Duque busca atraer inversión extranjera con su primera reforma tributaria

El presidente colombiano promete ante empresarios de 40 países "reducir la carga a los que generan empleo"


El Gobierno colombiano enviará esta semana al Congreso una reforma tributaria que refleja una de las obsesiones de su nuevo presidente, Iván Duque. Esto es, presentar a Colombia ante la comunidad internacional como un país atractivo para invertir. La nueva legislación, que el mandatario esbozó el lunes ante inversores de más de 40 países, busca, aseguró, “reducir la carga tributaria a los que generan empleo a esas micro, pequeñas, medianas y grandes empresas” y que “este país genere más empleo formal”.


El Ejecutivo propondrá, por ejemplo, una exención de 10 años del impuesto de renta a los empresarios que inviertan en el campo, con proyectos de desarrollo productivo agroindustrial, con la condición de generar “un mínimo de puestos de trabajo”. “Sí, Colombia está creciendo quizás por encima de muchos países de la región este año, casi el 3%, un 2.8%, y muy seguramente el año entrante la meta que quiero trazarme es que lleguemos al 4% para seguir creciendo”, enfatizó Duque, que hizo hincapié en la importancia del turismo y de la llamada economía naranja, es decir, las industrias creativas, en un país tradicionalmente vinculado al sector extractivo.


“En temas como robótica, inteligencia artificial… economía naranja, también cero impuestos de renta por los primeros cinco años a cambio, por supuesto, de generar un mínimo en puestos de trabajo”, prometió el mandatario. “En el emprendimiento de nuestro país entra a jugar un papel fundamental la música, el diseño, el cine, la literatura, festivales, carnavales, arquitectura, publicidad, joyería”, agregó.


Con respecto al turismo -“el nuevo petróleo de Colombia”, dijo-, el presidente se fijó una meta: “Nuestra apuesta es que Colombia tenga 6 o 7 millones de turistas en estos cuatro años y que podamos abrir un camino de políticas de largo plazo para que rápidamente pueda superar el umbral de los 10 millones de turistas”.


Para lograr los objetivos que se propone, Duque intentará concretar uno de los compromisos de la campaña electoral: reducir la burocracia y adelgazar la Administración. Con esta reforma, el Gobierno intenta atraer capital extranjero. El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo puso en marcha un plan de estímulo bautizado como Estado Simple, Colombia Ágil. El objetivo final consiste en "eliminar, racionalizar y agilizar trámites que se vuelven muchas veces en un dolor de cabeza para el sector privado”. "En estos casi 90 días ya llevamos cerca de 50 trámites intervenidos, llegaremos a 100 antes de terminar el año y esperamos que en el primer año de gobierno tengamos cerca de 900 trámites, porque lo que nos interesa es que el Estado no sea obstáculo", aseguró el mandatario.

F. MANETTO
Bogotá 30 OCT 2018 - 17:02 COT

Publicado enColombia
Condenan defensores de DH operativo contra la caravana

Arriaga, Chis., Unos 200 policías federales trataron de impedir el paso de la caravana de centroamericanos cuando ingresaba al estado de Oaxaca, para "informarle" acerca de los beneficios de la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de que regularicen su situación migratoria y se acojan al programa Estás en tu casa para obtener trabajo y educación, entre otros beneficios.

"Esta oportunidad se ha venido construyendo con las cosas que el gobierno considera que reúnen todos los requisitos de lo que ustedes necesitan para tener una estancia en nuestro país", dijo el comisario general de la división de Gendarmería de la Policía Federal (PF), Benjamín Grajeda Regalado, a los representantes de los migrantes.

"Para aquellos que decidan ad¬herirse al programa, estamos listos para trasladarlos y tenemos todos los medios para que inicien los trámites. Estamos aquí por una razón humanitaria, pues ya no queremos que esos grupos vulnerables se sigan arriesgando; les pedimos la oportunidad de explicarles de primera mano las dudas que hayan quedado en el aire y quienes estén de acuerdo los acompañaremos para que lleguen a un lugar donde no pasen problemas."

Los centroamericanos partieron a las 3 horas de este sábado de Arriaga, Chiapas, hacia Tapanatepec, Oaxaca, pero en los límites con esta entidad había un retén con unos 200 uniformados.

Un kilómetro antes de llegar al retén –cerca de las 5 horas– detuvieron su marcha mientras representantes de las comisiones nacional y estatales de los derechos humanos de ambas entidades fungieron como mediadores para transmitir la información de Grajeda Regalado a los representantes de la caravana y viceversa.

Tras el intercambio de mensajes, el comisario de la PF y los representantes de los migrantes dialogaron varios minutos en la carretera.

"Queremos presentarles de primera mano el programa" anunciado por Peña Nieto el viernes, les dijo el jefe policiaco, acompañado por el delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Oaxaca, Jacobo Rodríguez. Un representante de la caravana respondió al comisario. "Después de hacer la exhortativa, ¿van a permitir el paso?"

–La instrucción que tenemos es seguir aquí y exhortándolos para esa invitación –dijo el funcionario.

–La respuesta es "no habría paso" –sugirió el vocero migrante.

–No, sólo para aquellos que se quieran sumar [al proyecto presidencial] –confirmó el representante del gobierno.

Arturo Peimbert, defensor de los derechos humanos del pueblo de Oaxaca, expresó al responsable del operativo: "No vemos esto como medida viable, no la reconocemos, pero sí privilegiamos la paz, por eso nos ofrecemos para girar un mecanismo que ayude que no se desborden los ánimos".

Ambas partes acordaron un plazo de 20 minutos para que se despejara la carretera y cerca de las 8:05 horas, después de tres de diálogo, se dio paso libre para que continuaran su marcha a Tapanatepec, Oaxaca.

A su llegada a ese municipio, los centroamericanos se concentraron en el parque central y otros en calles aledañas. Muchos, cansados, lastimados de los pies, otros enfermos; de inmediato personas altruistas les ofrecieron comida caliente.

Más tarde informaron que dejarán Tapanatepec a las 4 horas de este domingo, un contingente rumbo a Niltepec y otro a Juchitán.

Por la noche trascendió que los representantes de los desplazados acordaron posponer el viaje de este domingo y continuarlo el lunes, luego de que a un migrante guatemalteco se le atribuyó el intento de robarse un niño, lo que ocasionó que unos 100 centroamericanos intentaran golpearlo. El presunto raptor se ocultó debajo de una banca donde se mantuvo protegido por ciudadanos mexicanos, que lo entregaron a la policía sano y salvo. Al mediodía de hoy definirán el siguiente paso.

Elio Henríquez y Diana Manzo
Corresponsales

Publicado enInternacional
El 24 de octubre de 2016, miles de empleadas de toda Islandia abandonaron sus puestos de trabajo a las 14:38 en portesta por el hecho de que sus salarios eran inferiores al de los hombres. (Arnþór Birkisson)

Islandia es un gran lugar para ser mujer. Cada año desde 2009 encabeza el Informe sobre la Brecha Global de Género del Foro Económico Mundial. En 1980 eligió a la primera presidenta del mundo, Vigdís Finnbogadóttir y, en 2009, eligió a la primera ministra abiertamente lesbiana, Jóhanna Sigurðardóttir. La primera ministra actual, Katrín Jakobsdóttir, también es una mujer.


El 1 de enero de 2018, Islandia se convirtió en el primer país del mundo en aplicar oficialmente la Ley de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, una ley histórica que exige a las empresas con, por lo menos 25 personas en nómina, que demuestren que pagan a hombres y mujeres por igual, si no quieren exponerse a un multa.


