"Hay un proceso de politización de la policía"

"La policía fue formada ideológicamente para ver a los manifestantes que protestan contra la Copa como si fueran enemigos a los que deben disparar balas de goma; se trata de una concepción de la seguridad heredada de la dictadura que necesita ser superada." La afirmación pertenece a uno de los ministros centrales del gobierno brasileño, el secretario general de la Presidencia, Gilberto Carvalho, que recibió a Página/12 en su soleada oficina del Palacio del Planalto, a metros del despacho de Dilma Rousseff.


"Sabemos que, de hecho, la policía ha arrojado gasolina sobre el fuego de las manifestaciones, lo que aumentó la indignación de la población; eso pasó en junio del año pasado durante la Copa de las Confederaciones y este año en los rolezinhos de los adolescentes que llegaban en grandes grupos a los shoppings. Este modelo de seguridad necesita cambios, el Estado brasileño fue montado por las elites para proteger su acumulación y reproducción de la riqueza, y el aparato de seguridad fue creado para contener a los que se oponen a ese proceso de acumulación económica", observa el funcionario.


Un dicho popular afirma que en Brasil el año recién empieza después del Carnaval, costumbre que no se aplica al agitado 2014, iniciado políticamente en la primera quincena de enero con las reuniones de gabinete citadas por una Dilma preocupada ante la recia respuesta policial contra la inundación de adolescentes pobres en los shoppings. En esos días la prensa divulgó un documento del Ministerio de Defensa contemplando la posibilidad de que las fuerzas armadas actúen contra movimientos sociales y organizaciones populares, mientras la policía de Brasilia declaraba una huelga blanca y amenazaba boicotear la Copa, y sectores de la policía federal declaraban su intención de ir al paro.


–¿Se puede hablar de politización policial?


–Hay un proceso de politización de las policías provinciales, en donde el ejemplo más claro ahora es la huelga de la policía de Brasilia, pero es política menor, contra un gobernador (Agnelo Queiroz, del Partido de los Trabajadores), mientras en el resto del país veo las resistencias de las policías provinciales para cambiar sus antiguas estructuras. Y sumado a esto, tenemos la costumbre de los sindicatos policiales, que pueden querer aprovechar la Copa del Mundo, cuando la presencia de la policía es muy importante, para poner el cuchillo en el pescuezo de las autoridades para exigir aumento salarial. Pero esto no llega a configurar un partido policial.


–¿Habrá otro "incendio" durante la Copa?


–Sabemos que habrá manifestaciones, es natural que las haya en un país democrático, pero tienen que ser sin violencia; entre los manifestantes, hay grupos minoritarios que atacan a símbolos del capitalismo, incendian bancos, apedrean concesionarias de autos importados. Estamos preocupados, pero creemos que no habrá un incendio. El mes pasado fui al Foro Social Mundial en Porto Alegre, estábamos cenando, cuando el gobernador de Rio Grande do Sul, Tarso Genro, pidió disculpas para atender un problema entre manifestantes y policías. El gobernador ordenó no reprimir, pero no es fácil que el policía se quede inmóvil mientras unos muchachos lo insultan, lo escupen.

–¿La reelección de Dilma depende de la Copa?


–Considero casi imposible que haya problemas graves, y si como esperamos, todo va bien en la Copa, todo es fiesta, incluso si Argentina sale campeón (risas), esto permitirá que la vida de la gente siga normal y esto no beneficiará especialmente la candidatura de Dilma. Pero si la Copa fuera afectada por hechos violentos, se suspendiera algún partido, o algo así, lo que me parece improbable, esto sí puede afectar a la presidenta; por eso estamos trabajando fuertemente para que todo salga bien, queremos que la población participe en atividades culturales, que haya grandes centros de recreación donde festejar, no sólo en los estadios, mostrar a la gente que la Copa es una gran oportunidad para el país, va a traer turistas, va a dejar obras para la gente, avenidas, aeropuertos, esperamos que haya un clima de movilización positiva.


Gilberto Carvalho es uno de los contados cuadros del PT que lleva once años en el Palacio del Planalto, durante los dos gobiernos de Lula y lo que va de la gestión dilmista: es un político atildado, capaz de sobrevivir en las alturas del poder sin descuidar su vínculo con los movimientos sociales, que lo tienen como el principal interlocutor del gobierno. A él le fue confiada la misión de dialogar con los jóvenes que protagonizaron los rolezinhos de enero pasado.


–Ministro, ¿hacia dónde evolucionará ese fenómeno?


–Es muy difícil preverlo, creo que en esos jóvenes están en el centro de una disputa ideológica y política que plantea un desafío a nuestro proyecto, que fue exitoso al proporcionar un futuro a esos jóvenes, al derribar los muros que les permiten ir multitudinariamente a los shoppings, en haber generado nuevos consumidores, pero allí comienza la batalla cultural. Esos chicos están cautivados por los valores del consumo, del exhibicionismo, algunos entran a las tiendas de marcas caras no a comprar, sólo se prueban ropas y se fotografían para mostrarlas en Facebook. Sus valores son parecidos a los que divulga la televisión, y nuestro desafío es disputar esa hegemonía, proponiéndoles la solidaridad, la paz, el respeto a la mujer. Tenemos que ser capaces de ofrecerles un proyecto que les despierte nuevos sueños. Nosotros ganamos las elecciones de 2002, 2006 y 2010, ahora tenemos que revisar algún agotamiento de nuestras propuestas para hacerlas nuevamente atractivas a la población.


La vuelta de Lula


–¿El ex presidente Lula da Silva será candidato en 2018?


–Espero que Lula vuelva a la presidencia en 2018, creo que es posible que vuelva y pienso que hay que trabajar para ello. Si Lula retornara en 2018 no es sólo alguien que regresa al poder después de dos gobiernos (2003-2010): Lula es una expresión del pueblo brasileño, él es alguien que fortalece la autoestima del pueblo. Yo creo que con Lula en el gobierno de 2018 al 2022 cerraríamos un ciclo.


EL DEBATE SOBRE LOS MEDIOS


Contra el monopolio


Hubo un tiempo en que los ministros brasileños comenzaban a carraspear cuando se los consultaba sobre la democratización de los medios. A Gilberto Carvalho no le tembló la voz, ni empleó eufemismos para tratar el tema. "Creo que el debate sobre la democratización es irreversible, y que ya comenzó a relativizarse el monopolio absoluto de la información, que está siendo quebrado a través de la contrainformación en las redes sociales, en los blogs. En Brasil, los medios tradicionales criminalizaron el debate sobre la democratización diciendo, astutamente, que el gobierno busca tener medios oficialistas para restringir la libertad, cuando lo que queremos es ampliar la libertad", señaló Carvalho.
El ministro insistió con la idea de la desconcentración mediática, pero no enunció una ley de medios. "Queremos que más sujetos tengan acceso a los medios, que se puedan ver otros puntos de vista, nosotros queremos que la realidad no sea filtrada por los dueños de los medios. Pero la presidenta Dilma no enviará una ley al Congreso para que sea derrotada, es preciso que antes de proponer una legislación haya un trabajo de convencimiento de la población, que ya comenzó a relativizar lo que dice la prensa tradicional, cuya credibilidad está cayendo. Creo que antes de enviar una ley necesitamos que haya medios para que se dé un tratamiento democrático a la información; no hablo de medios oficialistas sino de medios que permitan al lector o al televidente acceder a varios puntos de vista.


HERIDO EN LAS PROTESTAS DE RIO


Murió un cameraman

La muerte de un camarógrafo herido el jueves pasado durante una manifestación en Río de Janeiro (foto) volvió a situar las protestas de Brasil en el centro de atención y motivó que la presidenta Dilma Rousseff calificara como "inaceptable" la agresión ocurrida durante una "protesta democrática".


"La muerte del camarógrafo Santiago Andrade, anunciada ayer (por anteayer), entristece", escribió Rousseff en su cuenta de Twitter luego de la confirmación de la muerte del profesional. "Es inaceptable que las protestas democráticas se vean distorsionadas por los que no tienen respeto por la vida humana; la libertad de expresión es un principio fundamental de la democracia y nunca puede ser usado para matar, herir, asaltar y amenazar las vidas humanas o destrozar el patrimonio público o privado", agregó.


Ayer a la mañana, los médicos del hospital Souza Aguiar confirmaron la muerte cerebral del reportero de 49 años, quien fue sometido a una cirugía en la madrugada del viernes y desde entonces estaba en coma en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Más tarde se anunció el fallecimiento y se informó que sus restos serán sepultados hoy. Andrade había sufrido hundimiento de cráneo tras ser alcanzado en la cabeza por un artefacto explosivo durante los disturbios mientras trabajaba para la televisión Bandeirantes en la cobertura de una protesta en Río de Janeiro. Según expertos, las heridas fueron causadas por una bengala lanzada por uno de los manifestantes.


La mandataria remarcó que ordenó a la Policía Federal que apoye las investigaciones para encontrar a los culpables y aplicar las penas que correspondan. El sábado, la policía identificó a uno de los autores del ataque, un joven de 22 años que admitió que llegó a tener en su mano el explosivo, pero aseguró que se lo entregó a otro manifestante.


La muerte de Andrade se suma a la de al menos otras ocho personas fallecidas en diversas ciudades brasileñas, cuatro de ellas atropelladas durante las marchas, desde que comenzaron las manifestaciones en todo el país contra la organización del Mundial de fútbol –que comenzará en junio de este año– y el aumento del transporte público. Un total de 117 periodistas sufrieron agresiones en Brasil por parte de policías o manifestantes desde el pasado junio, cuando comenzó la ola de protestas.


Tras la muerte de Andrade, asociaciones y profesionales de prensa divulgaron comunicados demandando medidas a las autoridades para identificar a los responsables de la tragedia. La nota más dura fue la de la Asociación de Reporteros Fotográficos y Cinematográficos de Río (Arfoc), que acusó al grupo anarquista Black Blocs de la muerte del camarógrafo. A su vez, la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj) demandó del Estado "una pronta reacción para frenar este tipo de violencia". "La base democrática de la información fue alcanzada. Tenemos que reaccionar", dice la nota firmada por Celso Schroeder.


Por su lado, el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, prometió identificar y enjuiciar a los responsables de la muerte del reportero.
Además de Andrade, otras seis mujeres resultaron heridas durante la protesta contra el aumento de casi un diez por ciento de los precios de los pasajes de ómnibus, que entró en vigor este sábado en Río de Janeiro.

