Lunes, 10 Abril 2017 08:11

Cuba: las reformas se congelan

Cuba: las reformas se congelan

La política de Raúl Castro de avanzar en las reformas “sin prisa pero sin pausa” podría haber dado ya todo lo que podía dar de sí. Los pasos siguientes provocarán un efecto dominó: cualquier ficha que se toque obligará a cambiar muchas más.


Si el 2015 fue el año del “deshielo” entre Cuba y los EEUU, el 2017 podría considerarse como el de la “congelación” de las reformas iniciadas en 2008. Las PYMES, las cooperativas, el trabajo autónomo, la unificación monetaria, la inversión extranjera, los cambios previstos en la constitución, la ley de prensa, la de cine, la que reconoce los derechos de la comunidad LGBTI, todo parece haber sido puesto en modo hibernación.


La política del Presidente Raúl Castro de avanzar las reformas “sin prisa pero sin pausa” podría haber dado ya todo lo que podía dar. Los pasos siguientes provocarán un “efecto dominó”, cualquier ficha que se toque obligará a cambiar muchas más. Por ejemplo, la dualidad monetaria y la apertura de formas de trabajo privadas están íntimamente ligadas, si se quiere evitar una catástrofe social.


El economista Juan Triana, del Centro de Estudios de la Economía Cubana, asegura que la unificación de la tasa monetaria podría provocar el cierre de más del 60% de las empresas estatales, las cuales se benefician de un cambio artificial. Cuando estas empresas necesitan importar el Estado les reconoce la paridad entre el peso cubano y el dólar, mientras el cambio real es de 24 a 1. Si la moneda y las tasas de cambio se unificaran esas empresas serían incapaces de comprar los insumos necesarios para seguir produciendo.


El mismo Triana asegura que la unificación de tasas cambiarias y la quiebra masiva de empresas estatales terminarían destruyendo alrededor de 2 millones de puestos de trabajo. Para poder reinsertarse, esos futuros desocupados necesitarán de un mercado laboral más flexible que el actual. Hoy el trabajo autónomo está limitado a 200 oficios, algunos tan raros como el “Servicio de coche de uso infantil tirado por animales”, el “Desmochador de palmas”, el “Forrador de botones”, el “Limpiador y comprobador de bujías” o el “Pelador de frutas naturales”, actividades que no ofrecen grandes posibilidades de absorber mucha mano de obra.


El economista cubano Omar Everleny Pérez considera que el Estado debería hacer una lista de los oficios prohibidos y permitir ejercer a todos los demás. Incluso es destacable que, habiendo graduado las universidades 1,2 millones de personas, estos no puedan trabajar de forma autónoma en temas ligados a su profesión. Esa prohibición genera que arquitectos, ingenieros, dentistas, etc. trabajen clandestinamente para completar los magros salarios que paga el Estado.


Para unificar la moneda y cerrar las empresas improductivas, el gobierno necesita de formas empresariales privadas, nacionales o foráneas, capaces de absorber a los desocupados. Sin embargo, las inversiones extranjeras se aprueban a cuentagotas, no se autorizan nuevas cooperativas y ni siquiera existen mecanismos para abrir una PYME. Todo esto ocurre a pesar de que hace un año el Presidente Raúl Castro aseguró, en el Congreso del Partido Comunista, que “La empresa privada actuará en límites bien definidos y constituirá un elemento complementario del desarrollo del país”.


Varios factores podrían estar pesando en la parálisis reformista, uno muy importante tiene que ver con las inciertas relaciones internacionales de la isla. El abastecimiento de petróleo venezolano se sigue reduciendo y provoca serias dificultades en el aparato productivo y de servicios de Cuba. La mitad del crudo que consumía el país, unos 100 mil barriles diarios, llegaba desde Venezuela a cambio del trabajo de los médicos cubanos en ese país. Los envíos petroleros redujeron en un 50% y ya se sienten sus efectos, el 1 de abril se dejó de vender gasolina Premium y, por temor a la escasez, han aumentado las colas de vehículos para comprar el combustible de menor octanaje.


Tampoco es sencillo para La Habana planificar el futuro sin conocer cuál será la estrategia de la administración de Donald Trump respecto a Cuba. Lo único concreto que ha dicho La Casa Blanca es que toda la política de acercamiento de Barack Obama está siendo revisada, en busca lograr un mejor acuerdo. Durante los últimos 60 años, el vecino del norte ha determinado muchos de los movimientos de la Revolución Cubana, cuya principal divisa fue sobrevivir a todos los intentos de Washington por aniquilarla, organizando una invasión, financiando opositores, ejecutando atentados y, sobre todo, cercándola económica y financieramente.


En lo interno se prepara el traspaso del poder de la generación histórica a la que hoy ronda los 60 años de edad. El Presidente Raúl Castro prometió dejar el cargo a inicios de 2018 y el candidato del PCC, Miguel Díaz Canel, fue ascendido a Vicepresidente Primero del gobierno. Aunque debe ser elegido por el parlamento, su nombramiento es casi seguro dado que el 90% de los 600 diputados son comunistas.


Asegurar la gobernabilidad tras la salida de los históricos puede ser importante pero si las reformas no dan pasos determinantes en los próximos meses, la tarea que dejarán a Díaz Canel y su equipo será en extremo compleja. Los cambios económicos que el gobierno planea tendrán, para bien y para mal, mucha repercusión social y en la población persisten diferentes puntos de vista sobre algunos de ellos.

Publicado enInternacional
La renovación del Partido de los Trabajadores en Brasil

Después de largos procesos de discusión entre las múltiplas tendencias internas al partido, el Partido de los Trabajadores (PT) llegó finalmente a tener dos candidaturas a su presidencia. Son los nombres de la nueva generación de dirigentes, de los más activos en la lucha en contra del golpe y en la oposición al gobierno de Michel Temer.

Los dos nombres presentados a la militancia del PT son los de dos jóvenes senadores: Gleisi Hoffman y Lindbergh Farias. Ambos defienden posiciones similares: el planteamiento de que el PT vuelva a centrar sus acciones a partir de las bases de los movimientos populares, y que tenga una posición combativa respecto al gobierno surgido del golpe. Los dos proponen un balance en la actuación del PT para que parta de los extraordinarios resultados positivos logrados a lo largo de los dos gobiernos, a la vez de la autocrítica y la búsqueda de formas de superación de graves problemas no resueltas.

