Territorio: nuestro cuerpo, nuestro espíritu

 Nosotras: mujeres, lesbianas, travestis, trans, indígenas, campesinas, indias, mujeres negras, afrodescendientes, comunitarias, villeras, urbanas, trabajadoras, latinoamericanas y del mundo, nos unimos para repudiar el incendio genocida de la Amazonia en Brasil.

La Amazonia es la entraña latiente de la vida misma --que tiene millones de formas pero es una sola-- órgano vital del mundo: es el lugar donde una fuerza del cosmos, la luz del sol, es transformada en buena parte del aire que respiramos casi todas las formas de la vida en el planeta. La Amazonia es el lugar en el que los minerales se hacen tierra y la tierra se sostiene gracias a las redes que tejen sus árboles centenarios en su mismo seno que borbotea de seres grandes y pequeños junto a los ríos. La Amazonia es el lugar donde los ríos brotan de fuentes que hace millones de años yacen bajo kilómetros de rocas y le dan la humedad que lo vivo necesita para vivir a la tierra y los árboles y a sus miles, millones de animales y plantas. La Amazonia es el lugar en el que la vida se hace a sí misma y nos hace a nosotros con su aire, su humedad, con su regulación de los climas. La Amazonia es el hogar, la fuente de vida de cientos de pueblos indígenas que, a su vez, la protegen de la depredación del capital, de los capitalistas, los pueblos que protegen el agua de hoy y del futuro, los alimentos que muchxs de nosotrxs comemos.

La Amazonia y sus habitantes son la resistencia ancestral a la imbecilidad humana, al antropocentrismo criminal que gira alrededor de, por supuesto, el universal masculino. La Amazonia está siendo exterminada por la acción directa del capitalismo extractivista.

No aceptamos la violencia ni las muertes a las que están siendo sometidas las compañeras indígenas y las comunidades que por siglos han vivido en cuidado recíproco con la selva y con todos los seres no humanos que habitan en ella.

Nosotras: mujeres, lesbianas, travestis, trans, indígenas, campesinas, indias, mujeres negras, afrodescendientes, comunitarias, villeras, urbanas, trabajadoras, latinoamericanas y del mundo agradecemos y apoyamos las luchas de las amazónicas de más de 130 pueblos que salieron en la Primera Marcha de Mujeres Indígenas de Brasil para denunciar el aumento de la deforestación de la Amazonía en un 67% desde la llegada del gobierno terrorista-extractivista-patriarcal de Bolsonaro. Con el lema “Territorio: nuestro cuerpo, nuestro espíritu”, la marcha denunció la urgencia del cuidado de lo viviente, de los bosques y del agua, y exigió el cese de la violencia machista y racista contra ellas y les niñes.

La Primera Marcha de Mujeres Indígenas da cuenta de un nuevo tipo de lucha por el territorio entendido también como el planeta que habitamos y contra las causas capitalistas-extractivistas-patriarcales del cambio climático. Hemos visto también la fuerza de la Marcha de las Margaritas, que unos días antes, reunió a trabajadoras rurales, de la floresta y de las aguas de todos los estados brasileños.

Nosotras, estos cuerpos feminizados que somos, rechazamos la violencia y el exterminio colonial de lo existente y agradecemos a nuestras hermanas amazónicas y campesinas porque su lucha es nuestra lucha.

Sabemos que los empresarios, los fazendeiros y sus agentes provocaron el incendio. Buscan desforestar la selva y desplazar comunidades para extender la frontera agrícola y ganadera y favorecer la acumulación extractivista y genocida del agronegocio. Entendemos que se trata de una forma de disciplinamiento atroz, una respuesta desaforada a la energía que logró avivar y levantar en todo el mundo la marcha de las mujeres indígenas, guardianas de la selva y de las formas de existencia insurrectas que alberga.

“Cuando defendemos nuestros territorios, nuestros cuerpos y nuestros espíritus, también estamos defendiendo la vida de los demás pueblos que habitan este planeta”. Así dijeron también varias de las mujeres que caminaron por las calles de Brasilia con sus hijxs: “es en la vida comunal que se puede sostener una vida digna”. Con ellas y por todxs, convocamos a las organizaciones feministas del mundo a manifestarse y a exigir que se tomen las medidas necesarias para detener el incendio.

#NiUnaMenos #VivasNosQueremos #FueraBolsonaro #MachistasRacistasNoPasarán

Documento de NiUnaMenos con firmas de cien colectivas de América Latina.

Publicado enSociedad
Viernes, 23 Agosto 2019 06:27

La tercera expansión del zapatismo

La tercera expansión del zapatismo

Pese a estar rodeadas por el Ejército mexicano, las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Ezln) han conseguido romper el cerco militar, mediático y político que pesaba sobre ellas. En un comunicado librado el 17 de agosto y firmado por el subcomandante Moisés, indígena convertido en vocero del movimiento zapatista luego de la “muerte” simbólica de Marcos, se anuncia desde las montañas del sureste mexicano la creación de siete nuevos “caracoles” y cuatro municipios autónomos, que se denominan en adelante “centros de resistencia autónoma y rebeldía zapatista”.

Estamos ante el tercer empuje organizativo de los pueblos mayas que integran el Ezln. Las fechas son 1994, 2003 y 2019. En la primera, anunciaron la creación de los municipios autónomos rebeldes zapatistas, en medio de fraudes electorales y del caos instalado con el gobierno del histórico Partido Revolucionario Institucional (Pri). En la segunda, abrieron cinco caracoles para ejercer la autonomía, cuando el parlamento mexicano, incluidos tanto los partidos de derecha como los de izquierda, rechazó la que ya habían negociado y firmado con delegados oficiales.