Publicado enInternacional
Lunes, 13 Enero 2014 05:39

Las autodefensas vs. los narcos

Las autodefensas vs. los narcos

Grupos civiles armados de autodefensa tomaron ayer el poblado de Nueva Italia, una ciudad de 32.500 habitantes y segundo bastión del cartel de los Caballeros Templarios, ubicado en el oeste de México, en medio de una lucha entre estos sectores y el crimen organizado, que se apoya en el narcotráfico. "Hemos llegado a Nueva Italia, somos el Consejo de las Autodefensas Unidas de Michoacán, llegamos a apoyarlos", informó una fuente vinculada con ese grupo a través de las redes sociales. Los también llamados guardias o policías comunitarios ingresaron a ese poblado a bordo de decenas de camionetas a través de una zona conocida como Cuatro Caminos, ruta que conecta con el municipio de Apatzingán, en la región de Tierra Caliente del estado de Michoacán. Según lo primeros informes, al menos 150 camionetas repletas de gente armada con rifles de alto poder llegaron a esa localidad. Los pobladores recibieron a los grupos armados con comida, mientras que las mujeres y niños los vitoreaban con aplausos y carteles en los que se leía "Vivan los autodefensas".


El arribo de estos policías comunitarios tuvo lugar sin que el ejército, que resguarda los accesos a esa localidad desde hace algún tiempo, tuviera algún tipo de intervención. El grupo armado, que surgió en febrero del año pasado, argumenta que dejarán las armas cuando hayan terminado con el crimen organizado, que tiene una amplia presencia en Michoacán. La toma pacífica de Nueva Italia se produjo horas después de que las autodefensas ingresaran a las comunidades de El Ceñidor, en el municipio de Parácuaro, y de Zapotán, municipio costero de Coahuayana, con lo que suman 16 las poblaciones de ese estado en esa situación.


El jefe de las autodefensas en La Ruana, Hipólito Mora, declaró que seguirán su avance en los municipios de Uruapan, Los Reyes, Apatzingán y Quiroga, donde los habitantes solicitaron la entrada de los líderes de las autodefensas ante las extorsiones, abusos y cobro de peaje de los Caballeros Templarios. Apatzingán es una ciudad clave del transporte de droga. Las ocupaciones de las nuevas localidades tienen lugar después de una serie de bloqueos de rutas, incendio intencional de vehículos de pasajeros y de carga y la quema de las oficinas del ayuntamiento, de un supermercado y de tiendas.


La violencia ocurre una semana después de que las autodefensas desarmaran a once policías del poblado de Parácuaro, instalaran puestos de control y tomaran la seguridad en sus manos, ante la inacción de las autoridades para hacer frente a los grupos narco. El gobierno mexicano encabezado por Enrique Peña Nieto afirmó el viernes pasado que los grupos civiles de autodefensa se encuentran al margen de la ley y no cuentan con ningún tipo de reconocimiento social.


A todo esto, en los últimos días se ha producido la quema de camiones de empresas como Coca-Cola o la cervecería Corona, unidades que fueron atravesadas, en llamas, en la ruta, para bloquear el tránsito. Tales acciones son lideradas por pobladores que se oponen a la presencia de las autodefensas. Estos guardias surgieron en febrero del año pasado, en la zona de Michoacán, para defenderse de las extorsiones y secuestros organizados por los Caballeros Templarios. Algunos de estos grupos fueron acusados de trabajar para el cartel rival Jalisco Nueva Generación. Desde que entraron en acción, las bandas civiles toman el control de la seguridad en una decena de municipios, donde vigilan la entrada y salida de vehículos, y patrullan las calles.


En tanto, el líder del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, manifestó que la situación en ese estado del noroeste del país azteca no se resolverá hasta concretar un acuerdo entre diversos sectores sociales. Asimismo, Zambrano insistió en que la presencia del ejército y la policía federal en la zona no es suficiente para devolver la tranquilidad a sus pobladores.


A pesar del recrudecimiento de la crisis en Michoacán, el presidente Peña Nieto dio un mensaje de dos minutos y medio de comienzo de año en el que no aparecieron los términos violencia, criminales o paz: "Felicitaciones a los mexicanos. Retos para el 2014". Fin del mensaje.


En otras ocasiones, el mandatario del PRI insistió en que el tema de la violencia es un asunto de regiones más que nacional. Las cifras oficiales registran una disminución de los homicidios en Nuevo León y Chihuahua, pero en una decena de estados son moneda corriente el secuestro y la extorsión, como en Michoacán, Morelos, Guerrero, Tamaulipas y el propio estado de México. A lo largo de su primer año de gobierno, Peña Nieto ha destacado que su estrategia se compone de la coordinación entre el Ejecutivo y los gobernadores, quienes se dividieron en cinco grupos y con quienes se reúnen los ministros de Defensa, Marina, Gobernación y el comisionado de seguridad nacional. En esas reuniones se comparte información y se toman decisiones en el terreno.


Sin embargo, a pesar de las varias intervenciones del gobierno en Michoacán, hoy hay una guerra abierta en la región de la Tierra Caliente entre las autodefensas y el cartel de los Templarios.

Publicado enInternacional
Miércoles, 18 Diciembre 2013 06:49

¿Qué pasó con los trabajadores?

¿Qué pasó con los trabajadores?

Sin duda la mayor tragedia laboral ocurrida este año en Antioquia, en cuanto al número de víctimas mortales, fue el derrumbe de la torre 6 del edificio Space, ubicado en la parte alta del barrio El Poblado de Medellín, ocurrido la noche del 12 de octubre, suceso en el que murieron 11 personas en total, 10 de ellas trabajadores de las firmas Concretodo S.A. e Ingeomed. También resultaron dos vigilantes heridos, uno de ellos quedó cuadripléjico.


Pese a que fue una tragedia abrumadoramente difundida por los medios, sobre la que mucha "tinta" ha corrido, y sigue corriendo, nada se ha dicho sobre las causas y las responsabilidades por este trágico accidente de trabajo. Porque 10 de las personas que allí murieron estaban en misión laboral, 9 de ellas dedicadas a revisar las fisuras de la torre y la otra prestaba servicio de vigilancia.


Así que a la hora del balance de este 2013, sea este el momento de recordar los trabajadores fallecidos en el edificio Space, en una de las actividades que más tragedias y víctimas produce en Colombia, como lo es el sector de la construcción. Ellos fueron:


1- Albeiro Antonio Alcaraz Puerta, de 48 años de edad, de la empresa Ingeomed.
2- Andrés Ricardo Castañeda, de 25 años, de la empresa Concretodo S.A.
3- Diego Hernández Ceballos, de 38 años, de la empresa Ingeomed.
4- Jaime Botero Botero, de 47 años, de la empresa Ingeomed.
5- Andrés Pulgarín Pulgarín, de 27 años, de la empresa Concretodo S.A.
6- Juan Carlos Botero Botero, de 45 años, de la empresa Ingeomed.
7- Luis Alfonso Marín Restrepo, de 47 años, de la empresa Ingeomed.
8- Iván D. González Álvarez, de 46 años, de la empresa Concretodo S.A.
9- Álvaro J. Bolívar Cañola, de 49 años, de la empresa Concretodo S.A.
10- Wbeimar Contreras Castellanos, de 38 años, vigilante de Baluarte Seguridad

Heridos: Jáder Arley Lopera, de 23 años, y Jesús Adrián Colorado Morales, de 32 años (Cuadripléjico), ambos adscritos a una cooperativa prestadora de servicios de vigilanca.

i
Lo primero que hay que subrayar, es que en Colombia la actividad de la construcción cuenta con más de 1´210.460 trabajadores y trabajadoras, y de ellos unos 260.000 no tienen ninguna protección en salud y ni en riesgos laborales. Es decir, de cada 4 trabajadores de la construcción uno está excluido de la protección social y desempeña su trabajo sin protección ni cobertura de los programas de promoción y prevención de riesgos. Esto a pesar de ser una actividad que, dentro de las normas nacionales e internacionales, tiene una clasificación de riesgo Nº 5, es decir, una de las más altas en accidentalidad y mortalidad.


En efecto, las estadísticas no mienten. En el 2013 la construcción fue la segunda actividad que más aportó accidentalidad. De los 609.881 accidentes reconocidos por las ARL (Administradoras de Riesgos Laborales), 64.000 fueron en el sector de la construcción. Es decir, el 11% del total. Esto sin contar los accidentes de personas que están por fuera del sistema de las ARL, y por tanto no reportados como tales. Y en cuanto a muertes laborales, las cifras son más dramáticas aún: la construcción aportó el 17,2% de las muertes, la segunda actividad con mayor mortalidad.


Otro interrogante que plantea la tragedia del edificio Spece, es: ¿los trabajadores tienen derecho a ser informados de los riesgos existentes en su puesto de trabajo? La respuesta es SÍ, pues para poder evitar accidentes es preciso conocer cuál es la causa que los provoca, o lo que es lo mismo: los riesgos a los cuales los trabajadores están sometidos. Eso es fundamental, puesto que si desconocemos el riesgo es muy difícil valorar el resultado de una acción. De ahí que la oportuna y completa información es un factor clave para evitar accidentes.
Los empresarios están obligados a informar a sus trabajadores sobre los siguientes aspectos:


1) Riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo, tanto los que afectan a la empresa en su conjunto como los que afectan a cada trabajador según su cargo o función.
2) Las medidas preventivas frente a los riesgos existentes.
3) El contenido del plan de emergencia.


Para ello deben existir entonces Comités Paritarios de Seguridad y Salud en el trabajo, que funcionen con base en mapa de riesgo actualizado y programas preventivos y de promoción de la seguridad y la salud en el trabajo.


Así las cosas, la pregunta en el caso del edificio Space es: ¿El empleador les informó oportuna y convenientemente a los trabajadores acerca de los riesgos que entrañaba la labor de revisión y reparación de las fisuras del edificio, y acerca de las medidas preventivas que debían tomar? ¿O los trabajadores fueron engañados por el empleador con falsa información? ¿O quizá fueron obligados a ingresar bajo amenazas de sanciones o despidos? CDO, Concretodo A.A. Ingeomed y la Cooperativa de Vigilancia que prestaba el servicio deben todavía esa explicación.