Los empleadores con 250 empleados o más deberán haber implementado el estándar de igual remuneración para el 31 de diciembre de este año. Según el número de trabajadores en nómina, otro grupo de empresas deberán proceder a la implementación de la legislación para finales de 2019, de 2020 o de 2021, de ahí que los efectos no sean inmediatos.


Lo que ha llevado a las mujeres de toda Islandia a acordar dejar de trabajar el día de hoy (24 de octubre) exactamente a las 14:55 para sumarse a la Huelga de las Mujeres de 2018y exigir la igualdad de ingresos y el fin de la violencia de género, bajo el lema “No cambiemos a las mujeres, cambiemos la sociedad”. El momento es trascendente y la hora de inicio de la huelga simboliza que, de media, las mujeres islandesas ganan el 74% de los salarios de los hombres. Si aplicáramos ese porcentaje a las horas trabajadas en un empleo de 9 a 5 estándar, las mujeres estarían trabajando sin recibir remuneración a partir de las tres menos cinco minutos de la tarde.


Las profesiones en las que predominan mujeres, como las maestras de jardín de infancia y de primaria, las comadronas o las enfermeras, ocurre que, los salarios son inferiores al de otras profesiones que requieren cualificaciones similares. Estas diferencias sistemáticas sólo se hacen patente cuando se comparan los salarios de todas las mujeres con los salarios de todos los hombres.


Una de las organizadoras de la Huelga de Mujeres, Maríanna Traustadóttir, asesora especial sobre igualdad de género de la Confederación del Trabajo de Islandia (ASÍ), que también participó en la creación y aplicación de la Ley de igualdad de remuneración, señaló a Equal Times que “las marchas de protesta de Kvennafrí [o ’Día de huelga de la mujer’] en Islandia se han centrado tradicionalmente en las diferencias salariales entre los hombres y las mujeres, y las mujeres se manifiestan para exigir la igualdad salarial. Por supuesto, a través de los años, las manifestantes también han aprovechado la oportunidad para exigir igualdad en otros ámbitos, y llevan carteles de protesta contra la violencia contra las mujeres y la cultura de la violación”.


La primera Huelga de Mujeres se celebró en 1975, coincidiendo con el inicio del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer. El 90% de las trabajadoras de Islandia –25.000 personas– participaron en la huelga para exigir la igualdad de derechos. Las mujeres de todo el país se negaron a trabajar, a realizar tareas domésticas o a cuidar a los niños durante el día.


La siguiente Huelga de Mujeres tuvo lugar diez años después, en 1985, y comenzó a las 14:00 horas. Alrededor de 18.000 mujeres participaron bajo el lema “Mujeres, unámonos”.
En 2005, la hora de inicio de la protesta –14:08– se calculó sobre la base del tiempo que las mujeres tendrían que dejar el trabajo para obtener el salario equivalente al de los hombres, y más de 50.000 mujeres marcharon bajo el lema “¡Mujeres, digámoslo en voz alta!”. En 2010, el paro de las mujeres comenzó a las 14:25, y se incluyó entre los objetivos de la protesta sensibilizar sobre el problema de las agresiones sexuales. Una vez más, 50.000 personas secundaron la huelga. En 2016, entre 15.000 y 20.000 personas comenzaron a manifestarse a las 14:38. Este año se convoca la sexta Huelga de Mujeres en la historia de Islandia. Las mujeres dejarán de trabajar más cerca de las 15:00 horas que de las 14:00 horas de antaño, dejando patente el logro alcanzado a lo largo de estos años.


Guðný Guðbjörnsdóttir, profesora de la Universidad de Islandia y exdiputada de la Alianza de Mujeres, considera que la Huelga de Mujeres de 1975 supuso un “antes y un después” y dice que planea participar en la huelga de 2018. “Este momento es muy importante, sobre todo por el #MeToo. Tenemos una oportunidad única de hacer algo al respecto. También debido a la diferencia salarial y al acto simbólico de dejar el lugar de trabajo a las 14:55, ya que de media las mujeres ganan el 74% del salario de los hombres. El empoderamiento que siento al manifestarme junto a otras mujeres es una parte importante de mi vida”.


“El sexismo cotidiano está lejos de desaparecer”


Ya se han obtenido muchas victorias en favor de los derechos de la mujer, como el acceso a los anticonceptivos y a los abortos gratuitos. Islandia también tiene permisos de maternidad y paternidad, así como guarderías asequibles. La mayoría de las mujeres regresa a su puesto de trabajo después del parto, y es muy raro que una mujer islandesa se convierta en ama de casa. Pero el movimiento feminista dominante ha sido criticado por no hacer lo suficiente por las mujeres más vulnerables, como las que viven de empleos mal pagados o las inmigrantes.


Las mujeres islandesas participaron de forma destacada en el movimiento #MeToo y miles de ellas compartieron sus experiencias de acoso sexual y agresión en las redes sociales. Estos testimonios mostraron que muchas mujeres todavía tienen miedo de volver a casa solas por la noche y esperan comentarios inapropiados en el lugar de trabajo.


“Todavía nos pagan menos en muchas profesiones y estamos un poco atrás en los papeles principales. Además, el sexismo cotidiano está lejos de desaparecer, como dejó patente el movimiento #MeToo. Llevo mucho tiempo denunciando públicamente la desigualdad en el negocio de la música y, cada vez que lo hago, al menos un hombre me dice que no es realmente así. En este sentido, me parece que nos quedan años hasta que las mujeres podamos hablar de nuestras experiencias sin ser ‘corregidas’ o ‘cuestionadas’”, relata a Equal Times Hildur Kristín Stefánsdóttir, artista de música pop y feminista islandesa, en relación a la situación de los derechos de la mujer en Islandia.


Bára Mjöll, maestra de jardín de infancia, cree que a los islandeses les queda un largo camino por recorrer hasta eliminar los estereotipos: “Por ejemplo, la gente espera que sea buena en mi trabajo porque soy mujer, como si cuidar de los niños fuera algo innato. Y se sorprende cuando un hombre elige este trabajo”.


Las mujeres tienen el mismo acceso a la educación en Islandia. En 2016, el 66% de los graduados de las universidades islandesas eran mujeres. Desde hace 20 años se graduan más mujeres que hombres. Lamentablemente, esto no se traduce en que más mujeres ocupen puestos directivos que hombres.


Las mujeres sólo representan el 11% de los cargos de directores ejecutivos, y sólo el 24% de las empresas de entre 50 y 249 empleados tienen presidentas en sus consejos de administración, según la Asociación de Mujeres Líderes Empresariales de Islandia (FKA).


En teoría, los nuevos padres tienen el mismo derecho al permiso parental que las madres, pero son las mujeres las que pasan más tiempo de baja por maternidad. Cuando las parejas tienen hijos tienen derecho a tres meses de baja cada uno y otros tres meses más que pueden repartirse entre ellos como mejor les parezca, lo que hace un total de nueve meses. Las parejas heterosexuales y homosexuales tienen exactamente los mismos derechos a la licencia parental. Las familias monoparentales pueden disfrutar de nueve meses de permiso si el otro progenitor fallece, o si han concebido mediante FIV o adopción.


Pero aunque los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos sobre el papel, en la realidad no se toman el mismo tiempo de baja. En 2017, los hombres se tomaron 78 días libres mientras que las mujeres se tomaron 182 días, según la Oficina de Estadística de Islandia. Los hombres generalmente se toman alrededor de tres meses de licencia, mientras que las mujeres se toman seis.


