Kiev, 18 de octubre. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, firmó este lunes con su homólogo de Ucrania, Viktor Yanukovich, una serie de acuerdos en materia energética y aeronáutica, así como para la apertura de sedes diplomáticas en cada territorio, con lo cual concluyó su vista a este país e inició su gira por Irán.

Uno de los convenios firmados facilitará el transporte de crudo venezolano hacia Bielorrusia, a la vez que permitirá a Kiev participar en la producción de hidrocarburos en el país sudamericano.

El presidente Hugo Chávez y yo hemos convenido que Ucrania va a extraer petróleo y gas en territorio venezolano, declaró Yanukovich durante una rueda de prensa con su invitado.

Ambos mandatarios abordaron además el tema del transporte de petróleo venezolano a través de Ucrania hacia Bielorrusia, su vecina, que comenzó en mayo.

Actualmente el transporte de crudo se hace con cisternas desde Odessa, en el Mar Negro, pero Venezuela espera utilizar en breve el oleoducto ucraniano que comienza en ese puerto y discurre por territorio ucraniano.

Un contrato firmado el sábado con el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, estipula la compra a Venezuela de 30 millones de toneladas de petróleo durante el periodo 2011-2013.

La visita de Chávez también tuvo como objetivos profundizar la cooperación bilateral en las áreas de aeronáutica, defensa, alimentación y educación.

Chávez y Yanukovich acordaron iniciar relaciones bilaterales con la próxima apertura de embajadas en ambos países. El presidente venezolano precisó que la sede diplomática de su país en Kiev abrirá en los próximos días.

Por la noche, presidente venezolano llegó a Irán, país con el que, aseguró, las relaciones son sólidas y profundas. Agregó que con su par iraní, Mahmud Ahmadinejad, conversará sobre las tensiones que el imperialismo genera en la república islámica por su presión sobre el plan de energía pacífica de Teherán.

En otro orden, Petróleos de Venezuela (PDVSA) indicó en Caracas que la venta de sus acciones en la alemana Ruhr Oël al conglomerado ruso Rosnett obedece a que ese era un mal negocio que nunca rindió ganancias.

Afp y Dpa
Publicado enInternacional
Barack Obama envió ayer al Congreso una nueva doctrina de seguridad nacional que pone fin a las guerras preventivas y otros conceptos de la Administración de George Bush y apuesta por una estrategia basada, prioritariamente, en la diplomacia, la colaboración con los organismos internacionales y el uso de diversos instrumentos del poder estadounidense no necesariamente militares, como la economía, la ciencia o la energía. Entre los cambios, se elimina la etiqueta de guerra contra el terrorismo y se reconoce la importancia de potencias emergentes como China, India y Brasil.

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional, la primera que presenta el Gobierno de Obama, reconoce los límites de la influencia de Estados Unidos, alerta contra el peligro de querer extender la supremacía norteamericana a todos los rincones del planeta y advierte de que esta nación se enfrenta también hoy a un enemigo interior, a un movimiento terrorista enraizado entre ciudadanos estadounidenses.

Esta doctrina, formulada en un informe de 52 páginas que el Gobierno está obligado por ley a entregar periódicamente al Congreso, resume y oficializa el giro de la política exterior estadounidense que Obama ha ido exponiendo durante su primer año y medio de mandato en algunos célebres discursos, como el de El Cairo, en el que afirmó que su país no está en guerra con el islam, y en otras decisiones políticas significativas, como la reconciliación con Rusia, la revitalización de Naciones Unidas y el fortalecimiento de otras alianzas internacionales.

Entre los pasos más destacados que se mencionan en este documento está el de la potenciación del Grupo de los 20 en detrimento del Grupo de los Ocho como reconocimiento de que el mundo actual no puede ser gobernado por las naciones imperantes a lo largo del siglo pasado sino que es necesario integrar en el proceso de toma de decisiones a nuevas potencias regionales que quieren tener influencia internacional.

Esto es también la admisión de que Estados Unidos, debilitado por una grave crisis económica y por dos largas guerras en Irak y Afganistán, no es capaz hoy de imponer su criterio a su antojo y asumir todas las responsabilidades. "Para triunfar tenemos que afrontar el mundo tal y como es... Las cargas de este joven siglo no pueden caer solo sobre las espaldas de Estados Unidos", afirma el documento, según el resumen facilitado por la Casa Blanca.

"Fortaleceremos", dijo Obama el sábado en un discurso en la academia militar de West Point, "las viejas alianzas que nos han servido tan bien y, en la medida en que más países y capitales amplían su influencia, construiremos también nuevas alianzas y más exigentes estándares e instituciones internacionales".

La nueva estrategia oficializa esa filosofía y pone fin a la idea de que EE UU contaba con la autoridad moral, derivada de su excepcionalidad como faro democrático, para imponer su modelo sin contar con nadie. "De hecho", afirma el presidente en el texto remitido al Legislativo, "nuestros adversarios quisieran ver cómo Estados Unidos agota su fuerza tratando de extender exageradamente su poder". Es preferible, es mayor garantía de seguridad, sostiene el documento, ejercer "un liderazgo responsable". "Nuestra seguridad nacional depende de muestra capacidad para usar nuestros incomparables recursos, así como la seguridad mundial depende de un liderazgo norteamericano fuerte y responsable".

El enemigo también ha sido redefinido. "Nuestro enemigo no es el terrorismo porque el terrorismo es una táctica", dijo el miércoles uno de los principales responsables de esta nueva política, el asesor presidencial sobre seguridad y contraterrorismo John Brennan. "El enemigo no es la yihad [la guerra santa] ni el islamismo porque no hay nada santo ni legítimo ni islámico en el asesinato de hombres, mujeres y niños inocentes. Nuestro enemigo es Al Qaeda y sus afiliados terroristas", añade.

Algunos de esos terroristas, como han demostrado una serie de acontecimientos en los últimos meses, crecen y se esconden entre la misma sociedad norteamericana. "Esta es una nueva fase de la amenaza terrorista", declaró Brennan, "que ya no está reducida a ataques coordinados y sofisticados como los del 11-S sino extendida a individuos con medios no tan sofisticados".

Eso mismo hace obligatorio superar el concepto, clave en la estrategia presentada por Bush en 2002, de la hostilidad de los llamados países irresponsables (Corea del Norte, Irán e Irak, antes de la invasión) y exige incluso actualizar las condiciones sobre el recurso a la guerra, a la que no se renuncia, pero queda relegada a una última opción.