El derecho de ser informados de los riesgos en el puesto de trabajo y en las actividades que se desarrollan en una empresa, es fundamental para poder ejercer otro derecho: el de no ingresar a trabajar o interrumpir la actividad en caso de riesgo grave o inminente, ya que la vida y la salud están por encima de los intereses de rentabilidad y ganancia del capital.


Estos derechos, que todo parece indicar fueron violentados en el caso Spece, están consagrados en los convenios de OIT y en las normas colombianas sobre seguridad y salud en el trabajo.


Por eso el Estado no solo debe preocuparse por investigar las causas del colapso del edificio que causó daños económicos a los residentes, sino del cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones que las empresas mencionadas tenían en materia de seguridad y salud en el trabajo. Debe indagar por qué los trabajadores se encontraban dentro del edificio cuando la Alcaldía, por intermedio del DAGRB, había ordenado el desalojo del edificio por el riesgo inminente de desplome.

Publicado enColombia
Encuesta Decenal de Cultura: ¿Mockus otra vez?

Corpovisionarios presentó el pasado 24 de septiembre en el Auditorio Mario Laserna de la Universidad de los Andes, los resultados de una Encuesta Decenal de Cultura (2003-2013), que logró resonancia mediática. ¿Qué dice el estudio frente al comportamiento de la ciudadanía?, ¿Qué silencios guarda ante el fenómeno urbano sobre los sujetos? Al presentar la encuesta, ¿No se tratará más bien del retorno de Antanas Mockus para incidir en el juego electoral?

 

La encuesta, compuesta por 54 preguntas, distribuidas en seis bloques, explora opiniones, percepciones, actitudes, hábitos y reacciones sobre distintos aspectos de la vida cotidiana de Bogotá.

 

El estudio surge de un mandato del Concejo Distrital, que reclama que la inversión de recursos en cultura ciudadana exige contar con instrumentos que permitan evaluar su impacto. Una tarea que Corpovisonarios, como centro de pensamiento y acción con el propósito de lograr cambios voluntarios en los comportamientos colectivos, ha tomado como propia. Como se conoce, al frente de esta Organización No Gubernamental (ONG), figura como presidente y máximo líder Antanas Mockus.

 

En el evento Mockus, al referirse al estudio afirmó: "Estamos transitando de una propuesta ética a una egoísta". Su propuesta política es recuperar la confianza en las instituciones como bandera fundamental, dado que la desconfianza en lo público como institución aumenta la ilegalidad. Para lograr un buen comportamiento de la ciudadanía, propone lograr acuerdos de calidad. Así, la seguridad en la ciudad se obtiene en la medida que la ciudadanía respete y acepte el orden establecido. En el fondo es una apuesta por la solidificación de procesos de institucionalización.

 

El estudio se basó en la Escala Likert, también conocida como "Método de evaluaciones sumarias", que consiste básicamente en valorar el acuerdo o desacuerdo frente a una declaración. Como se puede deducir, un estudio nada innovador, basado en lo desarrollado por Rensis Likert en 1932, un teórico organizacional que se enfocó en aspectos de la gestión corporativa. Desarrollos más contemporáneos se encuentran en el análisis factorial o en el análisis multivariado, para condensar núcleos de representación colectiva.

 

La presentación propiamente dicha estuvo a cargo de Henry Murraín, director de proyectos de Corpovisionarios y mano derecha de Mockus. Como fiel pupilo, además de seguir el discurso de su tutor, aprovechó el evento para elogiar la gestión de las dos alcaldías de Mockus, "los niveles de convivencia no han vuelto a ser los mismos desde que se descuidó el enfoque". Pero ¿cuál es la novedad en el estudio sobre la convivencia en la ciudad?

 

Seguridad, convivencia y violencia intrafamiliar

 

En la encuesta se exploran, entre otros aspectos, realidades como las del atraco, los homicidios y las situaciones conflictivas entre ciudadanos. Entre los datos arrojados por ésta se concluye que en Bogotá las riñas terminan más en homicidio que los atracos. Para el 2012, por ejemplo, una riña tenía 20 veces más de probabilidades de terminar en muerte que el mismo atraco. Lo anterior, ligado al hecho que entre la gente hay una actitud de validar la justicia por mano propia, más si es por asuntos de familia o de honor.

 

Estas afirmaciones van acompañadas en el estudio de infografías donde se indica, por ejemplo, que dos de cada diez ciudadanos acepta el linchamiento a un ladrón. Podemos recapitular que este espíritu de "renegado justiciero" ambienta un mayor acuerdo social sobre el porte de armas. Desde una perspectiva de género, la encuesta identifica la presencia de una cultura machista violenta que la denominan: "cultura del macho machito", el simio alfa que no se la deja montar de nadie. Esta, que es una evidencia simple y cotidiana para la mayoría de la gente de a pie, fue presentado por la ventana mediática como el último hallazgo sociológico, titulado por la prensa como "Una ciudad de machitos". Lo que sí llama la atención en los resultados entregados es que este comportamiento entre hombres tiende a predominar, sobre todo, en las nuevas generaciones.

 

Frente a la violencia intrafamiliar, la conclusión: Bogotá registra los niveles más altos del país, lo que escandaliza a los responsables del estudio. La Encuesta Decenal de Cultura señaló que un cuarto de los casos de este tipo de violencia ocurren en Bogotá. Aunque son preocupantes las cifras, no se reflexiona, por ejemplo, que quizás esta realidad refleje que en la capital del país se denuncia este tipo de violencia mientras en el resto del país se silencia porque se asume como un asunto privado.

 

El estudio resalta, además, la violencia de pareja, con los celos como principal causa. ¡Vaya novedad! No hace falta ir a una Comisaria de Familia para enterarse de primera mano de esta realidad.


Movilidad y espacio público

 

Aunque mencionan la larga realidad de contar con una malla vial deteriorada, las conclusiones sobre la materia señalan que en accidentes de tránsito (año 2012) los principales afectados fueron peatones, especialmente adultos mayores. Como sus principales causantes se registran los conductores de buses del transporte público. Lo interesante no es el dato sino que debería ser la pregunta: ¿qué pasa con la movilidad urbana de personas adultas o ancianas, que han perdido agilidad, requieren apoyo o ayudas semejantes, y para las cuales no hay consideración alguna de parte de los conductores del transporte ya indicado?

 

La encuesta acierta al identificar las motos como vehículo asociado a las muertes de peatones en un 13%, conductores en un 66% y pasajeros en un 30%. Pero en el estudio no se involucra el creciente negocio de comercialización de estos vehículos, sin restricción alguna. Un hecho categórico: señalar que entre todas las muertes por accidentes de tránsito en la ciudad, la mitad son producidas por la violación de las normas de tránsito. Al parecer, para disminuir las muertes por conducir automotores, obliga a la superación en nuestra cultura comercial aquello de ser "rápido y furioso".

 

Cultura tributaria, confianza y acuerdos

 

Aunque hay espíritu para desobedecer la ley –bajo la lógica de hacer trampa–, concluyen en la encuesta una mejor actitud tributaria, como lo llama Copovisionarios. Un informe para decir que estamos pagando.

 

Frente a quienes generan menos confianza dentro del conjunto social, las respuestas señalan a los funcionarios públicos; en el Congreso y los políticos la mala imagen.

 

Sólo para los funcionarios, desde el 2011, el 87% de los ciudadanos considera que más de la mitad son corruptos. Sin embargo hay un grado de tolerancia con esta realidad al valorarla como algo normal, tolerancia tan laxa que incluye también a los narcotraficantes. Sin embargo poco se habla de las consecuencias derivadas para la nación del largo periodo de traquetización del país, reflejadas en el respeto, admiración y deseo de ser un capo, ahora amplificado por el entretenimiento televisivo. Pero, peor aún, también se percibe a los mismos ciudadanos con disposición a la corrupción bajo la concepción generalizada que Corpovisionarios llama "justificación prosaica". Un eufemismo de individualismo para referirse a la búsqueda de objetivos propios y beneficios personales, bajo la creencia que en el país hay pocas probabilidades de resultar castigado. Lo que en realidad sintetiza una creencia generalizada en el país: el torcido sale, o el delito paga.

 

Participación y valoración de lo público

 

La participación para la gente es algo tan lejano como inexistente. En lo que más se participa en Bogotá: la organización de eventos culturales, recreativos y deportivos. En este aspecto, que pasa el informe de agache, es donde se evidencia de verdad la ausencia de una cultura ciudadana preocupada por los temas de lo público y empoderada para ejercer incidencia y control frente a las instituciones.

 

En general los resultados de la encuesta se basan en la institucionalización regida por la autoregulación. Es decir, que además de las sanción de la norma, el sujeto coopere de manera voluntaria, fortalecido con la mutua regulación "que entre todos nos corrijamos". A esto denomina cultura ciudadana el movimiento de Mockus, como si cultura no existiera en las otras formas de identidad o expresión, en el lenguaje callejero o formas de apropiar el territorio que trasciende lo normativo. Pero preocupa esta forma de cultura corporativa del comportamiento humano, donde la institución siempre debe ser respetada.

 

Después de revisar los resultados, el mérito de sus conclusiones parece perder valor, al descubrir que el enfoque del mismo ya estaba predeterminado, pues Corpovisionarios editó un libro con financiación del Banco Interamericano1 donde gira sobre los mismos asuntos. Tanto bombo para un refrito que les ha permitido mantenerse mediáticamente activos, y que les brinda una ventana para que Sayra Aldana integrante de esta ONG, al referirse a la protesta la considere como un simple vandalismo, porque no hay respeto por lo público. Para completar, agrega, que para la efectividad de la autoridad policial, el recurso se debe invertir en educación pero impartida a los ciudadanos en el respeto a la institucionalidad.

 

Una encuesta que porta algunos datos relevantes, pero en general otros muchos ya conocidos y todos ellos sin el análisis de contexto que permitan explicaciones y comprensiones de los sucesos. Extraña, por tanto el eco mediático que recibió, como extraña el silencio de esos mismos medios de comunicación ante investigaciones urbanas de verdad rigurosas. Ante tal realidad, un interrogante que no puede dejar de plantearse, ¿No será que tanta alharaca con estos estudios es el simple impulso para mantener vivo en el escenario político al profesor Mockus, o a quien su bendición corpovisonaria delegue?