Los 27 municipios autónomos (inicialmente eran algunos más) se superponen a los municipios oficiales y en ellos se agrupan representantes de las comunidades de la zona de influencia. Los caracoles, por su parte, articulan sus regiones y albergan las Juntas de Buen Gobierno, que se encargan, de forma rotativa, de gobernar una media docena de municipios (en promedio) y cientos de comunidades.

La zona zapatista no es homogénea. En las comunidades y en los municipios (que se autogobiernan por consejos autónomos) conviven familias zapatistas y no zapatistas, con la particularidad de que estas acuden a las clínicas y centros de salud creados y dirigidos por aquellas, y de que prefieren la justicia autónoma que administran las Juntas de Buen Gobierno, que no les cobran ni son corruptas, como sucede con la justicia del Estado.

Las familias no zapatistas se benefician de la ayuda de los gobiernos federal y del estado de Chiapas, con alimentos, materiales para las viviendas y planes sociales, que ahora el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha ampliado con proyectos asistenciales, como Sembrando Vida o Jóvenes Construyendo el Futuro. Los zapatistas no sólo no reciben esos planes, sino que, por influencia de las mujeres, tampoco toman alcohol, ya que ellas consideran que fomenta la violencia machista.

Los caracoles son “ventanas para vernos dentro y para que veamos fuera”, mientras que las Juntas de Buen Gobierno “funcionan mediante los principios de rotación, la revocación de mandato y la rendición de cuentas” y son “verdaderas redes del poder de abajo”, en las que se articulan los consejos municipales. Se han convertido en formas de poder donde “los gobernantes pasan a ser servidores”, como recuerda el sociólogo Raúl Romero (La Jornada, 17-VIII-19).

SALTO ADELANTE.

Lo más importante del anuncio del pasado 17 de agosto es que varios de los nuevos centros se encuentran más allá de la zona de control tradicional del zapatismo, mientras que otros son linderos y refuerzan la presencia que tiene en la región desde el alzamiento de 1994, cuando recuperó cientos de miles de hectáreas de los grandes terratenientes. Ahora ya suman 43 los centros zapatistas.

Como señala el director de opinión de La Jornada, Luis Hernández Navarro, “la expansión de la autonomía zapatista a nuevos territorios desmiente la versión de la supuesta deserción de sus bases sociales como resultado de programas asistenciales”. Realizaron cientos de asambleas, “desdoblándose como fuerza político-social, a través de movilizaciones pacíficas sui generis, que cambiaron el campo de confrontación con el Estado, llevándolo al terreno en que las comunidades son más fuertes: el de la producción y reproducción de su existencia” (La Jornada, 20-VIII-19).

El paso siguiente es el llamado a la sociedad a contribuir en la construcción de los nuevos espacios, además de la convocatoria a los colectivos urbanos para crear una “red internacional de resistencia y rebeldía”, advirtiendo a quienes participen que renuncien “a hegemonizar y homogeneizar”. Además, convocan a intelectuales y artistas a festivales, encuentros, semilleros de ideas y debates.

UNA NUEVA CULTURA POLÍTICA.

El aspecto más interesante de esta expansión del zapatismo consiste en los modos en que lo hicieron, el cómo de su acción política. Porque revela una cultura a contrapelo de la hegemónica, anclada como está en instituciones estatales o en oenegés y en la afirmación de la grieta entre quienes mandan y toman decisiones, y quienes obedecen y cumplen.

En el comunicado firmado por Moisés, así como en la literatura anterior zapatista, hay un claro desmarque del vanguardismo, pero también de la cultura jerárquica de los partidos. Fueron las mujeres y los jóvenes los que salieron de sus comunidades a dialogar con otras comunidades, y se entendieron pronto “como sólo se entienden entre sí quienes comparten no sólo el dolor, pero también la historia, la indignación, la rabia”.

El papel central fue el de las mujeres: “No sólo van delante”, explica Moisés, “para marcarnos el camino y (que) no nos perdamos: también a los lados para que no nos desviemos; y atrás para que no nos retrasemos”. Ellas encarnan la cultura comunitaria, que pone por delante lo colectivo a lo individual, la dignidad y la cosmovisión a las ventajas materiales. Por eso se equivocan feo los gobiernos que piensan –como el de Amlo, pero también los demás progresistas– que con planes económicos pueden hacer que pueblos enteros desistan de sus identidades.

Se trata de una cultura política que sólo puede entenderse en clave comunitaria. Quienes visitan las regiones zapatistas suelen sorprenderse cuando se dirigen a sus principales “enemigos”, las bases del Pri, como “hermanos priístas” o, ahora con relación al partido de gobierno, como “hermanos partidistas”. Unos cuantos de esos hermanos son los que ahora dieron el paso de rechazar las limosnas de arriba para volverse zapatistas: el modo que encontraron para seguir siendo pueblos originarios.

Por Raúl Zibechi

23 agosto, 2019

Publicado enCultura
Martes, 20 Agosto 2019 16:25

El mundo de abajo crece en silencio

El mundo de abajo crece en silencio

Hay vida (y lucha) más allá de las elecciones. En nuestros países (Argentina, Uruguay), desde los focos mediáticos hasta las conversaciones entre militantes de los movimientos sociales, están centradas y concentradas en las próximas jornadas electorales, con la esperanza de que, esta vez sí, habrá cambios. Aunque sabemos que esos cambios no vienen de arriba y que los verdaderos son los que construyamos desde abajo y por abajo, una y otra vez nos dejamos arrastrar por los fuegos artificiales de las elecciones. Volvemos a diluir nuestra potencia del hacer desde abajo en la delegación del Poder hacia arriba...