Entre estos están la democratización de los medios de comunicación y la superación de los tropiezos de algunos miembros del partido, como consecuencia de la adopción de los métodos de financiamientos privado de las campañas electorales. Lo que concienció que la imagen del PT cambiara la ética en la política del partido para conseguir una imagen de partido que se deja involucrar en casos de corrupción.

Ambos han sido proyectados en la vida política durante los gobiernos del PT, ambos senadores, una por Paraná, otro por Rio de Janeiro, ambos están procesados en alguno de los procesos con los que se intenta criminalizar la acción política del PT.

La crisis del PT será uno de los temas del Congreso del partido, que se realizará en los dias 1, 2 y 3 de junio. Pero hay una conciencia de que el futuro de PT, así como el de Brasil, depende del futuro de Lula. Caso será candidato y, en ese caso, tendrá todas las posibilidades de ganar y volver a ser presidente de Brasil. Entonces el partido tendrá la perspectivas de superar, en la practica, los errores que ha cometido. De lo contrario, los balances que se hagan servirán para cambiar las formas de acción del partido, pero sin recuperar la capacidad de volver a trasformar el país.

¿Que diferencia hay entre los dos candidatos? Muy poca en las posiciones políticas, al punto de que Lula, ha convencido a Gleisi para que saliera candidata, consciente de que es la mejor posibilidad para dirigir el PT en estas circunstancias. Creía que con su nombre lanzado, Lindbergh retiraría su candidatura. Lo llamó para intentar convencerlo de que le apoyara, pero no lo logro.

En el estilo si hay diferencias entre los dos. Lindbergh se caracteriza por un estilo más individual, mientras Gleisi tiene formas mas colectivas de actuar, una de las razones que probablemente ha llevado Lula a preferirla. En un momento en que el PT requiere direcciones colectivas, necesita la movilizacion de toda su militancia para superar su crisis.

El PT sigue siendo, de lejos, el partido de mayor adhesión, de mayor prestigio y el que tiene más militantes. Pero indudablemente perdió mucho de su influencia, así como el conjunto de la izquierda, incluyendo a los movimientos sociales. La izquierda brasileña en su conjunto, incluyendo partidos y movimientos sociales, no está dividida, sino que tiene posiciones muy similares. No hay temas que la dividan centralmente, pero tiene menor capacidad de influencia que hace algunos años. La derecha, con su ofensiva política e ideológica, ha logrado aislar, en gran medida, a la izquierda de los grandes sectores de la masa.

Lo único que rompe ese aislamiento es la popularidad de Lula, fenómeno que no solo se mantiene, sino que se extiende,en la medida en que el gobierno de Temer desarrolla políticas intensamente antipopulares. De esta forma elimina los derechos de la ciudadanía, así como que provoca recesión y desempleo en gran escala. Si logra ser candidato – y hay movimientos en la misma política tradicional que se pronuncian de que no hay derecho de sacarlo de la disputa electoral -, gana. Si no, lanza algún otro nombre del PT, al cual le pueda trasferir todo el caudal de prestigio que Lula tiene.

Mientras tanto, el PT presenta a dos nombres de dirigentes jovenes, de gran prestigio, que deben desarrollar debates de alto nível sobre el futuro del pais y del PT, en los próximos meses, hasta el Congreso del partido. Antes incluso del Congreso, debe ser presentada la precandidatura de Lula, como otra forma de garantizar su candidatura, con elaboración de lo que debe ser su nueva plataforma para Brasil. Los que daban el PT y Lula como cadáveres políticos, se han equivocado una vez mas.

Publicado enPolítica
Domingo, 09 Abril 2017 06:42

Cuba: problemas y desafíos (III)

Cuba: problemas y desafíos (III)

Cuando cambian las relaciones jurídicas sin que cambien las relaciones sociales de producción y el Estado pasa a ser propietario de todo, los obreros siguen siendo asalariados y están subordinados a los administradores que deciden como si fuesen patrones, estamos en presencia de un capitalismo de Estado, según la calificación que dio Lenin a la Prusia en guerra en 1870 y a la Unión Soviética mientras él vivió.

El lento proceso de construcción de un régimen de abundancia que haga posible el socialismo requiere –durante un largo periodo– el mercado controlado por los trabajadores y su Estado, y en los países tecnológicamente atrasados por fuerza será necesaria una larga convivencia entre la producción precapitalista, la capitalista comercial, la artesanal y la industrial avanzada.

La adopción por Cuba del modelo de la Unión Soviética le impuso la estatización de todo, una planificación económica desde arriba y sin control de los trabajadores y el usufructo de la propiedad común por la burocracia, que cada vez más tiende a identificar sus intereses privados y su bolsillo con los del Estado y a decidir privadamente sobre los bienes comunes.

La identificación del partido con el Estado aún capitalista de Estado y el predominio de éste sobre el primero, que se fija objetivos anticapitalistas, se vio agravada considerablemente por la carencia antes de la revolución democrática de un partido socialista revolucionario. No hubo así quien preparase previamente sus cuadros para la construcción de un poder democrático mediante una libre y democrática discusión interna y mediante balances públicos de lo planeado y lo realizado.

El Che describió –en 1960, fresco aún el triunfo, dos años antes de la fundación del Partido Comunista Cubano (PCC)– lo que según él era el equipo revolucionario. Decía Guevara: "Al fin y al cabo, Fidel Castro era un aspirante a diputado por un partido burgués tan respetable como podía ser el partido Radical en la Argentina, que seguía las huellas de un líder desaparecido, Eduardo Chibás, que podríamos hallar parecidas a las del mismo (Hipólito) Yirigoyen; y nosotros, que lo seguíamos, éramos un grupo de hombres con poca preparación política, solamente una capa de buena voluntad y una ingénita honradez" (carta del 12 de abril de 1960 a E. Sábato, reproducida por Fernando Martínez Heredia; Che, el argentino, Buenos Aires, 1997, pág. 68, Ed. De Mano en Mano). (Martínez Heredia, muy ligado al Che, dirigió la revista marxista cubana Pensamiento crítico y recibió recientemente el premio nacional cubano de Ciencias Sociales).

Como resultado de la identificación del partido, que debería ser independiente, con la administración estatal a la que debería dirigir, la burocracia, que el bloqueo imperialista fomenta y aumenta, no tiene control, como pasó en la Unión Soviética.