"Aunque el uso de la fuerza es a veces necesario", expone el documento, "agotaremos otras opciones antes de la guerra y mediremos los costes y los riesgos de una acción contra los costes y los riesgos de no actuar".

Si la guerra es necesaria, Estados Unidos intentará crear alianzas que la respalden ?"buscaremos el apoyo de instituciones como la OTAN o el Consejo Nacional de Seguridad"?, lo que no significa que se renuncie abiertamente a la posibilidad de intervenir sin esos apoyos. "Estados Unidos", advierte este informe, "tiene que reservarse el derecho a actuar unilateralmente si es necesario para defender nuestra nación y nuestros intereses".

Por ANTONIO CAÑO - Washington - 27/05/2010
Publicado enInternacional
Cinco fueron los ejes que marcaron la agenda del VII Encuentro Presidencial Ecuador-Venezuela que se cumplió ayer en Quito.     

En una apretada agenda de trabajo, los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, en la mañana realizaron el lanzamiento del lubricante con marca propia, fruto de los acuerdos de cooperación energética entre ambos países, en la tarde evaluaron los resultados de los acuerdos de integración económica y productiva y resolvieron intensificar su ejecución.          

Los dos mandatarios destacaron la efectividad de los acuerdos. Aunque Chávez, quien llegó a la 01:45 de ayer a la capital ecuatoriana, reconoció que los impactos de algunos de los convenios firmados son de corto plazo, dijo que estos “deben ir creciendo en intensidad y extensión a medida que pasen los años y se vayan consolidando”.   

En el encuentro oficial desarrollado en el Palacio de Gobierno, los cancilleres Nicolás Maduro (Venezuela) y Ricardo Patiño (Ecuador), pusieron a consideración de los presidentes un informe del estado en el que se encuentran 32 convenios suscritos entre ambas naciones sobre soberanía energética, soberanía en seguridad y defensa, soberanía productiva, soberanía financiera, comercial y del conocimiento. 

Como país anfitrión, Patiño fue quien dirigió -en primera instancia- la cita que se instaló con los ministros de Estado de los dos países, para posteriormente contar con la presencia de los Presidentes.

Patiño comentó que de los convenios suscritos el 65% de estos estarían en un nivel satisfactorio de avance, un 30% en un nivel medio y un 9% en un nivel bajo. 

Explicó que de los ocho proyectos en materia de soberanía energética, solo uno se encuentra en un nivel medio y el resto en una escala alta. 

Este informe fue analizado por los Jefes de Estado, quienes se sumaron al acto protocolar a las 12:32 y prolongaron el debate hasta pasadas las 17:00. Luego tenían previsto dar una rueda de prensa. 

En el Palacio de Carondelet Correa y Chávez  fueron testigos de un enlace satelital simultáneo desde las isla Puná (Ecuador) y la isla Margarita (Venezuela), en donde se realizó la siembra de tilapias y mejillones, respectivamente. Similar situación se produjo en la isla Puná.

El presidente Correa manifestó la necesidad de encontrar un justo equilibrio entre los requerimientos que tiene la población y la tarea de exploración de los recursos no renovables, al tiempo de  afirmar que de la misma manera responsable se trabajará con los sectores mineros y petroleros y añadió que el no encontrar nada en una primera exploración en Puná no significa que el proyecto no sea rentable.

Por su parte, Chávez explicó que por cada diez pozos que se  estudian existen un máximo de tres que son efectivos. 

“Vamos a avanzar en un estudio sísmica en tercera dimensión”, precisó, mientras que su par ecuatoriano sostuvo que existen otros proyectos que continúan adelante y a buen ritmo como es el de la Refinería del Pacífico. 

Chávez reconoció el esfuerzo de los gabinetes ministeriales y profundizó su discurso en construir una sola patria que vaya en contra del imperialismo yanqui. “Este camino comienza a labrarse, la Patria es grande o no lo es. Si no llamamos al nuevo orden, nuevos coloniajes vendrán”, sostuvo.  

Horas más tarde, el Gobierno de Venezuela entregó alrededor de 980 mil dólares en créditos no reembolsables a los productores de cacao. Luego, Correa y Chávez suscribieron 12 nuevos convenios en distintas áreas y se procedió a la constitución de tres empresas grannacionales orientadas hacia la pesca, la minería y la comercialización del cacao. En el caso de la empresa minera se constituirá con un 51% de capital ecuatoriano y el 49% de capital venezolano. 

Finalmente, los mandatarios tenían previsto ser testigos de la suscripción del Reglamento para el funcionamiento del Fondo Ecuatoriano-Venezolano, que es un fondo constituido por más de 60 millones de dólares que va a permitir el financiamiento de algunos proyectos de desarrollo social-económico. 

Así concluyó el encuentro presidencial que tuvo como marco las manifestaciones en contra y a favor de la presencia de Chávez. 

Un incidente incluso se produjo a las afueras del palacio de Carondelet, con el ex ministro de Defensa, José Gallardo, quien al no estar de acuerdo con la ideología de Chávez, fue víctima de una gresca, luego de que los mandatarios saludaron desde el balcón.
Publicado enInternacional
La Paz, 13 de marzo. El presidente uruguayo, José Mujica, cumplió hoy una visita oficial a Bolivia enarbolando un discurso de integración latinoamericana más allá de las ideologías. Durante la misma, acordó con su homólogo boliviano, Evo Morales, una salida para Bolivia al Atlántico por puertos uruguayos y la venta de gas natural boliviano a Montevideo.
 
Ante la prensa, en la ciudad de Cochabamba, donde Mujica llegó anoche para cumplir una visita oficial de 24 horas a este país, ambos mandatarios firmaron una declaración conjunta en la que el uruguayo reiteró su apoyo a lograr que la comunidad internacional acepte adaptar los instrumentos jurídicos existentes y permitir que en los países donde la masticación de la hoja de coca es una práctica tradicional, se pueda eliminar la prohibición de esto.
 
Respecto de la demanda boliviana de recuperar su salida al Pacífico –que perdió en una guerra con Chile a finales del siglo XIX–, Mujica reiteró la solidaridad de su gobierno y del pueblo uruguayo para una solución pacífica que permita una pronta solución a este reclamo, haciendo votos para que el diálogo de la agenda de 13 puntos iniciado con el anterior Ejecutivo de Chile tenga avances sustantivos durante la nueva gestión de gobierno.
 