Sin embargo, los pueblos de América Latina siguen construyendo sus mundos otros, muy lentamente, a contracorriente, en la oscuridad de la vida cotidiana, lejos, muy lejos de las campañas que derrochan recursos y discursos. ¿Quién pudo enterarse que este año se creó la Guardia Indígena Comunitaria “Whasek” Wichi en el Impenetrable, en el Chaco, Argentina? ¿Quién sabe de la creación del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis, en el norte del Perú, camino que comienzan a recorrer otros tres pueblos amazónicos?

¿Cuántos medios han informado que el pueblo mapuche en el sur de Chile ha recuperado 500 mil hectáreas por acción directa desde la década de 1990, cuando se restauró la democracia para arrinconarlos con la aplicación de la ley antiterrorista heredada de la dictadura de Pinochet, pero luego aplicada igualmente por gobiernos progresistas y conservadores?

¿Dónde leemos acerca de la tremenda lucha de los tupinambá del sur de Bahía (Brasil), que en pocos años recuperaron 22 haciendas, miles de hectáreas, pese a la represión y las torturas a sus dirigentes? ¿Cuándo le dedicamos algún tiempo a comentar la victoria de las 30 comunidades de Molleturo (Azuay, Ecuador) que consiguieron frenar la minera china Ecuagoldmining, luego de quemar el campamento? ¿Quién habla del reciente triunfo campesino de todo el Valle de Tambo, ante el proyecto cuprífero Tía María, en el sur de Perú?

Ahora vemos cómo los pueblos mayas del sur de México, organizados en el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), pasaron a la ofensiva y rompieron el cerco militar e informativo del gobierno mexicano de la autodenominada “Cuarta Transformación”, creando siete nuevos caracoles y cuatro municipios autónomos, con los que suman ya 43 espacios de autogobierno zapatista en esa región.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) saludó y otorgó “su aprobación” a los nuevos municipios autónomos zapatistas, no sabemos qué responderán los y las zapatistas, pero podemos observar que en todos estos años fueron construyendo de hecho su autonomía en los territorios insurgentes donde se encuentran sin la necesidad de la aprobación de ningún gobernante. Los Acuerdos de San Andrés firmados en el año 1996 y que reconocían la autonomía de los pueblos indígenas de todo México fueron negados y traicionados por cada uno de los sucesivos gobiernos; esto no impidió el crecimiento de la autonomía en territorio zapatista y en decenas de municipios autónomos de otros pueblos indígenas del país. Más que aprobar o no, de palabra, estos procesos de autonomía, el gobierno de AMLO bien podría poner en práctica los Acuerdos de San Andrés y dejar que siga floreciendo la autonomía indígena en vez de continuar y fortalecer el cerco policial y militar a las comunidades en rebeldía, tal como vienen denunciando las propias comunidades indígenas de Chiapas, tanto las zapatistas como muchas otras no zapatistas.

Para nosotros estos hechos son motivo de la mayor alegría y nos llenan de entusiasmo y esperanza, ya que confirman la decisión política de construir abajo con las y los de abajo, de forma autónoma, nuestra salud y nuestra educación, nuestros espacios de vida y nuestra justicia, con base a los poderes propios que hemos creado por fuera del Estado.

Han conseguido romper el cerco que decenas de miles de militares mantienen desde el levantamiento del 1º de enero de 1994, cuando el gobierno decidió movilizar la mitad de sus efectivos para rodear y cercar a las comunidades rebeldes autónomas zapatistas. ¿Cómo han sido capaces los y las zapatistas de multiplicarse, de salir del cerco y construir más mundos nuevos? Como lo hacen siempre las y los de abajo: “compañeras de todas las edades se movilizaron para hablar con otras hermanas con o sin organización”, explica el subcomandante insurgente Moisés en su último comunicado. Las mujeres y los jóvenes son quienes fueron a conversar con sus semejantes de otras comunidades, no para convencerlos, porque las y los oprimidos saben de sobra quiénes son, sino para organizarse juntos; para autogobernarse juntos.

En esa movilización silenciosa entre los abajos, comprobaron que las limosnas de los gobiernos (eso que aquí llamamos con cierta pompa “políticas sociales” y que no es más que contrainsurgencia) lastiman la dignidad por el desprecio y el racismo que implican. Los mundos nuevos nacen por contagio y por necesidad, sin seguir las instrucciones de los manuales partidarios, ni las recetas predeterminadas de viejos o nuevos líderes.

……

¿Cómo hemos perdido la “capacidad más linda del revolucionario”, la de sentir “en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo”, como decía el Che? ¿Por qué ya no nos alegrarnos cuando, en cualquier parte del mundo, los de abajo ponen su dignidad como escudo ante los poderosos, levantando mundos otros, como los kurdos del norte de Siria?

Las personas militantes necesitamos reformar nuestros sentidos y sentimientos de vida, reencontrarnos con nuestros propios fuegos y retomar la lucha más allá de los fuegos artificiales de las elecciones, volver a confiar en nuestra propia potencia y autogobernarnos a distancia del Estado, des-alienarnos y des-colonizarnos para caminar junto, no delante marcando línea, hombro con hombro con las rebeldías que siguen (re)emergiendo desde abajo y por abajo en toda Nuestra América.

Por Raúl Zibechi (Periodista, Uruguay / Juan Wahren (Sociólogo, Argentina)

Publicado enSociedad
gingivitis

La gingivitis, una infección de las encías, parece estar conectada las enfermedades inflamatorias más conocidas, incluyendo la ateroesclerosis y el Alzheimer

 Uno de los errores monumentales de la ciencia médica fue creer durante décadas que las úlceras de estómago se debían a una combinación de estrés y comida picante. La cura era antiácidos y cirugía.