 

1 Mockus, Antanas; Murraín, Henry y Villa María (Coords.) (2012) "Antípodas de la violencia: desafíos de cultura ciudadana para (in)seguridad en América Latina" Banco Interamericano de Desarrollo, Corpovisionarios, Washington.

 


 

 

Recuadro

 

La base del pensamiento mockusianso está en las teorías desarrollados por Jon Elster, investigador social que desarrolla la teoría de elección racional desde una perspectiva del individualismo metodológico donde existe una relación fundamental de condicionar a los individuos a sus comportamientos. Sin embargo, Elster discute con el funcionalismo de Talcott Parsons, al señalar que el mecanismo sirve para explicar la variabilidad de discursos sobre el comportamiento de los sujetos en función de otros factores. Pero Elster se dedicó en vano a integrar el marxismo y compatibilizarlo con su teoría, pues en general, la teoría de elección o acción racional ha sido utilizada al comportamiento social y económico, donde el individuo siempre se va a comportarse de manera egoísta.

Publicado enEdición N°197
Assange: Internet ha sido ocupada militarmente por EEUU y sus aliados

Internet ha sido ocupada militarmente por Estados Unidos y sus aliados anglosajones", con el fin de dominar las sociedades "perdiendo la soberanía nacional y la libertad", advirtió Julian Assange, fundador de la organización Wikileaks.

 

Assange intervino en una videoconferencia en el marco del 3º Encuentro de Comunicación Audiovisual, en Mar del Plata, desde la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra asilado desde junio de 2012. Assange se comunicó con un panel encabezado por el periodista Pedro Brieger y otros comunicadores.

 

Assange manifestó que "la lucha contra los monopolios de medios es la lucha de una nación porque un país es tan bueno como los medios de comunicación que tiene".

 

"Una organización de medios puede ser peor que alguna otra cosa", dijo el periodista australiano, quien remarcó que "muchas cosas se plantean en términos económicos y muchas veces hay jugadores importantes que toman posiciones dominantes del mercado".

 

Además, cuestionó "la centralización y el control por parte de las mismas personas de la distribución de los diarios", lo que les "permite realizar aprietes" a nivel mundial.

 

"Una organización de medios es muchas veces la que domina el entorno de conocimientos del público, entonces esto puede implicar un gran problema", dijo Assange.

 

Tras su llegada a la embajada de Ecuador en Londres, el 19 de junio de 2012, el fundador de Wikileaks solicitó asilo político al gobierno de Rafael Correa, que se lo concedió, pero no pudo abandonar la sede diplomática porque el Reino Unido se negó a darle un salvoconducto.

(Con información de Patria Grande)

Publicado enInternacional
David Petraeus, ex director de la CIA, a cargo de la "seguridad energética de Norteamérica"

El controvertido general retirado de cuatro estrellas y ex director de la CIA, David Petraeus –con un escandalazo sexual a cuestas que le costó ser defenestrado– dirigirá el nuevo proyecto Advenimiento (sic) de las Décadas (sic) de Norteamérica (¡supersic!), en la Universidad de Harvard, donde fungirá como prominente becario no-residente del Centro Belfer para la Ciencia y los Asuntos Internacionales.

 

Desde hace 12 años varios think tanks de EU se enfocan al concepto energético trilateral de Norteamérica que engloba a Canadá (con canadienses) y a México (sin mexicanos y con un muro de la ignominia vigilado por drones y despiadados patrulleros fronterizos), como ha sido el caso del CSIS –en conjunción con el ITAM (humillante documento Nuevos Horizontes)– y en forma muy agresiva por el Wilson Center y su Instituto (sic) México (¡supersic!), que dirige el británico Duncan Wood, de proclividad pirata y profesor simultáneo del ITAM, quien controla a un núcleo de mexicanos.

 

El ITAM constituye la bisagra del proyecto energético de Norteamérica del CSIS, del Wilson Center y el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés).

 

El proyecto del defenestrado ex director de la CIA será complemento de la fuerza especial sobre Norteamérica del muy influyente CFR, con sede en Nueva York, y que copresidirá Petraeus con el anterior presidente del Banco Mundial (¡supersic!), Robert Zoellick, quien también es prominente becario del Centro Belfer (Boston.com, 18/10/13).

 

Forman parte de la fuerza especial del CFR: Andrés Rozental Gutman (de Comexi) y el itamita Pedro Aspe.

 

Un boletín de prensa señala que el proyecto se enfocará en las principales dinámicas tecnológicas, científicas y económicas que estimulan la renovada competitividad de EU (sic) y Norteamérica (¡supersic!), que exploran en particular el impacto en la energía (¡extra supersic!) en curso, la tecnología de la información, la manufactura avanzada, y las revoluciones de la vida de las ciencias. Que conste la diferencia entre EU y Norteamérica y el primer lugar que ocupa la energía.

 

Lo más relevante radica en que "el proyecto también analizará potenciales opciones de política que pueden retrasar o mejorar tales transformaciones (¡supersic!) de manera que hagan avanzar los intereses de EU (¡supersic!). El director del Centro Belfer, Graham Allison, encabezará también el proyecto, mientras Meghan O'Sullivan será miembro del comité consultivo.

 

O'Sullivan, profesora de asuntos internacionales y directora de la geopolítica (¡supersic!) del Proyecto de Energía (sic) en Harvard, colaboró con Petraeus en la pasada década, lo cual llevó a la decapitación de Saddam Hussein, en su calidad de consejera de seguridad nacional para Irak y Afganistán en el Consejo de Seguridad Nacional de EU (NSC, por sus siglas en inglés). ¡Súper uf!

 

¿Qué tanto cambió dramáticamente el panorama energético de EU cuando aún importa 35 por ciento del petróleo que consume, según USA Today (19/10/13)?

 

A propósito, Jeff D. Colgan, del Centro Belfer (octubre 2013), aborda el petróleo, conflicto y los intereses nacionales (sic) de EU, donde define sus tres rubros: 1. El petróleo es una principal causa de guerra: entre una cuarta parte y una mitad de las guerras interestatales desde 1973 están vinculadas al petróleo; 2. " Fracking no cambia las bases fundamentales": "aunque el fracking está transformando (sic) el sector del gas y petróleo de EU, Washington no estará aislado (¡supersic!) de los mercados foráneos y los eventos. Sus aliados continuarán teniendo necesidades de energía vitales, y las interrupciones del integrado (sic) mercado mundial continuará afectando los mercados domésticos (¡supersic!)" y 3. Vigilar las fuentes inesperadas de conflictos: la industria petrolera puede causar o exacerbar conflictos en varias formas: la competición sobre las vías marítimas y los oleo/gasoductos, terrorismo ligado al petróleo, petro-agresión, y carestía de recursos en los países consumidores son todas fuentes potenciales de conflictos internacionales.

 

El fracking ha sido abultado insensatamente por la neoliberal-entreguista-masoquista reforma de Peña-Videgaray-Aspe caricaturizada trivialmente por las excrecencias bucaneras del Wilson Center: IMCO-ITAM-Comexi y CIDAC, que desinforman que el mapa energético cambió.

 

Pues a juicio de uno de los principales think tank de EU, el Centro Belfer de Harvard, "el fracking no cambia las bases fundamentales" de la energía global. Una cosa es que EU sea menos dependiente debido a la producción artificial del shale gas –de durabilidad cortoplacista que permite a EU ganar un tiempo valioso para consagrarse de lleno a la captura de los hidrocarburos de las aguas profundas del Golfo de México que piensan cambiar a Golfo de EU –, y otra es la evanescente autarquía energética.

 

Charles Glaser –director de la Escuela Elliot del Instituto de Seguridad y Estudios de Conflicto en la Universidad George Washington– diserta de Cómo el petróleo influye en la seguridad de EU (International Security, Vol. 38, No. 2 (Fall 2013) pp. 112-146)".

 

Llama poderosamente la atención que el petróleo influya determinantemente en la seguridad nacional de EU, mientras en el México neoliberal itamita la entreguista-masoquista reforma Peña-Videgaray-Aspe la desprecia, ya no se diga el genuflexo Congreso que ni ha de tener idea de su significado y sus alcances, lo que, a mi juicio, marca el suicidio de la nación mexicana.

 

Hasta Daniel Yergin, un fundamentalista de la revolución energética, admite que EU "es todavía parte del mercado del petróleo global: las importaciones de petróleo han caído desde su pico en 2005 cuando representaban 60 por ciento del consumo (sic) de EU, pero lo único que ocurrió es que EU sencillamente retrocedió a la misma participación de consumo como en 1973.

 

Adicto a las acrobacias semióticas, Yergin malabarea que EU no será independiente (¡supersic!) en energía, sino que será menos dependiente. ¡Una bizantina perogrullada!

 

Yergin se equivoca trágicamente al considerar que Arabia Saudita, el centro del embargo petrolero de 1973, es ahora el más fuerte aliado árabe de EU, mientras Irán es un adversario. Sería aconsejable que se actualice para dejar de hacer el ridículo.

 

Robbie Diamond, miembro de Asegurar el Futuro de Energía de EU (SAFE, por sus siglas en inglés), afirma que, independientemente de los beneficios en la eficiencia, EU usa más petróleo que China, Japón y Rusia juntos (¡supersic!), lo cual representa 20 por ciento del consumo global.

 

¿Dónde quedan todas las mendacidades de la neoliberal-entreguista-masoquista reforma de Peña-Videgaray-Aspe y sus excrecencias teledirigidas por Wilson Center como IMCO, ITAM, Comexi y CIDAC?

 

Cabe señalar que el dueño del equipo de futbol Toluca (¡supersic!) es Valentín Diez Morodo, presidente de IMCO, y quien además birló al fisco 7 mil millones de dólares del pago de impuestos por la venta de la cervecería Modelo. Pareciera que la contrarreforma Peña-Aspe-Videgaray avanza intereses particulares plutocráticos en detrimento del bien común y no toma en cuenta ni la seguridad nacional de México ni la geopolítica de Norteamérica en su conjunto.

 

Sin duda EU será cada vez menos dependiente del petróleo global cuando controle los hidrocarburos en las aguas profundas del inminentemente rebautizado Golfo de EU, el otrora Golfo de México.

 

alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Publicado enInternacional
Batallas por la soberanía en el mundo digital

Arrogante, desconfiado y perverso, el Imperio pretende el control total del mundo y nuestras vidas. No quiere ovejas descarriadas ni a contestatarios de su poder. Busca poseer suficiente información de los otros para negociar con ventaja, chantajear, obstaculizar o favorecer.