Hay muchos factores en juego, incluidas las preferencias personales, pero hay que tener en cuenta que se anima a las mujeres a amamantar hasta que el bebé cumpla los seis meses y que las prestaciones de la licencia parental son del 80% del salario normal de los trabajadores y se limitan a 520.000 coronas islandesas (3.834 euros) al mes. Esto significa que si uno de los progenitores gana más o tiene un salario superior a 650.000 coronas islandesas (4.804 euros), su permiso parental ejercerá una mayor presión sobre el presupuesto familiar. Y los hombres siguen teniendo salarios más altos que las mujeres.


El cuidado de los hijos está disponible a partir del año, si los padres pueden pagar alrededor de 65.000 coronas islandesas (480 euros) al mes a un centro de día. A la edad de dos años, los niños empiezan el jardín de infancia y el coste desciende a 30.000 coronas islandesas (222 euros) al mes por ocho horas de atención infantil diaria, cinco días a la semana, incluidas las comidas. Disponer de cuidado infantil asequible es un paso especialmente importante para los derechos de las mujeres y su capacidad de reincorporarse al mercado laboral en igualdad de condiciones con los hombres.


Muchas cosas han cambiado para mejor desde 1975, pero eso no significa que todo sea perfecto. “Islandia puede ser un modelo a seguir, pero la lucha por la igualdad sigue en pie aquí, no hemos llegado al final del camino”, dice Maríanna. “En Islandia predicamos con el ejemplo; no nos limitamos a ’hablar por hablar’, como demostraremos en la Huelga de Mujeres del 24 de octubre”.

 

Por Kamma Thordarson
24 octubre 2018

 

Publicado enInternacional
Jueves, 25 Octubre 2018 06:08

EU y el éxodo centroamericano

EU y el éxodo centroamericano

El éxodo de centroamericanos, principalmente hacia Estados Unidos, ha sido visibilizado por la actual caravana que atraviesa México, pero es un fenómeno de larga data. En 2017 la Organización Internacional de Migraciones, agencia de la ONU, informó que 450 mil migrantes, predominantemente centroamericanos, cruzan anualmente México rumbo al país del norte. Este fenómeno comenzó a tomar auge en los años 80 del siglo pasado a consecuencia del masivo apoyo de Washington a los ejércitos y fuerzas represivas de El Salvador y Guatemala en su cruenta guerra contra los movimientos de liberación de esos países que, junto a Honduras, fueron muy afectados. La guerra originó, sobre todo en El Salvador, un gran flujo de refugiados, entre ellos miles de jóvenes huérfanos, rumbo a la potencia norteña.

No era la primera ni la última ocasión en que el imperialismo estadunidense intervenía en los países centroamericanos. Desde principios del siglo XX Washington envió decenas de veces los marines a imponer sus deseos a esa región de nuestra América. Es conocida la heroica gesta de Augusto César Sandino y su "pequeño ejército loco" contra la intervención militar yanqui del primer cuarto del siglo XX en Nicaragua. Décadas después, ese país y el gobierno de Frente Sandinista de Liberación sufrirían una implacable y sangrienta agresión del gobierno de Ronald Reagan. Un ejército contrarrevolucionario organizado y armado ilegalmente por Estados Unidos era abastecido por aire desde Honduras en un operativo de la CIA, el Irán-Contras, implementado desde allí por terroristas de origen cubano. Los aviones venían cargados de armas desde territorio estadunidense y regresaban con drogas a ese país. A la vez, esa agencia articuló los escuadrones de la muerte que, a costa de graves violaciones a los derechos humanos, mantuvieron a raya a los revolucionarios hondureños. En 1989, George Bush padre ordenó la artera invasión de Panamá que costó la vida de 3 mil personas.

En 2009, desde la base militar de Soto Cano, en Honduras, donde radica la fuerza de tarea Bravo, del Comando Sur de Estados Unidos, éste digitó el golpe de estado contra el presidente Manuel Zelaya. Esa acción tiene mucho que ver con los hechos que han conducido a la migración masiva de centroamericanos. Zelaya ingresó al ALBA y estableció una fluida relación de cooperación con la Venezuela chavista. Logró que la OEA levantara la exclusión de Cuba en una asamblea general del organismo celebrada en su país e intentaba organizar una asamblea constituyente para transferir al pueblo hondureño el control de su soberanía nacional y de sus recursos naturales. Nada de esto era tolerable para Washington, que no sólo ordenó el golpe, sino que hizo cuanto estuvo a su alcance para consolidarlo. Desde entonces todas las elecciones en Honduras han sido fraudulentas, incluyendo la que aupó al actual gobernante Juan Orlando Hernández. Zelaya, aliado a la Nicaragua de Daniel Ortega, habría sido un obstáculo para los planes de saqueo y expansión territorial a través de las trasnacionales mineras y las Zonas Económicas Especiales.

La génesis de la actual e incontenible corriente migratoria fue la aplicación a rajatabla en Centroamérica de las políticas neoliberales diseñadas por el llamado Consenso de Washington, que se han hecho cada vez más cruentas e insostenibles. Los pueblos de América Latina y el Caribe están siendo sometidos a una segunda reconquista y recolonización, por medio de las grandes empresas y la militarización impulsada por Estados Unidos, que incluye la presencia de bases militares en nuestros países. Gobiernos satélites del imperialismo brindan todas las facilidades a las trasnacionales en sus planes expansionistas de acelerada depredación de los recursos naturales y superexplotación de la fuerza de trabajo. Todo ello mediante el despojo de sus tierras y aguas a comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, reprimidas, cuando se rebelan, no sólo por los cuerpos de seguridad. También, con frecuencia, por el llamado crimen organizado, que resulta muy recompensado a cambio. Unido a esto, la ruptura de cadenas productivas que ha conducido a la desindustrialización y a la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Esta agresión neoliberal a las formas previas de organización productiva capitalista, con el consiguiente desempleo y quiebra del tejido social es la causa mayor del creciente desplazamiento y éxodo forzado de millones de personas hacia Estados Unidos. Pero la agrava considerablemente el auge imparable de las organizaciones criminales y la brutal violencia que ejercen contra pueblos y comunidades, cuyo mapa de actuación se superpone al de los megaproyectos del neoliberalismo .

No es en Caracas, es en Washington, donde hace tiempo se viene gestando la tragedia migratoria de Centroamérica y México.

Twitter: @aguerraguerra

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 24 Octubre 2018 17:08

Escenas

Escenas

LA MUJER DE OTRA ÉPOCA

 

Ahí la vi. Era una escena casi increíble, aunque no extraña en esta ciudad de extremos y desigualdades que realzan en el pavimento. Menuda, con sus escasos 1,50 de estatura, descalza, vestida con su bata de colores alegres –tal vez para contrastar con la tristeza del día a día que la golpea sin cesar–, caminaba hacia el bus que requería abordar. En una mano y contra su pecho un bebé de algunos meses y en la otra, sujetado con seguridad, otro de escasos 3. De su cabeza, soportado por su frente, un maletín donde seguro carga algo de comer y la mercancía que pretende vender en su nueva jornada de rebusque.

 

Al llegar al sitio donde el bus debe detenerse para que algunos pasajeros se apeen y otros lo aborden, trata de acomodar al bebé de brazos mientras el otro le demanda que lo cargue; la demanda no es casual, simplemente el sueño le gana y por lo que no puede soportarse en pie. Ella atiende a su llamado, se inclina y con una sola mano lo alza, pero pasados escasos dos o tres minutos su cuerpo no le da más y debe bajarlo de nuevo.