Eso hace que existan tres economías, una oficial y dos florecientes, pero ocultas: la del mercado negro y la delincuencia y corrupción y la de quienes realizan privadamente tareas formalmente ilegales o trabajos legales, pero con materia prima, instrumentos y maquinarias estatales o trabajan sin respetar los controles y las leyes, como las jineteras y jineteros de turistas. Las dos monedas de curso legal –la de los privilegiados y la de la gente común– impulsan estas dos últimas economías ocultas, sin las cuales no podrá funcionar la economía. Existe también la parte exógena de la economía, las remesas del 17 por ciento de la población emigrada, las cuales dependen de la economía de otros países. Esto requiere una solución urgente, pero una reforma burocrática hecha por la burocracia y contra los privilegios de ésta es impensable.

Queda, pues, como esperanza, la posibilidad de que la parte no burocrática del Partido Comunista y los revolucionarios antimperialistas e incluso socialistas que no forman parte de éste rompan la costra de resignación y pasividad de una parte de la juventud y de los trabajadores, separen el partido del Estado y den vida a una ampliación y profundización de la democracia en Cuba.

Para lograr al menos la seguridad alimentaria el Estado debería fomentar mercados regionales directos, orientar a los campesinos sobre qué cultivar, pero dejar que ellos decidan lo que producen y venden, concederles el uso de la tierra en enfiteusis durante 99 años y fomentar su producción sin imposiciones de ningún tipo y con ayuda técnica. Eso implica mercados de las cooperativas y los cultivadores directos orientados por precios de fomento estatales y apoyo tecnológico y educativo. Para moderar el clima es necesaria una intensa campaña de reforestación, con creación de bosques madereros y frutales y el desarrollo de los planes para la creación libre de huertos municipales, que ayuden a reducir el problema del abastecimiento y de los fletes.

La elevación de la productividad y el estímulo a las innovaciones tecnológicas requieren que los trabajadores se sientan protagonistas de su propio destino y del de Cuba; es decir, una plena democracia sindical y el control obrero en las empresas estatales para evitar la corrupción y los despilfarros.

En cada empresa los trabajadores deben poder elegir libremente, incluso por listas concurrentes, quién es su dirigente sindical y las asambleas deben discutir no sólo las condiciones de producción y de trabajo, sino todo para hacer propuestas al respecto. El sindicato debe dejar de ser correa de transmisión de las órdenes del partido para representar a los trabajadores.

Para enseñar a la población a pensar políticamente es indispensable una prensa que informe realmente, que critique, que investigue y en la que haya debate de ideas.

En Cuba existen hoy tendencias no declaradas en el PCC y otros "partidos" (el de la Iglesia católica y el socialdemócrata son los principales). La revolución ganaría si pudieran discutir abiertamente sus ideas y propuestas. La oscuridad política actual impide participar a la población, desperdicia su creatividad y sirve a las maniobras del imperialismo, que sabe muy bien con quién tomar contacto (sigue).

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Jueves, 06 Abril 2017 06:53

Trump, Xi y la trampa de Tucídides

Trump, Xi y la trampa de Tucídides

Como acaba de advertirlo un analista británico, el presidente Xi esta familiarizado con el concepto de "la trampa de Tucídides", al grado de usarlo con propiedad en ocasiones públicas y de estar consciente de que más vale no caer en ella. Gideon Rachman evoca una charla del líder chino con visitantes de Occidente en la que les sugirió, hace años, "trabajar todos juntos para evitar la trampa de Tucídides". Alude al peligro de guerra entre una gran potencia establecida a la que otra en ascenso desafía, como fue el caso de Atenas y Esparta estudiado por el clásico. Varios internacionalistas enfocan desde este particular ángulo el caso de las relaciones contemporáneas entre Estados Unidos (EU) y China. Parece que al interlocutor de Xi Jinping –en estos días, en Mar-a-Lago, Florida– no le resulta familiar en lo absoluto esta o alguna otra noción de la teoría de las relaciones internacionales o de la historia. Por suerte, el ambiente del resort peninsular del que Trump es propietario y en el que ha instalado su Casa Blanca tropical no se pensó para propiciar intercambios de tono académico. También su antecesor eligió un resort, sólo que en la costa de California, Sunnylands, para recibir por primera vez, hace cerca de cuatro años, al entonces novel líder chino.

Las conversaciones presidenciales de Mar-a-Lago se prepararon y anunciaron con contenidos y estilos muy diferentes. En Pekín, un viceministro del Exterior ofreció informaciones y comentarios a los medios. Sin ocultar los conflictos que existen, sobre todo en materia comercial y cambiaria, explicó la posición de China al respecto y expresó la esperanza de encontrar soluciones. En Washington, los empezó el presidente mismo, con la ya usual batería de tuits, seguida de declaraciones histéricas y denuncias de despojos resultantes del superávit comercial de la nación asiática. Para Trump, "la reunión la semana próxima con China será muy difícil, pues no pueden tenerse déficit y pérdidas masivas de empleos" ( tuit del 30 de marzo). Lo auxilió sobre todo su yerno. Ante un diplomático profesional, un diletante millonario –conflictos de intereses aparte.

La ofensiva contra el desequilibrio comercial con China se envuelve, por ahora, en el decreto –alguien sugirió traducir executive order por ucase, y no parece del todo inadecuado– expedido el viernes 31 de marzo, que ordena una investigación minuciosa de los factores que determinan la existencia de déficit para EU en el comercio bilateral, sectorial o de algún tipo específico de artículos, para adoptar las medidas correctivas del caso. Va en paralelo con otro que exige mayor rigor en la aplicación de sanciones comerciales, trátese de multas o cargos por dumping, derechos compensatorios u otra penalidad por violación de las normas comerciales. En el texto de la disposición se estima en 2 mil 300 millones de dólares el monto de las sanciones que habían dejado de cubrirse hasta mayo de 2015. Aparentemente, el faltante se explica, sobre todo, por lentitud y deficiencia recaudatoria (aunque no puede excluirse el efecto Trump: los contribuyentes que, como dijo el entonces candidato en un debate célebre, son lo bastante listos – smart– como para eludir el pago de impuestos o multas). Se hizo notar que la información estadística y analítica disponible sobre el comercio exterior de Estados Unidos es muy completa y, por lo general, oportuna. El mismo día que se divulgaron los dos decretos –que Trump consideró "históricos", con su habitual desmesura–, el Departamento de Comercio divulgó su reporte anual sobre barreras al intercambio externo. Lo que estos dos ucases revelan, sobre todo, es el deseo de ganar tiempo, pues la administración, como señaló Paul Krugman, no parece tener la menor idea de hacia dónde enfocar su política comercial, más allá de proferir amenazas. Recuérdense las afirmaciones y desmentidos acerca del "memorándum TLCAN" del representante comercial interino de la presidencia.