Espiar a toda costa es la divisa. No se respetan fronteras, soberanías, alianzas ni leyes. "Es una certeza. Estados Unidos escucha los secretos de sus aliados como de sus enemigos", afirmó un artículo del diario francés Le Monde en su edición dominical del 20 de octubre.


El gobierno norteamericano y sus agencias de inteligencia trabajan codo a codo con sus más cercanos aliados, con los gigantes de internet y las telecomunicaciones y con la industria de la vigilancia corporativa, como ha denunciado Julian Assange (1).


Facebook ha entregado datos a diestra y siniestra a gobiernos y corporaciones. Google y Microsoft aportan pistas de las búsquedas y correos de sus usuarios. Las grandes telefónicas de EE.UU y Canadá permiten pinchar miles de teléfonos, rastrear SMS o copiar correos electrónicos. Un gran comercio de la información, una industria del espionaje sigilosa e incontrolable, se ha tejido al amparo del voraz espionaje yanqui y las apetencias económicas y políticas del imperio.


China, Rusia, Irán, Cuba y Corea del Norte están entre los principales objetivos de las agencias estadounidenses de espionaje, dice The Washington Post. Pero también lo han sufrido Brasil, España, Francia, México, Venezuela, la ONU y la Unión Europea. Los teléfonos y correos de Dilma Rousseff, Angela Merkel, Enrique Peña Nieto y otra treintena de líderes mundiales han sido espiados concienzudamente. Petrobras, Alcatel Lucent y la red bancaria mundial SWIFT, entre otros emporios económicos y financieros, fueron víctimas del robo descarado de datos estratégicos.


Se trata del mayor y mas sofisticado plan de invasión de la privacidad personal, pública y empresarial de la historia.

 

CONCIENCIA QUE CRECE

 

Frente al intento dominador y avasallante, poco a poco se levantan voces y se proponen alternativas. La soberanía en el mundo digital y la multigobernanza de Internet comienzan a emerger como discurso y a plantearse como proyectos posibles.


Paradigmática en ese sentido fue la intervención de la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la inauguración del actual Periodo de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas: "La ONU debería desempeñar un rol de liderazgo en todos los esfuerzos destinados a regular la conducta de los estados en lo referido a esas tecnologías y el Internet... La tecnología de la información no puede convertirse en un campo de batalla entre estados... El pleno aprovechamiento de Internet requiere una reglamentación responsable que garantiza la libre expresión y el respeto a los derechos humanos... Mi gobierno hará cuanto esté a su alcance para defender los derechos de los brasileños... El ciberespacio no puede ser utilizado o manipulado como arma de guerra... Brasil presentará una propuesta para establecer un marco civil multilateral para garantizar la protección de los datos que viajan por Internet" (2).

 

La presidenta argentina Cristina Fernández apoyó el reclamo en el mismo foro. También lo hizo el uruguayo Pepe Mujica y el boliviano Evo Morales, entre otros mandatarios.


El 12 de julio en Montevideo, los presidentes de MERCOSUR habían adoptado un documento especial de rechazo al espionaje estadounidense en el que propusieron: "Promover en las instancias multilaterales pertinentes la adopción de normas relativas a la regulación de internet, con énfasis en los aspectos de seguridad cibernética" y acordaron "la formación de un Grupo de Trabajo... con el fin de tomar acciones que hagan más seguras nuestras telecomunicaciones y reduzcan nuestra dependencia de la tecnología extranjera " (3).


En reciente diálogo con periodistas y blogueros cubanos, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, señalaba que "no puede haber autodeterminación ni sentido de nación sin soberanía de la información". (4)


Por su parte, Glenn Greenwald, el periodista británico a quien Edward Snowden entregó sus revelaciones, opinó que es necesario erradicar el predominio de EE.UU en la Internet: "Yo creo que la solución sería crear un lobby entre los países, que los países se unan para ver cómo construir nuevas pasarelas para Internet que no permitan que un país domine completamente las comunicaciones". (5)


BRASIL ADELANTE

 


El gigante sudamericano ha asumido la vanguardia en la denuncia del desfachatado fisgoneo imperial y también en la búsqueda de alternativas soberanas. Las graves revelaciones sobre el saqueo de datos desde la Presidenta a ciudadanos comunes, desde el Ministerio de Energía y Minas a Petrobras, se han convertido en una afrenta que ha levantado olas de repulsa en todo Brasil.


Dilma anunciaba en su cuenta de Twitter, el pasado 14 de octubre, que ese país contará en el 2014 con un sistema codificado de correo electrónico para todas las oficinas del Gobierno Federal, el cual será desarrollado por el Servicio Federal de Procesamiento de Datos (SERPO).
También se plantea implantar un sistema electrónico gratuito a través de los correos nacionales, que sea una opción soberana a los servicios de Gmail, Yahoo y Hotmail. Según el ministro de Comunicaciones Paulo Bernardo, "contará con criptografía para proteger la privacidad de los usuarios, y los datos se almacenarán en Brasil, a diferencia de lo que ocurre cuando se usa Gmail" (6).


Asimismo, se trabaja en una propuesta de ley que obligue a los gigantes de la internet a guardar los datos de los internautas brasileños en servidores y centros de datos radicados en el país y sujetos a las leyes nacionales de privacidad. Hasta hoy, por ejemplo, Facebook mantiene los datos de sus usuarios en servidores en EE.UU y Suecia.


De ser efectiva, esta legislación pudiera estimular similar paso en otras naciones. Brasil está entre los 3 primeros países en audiencia para redes sociales como Facebook, YouTube y Twitter.


El Gobierno de Brasilia se propone además organizar el próximo año una Conferencia Global sobre Seguridad en Internet, para identificar las formas de limitar actividades de espionaje como las realizadas por EE.UU.


A la par que Petrobras anuncia inversiones hasta el 2017 de 10 mil millones de dólares en el área de seguridad informática.

 


CIBERDEFENSA FRENTE A LA CIBERGUERRA

 


Como señala el intelectual Fernando Báez: "... todos los agentes y analistas de inteligencia están de acuerdo al admitir que la guerra más importante que se libra no se desarrolla en Kabul, Chechenia o en Bagdad, sino en el ciberespacio La ciberguerra llegó para quedarse y no hay escrúpulos de ningún tipo para desmantelar esta estructura" (7).


Estados Unidos cuenta con un multitudinario ejército ciberespacial de unos 90 mil efectivos. Sus agencias de inteligencia y espionaje emplean además a unas 107 mil personas. El presupuesto anual de estas agencias se elevó en el 2012 a 52 600 millones de dólares, según publicó The Washington Post a partir de los documentos revelados por Edward Snowden.


Sólo en 2011, Washington lanzó 231 ciberataques, principalmente contra intereses de Irán, Rusia, China y Corea del Norte.


La reciente confirmación de que EE.UU saqueó datos estratégicos del Ministerio de Energía y Minas y el gigante Petrobras, con la ayuda de una telefónica canadiense, provocaron la reacción sin ambages de Dilma Rousseff en la red social Twitter: "Es urgente que EE.UU y sus aliados dejen sus acciones de espionaje de una vez por todas. Eso es inaceptable entre los países que dicen ser socios. Repudiamos la ciberguerra ".


El Ministerio de Defensa de Brasil ha activado sus alarmas en el escenario digital. Varios proyectos comienzan a gestarse en este ámbito. Para el 2016, la estatal de telecomunicaciones Telebras, operará el primer satélite brasileño para el tráfico de internet militar y civil.


La respuesta de Brasilia se ha extendido hasta Buenos Aires "Brasil considera fundamental iniciar un proceso de cooperación en el área de la defensa cibernética con su principal aliado estratégico", dijo el ministro del ramo Celso Amorín. "Es tal vez la más importante área para la defensa en el siglo XXI", agregó. (8)

 

Amorín puntualizó que ambos países tienen "una gran capacidad de producción de software", que puede aplicar en esta área. Las dos naciones sudamericanas acordaron crear un subgrupo de trabajo bilateral para la ciberdefensa.

 

Se intenta también sumar en el empeño al resto de la zona sudamericana. Hace unos días, el ministro de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, reclamó en Buenos Aires una "mirada regional" sobre ciberdefensa, al hablar en la cuarta reunión preparatoria de la futura Escuela Suramericana de Defensa (ESUDE), que impartirá formación a militares de los países de UNASUR. (9)


ALTERNATIVA SUDAMERICANA

 


La respuesta del sur latinoamericano frente al espionaje global y el dominio norteamericano de las redes busca ir más allá del ámbito militar.
Un reciente informe del SELA muestra que América Latina es el continente con las redes de telecomunicaciones más dependientes de Estados Unidos: más del 90% del tráfico en Internet de la región pasa por servidores norteamericanos; el 85% de los contenidos digitales de Latinoamérica están alojados en el vecino norteño. (10)


El investigador Tobías Rímoli, en un artículo publicado enel sitio digital Rebelión, expone una muestra de los lazos de dependencia informática de nuestra región con EE.UU: "Un mail enviado entre dos ciudades limítrofes de Brasil y Perú, por ejemplo entre Río Branco, capital de Acre, y Puerto Maldonado, va hasta Brasilis, sale por Fortaleza en cable submarino, ingresa a Estados Unidos por Miami, llega a California para descender por el Pacífico hasta Lima y seguir viaje hasta Puerto Maldonado, a escasos 300 Km de donde partió" (11)


De ahí la importancia de la creación reciente del Consejo Suramericano de Ciencia, Tecnología e Innovación, acordado por los Jefes de Estado y/o Gobierno de UNASUR, con el cual se aspira a potenciar estos sectores.


Y más significativo aún es la decisión de construir un mega-anillo de fibra óptica que una en el 2015 a los 12 países de la organización, con el objetivo de poner fin a la dependencia de Internet con EE.UU, propiciar un acceso equitativo a la web y disminuir los costos (que se calculan 3 veces mayores que los que se pagan en EE.UU)


El anillo tendrá una extensión de 10 mil kilómetros y será gestionado por las empresas estatales de cada país miembro.


LOS BRICS TAMBIÉN SE MUEVEN

 


La preocupación por la soberanía e independencia digital llega a otros importantes escenarios. China y Rusia han venido desarrollando estrategias tecnológicas y de información para enfrentar el casi absoluto predominio norteamericano en la era de la Internet.