Ambos mandatarios manifestaron su interés en consolidar y profundizar el mecanismo trilateral Uruguay-Paraguay-Bolivia, como un ejemplo de concertación y consulta a través de la integración física, energética, de transportes y servicios logísticos entre los tres países.
 
El documento señala que el presidente del Estado plurinacional de Bolivia manifestó su plena disposición para iniciar las exportaciones de gas a Uruguay y consolidar la venta del energético a Paraguay. Para ello se construirá un gasoducto cuyo estudio de prefactibilidad financiará, con fondos no rembolsables, la Corporación Andina de Fomento.
 
Ambos mandatarios sudamericanos destacaron la importancia de coordinar las acciones para favorecer el desarrollo de la hidrovía Paraguay-Paraná, lo que facilitará su libre navegabilidad. Lo anterior permitirá a Bolivia utilizar los puertos uruguayos de Montevideo y de Nueva Palmira para su comercio exterior.
 
Manifestaron asimismo que los fenómenos relacionados con los cambios climáticos y sus consecuencias negativas para el medio ambiente constituyen los problemas más apremiantes del siglo XXI que requieren soluciones colectivas e imaginativas. Mujica felicitó a Morales por la iniciativa de realizar en abril en Cochabamba la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático.
 
En la rueda de prensa, Morales manifestó su admiración por su par uruguayo –ex guerrillero izquierdista tupamaro que pasó 13 años preso por ello–, a quien llamó abuelo de principios ideológicos, y dijo que nunca olvidará las palabras de aliento y de enseñanza que le manifestó en la reunión que sostuvieron previamente.
 
El gobernante boliviano suele referirse al comandante y ex presidente cubano Fidel Castro como abuelo sabio.
 
Morales agregó: Las nuevas generaciones necesitan los grandes luchadores, su esfuerzo por el pueblo, por la patria grande latinoamericana. Recordó asimismo la iniciativa del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, para que se creara, en Cancún, un nuevo organismo de integración de América Latina y el Caribe sin Estados Unidos, que son bases importantes para la liberación definitiva de nuestros pueblos.
 
Luego de invitar a Mujica a la cumbre que se realizará en Cochabamba, mencionó que a ella asistirá el escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien previamente acudirá el 17 de abril al Chapare, bastión político de Morales, que surgió al liderazgo político desde las luchas de los cocaleros de esa región contra la política de coca cero impuesta por Estados Unidos a los gobiernos bolivianos.
 
En la rueda de prensa, a la pregunta de si se alineará con el bloque antimperialista de la Alba (Alternativa Bolivariana para las Américas), Mujica respondió: “nosotros no somos antinada, somos pro vida y pro desarrollo de los pueblos… donde se estén juntando los pueblos con afán de progresar estaremos al lado… no le vamos a preguntar a los gobiernos de turno el signo ideológico que tienen porque además los gobiernos pasan y los pueblos quedan”.
 
Demasiada desunión hemos tenido en la historia de América Latina para seguir sumando cosas que para lo único que sirven es para que estemos despedazados frente al otro. Por eso tendremos buenas relaciones con la Alba, con Colombia, con Chile y con cualquier país de América Latina.
 
Añadió: “Por supuesto que tenemos nuestros afectos profundos, no renunciamos a nuestros afectos profundos, pero no le ‘cuotificamos’ a nadie la amistad y la relación integradora y política que tenemos que tener acá en América Latina. La única separación es con los golpistas abiertos a los que conocemos, con esos sí tenemos un tajo que es irreversible. Por lo demás, estaremos dialogando con todos y siempre tratando de acercar a las partes”, enfatizó.
 
Respecto de su apoyo a la despenalización de la masticación de la hoja de coca, el presidente uruguayo afirmó que no se le puede usurpar a los pueblos andinos el elemental derecho que tienen por su cultura y su tradición al uso de un instrumento que vienen utilizando por generaciones; otra historia es el narcotráfico, hay que separar estas dos cosas.
 
En relación con las críticas que ha estado recibiendo el gobierno de Cuba por la muerte del disidente Orlando Zapata, luego de una larga huelga de hambre, el mandatario uruguayo recordó que el pertenece a gente por la cual en otras partes del mundo también reclamaba por nosotros.
 
Pienso que el pueblo cubano, con su gobierno, sabrá encontrar los caminos necesarios para que la sociedad internacional los respete, no tengan que hacerle estos reclamos y tenga y mantenga su grado de independencia y soberanía como país al que tienen derecho.
 
Enfatizó que “el mundo rico siempre se arroga el derecho de imponer y de juzgar a los demás y no acepta la más mínima responsabilidad y juicio en sus propias filas. Sería bueno –afirmó– que el mundo rico se diera cuenta que estamos en una humanidad distinta, diversa, contradictoria, con culturas distintas y que todos debemos ser respetados, pero tal vez nos falta mucho todavía”.
 
Sobre la muerte de Zapata, Morales aseveró a su vez que, según el embajador cubano, éste era un delincuente que estuvo por lo menos cinco veces en la carcel. Ése es un problema interno de Cuba, de los cubanos, pero se hace un escándalo internacional por un cubano muerto en una huelga de hambre ¿Por qué no me preguntan a mí o al compañero Mujica que el capitalismo con sus políticas económicas a cuánta gente mata diariamente, por qué no me preguntan que la intervención militar norteamericana en otros países a cuánta gente diariamente va matando, cuánta gente va muriendo.
 
Mujica retornará a su país este domingo, por la mañana.

Por Rosa Rojas
Corresponsal
 
Publicado enInternacional
Miércoles, 25 Noviembre 2009 09:26

Ecuador amplía cooperación con China

Un total de 360 millones de yuanes (52 millones 664 mil 400 dólares) otorgó en donación y líneas de crédito el Gobierno de China al Ecuador. Los recursos se canalizarán para el desarrollo de tres convenios de cooperación económico-técnica que fueron suscritos ayer por el presidente de la República, Rafael Correa, y el presidente de la Conferencia Consultiva Política de la República Popular China, Jia Qinglin.

El primer convenio tiene que ver con una donación de 10 millones de yuanes (1 millón 462 mil 900 dólares) que irán destinados para futuros proyectos en los que convengan ambos gobiernos.

Asimismo, Correa participó como testigo de honor de la firma de dos líneas de crédito. La una por 20 millones de yuanes (2 mil 926 mil 400 dólares), a 10 años plazo, y la otra por 330 millones de yuanes (48 millones 285 mil 600 dólares), a 20 años plazo y al 2% de interés. Esta última servirá para la adquisición de cuatro aviones para la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

El Mandatario indicó que las relaciones bilaterales con China se encuentran en un buen momento y por eso dijo que los convenios firmados se enmarcan en tres ejes que contemplan el diálogo político, el intercambio comercial y el apoyo socio-cultural y deportivo.

