Miércoles, 21 Diciembre 2016 06:46

A la caza del propietario del mayor imperio de noticias falsas de internet

Escrito por La Vanguardia
Valora este artículo
(1 Voto)
A la caza del propietario del mayor imperio de noticias falsas de internet

Las noticias falsas y su distribución por las redes sociales a gran escala han sido uno de los grandes problemas que se encontraron en la pasada campaña electoral en Estados Unidos. Un bulo sobre que el papa Francisco daba su apoyo directo a Donald Trump en la presidencia fue compartido como real por casi un millón de personas. Ahora, gracias a una investigación de BuzzFeed News , se ha descubierto que una misma persona estaba detrás de todo un imperio de portales con informaciones ‘fake’.


Facebook ahora se ha propuesto acabar con este tipo de noticias en su plataforma y está trabajando en la elaboración de pequeñas señales que alerten a sus usuarios sobre noticias poco fiables. A pesar de ello sigue habiendo cientos de páginas con este tipo de contenido que no cesan su actividad.


Analizados más de 750 artículos ‘fake’


BuzzFeed News ha sido uno de los medios estadounidenses que más esfuerzo ha dedicado para dar caza y denunciar este tipo de portales. Para el reportaje, los periodistas Craig Silverman y Jeremy Singer-Vine, han analizado las webs que se encargaron de difundir noticias falsas sobre las elecciones estadounidenses. Encontraron que había un pequeño imperio de 43 portales web que en su conjunto habían publicado más de 750 artículos fake.


Por sorpresa para los reporteros, la inmensa mayoría de esas informaciones no estaban relacionadas con Trump o Hillary Clinton. Un gran número de piezas (342) repetían el mismo patrón: Una celebridad se muda a tal pueblo o comunidad específica. Se pretendía así dar popularidad en la red a alguna zona geográfica utilizando como enganche al famoso de turno: Johnny Depp, Matthew McConaughey, Demi Lovato, Rihanna, Jim Carrey, etc.


La clave del éxito de estas webs ‘fake’ estuvo en la cercanía y el enfoque local. Juntar el nombre de una celebridad con un pueblo pequeño provocaba engaños específicos. Los lectores veían esa información y la daban por cierta al pensar que nadie iba a perder tiempo en mentir usando el nombre de un pueblecito.


Los investigadores hallaron después que la mayoría de las webs tenían registros privados para que el propietario se mantuviera siempre en el anonimato. Era tal la evidencia de que las webs venían del mismo sitio que los cambios entre unas y otras eran mínimos para ahorrar tiempo.


Otro de los temas recurrentes en este pequeño imperio de falsedad eran las historias que relacionaban a Justin Bieber con la construcción de iglesias en lugares remotos o la invención de que se iban a grabar secuelas de grandes producciones del cine en pequeñas localidades (El diario de Noah 2, un spin-off de Harry Potter o Pretty Woman 2).

Cuando los vecinos de dichos pueblos veían esa información, en lugar de comprobarlo en medios de comunicación serios, preferían celebrarlo difundiéndolo en sus propias cuentas de Facebook. Eso provocaba que el bulo creciera con la ayuda de lectores engañados.


Los ingresos publicitarios, claves en la investigación


Casi todas las webs de noticias falsas analizadas por BuzzFeed News tenían una misma ID de Google AdSense, es decir, todo el dinero que se recaudaba con la publicidad de Google iba a parar a una misma cuenta bancaria. Pertenecía a un tal Justin Smithson, natural de Missouri y residente en Atascadero (California). Se trata de un piloto de vuelos chárter, de unos 30 años y con grandes conocimientos de informática.


El mismo reportaje aclara que es imposible asegurar al 100% que este Justin Smithson sea el responsable de todas las webs de falsificación de noticias. Se podría tratar de otra persona que se hace pasar por ese hombre o directamente ser una identidad falsa.


Se negó a hablar en un principio


El pasado octubre BuzzFeed logró contactar con Justin Smithson por correo electrónico para confirmar los datos que tenían. Él respondió diciendo que estaban contactando con la persona equivocada y después ignoró el resto de mensajes que le enviaron. Aunque los periodistas no se dieron por vencidos y dieron con su dirección física.


Se presentaron en su domicilio y de lejos vieron a Smithson sentado en la terraza con otro hombre. Al ver que se aproximaban a ellos con una cámara en la mano se encerraron en la casa. Los reporteros les informaron que estaban buscando a Justin y uno de ellos gritó por una ventana que no había nadie con ese nombre allí. Acto seguido amenazó con romper la cámara si no se marchaban.


Con toda esta información, y ante la negativa de que ese señor diera su versión de los hechos, BuzzFeed publicó el amplio reportaje el 16 de diciembre aportando todas las pruebas que tenían. Fue precisamente en ese momento cuando Justin Smithson se pronunció para negarlo todo. “No soy dueño de esos sitios web ni soy el que os amenazó con romper la cámara en mi casa. Nunca os he visto. Vuestro artículo es totalmente difamatorio y pido que se elimina”, escribió por un mail donde añadió que la ID de Google AdSense mencionada fue usada por otra persona de forma fraudulenta.

Información adicional

  • Antetítulo:POLÉMICA EN EE.UU.
  • Fuente:La Vanguardia
Visto 543 vecesModificado por última vez en Martes, 07 Febrero 2017 13:15

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.