Xi puede llevar a Mar-a-Lago algunas cartas de negociación interesantes. Como en diversos otros países, la actividad económica parece estar repuntando en China, no después de una fase recesiva como en Europa, sino tras una desaceleración que, siendo severa, nunca la retiró de la lista de economías dinámicas. Marzo fue el noveno mes de incremento consecutivo en la producción manufacturera, aunque el dinamismo se concentró más en las compañías que generan para el consumo nacional que en los pedidos de exportación. Ahora que el crecimiento del mercado interno es motor importante de la economía china, lo anterior se traduce en demanda adicional de importaciones, parte de las cuales puede apuntalar la producción y el empleo estadunidenses. Además, el Banco Popular de China ha marcado una senda de estabilidad para el tipo de cambio del yuan renminbi.

A más largo plazo, hacia el final del decenio, puede aparecer, con fuerza, el alza de la demanda china de petróleo de importación. Acaba de anunciarse en Singapur que Sinopec, el mayor refinador e importador de crudo de China, desea abrir una "nueva frontera de suministro: Brasil, Estados Unidos y Canadá". Desde el presente año China sustituirá a Estados Unidos como principal importador mundial de crudo, y para finales de 2018 sus refinerías independientes adquirirán en el exterior hasta 2 millones de barriles diarios (mbd), para alimentar una capacidad de refinación que, al cerrar la década, llegará a 12.5 mbd. Si la demanda adicional impulsa los precios, los productores de alto costo –del subsal brasileño y del shale oil estadunidense– podrán satisfacer parte de esa demanda. En marzo de 2016 las importaciones chinas de crudo del hemisferio occidental –Brasil, Venezuela y Colombia por el momento– llegaron a 1.3 mbd. La perspectiva de crecimiento es asombrosa, sobre todo si, como quiere Trump, se olvida la preocupación por el cambio climático. Por fortuna, China no parece estar dispuesta a hacerlo.

El gran tema político para las discusiones de Mar-a-Lago es, desde luego, la RPDC y la cuestión nuclear. Trump, en su mundo de fantasía, desearía que China se hiciera cargo de Norcorea o que no se hiciera cargo. Como explicó la representante ante la ONU, China puede ejercer influencia, sancionar a Pyonyang, hacer el trabajo limpio y el sucio... Y, como explicó Trump, EU puede tomar las cosas por su cuenta... Si tal es el planteamiento y se suma otro agravio respecto de Taiwán o, de una u otra parte, algún movimiento mal calculado en el mar d el Sur de China, va a resultar muy difícil evitar "la trampa de Tucídides".

 

Publicado enInternacional
La mayoría de investigadores, concentrados en pocos países

A pesar de que el mundo nunca había contado con un número tan grande de investigadores, pues se estima que actualmente existen 7.8 millones en las diferentes áreas del conocimiento, es decir, 20 por ciento adicional a los que había en 2007, la mayoría se concentra en un puñado de naciones. El 22 por ciento labora en la Unión Europea, 19 por ciento en China y 16.7 por ciento en Estados Unidos.

La enorme concentración de los investigadores no se limita a una cuestión geográfica, también es de género, pues 43 por ciento de quienes obtienen un grado de doctor en el mundo son mujeres, pero apenas 28.4 por ciento de los especialistas en diversos campos del saber del planeta son investigadoras.

Al conmemorar este 11 de febrero el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) lanza un llamado a los países miembros a fortalecer la formación y especialización de las mujeres en todos los campos del conocimiento, al destacar que "siguen siendo una minoría en el mundo de la investigación científica".

"Minoritarias en puestos de mayor responsabilidad"

Datos recientes del Informe de la Unesco sobre la ciencia revelan que el acceso de las investigadoras a fuentes de financiación de su actividad es aún más reducido que el de sus colegas masculinos y son menos numerosas en las universidades de mayor prestigio. Además, "son minoritarias en los puestos de mayor responsabilidad, tanto en los consejos directivos que administran las instituciones científicas como en los que regentan las universidades".

Agrega que las regiones del mundo que cuentan con más investigadoras son Europa Sudoriental, con 49 por ciento; el Caribe, Asia Central y América Latina, con 44 por ciento, mientras en los Estados Árabes las mujeres representan 37 por ciento del personal de investigación, un porcentaje superior al observado en la Unión Europea, con 33 por ciento.

Viernes, 03 Febrero 2017 06:42

Brexit con doce principios y un objetivo

Brexit con doce principios y un objetivo

El White paper tiene algo de hoja de ruta y prenda de paz tanto para los otros 27 miembros de la UE como para el 48,2 por ciento de los británicos que votaron a favor de permanecer en el bloque. En otras palabras, separación sí, hostilidad no.


En un nuevo round preliminar de la gran batalla del Brexit, el gobierno británico publicó su Papel Blanco (White paper), documento oficial en el que detalla los principales objetivos de la negociación con la Unión Europea. El ministro para el Brexit, David Davis, señaló que el gobierno busca conjugar un Reino Unido independiente y global con una nueva y ambiciosa relación con la Unión Europea. “Esto se basa en 12 principios con un objetivo: la construcción de un vínculo positivo, contructivo y de mutuo beneficio entre el Reino Unido y la UE”, señaló Davis.


Este nuevo lenguaje diplomático británico busca apaciguar años de beligerancia verbal y mostrar que el gobierno sigue abierto al mundo. El título del White paper tiene algo de hoja de ruta y prenda de paz tanto para los otros 27 miembros de la UE como para el 48,2% de los británicos que votaron a favor de permanecer en el bloque: “The United Kingdom’s exit from and new partnership with the European Union White Paper” (La salida del Reino Unido y la nueva empresa común con la Unión Europea). En otras palabras, separación sí, hostilidad no.