Correa ratificó que las inversiones en proyectos de desarrollo ecuatoriano son totalmente seguras y rentables. De ahí que consideró inteligente la estrategia del Gobierno chino de colocar sus recursos en el desarrollo del país, en lugar de invertirlos en bonos del tesoro de los Estados Unidos.

Bajo este contexto, sostuvo que, de esa manera, China recupera su inversión y nos ayuda a desarrollarnos.

Recordó  que Ecuador es el mayor país de Sudamérica que recibe mayor inversión de parte de China.

“Agradecemos porque esa confianza será retribuida con inversiones garantizadas. Podemos profundizar más las relaciones, Ecuador tiene importantes proyectos altamente rentables  y seguros, en donde las empresas chinas tienen experiencia en los sectores energético, hidrocarburífero y vial”, manifestó.

El Jefe de Estado ecuatoriano también resaltó el apoyo que recibe el país para la construcción del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair, que generará 1.500 megavatios.

En cuanto a ese proyecto, el Mandatario dijo que se puede obtener un mayor rendimiento.

Por su parte, Qinglin expresó que Ecuador se ubica como el país con mayor inversión china con 2 mil 200 millones de dólares, y añadió que durante  2008 se generó un volumen comercial de 2 mil 400 millones de dólares, con un crecimiento del 50%.

Qinglin agradeció el saludo cariñoso que recibió de parte de la ciudadanía y aunó votos para que Ecuador conquiste nuevos espacios.

Si bien durante la ceremonia  no se mencionó la entrega   del crédito por parte del Exim Bank chino  para el proyecto Coca Codo Sinclair, un funcionario de la Embajada de China en nuestro país confirmó que eso es un hecho.

FAE adquirirá aviones Avro

Cuatro aviones tipo Avro  MA60 comprará el Ecuador a China. Esto como parte de los convenios de cooperación económico-técnica entre ambos países.

Según el comandante general de la FAE,  Rodrigo Bohórquez, aún no se conoce la fecha de arribo de las aeronaves, en virtud de que todavía se encuentra en proceso jurídico el desembolso de recursos.

No obstante, Bohórquez, manifestó que, como parte de las negociaciones con China, el fin de semana anterior llegaron al país dos radares en calidad de préstamo para controlar la frontera norte, mientras la empresa CETC  construye los cuatro que adquirirá Ecuador.

“Los radares chinos llegaron el fin de semana y entrarán a operar en 15 días. Uno se encuentra en  Esmeraldas y otro en la Amazonía, en la provincia de  Sucumbíos. En realidad  hemos estado ciegos allá (en la frontera norte),  debido  a que nuestros radares no veían nada de lo que pasaba en nuestro territorio.

Ahora  podremos  ver las operaciones que se hagan en espacio aéreo colombiano y controlar   el nuestro”, puntualizó.

Verónica Galarza
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional

Moscú, 10 de septiembre. Con un intercambio de significativos gestos de apoyo recíproco, los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Rusia, Dimitri Medvediev –además de la firma de un nuevo paquete de convenios de cooperación económica–, refrendaron aquí este jueves el excelente estado de la relación entre sus países.

Chávez anunció que Venezuela, “a partir de hoy se une al reconocimiento de Abjazia y Osetia del Sur y va a iniciar los trámites para establecer relaciones diplomáticas con las dos nuevas repúblicas” del Cáucaso que Georgia considera parte de su territorio, al igual que la casi totalidad de la comunidad internacional, menos Rusia y Nicaragua.

Medvediev, por su parte, afirmó que Rusia, incluso si para ello tiene que abrir una línea de crédito, “suministrará a Venezuela todas las armas que nos pida” y, agregó, “sin violar las leyes internacionales, claro”.

En un calculado golpe de efecto, Chávez reconoció la independencia de Abjazia y Osetia del Sur antes de iniciar pláticas con Medvediev, durante los escasos minutos que se conceden a camarógrafos y reporteros gráficos para captar imágenes protocolarias.

Sorprendido y contento, el anfitrión afirmó: “Gracias, Hugo, acabas de hacer una declaración seria e importante; resulta muy satisfactorio ver que se amplía el reconocimiento internacional de estos dos nuevos estados”.

La noticia, como era de suponer, sentó muy mal en Georgia, cuyo gobierno calificó de “una patente violación de las normas y principios del derecho internacional” la decisión de Chávez, la cual –vaticinó en un duro comunicado– “será contraproducente para la misma Venezuela”.

En esta visita, la octava de Chávez a Rusia y que constituye la penúltima escala de la gira internacional que inició el pasado 31 de agosto, no estaba previsto firmar algún contrato para la venta de armamento a Venezuela, cuyas adquisiciones en los tres años recientes –12 contratos, que incluyeron la venta de 24 cazas Sujoi, 50 helicópteros de combate y 100 mil fusiles automáticos Kalashnikov, entre otras armas– alcanzaron un valor total de 4 mil 400 millones de dólares, según datos del Kremlin.

Sin embargo, según trascendió, los mandatarios se comprometieron hoy a dar un impulso a las negociaciones en torno a los tipos de armamento que Venezuela desea comprar, al tiempo que Rusia reiteró que está dispuesta a abrir una línea de crédito para tal efecto, la cual –según cifras que circulan extraoficialmente– rondaría los mil millones de dólares.

En todo caso, al término de sus pláticas con Chávez, Medvediev confirmó que la “cooperación técnico-militar representa una parte importante de nuestra cooperación. No lo ocultamos. Pero tampoco nos engañemos: el contenido de este tipo de contratos no siempre se hace del dominio público”.
Preguntado si se prevé la venta de tanques rusos, el titular del Kremlin respondió que Rusia venderá a Venezuela todas las armas que ésta le pida, sin dejar de respetar sus obligaciones internacionales. “También les venderemos tanques, ¿y por qué no? Tenemos buenos tanques. Y si nuestros amigos los quieren, los tendrán”, dijo Medvediev.

En vísperas de la llegada de Chávez, fuentes de la industria militar rusa filtraron a la prensa local que se llevan a cabo negociaciones para suministrar a Venezuela partidas de tanques T-72 y vehículos blindados BMP-3, así como una decena de helicópteros de combate Mi-28H.