Barry Marshall, un científico australiano, descubrió que se trataba de una infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori, pero las instituciones médicas no quisieron creerlo. Entonces Marshall se bebió un cultivo del estómago de uno de sus pacientes con úlcera, empezó a desarrollar todos los síntomas, y se lo curó en unos días con antibióticos, que es como se trata hoy esta enfermedad.

Durante más de 20 años se ha trabajado con la hipótesis de que la enfermedad de Alzheimer la causa laacumulación de un péptido llamado β-amiloide, porque se han encontrado placas de este compuesto en los cerebros de las víctimas de la enfermedad.

Esto recuerda a la falsa hipótesis de que el colesterol es la causa de la ateroesclerosis, hoy desprestigiada, simplemente por descubrir placas de colesterol en las arterias de los enfermos. Por desgracia las cosas no son tan simples.

Hoy en día los medicamentos para tratar el Alzheimer se basan en bloquear esta proteína. Recientemente esta hipótesis ha sufrido un tremendo revés al descubrir que personas con altísimos niveles de β-amiloide que no desarrollan Alzheimer, del mismo modo que personas con altos niveles de colesterol no desarrollan aterosclerosis.

Poco después, en un revolucionario estudio llevado a cabo por investigadores ocho universidades de distintos países, desde Polonia hasta Nueva Zelanda, se ha descubierto que la enfermedad de Alzheimer puede estar causada por una infección. La bacteria responsable de la infección es Porphyromonas gingivalis, la que produce la gingivitis y la periodontitis. Se encontró ADN de la bacteria en el cerebro de pacientes de Alzheimer, así como sus enzimas tóxicas, llamadas gingipainas.

¿Cómo llegan las bacterias que inflaman tus encías al cerebro? La bacteria P. gingivalis es especialmente astuta. La respuesta inflamatoria es por lo general la forma en que tu organismo mata a las bacterias. Sin embargo las gingipainas de la P. gingivalis debilitan la respuesta inflamatoria y hacen que siga indefinidamente. Esto hace que los tejidos alrededor de la infección se degraden, y se conviertan en más alimento para la bacteria.

Cuando esta bacteria pasa a la sangre, cambia las proteínas que la recubren para pasar desapercibida, y se oculta dentro de los propios glóbulos blancos, esperando para atacar, invisible al sistema inmunitario y los antibióticos. Cuando la infección llega al cerebro, produce la inflamación crónica que da lugar al Alzheimer. Las placas de β-amiloide podrían ser la forma en la que el cerebro se defiende de la infección, no la causa de la enfermedad. Un mecanismo parecido se había observado antes con el virus del herpes.

Por si fuera poco, la bacteria P. gingivalis y sus gingipainas tóxicas también oxidan las proteínas que transportan el colesterol, que es el proceso por el cual se desarrolla la aterosclerosis.  

Todavía es pronto para asegurar que esta infección es la causa única del Alzheimer, pero otros estudios han podido observar que las personas con periodontitis tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes. ¿Qué tienen en común estas enfermedades? La inflamación crónica, que es precisamente la que puede causar una infección por bacterias o virus que no se ha curado.  

Es de esperar que estos mecanismos de la enfermedad se refuercen unos a otros. Las infecciones debilitan el producen inflamación crónica, que debilita el sistema inmunitario, que abre la puerta a nuevas infecciones y más inflamación, que produce daños en nuestras arterias, en los depósitos de grasa y en nuestro cerebro.

Mientras se desenmaraña el mecanismo exacto, usa seda dental.

Por Darío Pescador

19/08/2019 - 22:33h

Cientos de miles de manifestantes ─cerca de dos millones, según los organizadores─ marchan en una protesta que, a pesar de desbordar las previsiones de la Policía, transcurre sin incidentes.

De manera organizada y pacífica, cientos de miles de manifestantes ─cerca de dos millones, según los organizadores─ han marchado por la isla de Hong Kong, en una protesta que la policía había autorizado solo como concentración en Victoria Park, el parque más grande de la ciudad, pero que transcurrió sin incidentes.

La riada de manifestantes desfiló desde las 14.00 hora local (06.00 GMT) bajo sus paraguas para protegerse de la lluvia en la región administrativa especial e inundaron avenidas y calles adyacentes, sin un destino claro. En torno a las 18.00 (10.00 GMT), el cuerpo antidistrubios de la policía se fue desplegando en varios puntos de la ciudad, incluida la Oficina de Enlace del Gobierno de China, aunque a las 21.00 hora local (13.00 GMT) no había noticia alguna de enfrentamientos.

La manifestación, que culmina una semana turbulenta en Hong Kong (cancelaciones masivas de vuelos por las protestas en el propio aeropuerto y maniobras militares chinas al otro lado de la frontera), estaba especialmente bajo el foco, después de que circularan rumores de que habría chinos de la parte continental del país infiltrados con el objetivo de crear problemas. Asimismo, también existían miedos ante una posible respuesta policial violenta, y una televisión local informó de que dos vehículos con cañón de agua se habían desplazado a la zona de las protestas.

Precisamente la policía protagonizó el lema de la marcha, que buscaba "Erradicar el caos policial". Los manifestantes han criticado con dureza las acciones policiales de los últimos meses a la hora de disolver las concentraciones. Estas actuaciones antidisturbios han dejado cientos de heridos entre los civiles, mientras que, según la policía, en los enfrentamientos han resultado heridos casi 180 agentes.

Uno de los líderes del convocante Frente Civil de Derechos Humanos, Wong Yik-mo, criticó durante la manifestación las actuaciones policiales y su aparente posicionamiento en contra de quienes protestan para reclamar un mejor funcionamiento democrático en Hong Kong. "La Asociación de Jóvenes Oficiales de Policía y algún diputado pro-Pekín han llamado varias veces 'cucarachas' a los manifestantes. Eso trae al recuerdo dolorosas imágenes de genocidio", dijo.