Este giro lingüístico es un paso necesario pero no suficiente. El White paper detalló los mismos principios que Theresa May había especificado en su discurso del 17 de enero calificado unánimemente como un “hard Brexit” (separación completa de la UE para recuperar el control inmigratorio). El documento confirmó que el Reino Unido renuncia a los dos mecanismos económicos del bloque: el “mercado único europeo” y la Unión Aduanera. El primero da plena libertad a las empresas de un país para operar en un mercado de más de 500 millones de personas: la unión aduanera regula el comercio con el resto del mundo. En su lugar aspira a llegar a un acuerdo con el bloque europeo que le dé la máxima inserción posible en la UE.
El White paper enfatiza que este objetivo es de “interés mutuo” señalando que en 2015 el Reino Unido exportó unas 230 mil millones de libras en bienes y servicios a la UE (288 mil millones de dólares) e importó unas 290 mil millones de libras (363 mil millones de dólares). “No se trata de unir dos sistemas divergentes sino de encontrar el mejor modo de aprovechar y mantener el sistema y los marcos de referencia que hoy en día permiten el pleno intercambio comercial y económico del Reino Unido y la Unión Europea. Deseamos que la UE sea un éxito político y económico”, señaló Davis.


Pero consciente de la complejidad de la negocación, el White paper expresa el deseo de tener un “acuerdo provisorio” en caso de que no se llegue a una solución definitiva cuando se completen los dos años establecidos por el Tratado Europeo a partir de la activación del artículo 50. Los objetivos que plantea el White Paper son una vara que permite al parlamento evaluar la política del gobierno. La otra vara es el proyecto de ley aprobado el miércoles por amplia mayoría (498 votos a favor y 114 en contra) en la primera fase de su tránsito parlamentario. El proyecto autoriza a la primer ministro a activar el artículo 50, pero tiene todavía que atravesar varios escalones en la Cámara de los Comunes y los Lores antes de ser sancionado como ley.


La oposición propuso unas 60 páginas de enmiendas al escuetísimo texto del proyecto aprobado el miércoles que consta de dos cláusulas y 137 palabras. Las enmiendas impulsadas por los principales partidos de oposición –laboristas, nacionalistas escoceses y liberal-demócratas– buscan un mayor escrutinio parlamentario, la consulta a los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, una votación sobre el acuerdo final que incluye la posibilidad de solicitar un nuevo referéndum y una evaluación del impacto de las negociaciones sobre diferentes aspectos de la vida británica (medio ambiental, igualdad, finanzas públicas).


Estas enmiendas necesitan el apoyo de ambas cámaras (comunes y Lores). A menos que haya fuertes fisuras en el interior de los conservadores y un cambio de posición del laborismo que decidió en su mayoría apoyar al gobierno, la ley se aprobaría tal como salió el miércoles. Una vez atravesado el parlamento y activado el artículo 50 comienza la parte más delicada: la negociación.


En su declaración ante el comité parlamentario del Brexit esta semana el ex embajador ante la UE, Ivan Rogers, quien perdió el puesto en enero por asegurar que la negociación podría prolongarse 10 años, reafirmó que sería un proceso de “una escala descomunal” y que terminaría en más de una ocasión a los “puñetazos” (fist-fighting)


El diplomático advirtió que la UE va a exigir por el Brexit un pago de entre 40 y 60 mil millones de euros (43 mil y 63 mil millones de dólares) y que Bruselas no está dispuesta a pactar un acuerdo de transición. “Muchos parten de la premisa, quizás equivocada, de que el Reino Unido no se atreverá a salir de las negociaciones porque terminarían sin un acuerdo preferencial y con un acceso restringido a la UE “, dijo Rogers.


Una de las áreas en las que más podría perder el Reino Unido es en el sector financiero, una de las columnas del sistema económico británico de los últimos 30 años. Según un reciente documento interno de la UE, los servicios financieros de la City representan el 40% de los activos europeos y sus bancos suministran más de un billón de libras en préstamos al bloque. “Tenemos que persuadirlos de que le conviene a la misma UE llegar a un acuerdo, pero no va a ser tan fácil cuando nuestro servicio diplomático está abrumado y no del todo listo para una negociación extremadamente compleja”, señaló Rogers.


Nunca se pueden descartar las sorpresas, pero todo parece indicar que el gobierno podrá activar el artículo 50 en la reunión de la Unión Europea en Malta el 9 de marzo. A partir de allí comienza otro combate que dependerá mucho de la Diosa Fortuna.


En un año cargado con la incertidumbre de Donald Trump la UE tiene un pesado calendario electoral que va a coincidir con las primeras fintas de la negociación. Seis días después de la reunión en Malta, Holanda va a las urnas: el candidato nacionalista de ultraderecha sigue liderando las encuestas. El turno electoral de Francia en abril es igualmente incierto: nadie descarta un triunfo en segunda vuelta de Marie Le Pen. Las elecciones en Italia deberían ser en mayo del año próximo, pero tras la renuncia de Mateo Renzi en diciembre nadie descarta elecciones anticipadas. El turno de Alemania es en septiembre.


Con este panorama la Fortuna que Maquiavelo rescataba tanto como causante del cambio histórico tendrá plenas posibilidades de expresarse en las negociaciones del Brexit.

Publicado enInternacional
Benoît Hamon, el ‘rebelde’ que pretende renovar a los socialistas

El candidato socialista a las presidenciales francesas se ha impuesto, pese a no tener el apoyo del aparato del partido, gracias a propuestas como la renta básica universal


Benoît Hamon, ex ministro francés de Educación, ha obtenido la candidatura socialista para las elecciones presidenciales de abril como estandarte de una izquierda idealista y joven opuesta a la renovación liberal de su rival, Manuel Valls.


Representante del ala izquierda del gobernante Partido Socialista (PS) y sin el apoyo del aparato que a partir de ahora comandará, Hamon, de 49 años, defiende un ideario en favor de la ecología, de la legalización del cannabis o de una política de inmigración menos restrictiva.


Pretende además derogar la reforma laboral que promovió el propio Valls auspiciado por el presidente, François Hollande. Su propuesta estrella, no obstante, es la de la renta básica universal para todos los franceses mayores de edad.
Nacido en la pequeña localidad bretona de Saint-Renan, en el noroeste de Francia, este candidato forjado en las luchas estudiantiles ha ganado notoriedad por haber colocado en el centro del debate esa asignación mensual que aspira a que llegue a los 750 euros mensuales.