Asimismo, Venezuela tiene interés en adquirir complejos móviles de misiles de protección costera, sistemas de cohetes antiaéreos Tor-M2E, aviones de patrullaje adaptados del modelo de Iliushin-114, sistemas de artillería Smerch, lanchas rápidas de patrullaje Mirazh y tres submarinos diesel-eléctricos de clase Varshavianka.

Sin proporcionar detalles, Chávez también se refirió a la (próxima) compra de armas rusas: “Esto no significa que vamos a agredir a nadie. Estamos fortaleciendo la capacidad de defensa para nuestro territorio”, argumentó.

“El cerco se estrecha”, declaró Chávez a medios de comunicación rusos, en alusión a las bases militares de Estados Unidos en Colombia, que son “una muestra de las pretensiones de dominio mundial de Washington”.

Al concluir las pláticas en Barvija, residencia de Medvediev en las afueras de Moscú, se firmaron nueve convenios de cooperación en energía, ecología, agricultura, nuevas tecnologías, infraestructura y transporte, protección de propiedad intelectual y de información clasificada, entre otras.

Ambos presidentes destacaron, como documento nodal, el “acuerdo marco intergubernamental para realizar proyectos estratégicos conjuntos”. Entre otros, se encuentra en fase de evaluación final la creación de un banco binacional ruso-venezolano, que en los próximos meses podría empezar a funcionar, y Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA) suscribió memorandos de entendimiento con tres petroleras rusas.

Asimismo, el consorcio ruso-venezolano fundado el año pasado –en el cual participa por Rusia Gazprom, como operador principal, y las petroleras LukOil, TNK-BP, Surgutneftegaz y Rosneft; y por Venezuela, PDVSA y otras empresas– se dispone a constituir una empresa mixta para extraer petróleo en la faja petrolífera del Orinoco, con una producción estimada de 400 mil barriles diarios de crudo.

Los mandatarios coincidieron en señalar que Caracas y Moscú mantienen ya una relación de “nivel estratégico”. Medvediev lo explicó así: “Éramos buenos socios, pero los acuerdos que alcanzamos hoy sientan las bases de nuestra cooperación bilateral para muchos años, decenios incluso”.

Juan Pablo Duch
Corresponsal
 

Publicado enInternacional
Martes, 01 Septiembre 2009 05:50

Poner fin a la guerra contra el intercambio

Cuando las compañías discográficas arman un escándalo por el peligro que encierra la piratería, no están hablando de ataques violentos a buques. De lo que se quejan es del intercambio de copias de música, una actividad en la que millones de personas participan en un espíritu de cooperación. El término piratería lo utilizan las compañías discográficas para demonizar el intercambio y la cooperación, al equipararlos al secuestro, el asesinato y el robo.
Los derechos de autor surgieron después de que la imprenta hiciera de la reproducción una cuestión de producción en serie, generalmente con fines comerciales. Los derechos de autor eran aceptables en este contexto tecnológico, ya que funcionaban como una regulación de la actividad industrial, sin que supusieran un impedimento para los lectores o (más tarde) los oyentes de música.

En la década de 1890, las compañías discográficas empezaron a vender grabaciones musicales producidas en serie. Estas grabaciones facilitaban el disfrute de la música, y no eran un impedimento para escuchar la música. Los derechos de autor aplicados a estas grabaciones musicales fueron comúnmente aceptados, en la medida en que únicamente afectaban a las empresas discográficas y no a los oyentes de la música.

Hoy en día, la tecnología digital permite a cualquiera hacer y compartir copias. Las compañías discográficas pretenden ahora utilizar la ley de derechos de autor para negarnos el uso de este avance técnico. La ley, que era aceptable cuando se limitaba a las editoriales, es ahora una injusticia en la medida en que prohibe la cooperación entre los ciudadanos.

Impedir que la gente comparta va en contra de la naturaleza humana, y la propaganda orwelliana que afirma que "compartir es un robo", generalmente cae en saco roto. Por lo que, aparentemente, la única manera de impedir que la gente comparta es librar contra ella una dura Guerra al Intercambio. Así, las compañías discográficas, mediante las armas legales de que disponen, como la RIAA, demandan a los adolescentes por cientos de miles de dólares por compartir música. Mientras tanto, conspiraciones empresariales para restringir el acceso del público a la tecnología han desarrollado sistemas de Gestión de Restricciones Digitales diseñados para maniatar a los usuarios e imposibilitar las copias. Los ejemplos incluyen iTunes, así como los DVD y discos BlueRay. (Véase DefectiveByDesign.org para más información.) A pesar de que estas conspiraciones suponen una limitación del comercio, los gobiernos renuncian sistemáticamente a cualquier acción penal.

A pesar de estas medidas, se sigue compartiendo: la tendencia humana a la cooperación es fuerte. Por lo tanto, las compañías de discos y otros editores exigen nuevas medidas, cada vez más drásticas para castigar a quienes intercambian. EE UU aprobó una ley en octubre de 2008 que permite incautarse de los ordenadores utilizados para compartir. La Unión Europea está estudiando una directiva para desconectar de los servicios de Internet a aquellas personas que han sido acusadas (no condenadas) de compartir. (Si el lector desea oponerse a esta medida consulte laquadrature.net.) En 2008, Nueva Zelanda adoptó ya una ley de estas características.

En una reciente conferencia de la industria cinematográfica a la que asistí, un participante propuso exigir que las personas acrediten su identidad antes de acceder a Internet. Una vigilancia de este tipo también contribuiría a suprimir la contestación y la democracia. China ha anunciado que aplicará una política similar en sus cibercafés. ¿Será la Unión Europea la siguiente? Un parlamentario británico ha propuesto penas de cárcel de diez años para los acusados de compartir. La medida no ha sido aprobada… aún. Mientras tanto, en México se está incitando a los niños a informar sobre sus propios padres, al estilo soviético, cuando éstos realicen copias no autorizadas. Parece que hay no hay límite a la crueldad que la industria de los derechos de autor manifiesta en su Guerra contra el Intercambio.

El principal argumento de las compañías discográficas para prohibir el intercambio es que provoca la pérdida de puestos de trabajo. Esta afirmación resulta ser una mera conjetura. Pero aunque fuera cierta, no justificaría la guerra contra el intercambio. ¿Hay que prohibir a la gente a limpiar sus propias casas para evitar la "pérdida" de puestos de trabajo de limpieza? ¿Prohibir que la gente se cocine, o prohibir el intercambio de recetas, para evitar la "pérdida" de puestos de trabajo en los restaurantes? Estos argumentos son absurdos, porque la cura resulta ser mucho peor que la enfermedad.