Durante el genocidio ruandés (1994), en el que en tres meses murieron masacrados casi un millón de Tutsi y Hutu moderados, los Hutu más radicales llamaban a los Tutsi "cucarachas". "Poco a poco -agregó Wong-, la policía de Hong Kong está destruyendo la imagen internacional de un Hong Kong civilizado".  Horas antes, el Gobierno de Hong Kong envió un comunicado a los medios de comunicación en el que lamentaba que el lema de la manifestación tuviera como objetivo a la policía.

Ante el masivo desfile de gente, no autorizado por el cuerpo, la policía se vio obligada a cortar varias calles. Los manifestantes se han arriesgado así a enfrentarse a cargos de asamblea ilegal, que pueden comportar hasta 5 años de cárcel.

Este fin de semana, el undécimo consecutivo de manifestaciones en Hong Kong, comenzó el viernes con un mitin para pedir apoyo internacional a los manifestantes, y el sábado registró varias protestas, una de ellas de apoyo a los Gobiernos de Pekín y Hong Kong que logró reunir a 476.000 personas, según los organizadores (108.000, según la policía).

Las protestas en Hong Kong comenzaron en marzo frente a la iniciativa de las autoridades locales de promulgar una ley de extradición que, según sus opositores, podría servir para que disidentes políticos y sectores críticos con el régimen comunista fueran llevados a China para ser juzgados sin garantías.

Bajo la fórmula "Un país, dos sistemas", Pekín se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047, tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997.

Las manifestaciones movilizaron a cientos de miles de personas a partir de junio y han estado acompañadas de represión policial para aplacar los intentos de los manifestantes de afectar el curso normal de la ciudad con huelgas y ocupaciones de edificios oficiales, comisarías, estaciones de metro o el aeropuerto.

A pesar de que la polémica propuesta de ley de extradición fue declarada "muerta" por las autoridades hongkonesas a principios de julio, los manifestantes han sumado una serie de demandas al Gobierno local para mejorar los mecanismos democráticos de la ciudad y, en definitiva, oponerse al autoritarismo chino. Pekín asegura que detrás de las protestas existe una "mano negra", y apunta con frecuencia a Estados Unidos como responsable.

 

18/08/2019 20:43 Actualizado: 18/08/2019 20:43

Por Shirley Lau (EFE)

Publicado enInternacional
En una plaza de Nueva York, un grupo de personas se manifiesta en favor del gobierno chino y en rechazo a los grupos que han realizado protestas en la ex colonia británica.Foto Afp

Miles de profesores marcharon ayer en Hong Kong en apoyo a las manifestaciones antigubernamentales y para denunciar la presunta brutalidad policial hacia los estudiantes que protestan contra la ley de extradición a China, durante la undécima semana de movilizaciones.

Una multitud se concentró en una plaza pública del distrito financiero de la ciudad antes de dirigirse a la Casa de Gobierno portando carteles con el lema "Protejan a la próxima generación".

Los profesores ataron lazos blancos a una cerca metálica próxima a la residencia oficial de la repudiada jefa de gobierno, Carrie Lam, como muestra de su apoyo a los manifestantes que tomaron las calles a principios de junio, muchos de los cuales son estudiantes. El Ejecutivo debería responder a las demandas de los inconformes y dejar de emplear lo que calificaron de violencia policial para dispersar las protestas, que algunas veces terminan en enfrentamientos, declararon.

"Queremos proteger a nuestros estudiantes, a nuestros jóvenes, por lo que los maestros estamos dispuestos a salir y hablar por nuestros chicos, y también a apoyarlos para que no estén solos", declaró Fung Wai-wah, presidente del sindicato de profesores de la ciudad que organizó el acto.

Algunos participantes vandalizaron los locales de la Federación de Sindicatos –una organización pro Pekín–, arrojándoles huevos y cubriéndolos de grafitis. Un incidente similar ocurrió en la comisaría de Mong Kok.

Los manifestantes antigubernamentales también marcharon por Kowloon, la principal zona urbanizada del lado continental del puerto de Hong Kong, mientras partidarios de la policía se manifestaron brevemente al otro lado de la bahía, ondeando banderas chinas.

Las demandas del movimiento incluyen la renuncia de Carrie Lam, la revocación de la ley de extradición y una investigación independiente sobre el uso de la fuerza policial. Se convocó a una marcha para hoy en Victoria Park.

Esta semana, la policía paramilitar china realizó ejercicios al otro lado de la frontera, en la ciudad de Shenzhen, alimentando las especulaciones sobre su posible movilización para sofocar las protestas. El sábado se vio a agentes entrenar en el interior de un estadio deportivo, con decenas de camiones de tipo militar.

Fuera de la ex colonia británica también hubo movilizaciones en apoyo tanto al movimiento prodemocrático como al gobierno de China.

Publicado enInternacional
El colonialismo se estrella con las mujeres mapuche

Dos décadas atrás Silvia Rivera Cusicanqui planteaba que el patriarcado es parte sustancial del colonialismo interno y que existe un paralelismo entre la dominación étnica y la de género. Siempre vivió su identidad femenina "desde el interior histórico y político del colonialismo interno", y desde ese lugar pudo comprender, muy pronto, cómo las tres opresiones, "indios, mujeres y clases subalternas"*, se entrelazan sustentando al sistema-mundo capitalista.