Ahora, el bloque de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se ha propuesto crear una infraestructura alternativa que desafíe el status quo. Hasta el presente, los países BRICS se han conectado entre sí a través de centros de telecomunicaciones ubicados en EE.UU y Europa.
Para finales del 2014, según el sitio web del proyecto, estará tendido el BRICS Cable, un sistema formado por 34 mil kilómetros de cables de fibra óptica, con una capacidad de 12,8 terabites por segundo que unirá a los países del bloque y tendrá una ramificación hasta Estados Unidos.
El servicio será extensivo a 21 países africanos y se interconectará con otros sistemas de cables continentales en Asia, África y América Latina, lo que lo convierte en un proyecto de amplio alcance.

 

NO ES TIEMPO DE CEREMONIAS

 


La hora es de actuar para evitar el sofocante y tiránico dominio norteamericano.


Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, EE.UU ha gastado más de 500 mil millones de dólares en inteligencia y espionaje.
Según los documentos filtrados por Snowden la CIA y la NSA han conducido operaciones para hackear redes extranjeras, robar información o sabotear sistemas de sus adversarios.


Pero el control totalitario del imperio ya no se sacia sólo con escuchar o con drones asesinos. The New York Times anunciaba el pasado agosto sobre la puesta a punto de un llamado Sistema de Vigilancia Óptica Biométrica (BOSS), que permitiría identificar a individuos entre multitudes y podría usarse en conflictos bélicos, crisis políticas y contra movimientos sociales.


Lo que está ocurriendo ya lo preveían las élites de poder norteamericana desde la década del 70. En su libro "Entre dos edades: El papel de Estados Unidos en la era tecnológica" (publicado en 1971), Zbigniew Brzezinski, ex – consejero de Seguridad Nacional durante el mandato de Carter, afirmaba: "... la era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada y dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales, por lo que pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano..."


Se impone un despertar de la conciencia universal; una organización de la creciente rebeldía; una mayor disposición política a enfrentar el totalitarismo norteamericano; un aprovechamiento de las tecnologías para crear nuestras alternativas y difundir nuestros mensajes. La batalla está planteada.


El próximo capítulo se ha abierto en la ONU. Brasil y Alemania, con el apoyo de otras 19 naciones, han presentado un proyecto de resolución que garantice la privacidad en Internet y ponga límites al espionaje cibernético de EE.UU. Habrá que seguir ese duelo (12)


FUENTES:


1) Assange, Julian, "Los archivos de los espías", en www.wilileaks.org
2) Discurso de Dilma Rousseff en la inauguración del Período de Sesiones de la AGNU
3) "Decisión sobre el Rechazo al Espionaje por parte de los Estados Unidos sobre los países de la Región", Cumbre de Mercosur, Montevideo, 12 de julio de 2013
4) "Julian Assange en La Habana", en Cubadebate, 17 de octubre de 2013
5) "El gobierno de EE.UU trata de asustarnos", Entrevista de Eduardo Febbro a Glenn Greenwald, Página 12, 29 de septiembre 2013
6) En Folha de Sao Paulo, 2 de septiembre de 2013
7) "¿Por qué EE.UU espía a todo el mundo?", Fernando Báez, en Rebelión, 19 de septiembre de 2013
8) En O Globo, Brasil, 13 de septiembre 2013
9) "Rossi expuso la necesidad de una estrategia regional de ´ciberdefensa´", en Sitio web de la Secretaría de Comunicación Pública Argentina (www.prensa.argentina.ar ), 18 de octubre 2013
10) Informe sobre el proceso de Integración Regional 2011-2012, de SELA. octubre de 2012
11) En "Espionaje, Imperialismos y control", Tobías Rimolí, en Rebelión, 3 de septiembre 2013
12) "Más países promueven resolución de Brasil y Alemania contra espionaje de EE.UU", en Cubadebate, 26 de octubre 2013

Publicado enInternacional
Martes, 29 Octubre 2013 07:19

"Snowden nos ha abierto los ojos"

"Snowden nos ha abierto los ojos"

El ministro ecuatoriano rescata que el ex agente norteamericano que reveló el megaespionaje de EE.UU. fuera "leal a los principios de la ciudadanía global", aunque sea requerido por la Justicia de su país.

 

Ricardo Patiño reivindicó los logros alcanzados por su país en estos seis años de Revolución Ciudadana. De visita en Argentina, el canciller ecuatoriano conversó con Página/12 sobre el espionaje internacional, la relación de Estados Unidos con la región y una posible solución del caso Julian Assange. También se refirió a las declaraciones del presidente Rafael Correa en contra de la legalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como el litigio con Chevron.

 

–¿Teme que Ecuador esté siendo espiado por el gobierno estadounidense?

–Bueno, estamos seguros de que han espiado a todos los países del mundo. Además tenemos información muy relevante y precisa que indica que los correos electrónicos de todos los miembros del gobierno ecuatorianos están absolutamente hackeados.

 

–¿Cree que tiene que ver con haberle concedido el asilo a Assange o es otro país más en la lista?

–Es otro país más. No solamente son los países enemigos, amigos, semi amigos, neutros. Todos los países han sido espiados. Ya es una cosa irremediable la actitud de espionaje y de desconfianza que genera. Esto hace mucho daño a la paz mundial, porque el nivel de desconfianza que se genera es muy grande. El antecedente de una conflagración es la desconfianza.

 

–¿Edward Snowden es un traidor o alguien que le reveló al mundo una verdad?

–Como ciudadano del mundo, yo diría que es alguien que nos ha abierto los ojos ante una flagrante y desvergonzada violación de los derechos humanos. Es algo gravísimo. Lo que hicieron Snowden y Assange es develar la impunidad. A propósito de la palabra traidor, creo que es más importante ser leal a los principios y a la ciudadanía global más que a un compromiso asumido que viole una norma internacional y los derechos humanos.

 

–¿Cómo tiene pensado resolver Ecuador el tema del asilo de Julian Assange?

–Establecimos a la luz de la comunidad internacional cuáles fueron los fundamentos para darle el asilo político a Assange. Como el Reino Unido no le daba el salvoconducto, le mandamos una nota diciéndole cuáles eran los fundamentos jurídicos para dárselo. No lo han aceptado. Hace pocas semanas, le plantemos al canciller William Hague constituir una comisión de expertos jurídicos entre nuestros países para encontrar una salida. Ahora el gobierno británico dice que no la quiere constituir. A pesar de nuestras iniciativas permanentes, la respuesta sigue siendo la misma. Estamos considerando seriamente recurrir a instancias judiciales internacionales.

 

–¿Cómo evalúa las relaciones entre Estados Unidos y América latina desde la llegada de Obama?

–Yo diría que poco ruido y muchas nueces. Tenemos muchas expectativas. Yo no sé si él también tenía muchas expectativas, pero en el ejercicio del poder se dio cuenta de que había poderes superiores a los del presidente de Estados Unidos. Nosotros creemos que el señor Obama es una buena persona, seguramente tiene buenos sentimientos. Pero el problema del poder va más allá de las buenas intenciones. En Estados Unidos hay algunos otros poderes que se imponen en el momento de ejercer la función pública. Esa es la razón por la cual la relación con Estados Unidos se basa en la cooperación para las fuerzas armadas, en pedir a los países que eviten el narcotráfico, cuando podría generarse una relación de solidaridad y de hermandad. Nosotros queremos al pueblo norteamericano, con lo que no estamos de acuerdo son con las políticas invasoras.

 

–¿Por qué Texaco-Chevron inició una demanda contra el gobierno de Ecuador?

–Texaco fue demandada por comunidades amazónicas ecuatorianas. Porque al término de su permanencia en el país explotando nuestros recursos dejaron una gran contaminación. Entonces las comunidades iniciaron una demanda que comenzó en 1993 y terminó en 2011, con una condena por parte de la Corte hacia esta compañía que la obliga a pagar 9600 millones de dólares, que se duplicarían si no pedían disculpas después de 15 días. La condena fue finalmente de 19.000 millones. Luego Texaco fue comprada por Chevron. Y ahora Chevron dice que no hizo nada en Ecuador. Bueno, compró la compañía que lo hizo, de tal manera que es responsable al asumir la compra. Cuando se produce esta condena, Chevron hace una demanda contra el Ecuador, pidiéndole al Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya que el Ecuador responda por lo que a ellos les tocara pagar, porque según ellos no contaminaron nuestro país. Hemos podido constatar abiertamente que ellos produjeron esa contaminación. Insisto, Ecuador no inició una demanda, sino las comunidades. Chevron no cumple con su responsabilidad y tratan de endosarle al Estado ecuatoriano su responsabilidad.

 

–Si bien es una empresa privada, es una empresa norteamericana. ¿Cómo cree que esto puede afectar la relación con Washington?

–Con el gobierno de Estados Unidos tenemos nuestras diferencias, que son de otra naturaleza. Pero ésta es una empresa. Ahora, ahora lo lamentable es que el Tribunal de Arbitraje acepta que el fundamento de la demanda que se ampara en el Tratado Bilateral de Protección de Inversiones, que rige recién desde 1997 y la compañía se fue de Ecuador en 1992. Es decir, aplica con efecto retroactivo, lo cual es una aberración jurídica. Además, ese tratado establece que no se aplica para juicios o conflictos entre privados. Y eso es un conflicto entre privados, porque el Estado ecuatoriano no interviene.

 

–¿Por qué el gobierno ecuatoriano decidió explotar la zona de Yasuní?

–Ecuador planteó a la comunidad internacional una propuesta en 2007. A pesar de que todos los países explotan sus recursos naturales y no se ponen a sí mismos restricciones, nosotros decidimos ponernos una restricción. Dijimos: 'nosotros estamos dispuestos a preservar una región de extrema diversidad siempre y cuando haya una corresponsabilidad internacional'. Si las grandes empresas del mundo, los países desarrollados están dispuestos, nosotros sacrificamos el 50 por ciento de lo que ese petróleo nos pueda dar. El otro 50, la comunidad internacional lo deberá poner. Eso significaba en aquella época 7000 millones de dólares. Pero han pasado seis años y no ha habido corresponsabilidad internacional. Por tanto tomamos la responsabilidad de explotar ese petróleo. Pero vamos a preservar la biodiversidad, porque vamos a explotar con los mayores cuidados medioambientales sólo el uno por mil de ese territorio.