 

El esfuerzo es inmenso pero ella sonríe a toda aquella persona que la mira. Su risa es juvenil, ingenua, no exterioriza ofuscación ni rabia alguna, tal vez sabe que ese es su destino, tal vez recuerda que ese fue el destino de su madre: cuidar a los suyos, trabajar, levantar dinero para el diario vivir, saberse mover en este territorio tan lejano de sus nativas selvas, tan inhóspito por la indiferencia de los cientos que a cada paso te cruzas.

 

El bebé de brazos se mueve y ella lo asegura contra su pecho; el otro insiste en la demanda de atención, se tambalea por el sueño, hasta el punto que parece que caerá al piso para dejarse llevar por el sueño. Ella lo retoma de nuevo y trata de apoyarlo contra una baranda que da contra la puerta de vidrio por donde deberá subir al bus, pero la distancia entre la baranda y la puerta es amplia y el cuerpo del niño, prácticamente dormido, se desgonza e intenta pasar por tal espacio, con riesgo de fracturarse. Entonces ella lo increpa en su lengua, tal vez le dice que despierte, tal vez le explica que ella no puede más, pero él no entiende pues el sueño le gana.

 

Una vez más ella lo retoma con una sola mano y ahora lo baja al piso, él se agarra de una de las piernas de su madre y llora; no quiere incomodar pero es que el sueño no lo abandona; ella asoma su cuerpo por la puerta de la estación en procura de divisar dónde viene el bus, como tratando de responderse cuándo podré sentarme y cuidar de que los dos hijos duerman, entonces el que esta pegado a su pierna parece que se suelta y que caerá desde la estación hasta la vía principal; yo miro la escena y temo por la vida del crío que, parece que de caer, será su último sueño; se tambalea como si fuera un muñeco de madera, de esos articulados con los que se juega a realizar las posiciones más variadas que la imaginación te lleve a formar, se mueve y logra sostenerse.

 

A mi lado ya hay otras personas esperando el bus, todas mujeres, cada una llega y mira sorprendida a la madre que a pesar de su pequeñez puede con tanto; entre las que han llegado hay una madre joven que lleva a su cría en coche. Está vestida con su mejor traje, bien peinada, sin duda va para algún trabajo; la miro y creo leer lo que le pasa por su mente: “yo no podría con esos dos hijos, con ese maletín agarrado de la frente, sin zapatos…”. La escena parece, como todo ello, irreal: una madre de otra época, aún sometida a los designios culturales de su comunidad, y otra madre, de nueva época, atareada a la moda y facilitada para su labor por la tecnología.

 

Vuelvo y miro a la mujer embera, y ahora compruebo que el crío que está agarrado a su pierna de nuevo está a punto de caer a la vía principal, el bus ya se otea en la cercanía y no puedo dejar de pensar que en pocos segundo habrá un accidente con un final fatal, sin embargo, sin saber cómo ni con que fuerzas, la mujer lo recupera de nuevo contra su cuerpo, da un paso atrás, el bus para, abre sus puertas y ella entra de inmediato. Cuando ingreso al transporte ella ya está sentada, su sonrisa no la abandona, y sus dos hijos duermen junto a ella.

 


 

¡Córrase!

 

El bus arranca y tras unas pocas cuadras merma su velocidad para frenar en una nueva estación, y permitir que algunas personas lo dejen y otras lo aborden. Entre afanes y maniobras unos y otros logran su cometido. Casi de inmediato, entre quienes han subido, y alguien que ya venía en el bus, se escucha ¡No me empuje! ¡He, tan delicado, si quiere que no lo toquen pues pague taxi! Así, a ritmo de incomodidad y pocos amigos es el traslado diario en los atestados transmilenios bogotanos.

 

El altercado prosigue y sube de tono: el pasajero que ya venía en el bus se voltea y le zafa un puñetazo en el rostro a quien lo empujó, entonces este responde de igual manera; los dos se abren en busca de un espacio imposible, las 20 personas que estamos apretujadas en los dos metros inmediatos sin saber cómo abrimos espacio en procura de evitar que un golpe mal lanzado nos afecte, pero de manera increíble ambos aceptan sin palabra previa alguna dejar la cosa así; siguen discutiendo entre ellos, pero sin afectarse físicamente. Todos nos miramos y damos gracias a la distensión que ha ganado espacio.

 

Así es cuando las cosas no pasan a mayores, pues en otras ocasiones, cuando el desafuero es por motivo de intento de robo la tensión sube hasta la mostrada de una puñaleta como mecanismo para reclamar el silencio de quien se percató del intento de robo, y en no pocas ocasiones hasta el apuñalamiento, así sea superficial, del afectado.

 

A tropezones. Así es el transporte diario. Una tragedia que debe soportarse con la rabia en los ojos y el apretón de dientes pues: “¡voy a llegar tarde al trabajo y no me van a creer que salí a tiempo!”.

 

Rabia y tragedia de todos los días; insultos, incomodidad, sustos ante las broncas entre iguales que por la presión de la sobrevivencia descargan la neurosis que cada uno carga en aquel o aquella que le de papaya.

 

Una situación que nos recuerda, cuando estamos descansados y pensando en los malos ratos que padecimos durante el día o durante la semana, que nuestro contrario, aquel contra el cual tenemos que dirigir nuestras rabias no es quien va al lado –un igual de jodido/a que nosotros– sino contra quienes determinan y dominan nuestras vidas: los poderosos del país, los millonarios que definen a través del político de turno las ciudades y el país que tenemos.

 

Rabia que escalona en nuestra cabeza, cuando estamos en el sistema de transporte, en situaciones que no son ocasionales, como cuando presenciamos como los excluidos por el sistema son perseguidos por la policía –hasta por lo bachilleres de bolillo, convencidos por un proceso psicológico vivido durante pocas semanas de que son el mal llamado “orden”–.

 

Es una rabia de saber que debemos encontrar la forma –y no saber cómo– de romper el sonambulismo con que cada uno de los millones que nos cruzamos a diario en buses y en la calle, para lograr que nos hablemos y que unamos fuerzas para hacer sentir las exigencias de una vida en dignidad, para hacer posible la cual hay que dar cuenta, entre otras cosas, del negociado privado con lo público de manera que algún día –ojalá no muy lejos– los golpes que nos propinamos entre iguales, las miradas de matar que lanzamos al del lado, el sentimiento de rabia que nos conmueve cuando vemos como golpean a un indefenso, o la sensación de desespero que nos cubre cuando alguien que está cerca de nosotros refleja en su tragedia del día a día la injusticia que domina nuestra realidad, todo ello encuentre canalización para dirigirlo: los golpes, las miradas con cuchillo, la rabia, el desespero, todo esto y mucho más contra los usurpadores del poder y de la mal llamada democracia, la liberal, la que dice que el gobierno es del pueblo y para el pueblo, a pesar de ello ser pura ficción.

 

¿Cuándo será el día del apretón final, el día en que por fin le diremos córrase a quien está sentado en lo que es de todos?

Publicado enEdición Nº251
La caravana hondureña se multiplica en territorio chiapaneco

Tapachula, Chis., Sin mayores obstáculos porque la policía mexicana sólo amagó en dos ocasiones con impedir su paso, los integrantes de la caravana compuesta por más de 7 mil migrantes centroamericanos, hondureños principalmente, arribaron en grupos dispersos a Tapachula, donde acordaron permanecer por lo menos hasta el próximo martes.

