se robó al menos la mitad de la partida secreta de la Presidencia.

De la Madrid se dijo “muy decepcionado” porque se equivocó al elegir a Salinas de Gortari para ocupar la Presidencia del país, postulado por el partido en que ambos militan, el Revolucionario Institucional (PRI)... “pero en aquel entonces no tenía yo elementos de juicio sobre la moralidad de los Salinas. Me dí cuenta después que es conveniente que los presidentes estén mejor informados de la moralidad de sus colaboradores”.

El ex mandatario, quien tiene 74 años de edad, consideró que Carlos Salinas no debe ser enjuiciado porque “ya pasó mucho tiempo y al mismo gobierno de México no le conviene seguir con este asunto pendiente. Se haría un escándalo” muy grande y no sería útil para la salud de la República.

La justicia sí sirve, reflexionó De la Madrid, “pero a veces no es útil” e incluso “a veces” estorba para ejercer el poder. Y “si un escándalo va a significar desprestigio del gobierno, sea cual sea, es malo”, señaló.

Entrevistado el pasado 15 de abril durante hora y media por la periodista Carmen Aristegui, de la cadena MVS, dijo haberse enterado “cuando yo ya no era presidente”, de que Raúl Salinas de Gortari tenía vínculos con el narcotráfico, aunque no supo con qué cárteles.

Dijo que fue a mediados del sexenio de su sucesor cuando “me dí cuenta del dinero que se había llevado Raúl a la cuenta en Suiza”.

–¿Cómo se dio cuenta usted? –le preguntó Aristegui.

–Se hizo público. Me dí cuenta que las operaciones se hacían por conducto de bancos norteamericanos; hacían las transacciones, luego recogían el dinero y se lo llevaban a Suiza.

Sobre si tales operaciones se hicieron con la anuencia de Carlos –a la sazón ya titular del Ejecutivo–, De la Madrid respondió afirmativamente, e interrogado sobre la posible participación en esos ilícitos de los otros hermanos Salinas, dijo: “Podría ser. De Enrique sí se supo que hizo depósitos en Francia, de Adriana se piensa que fue capaz, pero no hay hechos que lo prueben”.

Entre los “negocios ilícitos” que adjudicó a Raúl Salinas de Gortari ubicó: “Conseguía contratos de gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes”, los cuales, aseguró, le dieron dinero que se llevó a Suiza.

–¿Cuál de ese dinero?, porque había un grupo de empresarios que reconoció una parte...

–Lo reconocieron por complicidad –respondió.

–¿Pero era dinero del narco?

–Es posible, sí.

–¿Y ellos pusieron su nombre para acompañar el envío de dinero de Raúl Salinas a Suiza?

–Y llevarse la “tajada”.

–Y Raúl Salinas tan campante. ¿Debería abrírsele una investigación a partir de informaciones como éstas?

–Es que son informaciones muy difíciles de obtener. Fue más fácil que se le procesara por la muerte de (José Francisco) Ruiz Massieu –expresó.
 
Carlos Salinas en 1988Foto Luis Humberto González
–¿Usted calificaría con lo que sabe, independientemente de que no hay un proceso ministerial en contra de nadie en ese sentido, a Carlos Salinas de Gortari como un criminal?

–No.

–Pero si habla de vinculación del hermano con el narcotráfico, y presumimos que Carlos lo sabía, eso lo hace delincuente, ¿no?

–Sí.

–¿Es o no un delincuente?

–Desde ese punto de vista, sí.

–¿Qué es Carlos Salinas? Use tres palabras.

–Cómplice de delitos de los hermanos.

Y sobre Enrique Salinas (quien fue asesinado y su cadáver hallado en Huixquilucan, estado de México, el 6 de diciembre de 2004), también señaló que su fortuna pudo haber estado ligada al narcotráfico, pues “se supo que Enrique hizo depósitos en Francia y que allá habían investigado que esos depósitos tenían su origen en transacciones de narcotraficantes”.

Al dejar Los Pinos, Miguel de la Madrid fue nombrado por Carlos Salinas de Gortari director de la editorial Fondo de Cultura Económica, el 16 de enero de 1990. En ese cargo permaneció hasta diciembre de 2000.

Hoy, a 20 años en condición de ex presidente, De la Madrid Hurtado acusó a su sucesor de solapar la corrupción de sus hermanos a través de contratos obtenidos “de manera indebida”, entre otros de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de amasar su fortuna abusando de la llamada partida secreta (desaparecida del Presupuesto de Egresos en el sexenio de Ernesto Zedillo).

“Cometió errores muy serios. El peor, la corrupción y sobre todo del hermano”, señaló el ex presidente.

–¿Cómo abusó Salinas de esa partida secreta?, porque era mucho más grande que la que usted ejerció, eso está claro.

–Ampliamente más grande.

–¿De qué tamaño era esa partida secreta en relación con lo que usted ejerció? ¿Cinco, diez veces, cien veces?

–Por ahí.

–¿Cien veces? ¿Y el dinero usado?

–Por ahí anda.

–Hace unas semanas surgió el escándalo con Luis Téllez (ex secretario de Comunicaciones) porque se registró su voz que decía “(Carlos Salinas) se robó la mitad de la cuenta secreta”.

–Sí.

–¿Usted cree que se robó la mitad?

–Sí, es posible.

–¿O completa?

–No.

–¿Pero la mitad sí?

–Sí.

–¿Y sí lo hizo Salinas?

–Sí.

–¿Cómo puede un presidente robarse la partida secreta?

–Pues porque es secreta.

–¿Y lo hizo Salinas?

–Sí.

En este tema la entrevistadora cierra inquiriendo a De la Madrid si la apropiación de ese dinero explicaría la fortuna actual de Salinas de Gortari y aquél responde: “es posible, sí”; y también, si habría obtenido su “tajada” de otros ámbitos como las licitaciones, y la respuesta fue: “Yo creo que sí. Sobre todo Raúl”.

–¿Qué le decepcionó más de Carlos Salinas?

–Principalmente esa inmoralidad que hubo.

–¿Respecto al dinero?

–Respecto al dinero.

Por, Rosa Elvira Vargas

Publicado enInternacional