 

–¿Considera que América latina puede ser un faro para otras regiones del mundo?

–Sí, podemos ser un referente. Hay muchos países amigos europeos –no los gobiernos sino los miembros de la sociedad civil, congresistas y académicos– que tienen una gran curiosidad por lo que está pasando en América latina. Nos preguntan cómo hicimos con el tema de la deuda, cómo bajamos tan drásticamente la pobreza y los niveles de inequidad. Hay una serie de cosas que hemos hecho en muy poco tiempo que, sin ser un modelo, puede convertirse en un ejemplo para otros lugares. En buena hora que América latina despertó.

 

"El tema aborto es espinoso"

 

–Recientemente, el presidente Correa se manifestó en contra del aborto y del matrimonio igualitario, ¿no cree que estos temas forman parte de la Revolución Ciudadana?

–Todo es parte de la Revolución Ciudadana. Hay temas que son más espinosos. El tema del aborto es muy complejo porque tiene que ver con convicciones religiosas y éticas. Hay distintos criterios sobre esto en el mismo equipo de gobierno. Yo tengo un criterio distinto y creo que una persona que ha sido violada tiene derecho a abortar. Sin embargo, con los asambleístas se llegó a una decisión de no modificar las actuales normas. En un proceso de transformación se necesitan sacrificar ciertas posiciones. El presidente mismo ha tenido que ceder en ciertos temas. Es parte de la gobernabilidad.

 

–¿La idea entonces es avanzar con los temas de las minorías luego de resolver los de las mayorías?

–Yo creo que sí. La historia nunca se detiene, siempre avanza. Y se han logrado avances importantes respecto del tema de las minorías en nuestra legislación y en la Constitución. No en todo se puede avanzar de la misma manera. Pero los resultados que se han ido logrando son extraordinarios. Los avances logrados se reflejan en una enorme aceptación del presidente Correa como líder de este proyecto, valorado positivamente por más del 80 por ciento de los ciudadanos. Eso tiene que ver con que tenemos gobiernos que se parecen a sus pueblos.

Publicado enInternacional
Lunes, 28 Octubre 2013 08:19

Bajo la mirada

Bajo la mirada

Dejen de vigilarnos fue la consigna de miles de estadunidenses que se manifestaron el sábado en Washington, así como el mensaje de los últimos días desde Alemania, Brasil, Francia y México. El gobierno secreto está bajo la mirada de todos y ante ello se revelan los peligros de esa parte del poder que opera en las sombras.

 

Desde que Edward Snowden se atrevió a divulgar y comprobar la existencia de un aparato masivo de espionaje estadunidense sobre los pueblos y gobernantes del mundo, a través de la ejemplar valentía de los periodistas Glenn Greenwald y Laura Poitras (entre otros) y del diario The Guardian (y después, unos cuantos medios más), parte del disfraz democrático de Washington se ha deshilado y deja ver detrás de la máscara.

 

Resulta que el gobierno de Barack Obama, que pronunció desde sus inicios que sería el más transparente de la historia, tiene mucho que ocultar no sólo a sus enemigos, sino a los que dice que son aliados y socios –entre ellos, México– y de su propio pueblo.

 

Si ves algo, di algo, ha sido el lema desde el 11 de septiembre: o sea, todos son sospechosos. De repente, lo más sagrado en la retórica oficial de este país –los derechos y libertades del individuo ante el Estado, que el poder del gobierno se ejerce con autorización de los gobernados– se subordinó ante una amenaza que se caracterizó como constante, brutal y permanente. Se olvidaron los consejos de los padres fundadores, como el de Benjamin Franklin: Los que son capaces de ceder la libertad esencial para obtener un poco de seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad.

 

En nombre de la seguridad nacional se lanzaron las guerras más largas de la historia del país, se amplió un aparato de seguridad interna y se desarrollaron programas de espionaje y operaciones secretas a escala mundial, tal vez sin precedente. El siempre existente gobierno secreto se volvió en un gobierno súpersecreto, con vastos programas de asesinato selectivo, secuestros clandestinos y, como ahora se sabe, una vigilancia masiva de tales proporciones que esta columna posiblemente será vista por algún espía antes de ser revisada por el equipo editorial de este periódico.

 

El gobierno de Obama, y políticos de ambos partidos que justifican y defienden el espionaje masivo, no se cansan de repetir que estos programas son vitales para la lucha antiterrorista. Por ejemplo, en las últimas semanas el gobierno ha repetido que estos programas han descarrilado o anulado 54 complots terroristas. Sin embargo, un reportaje de ProPublica, agrupación de periodistas de investigación, concluye que no se ha presentado evidencia para comprobar la afirmación y, de hecho, los mismos funcionarios han admitido que no es precisa, a pesar de difundirla de manera constante. Esto se repite en otros rubros de lo que se está revelando.

 

Cuando se le pidió comprobar su afirmación de que todos los programas son legales por autorización judicial y supervisados por el Congreso, el gobierno argumentó inicialmente que no podía ofrecer pruebas de la autorización judicial porque los fallos también son secretos. Más aún, legisladores se han quejado de que no es posible que supervisen operaciones secretas, ya que no cuentan con los detalles.

 

Más recientemente, el gobierno ha insistido en que sus programas de inteligencia no son nada diferentes de lo que hacen todos los países. Sin embargo, aún no se sabe de programas de vigilancia masiva de la población estadunidense, ni de su cúpula política, por países como Alemania, Brasil, Francia o México.

 

A la vez, en estos días ha sido muy difícil para el gobierno justificar su espionaje a las cúpulas políticas de países aliados como parte de un esfuerzo antiterrorista (¿o será que Merkel, Rousseff, Hollande y Peña Nieto son sospechosos de algo que sólo la NSA sabe?)

 

Como afirma Greenwald en su columna en The Guardian, ¿hay alguna duda de que el gobierno estadunidense repetidamente intentó engañar al mundo al insistir en que este sistema de vigilancia sin sospecha fue motivado por un intento de proteger a los estadunidenses de Los Terroristas? Nuestros reportajes han revelado espionaje sobre conferencias para negociar acuerdos económicos, sobre la Organización de Estados Americanos, empresas petroleras, secretarías que supervisan minas y recursos energéticos, los líderes democráticamente electos de estados aliados y poblaciones enteras en esos estados. ¿El propio presidente Obama y sus simpatizantes más leales pueden mantener, con expresión seria, que se trata de Terrorismo?

 

Mientras tanto, este gobierno ha criminalizado la difusión de información a través de los medios, e insiste en que hacerlo será considerado algo equivalente a la traición. Las autoridades han perseguido a por lo menos siete filtradores de información oficial clasificada a la prensa según la viejísima Ley de Espionaje, de 1917, el doble del número de casos que el total de todos los gobiernos anteriores.

 

Pero además ha espiado y perseguido a periodistas. Hace una semana el Comité de Protección de Periodistas emitió su primer informe sobre la libertad de prensa en Estados Unidos y condenó las políticas de control de información de Obama. El autor del informe, Leonard Downie Jr, ex editor ejecutivo del Washington Post, afirmó: "la guerra de la administración Obama contra las filtraciones y otras iniciativas para controlar la información son las más agresivas que he verificado desde la administración del presidente Richard Nixon, cuando yo era uno de los editores involucrados en las investigaciones del Washington Post sobre el caso Watergate".

 

Pero cada día, poco a poco, las cosas se revierten y los espías ahora se encuentran en el lugar donde menos desean vivir: bajo la mirada de aquellos a los que antes observaban.

Publicado enInternacional
Domingo, 13 Octubre 2013 09:53

Pena de muerte sin juicio

Pena de muerte sin juicio

Mientras el Comando Sur vuelve a propiciar la intervención de militares latinoamericanos en cuestiones de seguridad interior, varios candidatos opositores, como Alfonsín, Massa, De Narváez y Michetti, proponen implantar la pena de muerte sin juicio previo para presuntos narcotraficantes. En una reunión de la Junta Interamericana de Defensa, Washington propuso que las Fuerzas Armadas participen en tareas de seguridad ambiental y energética, a lo que se opuso la Argentina.

 

Por El Comando Sur de los Estados Unidos recomendó a la Junta Interamericana de Defensa, JID, que las Fuerzas Armadas del continente participen en un plan de seguridad del medio ambiente y seguridad energética y la Argentina se opuso. El contrapunto, que se produjo el martes pasado durante una reunión informal de la JID realizada en Washington, constituye un paso más en la escalada estadounidense por borronear los límites entre las funciones de defensa y de seguridad y continuará el miércoles durante la sesión ordinaria de la Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA. En la Argentina varios candidatos de partidos opositores, como Ricardo Alfonsín, Sergio Massa y Gabriela Michetti, propugnan la sanción de una ley de pena de muerte sin juicio previo para presuntos narcotraficantes, de cuya aplicación se encargarían las Fuerzas Armadas.

 

Dentro de su territorio, Estados Unidos mantiene la separación en los términos vigentes desde 1878 con la ley Posse Comitatus y en los últimos tiempos se ha inclinado por dotar a las fuerzas policiales de equipamiento bélico pesado que hasta ahora se consideraba de exclusivo uso castrense. En cambio, en América Latina propugna que las Fuerzas Armadas se aboquen a tareas de tipo policial, según la doctrina de las nuevas amenazas, que ya tiene más de una década de vigencia. El artículo 2 del Estatuto de la JID dice que el propósito del organismo es prestar a la OEA y a sus países miembros "asesoramiento técnico, consultivo y educativo sobre temas relacionados con asuntos militares y de defensa en el hemisferio", pero no menciona las cuestiones de seguridad. Lo mismo ocurre con el Plan Estratégico de la JID. Por eso, en la reunión del miércoles 16, Estados Unidos intentará redefinir el alcance de los términos "asuntos militares y de defensa" y los conceptos de Defensa y Seguridad. También es previsible que la cuestión reaparezca entre el 21 y el 25 de octubre, durante la Conferencia Inter-Americana de Logística, que financiada por empresas privadas, se realizará también en Washington.