Llegar a Tapachula ha sido un gran paso, pues ya rompimos la barrera y le estamos demostrando a nuestros paisanos que están en Honduras, El Salvador y Guatemala, que ya dejamos la ignorancia y nos rebelamos contra los gobiernos, porque no nos están gobernando, sino aprovechándose de su poder, afirmó Denis Omar Contreras, uno de los representantes de la caravana y miembro de la organización Pueblos Sin Fronteras que acompaña a los contingentes.

Mañana (lunes) no habrá salida. No nos movemos. Descansen, que venimos cansados. No podemos seguir avanzando, estamos demasiado cansados y deshidratados, dijo mediante un megáfono a los migrantes que la noche del domingo abarrotaron el parque central.

–¿Permanecer el lunes en Tapachula les daría tiempo para recibir eventualmente algunas propuestas del gobierno mexicano? –preguntó un reportero.

–“Exactamente. Nos vamos a reorganizar, porque estamos desorganizados. Esta noche y todo el día de mañana y la noche de mañana no vamos a salir, por el bien de nuestros niños y mujeres. Vamos a ver qué acuerdo traen los gobiernos, como el de Chiapas. A ver qué nos ofrecen, porque México, entre comillas, nos ha abierto las puertas.

Se felicita a la población que no nos ha dejado solos. Pero el gobierno dijo que tenía las puertas abiertas y no se iba dejar presionar por Estados Unidos, y ya ven cómo nos atacó. No querían abrir un pinche candado para dejarnos pasar. Así que nos vinimos a lo güey. México está actuando como Estados Unidos, encerrándonos.

Contreras sostuvo que lo que quiere 70 por ciento de la gente de la caravana es un refugio político, en México o en Estados Unidos. Eso quedó claro. Si México nos abre la puerta y nos da refugio político, nos quedamos aquí, porque podemos hacer nuestra vida y salir adelante dignamente trabajando y echándole ganas.

El primer amago por impedir el paso de los migrantes ocurrió alrededor de las 8:30 horas, cuando apoyados por un helicóptero que sobrevolaba la zona, más de 300 policías federales se apostaron sobre la carretera, a la altura del crucero al poblado de Metapa de Domínguez, pero conforme se acercaba la multitud se replegaron unos 10 kilómetros.

Dos horas después regresaron con su equipo antimotines y gases lacrimógenos en más de 10 autobuses y patrullas para tomar posiciones en la salida de dicha comunidad, pero una vez más se retiraron cuando se acercó la caravana que había hecho un alto para descansar brevemente en la cabecera municipal de Metapa.

A las 12 horas, aproximadamente, el contingente avanzó sin contratiempos y muchos de los centroamericanos que iban subieron en vehículos de particulares que los trasladaron a Tapachula los últimos 10 o 12 kilómetros, lo que ocasionó que el grupo se disgregara y no llegara de manera compacta, aunque la mayoría que se rezagó continuó caminando.

De aquí hasta Nueva York, exclamó un joven hondureño, al tiempo que sus compañeros que iban al frente con una bandera de su país coreaban de manera intercalada: Honduras, Honduras, México, México y Sí se pudo, sí se pudo.

Varias personas, incluso familias, salieron de sus casas a la carretera para ofrecerles agua, alimentos y en algunos casos ropa y chanclas. Suerte, Que Dios los bendiga, les decían.

El primer grupo de medio centenar de indocumentados arribó en vehículos a Tapachula a las 13:30 horas, y paulatinamente fueron llegando los demás en pequeños grupos. A las 20 horas, después de una fuerte lluvia, había en el parque unos 2 mil 500 viajeros, otros estaban dispersos.

A recuperarnos

Denis Omar Contreras, quien desde Tijuana, Baja California, donde radica desde hace cuatro años, viajó a Guatemala en días pasados para apoyar a mis hermanos, manifestó que nuestra decisión es seguir adelante, pero por el momento es descansar, recuperarnos, hidratar a los niños y a ver si continuamos. Todos vamos a decidir, porque somos un equipo, y hasta que el último hermano esté bien nos vamos a mover.

En entrevista, agregó: hondureños, salvadoreños y nicaragüenses decidiremos si dialogamos o si nos aceptan las autoridades de México para que nos den refugio político. Vamos a descansar, porque ya no aguantamos. Venimos a una temperatura de más de 36 grados desde Ciudad Hidalgo.

Expuso que muchos necesitamos refugio, pero lo que hace México es tenernos engañados y termina desesperándonos, porque aquí no hay empleo, no tenemos una vivienda digna. Muchas personas vienen sin un centavo, venimos huyendo, dejamos todo abandonado, casas, familias, todo.

Tras descartar que los centroamericanos acepten instalarse en un albergue, subrayó: Lo mejor es que estemos en el parque central, que no se dará abasto porque somos más de 7 mil 500 personas. Aparte se quedaron cerca de 2 mil en el puente internacional, ubicado entre Tecún Umán y Ciudad Hidalgo, pero como vieron que la caravana ya rompió la barrera se están viniendo.

Señaló que no hubo diálogo con el gobierno mexicano desde que salieron a las 5:30 horas de ayer domingo de Ciudad Hidalgo. Sólo pusieron dos retenes que rompimos sin hacer ningún borlote. Venimos luchando y organizados, entre más caminamos más organizados vamos.

Publicado enInternacional
Lunes, 22 Octubre 2018 06:10

¿Cuál crisis?

¿Cuál crisis?

No hay una crisis migratoria en Estados Unidos.

Tal vez el peor error de políticos en México y América Latina –tanto de derecha como progresistas– es aceptar la narrativa del gobierno estadunidense y responder con promesas de cooperación para buscar soluciones a un problema que no existe. Al aceptar la ficción y participar dentro de ella, se hacen cómplices de un complot político derechista con tintes fascistas aquí.

Veamos: la inmigración indocumentada a Estados Unidos está hoy día en uno de sus puntos más bajos desde 2000, y el año pasado llegó a su nivel más bajo en casi medio siglo. Los cálculos sobre flujos de inmigración indocumentada generalmente se miden con base en el número de detenciones por las autoridades en la frontera con México. En 2000 se registraron aproximadamente un millón 600 mil detenciones, bajaron un poco a mediados de esa década a poco más de un millón, y desde entonces se han desplomado. Durante el gobierno de Obama se registró un promedio de medio millón de detenciones cada año, y en el año fiscal de 2017 fueron sólo 310 mil 531; la cifra más baja desde 1971.

Más aún, en años recientes se ha registrado un influjo neto negativo, es decir, que más mexicanos (aproximadamente un millón) han retornado a su tierra de los que han cruzando al norte de manera indocumentada.

Hoy día, los casi 44 millones de inmigrantes de todas partes que viven en Estados Unidos (una quinta parte de todos los inmigrantes en el mundo) representan 13.5 por ciento de la población nacional, casi el triple del porcentaje de hace medio siglo, pero aún debajo del nivel récord de 14.8 por ciento que representaban en 1890, reporta el Centro Pew. La gran mayoría –76 por ciento– son legales.

El régimen de Trump manipula las estadísticas para generar la idea de una crisis al medir incrementos en estos últimos meses comparados con el punto más bajo en la historia reciente el año pasado o enfocados sobre algún subgrupo (por ejemplo, menores no acompañados), para volverlos dramáticos (como recordaba Mark Twain: hay tres tipos de mentiras: mentiras, malditas mentiras y estadísticas).