A pesar de las críticas -le han llamado derrochador y utópico-, Hamon ha mantenido la medida, aunque dice que la aplicará de forma gradual, y se ha metido en el bolsillo a muchos jóvenes en un momento de impopularidad entre los socialistas, engullidos por el ascenso del social-liberal Emmanuel Macron y el neocomunista Jean-Luc Mélenchon.


Otra medida del candidato de los llamados “bo-bos” -burgueses y bohemios- que ha dado que hablar fue la de un impuesto especial para las empresas que usen robots para reemplazar mano de obra.


Hijo de una secretaria y de un ingeniero que trabajó en unos astilleros militares, Hamon se crió entre la portuaria Brest y Dakar, donde vivió de los 9 a los 13 años debido al traslado de sus padres a la capital de Senegal.


Allí recibió una educación católica con los maristas que asume, aunque asegura que no sigue, al tiempo que se declara admirador del papa Francisco. Regresó a Francia, donde empezó a militar desde los 19 años en el Partido Socialista (PS), y se licenció en Historia por la Universidad de Bretaña.


A comienzos de la década de los noventa su carrera política se consolidó al convertirse en el primer presidente de las juventudes socialistas. Entre 1995 y 2000 pasó a ser asesor del entonces líder del PS, Lionel Jospin, y posteriormente de Martine Aubry cuando fue ministra de Empleo e ideó la semana laboral de las 35 horas.


Entre 2004 y 2009 ocupó un escaño en el Parlamento Europeo y más tarde se convirtió en portavoz del PS (2008-2012), hasta que en 2012 fue elegido diputado de la Asamblea Nacional.


En el primer Gobierno del presidente socialista, François Hollande, Hamon ocupó el cargo de responsable de Consumo (2012-2014) y, después, se convirtió en el titular de Educación durante apenas cuatro meses. Dimitió en agosto de 2014 descontento con la “política de austeridad” del Ejecutivo, entonces liderado por su hoy rival Valls.


Pareja de hecho de una alta ejecutiva de origen danés, la políglota Gabrielle Guallar, con la que tiene dos hijas, Hamon admira al legendario boxeador Mohamed Ali, cuyo lema “lo imposible es temporal” hace suyo, y aprecia la música jazz de artistas como Ella Fitzgerald o Miles Davis.

 

EFE, París

30/01/2017 10:40 | Actualizado a 30/01/2017 10:53

Publicado enInternacional
Así echó raíces el islam en una de las ciudades más peligrosas de Colombia

La ciudad porturaira de Buenaventura es el hogar de una pequeña comunidad musulmana que abrazó con éxito la Nación del Islam.
El islam llegó a finales de los años 60 de la mano de Esteban Mustafa Meléndez, un marinero afroamericano originario de Panamá
Los musulmanes de Buenaventura, asentados entre la jungla y el Océano Pacífico, son negros, pobres y poco conocedores de las creencias y tradiciones del islam.


Los ritmos de salsa a todo volumen que llegan desde un bar cercano no perturban al Sheik Munir Valencia mientras se inclina durante la oración en una casa familiar convertida en mezquita en la pobre y violenta ciudad colombiana de Buenaventura. Sus rezos terminan, Valencia se quita la túnica marrón, se sienta en una mesa de plástico y relata cómo es ser el líder espiritual de una atípica comunidad islámica.


La pequeña comunidad musulmana afrocolombiana en la principal ciudad portuaria del Pácifico en Colombia ha adoptado en los últimos años las enseñanzas de la Nación del Islam, del islam suní y también de la interpretación chií.


Al principio atraídos por la fe de las promesas del poder negro, los musulmanes de Buenaventura aseguran que han encontrado en el islam un refugio de la pobreza y la violencia que carcome la ciudad. Buenaventura tiene una de las tasas de asesinatos más elevadas de Colombia.


El islam llegó aquí a finales de los años 60 de la mano de Esteban Mustafa Meléndez, un marinero afroamericano originario de Panamá, que difundió las enseñanzas de la Nación del Islam –un grupo nacido en EEUU que mezcla elementos del islam con nacionalismo negro– entre los trabajadores del puerto.


"Habló de la autoestima de los negros y esto causó un gran impacto. Esas enseñanzas llegaron a las cabezas y a los corazones de mucha gente", cuenta Valencia, añadiendo que el mensaje llegó durante un periodo de profundo cambio social. La visita de Meléndez se produjo en un momento en el que muchos campesinos colombianos estaban migrando a las ciudades. Así lo explica Diego Castellanos, un sociólogo que ha estudiado diferentes religiones en Colombia, un país eminentemente católico.


Una ola de conversiones políticas


La primera ola de conversiones fue más política que espiritual. En sus oraciones (en inglés o español) leían más panfletos políticos que el Corán, y tenían un precario conocimiento de los postulados centrales del islam, comenta Valencia.


La atracción de la Nación del Islam fue disminuyendo gradualmente a medida que los viajes de Meléndez se hicieron menos frecuentes y el mensaje de supremacía negra comenzó a sonar hueco en una comunidad que –aunque sí que ha sido víctima de una importante discriminación estructural basada en su raza– nunca ha sufrido el mismo odio racial y las leyes segregacionistas que habían existido en EEUU.


Siguiendo el ejemplo de Malcolm X –que rompió con la Nación del Islam y abrazó el sunismo antes de su muerte en 1965– un miembro de la comunidad de Buenaventura viajó a Arabia Saudí a estudiar el islam y regresó para convencer al grupo de que abrazase una fe más ortodoxa.


"Fue así como nos hicimos suníes", narra Valencia, que fue criado en el catolicismo y planeaba convertirse en sacerdote antes de convertirse al islam. "Aprendimos a leer árabe; ahora leemos el Corán y dejamos de fijarnos en EEUU para mirar hacia Arabia Saudí".


La comunidad musulmana de Buenaventura se dirigió a grupos suníes en el país para conseguir apoyo, pero estos dos mundos no podrían ser más diferentes.


Los musulmanes de Buenaventura, asentados entre las vastas extensiones de jungla y el Océano Pacífico en el suroeste de Colombia, son negros, pobres y relativamente poco conocedores de las creencias y tradiciones del islam. La comunidad suní colombiana establecida era de herencia árabe, formada por prósperos comerciantes y se ubicaba en su mayoría en Maicao, una bulliciosa ciudad comercial situada en el desierto del noreste, en la frontera con Venezuela.