El alcalde de Temuco (sur de Chile), importante ciudad en la región ancestral del pueblo mapuche, está promoviendo una escalada represiva contra las mujeres vendedoras de hortalizas, que muestra, sin el matiz, la persistencia del colonialismo interno y hasta dónde puede llegar la colonialidad del poder.

En el centro de la ciudad pueden escucharse bocinas que advierten a la población: "¡Cuide su bolsillo! Si es sorprendido comprando al comercio ambulante ilegal dentro de la zona de exclusión, carabineros podrá cursarle una multa que puede costar 140 mil pesos (200 dólares)" (https://bit.ly/2OUWslz). "Megáfono nazi", lo califica la página mapuexpress.org, uno de los medios más seguidos en la región.

El alcalde Miguel Becker, perteneciente a una familia de colonos que hicieron su fortuna gracias al genocidio del pueblo mapuche en la "Pacificación de la Araucanía" (1860-1883), declaró la guerra a las vendedoras de hortalizas hace un año. Fracasó porque siguieron vendiendo y los pobladores de Temuco les siguieron comprando, como pude apreciar en diciembre pasado en el entorno del Mercado Pinto, donde se multiplican cientos de puestos de verduras, frutas, carnes, legumbres y artesanías.

Mientras el gobierno de Sebastián Piñera distribuye ayudas a los grandes empresarios agrícolas y les reduce los impuestos, en las regiones mapuche los campesinos son expulsados de los mercados, como destaca un documento de la Comunidad de Historia Mapuche. La historia colonial republicana explica esta brutal asimetría.

"La totalidad de ciudades ubicadas en el antiguo territorio mapuche fueron edificadas en la segunda mitad del siglo XIX. En tanto avanzaban las tropas chilenas que despojaron a la sociedad mapuche de su territorio, se iban fundando fuertes militares que posteriormente devinieron en las ciudades principales de la región" (https://bit.ly/2YP3rRg). La fundación de Temuco se hizo sobre los cadáveres de 400 mapuches que resistieron, creciendo sobre "un río de sangre mapuche".

La tradición de las vendedoras de hortalizas y frutas viene de la voluntad de sobrevivencia del pueblo mapuche, condenado a sobrevivir en pequeñas parcelas donde comenzaron a recuperarse de la invasión militar, hace apenas 140 años. Las ciudades actuales, herederas de los "fuertes militares" chilenos, pretenden seguir confinando a la población mapuche fuera de los muros, arrinconándolos en su propio territorio, aceptando en su interior sólo a los blancos.

La Comunidad de Historia Mapuche reflexiona lo que está sucediendo ahora: “Pero allí estamos, nos hemos filtrado, como verduleras, hortalizeras, pero también como profesoras, periodistas, obreros, médicos, en fin, hoy los mapuche estamos en Temuco y en otras urbes, y tenemos "derecho a la ciudad", tenemos derecho a utilizarlas, e incluso a gobernarlas”.

Creo que este párrafo lo dice todo. Luego de la invasión militar y la ocupación de nuestro territorio, nos hemos recuperado, estamos de pie y ahora miramos más allá, hacia el autogobierno, hacia la reconstrucción de nuestra nación.

Por eso dicen los historiadores: "traemos malas noticias" para los poderosos, "porque a pesar del colonialismo y el despojo, la sociedad mapuche sigue de pie, resistiendo en el cotidiano para sobrevivir y organizándose para proyectar".

Es esa proyección hacia delante, lo que inquieta a la clase dominante blanca que apela, en su intento por contener a todo un pueblo, a los crudos métodos del colonialismo. En esa misma región, a pocos kilómetros de Temuco, fue asesinado Camilo Catrillanca en noviembre de 2018, provocando una maciza reacción mapuche y un inédito apoyo de la población chilena con movilizaciones en 30 ciudades (https://bit.ly/33yzQdA).

Parece importante destacar que la reacción colonial/patriarcal del poder blanco ataca directamente a las mujeres, quizá porque creen que son el sector más débil del movimiento y porque son el sostén de la economía comunitaria. Pero se encontraron con que ellas son el espigón donde se estrellan las oleadas represivas.

Los de abajo debemos entender que el pueblo mapuche no está pidiendo nada, no suplica, ni siquiera levanta demandas. Está en otra etapa, como nos lo enseña el "Manifiesto de Temucuicui" de diciembre pasado, que reunió a todas las corrientes del movimiento. Su objetivo ahora consiste en "fortalecer el ejercicio de recuperación y control territorial" (goo.gl/8dN3gg). Territorio y autogobierno.

*"Mujeres y estructuras de poder en los Andes", Controversia, La Paz, 1997.

El Salto

Publicado enInternacional
"La policía intenta matar a los ciudadanos de Hong Kong", dice el cartel.

 Mientras los manifestantes denuncian la represión, el gobierno chino afirma que ve "signos de terrorismo" en las movilizaciones.

 

El aeropuerto de Hong Kong canceló todos los vuelos después de que miles de manifestantes ocuparan la terminal principal para denunciar la brutalidad policial, mientras que Beijing señaló que ve "signos de terrorismo" en el movimiento de protesta de largo aliento. Los manifestantes inundaron la sala de desembarque ayer después de informes de que una mujer sufrió un serio daño en el ojo cuando recibió un disparo en la cara con una "bala" de goma. Los carteles en poder de los manifestantes incluían "vergüenza para la policía" y "Hong Kong no es seguro". Se instó a los pasajeros a evacuar el edificio en medio de los rumores de que la policía intentaría despejarlo por la fuerza, pero un gran número de manifestantes permanecieron dentro al caer la noche.

Las autoridades del aeropuerto de Hong Kong dijeron en un comunicado que la protesta había "interrumpido gravemente" sus operaciones e instaron a las personas a no viajar a la zona. "Todos los vuelos han sido cancelados", agregaron. “Se aconseja a todos los pasajeros que abandonen los edificios de la terminal lo antes posible. Pasajeros afectados, comuníquense con sus respectivas aerolíneas para organizar el vuelo”.