Ahora, la insistencia de Trump en frenar la embestida de la caravana centroamericana –cuya imagen de una masa humana avanzando hacia Estados Unidos es oro para sus propósitos– tiene mucho que ver con la coyuntura político-electoral en la cual el presidente ha anunciado explícitamente que la retórica antimigrante es clave para la estrategia electoral republicana que busca defender su control de ambas cámaras del Congreso en los comicios intermedios el 6 de noviembre.

La migración de México y Centroamérica hacia Estados Unidos en años recientes es resultado directo de un sistema que margina a millones; uno de los mayores éxitos de este modelo es la exportación de los seres humanos.

Centroamérica y enormes regiones de México son subsidiados –y rescatados– por los inmigrantes. Los mexicanos en Estados Unidos envían entre 24 y 28 mil millones de dólares cada año. En 2017, las remesas a América Latina y el Caribe llegaron a 75 mil millones de dólares. En Honduras y El Salvador, las remesas representan casi 20 por ciento del PIB.

Estados Unidos es el principal promotor de este modelo, y el que impone las condiciones. Cuando países intentan otra ruta, como se ha demostrado en tiempos recientes en America Latina, son calificados de amenazas a la democracia y la libertad. Vale recordar que esto es una visión bipartidista. Por ejemplo, fue Hillary Clinton, como secretaria de Estado, quien apoyó el golpe militar en Honduras contra un presidente demasiado bolivariano que llevó a la instalación del régimen actual y, entre otras consecuencias, cobró la vida de luchadoras sociales como Berta Cáceres.

No hay crisis migratoria. En el contexto trumpiano, los inmigrantes son lo que eran los judíos para los nazis. Cooperar con ese régimen sobre este asunto es complicidad con algo parecido. Los nuevos campos de concentración en Estados Unidos ya están llenos de inmigrantes y sus niños, y todos los días hay redadas y detenciones, mientras en mítines masivos el líder nutre la histeria de odio contra los otros.

Que eso esté sucediendo es la crisis.

Publicado enInternacional
Mensajeros de Rappi crean sindicato, el primero de una plataforma tecnológica en Latinoamérica

Los mensajeros de Rappi crearon App Sindical, un asociación que pretende afiliar trabajadores de las plataformas digitales que operan en el país

 

En Buenos Aires, Argentina, recientemente se creó una organización sindical que agremia a trabajadores de plataformas tecnológicas, la primera de este tipo en Latinoamérica.

 

Se trata de APP Sindical, de la cual hacen parte trabajadores de la aplicación tecnológica Rappi, empresa que se creó en Colombia y que ya tiene presencia en varios países de la región, donde presta servicios de mensajería de productos de tiendas y restaurantes, los cuales entrega a los clientes finales en sus residencias.

 

Rappi se creó en Bogotá en 2015, y desde entonces su crecimiento ha sido vertiginoso en toda la región, donde ya cuenta con cerca de 30 mil trabajadores en 27 ciudades de 6 países: Colombia, México, Brasil, Chile, Uruguay y Argentina, país este donde está desde principios de 2018. Es una empresa valorada en más de 1.000 millones de dólares y, según sus propietarios, sus ventas crecen más del 20% mensualmente.

 

Pero este crecimiento se ha dado a costa de las condiciones laborales de sus mensajeros, que son precarias. No tienen ningún tipo de seguridad social y en ocasiones sus salarios son inferiores al mínimo; las jornadas son largas e ilimitadas, sus horas de descanso son pocas y no tienen vacaciones, para mencionar solo algunas de las afectaciones a sus derechos como trabajadores.

 

Su inconformidad por esta situación ha quedado en evidencia por algunas protestas que se han dado en Bogotá, y con el nacimiento de APP Sindical en Argentina.

 

Sobre estos temas, la Agencia de Información conversó con Roger Rojas, secretario de App Sindical, oriundo de Caracas, Venezuela, y abogado de formación.

 


Roger Rojas, secretario de App Sindical. Captura de pantalla de Youtube “canal de la ciudad”

 

¿Cómo llegó usted a ser repartidor de Rappi?

Por medio de una persona conocida que trabajaba en Rappi, y a quien le regalaban una cantidad de dinero por recomendar a otra persona para trabajar. Aparte de eso, se comienza a trabajar el mismo día sin muchos requisitos. Solo el medio de transporte; bicicleta, moto o carro, un teléfono celular y el documento de identidad. Semanalmente ingresan unos 500 trabajadores nuevos, no para el ingreso. Ya tengo 6 meses trabajando para Rappi.

 

¿Cómo son las condiciones de los repartidores de plataformas en Argentina?

No son favorables. No tenemos ningún tipo de seguro de riesgo ni cobertura médica, ni seguro de robo por si nos llegan a robar el dinero de las aplicaciones, el producto o lo que estemos llevando. No tenemos un salario fijo, ni mínimo. Además, la empresa nos impone cuanto tenemos que cobrar por el servicio. Un mes puedes hacer menos de un salario mínimo trabajando más horas de lo que establece la ley. A los que estamos de tiempo completo, es decir, más de diez horas diarias, toda la semana, no nos dan días libres. Tenemos que trabajar todas esas horas porque cada vez hay menos pedidos, éstos se tienen que repartir entre todos. Cualquier daño en el celular o medio de transporte lo cubrimos nosotros, y si llegamos a tener un accidente nos toca cubrir los gastos médicos. No tenemos vacaciones, porque si agarramos un mes de vacaciones no tenemos para pagar el alquiler, la comida, nuestros gastos, entre otras cosas.

 

¿Cómo surgió la idea de fundar un sindicato?

Surgió de la cantidad de reclamos. De cada 10 trabajadores, 9.5 tenían reclamos semanales y ninguno era escuchado ni solucionado. En estas empresas cuando reclamas te tratan mal. Rappi, te trata como si fueras una mosca. Te bloquean si les hablas muy fuerte exigiendo que te resuelvan tu reclamo. Nos cerraban los medios para comunicarnos y no tuvimos intervención del Estado en las denuncias públicas. Por eso decidimos crear una asociación. Vimos en asociarnos la única vía para ser escuchados y que las decisiones sean tomadas en consenso entre los trabajadores, los estados y ellos. Es un derecho fundamental establecido por la ONU. Por lo tanto, acudimos a ese derecho que es la libertad sindical que te habla que si un grupo de personas trabajadores se organizan y eligen unas directivas, ya tienen un fuero sindical. No queremos que Rappi siga decidiendo por más de 30 mil trabajadores en América Latina, eso se llama dictadura. Para lograrlo tenemos que participar todos, y quien le tiene que dar legalidad a esta participación tiene que ser el Estado. En la mesa tenemos que estar las tres partes.

 

¿Cómo fue el proceso organizativo del sindicato, teniendo en cuenta que son trabajadores dispersos? ¿Cómo se contactaron?

La organización surgió mediante la amistad que vamos tejiendo a diario mientras esperamos pedidos en las calles, sentados en las plazas. Nos fuimos conociendo y fuimos armando grupos de WhatsApp por barrios, por sectores, por zonas y así fuimos creciendo en los grupos, cada vez éramos más. Se llegó al punto de que en todos los grupos se hablaba de lo mismo, de la inconformidad, había mucha molestia colectiva. De esos grupos salieron las propuestas para llevar el tema más allá, y así decidimos crear puntos de encuentro por zonas e hicimos un paro digital, que creo que fue el primero en el mundo. Posteriormente hicimos una protesta en las oficinas de los representantes de Rappi en Argentina, y lo que nos respondieron fue que ellos son los que dicen cómo se hacen las cosas, y que si no nos gustan las puertas están abiertas.