 

Un programa de gobierno

 

El programa de trabajo 2013-2014 de la JID, firmado por su director, el vicealmirante Bento Costa Lima Leite de Albuquerque Junior, constituye un capítulo de un programa de gobierno. Luego de temas militares y de defensa agrega que la JID se ocupará también "de disciplinas conexas relacionadas con el hemisferio". También se propone incentivar la presencia en distintas actividades de la JID de la Comisión de Seguridad Hemisférica y la Subsecretaría de Seguridad Multidimensional, dos vías para eludir la separación de funciones. Otro objetivo del plan de trabajo es constituir a la JID como "organismo de asesoría técnica permanente de la Conferencia de Ministros de Defensa y establecer relaciones de cooperación con los organismos hemisféricos, regionales y subregionales de defensa y seguridad". También se propone participar en la coordinación entre Fuerzas Armadas y de Seguridad "en el combate al narcotráfico" en Centroamérica y asistir a la Cuarta Conferencia de Ministros de Seguridad de las Américas. La JID incluso se propone instruir al Comité Interamericano contra el Terrorismo en la "protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo", armonizar su plan de trabajo con el de la Comisión de Seguridad Hemisférica y convertir al Colegio Interamericano de Defensa en una institución educativa de excelencia que ofrezca cursos de posgrado no sólo en defensa sino también en seguridad. A ese plan de trabajo de la Junta Interamericana de Defensa, la delegación de Estados Unidos agregó una recomendación propia: que la JID acepte la propuesta presentada por el Comando Sur y trabaje en conjunto con sus autoridades en "el desarrollo de un Plan de Cooperación Regional sobre el Medio Ambiente y la Seguridad Energética". La delegación argentina presentó una serie de objeciones a este plan:

 

  • - como parte del objetivo de ayuda humanitaria y auxilio en caso de desastres naturales, se invoca la Declaración de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana y se propone un seguimiento de fenómenos que no se compadecen con el enunciado general, como las migraciones, el tráfico de personas y la delincuencia transnacional. Pero la Declaración de San Salvador se refiere a problemas de seguridad pública y no contempla temas de carácter militar o de defensa, los únicos que habilitan la actuación de la JID. Esa temática está excluida de las competencias de la JID, cuyo estatuto no la prevé.
  • - las nuevas amenazas contempladas en los enfoques multidimensionales no obligan a su neutralización por instrumentos militares. En la Argentina la respuesta sólo concierne a los ministerios de Seguridad y de Justicia.
  • - la propuesta coordinación de la JID con la Secretaría de Seguridad Multidimensional debe excluir el empleo de las Fuerzas Armadas en la seguridad pública de los estados, la lucha contra las drogas, las migraciones, la trata de personas y el terrorismo, que competen a otros organismos de la OEA, como la Comisión Interamericana contra el Abuso de Drogas (CICAD) y el Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE). Tampoco es admisible que la JID participe en foros, conferencias y organismos que tratan esos temas, que no forman parte de las facultades de la Junta Interamericana de Defensa.
  • - la JID tiene la misión de apoyar a la Secretaría Pro Témpore de la Conferencia de Ministros de Defensa (que siempre está a cargo del país anfitrión) y de almacenar su memoria histórica, pero no está en aptitud para convertirse en su Secretaría Técnica Permanente, ya que la Conferencia es un foro de diálogo político entre los ministros y la JID un órgano de asesoramiento técnico-militar de la OEA.
  • - también se debe aclarar que esas funciones de apoyo sólo se desempeñarán a requerimiento de la Secretaría Pro Témpore.
  • - la Argentina tampoco acepta el propuesto "alineamiento de las estrategias de defensa y seguridad" que la JID debería apoyar.
  • - al referirse a los instrumentos que componen el Sistema Interamericano de Defensa, el plan de la JID le asigna funciones de cooperación con otros organismos interamericanos, cuando sólo fue autorizada a hacerlo en el proceso de revisión del Sistema, que impulsa la Argentina y del que la JID debería tomar nota.
  • - la JID se arroga como "tareas implícitas" tareas que exceden sus funciones y misión. Menciona entre ellas la solicitud a los estados de determinadas informaciones que no competen a la JID, como por ejemplo datos sobre tecnología e industrias.
  • - las conclusiones de la JID no mencionan el cumplimiento del mandato de la Conferencia de Ministros de Defensa y de la Asamblea General de la OEA, que dispusieron la revisión de todos los instrumentos y componentes del Sistema Interamericano de Defensa. Esto incluye en forma central a la propia JID.

 

El conflicto está definido en términos claros. Mientras la Argentina reclama que el sistema político, representado por los ministros de Defensa y la Asamblea General, conduzca la revisión de la Junta Interamericana, la JID, con sede en Wa-shington y financiamiento estadounidense, resiste la revisión de su rol y pretende avanzar con nuevas imposiciones sobre los órganos representativos de la voluntad popular.

 

Durante la reunión informal del miércoles pasado no sólo la Argentina impugnó la pretensión estadounidense de que el Comando Sur recomiende a la JID la forma de cooperar en la seguridad energética y del medio ambiente como nuevo tópico de relaciones entre las Fuerzas Armadas de la región, sobre los modelos que aplican las Naciones Unidas y la OTAN. Canadá sostuvo que la creación de un comando operacional requería mayor discusión y puso en duda que la JID tuviera capacidad para el tema. Estados Unidos negó que propusiera un rol operativo para la JID. Además de coincidir en estos puntos con Canadá, México recordó que cada país tiene organismos especializados en la seguridad energética y del medio ambiente, tema en que los militares tienen, en el mejor de los casos, competencia subsidiaria, y sugirió que los países que estén de acuerdo con la propuesta pueden realizarla en forma bilateral con el Comando Sur. Esta es la lógica que desde hace años encuadra los avances estadounidenses sobre la región: una propuesta general que la OEA no acepta y que se impone después en la relación bilateral con distintos países, empezando por los más débiles, ya sea ante las amenazas descriptas, o ante el Pentágono y su Comando Sur, verdadero artífice y efector de la política de su país hacia Sudamérica. La Argentina reiteró algunos planteos que había formulado en la reunión ordinaria de la JID del mes pasado. En esa ocasión, sostuvo que como otros países sudamericanos prioriza la cooperación en estas materias en el marco subregional de la UNASUR y que es inconveniente involucrar a la JID en temas ajenos a la defensa.

 

El derribo de las fronteras

 

La separación tajante entre Defensa Nacional y Seguridad Interior es uno de los acuerdos básicos de la democracia argentina y cristalizó en tres leyes y un decreto sancionados bajo cuatro diferentes gobiernos. La ley de defensa nacional fue promulgada en 1988 por el presidente Raúl Alfonsín, la de Seguridad Interior en 1992 por el presidente Carlos Menem, la de Inteligencia Nacional en 1991 por el presidente Fernando de la Rúa, y el decreto reglamentario de la ley de Defensa por el presidente Néstor Kirchner en 2006. El artículo 4 de la ley de Defensa estableció que "se deberá tener permanentemente en cuenta la diferencia fundamental que separa a la defensa nacional de la seguridad interior". Pero pasaron 18 años hasta su reglamentación. Horacio Jaunarena, quien fue ministro de los ex presidentes Raúl Alfonsín, Fernando De la Rúa y del ex senador a cargo del Poder Ejecutivo Eduardo Duhalde, confesó en un seminario organizado por Eduardo Menem y Roberto Dromi que nunca la reglamentó porque no estaba de acuerdo con el texto y el espíritu de la ley. Los considerandos del decreto reglamentario que la ministra Nilda Garré firmó junto a Kirchner descartan en forma expresa la utilización del instrumento militar en funciones ajenas a la defensa, "usualmente conocidas bajo la denominación de nuevas amenazas". De lo contrario se pondría "en severa e inexorable crisis la doctrina, la organización y el funcionamiento de una herramienta funcionalmente preparada para asumir otras responsabilidades distintas de las típicamente policiales". Ya bajo la presidencia de CFK se presentaron tres proyectos en el Congreso desandando ese camino. El primero, de 2010, lleva la firma de Francisco De Narváez y otros diputados del Peornismo Opositor (Expediente de la Cámara de Diputados 6657-D-2010, Trámite parlamentario 130, 09/09/2010, Defensa Nacional contra amenazas aéreas). El segundo, de 2011, fue presentado por la diputada de PRO Gabriela Michetti, a quien acompañan el propio De Narváez y varios diputados de los partidos de ambos (Expediente de la Cámara de Diputados 1791-D-2011, Trámite parlamentario 0028, 13/04/2011, Creación del Plan Nacional de Protección Aérea de la Frontera Norte). El tercero, de este año, pertenece al diputado radical Ricardo Alfonsín y a otros legisladores de su partido (Expediente 4817-D-2013, Trámite parlamentario 073, 18/06/2013, Ley de lucha integral contra el narcotráfico). Todos ellos coinciden en encomendar a la Fuerza Aérea el derribo de aeronaves que no respondan a intimaciones transmitidas por radio, señales visuales y disparos de emergencia con munición trazadora (De Narváez); el derribo deberá ser autorizado por el presidente de la Nación o por la autoridad delegada por él en el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea (Alfonsín) y "en ningún caso se permitirá a las aeronaves irregulares, sospechosas u hostiles escapar hacia territorio extranjero" (Michetti). El proyecto de Michetti es el más explícito: han desaparecido las hipótesis de conflicto "en el subcontinente" (sic) y hoy los enemigos del estado "son el terrorismo, la narcoguerrilla, los movimientos separatistas, la piratería, etc.". Estas amenazas "son de tal magnitud que deben ser consideradas materia propia de la defensa nacional". A ellos se les sumó esta semana el candidato a diputado por el Frente Renovador, Sergio Massa, quien el viernes dijo que era urgente sancionar una ley que permitiera "voltear a los aviones de los narcos que entran al país". El oficialismo se opone en forma explícita a semejante reforma. De hecho, en el Operativo Fortín Norte, el Ejército no recibió del ministerio de Defensa normas de empeñamiento, sólo pautas de comportamiento, que excluyen la entrada en combate, y la semana pasada en Río Gallegos, el ministro de Defensa Agustín Rossi ordenó que se limitaran a ocupar la parte del terreno de propiedad de la Armada que no había sido intrusada, sin siquiera portar armas de fuego. Los proyectos de Massa, Michetti, Alfonsín y De Narváez habilitarían a las Fuerzas Armadas a aplicar la pena de muerte, sin juicio previo, basada en la mera sospecha, incluso a quienes se estuvieran alejando del territorio nacional. Por suerte es dudoso que progresen en el Congreso, dada la cómoda mayoría del oficialismo.

Publicado enInternacional