Las acciones aumentan las apuestas ya que tanto los manifestantes como las autoridades endurecen sus posiciones después de 10 semanas de protestas. Cathay Pacific, de Hong Kong, la aerolínea insignia del territorio, dijo en un comunicado que se le había informado que todos los vuelos que saldrían se cancelarían hasta mañana.

"Esto es como resultado de la asamblea pública que tuvo lugar en el aeropuerto internacional de Hong Kong", agregó la compañía. "Por lo tanto, se aconseja a los clientes que pospongan los viajes no esenciales tanto hoy como mañana y no deben ir al aeropuerto". La autoridad de aviación de China dijo que, a la luz de la situación en Hong Kong, aumentará la capacidad de transferencia en los aeropuertos del Área de la Gran Bahía

Los manifestantes entraron a la terminal con pancartas y banderas acusando a la policía de Hong Kong de usar fuerza excesiva. Al menos una manifestante en el aeropuerto llevaba una venda en los ojos como parte de una protesta simbólica. El vendaje estaba manchado de rojo y llevaba el mensaje: "La policía de Hong Kong asesina a ciudadanos de Hong Kong".

Hong Kong es el puerto de carga aéreo más activo del mundo y el octavo más ocupado por tráfico de pasajeros, según el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI). Ha estado lleno de manifestantes antigubernamentales durante cuatro días. En China, la Oficina de Asuntos del Gabinete de Hong Kong y Macao emitió un comunicado diciendo que la situación en Hong Kong estaba "comenzando a mostrar signos de terrorismo" y constituía una "amenaza existencial" para la población de Hong Kong.

"Uno debe tomar medidas decididas hacia esta criminalidad violenta, sin mostrar indulgencia ni piedad", dijo el comunicado, atribuido al portavoz Yang Guang. "Hong Kong ha llegado a un punto de inflexión donde todos aquellos que están preocupados por el futuro de Hong Kong deben decir 'no' a los infractores de la ley y 'no' a los involucrados en la violencia". La Policía Armada Popular de China también se reunió en la vecina ciudad de Shenzhen para ejercicios, según un informe en el periódico Global Times respaldado por el estado.

Hong Kong, una antigua colonia británica, fue devuelta a China en 1997 después de que el gobierno liderado por el Partido Comunista acordó que las libertades democráticas de la ciudad permanecerían sin cambios durante 50 años. Sin embargo, las protestas masivas estallaron en junio por un proyecto de ley de extradición que habría permitido que los residentes de Hong Kong fueran enviados al continente para ser juzgados.

El proyecto de ley fue retirado más tarde, pero los activistas ahora exigen la renuncia del líder de Hong Kong, Carrie Lam, elecciones democráticas para su sucesor, la liberación de los arrestados en protestas anteriores y una investigación sobre el uso de la fuerza por parte de la policía.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12. Traducción: Celita Doyhambéhère

Publicado enInternacional
Los hondureños vuelven a la calle para exigir la salida de Juan Orlando Hernández

 El presidente del país centroamericano ha sido señalado por la fiscalía de Nueva York por usar dinero del narcotráfico para financiar su campaña presidencial

Miles de hondureños volvieron a las calles este miércoles en las principales ciudades del país centroamericano en la que es la segunda jornada de protestas para exigir la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández. Las movilizaciones llegan después de que la fiscalía del distrito sur de Nueva York vinculase al mandatario con una presunta conspiración para usar dinero del narcotráfico en sobornos para lograr apoyos a su última campaña electoral y conceder favores con el fin de mantenerse en el poder. Las manifestaciones se tornaron violentas en la capital, Tegucigalpa, donde oficiales antidisturbios dispararon gases lacrimógenos contra los manifestantes. Un día antes ya se habían producido graves incidentes en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en San Pedro Sula —la segunda ciudad en importancia—, que dejaron varios heridos —entre ellos un camarógrafo de un canal local— por la represión policial.

 “Estamos en una nueva etapa de las protestas”, apunta desde Tegucigalpa la dermatóloga Ligia Ramos, integrante de la Plataforma por la Defensa de la Salud y Educación en Honduras, la organización gremial que desde abril pasado ha convocado protestas contra el Gobierno de Hernández. “El Gobierno está inmerso en escándalos de corrupción que han cansado a la población. Esto ya es demasiado, exigimos que él [Hernández] salga para poder reconstruir Honduras”, subraya en declaraciones a EL PAÍS.

Las manifestaciones comenzaron en abril como respuesta a la pretensión de Hernández de imponer reformas al sector salud y educación, que médicos, maestros y estudiantes consideraron un paso para privatizar los servicios públicos del país centroamericano. El presidente reaccionó con una violenta represión que dejó al menos seis muertos y 80 heridos, según un informe preparado por Amnistía Internacional. Y en junio, el mandatario ordenó el despliegue del Ejército en las principales ciudades del país, lo que hizo que se menguaran las protestas. Estas se reanudaron, sin embargo, el martes, después de que se conociera el señalamiento de la fiscalía neoyorquina contra Hernández.

Los policías intentaron este miércoles contener las protestas en la capital, pero fueron recibidos a pedradas, por lo que respondieron disparando gases lacrimógenos y con agua a presión. En paralelo, cientos de personas marcharon de forma pacífica por otro extremo del mismo bulevar hasta las inmediaciones de la residencia presidencial, que permanece custodiada por un fuerte contingente de las fuerzas de seguridad.