 

¿Con que apoyos cuentan actualmente?

Buscamos apoyos entre los periodistas, acudimos a muchos medios de comunicación, que nos escucharon. También acudimos a ONG y a fundaciones internacionales.

 

En la parte sindical quién los asesora. ¿Alguna central sindical?

A nivel de centrales hay que esperar como van surgiendo las cosas. Hay buenos pronósticos. Hay asuntos que están saliendo mejor de lo que pensábamos. El sindicato ha sido bien recibido a nivel local, nacional e internacional. Estamos obteniendo mucho apoyo, ha sido un tema de mucho debate. Y más allá del debate y del apoyo, notamos que la inconformidad es generalizada, por eso la receptividad ha sido enorme.

 

¿Cuántos afiliados tiene el sindicato?

Para iniciar cumplimos el requisito mínimo que establece la norma en cuanto a número de afiliados. A partir de que oficializamos la inscripción han acudido a nosotros trabajadores de todas partes de la ciudad, de todas las aplicaciones, y se han afiliado. Ahorita somos cientos.

 

¿Cuántos repartidores y trabajadores de plataformas tecnológicas calcula hay hoy en Argentina?

Las cifras oficiales de las plataformas son los ID, que son las personas que se inscriben para trabajar. Solo en Buenos Aires, donde se creó nuestro sindicato y se inició el movimiento contra la precarización, Rappi tiene unos 13.500, Glovo tiene unos 6.000, Uber tiene unos 4.000, y las nuevas aplicaciones entre 2 y 3 mil. Son los números que manejamos hasta ahora.

 

¿Qué esperan lograr con el trabajo sindical?

Esperamos que el sindicato sea el punto de encuentro de los trabajadores de las plataformas. Es el objetivo principal y lo estamos logrando. No teníamos abogados, ni un gobierno ni un estado que nos apoye, ni a dónde acudir. Estas plataformas tecnológicas funcionan sin infraestructura física, no hay forma de unir a los trabajadores, concentrarlos en un sitio. Por eso tener un punto de encuentro, un lugar de base, fue el objetivo principal, más allá de cualquier encuadramiento sindical. Nos estamos dando cuenta de que todos padecemos lo mismo: Esta nueva era del trabajo que ha creado la tecnología se está desviando, se está utilizando en contra de los trabajadores. La tecnología tiene que simplificar la vida del ser humano, y lo ha hecho, pero en el caso de Rappi nos está destrozando, literalmente. La idea es que la aplicación sea beneficiosa para todos, tanto para el cliente consumidor como para el que trabaja en ella. Nos escriben trabajadores de todas las plataformas, todos quieren participar, y van a participar. En cada plataforma se están creando grupos y delegados para discutir sus problemáticas. Ya basta con este tipo de trabajo precario, que no es lo que la gente cree que es.

 

¿Qué llamado hacen a los trabajadores de las plataformas en los otros países de Latinoamérica?

Que se unan y hagan lo mismo que nosotros. No hay barreras, no hay obstáculos. Simplemente que reúnan la cantidad de trabajadores que se requiere para conformar el sindicato, buscar un abogado que los asesore y les haga su estatuto como lo establece la ley de cada país y hagan una asamblea. Y listo, ya existen como sindicato. Tendremos que comunicarnos y trabajar internacionalmente. Tiene que ser como un virus, que se expanda por el mundo. Así los ministerios no nos quieran reconocer, independientemente de todo eso, ya existimos como organización. Si entre varios países nos unimos con la creación de estos sindicatos en plataformas y nos empezamos a reunir, vamos a ser algo evidente, tangible. Existimos y nos haremos sentir y haremos valer nuestras peticiones, que a la final es una solo: una mesa de negociación y diálogo entre el Estado, los dueños o representantes de las plataformas, y los trabajadores. Entre los tres deberíamos crear las reglas de juego. Nosotros queremos trabajar en las plataformas, nos gusta este tipo de trabajo, pero no hay condiciones dignas, no estamos siendo escuchados, y cuando queremos que nos escuchen las empresas nos amedrentan, nos bloquean, nos sancionan, nos quitan nuestro dinero y no nos dan respuesta.

 

¿Qué han dicho los dueños de las plataformas frente a la creación del sindicato?

El único dueño que salió a decir algo fue el de Rappi. Habló hace algunos días, y dijo que es mentira lo de la precarización.

 

¿Han tenido represalias?

Represalias tecnológicas. Simplemente controlan la aplicación. Te dejan de asignar pedidos, y eso ya es una represalia. En mi caso particular he sido víctima de eso, pero no me importa, es parte del proceso.

 

Artículos relacionados

¿Economía naranja o naranja mecánica?

Álvaro Sanabra D.

Le Monde diplomatique, edición Colombia Nº182, octubre de 2018

La economía naranja y el modelo de maquila cultural

Gustavo Adolfo Quesada y Felipe Arango

29 de julio de 2018

Aprobada la Ley Lleras 6.0 o Ley Naranja

Felipe Arango

23 de mayo de 2018

 

Video relacionado

Ley naranja

Publicado enColombia
Estados Unidos cerrará su frontera sur si México no frena la caravana, amenaza Trump

Nueva York. Para el comandante en jefe de Estados Unidos, una caravana de familias y sus niños son una amenaza a la seguridad nacional que amerita una respuesta militar y el cierre de fronteras.

El presidente Donald Trump exigió hoy que México detenga la caravana de aproximadamente 4 mil personas que se traslada de Honduras y Guatemala hacia México con el propósito de llegar a Estados Unidos, y amenazó que si eso no sucede, enviará tropas a la frontera para cerrar la línea divisoria con su vecino del sur.

En una serie de tuits publicados la ayer por la mañana, Trump acusó a los países centroamericanos y a los legisladores demócratas, al seguir utilizando el tema de la caravana con fines electorales.

"Estoy observando el asalto encabezado por el Partido Demócrata (porque desean fronteras abiertas y las leyes débiles existentes) sobre nuestro país por Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes están haciendo poco para frenar este gran flujo de gente, incluidos muchos criminales, de ingresar por México hacia Estados Unidos."

En otro tuit, amenazó: "Además de suspender todo pago a estos países, que parecen tener casi ningún control sobre sus poblaciones, debo, en los términos más firmes, solicitar a México frenar esta arremetida, y si es incapaz de hacerlo, yo llamaré a los militares de EU ¡y cerraré nuestra frontera sureña!"

Concluyó con un tercer tuit: "El asalto sobre nuestro país en nuestra frontera sureña, incluyendo a los elementos criminales y las drogas que se vierten ahí, es mucho más importante para mí, como presidente, que el comercio o el Usmca (Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá). Espero que México frene esta arremetida en su frontera norteña. ¡Es todo culpa de los demócratas por leyes débiles!"

Mientras tanto, este viernes Donald Trump enviará a México al secretario de Estado, Mike Pompeo, para que se reúna con el presidente Enrique Peña Nieto, el canciller Luis Videgaray y el próximo titular de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, donde el tema de la caravana será "prominente", de acuerdo con altos funcionarios del Departamento de Estado.

El tema del incremento en el flujo de familias inmigrantes en la frontera, incluyendo la caravana de centroamericanos, aparentemente provocó un intenso intercambio a gritos la tarde de ayer en la Casa Blanca entre el jefe de gabinete, John Kelly, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, Bolton favorece una línea más dura contra los migrantes y criticó a la secretaria de Seguridad Interna, Kirsjten Nielsen (quien fue la segunda de Kelly cuando él encabezaba esa secretaría), y Trump supuestamente se puso del lado de Bolton, generando más especulación sobre el futuro de Kelly.