Becas para estudiar el Corán en Argentina e Irán


Aparte de algunas donaciones de alimentos de la comunidad árabe, las relaciones eran distantes. La revolución islámica de 1979 en Irán dio un soplo de aire fresco a la comunidad de Buenaventura. Las misiones chiíes contactaron con el grupo y ofrecieron becas y apoyo financiero. Valencia consiguió una beca para estudiar en la mezquita de At-Tauhid en Buenos Aires y después continuó sus estudios en la universidad de Qom en Irán.


A mitad del relato, suena el teléfono del Sheik. Su tono de llamada es un cántico árabe. Valencia responde: "Salaam alekum", e inmediatamente después entabla una conversación en el trepidante español de la costa pacífica de Colombia.


Retratos de Malcolm X y del ayatolá Alí Jamenei adornan las paredes de los muros de la habitación trasera de la casa, la que sirve como centro comunitario y mezquita para aproximadamente 300 personas. Un mural colorido cubre otra pared, en el que se puede ver un frondoso árbol genealógico titulado "Genealogía islámica de los profetas". Cualquier viernes se presentan entre 40 y 50 personas para la oración.


Valencia cuenta también que los vínculos con Irán han sido objeto de investigaciones secretas y no tan secretas por parte de los servicios de inteligencia tanto de Colombia como de EEUU. "No tengo nada que esconder", asegura. "Los iraníes nos apoyan, pero no somos yihadistas".


Valencia también dirige dos escuelas privadas subvencionadas donde 180 niños procedentes de los vecindarios más pobres de la ciudad no solo aprenden el ABC sino también el alfabeto árabe. Alojada en la planta baja de un edificio de tres plantas mal cuidado, la escuela de Silvia Zaynab se encuentra en uno de los vecindarios más violentos de Buenaventura, donde las bandas criminales luchan por control del territorio y los vecinos, a menudo, se ven atrapados en el fuego cruzado.


La escuela ofrece un pequeño refugio de esta realidad. Los estudiantes dan la bienvenida a los visitantes con canciones en árabe sobre la grandeza de Alá. En español cantan sobre los "cinco profetas de la creación": Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Mahoma. Un estudiante de segundo grado corre a la pizarra para escribir con orgullo un número de tres dígitos en árabe.


Solo cinco de los niños que asisten a estas escuelas son miembros de la comunidad musulmana. "No tratamos de convertir a nadie; solo les enseñamos a los niños a respetar otras religiones y otras tradiciones", defiende.

 

Sibylla Brodzinsky - Buenaventura
28/01/2017 - 19:34h

theguardian
Traducido por Cristina Armunia Berges

Publicado enColombia
Lunes, 23 Enero 2017 07:06

Putin gana la última partida

Putin gana la última partida

El presidente ruso ha sabido adaptarse a un mundo cambiante. Controla con autoritarismo el país más extenso del mundo y lo ha situado al frente de la escena internacional

¿Quién es Vladímir Putin? ¿Es Hitler, como decía Hillary Clinton? ¿El hombre de hierro, quizá en referencia a Stalin? ¿El hombre de acero? ¿O, como se está diciendo ya de él, el hombre del año en 2017?


De lo que no cabe duda es de que Putin es un dirigente autoritario para quien Rusia debe ser un Estado fuerte en el interior, poderoso en el exterior y con un sistema político que tenga en cuenta su singularidad geográfica, histórica y humana. Durante más de 20 años, trabajó para el KGB, primero en Rusia y luego en la RDA. La conclusión general es que desde la presidencia de Rusia está perpetuando el espíritu y los métodos del KGB. En realidad, es un producto de la URSS, que era un imperio muy poderoso, una superpotencia con la pretensión de ser el único rival de Estados Unidos y representar el futuro de la humanidad.


En 1990, Putin presenció el hundimiento de ese imperio, la desaparición de la potencia y, sobre todo, cómo quedaban al desnudo el mito comunista, el ideal de progreso y la promesa de un nuevo mundo; una inmensa mentira que llevó al estancamiento político y el atraso económico. Hace años dijo al respecto: “La desaparición de la URSS es la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX”, lo cual no significa que echara de menos la Unión Soviética ni que quisiera resucitarla, sino que la caída del imperio había supuesto una conmoción espantosa para quienes la vivieron, y de consecuencias infinitas. De ahí su voluntad de reconstruir el país —un auténtico territorio en ruinas en el año 2000— a partir de la realidad y negándose a utilizar un modelo prefabricado, el de la democracia occidental.


Putin está convencido de que Rusia no es un país como los demás. Es el Estado más extenso del mundo, habitado por numerosos pueblos con historias, culturas y religiones muy distintas. Un Estado situado en la encrucijada entre tres mundos —Europa, el Oriente musulmán y el Extremo Oriente— que se refleja en la diversidad de sus ciudadanos. ¿Cómo gobernar ese espacio interminable, esos nueve husos horarios y esa variedad humana, si no es con autoridad? Por eso tiene la certeza de que la democracia debe incorporar todos esos elementos, las enseñanzas de una historia difícil y, sobre todo, los tres mundos, las tres civilizaciones que rodean Rusia y se integran en ella.


¿Cómo va a escoger este extraño país un solo modelo? El modelo, en opinión de Putin, debe ser el ruso, el que propuso Pedro el Grande antes que nadie. Pero también los pensadores rusos posteriores, que han hecho hincapié, casi todos, en la especificidad política y espiritual del país, ya fuera para construir sobre ella la vida política (los eslavófilos), ya fuera para superarla y optar por una imitación servil de Occidente (los occidentalistas). Fue un debate del siglo XIX que volvió a surgir después del fin de la URSS. Para Putin, la solución de lo que Solzhenitsyn llamaba “el problema ruso” está en la cohesión interna, es decir, un poder fuerte, capaz de encarnarla e imponerla. La democracia rusa debe ser específica o, mejor dicho, hacer sitio a las especificidades rusas. Es la vertical del poder, que según Putin es lo que permite mantener la unidad de este complejo inmenso y variado e impedir que estalle, como estuvo a punto de ocurrir en 1917 y 1991.


La vertical del poder implica una centralización y una autoridad reales y un Gobierno autoritario, aunque al mismo tiempo haya margen para cierta autonomía de las organizaciones territoriales y nacionales y el reconocimiento del pluralismo espiritual. Rusia también es un Estado musulmán, según proclama Putin.