Las compañías discográficas también afirman que el intercambio de música sustrae dinero a los músicos. Se trata del tipo de verdad a medias que es peor que una mentira, además de que el nivel de verdad que encierra es muy inferior a la mitad.

Incluso si aceptamos la suposición de que usted habría comprado una copia de la misma música –por lo general falsa, pero de vez en cuando cierta– sólo los músicos que son superestrellas desde hace tiempo recibirían dinero de su compra. Las compañías discográficas imponen a sus músicos en el inicio de sus carreras unos contratos leoninos que los obligan a producir cinco o siete álbumes. Resulta casi inaudito que un disco publicado en el ámbito de aplicación de estos contratos venda un número de copias suficiente para que los músicos reciban un solo céntimo de las ventas. Aparte de las superestrellas bien establecidas, el intercambio sólo reduce los fondos que las empresas discográficas utilizan para demandar a los amantes de la música.

En cuanto a los pocos músicos que no sufren contratos explotadores, es decir, las superestrellas establecidas, que sean un poco menos ricos no plantea ningún problema ni a la sociedad ni a la música. No hay ninguna justificación para la Guerra contra el Intercambio. Nosotros, el público, deberíamos poner fin a la misma.

Hay quien dice que las compañías discográficas nunca conseguirán que la gente deje de compartir, que es imposible. Dada la disparidad de fuerzas entre los grupos de presión de la industria y los amantes de la música, desconfío de las predicciones sobre quién va a ganar en esta guerra; en cualquier caso, subestimar al enemigo es una locura. Debemos tener en cuenta que cualquiera de las dos partes puede ganar, y que el resultado depende de nosotros.

Además, incluso si las compañías discográficas no llegan a tener éxito en el aplastamiento de la cooperación humana, causan muchas desgracias sólo con intentarlo, y tienen la intención de seguir causándolas. En lugar de permitir que prosigan la guerra contra el intercambio hasta que admitan su inutilidad, hay que pararlas lo antes posible. Debemos legalizar el intercambio.

Hay quien afirma que la sociedad en red ya no es de utilidad para las compañías discográficas. No comparto esta posición. Nunca pagaré por una descarga de música hasta el día en que pueda hacerlo de forma anónima; deseo poder comprar cedés de forma anónima en una tienda de discos. No propongo la supresión de las empresas discográficas en general, pero no voy a renunciar a mi libertad para que sigan en funcionamiento.

El propósito de los derechos de autor –en las grabaciones musicales, o cualquier otra cosa— es sencillo: fomentar la escritura y el arte. Ese es un objetivo deseable, pero no hay límites a lo que puede justificar. Impedir que la gente intercambie con fines no comerciales es simplemente demasiado. Si queremos promover la música en la era de las redes de computadoras, tenemos que elegir los métodos que encajen con lo que queramos hacer con la música, y esto incluye el compartir.

He aquí varias sugerencias de posibles acciones:

Los amantes de un determinado tipo de música podrían organizar clubes de fans que dieran apoyo a la gente a quien le gusta esta música;

Se podría aumentar los fondos destinados a los programas oficiales de subvención de las actuaciones musicales;
Los artistas podrían financiar obras costosas a través de suscripciones, con la devolución de los fondos utilizados en caso de mala realización del trabajo;

Muchos artistas obtienen más dinero de la comercialización de productos –merchandising– que de las mismas grabaciones, por lo que no tiene motivos para restringir las copias, sino al contrario;

Se podría apoyar a los artistas musicales con fondos públicos, distribuidos directamente en proporción a la raíz cúbica de su popularidad. Lo que significa que si la superestrella A es 1000 veces más popular como el dotado artista B, A recibirá 10 veces más fondos provenientes de los impuestos que B. Este modo de distribuir los fondos es un mecanismo eficaz de promoción de una amplia diversidad de música. La ley debería garantizar que las compañías discográficas no puedan confiscar estos fondos de los artistas, ya que la experiencia demuestra que lo intentarán. Para hablar de "compensar" el “titular de los derechos" es una velada manera de proponer dar la mayor parte de la recaudación a las empresas discográficas, en nombre de los artistas. Los fondos deberían provenir del presupuesto general o de una tasa especial sobre algo de algún modo relacionado con la escucha de la música, como por ejemplo los cedés en blanco o la conectividad a Internet. Cualquiera de estas maneras sería útil.

Se podría apoyar a los artistas con pagos voluntarios. Esto ya funciona bastante bien para algunos artistas, como Radiohead, Nine Inch Nails y Jane Siberry (sheeba.ca), incluso utilizando sistemas poco prácticos que requieren que el comprador tenga una tarjeta de crédito. ¿Si los amantes de la música pudieran pagar fácilmente con dinero digital, si cada reproductor de música tuviera un botón que pudiéramos apretar para enviar un euro a los artistas que crearon esa pieza, acaso no apretaríamos el botón de vez en cuanto, quizás una vez por semana? Sólo los pobres y los muy tacaños se negarían.

Quizás tengáis otras buenas ideas. Apoyemos a los músicos y legalicemos el intercambio.


Por Richard Stallman

Artículo original publicado con arreglo a la licencia Creative Commons Attribution Noderivs, versión 3.0.

http://stallman.org/end-war-on-sharing.html


 

Publicado enInternacional
Rusia ha accedido hoy a que las tropas de Estados Unidos sobrevuelen su territorio hacia Afganistán, una decisión que Washington considera una contribución muy valiosa a su lucha contra los talibanes. En una reunión histórica, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su homólogo ruso Dmitri Medvédev han acordado reducir las cabezas nucleares a entre 1.500 y 1.675 y sus vectores a una cifra de 500 a 1.100 en un plazo de siete años como parte de un nuevo tratado de desarme nuclear. El actual tratado START para la reducción de armamento nuclear, firmado en 1991 y que expira en diciembre, establece el máximo de cabezas nucleares permitidas en 2.200 y el número de vectores en 1.600. Rusia y Estados Unidos poseen el 95% de las armas nucleares en el mundo.

Obama ha aterrizado este mediodía en Moscú, en una visita histórica para tratar de restablecer los lazos que resultaron muy dañados durante el segundo mandato del Gobierno de George W. Bush.