El tema ha obsesionado a Trump, quien ha dicho que está contemplando separar a niños de sus padres otra vez.

Videgaray dialoga con António Guterres

Por su parte, el gobierno de México solicitó este jueves la intervención de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), con la finalidad de que le brinde apoyo en la atención de solicitudes de refugio en la frontera sur.

El canciller Luis Videgaray abordó el tema en la reunión que sostuvo con el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, la tarde de ayer, y declaró a los periodistas, poco después, que la finalidad de esta ayuda es para garantizar la "transparencia" y promover una solución "humanitaria" al problema de los migrantes con el concurso de la comunidad internacional.

Al preguntarle sobre las declaraciones y las amenazas de Trump, Videgaray las minimizó. "Hay que entender el momento político en que se encuentra Estados Unidos y poner en este contexto las declaraciones del presidente Trump", dijo en referencia a las elecciones intermedias que se celebrarán en este país dentro de tres semanas.

“No creo que debamos darles más peso… México ya tiene mucha experiencia en entender declaraciones de este tipo por parte del presidente Trump y nosotros no hacemos negociaciones… diplomacia… a través de Twitter. A nosotros lo que nos interesa es que quienes se acercan a nuestra frontera tengan el trato que deberían tener bajo el derecho mexicano y el derecho internacional, sobre todo un trato humanitario. Por eso estamos aquí, en la ONU.”

Señaló que este viernes recibirán a Pompeo y aseguró que "la relación con Estados Unidos es mucho más grande que un hecho aislado como es esta caravana".

Subrayó que ésta "es muy importante para los que vienen en la caravana, que literalmente están arriesgando sus vidas por un futuro mejor", pero la relación bilateral es de "una dimensión sin paralelo" en el mundo "y por ello un solo hecho como éste no puede ser el centro o el eje que determine el futuro de la relación".

El mensaje antimigrante de Trump ha logrado que el tema se ubique entre los más importantes para los votantes republicanos, de acuerdo con las encuestas. En las semanas previas a las elecciones intermedias del 6 de noviembre –cuando está en juego el control republicano de ambas cámaras del Congreso–, los inmigrantes como amenaza forman parte de la propaganda de las campañas de los candidatos republicanos en todo el país.

La CNN calculó que candidatos y comités partidarios han gastado más de 150 millones de dólares en mensajes de televisión relacionados con la migración (más de cinco veces el total de las elecciones intermedias de 2014).

Al cierre de esta edición, Donald Trump agradeció el envío de fuerzas de seguridad a la frontera con Guatemala: "Gracias México, ¡esperamos trabajar con ustedes!", escribió en un tuit al referirse a un video compartido por Karla Zabs, una usuaria de Twitter que comentó: "Dos aviones llenos con equipo antimotines aterrizaron cerca de la frontera entre México y Guatemala esta mañana" (fuente del video: Policía Federal de México).

Para mayor información: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras

Publicado enInternacional
Detienen la caravana migrante o cesará la ayuda, amenaza Trump

El presidente estadunidense, Donald Trump, amplió anoche a Guatemala y El Salvador la amenaza formulada horas antes a Honduras, al advertir que congelará la ayuda económica si esos países permiten el tránsito de una caravana de migrantes en ruta hacia Estados Unidos

"Hemos informado a Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos viajen a través de sus fronteras hacia Estados Unidos con la intención de entrar ilegalmente a nuestro país, todos los pagos les serán detenidos", tuiteó.

"¡Cualquiera que entre a Estados Unidos ilegalmente será arrestado y detenido, y será repatriado a su país!", remató en un segundo mensaje.

La amenaza se produjo seis meses después de que Trump desplegó la Guardia Nacional en la frontera con México de cara al Viacrucis Migrante, cuando más de mil centroamericanos marcharon hacia Estados Unidos. Entonces, el magnate advirtió que la asistencia a Centroamérica estaría "en juego" si los migrantes no detenían su marcha hacia Estados Unidos.

Por la mañana, Trump escribió en Twitter: "Estados Unidos ha informado con firmeza al presidente de Honduras (Juan Orlando Hernández) que si la gran caravana de personas que se dirige a Estados Unidos no es frenada y llevada de vuelta, no se dará más dinero o ayuda, ¡con efecto inmediato!"

La llamada Caminata Migrante, integrada ahora por entre mil 500 a 4 mil niños, mujeres y hombres, según reportes de la prensa guatemalteca, partió el sábado pasado de la hondureña localidad de San Pedro Sula, 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, con rumbo hacia la frontera con Guatemala para después pasar por México y finalizar en Estados Unidos, donde solicitarán asilo político, una ruta de 2 mil kilómetros plagada de obstáculos y peligros.

La caravana llegó ayer a la fronteriza ciudad guatemalteca de Esquipulas. Antes de ingresar, un contingente de policías les cerró el paso, pero horas después los migrantes lograron llegar a un refugio, reportó la prensa local.

Cientos de hombres, mujeres y niños, con bolsos y maletas caminaban ayer por una carretera en Guatemala, a unos 90 kilómetros de la frontera con Honduras, donde según algunos medios locales las autoridades trataban de contener otro grupo masivo de personas que buscan integrarse a la caravana.

Las autoridades de Guatemala anunciaron que prohibirían el ingreso de los migrantes hondureños si no cumplían con los requisitos legales para entrar en el país.

Tras la amenaza de Trump, el organizador de la caravana el ex diputado de izquierda Bartolo Fuentes, fue detenido en Guatemala. El Ministerio de Seguridad hondureño dijo que el activista fue arrestado por la policía guatemalteca porque “no cumplió con las normas de inmigración“ del vecino país y será deportado. Al cierre de esta edición, Fuentes intentaba cumplir los requisitos migratorios en Guatemala.

La cancillería de Honduras hizo un llamado después "a los hondureños a desistir de la intención y no poner en riesgo su vida ni la de sus hijos en una ruta de dolor y muerte, dominada por condiciones adversas como hambre, calor extremo, frío, fatiga, enfermedades y expuestos a ser víctimas de traficantes de personas, órganos, redes criminales, de prostitución y narcotráfico".

Añadió que esta "movilización irregular" sólo buscaría "alterar la gobernabilidad, estabilidad y la paz de Honduras y Estados Unidos", y que la caravana habría sido organizada "por sectores políticos con falsas promesas de otorgar visa humanitaria para transitar por territorio mexicano y acogerse a una figura de asilo en Estados Unidos".

En una llamada telefónica con Hernández, el vicepresidente, Mike Pence, condenó la "flagrante falta de consideración" de Honduras a la soberanía estadunidense, informó el diario guatemalteco Prensa Libre en su portal.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Katie Waldman, dijo que las noticias de la caravana son el resultado de los vacíos legales. "Como lo hemos dicho y repetido, hasta que el Congreso actúe, vamos a seguir teniendo fronteras abiertas de facto que garantizan futuras 'caravanas' y cifras récord de familias que entran ilegalmente a nuestro país", afirmó.

Amnistía Internacional calificó de "xenófoba y racista" la amenaza de suspensión de ayuda a Honduras lanzada por Trump y pidió a México ofrecer asilo a los hondureños que integran la caravana.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, pidió "respeto a los derechos y la seguridad de los integrantes de la caravana, así como investigar el posible involucramiento de traficantes de personas".

 

Publicado enInternacional