Pero la característica fundamental del pensamiento de Putin es el objetivo de reconstituir el poderío internacional de Rusia. El espacio —y la conciencia de las limitaciones que impone— es la base de su reflexión. Rusia tiene unas fronteras interminables y pocas fronteras naturales. Ha vivido constantemente invadida o en peligro de serlo, y los invasores, a excepción de los mongoles, han llegado siempre de Occidente. Por eso los rusos tienen el sentimiento de que viven acosados y deben prevenir esa amenaza. La reacción de la Unión Soviética a esa posibilidad fue disputar el poder en el mundo, pero, desde 1990, el único poder mundial que queda es el del mundo occidental, encabezado por Estados Unidos y la OTAN.


Si Borís Yeltsin confió durante un tiempo en que la adhesión de Rusia al modelo político occidental le permitiría hacerse un hueco como potencia en la vida internacional, Putin ha tenido claro desde 1999 que la voz de Rusia —miembro permanente del Consejo de Seguridad— es objeto de desprecio, que, en el concierto internacional, no se la considera una potencia. Además, ve que los países vecinos se aproximan a la órbita de la OTAN, cuando ya el mero hecho de que siga existiendo la Alianza Atlántica, concebida en tiempos de la guerra fría para hacer frente al poder soviético, le inquieta y le indigna.

Tanto Yeltsin como Putin se encontraron con este problema, y los dos intentaron responder creando en el espacio postsoviético unos sistemas de seguridad y cooperación y una zona de influencia. En 1992, Rusia tenía la mirada puesta en los modelos postimperiales de Reino Unido y Francia y en la política de vecindad de Estados Unidos. Entonces nació la Confederación de Estados Independientes (CEI), que resultó una cáscara vacía. Después, Putin lo sustituyó por el tratado de seguridad colectiva, la unión aduanera y el espacio euroasiático. Georgia y Ucrania se resistieron, en ocasiones hasta el punto de provocar una crisis internacional —Crimea— que pareció indicar, erróneamente, el comienzo de una nueva guerra fría. Para Putin, el hecho de que la OTAN haya sobrevivido hace necesario garantizar un entorno seguro alrededor de Rusia.


Pero el elemento esencial de su visión sigue siendo el restablecer el equilibrio de poder con Estados Unidos. Para ello, en primer lugar, recurre a la concepción rusa tradicional de poder, que es el poder militar. Se ha dedicado a reconstruir el Ejército, modernizar el material y llevar a cabo un esfuerzo multidimensional y, como consecuencia, en 2017, el poderío militar ruso es indiscutible. El precio de ese esfuerzo es en parte económico, y no ha habido la correspondiente modernización de la economía.


La restauración del poder ruso implica también su regreso al escenario internacional. Al involucrarse en Siria en unos momentos en los que el presidente de Estados Unidos se mostraba vacilante, Putin ha hecho que Rusia sea el árbitro, no solo de la guerra que se libra allí, sino de la lucha contra el islamismo, al que ha calificado de enemigo número uno de la paz en el mundo. Con esta decisión, y dado que el mundo occidental no tiene claro a cuál de los dos —Rusia o el islamismo radical— considera más enemigo, Putin ha logrado establecer allí, es decir, en un Oriente Próximo destrozado por la política de Bush —Irak en 2003— y Francia —Libia en 2011—, un auténtico liderazgo.


En muy pocos años, la Rusia ausente del escenario internacional ha regresado de forma decisiva en Siria e Irak y también en Extremo Oriente, donde la política euroasiática de Putin y las alianzas de las que Rusia forma parte —en especial el grupo de Shanghái— lo convierten en un país asiático, ahora que el centro de gravedad internacional está deslizándose cada vez más hacia allá.


¿No es todo esto razón suficiente para que Putin merezca el título de hombre del año? ¿Y no demuestra que, además de hombre de hierro, es un hombre flexible y capaz de adaptarse a un mundo cambiante?

Publicado enInternacional
Lunes, 23 Enero 2017 06:39

Once años de Evo

Once años de Evo

El presidente boliviano cumplió once años en el poder y destacó “el empoderamiento de mujeres, pueblos originarios y jóvenes”. Morales buscará otra vez ser candidato en 2019 para gobernar hasta el 2025.

 

Evo Morales celebró hoy once años en la presidencia de Bolivia con un discurso de más de cuatro horas en la sede del Palacio Legislativo en el precisó las transformaciones que experimentó el país en diversas áreas tras la nacionalización de los recursos naturales y la implementación de un nuevo modelo económico y social. Adelantó además algunos los cambios en su gabinete de ministros que prevé anunciar mañana. Uno de ellos será la creación de un nuevo ministerio, el de Energía.


Destacó también la reducción de la pobreza extrema al 16,8 por ciento, 21 puntos menos que en 2005. La construcción en once años de más de mil establecimientos de salud nuevos. Mencionó que "la desnutrición crónica se redujo de 32 por ciento a 18 por ciento". Otro de los elementos que hizo notar es cómo ha mejorado la distribución del ingreso en el país: antes de su llegada al poder, el 10 por ciento más rico tenía 128 veces más ingresos que el 10% más pobre, cifra que bajó a 37 veces ahora.


Señaló que hoy existe en Bolivia una recuperación de “una voz propia” en materia de relaciones exteriores. Dijo que en relación a la política exterior, antes de 2006, cuando asumió su primer mandato, la nación andina “carecía de identidad”, mientras que a partir de ese año “mediante la diplomacia de los pueblos por la vida, las relaciones diplomáticas se ampliaron con identidad, dignidad, soberanía, voz propia y el liderazgo". Remarcó “el empoderamiento de mujeres, pueblos originarios y jóvenes” durante su administración. Bolivia es “en el mundo el segundo país con mayor representación de mujeres en el Congreso, después de Ruanda", logro que fue posible después de la reforma de la Constitución de 2009.


"En la República, los más marginados, excluidos, han sido el movimiento indígena y las mujeres de las distintas clases sociales; durante el período de la República hasta el 2005 no existía representación de jóvenes de entre 18 y 25 años". Sin embargo, hoy “más del 50 por ciento de las plazas de la Asamblea está ocupado por mujeres, 41 bancas están ocupadas por indígenas y 29 por jóvenes”, remarcó Morales, que atraviesa su tercer mandato, de 2015 a 2020, después del triunfo en las urnas en octubre de 2014, con un 61,3 por ciento de los votos.

Publicado enInternacional