"Confiamos en poder seguir construyendo las excelentes relaciones que tuvimos en Londres", ha dicho Obama a Medvédev a su llegada al Kremlin. "Estados Unidos y Rusia tienen más en común que diferencias y si trabajamos mucho en los próximos días podemos hacer un extraordinario progreso que beneficiaría a los ciudadanos de ambos países", ha añadido el mandatario estadounidense.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha afirmado que espera que la cumbre ruso-estadounidense sirva para cerrar "páginas complejas" y abrir unas "nuevas" en las relaciones bilaterales, al dar la bienvenida al presidente de EE UU.

"Nuestros países afrontan diversos problemas que ahora nosotros resolvemos de manera conjunta: se trata de problemas económicos, problemas de seguridad mundial y problemas de limitación de armas estratégicas ofensivas", ha dicho Medvédev. El jefe del Kremlin ha añadido que en esta agenda Rusia y EE UU tienen "todas las posibilidades de adoptar decisiones importantes y necesarias".

Nuevo acuerdo sobre armas nucleares y paso de tropas

Según el acuerdo sobre el tránsito de soldados, Rusia permitirá que 4.500 vuelos al año con militares estadounidenses y armamento pasen sobre Rusia en su camino a Afganistán sin cargo adicional. "Este acuerdo permitirá a Estados Unidos diversificar más las rutas de transporte que utiliza para movilizar las tropas y equipos críticos para el suministro de las fuerzas internacionales en Afganistán", ha dicho la Casa Blanca en un comunicado.

El uso de nuevas rutas es muy importante para Estados Unidos, ya que las vías de suministro a través de Pakistán han sido atacadas por los militantes. Las rutas rusas le permitirían a Estados Unidos ahorrar hasta 133 millones de dólares al año en combustible así como otros costes. El acuerdo tendrá validez por un año y será renovado automáticamente de forma ilimitada si ambas partes están de acuerdo, según fuentes diplomáticas estadounidenses.

En materia nuclear, el nuevo acuerdo, indica el comunicado, "incluirá medidas efectivas de verificación" y "mejorará la seguridad tanto de EE UU como de Rusia".



Los equipos negociadores han mantenido diversas reuniones desde abril, cuando Medvédev y Obama anunciaron su intención de lograr el acuerdo de reducción de armamento nuclear en una reunión en Londres, y tratarán de cerrar lo antes posible el nuevo tratado para su firma y ratificación. En abril, los dos presidentes habían expresado su voluntad de que el tratado estuviera listo en diciembre, cuando expira el START.

Acuerdos y desacuerdos

Ambos mandatarios también se han mostrado dispuestos a encabezar una comisión bilateral para cooperar en energía, combate al terrorismo y el tráfico de drogas, así como para impulsar los lazos económicos y científicos. El presidente ruso ha afirmado que esperaba alcanzar un nivel de cooperación con Estados Unidos digno del siglo XXI.

Sin embargo, y a pesar de los grandes avances en el acercamiento Washington-Moscú, Medvédev ha informado de que aún continúan las diferencias en materia del escudo antimisiles que Estados Unidos quiere establecer en Polonia y República Checa, países fronterizos de Rusia. "En una gama de temas, aún existen diferencias entre nosotros", ha comentado el presidente ruso durante la conferencia de prensa posterior a la firma de los acuerdos.
Medvédev ha propuesto a Obama diseñar un escudo antimisiles que sea capaz de proteger a todos los países del mundo. "El número de amenazas, incluidas las relacionadas con misiles balísticos y de alcance medio, lamentablemente no disminuye, crece, y todos debemos pensar en la configuración que podría tener un sistema antimisiles", ha declarado. En este sentido, ha destacado el acuerdo de las partes de examinar los armamentos ofensivos y defensivos en común, y no por separado, como insistía la anterior administración de Estados Unidos.

En otro de los puntos de diferencias está la defensa que ha hecho Obama de la soberanía de Georgia, país con el que Rusia mantuvo un enfrentamiento bélico en agosto del año pasado por la provincia separatista de Osetia del Sur.

Esta noche, Obama y su esposa, Michelle, cenarán con el presidente Medvédev y su mujer, Svetlana. El 7 de julio, Obama sostendrá un desayuno de trabajo con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, y más tarde se reunirá con el primer presidente de la era post URSS, Mijaíl Gorbachov.

El programa de la visita incluye también la intervención de Obama en la Escuela Superior de Economía, con un discurso programático que se centrará en las relaciones ruso-estadounidenses, y un encuentro con empresarios rusos. El 8 de julio, Obama saldrá con destino a la ciudad de L'Aquila (Italia) para participar en la cumbre del G-8.

AGENCIAS - Moscú - 06/07/2009

Publicado enInternacional
Jueves, 25 Junio 2009 08:29

Haciendo historia: el Alba

Ya son nueve los países que integran la Alternativa Bolivariana para los pueblos de América Latina y el Caribe (Alba). Como siempre ocurre con los empeños nobles que hacen historia, cuando hace ocho años el presidente Hugo Chávez lanzó la iniciativa parecía un sueño. Los nuevos miembros, Antigua y Barbuda, Ecuador y San Vicente y las Granadinas ingresaron en la cumbre extraordinaria en memoria de la Batalla de Carabobo, con la que Bolívar culminara la independencia de Venezuela hace 188 años. Ahora, el mecanismo integracionista suma una superficie bastante superior a los 2 millones de kilómetros cuadrados y una población cercana a 80 millones.
 
Fueron Cuba y Venezuela los primeros en abrazarla en 2004, un año después entró Bolivia, en 2007 Nicaragua y al año siguiente Honduras. El Alba (uso el artículo él en lugar de la por su homonimia con alba, sinónimo de amanecer) es la organización de integración regional más diversa de América Latina, por la ubicación geográfica y diferencias de origen cultural de sus miembros. Abarca desde el área andina, pasando por América Central, hasta el Caribe. Desde países marcados por su vigorosa raíz indígena hasta los mayoritariamente producto del mestizaje afroeuropeo; Venezuela, como Honduras y Nicaragua, fruto de una mezcla cultural amerindia africana y europea, y San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda, con mayoritaria población de origen africano.
 