Otro grupo de manifestantes, casi todos con el rostro cubierto, bloquearon la calle que cruza frente a la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) impidiendo el libre tránsito de vehículos por la zona, en protesta por el ataque de este martes a universitarios en San Pedro Sula, norte del país, por fuerzas de seguridad. En un comunicado, la UNAH condenó "enérgicamente la agresión". Periodistas hondureños exigieron hoy en Tegucigalpa y San Pedro Sula respeto a su trabajo y un alto a la violencia contra los comunicadores sociales tras la agresión contra el camarógrafo Carlos Castillo.

Supuestos vínculos con el narcotráfico

Hernández ha sido señalado por la fiscalía de Nueva York en una presunta conspiración para usar dinero del narcotráfico con el fin de mantenerse en el poder, algo que el presidente ha rechazado y que ha atribuido la denuncia en tal sentido a "un ataque con afán de venganza" de narcotraficantes de su país. Aunque la fiscalía del distrito sur de Nueva York no identifica al mandatario por su nombre ni ha presentado acusaciones en su contra, en el documento se alude al hermano del excongresista Juan Antonio Tony Hernández como CC-4 (Juan Orlando Hernández) y se subraya que fue "elegido presidente de Honduras a fines de 2013". Según el documento, se destinaron 1,5 millones de dólares para sobornos en apoyo a la campaña de Hernández y que se compraron regalos y favores a políticos locales a cambio de protección, y además involucra a otros políticos hondureños, a quienes no menciona por sus nombres, pero.

“El presidente viene siendo asediado por una gran cantidad de escándalos desde 2015. Ahora la gente exige su renuncia no solo por esos escándalos de corrupción, sino por las irregularidades en las elecciones presidenciales, que consideran fueron fraudulentas”, explica a EL PAÍS Eugenio Soza, sociólogo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en relación con los comicios generales de 2017, cuyo resultado causó un gran descontentó que llevó a miles de hondureños a las calles y socavó la legitimidad del mandatario.

“La plataforma ha planteado ahora la necesidad de la movilización para la renuncia del presidente, pero está por verse si realmente se va a convertir en una ola de protestas fuertes o no va a ser sostenible en el tiempo. Probablemente las protestas tomen oxígeno, pero a nivel de articulación todavía es un movimiento bastante débil”, explica el catedrático Soza en conversación con EL PAÍS. Será clave, agrega, el papel que Estados Unidos juegue tras conocerse el señalamiento de la fiscalía de Nueva York, dado que Washington tiene en el Gobierno de Hernández a un aliado en su estrategia para frenar la migración de centroamericanos hacia territorio estadounidense. “Es un desafío para los líderes políticos y sociales. Está por verse qué acciones van a tomar, o si esperarán a ver qué hace Estados Unidos”, en un país donde la clase política y las élites son obedientes a los designios que llegan desde el gigante norteamericano.

La médica Ramos, sin embargo, asegura que las manifestaciones se mantendrán. “Nos estamos organizando, porque este ha sido un movimiento de lucha social autoconvocado por varios sectores sociales. Ahora solicitamos a la empresa privada que se nos una, a los campesinos, a las universidades privadas”, cierra. “También hemos convocado a los partidos políticos, aunque todavía no nos hemos reunido con ellos”.

Por S. Maldonado

EFE

México / Tegucigalpa 8 AGO 2019 - 03:05 COT

Publicado enInternacional
Manifestantes se apartan del gas lacrimógeno que usa la policía contra ellos.   Imagen: EFE

Nuevos enfrentamientos, huelga general y el bloqueo del metro sumieron este lunes a Hong Kong en el caos, en tanto las autoridades acusan a los manifestantes de querer "destruir" al territorio semiautónomo y la vida de sus habitantes.

Este lunes de tarde fueron lanzados gases lacrimógenos en varias zonas de la megalópolis contra manifestantes enardecidos en el marco de la huelga general, un acontecimiento muy raro en la excolonia británica.

La megalópolis, que atraviesa su mayor crisis política desde su retrocesión a China en 1997, ya vivió en los dos últimos meses otras jornadas de manifestaciones masivas que desembocaron en confrontaciones entre policías antimotines y grupos radicales.

Tras enfrentamientos durante todo el fin de semana, los manifestantes se dirigieron en hora pico, este lunes de mañana, a varias estaciones clave de la red del Metro para bloquear las puertas de los vagones y evitar que los trenes marchasen.

Esta acción relámpago paralizó durante horas una red que normalmente marcha con una eficacia extraordinaria.

Tamañas "acciones en nombre de ciertas demandas (...) han minado seriamente la ley y el orden de Hong Kong, y están empujando a nuestra ciudad, que todos amamos, al borde de una situación muy peligrosa", señaló la jefa del ejecutivo local, Carrie Lam, en su primera conferencia de prensa en dos semanas.

Haciendo referencia a eslóganes revolucionarios, presentó la protesta como un atentado a la existencia de Hong Kong.

"Yo diría que (los manifestantes) están tratando de derribar Hong Kong, de destruir por completo la vida de más de siete millones de personas", dijo Lam ante periodistas, afirmando que "el gobierno será enérgico en el mantenimiento de la ley y el orden en Hong Kong para restaurar la confianza".

Bajo el principio "Un país, dos sistemas", Hong Kong disfruta hasta 2047 de libertades desconocidas en el resto de China. Pero cada vez son más las voces que se alzan preocupadas porque Beijing ignore este acuerdo y aumente su control.

Este lunes de tarde, tuvieron lugar siete manifestaciones simultáneas, algo que constituye un desafío para las fuerzas del orden, que enfrentan una dura prueba desde hace dos meses, al tiempo que despiertan la cólera de los manifestantes.

Publicado enInternacional
Página 1 de 67