Pero no es esta la característica definitoria del Alba, sino las bases ideológicas y éticas que sustentan las relaciones entre sus miembros. En primer término, la solidaridad entre los pueblos como principio rector, que la diferencia de todas las demás asociaciones entre Estados existentes a escala global. El comercio y la inversión los conceptúa como medios y no fines, llamados a elevar la calidad de vida de sus integrantes; subordina el mercado a la justicia social y toma en cuenta las asimetrías y la complementariedad entre las economías, de modo que las decisiones se adopten mediante la observancia de la equidad y en ningún momento movidas por el afán de lucro de un Estado, una empresa o un territorio a costa de otros. Se entiende por qué la analogía entre Alba y alba es mucho más que un accidente lingüístico, pues constituye un amanecer de la solidaridad y del nuevo proyecto emancipador latinocaribeño. En su corta historia ha logrado realizaciones importantes como el Banco del Alba, las grandes empresas que se están creando en su seno y trascendentes proyectos educativos y culturales. El Alba surgió en contraposición a la fenecida ALCA, promovidapor Washington y los sectores entreguistas de América Latina con el objetivo de recolonizarla y destruir su identidad.
 
El Alba no es el único mecanismo de integración regional, pero sí su núcleo más dinámico, ha dicho Chávez. En efecto, instituciones como Unasur y el Banco del Sur son también muy valiosas. Pero el Alba es más que los nueve países que lo integran, puesto que Petrocaribe, otra iniciativa venezolana con la misma filosofía, está formado por la inmensa mayoría de los Estados del Caribe y tres de América Central (16). Por cierto, con las facilidades de pago que otorga ha salvado de la ruina económica a muchos de sus miembros, que no habrían podido hacer frente a sus facturas petroleras.
 
En el espíritu que anima el Alba se llevan a cabo por Cuba y Venezuela otras acciones solidarias ideadas por Fidel Castro: la Operación Milagro, que ha devuelto la visión a más de un millón 600 mil personas, y la aplicación masiva del método cubano Yo sí puedo, que erradicó ya el analfabetismo en Venezuela, Bolivia y Nicaragua y se extiende en todos los países miembros del mecanismo integracionista.
 
El Alba ha demostrado también su eficacia como mecanismo de concertación y cohesión política latinoamericano y así se pudo apreciar con la derogación de la resolución que excluía en la reciente reunión de la OEA
 
El Alba es consecuencia del ciclo de luchas antineoliberales latinoamericanas, cuyo inicio está marcado por el caracazo y hunde sus raíces en el plan de unidad continental bolivariano y martiano. Este, como el Alba, pareció un sueño en su momento, pero es el único camino para que las naciones de América Latina y el Caribe rompan con la dominación imperialista y el subdesarrollo y afiancen su soberanía y autodeterminación. El Alba crece y es su embrión.

Ángel Guerra Cabrera
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

Publicado enInternacional

Los trece nuevos acuerdos de cooperación que firmaron Argentina y Venezuela esta semana tuvieron, como eje estratégico, la agroalimentación y el área energética. “Identificamos en Argentina un socio estratégico, un aliado, en el que podemos confiar para desarrollar nuestra agricultura y nuestra agroindustria; pero no pretendemos recibirlo por nada, estamos en condiciones de brindarle todo lo que nosotros hemos avanzado en materia de desarrollo energético”, afirmó Jessie Chacon, actual ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias, e integrante de la misión que acompañó al presidente Hugo Chávez durante su paso por Buenos Aires. Chacon va más allá de eso en su definición: sostiene que el aporte de los países aliados será fundamental para que Venezuela pueda avanzar velozmente en la construcción de su modelo industrial socialista.

Durante una visita al INTI (organismo que está ocupando un rol central en toda la dinámica de interrelación Argentina-Venezuela, al igual que el INTA), Chacon dialogó con miembros de la comunidad científica argentina y definió muchos de los aspectos que caracterizan la actual etapa estratégica de Venezuela.

“El modelo industrial venezolano está en proceso de definirse, no podemos decir que ya esté”, sostiene. Pero subraya que en ese camino hay cuestiones avanzadas, como la identificación de potencialidades en la relación con aliados (China en el desarrollo satelital, Argentina en agroalimentos), o el desarrollo de nuevas industrias a partir de la demanda y necesidades populares. Dio un ejemplo: “Venezuela es uno de los mayores exportadores de cacao a Suiza, pero los chocolates y bombones se los compramos a ellos; ahí se comprendió que había una necesidad de empezar a producir chocolate venezolano, con las familias de plantadores y cosechadores participando en el proceso de apropiación del conocimiento, de cómo llegar a hacerlo. Y ya hemos empezado a hacerlo”. Otro aspecto interesante es que todo el desarrollo industrial se da en la misma región campesina pobre en la que antes se extraía el cacao para exportar, con mínima o nula apropiación local de la renta.

La investigación científica del modelo venezolano es alentada con el mismo criterio de dar prioridad a las necesidades del pueblo. “La investigación es alentada o subsidiada, siempre que la investigación básica se transforme en ciencia aplicada que pueda volcarse en la producción y satisfaga necesidades del pueblo. Si no hay aplicación, no hay recursos. No se subsidia para que el estudio termine en un ‘paper’ que simplemente prestigie a su autor”, resumió Jessie Chacon.

Pero este ordenamiento de prioridades también lleva a permanentes conflictos políticos. La cadena de producción de bienes para atender necesidades básicas de la población está mayoritariamente dominada por empresas privadas, que en muchos casos no acompañan el proceso de desarrollo del gobierno y en algunos, incluso, hasta buscan ponerle palos en la rueda. En estos casos, el gobierno venezolano no vacila en tomar el camino de la expropiación. Tal fue el caso de Sidor, la empresa siderúrgica cuyo accionista mayoritario es el grupo Techint. Sidor adquiere el mineral de hierro que le vende una empresa extractora estatal a precios subsidiados. Sidor es la mayor productora de acero de Venezuela, y como tal había entrado en conflicto con la industria metalmecánica, que se quejaba de que le vendía la chapa a precios de monopolio, abusando de su posición dominante.

Si no colocaba en el mercado local, Sidor exportaba el acero, aun a precios inferiores a los exigidos internamente, a sus propias filiales en el extranjero para procesarlo allí. Sidor terminó nacionalizada, porque se juzgó que “su actitud rompía el encadenamiento productivo que posibilitaba poner más bienes a disposición de la población”.

Venezuela no le compra soja a la Argentina, porque no admite la venta de transgénicos producidos en base a semillas híbridas y fumigadas con glifosato. Pero está interesada en la maquinaria agrícola y en los sistemas de producción agrícola que está aportando el INTA. En este sentido, el país de Hugo Chávez se encamina a convertirse en un aliado estratégico de peso, aunque medido por una vara diferente a la suma de cantidades comercializadas, en las que se destacan los que hoy adquieren las oleaginosas y derivados que inundaron el suelo argentino.


Por Raúl Dellatorre

Publicado enInternacional